Siglo XVIII Guerras Revolucionarias Francesas II (1.796-97) Ofensiva francesa en el Rin 1.796

El ejército austriaco en el Rin

Inicialmente, los austriacos sumaban alrededor de 125.000 incluyendo, incluyendo tres cuerpos autónomos, de los cuales 90.000 estaban mandados por el archiduque Carlos de 25 años, hermano del emperador Francisco II. Antes de que comenzara la campaña en la región del Rin, Dagoberto Sigmund von Würmser tomó 25.000 de éstos como refuerzos a Italia después de que llegaran la noticia de los primeros éxitos de Bonaparte. En la nueva situación, el Consejo Áulico, asesores de guerra del Emperador, dieron el mando de Carlos sobre las fuerzas austriacas de las provincias fronterizas, y los contingentes imperiales (Kreistruppen) del Sacro Imperio Romano. La estrategia de Austria era capturar Trier y usar esta posición en la orilla oeste atacar a cada uno de los ejércitos franceses, o en su defecto, mantenerse firme en sus posiciones.

El ala derecha (norte) con unos 20.000 efectivos estaban bajo duque Fernando Federico Augusto de Württemberg estaba en la orilla este del Rin detrás del río Sieg (Fortuna), observando de la cabeza de puente francesa en Düsseldorf. Una parte patrullaba la orilla oeste y detrás del río Nahe. Las fortalezas de Maguncia (Mainz) y la de Ehrenbreitstein tenían guarniciones que ascendían a unos 10.000 efectivos, incluyendo los 2.600 en Ehrenbreitstein. Carles concentró el grueso de su fuerza, mandada por uno de sus generales más experimentados, el conde Baillet Latour, entre Karlsruhe y Darmstadt, en la confluencia del Rin con el Main era el lugar donde un ataque era más probable; los ríos ofrecían una puerta de entrada a los estados del este de Alemania y en última instancia a Viena, con buenos puentes que cruzaban un río relativamente bien definido. Una fuerza ocupada Kaiserslautern en la orilla oeste. Wilhelm von Wartensleben con el cuerpo autónomo cubría la línea entre Maguncia y Giessen.

El ala más a la izquierda, bajo Anton Sztáray, Michael von Fröhlich y Louis Joseph, príncipe de Condé, vigilaba la frontera del Rin desde Mannheim a Suiza. Esta parte del ejército incluía los soldados de leva reclutados en los círculos imperiales. Carlos no les gusta usar las milicias en lugares vitales y una vez que parecía claro que los franceses la intención de cruzar en el Rin Medio, el archiduque sentía reparos en situar milicianos en Kehl. En la primavera de 1.796, cuando la reanudación de la guerra parecía inminente, los 88 miembros del Círculo de Suabia, que incluía la mayor parte de los estados (eclesiásticos, seculares y dinásticos) en la Alta Suabia, habían levantado una pequeña fuerza de unos 7.000 hombres. Estas eran campesinos y jornaleros reclutados para el servicio, pero no entrenados en asuntos militares. El resto de la fuerza incluía soldados experimentados de los Habsburgo tropas fronterizas estacionados justo al norte de Rastatt, y un grupo de realistas franceses y un par de cientos de mercenarios en Friburgo.

En comparación con el francés, Carlos tenía la mitad de soldados que cubrían un frente de 340 kilómetros que se extendía desde Suiza hasta el mar del Norte en lo que Gunther Rothenberg llama la “delgada línea blanca“. Las tropas imperiales no podían cubrir el territorio de Basilea a Frankfurt con la profundidad suficiente para resistir la presión de sus enemigos.

Guerras Revolucionarias Francesas. Campaña en Rin 1796. Fuente http://www.historyofwar.org/

El ejército francés en el Rin

El gran plan de Lazare Carnot era emplear los dos ejércitos franceses a lo largo del Rin para presionar contra los flancos de Austria. Estos ejércitos iban a ser comandado por dos de sus generales más experimentados, Jean-Baptiste Jourdan y Jean-Victor Moreau, que dirigían respectivamente el Ejército de Sambre y Mosa y el ejército del Rin y el Mosela al inicio de la campaña de 1.796.

El ejército de Moreau situó su derecha al este del Rin en Hüningen y al norte, el centro a lo largo del río Queich cerca de Landau y su izquierda extendida hacia el oeste hacia Saarbrücken. El Ejército del Rin y Mosela tenía 71.581 encuadrados en 21 MBRIs, 7 MBRILs y 6.515 de caballería, sin incluir artilleros y ni zapadores.

Jourdan mandaba el ejército del Sambre y Mosa con unos 80.000 efectivos encuadrados en 21 MBRIs, 5 MBRILs y caballería, estaba desplegado la orilla oeste del Rin hasta el sur de la Nahe y luego suroeste de Sankt Wendel. En el flanco izquierdo (norte) del ejército, Jean Baptiste Kléber tenía 22.000 soldados en una cabeza de puente en la orilla este del Rin, en un campo atrincherado en Düsseldorf.

La misión de Kléber era atacar al sur de Düsseldorf, mientras que la fuerza principal de Jourdan debería sitiar Maguncia (Mainz) y luego cruzar el Rin en Franconia. Se esperaba que este avance podría inducir a los austriacos a retirar todas sus fuerzas de la orilla oeste del Rin para hacer frente a la embestida francesa. Si bien las acciones de Jourdan cerca de Düsseldorf eran atraer la atención de Austria hacia el norte, Jean Victor Marie Moreau era dirigir el ejército de Rin y Mosela a través del Rin en Neuf-Breisach, Kehl y Hüningen, invadir el ducado de Baden, sitiar o tomar Mannheim, y someter Suabia y el ducado de Baviera. En última instancia, Moreau tenía que converger en Viena; Jourdan, que a mediados del verano, teóricamente, debería haber tomado la mayor parte de Franconia, podría virar al sur para proporcionar una retaguardia para el avance de Moreau en la capital de los Habsburgo.

Al mismo tiempo, Napoleón Bonaparte tenía que invadir Italia, neutralizar el reino de Cerdeña y apoderarse de Lombardía de los austriacos. El ejército de Italia fue instruido para atravesar los Alpes a través del Tirol y unirse a los otros ejércitos franceses en el aplastamiento de las fuerzas austriacas en el sur de Alemania. En la primavera de 1.796, Jourdan y Moreau cada uno tenía 70.000 hombres, mientras que el ejército de Bonaparte numerada 63.000, incluyendo las reservas y guarniciones. François Christophe Kellermann también contaba 20.000 soldados en el ejército de los Alpes que defendía la zona entre Moreau y Bonaparte en el lado occidental de la actual Suiza; había un ejército más pequeño en el sur de Francia, que no desempeñó ningún papel en la campaña de Rin.

Guerras Revolucionarias Francesas. Campaña alemana del archiduque Carlos en 1796

Batalla de Altenkirchen (4 de junio 1.796)

Según el plan, Kléber hizo el primer movimiento, avanzando hacia el sur desde Düsseldorf contra el ala del ejército del Bajo Rin de Württemberg. El 1 de junio de 1.796, una división de tropas de Kléber dirigido por François Joseph Lefebvre atacó el puente sobre el río Sieg, sólidamente defendido por varias piezas de artillería del general Kienmayer.

Lefebvre atacó las posiciones austriacas, los obligó a retirarse y capturó el puente. Las bajas austriacas ascendieron a casi 2.400 hombres. Al mismo tiempo, el general Collaud, enviado al oeste de Meindorf, amenazó al ala izquierda austríaca. Los austriacos abandonaron su posición en el rio Sieg. Württemberg se retiró al sur de Uckerath pero luego retrocedió más atrás a una posición bien fortificada en Altenkirchen el 3 de junio.

El general Kleber los atacó allí al amanecer del 4 de junio. El general Lefebvre, que conocía la posición del enemigo por haberla ocupado el año anterior, formó su división en tres columnas, se colocó en la del centro para acercarse de frente, dio el mando de la derecha al general brigada Brunet, con la 25 ligera, la izquierda mandaba por el general Soult, y la división Collaud en segunda segunda línea, se dirigió a los austriacos; el general Ney, con la caballería ligera, debía extenderse más allá del ala izquierda del enemigo e intentar cortar su retirada.

La división de Lefebvre, donde se encontraba Kleber, cruzó las alturas de Weyerbuch sin obstáculos, pero llegó al pie de las posiciones de Altenkirchen, experimentó la resistencia más fuerte. La lucha comenzó en toda la línea y duró dos horas con una obstinada determinación. De repente, eln ataque se volvía más peligroso a medida que se prolongaba, Kleber hizo cargar por todos lados. Mientras que la columna izquierda contenía a los austriacos, la columna central subió las alturas, a bayoneta calada, y la columna derecha amenaza a la izquierda austriaca.

Batalla de Altenkirchen (4 de junio de 1796). Vista del campo de batalla. Autor Joseph-Louis-Hippolyte Bellangé
Batalla de Altenkirchen (4 de junio de 1796). Detalle de la izquierda la artillería francesa. Autor Joseph-Louis-Hippolyte Bellangé
Batalla de Altenkirchen (4 de junio de 1796). Detalle de la derecha Jourdan victorioso. Autor Joseph-Louis-Hippolyte Bellangé

En este momento, el general Haupoult a la cabeza de los RC-1, RC-6 y RC-9 de cazadores, hizo varias cargas brillantes y rechazó la caballería enemiga. Richepance jefe del RC-1 de cazadores, ya herido de forma peligrosa, después de que dos caballos hubieran muerto debajo de él, continuó luchando durante toda la acción con la más rara temeridad. Su conducta fue tan digna de elogio que el general Kleber lo nombró general de brigada en el mismo campo de batalla. Este nombramiento fue confirmado por el Directorio.

Contenido en su derecha, atacado y presionado de frente, y amenazado con ser envuelto por su izquierda, y cargado incesantemente por la caballería francesa, y preocupado por sus comunicaciones, donde el ayudante general Ney había ido, el enemigo comenzó la retirada, abandonando todas sus posiciones, después de haber perdido 1.500 muertos, 1.500 heridos o prisioneros, 4 colores y 12 piezas de artillería. El mismo día, la división Collaud se apoderó de Diersdorf, donde encontró tiendas considerables.

Carlos retiró las fuerzas austriacas de la orilla oeste del Rin y dio al ejército del Alto Rin la responsabilidad de defender Maguncia (Mainz). Después de este revés, Carlos reemplazó a Württemberg con Wartensleben, para gran disgusto del primero. El 14 de junio los austriacos alcanzaron una posición entre Limburgo y Wetzlar.

Batalla de Wetzlar (15 de junio de 1.796)

El cuerpo principal de Jourdan cruzó el Rin el 10 de junio en Neuwied para unirse a Kléber y el ejército del Sambre y Mosa avanzaron hasta el río Lah. La derecha francesa estaba en Ehrenbreitstein, frente a Coblenza y el centro en Limburgo. El general Lefebvre estaba en la orilla sur del Lahn con órdenes de ocupar Wetzlar. La brigada del general Soult fue desplegada en Herborn, al norte de Wetzlar, y los franceses tenían posiciones hasta Giessen, a 16 km al este de Wetzlar.

Carlos se dio cuenta rápidamente de que Wetzlar era la clave de la posición francesa. Planeaba atacar a través de Lahn desde Wetzlar para flanquear a la izquierda francesa. Jourdan tendría que luchar de espaldas al Rin o retirarse a la orilla oeste. El único falla en el plan de Carlos era que desperdiciaba la mitad de su ejército protegiendo el empinado valle del Lahn.

Cuatro fuerzas fueron asignadas al ataque de Wetzlar. Kray con 10.000 hombres, se trasladó a las alturas de Braunfels, al oeste de la ciudad, y empujó los puestos avanzado hasta el puente en Leun. El general Hotz, con 6.500 hombres, fue enviado a Weilburg, unos 10 km al oeste. Debían ser apoyados por las reservas de Werneck y una división sajona proveniente de Gros Rechenbach.

Los enfrentamientos empezaron en la tarde del 15 de junio cuando Lefebvre se topó con los primeros puestos avanzados austriacos mientras se acercaba a Wetzlar desde el oeste. Cuando supo que algunas tropas austriacas estaban alrededor de Wetzlar, dividió su fuerza en dos columnas. Su derecha fue enviada a Leun y su izquierda a Werdoft (noroeste de Wetzlar). La izquierda francesa empujó los puestos de avanzada austriacos hacia el Lahn, capturando la abadía de Altenberg (en la orilla norte del Lahn, al oeste de Wetzlar).

Caarlos respondió moviendo fuertes refuerzos a Wetzlar. Los austriacos luego atacaron y capturaron Altenstetten, obligando a los franceses a retroceder unos 3,5 km a Bergausen. La línea francesa entonces corría hacia el sur desde Bergausen a Altenberg, pero los austriacos atacaron nuevamente, y Lefebvre se vio obligado a regresar a su punto de partida.

El 16 de junio, los austriacos comenzaron a avanzar desde Wetzlar. Werneck llegó a Greifenstein, 16 km al oeste, mientras que la izquierda austríaca (Wartensleben) avanzó a Hadamar, justo al norte del centro francés original en Limburgo.

El avance austriaco fue prácticamente sin oposición. Cuando Jourdan se dio cuenta de que su flanco izquierdo había sido envuelto, ordenó una retirada general, y el ejército francés se alejó hacia el oeste. Soult casi se quedó atrás en el extremo izquierdo, y solo se salvó cuando Ney dirigió un escuadrón de húsares a través de los austriacos que avanzaban para advertirle. A pesar de estar muy presionados por los austriacos, Jourdan cruzó con seguridad el Rin en Neuwied (norte de Coblenza) aunque el general Kléber, que se quedó en la orilla este, intentó mantener una posición fuerte en Uckrath.

Batalla de Uckerath o de Kircheib (19 de junio de 1.796)

El 19 de junio, a las dos de la mañana, los austriacos, bajo el mando del mariscal de campo Paul Kray, atacaron el campamento francés en Jungeroth con caballería e infantería, pero los franceses los golpearon y persiguieron hasta Uckerath (Kircheib). El pueblo estaba bien defendido. Inicialmente, los franceses fueron disparados por la artillería y luego asaltaron el pueblo, por lo que nuevamente fueron atacados por la artillería austríaca que se desplegó en las colinas detrás del pueblo. Después de una larga batalla de infantería por estas alturas, los franceses fueron derrotados y se retiraron. Los franceses perdieron 1.500 muertos y los austriacos 400.

Los austriacos tenían 4 BIs en la vanguardia, reforzada por tropas de línea que elevaban el total a 14.000 hombres. Los franceses tenían más de 24.000 soldados. Las tropas de reconocimiento francesas cometieron serios errores: primero, estimaron que había 44.000 enemigos y, segundo, claramente no sabían nada de la artillería austriaca estacionada en las colinas detrás de Uckerath (Kircheib).

Menos excusable fue que Kray, cuando avanzó sobre Uckerath el día 19, no estaba lo suficientemente reforzado para garantizar una superioridad decisiva sobre Kléber. El cansancio de sus tropas, la falta de alimentos, la incertidumbre sobre si el enemigo ya había cruzado a Neuwied y el deseo de no extenderse demasiado, fueron razones espurias que no merecen consideración, porque solo fue una marcha para garantizar la retirada total de Kléber del Sieg.

Después de la batalla, los franceses comenzaron una retirada general. Kléber cruzó el río Sieg el 20 de junio cerca de Siegburg y se retiró a Düsseldorf el 21 de junio.

Carlos se encontraba solo a unos 20 km al este, en Altenkirchen, durante los combates, pero no contribuyó a la acción. Ambas partes se adjudicaron la victoria en el enfrentamiento: Kléber porque había vencido el ataque austriaco y Kray porque los franceses se habían retirado durante la noche.
Carlos dejó 35.000 hombres con Wartensleben, 30.000 más en Maguncia (Mainz) y las otras fortalezas y se trasladó al sur con 20.000 soldados para ayudar a Latour.

Batalla de Khel (23-34 de junio de 1.796)

Respondiendo a los ataques de diversión de franceses, Carlos había dejado solo a la milicia de Suabia en el cruce de Kehl-Estrasburgo, y una fuerza menor mandada por Karl zu Fürstenberg Aloys en Rastatt, además, una pequeña fuerza de unos 5.000 franceses realistas bajo el mando Louis Joseph, príncipe de Condé, supuestamente cubriendo el Rin desde Suiza hasta Friburgo, en Brisgau. Sin embargo, una vez que Carlos había alejado a su ejército principal hacia el norte para hacer frente a la amenaza francesa, Moreau realizó una marcha forzada con la mayoría de su ejército y llegó a Estrasburgo antes de que Carlos se diera cuenta de que los franceses incluso habían abandonado Spires. Para hacerla más rápidamente, Moreau dejó atrás su artillería, y con solo la infantería y la caballería se movió más rápido. El 20 de junio, sus tropas atacaron los puestos avanzados entre Estrasburgo y el río, aplastando a los piquetes había allí. La milicia se retiró a Kehl, dejando atrás sus cañones, lo que resolvió parte del problema de artillería de Moreau.

Temprano en la mañana del 24 de junio, Moreau y 3.000 hombres se embarcaron en pequeñas embarcaciones y desembarcaron en las islas fluviales entre Estrasburgo y la fortaleza de Kehl. Desalojaron los piquetes imperiales había allí, y que no tuvieron tiempo para destruir los puentes que se comunican con la orilla derecha del Rin, y el resto de los franceses progresaron sin obstáculos, cruzando el río y de repente atacaron los reductos Kehl. Una vez que los franceses controlaron las fortificaciones de Estrasburgo y las islas del río, la vanguardia de Moreau, con unos 10.000 tiradores franceses, algunos procedentes de las MBRI-3 y MBRI-16 dirigidas por el general Abbatucci de 24 años, atacaron el puente de Kehl donde había varios cientos de piquetes de Suabia que vigilaban el cruce. La infantería de infantería de Charles Mathieu Isidoro Decaen y Joseph de Montrichard con unos 27.000 infantes y 3.000 jinetes les siguieron y aseguraron el puente. Los suevos fueron superados en número y no podían ser reforzados. La mayor parte del ejército Carlos del Rin estaba estacionado más al norte, a través de Mannheim, donde el río era más fácil de cruzar, pero demasiado lejos para poder apoyar la fuerza más pequeña en Kehl. Las únicas tropas cercanas eran los 5.000 emigrados del príncipe Condé en Friburgo y la fuerza de Karl zu Fürstenberg Aloys en Rastatt, ninguno de los cuales pudo llegar a tiempo a Kehl.

Primera Batalla de Kehl (23-24 de junio de 1796). Los franceses toman los reductos de Kehl arrojando piedras a los austriacos. Autor Frédéric Regamey

Un segundo ataque, simultáneo con el ataque a Kehl, tenía lugar en Hüningen, cerca de Basilea. Después de cruzar sin oposición, Ferino avanzó en dos ejes de progresión al este por la orilla alemana del Rin, con las MBRIL-16, MBRIL-50, MBRI-68 y MBRI-50, y 6 Escons de caballería procedentes del RH-3, RH-7 y RD-10.

En un día, Moreau tenía cuatro divisiones al otro lado del río en Kehl y tres más en Huninguen. Expulsado de Kehl, el contingente de Suabia se reagrupó en Renchen el 28 de junio, donde el conde Sztáray y el príncipe de Lotheringen lograron reunir a la fuerza destrozada y unir a los desorganizados suevos con sus propios 2.000 soldados. El 5 de julio, los dos ejércitos se encontraron nuevamente en Rastatt. Allí, bajo el mando de Fürstenberg, los suevos lograron mantener la ciudad hasta que las 19.000 tropas francesas estuvieron en ambos lados y Fürstenberg optó por una retirada estratégica.

Ferino corrió hacia el este a lo largo de la orilla del Rin, para acercarse a la fuerza de Charles por retaguardia y cortarlo de Baviera. La división Bourcier se apresuró hacia el norte, a lo largo del lado este de la montaña, con la esperanza de separar a los emigrados de Condé de la fuerza principal. Cualquiera de las divisiones presentaba el peligro de flanquear a todas las fuerzas de la coalición, ya fuera Bourcier en el lado oeste de la Selva Negra o Ferino en el lado este. El Condé se dirigió hacia el norte y se unió con Fürstenberg y los suevos en Rastatt.

Las bajas fueron bajas, los franceses perdieron alrededor de 150 muertos, desaparecidos o heridos. la milicia de Suabia perdió 700, más 14 cañones y 22 vagones de municiones.

Separado de su comandante, el flanco izquierdo austriaco bajo Fröhlich y el Conde se retiró hacia el sureste. En Renchen el 28 de junio, Desaix se encontró con la columna de Sztáray de 9.000 austriacos y e imperiales. Por sólo 200 de sus propias bajas, los franceses infligió pérdidas de 550 muertos y heridos, mientras que la captura de 850 hombres, 7 cañones y 2 vagones de munición.

Batalla de Rastatt (5 de julio de 1.796)

Latour y Sztáray trataron de mantener la línea del río Murg. Lo franceses emplearon 19.000 soldados de infantería y 1.500 jinetes en las divisiones de Alexandre Camille Taponier y François Antoine Louis Bourcier; los austriacos llevaron 6.000 bajo el mando de Karl Aloys zu Fürstenberg y Johann Mészáros von Szoboszló.

Después de la victoria francesa en Renchen, Moreau tuvo la oportunidad de abrumar el mando aislado de Latour en Rastatt, pero perdió esa oportunidad y pasó seis días reorganizando su ejército. Saint-Cyr recibió el mando del centro, Férino de la derecha y Desaix de la izquierda.

Mientras Moreau se preparaba, el archiduque Carlos, con el principal ejército austriaco, se movía hacia el sur desde Lahn, donde acababa de obligar a un segundo ejército francés, bajo el mando del general Jourdan, a retirarse a través del Rin. Consciente de que la rapidez era esencial, el Archiduque dirigió su caballería y la división de Hotz en una rápida marcha hacia el sur, y para el 5 de julio había llegado a Durmesheim, a 8 km al norte de Rastatt.

Para el 5 de julio, Latour había logrado reunir a la mayoría de su ejército disperso en torno a Rastatt, y confundiendo la lentitud de Moreau con la debilidad, decidió atacar a la izquierda francesa, que se encontraba entre la Selva Negra y el Rin. Moreau respondió moviendo parte de su centro para apoyar su izquierda.

Esta batalla implica una combinación inusualmente compleja de las respectivas alas izquierda y derecha. La fuerza francesa involucrada estaba formada por su ala izquierda (Desaix), entre las montañas y el Rin y parte del centro (Saint-Cyr). La derecha francesa estaba mirando hacia el sur y no estaba involucrada en la batalla. La fuerza austriaca comenzó la batalla frente a la izquierda francesa, con la derecha austríaca cerca del Rin y la izquierda austriaca en el borde occidental de las montañas, por lo que la derecha de Desaix, parte de la izquierda francesa, se enfrentó a la izquierda austriaca.

Moreau decidió flanquear a la izquierda austriaca marchando por el valle de Murg. La división de Taponier avanzó por el valle, dejando a Stein en Freudenstadt en las laderas orientales de las montañas. La izquierda austriaca avanzó desde Kuppenhein, donde el valle de Murg deja las montañas, a lo largo de una cresta boscosa hasta Gernsbach. Los tiradores austriacos en esta línea podrían acosar la línea de Desaix, que corría hacia el oeste desde Ebersteinbourgh (suroeste de Gernsbach).

El ataque de Taponier comenzó a las cinco de la mañana. Su división obligó a 3 BIs austriacos a retirarse de Gernsbach al norte a Ottennau. Más al oeste, el general Decaen, que tenía el mando del ala derecha de Desaix, obligó a 4 BIs austriacos al mando del general Deway a abandonar Kuppenheim. El general Lacourbe derrotó a los húngaros y granaderos de la orilla izquierda del Murg entre Kuppenheim y Gernsbach, completando la derrota de la izquierda austriaca.

Una vez que el ataque a la izquierda austriaca estaba en marcha, Moreau decidió enviar dos columnas para atacar a la derecha austriaca, en las llanuras al lado del Rin. La brigada de Sainte-Suzanne debía atacar hacia Rastatt desde el bosque en Soudweier, mientras que a su izquierda la división del general Delmas debía atacar a lo largo de la línea del Rin desde el bosque de Otterdorf (al oeste de Rastatt).

La brigada de Sainte-Suzanne salió del bosque a tiempo, sobre las 16,00 horas, pero Delmas se retrasó en la marcha. Esto permitió a Latour concentrar su artillería contra Sainte-Suzanne, y la brigada sufrió muchas bajas. Finalmente, Delmas llegó a la lucha, y la fuerza francesa coMBRInada pudo capturar el bosque de Rastatt. A su derecha, la brigada de Jobat capturó el pueblo de Niederbuhl, a 1,5 km al sureste de Rastatt.

Con su izquierda vencida y su derecha en peligro, Latour decidió retirarse a través del río Murg, utilizando el puente en Rastatt y varios vados. Este fue una retirada ordenada, cubierto por la artillería austriaca y una gran fuerza de caballería. El RC-2 francés de cazadores participó en una lucha exitosa en las calles de Rastatt, pero no pudieron interferir con la retirada. En la noche del 5 al 6 de julio, Latour se retiró hacia el norte a Ettlingen (justo al sur de Karlsruhe), donde se encontró con el archiduque Carlos y su vanguardia.

Batalla de Ettlingen o de Malsch (9 de julio de 1.796)

Después de tomar Rastadt, Latour aprovechó la noche para retirarse a Ettlingen. Desafortunadamente después de la batalla, y en lugar de perseguir al enemigo vigorosamente, Moreau permaneció tres días en sus posiciones, dejando al enemigo todo el tiempo necesario para reunirse con el Archiduque y posicionarse ventajosamente entre Muhlberg y Ettlingen.

El Archiduque había previsto atacar el 10 de julio, pero Moreau se adelantó atacándolo el día 9 de julio, ejerciendo el esfuerzo principal por la derecha. Moreau disponía de 32.000 efectivos frente a los 36.000 de Carlos,
El general Saint-Cyr, en el valle del Murg (que fluye hacia el noroeste a través de la Selva Negra) debía cruzar las montañas y atacar la posición austríaca en Rotensol. A su derecha, el general Taponier, con 6 BIs de infantería y 150 húsares, fue enviado a través de las montañas a Wildbad, en el valle de Enz, desde donde podía flanquear a la izquierda austríaca. A la derecha de Saint-Cyr, el general Houel debía capturar a Herrenalb y Frauenalb en el valle de Alb, un movimiento que amenazaría la derecha de la posición austriaca en Rotensol.

En la izquierda francesa, el general Desaix atacaría a Malsch, al pie de las montañas, para evitar que los austriacos trasladasen tropas a las zonas amenazadas. Este ataque se convirtió en una feroz batalla que duró hasta las 10 de la noche. Malsch fue tomado varias veces por los franceses, pero en cada ocasión los austriacos los rechazaron. Los austriacos intentaron usar su caballería para atacar entre Malsch y el Rin, pero la reserva francesa bloqueó ese movimiento. Al final del día, ninguna de las partes había progresado en torno a Malsch, pero para entonces la batalla se había ganado en las montañas.

Rotensol fue defendido por 6 BIs, 4 Escons de caballería y una fuerte fuerza de artillería, todo bajo el mando del general Keim. Otros 3 BIs fueron enviados a Frauenalb, mientras que la vanguardia estaba más al suroeste, en Loffenau.

Batalla de Ettlingen o de Malsch (9 de julio de 1.796). Plano de la batalla

Saint-Cyr se dio cuenta de que un ataque frontal sería muy costoso, por lo que decidió intentar sacar a los austriacos de sus líneas. Parte de las MBRIs 106 y 84 realizaron realizaron cuatro ataques simulados en las posiciones austriacas, pero se retiraban sin empeñarse en un combate. Cuando la MBRI-106 hizo una quinta finta, los austriacos finalmente reaccionaron. Pensando que tenían la oportunidad de capturar a la medio-brigada aparentemente aislada, cargaron colina abajo hacia el valle. Saint-Cyr luego activó su trampa, atacando a la derecha austriaca recién expuesta con tropas que había escondido en Herrenalb. Los austriacos intentaron escapar a sus posiciones originales, pero se les impidió hacerlo. Keim se vio obligado a retirarse al este a través de las colinas hacia Neuenbürg, al norte de Wildbad en el valle de Enz. Una división sajona bajo el mando del general Lindt.

Cuando el Archiduque se enteró de la derrota de su izquierda, decidió retirarse de Malsch, y en la mañana del 10 de julio los austriacos se retiraron a marchas forzadas desde Carlsruhe hacia el este hasta Durlach y luego a Pforzheim. El mismo día, los franceses ocuparon Neuenbürg y Ettlingen y se prepararon para avanzar hacia el este hasta el Neckar.

Después de la derrota en Ettlingen, el archiduque Carlos se enteró de que Jourdan había cruzado el Rin por segunda vez. Decidió retirarse de regreso al Danubio, donde se uniría con el general Wartensleben, que se retiraba frente a Jourdan. El ejército austriaco combinado se volvería contra la fuerza francesa más vulnerable.

Las pérdidas francesas numeradas 2.000 muertos y heridos más 400 capturados. Los austriacos sufrieron 1.300 muertos y heridos con 1.300 capturados. El día 10 de julio, los franceses ocuparon Ettlingen y Neuenbürg. Ansioso por proteger sus almacenes en Heilbronn, Carlos se detuvo en Pforzheim unos días. Por su parte, Moreau no quería creer que Carlos se hubiera rendido, por lo que esperó alrededor de Ettlingen durante varios días. Durante este tiempo, los austriacos hicieron sus suministros en vagones y se dirigieron al este el 14 de julio. Al día siguiente, Moreau se mudó a Pforzheim, pero descubrió que Carlos había desaparecido.

Cuando Carlos se retiró del valle del Rin, dejó a unos 30.000 soldados en guarniciones a lo largo del río. Había 15.000 infantes y 1.200 jinetes en Maguncia (Mainz), 3.000 infantería Ehrenbreitstein, 8.800 infantes y 300 jinetes en Mannheim y 2.500 infantes de Philippsburg. Para contener los dos primeros, Jourdan dejó 28.545 tropas bajo François Séverin Marceau, mientras que Moreau destacó 2.800 infantes y 240 jinetes para observar los últimos dos lugares. En su mayor parte, las guarniciones austriacas permanecieron en reposo. Pero los austriacos en Mannheim atacaron Kehl el 18 de septiembre. Se podría haber logrado más en este asalto, pero los soldados austriacos se detuvieron para saquear el campamento francés y fueron perseguidos por sus enemigos. Aun así, Carlos no solo perdió los servicios de los 30.000 hombres en las fortalezas, sino también de los suevos, los sajones y los otros aliados alemanes cuando se retiró del Rin. Estas fuerzas auxiliares comenzaron a negociar con los franceses cuando sus territorios estaban ocupados.

Batalla de Neresheim (11 de agosto de 1.796)

Después de la batalla de Ettlingen, Carlos decidió retirarse hacia el este hacia el Danubio. Jourdan había cruzado el Rin por segunda vez y hacía retroceder al general Wartensleben. Carlos planeó reunirse con Wartensleben y luego derrotar a cualquiera de los dos ejércitos franceses que fuera más vulnerable. Esto iba a ser una retirada de combate, y Charles hizo una breve parada en el Neckar, antes de retirarse después del combate de Canstadt (21 de julio de 1796) cuando Moreau atacó su retaguardia. A principios de agosto, el ejército austriaco llegó al Danubio, pero Carlos cambio de opinión y, en lugar de continuar retrocediendo para reunirse con Wartensleben, se volvió para atacar a los franceses, disponía de 43.000 hombres.

Moreau disponía de 44.737 efectivos, se había extendido peligrosamente a lo largo de un frente cuando los austriacos atacaron. Su centro estaba en Dunstelkingen, a 8 km al este de Neresheim. Su izquierda estaba a 8 km al norte, en Schweindorf, con una fuerza de flanqueo otros 8 km al noroeste en Bopfinge. Su derecha estaba a 5 km al sudoeste de Dunstelkingen, en Dischingen, con otra fuerza de flanqueo a 16 km más al sur, en Medlingen, justo al norte del río Brenz y cerca del Danubio.

Carlos planeó hacer su ataque principal contra el centro francés. Este ataque se haría en se realizaría con 19 BIs y 24 Escons en tres columnas. Carlos debía mandaría la columna central (5.000 de infantería y 1.500 de caballería) que atacaría Dunstelkingen. A su izquierda, Latour, con 5.500 hombres, atacaría a Eglingen y luego a Dischingen. A su derecha, Hotz, con 7.500 infantería y 1.800 caballería atacaría a Kösingen y Schweindorf.
Debería atacar el cuerpo de Saint-Cyr, que tenía 22.160 soldados encuadradas en las las divisiones de Duhesme con la única brigada de Dominique Vandâmme (5.272 soldados de infantería y 292 jinetes); y la división de Taponier con 3 brigadas: de Antoine Laroche (5.120 hombres), de Claude-Jacques Lecourbe (5.870 hombres) y de Henri François Lambert (5.900 hombres).

La derecha austriaca estaba formada por dos columnas: la vanguardia bajo Lichtenstein y la reserva bajo Sztaray. Una de estas columnas era atacar a los flancos franceses en Bopfingen y la otra era capturar el camino Nordlingen-Neresheim.

La parte más ambiciosa del plan de Carlos estaba a la izquierda. Allí los generales Froelich y Gruntz fueron enviados a cruzar el Danubio en Ulm, bien al oeste de la derecha francesa y unirse a al general Riese. Esta fuerza se dividió en dos columnas. El general Marcantini debía llevar a 3.000 hombres para atacar a los franceses en Dischingen, mientras que otros 7.000 hombres se movieron detrás del cuerpo principal de Moreau para asegurarse de que los franceses no pudieran escapar a las montañas de los Alpes de Suabia.

El mayor problema con el plan de Carlos, y la razón por la que finalmente fracasó, fue que había dispersado a su ejército en un frente demasiado amplio. Los dos ejércitos eran aproximadamente del mismo tamaño, por lo que si Carlos aprovechaba la mala posición de Moreau, necesitaba concentrar su ataque en una zona particular de la línea francesa. En el caso de que el ataque a la derecha francesa tuviera éxito, pero las fuerzas utilizadas no eran lo suficientemente fuertes como para explotar ese éxito, mientras que el ataque al centro falló.

A la izquierda austriaca, Froelich no llegó más allá de Albeck, 10 km al noreste de Ulm. Riese atacó a Duhesme en Medlingen, pero aunque 3.000 caballería austríaca llegaron a Brenz en Giegen por delante de los franceses, Duhesme pudo escapar al noroeste hacia Weissenstein. Marcantini llegó a Altenberg y Staufen 5 km al sudoeste de la derecha francesa en Dischingen. Riese perdió la oportunidad de ponerse en una posición peligrosa detrás de la retaguardia francesa y, en cambio , se mudó al oeste a Heidenheim.

En el centro, los austriacos obligaron a la brigada de Laroche a retirarse al castillo de Dischingen, donde fueron reforzados por Lecourbe. Un destacamento francés aislado fue expulsado de Dunstetkingen por la columna del Archiduque. A la derecha de Carlos, Hotz capturó Kösigen, y los franceses volvieron a caer en una línea de colinas entre ese pueblo y Neresheim. Hotz intentó atacar esta nueva posición francesa, pero Desaix lo obligó a retroceder, mientras que al norte, el general Gazan obligó al ala derecha de Hotz a retirarse a Schweindorf.

Batalla de Neresheim (11 de agosto de 1796). Vista de la batalla

La pérdida de Kösigen abrió un hueco entre la izquierda y el centro franceses, pero los austriacos no pudieron explotar su éxito. Al norte, la derecha austríaca llegó a Bopfingen solo para descubrir que los franceses ya habían evacuado la posición. El general Delmas se combinó con Gazan y parte de las reservas de Moreau para restaurar la posición en el centro.

Los austriacos se negaron a lanzar ataques más serios contra la división y para Taponier a la una de la tarde, el enfrentamiento degeneró en un duelo de artillería.

Durante la tarde, Carlos renovó sus ataques contra el centro francés, esta vez concentrándose contra Dischingen y Dunstelkingen, al sureste de Neresheim. Cuando la aldea de Dunstelkingen se incendió, los austriacos intentaron avanzar, pero no pudieron empujar a los franceses fuera de las alturas de Baremberg. Moreau luego contraatacó con su reserva, atacando entre Dunstelkingen y Hoefen, justo al norte de la principal fuerza austriaca. En algún momento durante esta lucha, Moreau se enteró de la derrota de su ala derecha, pero se mantuvo firme. Al final del día, los austriacos tenían un punto de apoyo detrás de la derecha francesa, pero los ataques en el centro habían fallado. Ambos comandantes pasaron la noche preocupándose por su posición, pero mientras Moreau decidió atacar por la mañana, el Archiduque volvió a su plan original y se retiró.

La batalla fue considerada una victoria francesa o austriaca según las fuentes. Los austriacos perdieron 1.100 muertos y heridos a más de 500 capturados, mientras que los franceses sufrieron 1.200 muertos y más de 1.200 capturados.

La retirada austriaca no fue molestada por los franceses, que fue una de las razones por las que Chalos presentó batalla. El ejército austriaco cruzó el Danubio en Dillingen y Donauwörth, destruyendo todos los puentes detrás de ellos.

 Retirada del ejército francés del Mosa y Sambre en agosto de 1796.

Batalla de Amberg (24 de agosto de 1.796)

Antecedentes

Después de su derrota en Neresheim el 11 de agosto, el archiduque Carlos decidió dejar una fuerza de 30.000 efectivos bajo Latour para vigilar a Moreau y llevó su propio ejército de unos 27.000 efectivos al norte para enfrentarse a Jourdan. Carlos estaba en una muy buena posición para bloquear la retirada de Jourdan hacia el río Main y obligarlo a intentar escapar a través de caminos más difíciles más al norte. La mejor línea de retirada de Jourdan desde el Naab lo llevaba a Nuremberg, a 80 km al oeste. Su retaguardia, bajo Bernadotte, estaba desplegada en Neumarkt, 50 km al oeste del Naab y 16 km al sur del camino a Nuremberg. Carlos cruzó el Danubio en Neuburg, a 65 km al sur de Nuremberg. El 22 de agosto obligó a Bernadotte a retirarse de Deining, y al día siguiente tras el combate de Neumarkt de regreso a Altdorf, a 20 km al este de Nuremberg. El 23 de agosto, las principales fuerzas de Carlos habían llegado a Nuremberg, mientras que los franceses apenas habían comenzado a retirarse del Naab. Las fuerzas totales disponibles eran 48.000 austriacos y 45.000 franceses.

Combate de Neumark (23 de agosto de 1796). Vista de la batalla. El general Bernadotte con los 9.000 hombres de su división disputo un momento, las alturas boscosas de detrás del pueblo ,a los 28.000 soldados del archiduque Carlos . Amenazado en un flanco por la caballería austriaca, se replegó sobre Aldorf y sobre Lauf.

El Archiduque estaba en la posición perfecta para bloquear la retirada de Jourdan hacia el oeste. La única ruta a través de la Suiza Franconiana disponible para los franceses surgía en Forchheim, a 24 km al norte de las principales tropas austriacas, pero a 65 km al oeste de Amberg, la posición francesa el 24 de agosto. Había varias buenas posiciones defensivas en las colinas al este de Forchheim, donde Carlos podría retrasar a los franceses el tiempo suficiente para permitir que el general Wartensleben atacara desde el este. El único problema con ese plan era que podría estar expponiendo a los austriacos a una derrota, ya que solo superarían en número a los franceses si Carlos y Wartensleben pudieran combinar sus fuerzas. En lugar de arriesgarse a avanzar hacia el norte desde Nuremberg, Carlos decidió dirigirse hacia el noreste desde Neumarkt hacia la posición francesa en Amberg. Sus tropas no llegaron a tiempo para desempeñar un papel importante en la batalla, por lo que las principales fuerzas austriacas involucradas en los combates del 24 de agosto provenían de la fuerza del general Wartensleben.

Desarrollo de la batalla

Wartensleben tenía órdenes de seguir a los franceses si comenzaban a retirarse del Naab. Avanzó hacia el oeste en tres columnas. A la derecha, el general Kray, con 10 BIs y 24 Escons, avanzó a Aschach (5 km al noreste de Amberg), y luego hacia Collaud en las alturas de Sainte-Trinité.

Wartensleben mandaba el centro, 14 BIs y 32 Escons, que avanzaron en el camino de Schwarzenfeld a Amberg. Esto lo puso en contacto con la vanguardia de Championnet. A la izquierda, el general Staader, con 9 BIs y 21 Escons, debía avanzar de Schwandorf a Lengenfeld, al sur de la posición de Championnet en los Vils. Luego debía cruzar el río y unirse a las fuerzas principales del Archiduque.

Ambos flancos franceses pronto se vieron obligados a retroceder. Wartensleben obligó a la avanzada de Championnet a abandonar el molino en Haselmühl, mientras que Kray obligó a Collaud a retirarse de las alturas de Sainte-Trinité. Todo el ejército francés se unió a Jourdan, en las alturas al oeste de la ciudad. A Wartensleben se unieron ahora Nauendorf y el general Werneck, con la columna central del archiduque, pero a pesar de sus mejores esfuerzos y el apoyo de un fuerte bombardeo de artillería, los austriacos no pudieron sacar a Jourdan de las alturas.

A pesar de este éxito, Jourdan sabía que no podía permitirse quedarse en Amberg, por lo que hacia el final del día ordenó una retirada al noroeste hacia Sulzbach. Al final del día, los franceses habían tomado una posición que se extendía al oeste de Sulzbach, 10 km al noroeste de Amberg. Collaud fue desplegado al sureste de la ciudad, Championnet, con el centro francés, fue desplegado en la meseta al sur de la ciudad, y Grenier, a la derecha, desplegó en Bachetsfeld, 6,5 km al oeste.

Esa retirada fue protegida por el general Ney y la retaguardia, quienes sufrieron la mayoría de las bajas padecidas los franceses durante el día. A pesar de los mejores esfuerzos de Ney para salvar la infantería de la retaguardia (2 BIs de la MBRI-23) pronto fueron aislados. Formaron cuadrados y combatieron una serie de cargas de caballería antes de que la artillería austríaca llegara y rompiera los cuadrados, permitiendo que la caballería entrara. Al final del día, los franceses habían perdido 2.000 hombres, los austriacos solo 400.

Retirada

Aunque Jourdan todavía sostenía el extremo oriental del camino a través de las colinas hacia Nuremberg, los austriacos estaban en el extremo occidental. Esto obligó a los franceses a cruzar la Suiza de Franconia, una zona montañosa limitada al sur y al este por el río Pegnitz, que corre hacia el sur desde la ciudad de Pegnitz hasta Hohenstadt, donde gira hacia el oeste y fluye hacia Nuremberg.

Jourdan fue informado de que la única ruta a través de las colinas que era práctica para la artillería iba desde Velden (11 km al norte de Nohenstadt) al oeste hasta Oberachtel (a 10 km de Velden), luego al noroeste durante 5 km hasta Hiltpoltstein. Luego, un camino corría hacia el noroeste desde Hiltpoltstein hasta Ebermannstadt y desde allí por el valle de Wiesent hasta Forchheim. Jourdan decidió enviar a Kléber, con el ala izquierda y los artilleros, a Vilseck y luego a Engenthal, mientras que la mayor parte del ejército fue a Oberachtel, luego al oeste a Vorra antes de avanzar por el Pegnitz a Velden.

 Retirada del ejército francés del Mosa y Sambre en agosto de 1796.

En la noche del 25 al 26 de agosto, Championnet y Collaud acamparon en Oberachtel, a 13 km al noroeste de Sulzbach, mientras que Kléber se detuvo en Vilseck, a 8 km al este, para atacar como una retaguardia contra las tropas austriacas que venían del este. Al día siguiente, la mayor parte del ejército francés pasó a través de Velden y llegó a Hiltpoltstein, pero una fuerza austríaca aisló a Kléber. Tuvo que abandonar el camino hacia el oeste desde Vilseck a Velden y, en cambio , hizo un amplio movimiento de flanco hacia el noroeste, llegando finalmente a Betzenstein, desde donde pudo unirse al ejército principal. La marcha se volvió muy caótica cuando el ejército pasó a través de Velden, y si los austriacos hubieran estado siguiendo con alguna fuerza, podrían haber logrado una victoria decisiva en las colinas, pero a los franceses se les dio tiempo para resolver la confusión.

El 26 de agosto, los austriacos estaban en las posiciones equivocadas para retrasar la retirada francesa. Solo Lichtenstein, en Erlangen, estaba en la zona correcta, y el cuerpo principal del ejército estaba en Sulzbach. Durante los días siguientes, el Archiduque intentó sin éxito impedir que los franceses se retiraran hacia el oeste, pero el 3 de septiembre infligió una segunda derrota a Jourdan en Würzburg, y los franceses se vieron obligados a continuar su retirada de regreso al río Rin. El general Moreau, haciendo campaña en la orilla sur del Danubio, se enteró de la derrota de Amberg en los periódicos alemanes. Aunque su avance continuó durante unos días más, cuando se confirmó la noticia, él también comenzó a retroceder hacia el Rin.

Batalla de Friedberg (24 de agosto de 1.796)

El general Latour quedó al mando del ejército del Alto Rin con 30.000 efectivos, con órdenes de evitar que Moreau se mudara al norte para unirse a Jourdan.

Moreau sabía muy bien que la mejor oportunidad de una victoria francesa sería atacar a Latour, pero sus órdenes eran operar en la orilla sur del Danubio para evitar que los austriacos reforzaran las tropas que enfrentaban a Napoleón en Italia. En un consejo de guerra celebrado el 23 de agosto, Moreau y sus comandantes de los tres cuerpos (Desaix, Saint-Cyr y Ferino) decidieron montar una incursión de distracción en Baviera, con la esperanza de que esto pudiera ayudar tanto a Jourdan como a Bonaparte El primer paso en esta campaña sería el cruce del Lech, que fluye justo al este de Augsburgo.

Latour extendió sus 30.000 efectivos a los que se unieron unos 5.000 franceses emigrados bajo el príncipe de Condé, tuvo que desplegar en una zona muy amplia. Asumió una posición central fuerte en la meseta de Friedberg, justo al este de Augsburgo, con 6.000 hombres. El ala izquierda, 12.000 hombres bajo el mando del general Froelich, fue desplegada en Schongau, 50 km al sur, y se extendió mucho más hacia las montañas de Vorarlberg y los accesos al Tirol. El ala derecha, 7.500 hombres bajo el general Mercantini, se extendía a lo largo del Bajo Lech entre Rain, cerca del cruce del Lech y el Danubio, y un lugar identificado como Pesenbruck en las primeras fuentes francesas (posiblemente Pessenburgheim, justo al sur de Lluvia). también hubo un destacamento en Ingolstadt en el Danubio.

Moreau que disponía de 59.000 efectivos, decidió cruzar el Lech en tres lugares. Ferino cruzaría en Hanstetten, a 3,5 km al sur de Augsburgo, Saint-Cyr cruzaría frente al pueblo de Lechnausen, en la orilla este frente a Augsburgo. Desaix, con parte del ala izquierda, debía cruzar el vado en Langweid, a 11 km al norte, y evitar que Mercantini interfiriera alrededor de Augsburgo.

A mediados de agosto, el Lech estaba hinchado por las nieves derretidas que bajaban del Tirol. Esto significaba que algunos de los vados eran más peligrosos de lo normal. Después de que Desaix, su personal y alguna caballería cruzaran el vado en Langweid, decidió no arriesgarse a cruzar al resto de su cuerpo. Ferino tuvo más éxito. Las primeras tropas francesas en cruzar el Lech fueron las medias brigadas de línea 3 y 89, el RD-4 y parte del RHs, que cruzaron cerca de Hanstetten. Esta fuerza luego capturó el pueblo de Kissing (6,5 km al sur de Friedberg) y las alturas de Moringen, y luego avanzó hacia Ottmaring, a 3,5 km al sureste de Friedberg. Por el momento, su avance fue detenido por 2 BIs y 8 Escons austriacos enviados a Ottmaring. Al mismo tiempo, otras fuerzas de caballería francesas avanzaron hacia el norte a lo largo del río hacia Saint Afra y el puente en Augsburgo.

En el centro, la MBRI-21 se abrió paso a través de los vados frente a Lechhausen. Saint-Cyr luego comenzó a reparar los puentes sobre el río, aunque el ayudante general Houel se ahogó al intentar cruzar el río.

Al final del cruce del río, los franceses estaban presentes en Lechhausen, a 3,5 km al noroeste de Friedberg y se acercaban a Ottmaring, a 3,5 km al sureste. Si estos eventos tuvieran lugar el 22 de agosto, Latour habría tenido un día completo para fortalecer su posición o retirarse, y no habría sido sorprendido de la forma en que estaba. Las primeras fuentes francesas también colocan el cruce el 24 de agosto.

Después de cruzar el río Moreau decidió atacar la posición de Latour en Friedberg. Ferino, con la derecha francesa cerca de Ottmaring, ya amenazaba con flanquear a la izquierda austriaca. Desaix, en la izquierda francesa, envió dos brigadas a lo largo del camino hacia el noreste a Neuburg, en parte para evitar que Latour escapara en esa dirección y en parte para evitar que Mercantini interfiera. Finalmente, Saint-Cyr atacaría el frente de la meseta de Friedberg.

Batalla de Friedberg (24 de agosto de 1796). El ejército francés avanzando sobre Lechbrücke. Autor Friedrich Weber

El ataque francés funcionó según lo planeado. La división de Duhesme del cuerpo de Saint-Cyr condujo al centro austriaco, mientras que la división de La Roche del cuerpo de Ferino capturó a Ottmaring. Latour se dio cuenta de que estaba a punto de quedar atrapado y ordenó una retirada. A estas alturas, el camino hacia el noreste de Ratisbon estaba amenazado por Desaix, mientras que Ferrino en Ottmaring bloqueó la ruta a Munich. Los austriacos intentaron abrirse paso entre los hombres de La Roche, pero fracasaron, y Latour se vio obligado a retirarse a través del país entre las dos carreteras. Los austriacos sufrieron 800 bajas durante esta lucha y los franceses tomaron 1.200 prisioneros.

Durante los días siguientes, Moreau continuó avanzando, pero mientras había derrotado a Latour en Friedberg, el archiduque Carlos había derrotado a Jourdan en Amberg. Jourdan se vio obligado a comenzar una costosa retirada de regreso al Rin, y cuando Moreau se enteró de esto, él también se vio obligado a volver sobre sus pasos.

Mientras que el general Moreau, con su ejercito se establecido en las orillas del Danubio, esperaba noticias de Jourdan, el general Desaix que mandaba el ala izquierda, se preparaba el 1 de septiembre para marchar sobre Ingolstadt, sostuvo un rudo combate contra el general Latour. En el curso de la acción, las caballerías de Latour y de Nauendorff con más de 4.000 caballos que habían desembocado de imprevisto por Langebruch fueron rechazados por el fuego de los infantes franceses. Cargados por el RC-1 de carabineros, el RD-6 y RC-8 de cazadores, los jinetes austriacos fueron dispersados después de tener perdidas considerables.

Combate de Langebruch (1 de septiembre de 1796).  Las caballerías de Latour y de Nauendorff con más de 4.000 caballos desembocaron de imprevisto por Langebruch fueron rechazados por el fuego de los infantes franceses y posteriormente cargados por la caballería francesa.
Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-10-26. Última modificacion 2020-10-26.
Valora esta entrada