Siglo XVIII Guerras Revolucionarias Francesas II (1.796-97) Primera contraofensiva austriaca en Lombardía (28 de julio-5 agosto)

Antecedentes

El emperador Francisco II de Austria está decidido a recuperar los ducados italianos que le había arrebatado Napoleón. En Trento se reúne un ejército de 47.000 soldados austro-húngaros al mando del mariscal Dagobert von Würmser, cuyo primer objetivo era levantar el sitio de Mantua y reconquistar Milán.

Würmser planea confundir a los franceses, intentado rebasar sus posiciones atacándoles por dos frentes a la vez, para ello divide a su ejército en tres grupos que deben maniobrar de formar coordinada. Así, si uno de ellos no consigue sus objetivos, podrá atraer tropas enemigas de otro frente, con lo que el otro contingente tendría más posibilidades de éxito.

  • El mayor contingente, con 24.000 soldados y dirigido por él mismo, avanzaría hacia el sur por la orilla oriental del lago Garda, hasta llegar a Verona, y después de romper las líneas francesas continuaría a Mantua.
  • El general Peter Quasdanovitch, con otros 18.000 soldados encuadrados en 4 brigadas mixtas, avanzaría hacia el sur por la orilla occidental del lago Garda, hasta llegar a Brescia, cortando la principal ruta de suministro francesa, para después dirigirse a Milán.
  • Otra división de 5.000 soldados austriacos al mando del general Meszaros se dirigirá a Verona, dando un gran rodeo por Bassano y Vicenza, únicamente con el objetivo de sorprender y aumentar la confusión de los franceses; y quizás tomar la capital.
Campaña austriaca en el lago Garda (28 de julio al 5 de agosto de 1796). Movimientos de fuerzas. Fuente Department of History, United States Military Academy

El 28 de julio, Quasdanovitch avanza desplegando a sus tropas en dos grupos; el de vanguardia llega a Saló, al oeste del Garda, y otro se aproxima a Brescia. Las tropas de observación francesas se retiran. Mientras, Würmser llega a Rivalta, al este del Garda, encontrando a 15.000 franceses de Massena, que también se repliegan al sur. La división de Meszaros entra en Verona y los franceses de Augerau, más al sur, se retiran a Rovobello.

Bonaparte cuenta en total con 42.000 soldados, bien alimentados, con la moral muy alta, experimentados y mejor dirigidos por sus oficiales que los austriacos. Sin embargo, el corso no tenía la iniciativa, como en ocasiones anteriores, y dudaba sobre su próxima acción; la noche del 29 de julio refuerza el sector entre Saló y el Mincio, al sureste de lago Garda.

El 30 de julio, las tropas de Quasdanovitch al mando del general Vogel entraron en Brescia, mientras sus brigadas de vanguardia, al mando de Ocskay y Ott, sitiaron a la guarnición francesa del fuerte de Saló y se aproximaron a Lonato, en el extremo suroeste del Garda. Quasdanovitch llegó a Montechiaro con las brigadas de Reuss, Sporck, Klenau y Lusignan.
Würmser avanzó con todo su ejército entrando en Peschiera, al otro extremo del Garda. Los austriacos botaron algunos botes cañoneros en sus aguas para colaborar en la toma de la plaza fuerte y continúan avanzando hacia Valeggio, mientras la división de Massena se repliegó hacia el oeste, al sector de Lonato.

Napoleón convocó un consejo de guerra en Rovobello para determinar qué hacer. Todos los generales, excepto Augerau, le aconsejan abandonar el este de Lombardía y replegarse hacia Milán, pero Bonaparte decidió pasar a la ofensiva: levantaría el asedio de Mantua y llamaría a la división de Massena para atacar primero a las tropas de Quasdanovitch.

Primera batalla de Lonato (31 de julio de 1.796)

El general Quasdanovitch manda un ejército austro-húngaro compuesto de 4 brigadas mixtas (infantería y caballería) mandadas Peter-Carl Ott, el príncipe de Reuss-Plauen, Joseph von Ocskay y Johann Rudolph Sporck, en total 17 BIs (15.272), 13 Escons (2.349), 24 cañones; que avanzaron en dos grupos entre Brescia y Saló; el de vanguardia bajo Carl Ott, avanzó en dirección a Lonato, con el objetivo de cortar las rutas de comunicaciones francesas en Lombardía. Napoleón levantó el sitio de Mantua el 31 de agosto y se dirigió al sector, donde sólo hay desplegados algunos destacamentos de observación.

El 29 de julio, la brigada de Ott atacó a Salò mientras que la brigada Ocskay se movió contra Gavardo. los austriacos tomaron por sorpresa la división de Sauret. El general francés se retiró después de un fuerte combate de Desenzano en el que fueron capturados 500 franceses y 2 cañones. En Salò, el general de brigada Jean Joseph Guieu y 400 hombres se refugiaron en el Palazzo Martinengo, donde fueron bloqueados por los soldados de Ocskay.

Combate de Salò (29 de julio de 1796). La brigada austriaca de Carl Ott atacando el pueblo. Autor Keith Rocco

Al recibir un informe de que Brescia estaba abierta a un ataque, el coronel Klenau avanzó durante la noche con 2 EHs del RH-30 de Würmser, BI del RI-37 DeVins (RI) y 1 Cía jäger del RI Mahony. A la mañana siguiente, al amparo de la niebla, tomó la ciudad con una mano amiga. Los austriacos capturaron entre 600 y 700 soldados franceses sanos, y unos 2.000 más en el hospital. Entre los prisioneros se encontraban los coroneles Jean Lannes, Joachim Murat y François Étienne de Kellermann. Quasdanovich pronto llegó a Brescia con las brigadas de Reuss y Sporck. Al mismo tiempo, la brigada Ott avanzó al sur de Salò y Gavardo para llegar a Ponte San Marco, al oeste de Lonato. Las tropas de Ocskay sitiaron a los soldados franceses atrapados en Salò. Esa noche, Bonaparte decidió abandonar el asedio de Mantua y concentrar su fuerza principal contra Quasdanovich mientras las fuerzas subsidiarias mantenían a raya a Würmser.

En Lonato, el general Ott, atacó a la MBRI-5 francesa, parte de las fuerzas de observación de Napoleón, expulsándola de la villa después de más de cuatro horas de combates, y acosándola después con los húsares. Durante la lucha, los franceses sufrieron 120 bajas, varias docenas fueron capturados; los austriacos tuvieron 270 bajas y 400 fueron apresados.

Al sector comenzaron a llegar, provenientes de Peschiera y Valeggio, las divisiones de Massena y Despinois. Napoleón ordenó recuperar Lonato. La artillería francesa desbandó a los húsares húngaros. La MBRI al mando del general d’Allemagne contraatacó a la infantería de Ott, y después se sumó al ataque la brigada francesa de Rampon.

Massena concentra en el sector unos 14.480 infantes, 480 jinetes y 10 cañones, a lo que se sumó la división de Despinois, de unos 4.700 soldados. Los austro-húngaros intentaron mantenerse en el castillo de Lonato, pero superados abrumadoramente en número se retiran en buen orden a Ponte San Marco, al oeste, conteniendo a los franceses hasta anochecer.

Segunda Batalla de Lonato (3 de agosto de 1.796)

El 1 de agosto Napoleón entró Brescia, pero los austriacos que la ocupaban, al mando del general Vogel, se habían retirado al norte, a las montañas, por lo que despachó a dos divisiones al mando de los generales Despinoy y Sauret en su persecución.

El grueso del ejército de Quasdanovitch seguía concentrándose en el sector de Lonato, al este, para maniobrar coordinadamente con el ejército principal del mariscal Würmser, que avanzaba desde Vallegio para atacar a los franceses por su retaguardia. Bonaparte envió a Augerau al suroeste para detener al contingente de Würmser, y se encamina a Lonato con las tropas de Massena para enfrentarse a Quasdanovitch.

Mientras Quosdanovich estaba luchando alrededor de Lonato, Würmser se dirigió a Mantua, llegando a la ciudad el 2 de agosto. Este fue un error desastroso. Aunque le permitió llevar suministros a la ciudad, también le dio tiempo a Napoleón para enfrentarse a Quosdanovich sin interferencia. Si Würmser hubiera girado hacia el oeste para tratar con Napoleón, entonces las dos fuerzas austriacas seguramente habrían podido unirse, y Napoleón habría sido superado en número. En cambio , Napoleón fue capaz de atacar a cada ejército austriaco por turno, dándole una ventaja numérica en cada campo de batalla.

Quosdanovich ciertamente se dio cuenta del peligro en el que estaba, e intentó ponerse en contacto con Würmser. Al amanecer del 3 de agosto, la brigada austro-húngara de Ocskay, atacó por sorpresa cerca de Lonato a la brigada francesa del general Pigeon, capturándole junto a buena parte de una MBRIL y 3 cañones.

Napoleón asumió el mando de parte de las unidades del general Massena, unos 10.440 infantes, 480 jinetes y quizás 10 cañones. Quasdanovitch envió como refuerzo a las brigadas de Ott, Klenaum, Spork y Reuss, sumando los efectivos austriacos en la zona 15.272 infantes, 2.349 jinetes y 18 cañones, aunque estaban más dispersos que los franceses.

Bonaparte atacó a los austro-húngaros, que estaban desplegados en tres columnas, atacándolas una tras otra. Bonaparte lideró la batalla. Atacó con brigadas de Pigeon (liderada por el coronel Jean-Andoche Junot) en el norte, la de Claude Victor y la de Antoine Ramponen el centro, y la Jean Lorcet en el sur, los hombres de la brigada Ocskay fueron expulsados de Lonato y perseguidos hacia Desenzano. Pero los hombres de Junot, junto con los guías y 15 dragones, capturaron Desenzano, liberando a 150 prisioneros franceses capturados por la mañana de la brigada de Pigeón. Rodeado de enemigos, Ocskay se rindió con parte de su brigada. El resto se desperdigó por el campo. Durante los combates en Desenzano, Junot sufrió severos cortes de sable en la cabeza por los jinetes austriacos.

Segunda Batalla de Lonato (3 de agosto de 1796). Carga de la MBRI-32. Autor Keith Rocco

Despinoy atacó a Ott que poco a poco y le fue empujado hacia atrás. Después de algunos combates, Despinoy se retiraron a Brescia. Obstinadamente, Dallemagne se movió alrededor del flanco oriental de Ott e incluso llegó a Gavardo dos veces, pero cada ocasión fue rechazado. Dallemagne se retiró a Brescia, donde informó que estaba enfermo. Se desconocen las bajas y otros detalles de estos combates. Debido a los ataques franceses, Ott no avanzó más al sur que Paitone, al sur de Gavardo. En algún momento durante el día, Klenau reforzó a Ott. Reuss fue enviado campo a través para contactar con Ocskay.

Reuss con su brigada de 1.800 hombres, pronto apareció en Desenzano, recapturó la ciudad y rescató a varios prisioneros de la brigada de Ocskay. Después de enterarse del destino de la brigada Ocskay y de que la división de Massena se estaba acercando, Reuss se retiró temprano a Gavardo, acosado por los franceses, dejando varios prisioneros en su retirada. Otros fueron rescatados por la pequeña flotilla austriaca en el lago bajo el mayor Gustave Maelcamp.

Mientras tanto, Guieu llegó a Salò, que se encontraba desocupado y giró hacia el oeste para amenazar a Gavardo. Los franceses pronto llegaron y capturaron el parque de artillería Quasdanovich. Pero Sporck contraatacó recuperando los cañones capturados. El día terminó con Sporck sosteniendo las alturas occidentales de Salò mientras los franceses controlaban la ciudad. Esta noche, Quasdanovich ordenó a Ott unirse a él en las alturas. Reuss llegó con su brigada durante la noche con noticias del desastre de Ocskay. Un consejo de guerra decidió a retirarse por el valle de Chiese, dejando a Napoleón libre para tratar con Würmser.

Segunda Batalla de Lonato (3 de agosto de 1796). El general Bonaparte con sus oficiales

El 4 de agosto, 3 BIs del disperso ejército de Quasdanovitch intentaron abrirse paso entre las líneas francesas para unirse al contingente del mariscal Würmser, encontrando con el cuartel general de Napoleón cerca de Lonato.

El mayor austriaco Knorr invitó a Bonaparte a rendirse, pero este le respondió: “Pobre loco… no sabes que estás en presencia del general en jefe, con todo su ejército…! Vete y dile a quienes te han enviado que les concedo cinco minutos para rendirse, o les haré pasar por el filo de la espada como venganza por el ultrajante insulto que han osado hacerme..!”.

Más de 2.000 desmoralizados soldados austro-húngaros se rindieron entregando sus fusiles, 4 cañones y 3 estandartes. Napoleón les engañó, pues en el momento de su llegada el cuartel general francés estaba defendido tan sólo por una pequeña escolta.

Durante los enfrentamientos, las tropas de Quasdanovitch sufrieron unas 2.000 bajas y otros 3.000 hombres y 23 cañones fueron capturados, los franceses sufrieron 2.000 bajas.

Batallas de Lonato y Castiglione (3 al 5 de agosto de 1796). Plano de las batallas

Primera Batalla de Castiglione (3 de agosto de 1.796)

El ejército austro-húngaro del mariscal Würmser avanzaba hacia el noroeste para atacar la retaguardia francesa. A las 03,00 horas el grupo principal levantó el campamento en Goito, a unas doce horas al sur Castiglione; media hora después partieron la brigadas de los generales Lipthay, y Schübirz, la primera avanzó hacia Montechiaro y la segunda hacia el norte, para cubrir el flanco derecho del resto de las unidades cuando iniciasen la marcha.
El día anterior, Napoleón envió a dos divisiones al mando del general Augerau para detener al ejército de Würmser en el sector de Castiglione mientras el combatiría al ejército de Quasdanovitch en Lonato, a sólo unos 8 km de distancia. Los franceses partieron hacia Montechiaro a las 02,00 horas marchando en vanguardia las MBRIs al mando de Robert y Pelletier.

Primera Batalla de Castiglione (3 de agosto de 1796). Primer ataque de la división de Augereau.

Hacia las 04,00 horas, las patrullas austriacas descubrieron la aproximación de los franceses y Lipthay decidió desplegar su brigada a la defensiva en Castiglione y llamar a Schübert para que le reforzase, dado que la oscuridad impedía precisar los efectivos francesas, cuyas avanzadillas llegaron al sector a las 06,00 horas.

Augerau enfrentó progresivamente a sus 7.600 infantes y 4 Bías contra los 3.700 austriacos y 2 Bías de Lipthay, que sin embargo resistieron muy bien en sus excelentes posiciones hasta que se les unen otros 2.200 austriacos de Schübirz hacia el mediodía.

Primera Batalla de Castiglione (3 de agosto de 1796). El RI-41 de Thurn de la brigada Lipthay defendiendo Castiglione. Autor Keith Rocco

A las 14,00 horas se unió a Augerau la división de caballería francesa de Kilmaine, con 1.500 jinetes, pero una hora después comenzó a llegar el grueso del ejército de Würmser, con las divisiones de Davidovich, de unos 7.780 soldados, y Sebottendorf, con otros 2.900 más, y la potente reserva artillera austriaca, unas 30 baterías.

Los franceses impusieron su superioridad numérica durante la mañana deteniendo el avance austriaco hasta la llegada del grueso de su ejército, pero cuando cuando era demasiado tarde para que Würmser pudiese alcanzar su objetivo estratégico.

Augerau protegió así la retaguardia de Bonaparte, pudiendo este concentrar la mayoría de sus tropas en Lonato dispersando por completo al contingente de Quasdanovitch.

Segunda Batalla de Castiglione o de Solferino (5 de agosto de 1.796)

Napoleón tenía congregado al sur de Lonato un ejército de 24.000 infantes y 2.400 jinetes, exhaustos por los continuos combates y marchas forzadas de la última semana. Würmser acampó 8 km al sur, en Castiglione, con 14.000 infantes y 1.200 jinetes u la brigada de Josef Philipp Vukassovich de la guarnición de Mantua con 2.500 infantes, menos de la mitad de los efectivos que tenía al inicio de su campaña, aunque con más artillería que los franceses, que hubieron de abandonar 100 piezas al levantar el asedio de Mantua.

Desplegó su ejército en dos líneas, ancló su flanco derecho en terreno elevado cerca del pueblo y el castillo de Solferino. La izquierda austriaca sostenía monte Medolano, una pequeña colina coronada por un reducto y algunos cañones pesadas. La segunda línea formaba una “V” con el vértice en el monte Medolano y el extremo en el pueblo de Casiano.

Bonaparte ordenó a las divisiones de Massena (6.000) y Augerau (12.000) a atacar frontalmente las fuertes posiciones austriacas ancladas en Solferino, la división de Despinoy, que llegaba desde Brescia, podría apoyar este ataque si fallaba o, alternativamente, lanzar un ataque de flanqueo a la derecha austríaca en Solfireno. Mientras tanto, 3 BGs, apoyados por la caballería de Killmaine y la artillería a caballo de Marmont se concentrarían detrás de la derecha francesa.

Segunda Batalla de Castiglione o de Solferino (5 de agosto de 1796). Ataque sobre las 10,00 horas, la caballería de Kilmaine y la artillería a caballo de Marmont se sitúan detrás de la derecha que la división de Augereau comienza el ataque en el llano. Autor Jean-Victor Adam

Después de realizar el ataque las divisiones de Masena y Augereau, debían retirarse para hacer salir a los austro-húngaros de sus fuertes posiciones, en cuyo caso la brigada de Fiorella de la división de Serurier envolverían su flanco izquierdo.

El ataque comenzó bien para Bonaparte, la fingida retirada de Massena y Augereau había logrado bajar a los austriacos de las alturas. Mientras tanto, Fiorella había llegado a la vecindad hábilmente protegida por la caballería ligera francesa y sin ser detectada por Würmser. La trampa estaba cerrada.
Sin embargo, allí las cosas salieron mal para los franceses. Primero Fiorella atacó prematuramente , antes de que toda la primera línea de Würmser se hubiera comprometido dándole tiempo suficiente para detener sus divisiones en movimiento y recuperarlas para formar una nueva línea. En segundo lugar, las tropas francesas agotadas de Augereau no pudieron precisar correctamente la línea de frente de Würmser. En tercer lugar parte de las tropas francesas bajo Despinoy no entendieron su papel y se quedaron atrás, lo que permitió que Würmser retrocediera sin estar completamente atrapado en la línea del frente. Estos hombres fueron llevados al combate solo cuando Bonaparte los gritó. Esta falta de coordinación y sincronización le robaría a Napoleón su batalla de aniquilación.

Segunda Batalla de Castiglione o de Solferino (5 de agosto de 1796). Vista de la batalla batalla.

Sin embargo en ese momento el momento de decisión se desencadenó en la derecha austriaca apoyado por los 12 cañones de Marmont y caballería de Kilmaine (900) y los 3 BGs bajo Claude Verdier, asaltaron el monte Melodano, expulsando a los austriacos. Este ataque fue exitoso, pero la línea austriaca aún estaba intacta.

Fiorella atacó desde el sureste, pero Würmser pudo desplegar 3 BIs desde su segunda línea para hacer frente a esta nueva amenaza, y la línea austriaca aún se mantuvo.

Napoleón lanzó otro ataque con la división de Massena de frente, y 2 brigadas de la división de Despinoy mandadas por Charles Leclerc atacó Solferino de flanco. Este ataque finalmente obligó a los austriacos a abandonar sus posiciones alrededor de la torre La Rocca sobre Solferino.
Atacado por ambos flancos y casi capturado, Würmser ordenó una retirada completa al río Mincio para evitar quedar envuelto. Los refuerzos de Bajalich desde Peschiera llegaron justo a tiempo para que los austriacos cubrieran su retirada. La inferior calidad de la caballería francesa y el agotamiento de las tropas que habían forzado la marcha y luchado sin parar impidieron una persecución total y Würmser pudo salvar a su ejército de la destrucción. En total, los franceses perdieron más de 1.100 hombres. Los austriacos sufrieron 2.000 muertos y heridos, más 1.000 hombres y 20 cañones capturados.

Segunda Batalla de Castiglione o de Solferino (5 de agosto de 1796). Napoleón dirigiendo la batalla.

Antes de abandonar la zona, el comandante austríaco reforzó Mantua con dos brigadas bajo el mando de Ferdinand Minckwitz y Leberecht Spiegel, enviaron alimentos muy necesarios y evacuaron a los enfermos.

Por un corto tiempo, Würmser esperó mantener la línea del Mincio. Una vez descansadas las tropas, Bonaparte fingió un ataque en Borghetto y lanzó su verdadero ataque en Peschiera, que fue realizado por Massena, los austriacos se retiraron a Trento donde reunió el ejército, en espera de refuerzos y abastecimientos para lanzar otra ofensiva para intentar liberar Mantua y recuperar los condados lombardos.

Los franceses se mudaron a sitiar Mantua por segunda vez, pero su falta de cañones de asedio, solo podía bloquear y esperar rendirla por hambre. La campaña de Castiglione había terminado. Los franceses habían perdido 6.000 muertos y heridos y 4.000 prisioneros pero infligieron 16.700 pérdidas a los austriacos.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-10-25. Última modificacion 2020-10-26.
Valora esta entrada