Siglo XVIII Guerras Revolucionarias Francesas III (1.798-99) Campaña de Suvorov en Suiza 1.799
Campaña de Suvorov en Suiza 1.799

Antecedentes

Suvorov permaneció en Italia hasta la rendición de la ciudad de Tortona, cuya la guarnición según la convención concluida el 22 de agosto de 1.799, el comandante de la fortaleza se comprometía a capitular si las tropas francesas no desbloqueaban la fortaleza antes del 10 de septiembre. Evitando dos intentos del ejército francés bajo el mando de Moreau para relevar a Tortona, Suvorov esperó la rendición de la guarnición. A las 07,00 horas del 10 de septiembre, las tropas rusas iniciaron la marchar hacia Suiza al día siguiente 11 de septiembre.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/campana-de-suvorov-en-suiza--ruta-seguida-por-el-general-ruso.png 973w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/campana-de-suvorov-en-suiza--ruta-seguida-por-el-general-ruso-300x185.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/campana-de-suvorov-en-suiza--ruta-seguida-por-el-general-ruso-768x473.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/campana-de-suvorov-en-suiza--ruta-seguida-por-el-general-ruso-100x62.png 100w
Campaña de Suvorov en Suiza. Ruta seguida por el general ruso

Batalla de San Gotardo (24 de septiembre de 1.799)

Suvorov envió el equipaje, equipo y artillería pesada a través de Como y Verona, para que pudieran llegar a Suiza cerca de Coira en los Grisones, y desde el Tirol a Feldkirch, mientras que él, con unos 27.000 hombres, incluidos cerca de 16.000 de infantería y unos de 3.500 cosacos, tomaba la carretera de Varese para avanzar hacia Bellinzona. El 15 de septiembre, la vanguardia rusa al mando de Bagration entró en territorio suizo cerca de Ponte Tresa, y después de unos días, el ejército principal se reunió en Taverne en el río Ticino. Suvorov, que esperaba encontrar suministros allí para la marcha de la semana siguiente a través de una caravana de 1.500 mulas previamente solicitadas a los austriacos, pero descubrió que no habían enviado nada.

El asombro inicial fue seguido por la indignación y luego la ira: ante el general Weyrother, que era el oficial de enlace austriaco, acusó explícitamente a Melas y a la corte de Viena de haber planeado una traición “que el Zar podría castigar”. El anciano general escribió una carta indignada al emperador Francisco II diciendo que estaba indignado y lamentando cómo la ineficacia austriaca había anulado la ventaja táctica de su rápida marcha hacia Suiza. A estas alturas, sin embargo, el daño estaba hecho: solo llegaron 650 mulas, absolutamente insuficientes, y Suvorov, a sugerencia del príncipe Constantin, decidió utilizar los caballos cosacos para llevar comida y municiones suficientes para los siguientes ocho días. En el pueblo de Ticino los oficiales que tenían caballos y carruajes a su disposición para su uso personal tenían, según las órdenes del comandante ruso, entregar los primeros como bestias de carga y abandonar los carruajes. Los mejores ejemplos los dio el príncipe Constantin, que envió sus tres coches de regreso a Como, y el propio Suvorov, que, aunque tenía 70 años, abandonó su litera y decidió marchar también a pie. En los cuatro días de espera antes de poder finalmente moverse, las tropas rusas fueron instruidas sumariamente sobre la guerra de montaña.

El 21 de septiembre, Suvorov ordenó el avance. La marcha avanzó lentamente, frenada por las fuertes lluvias, la niebla y el terreno montañoso. Sin embargo, esa misma tarde todo el ejército ya acampó entre San Antonino y Bellinzona, en otro día de marcha atravesó Biasca y en la tarde del 22 llegó a Giornico, donde pernoctó el estado mayor aliado. El tiempo siguió siendo inclemente y, en la noche del 22 de septiembre, una tormenta de lluvia y nieve azotó al ejército, que en Faido fue reforzado por un regimiento austriaco al mando del coronel Gottfried Strauch.

Las tropas avanzaron en dos columnas hasta el pie de San Gotardo. El 23 de septiembre, la columna de la izquierda, el cuerpo de Wilim Khristoforovich Derfelden con la brigada austriaca del coronel Gottfried Strauch se ubicaron en Daazio.

Las tropas se detuvieron a 10 km de Airolo, donde el destacamento de vanguardia de los franceses ocupaba posiciones. Suvorov esperó hasta que la segunda parte de las tropas rusas pasaran el paso San Gotardo por la retaguardia. La columna de la derecha, el cuerpo de Rosenberg (unas 6.000 efectivos), cuya vanguardia estaba al mando del general Miloradovich. El 23 de septiembre, las tropas de Rosenberg se acercaron al pueblo de Urzern.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/paso-de-suvorov-por-los-alpes-en-1799.png 888w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/paso-de-suvorov-por-los-alpes-en-1799-300x193.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/paso-de-suvorov-por-los-alpes-en-1799-768x493.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/paso-de-suvorov-por-los-alpes-en-1799-100x64.png 100w
Paso de Suvorov por los Alpes en 1799. El general observando a su ejército

La zona estaba defendida por una división francesa bajo Claude Lecourbe, cuyo cuartel general estaba Altdorf. Estaba compuesta por las brigadas de Charles-Etienne Gudin (4.300 efectivos) 3 BIs batallones estaban en la cresta del paso, 1 BI estaba estacionado en el paso de Fourka (cubriendo la carretera al cantón de Valais), 2 BIs estaban ubicados en Oberalp, en el paso entre los valles de Tavech y Urzern. La otra brigada bajo general Louis-Henri Loison (4.200 efectivos), se extendían por todo el valle del Alto Reisa desde Ursern hasta Altdorf.

El 24 de septiembre, el cuerpo de Derfelden en tres columnas comenzó el ascenso a San Gotardo. La vanguardia de Bagration y la división de Shveikovsky marcharon a lo largo del valle del río Ticino: Bagration a lo largo de la orilla izquierda, Shveikovsky a la derecha. Sobre las 14,00 horas, los destacamentos avanzados de Bagration atacaron los piquetes franceses. Las principales fuerzas de la vanguardia rusa comenzaron a escalar la ladera de la montaña, sorteando el flanco izquierdo de los franceses, a la derecha de Bagration, varios BIs russ encabezados por el general Baranovsky realizaban una maniobra de envolvimiento. Se les oponían unos 1.000 fusileros franceses, cuyo fuego destructivo no pudo detener el impulso ofensivo de los granaderos rusos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-san-gotardo-24-de-septiembre-1799-1024x556.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-san-gotardo-24-de-septiembre-1799-300x163.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-san-gotardo-24-de-septiembre-1799-768x417.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-san-gotardo-24-de-septiembre-1799-100x54.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-san-gotardo-24-de-septiembre-1799.png 1090w
Cruce de las tropas de Suvorov a través del paso San Gotardo (24 de septiembre 1799). Autor Alexander Kotzebue.

Un BI austriaco de Strauch y un RI ruso de Vedetsky fueron enviados para sortear el flanco derecho de los franceses. En el camino a Airolo en el centro de las formaciones de batalla rusas, las divisiones de Shveikovsky y Foerster avanzaron en columnas. Fueron detenidos por la resistencia de los franceses que habían tomado posiciones frente a Airolo. Siguió una batalla tenaz, pero la aparición en el flanco izquierdo de los soldados de Bagration y Baranovsky obligó a los franceses a retroceder para evitar el envolvimiento.

Los franceses abandonaron Airolo y consolidaron su nueva posición, cuesta arriba, en la zona de Gospis. Por encima del empinado cinturón rocoso, la brigada de Gudin tomó posiciones, reforzada por los restos de la brigada de Loison. Las divisiones de Schweikovsky y Foerster atacaron de frente esta posición casi inexpugnable. Los franceses rechazaron tres ataques con gran dificultad. Los rusos perdieron alrededor de 1.200 personas muertas y heridas en ellos. En ese momento, Bagration con sus granaderos trepó por las empinadas rocas a la derecha del campo de batalla. Sobre las 16,00 horas, el propio Suvorov dirigió a los soldados rusos a un ataque, en ese momento apareció un destacamento de Bagration en el flanco izquierdo de los franceses, lo que fue una sorprendente sorpresa para los defensores. Los franceses abandonaron sus posiciones y se retiraron más allá del paso, más cerca del pueblo de Gospental.

Simultáneamente con las fuerzas principales de Suvorov, al amanecer del 24 de septiembre, el cuerpo de Rosenberg comenzó a moverse desde el pueblo de Tavech por el valle del Rin. Solo 2 BIs franceses le bloquearon el paso. Primero, el puesto de avanzada de los rusos, los cosacos, se enfrascaron en un tiroteo con los piquetes avanzados franceses. Entonces entró en acción la vanguardia de Miloradovich, seguida por el RI de Rebinder y 1 BI del RI de Kashkin. La infantería rusa subió rápidamente por la ladera de la montaña y atacó a los franceses con bayonetas.

En ese momento, el RI de Mansurov pasó por alto las posiciones francesas de la derecha. Estos últimos no tuvieron más remedio que abandonar sus posiciones y retirarse al lago Oberalp y afianzarse en sus orillas. Mientras tanto, todo el cuerpo fue llevado al campo de batalla, los rusos tenían una clara ventaja numérica sobre el enemigo. Rosenberg reagrupó sus fuerzas y las lanzó contra los franceses. Miloradovich atacó el flanco derecho, Rebinder atacó el centro y Mansurov, en el flanco izquierdo. Los franceses se retiraron al pueblo de Ursern. Llegó la noche, las alturas se cubrieron de niebla, las tropas rusas, bajo su cobertura, se acercaron a los franceses cargaron contra ellos. Los franceses no pudo resistir el ataque y se retiraron en desorden hacia Gospental y Geshen, abandonando su artillería. Los franceses se salvaron de la persecución la noche siguiente cuando Rosenberg detuvo su cuerpo y acampó cerca del pueblo de Urzern.

Mientras, Lecourbe estaba frenando el ataque de las fuerzas principales de Suvorov lo mejor que podía. Una tenaz batalla frente al pueblo de Gospental continuó hasta el anochecer. Con el inicio de la noche, las tropas francesas dejaron sus posiciones y se retiraron al paso de Fourka. Con esto, finalizó la batalla de San Gotardo. El cuerpo de Derfelden acampó en Gospental para pasar la noche, y Rosenberg acampo cerca del pueblo de Urzern, unos vieron las luces del otro pensando que se trataba del enemigo; por la mañana se aclaró la situación. Las bajas rusas ascendieron a unos 2.000 muertos y heridos.

Lecourbe, que no quería abandonar la línea defensiva por completo, reunió a los restos de sus tropas e hizo una marcha nocturna a través de las montañas hasta el valle de Geshenen. Allí tomó posiciones defensivas y nuevamente se interpuso en el camino del ejército de Suvorov.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-en-san-gotardo-entrevistandose-con-los-frailes-del-monasterio-tras-la-batalla.png 845w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-en-san-gotardo-entrevistandose-con-los-frailes-del-monasterio-tras-la-batalla-300x228.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-en-san-gotardo-entrevistandose-con-los-frailes-del-monasterio-tras-la-batalla-768x583.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-en-san-gotardo-entrevistandose-con-los-frailes-del-monasterio-tras-la-batalla-100x76.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-en-san-gotardo-entrevistandose-con-los-frailes-del-monasterio-tras-la-batalla-160x120.png 160w
Suvorov en San Gotardo entrevistándose con los frailes del monasterio tras la batalla. Autor Adolf Iosifovich Charlemagne

Batalla del agujero de Urzern

El 25 de septiembre, después de unirse a Rosenberg en Urzern, Suvorov envió un RI al mando del general Nikolai Mikhailovich Kamensky a la orilla izquierda del Reuss para entrar por la retaguardia de las posiciones enemigas en el Puente del Diablo. El RI avanzó tras las tropas de Lecourbe que habían pasado por Betzberg, destruyendo las unidades enemigas rezagadas durante la marcha nocturna. Suvorov lideró al ejército en la orilla derecha hacia el norte, pero encontró un obstáculo: el llamado agujero Urzern, un túnel estrecho y bajo excavado en las rocas que enmarca el Royce, de 64 metros de largo y ancho para el paso de solo una persona (más tarde se expandió a unos 3 metros).

El agujero de Urzern estaba defendido por un cañón que disparaba munición canister (perdigones), El intento de irrumpir en el túnel en fue detenido por el fuego del cañón. Entonces, el destacamento bajo el mando del coronel Trubnikov subió la montaña para evitar a los franceses por la derecha, y los cazadores con el mayor Trevogin comenzaron a descender hacia el río Reisse. Los soldados de Trubnikov fueron los primeros en llegar a la retaguardia de los franceses. Rápidamente atacaron a la tripulación del cañón, arrojando el arma al río. El camino hacia el túnel estaba despejado. Incapaces de detener a los rusos en el túnel, los franceses se retiraron a través del río Reisse. El BI de Mansurov atravesó el pasaje y se abalanzó sobre los franceses en retirada con las bayonetas.

Batalla del puente del Diablo

Entre el agujero de Urzern y el puente del Diablo, había unos 300 metros, el camino bordeaba una roca en forma de cornisa y descendía abruptamente hasta el puente del Diablo en el lugar donde el Reuss es un torrente tormentoso con cascadas de más de 60 metros de altura. El puente en sí consistía en un estrecho arco de piedra sin barandillas de 20 metros de largo, tendido sobre el río a una altura de 22-23 metros. Luego, el camino, apoyado sobre la escarpada roca de la margen izquierda, giraba bruscamente a la derecha y descendía por una rampa de piedra artificial hasta otro puente, por el que se cruzaba de nuevo hacia la margen derecha. Sin pasar por un escarpado acantilado en este lugar, la carretera volvió a salir a la margen izquierda del río y finalmente, en el pueblo de Goshenen, salía del desfiladero. Todo el desfiladero hasta Göshenen tenía unos 2,5 kilómetros de largo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799-851x1024.png 851w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799-249x300.png 249w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799-768x924.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799-1277x1536.png 1277w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799-100x120.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799.png 1596w
Suvorov cruzando el puente del paso del Diablo en 1799. Autor Alexander Kotzebue
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--detalle-del-paso-1024x508.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--detalle-del-paso-300x149.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--detalle-del-paso-768x381.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--detalle-del-paso-100x50.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--detalle-del-paso.png 1210w
Suvorov cruzando el puente del paso del Diablo en 1799. Detalle del paso. Autor Alexander Kotzebue

Los franceses, parados en la orilla opuesta, volaron el arco del puente, creando un hueco de unos 3 metros. Los franceses creyeron que los rusos no podían cruzarlo, y se dispusieron a defenderlo, esperarando contener el ataque del ejército ruso en esa posición escarpada. Para pasar este obstáculo, los soldados rusos desmantelaron un cobertizo ubicado cerca, llevaron troncos y y pusieron tablas encima, atadas con bufandas de oficiales u otros medios de circunstancias, y la improvisada pasarela la pusieron sobre la brecha resultante. El primero en cruzar este travesaño fue el mayor príncipe Meshchersky III, quien fue inmediatamente herido de muerte. Los soldados de Trevogin y Svishchov lo siguieron y fueron los primeros en cruzar, siendo seguidos por el resto.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--diorama-1024x264.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--diorama-300x77.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--diorama-768x198.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--diorama-1536x396.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--diorama-2048x528.png 2048w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--diorama-100x26.png 100w
Suvorov cruzando el puente del paso del Diablo en 1799. Diorama.

Mientras tanto, los cazadores del mayor Trevogin ya habían descendido al Reis, habían cruzado el tormentoso arroyo de montaña con en el agua helada hasta la cintura y luego habían comenzado a subir las empinadas laderas hasta la cima de la orilla opuesta. El destacamento del coronel Trubnikov también llegó a la retaguardia de los franceses. La aparición de destacamentos rusos en los flancos y en la retaguardia, así como un ataque desde el frente, obligó a los franceses a iniciar una retirada general desde posiciones inexpugnables.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/rusos-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-1799--lucha-en-el-puente-1024x578.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/rusos-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-1799--lucha-en-el-puente-300x169.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/rusos-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-1799--lucha-en-el-puente-768x433.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/rusos-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-1799--lucha-en-el-puente-1536x866.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/rusos-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-1799--lucha-en-el-puente-2048x1155.png 2048w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/rusos-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-1799--lucha-en-el-puente-100x56.png 100w
Rusos cruzando el puente del paso del Diablo 1799. Lucha en el puente
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--lucha-en-el-puente-1.png 942w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--lucha-en-el-puente-1-300x190.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--lucha-en-el-puente-1-768x487.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/suvorov-cruzando-el-puente-del-paso-del-diablo-en-1799--lucha-en-el-puente-1-100x63.png 100w
Suvorov cruzando el puente del paso del Diablo en 1799. Lucha en el puente (1)

Marcha desde Altdorf a Muotatal

Al llegar a Altdorf, Suvorov descubrió que no había más carreteras terrestres y que solo se podía llegar a Schwyz por el lago de Lucerna, pero todas las instalaciones del ferry habían sido capturadas por el enemigo. Ni el general Gotze ni el coronel Strauch (que era alemán) habían prestado atención a esta circunstancia cuando discutieron el plan de campaña. Había dos caminos desde Altdorf: uno a través del valle de Shekhen hasta los tramos superiores del río Lint, donde Suvorov podría unirse a un destacamento del general austriaco Linken, y otro a través del valle de Maderan a la cabecera del Rin. Sin embargo, ni uno ni otro conducían a Schwyz, y la conexión con las tropas de Rimsky-Korsakov y Gotze era imposible.

Al encontrarse en una situación tan crítica, Suvorov se enteró de la existencia de dos senderos de montaña: a través de los pasos Ruozalper Hulem (2.172 metros) y Kinzig o Chinzig (2.073 metros), que conducían a través de la cresta de nieve Rosstock a Muotatal, desde donde había una carretera hacia el oeste a Schwyz. Desde la antigüedad, los campesinos locales habían utilizado ambos pasos en verano para conducir ganado y caballos.

Las tropas estaban extremadamente agotadas por la marcha de los 7 días anteriores, los zapatos estaban gastados, y la comida se agotaba. Sin embargo, Suvorov decidió llevar a todo el ejército por el camino más corto de 18 kilómetros, pasando por el paso de Kinzig o Chinzig, con la intención de llegar a Schwyz a toda costa. Al amanecer del 27 de septiembre, el ejército partió. La vanguardia estaba dirigida por Bagration, seguido por las tropas de los generales Derfelden y Aufenberg (alemán), y detrás de ellos el grueso. Rosenberg recibió la orden de cubrir la retaguardia de los ataques de Lecourbe y seguir al grueso. La transición del ejército presentó enormes dificultades. Murieron muchas personas y caballos, cayendo al abismo.

Después de 12 horas de viaje, la vanguardia llegó a la aldea de Muotatal y tomó por sorpresa el puesto francés (150 efectivos) que se encontraba allí; el enemigo no logró disparar un solo tiro. El resto de las tropas se estiró todo el camino y pasó la noche en el paso nevado. Sólo en la tarde del día siguiente la cola de la columna llegó a Muotatal. Luego, durante dos días más, se sacaron paquetes por el mismo camino.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-de-kinzig-o-chinzig.png 688w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-de-kinzig-o-chinzig-300x286.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-de-kinzig-o-chinzig-100x95.png 100w
Cruce de las tropas de Suvorov a través del paso de Kinzig o Chinzig (2.073 metros) a finales de septiembre de 1799. Autor Alexander Kotzebue

Lecourbe, asumió que Suvorov atravesaría Ruozalper Hulem, considerando que era imposible el paso por Kinzig o Chinzig. Por lo tanto, solo en la mañana del 29 de septiembre, después de haber descubierto el camino seguido por el ejército ruso, informó esto a Massena, Molitor, Mortier y Loison. El mismo día, las últimas unidades de la retaguardia de Rosenberg llegaron a Muotatal, donde Suvorov recibió un informe escrito del general Linken sobre la derrota de Rimsky-Korsakov y Gotze en la batalla de Zurich el 25 y 26 de septiembre.

Suvorov se dio cuenta de que no tenía sentido seguir avanzando hacia Schwyz, ocupado por las principales fuerzas del enemigo. Las patrullas cosacas, enviadas a la parte oriental del valle, encontraron allí a los franceses en lugar de a los austriacos del cuerpo de Linken. Después de la derrota, Gotze se había retirado, permitiendo a los franceses bloquear la salida del valle. El ejército ruso se encontró rodeado de montañas y bloqueado por fuerzas enemigas superiores, sin comida, con una cantidad limitada de municiones.

El 29 de septiembre, un consejo de guerra se reunió en el refectorio del convento franciscano de San José y se decidió irrumpir hacia el este, a través del valle de Klenthal (separado del valle de Muten por el paso de Bragelberg) hasta Glarus.

Batalla de Glarus (1 de octubre de 1.799)

El mismo día, la brigada austriaca de Aufenberg (alemana) subió a Bragelberg, atacó los puestos franceses y descendió al valle de Klenthal. Le siguió la vanguardia de Bagration y la división de Shveikovsky (6.000). Fueron seguidos por tropas dirigidas por Suvorov. La retirada se realizó al amparo de la retaguardia de Rosenberg (4.000), que se encontraba en Muten, vigilando la retaguardia de Suvorov y esperando el final del descenso al valle del grueso. En un esfuerzo por encerrar al ejército ruso con más firmeza, Massena envió parte de sus tropas a la salida del valle de Klenthal, y él mismo, al frente de unos de 18.000 hombres, se trasladó a Schwyz para atacar en Muten, a la retaguardia del ejército ruso.

El 30 de septiembre, la brigada de Aufenberg fue atacada por la brigada francesa del general Gabriel Molitor y se encontró en una posición peligrosa. Aufenberg inició negociaciones para la rendición, pero la vanguardia de Bagration llegó para ayudar a los austriacos. En la noche del 30 de septiembre, las unidades avanzadas rusas pusieron en fuga a los franceses que habían atacado a Aufenberg. Intentaron cruzar a nado el pequeño lago Ruten en busca de su salvación, más de 200 se ahogaron, muchas se esparcieron por las montañas, cayeron por precipicios en la oscuridad, huyendo de la persecución, capturaron a 168 soldados y oficiales.

El 1 de octubre, se llevaron a cabo feroces combates entre tropas rusas y francesas que tenían los mismos efectivos (de 5.000 a 6.000). Terminaron en la derrota total de los franceses, que sufrieron grandes pérdidas y fueron empujados 6 km hasta el pueblo de Netstahl. Así, se abrió el camino a Glarus para el ejército ruso. Después de una tenaz batalla, Bagration expulsó a los franceses y desde allí, en movimiento, tomó la aldea de Nefels a orillas del río Lint. Sin embargo, en este momento una nueva división francesa se acercó a Molitor, que estaba completamente derrotado. Los franceses, habiendo recibido un refuerzo significativo, ocuparon Nefels. Con un contraataque, Bagration los noqueó de nuevo. Cinco o seis veces Nefels cambió de manos y quedó finalmente en manos rusas, hasta que Suvorov ordenó a Bagration que se retirara a Nezstal para evitar pérdidas innecesarias. En la tarde del 1 de octubre, las principales fuerzas del ejército ruso se concentraron en Glarus.

Mientras Bagration despejaba el camino para el grueso del ejército ruso, la lucha se desarrolló en su retaguardia entre Rosenberg y las tropas de Massena. Allí tuvo lugar la batalla más grande de la campaña suiza.

Batalla de Mutten (1 de octubre de 1.799)

El 1 de octubre, 10.000 soldados franceses atacaron la retaguardia rusa de Resomberg (4.000). Los franceses fueron detenidos por las tropas de primera línea al mando de Maxim Rebinder. Con la llegada de 3 RIs de la segunda línea al mando de Mikhail Miloradovich, las tropas rusas lanzaron un contraataque, rechazaron a los franceses y los persiguieron durante más de 5 km hasta Schwyz, donde la persecución fue detenida por orden de Miloradovich. Por la noche, las últimas fuerzas descendieron al valle, seguidas por 3 RIs de infantería. Las fuerzas de Rosenberg aumentaron a 7.000. Con estas fuerzas, Rosenberg se retiró a la parte oriental del valle durante 3 kilómetros, preparándose para presentar al enemigo una batalla decisiva.

Al día siguiente, Massena, a su vez, decidió dar un golpe decisivo, en el que tenía la intención de utilizar todas las fuerzas a su disposición, unos 15.000 efectivos. El 1 de octubre, los franceses, adelantaron el grueso, y lanzaron una ofensiva en tres columnas a lo largo de ambas orillas del río Muten. Se inició un intercambio de disparos entre las unidades avanzadas de las tropas rusas y francesas. Las unidades rusas comenzaron a retirarse. La mayor parte de las tropas francesas los siguió.

Inesperadamente para los franceses, Miloradovich abrieron la vanguardia en ambas laderas y las columnas francesas se encontraron frente a la fuerza principal de Rosenberg, escondidas en los viñedos a lo largo de todo el ancho del valle. Las tropas rusas habían formado en dos líneas de tres de fondo, a una distancia de unos 300 metros entre sí, con caballería en los flancos. Los regimientos de Foerster y Wielicki estaban en reserva.

Los franceses aturdidos no hicieron nada durante un minuto, luego abrieron fuego de rifle. Sin embargo, las tropas rusas se acercaban rápidamente al enemigo. Una lucha general cuerpo a cuerpo comenzó en el valle de Mutten. Las tropas rusas avanzaron tan violentamente que algunos de los batallones de la segunda línea superaron a la primera línea en alcanzar al enemigo. La batalla se convirtió en el exterminio de las tropas francesas. El suboficial Ivan Makhotin se acercó a Andre Massena, lo agarró por el cuello y lo bajó del caballo. Un oficial francés se apresuró a ayudar al comandante. Mientras Makhotin, volviéndose hacia el atacante, lo golpeó con una bayoneta, Massena logró escapar, dejando en manos del suboficial rusa una charretera dorada, identificada por el general capturado La Curc y presentada a Suvorov.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-en-el-valle-de-muten-1-de-octubre-de-1799--vista-de-la-batalla-1024x637.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-en-el-valle-de-muten-1-de-octubre-de-1799--vista-de-la-batalla-300x187.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-en-el-valle-de-muten-1-de-octubre-de-1799--vista-de-la-batalla-768x478.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-en-el-valle-de-muten-1-de-octubre-de-1799--vista-de-la-batalla-1536x956.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-en-el-valle-de-muten-1-de-octubre-de-1799--vista-de-la-batalla-100x62.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-en-el-valle-de-muten-1-de-octubre-de-1799--vista-de-la-batalla.png 1600w
Batalla en el valle de Muten (1 de octubre de 1799.) Vista de la batalla. Autor Alexander Kotzebue

El pánico se apoderó de las tropas francesas y huyeron. Perseguidos por los cosacos, grupos enteros se rindieron. Los franceses sufrieron una aplastante derrota. De 3.000 a 6.000 franceses fueron muertos, 1200 personas fueron capturados, incluido el general La Curc, 1 color y 7 cañones fueron capturados. Las tropas rusas perdieron alrededor de 700 entre muertos y heridos.

La victoria de Rosenberg fue crucial para el éxito de la campaña. Conmocionado por la derrota y apenas escapando, Massena no se atrevió a lanzar una nueva ofensiva desde Schwyz.

Retirada rusa de Suiza

El ejército partió la noche del 4 al 5 de octubre. La vanguardia estaba dirigida por Miloradovich, las tropas de Rosenberg y Derfelden lo seguían, Bagration mandaba la retaguardia, haciendo retroceder repetidamente al enemigo que intentaba atacar por retaguardia. La marcha continuó hasta el anochecer. Pasada la medianoche del 6 de octubre, las tropas rusas, ya no perseguidas por el enemigo, partieron de nuevo por el paso de Panix o Paniks (2.407 metros). Esta fue la última y más difícil caminata de montaña. Había que dejar atrás a los heridos graves. Las tropas avanzaban por un camino sinuoso que les permitía moverse solo de uno en uno, en una espesa niebla, con nevadas y fuertes vientos que derribaban. La capa de nieve alcanzó medio metro de profundidad. El número de soldados rusos que murieron durante esta transición alcanzó los 200. Se perdieron 300 paquetes.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-de-panix-o-paniks.png 793w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-de-panix-o-paniks-300x244.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-de-panix-o-paniks-768x625.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-de-las-tropas-de-suvorov-a-traves-del-paso-de-panix-o-paniks-100x81.png 100w
Cruce de las tropas de Suvorov a través del paso de Panix o Paniks (2497 metros) el 7 de octubre de 1799. Fue el último obstáculo antes de abandonar Suiza. Autor Alexander Kotzebue

Los prisioneros franceses se encontraban en la posición más trágica. Más de 1.000 prisioneros tomados por las tropas de Rosenberg, desde el 1 de octubre, caminaban sin botas que les quitaron los rusos, cuyas botas quedaron completamente gastadas tras cruzar la loma de Rosstock.

Cerca de 1.400 prisioneros llegaron al Kur, el mismo número se quedó en el camino, se congelaron y murieron de agotamiento. Todas los cañones tuvieron que ser arrojadas al abismo. Todo el ejército pasó la noche en el paso. El descenso del 7 de octubre, fue incluso más difícil que el ascenso. Pero incluso en esas condiciones, la sola idea de deshacerse de los prisioneros franceses le parecía una blasfemia a Suvorov. En la noche del 7 de octubre, las tropas rusas llegaron a Ilants, y el 8 de octubre a la ciudad de Kur, donde todo el ejército por primera vez desde el comienzo del paso a través de Paniks recibió raciones calientes, pan, carne y vodka.

Al llegar a Chur, terminó la campaña suiza de Suvorov. En Kure, el ejército descansó durante dos días, recuperándose. El 12 de octubre, las tropas acamparon cerca del pueblo de Altenstadt, cerca de Feldkirch. A partir de ahí, el 14 de octubre, Suvorov escribió un informe al zar Pablo I sobre la campaña suiza.

El archiduque Carlos, quien le recordó a Suvorov los deberes de un aliado sincero y leal y trató de persuadirlo para que continuara las hostilidades conjuntas, Suvorov respondió: “Envié un correo a San Petersburgo, llevé a mi ejército a descansar y no emprenderé nada sin la orden de mi soberano”.

Los acontecimientos en Suiza convencieron a Pablo I de la imposibilidad de una acción conjunta con los austriacos. El 22 de octubre envió dos escritos a Suvorov, en los que le informaba sobre la ruptura con los austriacos y ordenaba preparar al ejército para el regreso a Rusia. Se adjuntó a los escritos una copia de la carta de Pablo I al emperador Francisco I:
Viendo por esto que mis tropas fueron abandonadas para sacrificar al enemigo por el aliado en quien yo confié más que todos los demás, viendo que su política era completamente opuesta a mis puntos de vista y que la salvación de Europa fue sacrificada al deseo de expandir su Monarquía, teniendo muchos razones para estar insatisfecho con el comportamiento de dos caras e insidioso de su ministerio … Yo … declaro que a partir de ahora dejaré de preocuparme por sus beneficios y me ocuparé de mis propios beneficios y otros aliados. Dejo de actuar en concierto con Su Majestad Imperial”.

El 26 de noviembre de 1.799, el ejército ruso se trasladó de Augsburgo a Rusia y llegó en marzo de 1.800.

Las tropas rusas bajo el mando de Suvorov perdieron unos 5.000 efectivos, todos las cañones, pero pudieron regresar a Rusia. Francia retuvo su control total sobre la república Helvética tal como estaba antes del inicio de la campaña suiza.

El incumplimiento de las obligaciones de los aliados por parte de los austriacos enfureció a Pablo I y abandonó la Segunda Coalición antifrancesa.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-10-27. Última modificacion 2020-10-27.
Valora esta entrada