Siglo XVIII Guerras Revolucionarias Francesas II (1.796-97) Segunda contraofensiva austriaca en Lombardía (1 al 13 de septiembre de 1.796)
Segunda contraofensiva austriaca en Lombardía (1 al 13 de septiembre de 1.796)

Preparativos

El 19 de agosto, el rey español Carlos IV de Borbón aceptó refundar como tratado de alianza del antiguo Pacto de Familia, tradicional alianza militar entre España y Francia contra Inglaterra, a pesar de que su pariente, Luis XVI de Borbón, había sido ejecutado por los republicanos franceses. Este documento tendrá consecuencias desastrosas para España, que 6 semanas después declaró la guerra a Inglaterra, con la que ha mantenido una breve alianza durante la Primera Guerra de Coalición.

El emperador Francisco II de Austria ordenó en julio al mariscal Würmser recuperar los ducados lombardos que le había arrebatado Napoleón.

A mediados de agosto, el general Moreau aprovecha la exitosa campaña de Bonaparte en el norte de Italia para lanzar una ofensiva en el frente del Rin, pero fue contenido dos semanas después, y Austria pudo comenzar a preparar otra contraofensiva en Lombardía.

Würmser reunió en Trento unos 60.000 soldados y planificó una nueva campaña más limitada y centrada que la anterior, pues únicamente pretendía levantar el asedio francés de Mantua. Dividió de nuevo a sus fuerzas en dos contingentes, uno bajo su mando personal (30.000) y otro al mando del general Davidovich (30.000), cuya misión sería cortar el acceso a Trento, para impedir que los franceses lanzasen una contraofensiva hacia el Tirol. Contaba con los 17.000 de la guarnición de Trento bajo Joseph Canto de Irles.

Würmser planea descender con su columna por el curso del río Brenta, al norte del Véneto, hasta llegar a Bassano, continuar hacia Vicenza y para después alcanzar Mantua por el sur de Verona, para evitar las posiciones francesas mejor guarnecidas. Enviaría al sur al ejército de Davidovich, tanto para proteger Trento, como para engañar a Bonaparte, obstaculizando sus maniobras y protegiendo su retaguardia mientras avanza al sureste.

Napoleón ha tenido tiempo para dar descanso a sus tropas, reabastecerlas y desplegarlas. A diferencia de sus enemigos, los soldados franceses tienen una moral muy alta. En total, Bonaparte contaba en Lombardía con una masa de maniobra de unos 43.000 soldados, el resto se despliegan en guarniciones de fuertes y ciudades.

El general Vaubois deja 4.500 soldados defendiendo Brescia y remontaba el Chiese con otros 5.500. Massena estaba en Rívoli con otros 10.000, protegiendo el camino a Mantua, apoyado por los 3.000 jinetes de Kilmaine. Augerau está en Verona con otros 10.000, cerrando el otro camino a la capital, y Sahuget estaba en Mantua con otros 10.000.

El 2 de septiembre, el ejército de Würmser salió de Trento y se dirige hacia el sureste con 30.000 soldados, mientras Davidovich avanzaba al lago Garda con 25.000; otros 5.000 de la brigada de Reuss se quedarían guarneciendo la capital.

Napoleón reunió a las tropas de Massena, Augerau y Kilmaine, encaminándose hacia el norte 2 días después, su contingente y media división de Vaubois chocaron contra las tropas de Davidovich, que se retiran; en esos momentos Würmser estaba al norte de Bassano.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/contraofensiva-austriaca-en-lombardia-1-al-13-de-septiembre-de-1796--movimiento-de-fuerzas.png 894w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/contraofensiva-austriaca-en-lombardia-1-al-13-de-septiembre-de-1796--movimiento-de-fuerzas-300x232.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/contraofensiva-austriaca-en-lombardia-1-al-13-de-septiembre-de-1796--movimiento-de-fuerzas-768x594.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/contraofensiva-austriaca-en-lombardia-1-al-13-de-septiembre-de-1796--movimiento-de-fuerzas-100x77.png 100w
Contraofensiva austriaca en Lombardía (1 al 13 de septiembre de 1796). Movimiento de fuerzas. Fuente Department of History, United States Military Academy

Batalla de Roveredo (4 de septiembre de 1.796)

El mariscal Wurmser envió al general Davidovich al mando de 25.000 austro-húngaros con la misión de proteger su retaguardia y cerrar el camino a Trento. Napoleón avanzó hacia el norte por la ribera oriental del lago Garda, con las divisiones de Massena, Augerau y Kilmaine, unos 23.000 franceses, mientras Vaubois avanzaba por la ribera oriental, remontando el río Chiese, con otros 5.500 franceses.

Davidovich controlaba 20.000 efectivos, pero solo 13.695 de ellos estaban disponibles de inmediato. Desplegó las brigadas de Vukassovich y Sporck cerca de Rovereto, las brigadas de Laudon (2.500) en Valtellina y Graffen (3.500) en Voralberg no se encontraban cerca.

El 3 de septiembre, al amanecer, la división de Masséna atacó a los austriacos de Vukassovich en Marco. El general Víctor dirigió una MBRI directamente por la carretera principal, mientras que el general Jean Pigeon se apoderó de las alturas circundantes. Después de una fuerte resistencia, los austriacos se retiraron para evitar quedar cortados. Masséna persiguió vigorosamente, rompiendo una serie de formaciones austriacas.

Cuando llegó a Rovereto, Vukassovich se mantuvo firme hasta el mediodía. Luego retrocedió hacia Calliano con el resto de su brigada y las tropas de Sporck. Para entonces, Vaubois había capturado Mori en la margen izquierda del Adige.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla-1024x614.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla-300x180.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla-768x461.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla-100x60.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla.png 1189w
Batalla de Roveredo (4 de septiembre de 1796). Vista de la batalla. Autor Antoine Charles Horace Vernet

Para evitar nuevas pérdidas, el general austriaco Davidovitch había situado a Oberst Weidenfeld con el RI-24 de Preiss en una buena posición en un desfiladero del Adige, para cubrir la retirada de Vukassovitch, cuyas tropas, después de la derrota, tenían una moral bastante baja.

Ayudado por fuego de artillería dirigido por el general Dommartin, las tropas de Masséna atacaron en columnas y se abrieron paso. Creyéndose bien cubiertos por la fuerza de Weidenfeld, Vukassovich y Spork permitieron que sus tropas se relajaran y prepararan la cena cuando llegaron a Calliano.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796-1024x575.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796-300x168.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796-768x431.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796-100x56.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796.png 1026w
Batalla de Roveredo (4 de septiembre de 1796). Autor William Clarkson Stanfield

Los franceses asaltaron, y fueron rechazados, Napoleón ordenó la intervención de Victor, que a pesar de un ataque violento en columnas, no pudo desalojar al enemigo. La batalla finalmente fue decidida por la intervención del destacamento de RH-1 del general Paul-Alexis Dubois, quien cargó a través de un cuello de botella y causó el colapso final de los austriacos, que comenzaron a retirarse, el general Dubois había caído mortalmente herido en el momento decisivo de la batalla; al mediodía el camino a Rovereto estaba abierto y las tropas francesas del general Massena, fortalecidas por la llegada de la división del general Vaubois, llegaron a Calliano a última hora de la tarde, la ciudad abarrotada de los sorprendidos soldados austriacos, que se rindieron en masa.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796--el-regimiento-1-de-husares.png 604w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796--el-regimiento-1-de-husares-263x300.png 263w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-roveredo-4-de-septiembre-de-1796--el-regimiento-1-de-husares-100x114.png 100w
Batalla de Roveredo (4 de septiembre de 1796). El regimiento 1 de húsares. Autor Keith Rocco

Los franceses perdieron 750 bajas durante el día. Las pérdidas austriacas incluyeron 3.000 muertos, heridos y prisioneros, más 25 cañones y 7 colores capturados.

Durante la noche, Davidovich evacuó Trento y se dirigió a Lavis, un pueblo en el río Avisio y en la frontera sur del territorio austríaco, donde se unió a Reuss. Masséna entró en Trento en la mañana del 5 de septiembre, seguido de Vaubois. El 5 de septiembre, Vaubois cruzó el puente del río Avisio, atacó a Davidovich en Lavis y lo empujó más al norte. Satisfecho de que Davidovich ya no fuera una amenaza, Bonaparte se dirigió contra Würmser.

Batalla de Bassano (8 de septiembre de 1.796)

El comandante en jefe austriaco después del colapso de las defensas en Trento aparentemente estaba convencido de que los franceses marcharían al Tirol hacia Innsbruck para luego llegar a Baviera y unirse al ejército del general Moreau. Por lo tanto, el mariscal de campo consideró importante continuar su maniobra, concentrar sus fuerzas en Bassano para reabrir sus comunicaciones con el Imperio a través de Friuli y luego pasar a Verona y Mantua. La división del general Mészáros recibió órdenes de marchar sobre Verona, mientras que la mayor parte del ejército, con las divisiones Sebottendorff y Quosdanovich, se reagrupó en Bassano y la retaguardia estaba en Primolano para bloquear el curso del Brenta.

En la noche del 5 de septiembre, el general Bonaparte se enteró, viniendo del general Kilmaine, de que los austriacos habían cruzado el Brenta y se habían acercado al Adige. Se esperaba que Verona fuera atacada el 7 de septiembre. Por lo tanto, Napoleón consideró decisivo reanudar inmediatamente el avance desviando con la mayoría de las fuerzas a lo largo del valle de Valsugana y Brenta para amenazar la retaguardia del enemigo e intentar rodear a todo el ejército austríaco entre el Brenta y el Adige. El general Bonaparte exhortó a los generales Massena y Augereau a solicitar un nuevo esfuerzo a sus cansadas tropas e inmediatamente reanudar su marcha avanzando al menos 50 kilómetros sin detenerse; las tropas habrían recibido abundantemente la comida capturada en los depósitos austriacos en Trento. El general Massena fue resuelto y declaró que sus soldados, si estaban bien preparados, podrían llevar a cabo la nueva marcha forzada.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-del-puente-de-lavis-5-de-septiembre-de-1796-1024x523.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-del-puente-de-lavis-5-de-septiembre-de-1796-300x153.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-del-puente-de-lavis-5-de-septiembre-de-1796-768x392.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-del-puente-de-lavis-5-de-septiembre-de-1796-100x51.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/cruce-del-puente-de-lavis-5-de-septiembre-de-1796.png 1399w
Cruce del puente de Lavis (5 de septiembre de 1796). El general Dallemagne  que marcha a la cabeza de la vanguardia de la división Massena  cruzando el puente persiguiendo a Davidowich.

Bonaparte reanudó el avance al amanecer del 6 de septiembre. Durante la noche, había preparado y publicado una proclama dirigida a la población tirolesa que invitaba a una colaboración pacífica, a aceptar la protección del ejército francés y a abandonar el Imperio Austriaco.

Durante el día del 6 de septiembre, los soldados franceses viajaron casi 60 kilómetros marchando todo el día; la división de Augereau avanzó en vanguardia seguida por la división de Massena y las reservas. Bonaparte intervino personalmente para acelerar los movimientos, y por la tarde llegaron las agotadas tropas y el cuartel general del ejército, después de haber cruzado el valle de Brenta, a Borgo Valsugana. La vanguardia francesa había llegado a Primolano donde habían entrado en contacto con la retaguardia austríaca del general Adam Quosdanovich, que completamente sorprendidos por la inesperada presencia de tropas enemigas a su retaguardia, se enfrentaron en un combate, en el que a pesar de la marcha, la MBRIL-5, y la MBRI-4, apoyados por el RD-5 del coronel Édouard Milhaud atacaron 3 BIs grenzers austriacos y los derrotaron, haciendo 1.500 prisioneros frente a pérdidas insignificantes en los franceses.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-primolano-en-el-valle-del-brenta-7-septiembre-de-1796--la-retaguardia-de-wurmser-1024x544.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-primolano-en-el-valle-del-brenta-7-septiembre-de-1796--la-retaguardia-de-wurmser-300x159.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-primolano-en-el-valle-del-brenta-7-septiembre-de-1796--la-retaguardia-de-wurmser-768x408.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-primolano-en-el-valle-del-brenta-7-septiembre-de-1796--la-retaguardia-de-wurmser-100x53.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-primolano-en-el-valle-del-brenta-7-septiembre-de-1796--la-retaguardia-de-wurmser.png 1442w
Batalla de Primolano en el valle del Brenta (7 septiembre de 1796). La retaguardia de Würmser en las gargantas del Brenta,es atacada por la división de Augereau, y derrotada.

La persecución de los restos del enemigo pronto fue interrumpida por la gran fatiga de los soldados franceses. El campamento del ejército se organizó en Cismon, donde también llegó Bonaparte.

A pesar del agotamiento de las tropas, Napoleón pronto reanudó las operaciones; a las 02,00 horas del 8 de septiembre comenzó la nueva marcha de sus soldados, instó a explotar la situación favorable para derrotar definitivamente al enemigo sorprendido. El objetivo francés era Bassano. La nueva marcha forzada predijo que la división del general Massena avanzaría a lo largo de la margen derecha del Brenta, mientras que en la margen izquierda avanzaría el general Augereau. Después de una frenética marcha de 4 horas, los franceses llegaron a Solagna, defendidos por las tropas austriacas mandadas por Bajalics. La vanguardia francesa atacó estas unidades austriacas desmoralizadas a las 06,00 horas y rápidamente ganó la delantera.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-bassano-8-de-septiembre-de-1796--el-general-massena.png 970w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-bassano-8-de-septiembre-de-1796--el-general-massena-300x208.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-bassano-8-de-septiembre-de-1796--el-general-massena-768x531.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-bassano-8-de-septiembre-de-1796--el-general-massena-100x69.png 100w
Batalla de Bassano (8 de septiembre de 1796). El general Massena exhortando a sus agotadas tropas para seguir adelante antes de la batalla.

A las 07,00 horas, la artillería francesa abrió fuego, mientras que Bonaparte se movió a las líneas del frente para dirigir el ataque decisivo y mejorar la combatividad de las tropas con su presencia. El asalto fue conducido por la división del general Augereau en el ala izquierda austriaca y por la división del general Massena en el ala derecha, y fue precedido por la intervención de los dragones y cazadores a caballo del general Murat que con una carga impetuosa que rompieron las líneas austriacas. Más tarde, los soldados franceses atacaron a la bayoneta la posición de el Grove que los austriacos defendieron ferozmente, pero a pesar de la desesperada defensa, se vieron obligados a retirarse hacia Bassano, Bajalics fue capturado, la MBRI dirigida por el coronel Jean Lannes, conquistó el puente al asalto y continuó hacia la ciudad, Lannes fue herido en la acción.

Wurmser quedó estupefacto por el movimiento francés, estaba en Bassano con las divisiones mas pequeñas de Quasdanovich y Sebotendorf (7.000 en total), mientras que su división de vanguardia bajo Meszaros (10.000) marchaba por el camino de Vicenza a Montebello.

Después de un rápido avance de unos pocos kilómetros, los soldados franceses a las 15.00 horas del 8 de septiembre ingresaron a Bassano por la Porta Delle Grazie mientras que Napoleón ingresó a la Contrada del Sole. Quasdanovich con un grupo de sobrevivientes de unos 3.000 hombres huyeron en desorden total hacia el este después de ser separados del cuerpo principal del Würmser.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-bassano-del-grappa-8-de-septiembre-de-1796.png 635w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-bassano-del-grappa-8-de-septiembre-de-1796-293x300.png 293w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-bassano-del-grappa-8-de-septiembre-de-1796-100x102.png 100w
Batalla de Bassano del Grappa (8 de septiembre de 1796). Napoleón Bonaparte frente a un austriaco muerto. Autor Horace Vernet

En la batalla los franceses sufrieron 400 muertos y heridos. Wurmser perdió 600 muertos y heridos, y unos 3.000 prisioneros. Se tomaron 32 cañones, 8 banderas, 2 trenes de pontones y 200 vagones. Wurmser se retiró hacia Meszeros con solo 3.500 soldados de sus 11.000 que tenía originalmente.

En Bassano los soldados franceses revelaron su naturaleza despreciable, manchándose con todo tipo de delitos, según lo informado por un cronista de la época.

La carrera a Mantua

El general Bonaparte creía que había infligido una derrota decisiva en el ejército austriaco. La información recopilada por los prisioneros sugería que el mariscal Würmser estaba completamente desmoralizado y se retiraba hacia el este hacia Friuli y Trieste. Napoleón sobre la base de estas evaluaciones, ordenó al general Augereau que marchara inmediatamente a Padua para bloquear la retirada enemiga, mientras que el general Massena se dirigiría con su división a Vicenza con el objetivo de atrapar a la división austriaca del general Mészáros que, de acuerdo con los planes iniciales austriacos, debería haber marchado hacia el Adige después de reunirse con la mayor parte del ejército. Las tropas del general Mészáros fueron reportadas a Montebello, entre Verona y Vicenza, y el general Bonaparte creyó que era posible cortarlas y rodearlas. Los soldados franceses, después de la marcha frenética de unos 150 kilómetros de los cuatro días anteriores, deberían hacer un nuevo avance en marchas forzadas para llevar a cabo los planes del general.

La situación de las fuerzas austriacas restantes parecía muy difícil, el general Quosdanovich con 3.000 hombres había permanecido aislado del grueso de Würmser y se retiraba a Friuli, mientras que el comandante en jefe austríaco después de la serie de derrotas se había quedado con solo 16.000 soldados. El 7 de septiembre, el general Mészáros había atacado Verona, pero el general Kilmaine había organizado hábilmente sus defensas y el ataque enemigo había sido repelido. El general Mészáros tuvo que suspender los asaltos y pidió refuerzos para cruzar el Adige, pero Würmser, derrotado en Bassano y cortado de las comunicaciones con Friuli, consideró esencial concentrar sus fuerzas y ordenó a su subordinado que se retirara inmediatamente a Bassano.

Contrariamente a las suposiciones del general Bonaparte, el mariscal Würmser, después de unirse a la división de Mészáros, no decidió dirigirse a Trieste, sino que tomó la sorprendente iniciativa de continuar marchando hacia el Adige y Mantua. Esta inesperada maniobra puso en dificultades a los franceses y forzó Napoleón a organizar una persecución a toda velocidad, y una vez más pidió a sus soldados el máximo esfuerzo en un intento de cortar el camino al enemigo.

Sin embargo, los planes del general Bonaparte se vieron frustrados por la incapacidad de defender Legnago y su puente sobre el Adige que permitió al mariscal Wurmser encontrar una salida y moverse hacia el sur del río. La defensa de Legnago dependía del general Kilmaine, quien, sin embargo, se comprometió a bloquear el camino a Verona, evacuó la guarnición sin destruir el puente. Las tropas del general Sahuguet que, procedentes de Mantua, deberían haber ocupado su lugar, pero no llegaron a tiempo y, por lo tanto, los austriacos pudieron ocupar la ciudad y cruzar el Adige el 10 de septiembre.

El general Bonaparte recibió esta mala noticia con gran decepción e inmediatamente emitió una nueva serie de órdenes para organizar el cerco del enemigo. El general Augereau debería detener inmediatamente el avance a Padua y en su lugar dirigirse a marchas forzadas a Legnago en busca de los austriacos, mientras que el general Massena debería intentar adelantarlos cruzando el Adige entre Verona y Legnago y bloqueando el camino a Mantua, finalmente, el general Sahuguet debía comprometer una parte de sus fuerzas al norte de Mantua.

Los generales Massena y Augereau avanzaron a gran velocidad para intentar ejecutar los planes del general Bonaparte. La división de Massena cruzó el Adige hasta Ronco y viajó 170 kilómetros en 6 días, mientras que los hombres del general Augereau marcharon durante casi 195 kilómetros enfrentando enfrentamientos esporádicos contra los destacamentos austriacos. Sin embargo, a pesar de los grandes esfuerzos y los sacrificios de los soldados franceses, el mariscal Würmser, combativo y enérgico a pesar de las derrotas anteriores, logró escapar de la trampa y, por el contrario, obtuvo algunos éxitos. Las vanguardias del general Massena, bajo el mando del general Pijon, fueron de hecho sorprendidas, aisladas y derrotadas en Cerea, mientras que la mayor parte de la división se retrasó al tomar el camino equivocado. Bonaparte en persona estuvo involucrado en los enfrentamientos y se arriesgó a ser capturado por los austriacos. Würmser continuó hacia Sanguinetto, el 12 de septiembre llegó a Villimpenta y el 14 de septiembre derrotó en Due Castelli al débil departamento francés enviado desde Mantua bajo el mando del general Charton.

Wurmser logró ingresar a Mantua desde el sur y se reunió con la guarnición sitiada, tenía un total de unos 33.000 soldados, 25.000 de los cuales estaban aptos para el combate y unos de 5.000 enfermos y heridos. Con estas fuerzas, el comandante en jefe austríaco tomó una posición al noreste de la ciudad entre el reducto de La Favorita y el bastión San Giorgio. Tenía la intención de presentar batalla y esperaba, después de derrotar a los franceses, poder abrir el camino nuevamente a Legnago y Adige con la mayor parte de su fuerza.

Batalla de San Giorgio (15 de septiembre de 1.796)

El general Bonaparte tomó medidas enérgicas para enfrentarse a la situación, bloquear el ejército austríaco y posiblemente finalmente conquistar la fortaleza de Mantua. El 13 de septiembre, el general Louis André Bon, que había reemplazado a Augereau, asaltó Legnago y al día siguiente se unió a Governolo, mientras que el general Massena ocupó Due Castelli. Bonaparte desplegó las tropas del general Sahuguet en el ala derecha en La Favorita. Tenía alrededor de 25.000 soldados alrededor de Mantua y tenía la intención de lanzar un ataque general de inmediato.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-georgio-15-de-septiembre-de-1796--plano-de-la-batalla.png 895w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-georgio-15-de-septiembre-de-1796--plano-de-la-batalla-300x227.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-georgio-15-de-septiembre-de-1796--plano-de-la-batalla-768x580.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-georgio-15-de-septiembre-de-1796--plano-de-la-batalla-100x76.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-georgio-15-de-septiembre-de-1796--plano-de-la-batalla-160x120.png 160w
Batalla de San Georgio (15 de septiembre de 1796). Plano de la batalla

La batalla del 15 de septiembre se libró ferozmente, el general Bon inicialmente avanzó desde Governolo a lo largo del Mincio hasta San Giorgio, pero las reservas austriacas intervinieron y los franceses fueron detenidos y tuvieron que ceder parte de la tierra conquistada. A la derecha, el general Sahuguet avanzó un poco, atacando a una parte de las fuerzas enemigas hasta la llegada al centro del general Massena con su división, que lanzó el ataque frontal en estrechas columnas. Los duros enfrentamientos continuaron durante todo el día y los austriacos lucharon ferozmente bajo el liderazgo de Würmser, quien, consciente de la importancia de mantener posiciones para evitar ser rechazado dentro de la fortaleza de Mantua, también trató de contraatacar. Los franceses sufrieron pérdidas y los generales Joachim Murat, Lannes y Victor también resultaron heridos; finalmente, la división del general Massena logró conquistar San Giorgio definitivamente y obligar a los austriacos a retirarse a la fortaleza; los franceses capturaron a 3.000 prisioneros, 3 banderas y 11 cañones.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-giorgio-15-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla-1024x464.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-giorgio-15-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla-300x136.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-giorgio-15-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla-768x348.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-giorgio-15-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla-100x45.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/10/batalla-de-san-giorgio-15-de-septiembre-de-1796--vista-de-la-batalla.png 1028w
Batalla de San Giorgio (15 de septiembre de 1796). Vista de la batalla. Autor Duplessi-Bertaux basado en un dibujo de Carle Vernet

Wurmser después de la derrota en San Giorgio, tuvo que regresar a Mantua con todas sus fuerzas; Después de un último intento austríaco de reabrir las rutas de comunicación, fracasó el 24 de septiembre, el general Kilmaine, comisionado por el general Bonaparte para asediar la fortaleza, logró conquistar algunas posiciones importantes y completar el bloqueo completo de la fortaleza el 1 de octubre. El general Bonaparte sintió que por el momento no podía asaltar la fortaleza y decidió limitarse a reanudar el asedio que el general Kilmaine había comisionado con solo 6.000 soldados.

El comandante en jefe del ejército de Italia había sido informado por el Directorio a mediados de septiembre del fracaso de las operaciones francesas en Alemania y de la retirada del general Moreau. Por lo tanto, se hizo imposible establecer contacto con este último a través del Tirol y, por el contrario, era necesario considerar la posibilidad real de la llegada de nuevos refuerzos austriacos al frente italiano para apresurarse en ayuda del mariscal Würmser.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-10-25. Última modificacion 2020-10-26.
Valora esta entrada