Edad Media Sajones y normandos Batalla de Assandun (1016)

Cargando anuncio...

Canuto el Grande (1016-1035)

Acompañó a su padre el rey Svend durante su exitosa invasión a Inglaterra (agosto de 1013), y a la muerte de éste (3 de febrero de 1.014), fue nombrado rey de Inglaterra por los daneses. Su regreso a Noruega fue aprovechado por el rey Etelredo II el Indeciso para volver a ser proclamado rey por la Witenagemot o asamblea de nobles ingleses.

Canuto el Grande después de resolver los asuntos en Noruega, regresó a Inglaterra en agosto de 1.015. Los daneses poseían dos tercios de Inglaterra (Danelaw, norte de la ribera del Támesis a lo largo de Lee, noroeste entre Midlands y el este de Mercia hasta Chester y el río Dee). Los sajones dominaban al sur del Támesis y al oeste de Wessex y Mercia occidental.

El rey Canuto el Grande.

Canuto devastó Wessex (el sur de Inglaterra) antes de trasladarse a Mercia (la región central). Su hijo Edmundo trató de ofrecer resistencia, pero Eteraldo regresó a Londres posiblemente herido y el ejército se negó a luchar sin su rey presente.

Sin embargo, los sajones disfrutaron entonces de buena fortuna cuando Eteraldo murió en Londres el 23 de abril de 1.016. Como resultado, Edmundo II Ironside fue elegido el nuevo rey y añadió un ímpetu muy necesario y conducir a la defensa de Inglaterra. Canuto llegó al sur para sitiar Londres, pero Edmund había logrado escapar a tiempo y se dirigió a Wessex para reclutar un ejército.

 

Batalla de Assandun (1.016)

Canuto había asediado Londres con el apoyo mayoritario de la nobleza inglesa contra la jerarquía anglosajona; en particular los nobles de Southampton.

El asedio fue una respuesta a la reconquista de Edmundo de la ocupada Wessex y los continuas ofensivas contra el ejército de Canuto. Londres resistió el asedio y Edmundo rechazó a los daneses, pero necesitaba tropas después del triunfante ataque contra los daneses en Mercia.

Edmundo II abandonó Londres y se arriesgó a viajar hacia el interior, al territorio dominado por sus enemigos y con alto riesgo de ser atacado por el ejército vikingo. Canuto tenía una buena red de espionaje y estaba al tanto de los movimientos de los ingleses.

Edmundo II Ironside era claramente un líder determinado e inspirador que los sajones habían necesitado y los meses siguientes vio una serie de los encuentros en pequeña escala (pero duros) entre Ironside y los vikingos. Los dos primeros encuentros (Penselwood en Somerset y Sherston en Wiltshire) no parecen haber sido decisivos para ninguna de las partes, aunque para los sajones las derrotas al menos se habían visto. Más significativo fue su éxito en aliviar el sitio de Londres, expulsando a los vikingos y luego derrotándolos en la batalla de Brentford. Las fuertes pérdidas lo obligaron a regresar a Wessex para levantar otro ejército y permitieron a los vikingos reanudar su sitio, pero Edmund regresó pronto para expulsarlos de nuevo y derrotarlos en Otford (Kent).

Edmundo II Ironside persiguió a Canuto y a su ejército mientras regresaban a sus naves después de devastar a Mercia, los daneses presentaron batalla.

El ejército de Edmundo fue interceptado por los daneses de Canuto. El enfrentamiento tuvo lugar en Essex, posiblemente en Ashingdon (cerca de Rochford en el sur del condado), aunque no se descarta Ashdon (cerca de Saffron Walden en el norte).

El ataque sorpresa desconcertó a los ingleses, y al parecer durante la batalla un tal Eadric Streona abandonó Edmundo y se unió a Canuto, como lo hizo otro poderoso guerrero vikingo, Thorkell el Alto.

Batalla de Assandun (1016). Los daneses del rey Canuto vencieron a los ingleses del rey Edmundo II cerca de Essex. Autor José Daniel Cabrera Nieto

Tras la derrota, Edmundo II se vio forzado negociar con Canuto. Ambas partes se entrevistaron en una isla del río Severn cediendo toda Inglaterra a excepción de Wessex y pactando que a la muerte de uno de los soberanos, el otro dominaría toda Inglaterra y que el hijo del rey superviviente sería heredero de la corona. El 30 de noviembre, murió Edmundo y Canuto fue aclamado rey por la Witenagemot en enero de 1.017. Por primera vez, gobernaría un territorio no muy distinto en extensión a lo que hoy es Inglaterra.

Canuto tenía por costumbre construir una iglesia, capilla u otro lugar santo tras vencer en una batalla, para recordar y honrar a los caídos en el campo de batalla. Pocos años después, en 1.020, finalizó una iglesia conocida como Ashingdon Minster, localizada en una colina cercana al presunto emplazamiento donde tuvo lugar la batalla.

 

Sucesión de Canuto II el Grande

A la muerte de Canuto II el 12 de noviembre de 1.035, heredó el reino de Inglaterra su hijo Canuto Hardeknut, que dejó a su medio hermano Haroldo Harefoot (pie de liebre), el gobierno del reino de Inglaterra mientras él no pudiera tomar posesión efectiva del mismo, pues se encontraba en plena lucha con el rey Magnus I de Noruega.

En 1.037 Harefoot se proclamó a sí mismo rey de Inglaterra; durante su reinado ordenó cegar y matar a Alfredo Atheling, hermano de Eduardo el Confesor, cuando ambos regresaron a Inglaterra para tratar de recuperar el trono.

Anglosajones siglo XI: 1 huscarle anglo-danés con hacha danesa; 2 guerrero fyrd de la frontera galesa con arco; 3 jinete inglés de la marca galesa con lanza y jabalinas. Autor Angus McBride

Murió en la ciudad de Oxford el 17 de marzo de 1.040, a los 24 años de edad, mientras su hermano Hardeknut preparaba la invasión de Inglaterra. Fue sepultado en la abadía de Westminster, pero una vez que Hardeknut ocupó el trono, ordenó que lo desenterraran y arrojaran sus restos a un corral con animales.

Su gobierno fue impopular, provocando los impuestos excesivos con los que gravó a sus nuevos súbditos la célebre rebelión de Worcester en 1041 ante tales abusos. La revuelta fue sofocada duramente y la ciudad devastada; el relato de Lady Godiva montada desnuda sobre un caballo paseando por la ciudad de Coventry para protestar por los excesivos impuestos se habría dado durante esta época.

En 1.041, Hardeknut invitó a su hermanastro Eduardo a volver al país a gobernar como su corregente, después de su prolongado exilio en Normandía. Murió en la ciudad de Lambeth, el 8 de junio de 1042, a los 24 años de edad, finalizando el reinado de los anglo-daneses. Llegando al trono Eduardo III el Confesor

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-05-12. Última modificacion 2017-06-21.