Edad Moderna Periodo Sengoku (1477-1615) Oda Nabunaga (1560-82)

Antecedentes

Nobunaga nació en el año de 1.534, siendo el segundo hijo de Oda Nobuhide, un daimyo menor de la provincia de Owari, en la región de Nagoya. La localización de la provincia era estratégica: estaba a una distancia corta de la capital, Kioto, pero suficientemente alejada como para evitar las continuas luchas de las provincias centrales del país.

Su padre Nobuhide fue daimyo del clan Oda, aunque pertenecía a una de las ramas menores. Gracias a sus habilidades militares y diplomáticas hizo al clan casi tan poderoso como la familia principal. En 1.541 y 1.544 donó cierta cantidad en monedas de cobre a la corte imperial, dinero que se empleó para la reparación del Santuario de Ise y las murallas del Palacio Imperial en Kyoto. Ya que dichas atenciones rara vez provenían de hombres de guerra, el emperador Go-Nara envió una carta personal agradeciéndole el gesto, por mostrar «respeto al emperador» y «lealtad hacia el trono».

Nobuhide luchó en contra de los daimyos de las provincias de Mikawa y Mino. En 1.542 Imagawa Yoshimoto, daimyo de Suruga, se adentró en Owari y se enfrentó con las tropas de Nobuhide en la batalla de Azukizaka. El clan Oda resultó victorioso y Nobuhide decidió proseguir la lucha, por lo que algunos meses después atacó la fortaleza de Imagawa en Ueno, aunque no pudo tomarla.

En 1.547 y 1.548 atacó a Saito Dosan, daimyo de Mino, aunque posteriormente llegaron a un acuerdo de paz en el que se incluía el matrimonio de Nobunaga con la hija de Dosan, Nohime.

Años más tarde Nobuhide atacó el castillo Okazaki, custodiado por Tokugawa Hirotada, padre de Tokugawa Ieyasu y aliado de Yoshimoto. Hirotada solicitó el auxilio de su aliado, quien aceptó ayudarlo con la condición de que Hirotada enviara a su hijo a Sunpu como rehén. Hirotada aceptó, pero su hijo fue secuestrado por los hombres del clan Oda. Por consiguiente Hirotada dudó en seguir atacando al clan, aunque Yoshimoto prosiguió la lucha y en 1.549 infligió severos daños a las tropas de Nobuhide, que murió poco después, en 1.551.

Nobunaga tuvo su genpuku o ceremonia de mayoría de edad en 1.546 en el castillo Furuwatari, donde cambió su nombre a Saburo Nobunaga. Contó con maestros que le instruían en los escritos clásicos chinos así como en tácticas de guerra, aunque los exasperaba con su arrogancia e irreverencia. Uno de sus principales pasatiempos era la cetrería, además de que practicaba frecuentemente con el arco, la lanza, la espada y las armas de fuego.

Oda Nobunaga retratos, el de la izquierda es un retrato pintado por el jesuita Giovanni Niccolo, 1583-1590; el de la derecha procede de un manuscrito

Su forma de vestir era extravagante: usaba mangas cortas con colores extraños y hakamas de piel de tigre. Debido a sus modales y comportamiento, la gente le llamaba “baka dono” (don tonto) o creía que estaba loco, aunque el escritor Mark Weston cree que podría tratarse de una estrategia para que no lo vieran como un rival por el poder. Se dice además que cuando murió su padre, Nobunaga se presentó vestido informalmente y en lugar de llevar a cabo el ritual como se acostumbraba, de poner pizcas de incienso al que se está quemando en el brasero, tomó el brasero y lo aventó contra el altar, hacia la tableta que tenía escrito el nombre del difunto, lo que conmocionó a los presentes.

Tras la muerte de su padre, Nobunaga mostró poco interés en tomar el control del clan y administrar sus dominios, por lo que uno de sus vasallos, Hirate Kiyohide, cometió seppuku (hara-kiri) en 1.553 a manera de protesta para hacerlo recapacitar sobre su proceder. Al parecer el sacrificio de su vasallo tuvo el efecto deseado (incluso posteriormente construyó un templo en su honor, el Seisuū-ji) y Nobunaga comenzó a luchar contra sus parientes que querían hacerse con el control del clan, incluso matando a un hermano menor. En 1.556 su hermano mayor Nobuhiro se alió con el nuevo señor de Mino, Saito Yoshitatsu, con la intención de hacer a un lado a Nobunaga, y aunque éste se enteró del complot en su contra, decidió perdonar a su hermano. Al año siguiente su hermano menor Nobuyuki, auxiliado por Shibata Katsuie y Hayashi Michikatsu, planeó también asesinarlo. En esta ocasión, cuando Nobunaga se enteró del plan, lo mandó matar, aunque a los vasallos les fue perdonada la vida.

No fue hasta 1.560 cuando definitivamente se afianzó en el poder de todo el clan.

Oda Nobunaga en 1560 con sus guardaespaldas de élite. Autor Richard Hook

El jesuita portugués Luís Fróis (1532-1597), lo describe como alguien muy belicoso, ambicioso, severo a la hora de impartir justicia y que no dejaba sin castigo ninguna ofensa que se le hiciese. Cuenta que cuando se enteró de que cierto bonzo estaba intentando organizar un complot en su contra, lo capturó, lo mandó enterrar vivo de pie, y cuando estuvo cubierto de tierra hasta los hombros le cortaron la cabeza con una pequeña sierra de mano.

Adoptó de forma temprana y masiva las armas de fuego, debido a su buena relación con los misioneros jesuitas.

Estaba obsesionado con la movilidad de sus tropas, para ello construyó en sus dominios nuevas carreteras y reparó y ensanchó las ya existentes, levantando puentes en muchos lugares y construyó grandes barcazas que podían trasladar rápidamente sus fuerzas de un lado al otro del lago Biwa, que estaba situado estratégicamente en el centro del país. Con esto consiguió moverse más rápido ningún otro daimyo.

Mapa de Japón en 1560, muestra los territorios de los controlados por las principales familias de daimyos.

Batalla de Nagaragawa o del río Nagara (1.556)

En 1.542, Saito Dosan derrocó a Toki, convirtiéndose en el líder del clan Toki y gobernante de la provincia de Mino. Su esposa era del clan Toki y su hijo Yoshitatsu era adoptado. Originalmente había planeado dejar en herencia el poder a Yoshitatsu, pero en 1.555 desheredó a Yoshitatsu y dio la herencia a otro de sus hijos, Kiheiji.

Saito Yoshitatsu, que por aquel entonces vivía en el castillo Sagiyama se enteró de los planes de su padre por lo que en 1.556 mató a sus dos hermanos, que se encontraban en la residencia familiar en el monte Inaba, con lo que comenzó la disputa familiar por el control del clan, declarando la guerra a su padrastro. Yoshitatsu fue capaz de ganarse el apoyo de una gran parte del clan, logrando juntar aproximadamente 17.500 hombres armados. Dosan por otro lado, solo pudo reunir 2.700.

Arqueros ashigaru del clan Oda, se puede ver el distintivo y el color amarillo propios del clan. Fuente box art Zvezda

 

Jinetes samuráis del clan Oda, aún llevan el arco como arma principal. Fuente box art Zvezda

 

Samurais a pie con naginata del clan Oda. Fuente box art Zvezda

En mayo de 1.556 ambas fuerzas se encontraban en ambas orillas del río Nagara, la vanguardia de Yoshitatsu abrió el ataque al cruzar el río y penetrar profundamente en las filas de Dosan, llegando incluso al puesto de mando de Dosan, teniendo que ser rescatado mediante un contraataque. Yoshitatsu entonces cruzó río con el grueso de sus fuerzas y atacó a Dosan, que murió en el transcurso de la lucha. Yoshitatsu ganó la batalla fácilmente. Aunque Oda

Nobunaga había enviado tropas para ayudar a su suegro Dosan, no pudieron llegar a tiempo para la batalla y auxiliarlo.

Yoshitatsu se hizo con la provincia de Mino, y rompió relaciones con el clan Oda. Nobunaga comenzó una serie de ataques en contra de la provincia de Mino, los cuales duraron entre 1.559 y 1.567, cuando finalmente cayó el castillo Inabayama, en gran medida gracias a las acciones de Toyotomi Hideyoshi.

Batalla de Okehazama (1.560)

Imagawa Yoshimoto (1519-60), era daimyo de tres importantes provincias: Suruga, de donde era originario, Totomi y Mikawa, que había ido conquistando en su avance hacia el oeste. Su objetivo era conseguir controlar Kioto, e Imagawa para instalar su propio shogunato títere.

Tras asegurarse la retaguardia mediante acuerdos con los poderosos clanes Hojo y Takeda, mediante el arreglo de matrimonios, la hija de Imagawa Yoshimoto se casó con el hijo de Takeda Shingen, del clan Takeda, y la hija de Shingen se casó con el hijo de Hojo Ujiyasu. La hija de Ujiyasu se casó con otro hijo de Yoshimoto.

Habiendo establecido estas alianzas, los Hojo se expandieron en Kanto, el clan Takeda se movió para afianzar Shinano y los Imagawa se dirigieron a atacar a los Oda en Owari.

Yoshimoto decidió marchar hacia la capital al frente de un poderoso ejército. En su camino hacia el oeste se encontraba la provincia de Owari de Oda Nobunaga.

En dos ocasiones, en 1.554 y 1.558, Nobunaga se enfrentó a ataques a menor escala en Owari por parte de Yoshimoto. Posteriormente el clan Imagawa reunió numerosas fuerzas entre las provincias de Suruga, Totomi y Mikawa para llevar a cabo un ataque mucho mayor. Según recuentos de la época, el ejército contaba con 40.000 soldados, al mismo tiempo el clan Matsudaira comenzó a atacar los castillos del clan Oda en la provincia de Mikawa en 1.558.

El 12 de mayo de 1.560, Yoshimoto Imagawa, con un ejército de 25.000 hombres, marchó desde Sunpu (Shizuoka) hacia Kyoto. Tras entrar en los territorios del clan Oda en la provincia de Owari, tomó las fortalezas fronterizas de Washizu y Marune.

Los exploradores de Nobunaga le notificaron que los castillos habían sido completamente destruidos y que el ejército enemigo, incluyendo su comandante, estaban descansando en un lugar conocido como Dengaku-hazama, una especie de cañón o garganta.

Batalla de Okehazama 1558. Zona de la batalla. En azul Oda y aliados, en rojo Imagawa. Fuente Geographical Survey Institution.
http://portal.cyberjapan.jp/site/mapuse4/

Oda Nobunaga una vez informado, se dirigió con su ejército que era de unos 3.000 efectivos para posicionarse en un templo llamado Zenshoji. Si Nobunaga hubiera decidido un ataque frontal, seguramente habría perdido la batalla, pues por un lado su ejército era superado en número casi en una relación de diez a uno y por otro lado, defender Zenshoji atrincherados no era práctico, pues no podrían aguantar más que unos pocos días. En vista de esa situación, el líder de los Oda decidió un ataque sorpresa al campamento de Imagawa.

Mientras el enemigo estaba celebrando los éxitos que habían obtenido hasta el momento, Nobunaga preparó a su ejército, para realizar el ataque sorpresa.

Nobunaga dejó un pequeño grupo de soldados en el templo como señuelo, para llamar la atención del ejército enemigo y distraerlo de su fuerza principal, que se dirigieron hacia el campamento enemigo de forma tortuosa a través de las colinas boscosas para colocarse justo encima del desfiladero sin ser descubiertos por los vigilantes del campamento, y allí esperaron el mejor momento para lanzar el ataque. La suerte quiso que el tiempo cambiase de repente y que cayese sobre la zona una fortísima tormenta que hizo que los soldados Imagawa corriesen a resguardarse bajo los árboles y en las tiendas del campamento.

Aprovechando la confusión reinante mientras los soldados estaban dispersos cobijándose de la lluvia, Nobunaga ordenó la carga, cayendo casi literalmente sobre el enemigo. Los Imagawa, tomados por sorpresa, no supieron reaccionar al ataque y se produjo un completo caos en el que sólo los hombres del clan Oda sabían lo que estaba pasando, acabando con sus rivales fácilmente.

Batalla de de Okehazama 1.558, las fuerzas del clan Oda acercándose al campamento del clan Imagawa

Cuando las nubes se disiparon, Nobunaga y sus hombres atacaron a los enemigos, y debido a que éstos no estaban preparados, comenzaron a huir en todas las direcciones. La tienda de Yoshimoto quedó desprotegida y al escuchar el alboroto en el exterior pensó que sus hombres, ya ebrios, estaban peleando entre sí. Cuando Yoshimoto salió de su tienda un samurái, un vasallo del clan Oda, le clavó una lanza en el vientre. Yoshimoto sacó su espada y rompió la lanza, pero justo en ese momento un segundo samurái apareció y le cortó la cabeza.

Batalla de Okehazama 1560. Muerte de de Imagawa Yoshimoto. Se ve a Oda Nobunaga a caballo . Autor Angus McBride

Con su líder muerto, y con sólo dos de sus oficiales superiores vivos, los oficiales de Imagawa desertaron para unirse a otras fuerzas, y en poco tiempo la facción Imagawa fue completamente destruida. La batalla había durado solo dos horas, Nobunaga perdió unos 800 hombres y los Yoshimoto unos 8.000.

Gracias a su victoria en Okehazama, Nobunaga ascendió a la cima del poder militar en el país. Además, formalizó su alianza en 1.562 con Matsudaira Motoyasu (más conocido como Tokugawa Ieyasu), quien pudo establecer Mikawa como una provincia independiente, y con Takeda Shingen en 1.565. Además de las alianzas anteriores, Nobunaga encontró algo de tranquilidad hacia el área de la capital por medio de una alianza con Azai Nagamasa, de la provincia de Omi, en 1.564. Para cerrar dichas alianzas Nobunaga le dio una de sus hijas al hijo mayor de Ieyasu, una hermana a Azai Nagamasa y una hija adoptiva al hijo de Takeda Shinge.

Batalla de Okitsu (1.569)

La preocupación de los Hojo, era la invasión takeda de la vecina provincia de Suruga. Las tropas Hojo se movieron hacia Suruga en diciembre de 1.568, bajo ordenes expresas de no saquear las tierras Imagawa. A la vez Ujiyasu y Ujimasa negociaron con Uesugi Kenshin no sólo una paz que puso fin a casi una serie anual de incursiones Uesugi en territorio Hojo, sino que le animaron a atacar a los Takeda.

En 1.569 Takeda Shingen decidió expandir sus dominios hacia la costa, invadiendo la provincia de Suruga, sus fuerzas llegaron al río Okitsu y ocuparon una altura que dominaba la costa, la fortificaron y la dejaron a cargo de un samurai llamado Mochizuki, continuando su avance por la costa para construir nuevas fortificaciones. Ujiyasu envió fuerzas para apoyar a Imagawa Ujizane.

Los Hojo y Takeda libraron escaramuzas en Suruga, sobre todo en la zona del río Okitsu, en algunas ocasiones cerca de la playa, donde los Hojo emplearon fuerzas anfibias, sin que ningún bando obtuviera una ventaja clara.

Batalla de Okitsu 1569. Durante las campañas de Takeda Shingen para extender su territorio hasta la provincia costera de Suruga, tuvo varias escaramuzas con el clan Hojo utilizó medios anfibios. Autor Mariusz Kozik.

Takeda Shingen intentó que los Hoji desalojaran Suruga presionando en otros frentes y lanzó ataques contra los castillos fronterizos en otras provincias, consiguiendo tomar alguno de ellos. Asimismo Shingen se puso en contacto con otros clanes como los Satake y los Satomi para animarles a luchar contra los Hojo.

En agosto de 1.569, Shingen se decidió a emprender una gran campaña y con cerca de 20.000 hombres cruzó la frontera desde Kozuke y penetró en Musashi. En primer lugar atacó el castillo de Hachigata, siendo rechazados. A continuación se dirigieron al castillo de Takiyama pero fueron finalmente rechazados. De nuevo Shingen, desistió de repetir el asalto. Finalmente llegó a Odawara siendo también rechazado.

El conflicto Hojo-Takeda había sido cuantioso en pérdidas para ambas partes, y culminó en 1.571. La paz se selló poco después de la muerte de Ujiyasu, aunque éste mismo parece haber animado a su hijo a negociarla antes de morir.

El último shogun Ashikaga

Nobunaga reubicó su cuartel general desde Kiyosu a Inabayama después de haber tomado la ciudad que estaba asentada sobre el Nakasendo) y la renombró como Gifu en alusión al lugar donde el general chino Wu Wang, fundador de la Dinastía Zhou, había comenzado la unificación del país en el siglo XII.

Ashikaga Yoshihide fue nombrado shogun en 1.568, apoyado por quienes habían asesinado a su predecesor, Yoshiteru, años atrás. Otro posible candidato al gobierno era Ashikaga Yoshiaki, que era en ese momento un monje budista que había logrado escapar con la finalidad de encontrar a alguien que lo apoyara en su causa. En las mismas fechas en que Nobunaga venció a los Saito, Yoshiaki contactó con él, pidiendo su ayuda para ser nombrado shogun después de haberlo solicitado a los daimyos de Omi, Kozuke, Noto y Echizen. Oda Nobunaga decidió apoyarlo y tomó el control de Kyoto para garantizar los intereses del Emperador. Yoshihide y el ejército de Matsunaga Hisahide, que había apoyado a Yoshihide, huyeron ante la presencia del ejército de Nobunaga. Una vez que Nobunaga tuvo la situación controlada en la capital, el emperador Ogimachi nombró a Yoshiaki shogun. El Emperador, además, les ordenó que le ayudaran a recuperar las propiedades que habían pertenecido a la familia imperial. Yoshiaki quiso también nombrar a Nobunaga como kanrei, pero éste se negó a subordinarse al shogunato e intentó dominar al shogun.

Samurais entrenándose en el manejo de la espada: 1 sensei o maestro samurai, 2 deshi o discipulo. Autor Angus Mcbride para Osprey

En esos momento, Nobunaga dominaba las provincias de Owari, Mino, partes de Ise e Iga, así como la parte sur de Omi, que había tomado durante su viaje a Kioto.

A partir de 1.570 el shogun comenzó a rebelarse contra las imposiciones de Nobunaga y buscó apoyo en diversos clanes. En respuesta, Nobunaga no atacó directamente al shogun, sino a los daimyos que se oponían a él o buscaban apoyar al shogun, comenzando con Asakura Yoshikage de Echizen.

A comienzos de año Nobunaga atacó la fortaleza del clan Asakura en Echizen, pero tuvo que retirarse debido a que el clan Azai y el clan Rokkaku declararon su lealtad hacia los Asakura. La entrada del clan Azai en el conflicto puso fin al tratado de paz que habían hecho Nobunaga y Nagamasa años antes. Ahora, con dos frentes de batalla, Nobunaga respondió atacando al castillo Odani, en la capital de la provincia de Omi.

Batalla de Anegawa o del río Ane (1.570)

Las tropas de Nobunaga avanzaron contra los clanes Azai y Asakura. Primero se dirigieron contra el castillo Odani del clan Azai, cruzaron el río se enfrentaron con las tropas del clan, mientras que una pequeña porción se dirigió a asediar el castillo Yokohama del clan Asakura.

Batalla de Anegawa o del ría Ane 1570. Despliegue de fuerzas

Mientras tanto, las tropas del clan Tokugawa aliado de Nobugana, se dirigieron para enfrentarse con las del clan Azai. En total las fuerzas de Nobugana y Tokugawa serían unos 25.000 efectivos.

Al salir los soldados de los castillos reunieron una fuerza de 15.000 efectivos, la batalla se convirtió en una melé en medio del río Ane (Anegawa), cuyo lecho era poco profundo. Las fuerzas de Nobunaga se enfrentaron a las del clan Azai mientras que los soldados de Tokugawa se enfrentaban a los del clan Asakura a corta distancia aguas arriba.

Batalla de Anegawa o del río Ane 1570. Las fuerzas de los clanes Oda y Tokugawa derrotan a las fuerzas del clan Azai.

La batalla se convirtió en un cuerpo a cuerpo. Después de que las fuerzas de Tokugawa acabaran con las de Asakura, se unieron a las de Nobunaga golpeando a los Asai por el flanco derecho, dieron la vuelta y golpeó el flanco derecho Azai. Inaba Ittetsu, el cual estaba a la espera como reserva, se unió a la batalla y atacó a los Asai por el flanco izquierdo. Muchos de los sitiadores de Yokoyama incluso dejaron su trabajo para ayudar en la batalla. Las fuerzas Azai y Asakura pronto fueron derrotadas.

Nobunaga usó 500 arcabuceros en esta batalla.

A pesar de que las tropas del clan Oda tomaron pequeños castillos dentro de la provincia, las tropas combinadas del clan Azai y Asakura lograron repeler los asaltos hasta 1.571.

A finales de 1.570 Nobunaga se enfrentó contra el clan Miyoshi y sus aliados los ikko-ikki, monjes guerreros miembros de la secta budista del Jodo Shinshu del Hongan-ji, por lo que sus tropas se debilitaron a causa de tantos frentes abiertos.

A través de la intercesión del trono, Nobunaga logró un acuerdo de paz con el clan Azai, que fue roto por Azai Nagamasa en 1.571 cuando se unió a los ikko-Ikki en batalla.
Antes de regresar a Omi, Nobunaga tuvo dos enfrentamientos de importancia: uno en el monte Hiei y otro en la provincia de Totomi.

En 1.573, Oda Nabunaga, decidió acabar con los clanes de Azai y Askura, primero se dirigió contra la sede de Azai Nagamasa que era el castillo de Odani.
Mientras los soldados de Nobunaga se acercaban al castillo Odani, Azai Nagamasa pidió refuerzos a Asakura Yoshikage. Cuando los soldados del clan Asakura se dirigían hacia el sur, Nobunaga los interceptó y venció fácilmente en su cuartel general de Echizen, por lo que Yoshikage cometió seppuku. Después de su victoria se dirigió a Totomi, donde también venció fácilmente al clan Azai. Allí, tanto Nagamasa como su padre cometieron seppuku, a la madre de Nagamasa la mataron después de que le quitaran los dedos y su hijo también fuese ejecutado. La esposa de Nagamasa (hermana de Nobunaga) y sus tres hijas fueron llevadas hasta Owari. Varios días después, las cabezas de Azai Nagamasa y de Asakura Yoshikage fueron expuestas en Kioto. Los clanes Azai y Asukara desaparecerían para siempre.

Final del shogunato de Ashikaga

A su regreso a Kioto en 1.573 después de haber estado en Totomi, Nobunaga no sólo se enfrentó al shogun sino también a los habitantes de la capital, a quienes les exigió el pago de un gran tributo militar como símbolo de obediencia. Cuando los habitantes rehusaron a pagar, incendió partes de la ciudad. Yoshiaki hizo un llamamiento a los daimyos cercanos y a las autoridades religiosas para que tomaran las armas en contra de Nobunaga, mientras que él mismo se fortificó en el sur de Kyoto esperando los refuerzos. Nobunaga venció fácilmente a Yoshiaki y le perdonó la vida, condenándolo al exilio. Tan sólo una semana después de haber logrado el retiro del shogun Yoshiaki, Oda Nobunaga logró convencer al emperador de que hiciera el cambio de nombre de la era a Tensho, como símbolo del establecimiento de un nuevo sistema político.

El exilio de Yoshiaki dejó a Nobunaga como figura central del gobierno de Japón. Durante los años posteriores a 1.573, Nobunaga se acercó al trono y fue promovido como Sangi, Gondainagon, Ukon’e no Daisho, Naidaijin y se convirtió en Udaijin en 1.577. También desde 1.573 se hizo cargo de la capital, donde nombró a su propio delegado, Murai Sadahiko, como magistrado.

En 1.578 renunció a todos los títulos conferidos y solicitó que fueran transferidos a su hijo.

Castillo Azuchi

A finales de 1575 Nobunaga delegó el control del clan a su hijo Nobutada y lo nombró daimyo de las provincias de Mino y Owari, por lo que éste ocupó el castillo Gifu. En 1.576 ordenó la construcción de una nueva fortaleza para su propio uso en Azuchi, en la provincia de Omi. La ubicación de Azuchi, entre el mar de Japón y el océano Pacífico, tenía la ventaja de contar con fácil acceso al Mar Interior así como a la parte oriental de Japón, al mismo tiempo que estaba a una distancia óptima de la capital del país: estaba lo suficientemente cerca como para responder rápidamente a cualquier levantamiento armado pero lo suficientemente alejada como para evitar los constantes conflictos que aquejaban a Kioto.

Nobunaga ordenó la construcción de su nuevo castillo en la cima de una montaña llamada Azuchiyama, la cual estaba justo a orillas del lago Biwa. La torre del homenaje o tenshu fue terminada de construir en 1.579, año en que se convirtió en su residencia oficial, aunque se siguieron haciendo trabajos en el complejo hasta el día de su muerte.

Castillo de Azuchi 1576, solo se ha conservado la base de piedra del castillo Construido por Nabunaga y que fue incendiado 6 años después cuando fue asesinado, se sabe que la torre tenía 7 pisos.

 

Castillo de Azuchi 1576. Autor Peter Dennis

El castillo, finamente decorado y con majestuosos jardines, contaba con un salón especial cuyo propósito era recibir visitas imperiales. El tenshu o torre del homenaje, con seis pisos de altura, fue cubierto con tatamis, los pilares tenían un acabado en laca o estaban cubiertos con hojas de oro y las paredes, pintadas por Kano Eiruko, tenían motivos de emperadores chinos, discípulos de Shakyamuni, halcones, dragones, ciruelas y tigres.

El castillo revolucionó definitivamente la forma en que se construyeron las fortificaciones japonesas de la época, siendo el primer hirayamahiro, o castillo construido en una planicie en la cima de una montaña.

Batalla de Nagashino (1.575)

Antecedentes

Después de su campaña en Omi, Nobunaga continuó consolidando su poder en la región, por lo que envió a Shibata Katsuie a la región de Hokuriku; Tokugawa Ieyasu continuó la lucha contra el clan Takeda al este; Akechi Mitsuhide se trasladó a las provincias de Sanin al oeste, y Toyotomi Hideyoshi comenzó a marchar por el Sanyodo al suroeste.

Nobunaga finalmente conquistó Settsu, la última de las provincias antiguas de Japón, mientras que Katsuie tomó Wakasa, Noto, Kaga y parte de Etchu. Mitsuhide y sus hombres entraron a Tanba, Tango, Tajima, Inaba y una porción de Hoki. Hideyoshi avanzó de Harima hacia Bizen, Mimasaka y Bitchu. Por su parte, Ieyasu se anexó los antiguos dominios del clan Takeda de Kai, Suruga, Shinano y parte de Kozuke. En total, Nobunaga controlaba 31 de las 66 provincias de Japón, mientras que el clan Takeda controlaba las provincias del norte, muy pronto ambos clanes tenían que entrar en conflicto.

La lucha contra el clan Takeda se había detenido en 1.573 con la muerte de Takeda Shingen, pero un año después el heredero del clan, Takeda Katsuyori, atacó tanto al dominio de Mikawa de Tokugawa como a Mino de Nobunaga, quien se vio obligado a mandar a algunos generales de otros frentes para defender su provincia.

En 1.575 fuerzas del clan Takeda, comandadas por Takeda Katsuyori iniciaron la marcha, pero esta vez eligieron un camino distinto al de su padre, se dirigieron directamente a la ciudad de Okazaki, capital del clan Tokugawa aliado de Nabugana, que estaba en la provincia de Mikawa, ya que había recibido información de que un traidor estaba dispuesto a abrirle las puertas.

Batalla de Nagashino 1575. Movimientos previos. Fuente Osprey

Katsuyori estaba de camino en los alrededores de Asuke, cuando se enteró de que el traidor había sido capturado, no tenía fuerza suficiente para asaltar la capital, así que cambió de planes, decidió arrasar la zona y conquistar algún castillo como compensación, pasó de largo el castillo de Tsukude, llegando al río Toyo (Toyokawa), siguiendo su curso en dirección al Mar. Quemó dos fortalezas menores de Ushikubo y Nirengi, pero llegó al castillo Yhosida el 13 de junio, allí descubrió que dentro de la fortaleza se encontraba el general Tokugawa Iesayu con 5.000 efectivos, éste le había estado siguiendo a distancia las últimas dos semanas, tras dejar a su hijo en Okazuki con 7.000 efectivos. Takeda intentó forzarle a una batalla campal fuera de los muros, pero fracasó decidiendo abandonar el asedio y buscar un objetivo asequible. Puso sus ojos en el pequeño castillo de Nagashino, que cubría el paso de montaña de Shinano. Llegó a las cercanías del castillo el 16 de junio. Nagashino estaba custodiado por Okudaira Sadamasa, éste al ver las tropas, pidió la ayuda de Ieyasu y de Nobunaga, quienes enviaron tropas en su auxilio.

Asalto al castillo de Nagashino

El castillo de Nagashino ocupaba una posición fuerte, estaba entre los ríos Ono (Onogawa) y Taki (Takigawa), cuyas orillas eran unos acantilados de 50 metros de alto, tenía forma de triángulo, siendo la parte terrestre la más débil. Por lo que contaba con varias murallas exteriores para su defensa. Tenía una guarnición de 500 efectivos de los cuales 200 eran arcabuceros, y disponían al menos de un cañón.

Asedio del castillo de Nagashimo 1575. Despliegue de fuerzas

Takeda dividió su ejército que eran unos 17.000 efectivos de los cuales 4.000 eran jinetes, en 6 divisiones, estableció su cuartel general en el templo del Monte Io-Ji, desde donde tenía una buena visión del castillo, allí situó su guardia personal que eran unos 3.000 efectivos, así como una reserva al mando de Amary Nobuyasu con 2.000 efectivos. En el sector este situó dos divisiones de 3.000 efectivos cada una, una mandada por Takeda Nobutoyo y la otra por Sanada Nobutsana; en el sector oeste situó una división mandada por Kosaka con 1.000 efectivos samuraís, y otra de 2.500 mandada por Naito Masatoyo, como seguridad dejó una división de 1.500 efectivos del otro lado del río Taki (Takigawa) y otra con 1.000 efectivos al otro lado del río Ono (Onogawa) bajo el mando de Takeda Nubizone.

Asedio del castillo de Nagashino 1575. Campo de batalla. Fuente Total War: Shogun 2

El 17 de junio comenzó el asalto a las murallas exteriores del castillo, avanzaron cubiertos con escudos de madera y taketabas o paquetes de bambú, los defensores respondieron incendiando los taketabas. Los días siguientes no hay registrado actividad, pero consiguieron asaltar la primera muralla defensiva.

Asedio al castillo de Nagashino 1575. Primer día de asedio, las tropas del clan Takeda, se aproximan protegidos con haces de bambú y escudos de madera. Autor Howard Herrard para Osprey

El 20 de junio, Takeda lanzó un ataque nocturno desde dos lados en el sector oeste, consiguiendo asaltar las murallas exteriores, los defensores se retiraron al fuerte Tomoe Guwuwa en el este y al Danjo Guruwa en el oeste.

El 21 de junio, los minadores de Takeda consiguieron finalizar una mina que hizo que el muro se colapsara, siendo seguido de un furioso asalto que hizo que los defensores se retirasen de ambos reductos exteriores y se defendiesen en el recinto interior del castillo. El 22 de junio murió el comandante del castillo de un disparo, Takeda tras varios asaltos fracasados al castillo, decidió rendirlo por hambre.

Asedio al castillo de Nagashino 1575. Asaltos días 20 y 21 de junio. Autor Howard Herrard para Osprey

Torii Suneemon era un samurái al servicio de Sadamasa; éste al no recibir respuesta a su petición de ayuda, envió a Torii con la misión de contactar con los aliados, y llevar un mensaje de ayuda urgente. El 23 de junio, abandonó el castillo, descendió por el acantilado, y cruzó el río Toyo buceando, en su camino se encontró con una red que los sitiadores habían colocado para evitar fugas, con un cuchillo abrió un agujero en la red y consiguió cruzar las líneas. Encendió un fuego en el monte Gambo para comunicar a los defensores que había tenido éxito, y consiguió llevar el mensaje a Tokugawa Ieasu. En su viaje de vuelta, volvió a encender un fuego para comunicar a los del castillo que había cumplido la misión, los sitiadores también lo vieron y le capturaron, Takeda ordenó que fuese crucificado delante del castillo, pero este desde la cruz exhorto a los defensores que siguieran resistiendo.

Asedio del castillo de Nagashino 1575. Torii Suneemon crucificado delante del castillo exhortando a los defensores que siguieran resistiendo. Autor Angus McBride

El 25 de junio las fuerzas de Oda Nobunaga y de Takugawa Ieyasu se reunieron en el castillo de Tsekude y decidieron acudir en auxilio de Nagashino. Cuando Takeda Katsuyori se enteró de que la fuerza de auxilio estaba en camino, celebró un consejo de guerra, en el que acordaron atacar a la fuerza de auxilio, en contra de la opinión de los generales más veteranos.

Batalla de Nagashino 1475. El ejército de Oda-Tokugawa se dirigen al castillo. Se les ve tomandose un descanso en su camino para liberara el castillo de Nagashino. Se ve a Yashumasa sentado en un tronco de árbol hablando con un mensajero de élite. Autor Howard Herrard para Osprey

Despliegue inicial

Las fuerzas de Nobunaga con 30.000 efectivos y de Ieyasu con unos 8.000 efectivos, de los cuales 9.000 eran jinetes y 3.000 arcabuceros, alcanzaron el castillo de Noda el día 28 de junio, a y la mañana siguiente se dirigieron a Nagashino, acampando en la llanura de Shitaragahara, a 6 km al suroeste del castillo.

Desplegó a unos 100 metros de la margen derecha del río Rengo (Rengokawa) que era el primer obstáculo, aunque no insalvable contra la temida caballería de Takeda, las orillas del río constituían en caso de lluvia con su terreno fangoso, también podía frenar el avance, tenía los flancos apoyados en un bosque en el norte y el río Toyo (Toyokawa) en el sur, para reforzar su posición construyó una empaliza de bambú, que imposibilitaría una carga de caballería, esta empalizada no era continua, sino que tenía huecos para realizar contraataques, en total el frente tenía 2.100 metros, su frente de observación era entre 200 y 400 metros.

Oda Nabunaga dividió sus 2.500 arcabuceros en todo el frente, y los desplegó en tres líneas, la primera disparando, la segunda preparándose y la tercera cargando, para apoyarles situó a los piqueros detrás de la empalizada, dividió la línea en dos sectores, el norte estaba mandado por él mismo y el sur por Tokugawa Ieasu.

Desplegaron un grupos de 800 a 1.000 efectivos junto a la empalizada, contaban con los arcabuceros, y protegiendo a estos estaban los arqueros ashiragu, piqueros ashiragu que tenían unas picas de 5,6 metros, junto a estos estaban samuráis a pie con una lanza más corta de 2,5 metros, en el sector de Ieasu había una reserva de 1.000 jinetes mandados por Okubo Tayado tenía como misión evitar que fueran envueltos por la caballería de Takeda desde el sur, había un grupo de 3.000 efectivos de los cuales 500 eran arcabuceros, y la mayoría eran jinetes bajo el mando de Takai Tadatsugu cuya misión era cruzar el río por el sur y levantar el asedio del castillo. Como reserva del sector tenía su guardia personal que eran 2.000 jinetes. En el sector de Nobunaga había una fuerza 1.000 jinetes bajo el mando de Sakuma Nobumori, cuya misión era evitar ser envuelto por la caballería de Takeda por el norte, y como reserva estaban los eran unos 2.500 jinetes divididos en tres grupos: los hashiba hideyosi que eran los más cercanos, los kuro horo-shu (unidad negra) y los aka horo-shu (unidad roja).

Guardias de la escolta de Oda Nobunaga, se dividían en tres grupos: los hashiba hideyosi que eran los más cercanos, los kuro horo-shu (unidad negra) y los aka horo-shu (unidad roja). Autor Richard Hook.

De los 15.000 soldados que habían participado en el asedio al castillo, dejó 2.000 hombres bajo el mando de Oyamada Nobuyuki y Kosaka Masazumi y otros 1.000 al otro lado del río Ono (Onogawa) bajo el mando de Takeda Nobuzane, desplegando los 12.000 restantes en 4 grupos:

  • Ala derecha mandada por Anayama Nabukini que contaba con 3.000 efectivos de los cuales unos 1.000 eran jinetes.
  • Centro mandado por Takeda Nabukada con 3.500 efectivos de los cuales unos 1.200 eran jinetes.
  • Ala izquierda mandada por Takeda Nobutoyo con 3.700 efectivos de los cuales 1.200 eran jinetes.
  • Reserva mandada por el propio Takeda Katsuyori con unos 1.000 jinetes.

La idea de maniobra de Takeda fijar al frente con la infantería y romper y envolver con la caballería que era considerada la mejor de Japón. Sabía que el enemigo contaba con un gran número de armas de fuego, decidió atacar confiado en que había llovido el día anterior, por lo que si atacaba temprano pensaba que la mayoría de ellas estarían inservibles por la humedad, además de que confiaba en la velocidad de su carga de caballería.

Samurais lanceros a caballo clan Takeda, eran los mejores jinetes de su época. Fuente box art Zvezda

 

Ashiragus arcabuceros clan Takeda. Fuente box art Zvezda

 

Ashigarus lanceros del clan Takeda. Manejan el yari de 2,5 metros de largo. Fuente box art Zvezda

 

Samurais con espadas largas No-Dachi del clan Takeda. Fuente box art Zvezda

 

Batalla de Nagashino 1575. Despliegue inicial

 

La batalla

En la madrugada del 28 de junio de 1.575 Katsuyori dio la orden de avanzar, al principio lo hicieron al paso hasta alcanzar el río cruzando lentamente el río. Cuando llegaron a la otra orilla opuesta, se reagruparon formando en cuña, que era la típica formación de la caballería de Takeda, rápidamente aumentaron la velocidad, e iniciaron la carga, pero cuando llegaron aproximadamente a 50 metros de la valla, los arcabuceros del clan Oda que habían observado la disciplina de carga, comenzaron a disparar en rondas, causando un gran número de bajas al instante. Los arcabuceros habían tenido la precaución de proteger la pólvora y mechas para evitar que se mojasen, los samuráis del clan Takeda que no fueron alcanzados por las balas se enfrentaron entonces a soldados ashigaru armados con lanzas de 5,6 metros de longitud, además de otros samuráis con lanzas más cortas. Los jinetes de Takeda se dieron contra las empalizadas que no pudieron traspasar.

Batalla de Nagashino 1575. Carga de la caballería del clan de Takeda al inicio de la batalla

 

Batalla de Nagashino 1575. Dibujo japones

 

Batalla de Nagashino 1575. Los arcabuceros de Oda protegidos por las barricadas, disparan a la caballería de Takeda, se observa las tres filas, unos disparando, otros cargando y otro preparándose para disparar. Autor Angus McBride para Osprey

Los jinetes se retiraron con fuertes pérdidas, y la infantería de Takeda se acercó a las empalizadas para abrir brechas.

A las 08,00 hora los 3.000 efectivos de Takai Tadatsugu se dividieron en tres grupos y atacaron a los 1.000 de Takeda Nobuzane, derrotándoles y muriendo el propio Nobuzane en el combate, y posteriormente cruzaron el río y atacaron a los sitiadores, atravesando el río Ono (Onogawa), los defensores abrieron las puertas y atacaron por retaguardia, pronto todos los sitiadores abandonaron el asedio y huyeron.

Batalla de Nagashino 1575. Fase de aproximación y desenlace

La batalla fue desigual en los tres frentes, a las 09,00 Katsuyori ordenó un ataque general empleando su reserva, avanzó detrás de Takeda Nobuyoto en el centro y lanzó su ataque tratando de romper la formación, no consiguiendo perforar las defensas, la batalla continuó como un cuerpo a cuerpo hasta las 13,00 en que dio la orden de retirada general, y sus tropas restantes fueron perseguidas. Baba Nobuharu, un comandante del norte que había roto el contacto en el otro frente y se apresuró al sur para cubrir la retirada de Katsuyori, muriendo en el intento e impidiendo la persecución de Katsuyori, que se pudo retirar a las montañas con solo dos samuráis, consiguiendo llegar a Kai.

Batalla de Nagashino 1575. Carga de Obata Masamori. La línea de defensa del ejército Oda-Tokugawa no estaba protegida en todo el frente, había huecos para facilitar los contraataques, la línea estaba defendida por Toril Mototada que reagrupó sus fuerzas para cerra la brecha. Autor Howard Herrard para Osprey

Batalla de Nagashino 1475. Melée entre las fuerzas de Oda y Takeda. Autor Brian Palmer.

 

Secuelas

En total, alrededor de 10.000 soldados del clan Takeda, así como 54 de los 97 samuráis líderes murieron durante el enfrentamiento. Las fuerzas de Nabunaga subrieron 6.000 muertos.

Batalla de Nagashino 1575. Secuelas de la batalla. Escena de la película Kagesuma de Akira Kurosawa

 

Batalla de Temmokuzan (1.582)

Después de la victoria en Nagashino aún les costó siete años a las tropas del clan Oda y del clan Tokugawa recuperar los territorios perdidos, el cual pudo resistir tanto tiempo los ataques principalmente porque se habían aliado con el clan Uesugi en una coalición anti-Oda.

La batalla de Temmokuzan (Temmokuzan no Tatakai) es conocida también como batalla de Toriibata y es considerada como la última defensa del clan Takeda que disponía de 9.000 efectivos contra de los ataques de la coalición Tokugawa-Oda que disponía de 20.000 efectivos.

En su intento de esconderse de sus perseguidores, Takeda Katsuyori quemó su propio castillo y huyó hacia las montañas hacia otra fortaleza del clan, llamado castillo Iwadono y custodiado por Oyamada Nobushige, un antiguo vasallo del clan. Nobushige le negó la entrada a Katsuyori, el ejército de Takeda fue completamente derrotado, y éste cometió seppuku junto con su hijo mientras que su ejército intentó luchar contra los atacantes, siendo vencidos en su totalidad. Este hecho marcó definitivamente la desaparición del clan Takeda.

Batalla de Temmokuzan 1582. Ultima batalla del clan Takeda

 

Batalla de Temmokuzan 1582. Takeda Katsuyori y su hijo cometiendo seppuku

Guerra contra los ikko-ikki

Varios templos en Okazaki entre los que se encontraban Shomanji, Joguji y Honsoji poseían ejércitos ikko-ikki que se negaron a obedecer Ieyasu en provincia de Mikagawa, Ieyasu temía que se pudieran contagiar a sus provincias, así que fue a la guerra contra ellos, se enfrentaron durante la batalla de Azukizaka.

Mientras la batalla avanzaba, algunos samuráis que estaban con los monjes y que eran leales a Ieyasu, cambiaron de bando, decidiendo que su obligación con Tokugawa era más fuerte que su lealtad hacia los ikki, por lo que al final Ieyasu fue capaz de obtener la victoria. Casi murió en la batalla cuando fue golpeado por una bala que no penetró en su armadura. Ambos soldados Mikawa de Ieyasu y las fuerzas ikko-ikki utilizaron nuevas armas de pólvora, introducidas en Japón sólo veinte años antes por los portugueses.

Ieyasu se benefició del apoyo de otra secta del budismo los Jodo-Shu que tenían su sede en el templo de Daijuji, que era el templo de sus antepasados y que enviaron un contingente de monjes guerreros en su apoyo, cuando los ikko-ikki fueron derrotados, los templos volvieron a su estado original.

Con la pacificación de los ikko-ikki de la provincia de Mikawa, el centro de atención se volvió hacia los templos fortalezas de Ishiyama Honganji y el de Nagashima, comparados con los templos de Mikawa, estas posiciones eran muy fuertes, con varios complejos alrededor de un castillo asentado en la orilla de un río.

Asalto al Monte Hiei (1.571)

Los monjes Tendai del Monte Hiei eran grandes enemigos de Oda Nobunaga, debido a su fuerza e independencia, y debido también a su alianza con los clanes Azai y Asakura, e incluso con los ikko-Ikki.

Los monjes habían atacado Kyoto en varias ocasiones anteriormente. A finales de 1.571, cuando Nobunaga marchaba hacia la provincia de Echizen, pasó cerca del Monte Hiei y se dio cuenta de que los monjes del lugar amenazaban sus líneas de comunicación con la capital del país, por lo que un año más tarde la montaña fue rodeada por un ejército numeroso, estimado en 30.000 soldados.

Batalla de Azukizaka 1564. Tokugawa Ieyasu dirige una carga contra los ikko-ikki. Autor Giuseppe Rava

El ejército de Nobunaga primero asalto la ciudad de Sakamoto a los pies del Monte Hiei, pero sus habitantes se habían refugiado en la montaña, quemando la ciudad. Después rodeó la montaña y avanzó gradualmente hacia arriba, matando y destruyendo cualquier persona o cosa en su camino, como una advertencia para todos aquellos ejércitos, religiosos o no, que se opusieran a él. Al día siguiente, el Enryaku-ji, un complejo religioso budista, fue arrasado e incendiado, y miles de sus habitantes fueron muertos. Sus arcabuceros después formaron grupos de búsqueda y eliminaron cualquier persona que se había escapado previamente su ataque. Se cree que 20.000 personas perecieron en el asalto.

Campaña de Nagashima

El nombre de Nagashima significa siete islas, que eran las siete pequeñas islas que conforman el delta, y que estaban reforzadas con diques contra las inundaciones, había dos zonas diferenciadas en Nagashima, el castillo y el monasterio de Gansoji. Los ikko-ikki y miembros del clan Oda se enfrentaran en una batalla al norte junto al castillo Ogie en noviembre de 1.569 en que los ikko-ikki salieron victoriosos, incluso Nobouki hermano de Nabunaga murió en la batalla.

Nabunaga respondió enviando un ejército al mando del general Sakuma Nobumori, que fue derrotado poco tiempo después de la destrucción del Monte Hiei, el ejército cuando se retiraba quemó varios poblados de las afueras, que hizo que la población civil se inclinase por los ikko-ikki.

Sohei o monje-guerrero de los ikko-ikki de Nagashima en 1574: 1 arcabúz y accesorios, 1a cantimplora con póvora fina, 1b mecha, 1c bolsa de balas, 1d cantimplora de pólvora; 2 monje de ikko-ikki de Mikawa; 3 bandera ikko-ikki que pone cielo o infierno; 4 bandera roja ikko-ikki de Zempukuje; 5 bandera ikko-ikki con dos grullas de Senkoji en la provincia de Kaga; 6 monje budista daymio; 7 monje samurai con yelmo fukigayeshi de origen chino; 8 katana. Autor Wayne Reynolds

 

 

Soheis o monjes guerreros con el yumi o arco largo japonés. Fuente box art Zvezda

 

Soheis o monjes guerreros con omi-yari o yari de hoja larga. Fuente box art Zvezda

En 1.573, Nabunaga tomó el mando de las operaciones y se dirigió contra Nagashima, no se sabe el número de efectivos, pero se sabe que contaba con arcabuces y que tuvo que replegarse de nuevo.

En 1.574 volvió de nuevo, pero esta vez contaba con el talento de Kuki Yoshitaka que había sido pirata, sus barcos le permitieron bombardear a corta distancia las defensas con balas de cañón y flechas incendiarias, concentrándose en las torres de vigilancia de madera.

Soheis o monjes guerreros preparándose para atacar, llevan naginatas

Los barcos les sirvieron de apoyo logístico y transporte de tropas de refuerzo, permitiéndole tomar los fuertes exteriores como el de Nakae y Yanagashima, permitiendo a las fuerzas de Nabunaga acceder desde el oeste por primera vez, poco a poco fueron haciendo retroceder a los ikki-ikki hasta que fueron encerrados en el recinto del monasterio y del castillo, donde quedaron encerrados sin esperar refuerzos o ayuda del exterior. En agosto los sitiados no tenían alimentos y pidieron negociaciones que fueron rechazadas de plano. Para apretar el cerco, construyó empalizadas alrededor de los recintos, y Nabunaga amontonó leña en la empalizada esperando la llegada de los vientos, cuando estos llegaron, incendió la leña que fue arrastrada por el viento hacia el complejo, incendiándolo completamente, los 20.000 habitantes fueron quemados vivos sin poder escapar.

Asedio del templo de Nagashima 1574, el ejército de Nabunaga colocando haces de leña con el viento de espalda para incendiar el templo fortificado.

Caida de Ishiyama Honganji

En agosto de 1.570, Oda Nobunaga partió de su castillo de Gifu con 30.000 soldados, y ordenó la construcción de fortalezas alrededor de Ishiyama. El 12 de septiembre, los ikko-ikki lanzaron un ataque furtivo a medianoche con 3.000 arcabuceros, destruyendo varias de estas fortalezas y haciendo retroceder el ejército de Oda. Si bien el propio Oda se centró en los asedios de la fortaleza de Nagashima y otras campañas, sus ejércitos permanecieron acampados, con la misión de vigilar la fortaleza de los ikki, y tomarlo si pudieran.

Fortaleza de Ishiyama Honganji 1580. Autor Peter Dennis

En 1.573 el ejército de Nabunaga había creado su propio cuerpo de arcabuceros, atacó pero la lluvia impidió su uso, los ikko-ikki creyeron que era un signo divino, y se lanzaron al contraataque, el ejército de Nabunaga ni estaba preparado ni se esperaba este contraataque, Los ikko-ikki emplearon sus propios arcabuces que si funcionaron ya que habían mantenido secas la pólvora y las mechas.

Sohei o monjes guerreros de Negoroji entrenándose 1570. Se en primer plano entrenamiento con yari, detrás con la katana y a la izquierda con arcabúz. Autor Wayne Reynolds

Oda intentó hacer rendir por hambre la fortaleza. Esta no era una tarea fácil, sin embargo, debido a que la fortaleza Ishiyama se asentaba en la costa, que estaba custodiada por la flota del clan Mori, maestros en el combate naval, y enemigos del clan Oda. Ya en 1.575, sin embargo, la fortaleza ya estaba en necesidad urgente de suministros, y el abad Kosa estaba listo para comenzar la negociaciones con Nobunaga para poner fin al asedio. Pero el derrocado shogun derrocado, Ashikaga Yoshiaki, envió una carta a Mori Terumoto pidiendo su ayuda con suministro para la fortaleza.

En abril de 1.576, el ejército de Oda atacó con 3.000 hombres bajo el mando de Akechi Mitsuhide y Araki Murashige. Para entonces, se habían construido 51 puestos avanzados alrededor de la fortaleza central, muchos contaban con unidades de arcabuceros. Los atacantes fueron repelidos rápidamente por 15.000 defensores. Oda Nobunaga se vio obligado a revisar sus tácticas y comenzó a atacar a los puestos avanzados, y los partidarios de los ikko-ikki. Envió a Toyotomi  Hideyoshi para encabezar un asalto a la fortaleza del monje en Negoroji.

Nobunaga alistó al expirata Kuki Yoshitaka para establecer un bloqueo e interrumpir las líneas de suministro de la fortaleza. En agosto de 1.576, en la Primera batalla de Kizugawaguchi, el bloqueo falló,  debido a que los ikki fueron apoyados por la armada del clan Mori.

Primera batalla naval de Kizugawaguchi 1576. Barcos japoneses tipo Kohaya o kobaya, que eran las naves más pequeñas, se trataba de buques ágiles y rápidos, contaban con una tripulación 20 remeros y 8 arcabuceros; en el medio un atakabune con hasta casi 200 remeros y llegando a las 200-250 toneladas y teniendo sus estructuras reforzadas con elementos metálicos, los más grandes eran denominados como O-akatebune; a la izquierda un Sekibune de tamaño medio que constituían la columna vertebral de las fuerzas navales de Hideyoshi, eran Largos y estrechos eran relativamente veloces a la vez que aptos para el combate de abordaje, tenían en torno a 40 remeros y 30 combatientes (20 arcabuceros). Autor Wayne Reynolds

 

Primera batalla naval de Kizugawaguchi 1576. La flota del clan Mori derrota al ex-pirata Kuki Yoshitaka que apoyaba a Nobunaga

Campaña contra el clan de los Mori (1577-79)

El clan Mori ayudó a los ikko-ikki mediante el establecimiento de una ruta comercial naval entre muelles y puertos provinciales de cada bando.
Oda Nobunaga envió a Hideyoshi con 8.000 soldados por para aplastar al clan los Mori, que se estaban convirtiendo en una gran amenaza. Hideyoshi se alió con el clan Amako de la bahía de Osaka, reforzando mucho sus fuerzas hasta alcanzar los 10.000 efectivos. Eso le impulso a presentar batalla.

Mori Motonari reforzado con fuerzas del clan Tachibana, atacó los alrededores del castillo de Kozuki cuando Hideyoshi no estaba preparado. Envió a sus oficiales a tomar tres de los fuertes exteriores para obtener una ventaja. Cuando Hideyoshi se dio cuenta de que estaba atacando ladera abajo, envió a Kato Kiyomasa e Ishida Mitsunari para atacar al comandante enemigo, Tachibana Uneshige. Motonari impidió que las dos fuerzas se unieran en la batalla y rescató al joven comandante del peligro. Motonari contraatacó contra las fuerzas enemigas y atacó el castillo principal que estaba defendido por por pocos hombres.
Hideyoshi decidió retirarse para evitar más muertes inútiles, siendo derrotado antes de que pudiera iniciar la fuga. Mientras tanto, los soldados del clan Amako entraron en pánico cuando Amako Katsuhisa se suicidó. Shikanosuke Yamanaka se mantuvo firme para proteger la retirada, sacrificando su vida para que sus hombres pudieran escapar de la muerte. Su cabeza fue cortada con su propia catana. Motonari dominó la zona, manteniendo una firme alianza con el clan Tachibana y con los ikko-ikki.

Batalla del castillo de Kozuki 1578, Shikanosuke Yamanaka protegió la retirada de Hideyoshi. Autor Anders K. Rue

Kuki Yoshitaka regresó dos años más tarde con nuevos barcos empleando con seis grandes buques o-adakebune; los Mori emplearon 700 barcos que eran una combinación de barcos pequeños (kobaya), medianos (sekibune) y grandes (adakebune). Los o-adakebune eran fortalezas flotantes esencialmente de madera, cubiertos de emplazamientos de arcos y armas de fuego, aunque estaban cubiertos de placas metálicas para que las armas de fuego no le perforaran. En la segunda batalla de Kizugawaguchi, derrotó al clan Mori y cortó las líneas de suministro finalmente.

Segunda batalla naval de Kizugawaguchi 1578. La flota del clan Mori es derrotada por el ex-pirata Kuki Yoshitaka que apoyaba a Nabunaga, se puede observar los grandes barcos o-adakebune.

Para entonces, el asedio estaba empezando a girar a favor de Nobunaga. La mayoría de los aliados de los ikki ya estaban dentro de la fortaleza con ellos, por lo que no tenían a nadie a quien pedir ayuda. Uesugi Kenshin, uno de los enemigos más fuertes de Nobunaga y, por tanto, entre los aliados más fuertes de los ikki, murió en 1578, y el clan Mori perdió su castillo en Miki en 1.580. Entre 1.578 y 1.580, los ikki realizaron varias salidas de la fortaleza bajo la dirección del Shimozuma Nakayuki para enfrentarse con los ejércitos de Oda. Pero en abril de 1.580, los defensores no tenían casi municiones ni comida. El abad Kosa celebró un consejo de guerra y, poco después, recibió un mensaje del propio emperador pidiendo a los ikki que se rindieran. No era ningún secreto que esta carta había sido impulsada por Nobunaga, pero eso no iba a cambiar el poder de una solicitud de imperial; Kosa entregó varias semanas más tarde y la lucha finalmente terminó pocos meses después, en agosto 1.580.

Ishiyama HonganJi 1580. Última defensa.

Nobunaga perdonó la vida de muchos de los defensores, incluyendo Shimozuma Nakayuki, pero quemó la fortaleza completamente. Tres años más tarde, Toyotomi Hideyoshi comenzaría a construir en el mismo lugar el castillo de Osaka.

Nobunaga y Mori firmaron la paz, Mari se mantuvo como un daimyo conservando cinco provincias de la región de Chugoku. En el año 1.600, Mori Terumoto estuvo en el Ejército Occidental durante la batalla de Sekigahara.

Campaña contra los ninjas (1.579)

Los daimyos recurrieron al uso de ninjas para utilizarlos en diversas tareas como kancho (espías), teisatsu (exploradores), kisho (atacantes por sorpresa) o koran (agitadores) en provincias enemigas.

Dos de las principales figuras de este periodo, Takeda Shingen y Uesugi Kenshin, quienes además fueron legendarios rivales, recurrieron a espías ninja para estar al tanto de los movimientos de su contrincante de manera recurrente.

Cuando los ninja eran contratados como mercenarios para acompañar al ejército samurái, eran tratados con mucho respeto, más aún cuando se trataban de ninjas profesionales que pasaban sus amplios conocimientos de generación en generación como los de las provincias de Iga, Koga y Ueno que gozaban de gran fama en todo el país.

Los ninja más respetados y famosos eran los de Iga y Ueno, quienes fueron contratados por distintos daimyos entre 1.485 y 1.581.

Ninja de la provincia de Iga regresando a su hogar

En 1.579, el hijo de Oda Nobunaga, Oda Nobukatsu lanzó un ataque contra la provincia de Iga pero fue derrotado por tropas locales y por ninjas reunidos por la gente de Iga. Oda Nobunaga no podía permitir esta pérdida familiar y dejar la afrenta provocada por una banda de ninjas sin respuesta. Así, que en 1.581, el mismo lanzó una invasión masiva de Iga, atacando en seis direcciones con una fuerza de entre 40,000 hasta 60,000 hombres. Fue tan rápido el ataque que llevó a cabo, que cerca de 4.000 de ellos fueron muertos y los supervivientes tuvieron que refugiarse en dos castillos o huir a provincias vecinas. No obstante, después asesinar a sangre fría muchas familias ninja de Iga, Nobunaga declaró un cese al fuego y permitió que algunos ninja escaparan. Los castillos fueron rodeados por Nabunaga hasta que se rindieron. Algunos tuvieron la suerte de llegar hasta la provincia de Mikawa, donde Tokugawa Ieyasu, ordenó que fueran tratados con total respeto, por lo que se convirtieron en vasallos del clan Tokugawa terminando así sus días como mercenarios

Como gran político que era Ieyasu, pronto vio la recompensa de haber brindado asilo a los ninjas de Iga. En 1.582 Nobunaga murió traicionado por uno de sus generales de nombre Akechi Mitsuhide, cuando éste lo obligó a cometer seppuku durante el incidente de Honnoji. Ieyasu, quien se encontraba de visita en Sakai con tal sólo algunos de sus principales generales, se vio con la difícil tarea de regresar a Mikawa, ya fuera por mar o por tierra, bajo el riesgo de encontrarse con los soldados del clan Akechi, quienes seguramente lo superarían en gran número. Ieyasu emprendió el camino de regreso vía Iga auxiliado por los ninjas locales, los cuales se enfrentaron con bandidos y yamabushi que se toparon en el camino. Según el Mikawa No Fudoki, Ieyasu quedó tan agradecido por la lealtad mostrada por Hattori Sadanobu, que cuando llegaron a la frontera de Iga, le regaló un wakizashi forjado por el famoso Kunitsugu. Para cruzar Iga, a Ieyasu y sus hombres se les unieron entre 200 y 300 hombres de Tsuge, así como 100 de Koga junto con Hattori Hanzo de Iga, quien fue el guía hasta que llegaron a su destino final.

Emboscada ninja a samuráis de Takeda. Fuente box art Zvezda

La muerte de Nobunaga fue vengada finalmente por otro de los generales que había tenido bajo su mando: Toyotomi Hideyoshi, quien marchó con su ejército hacia Kioto y venció a Akechi en la batalla de Yamazaki, con lo que Hideyoshi se establecería 20 años como la máxima figura política y militar del país.

Cuando Hideyoshi derrotó al clan Hojo tardío en 1.590, Ieyasu recibió sus territorios como recompensa. Ieyasu, en lugar de establecer su castillo principal en

Odawara como lo habían hecho los Hojo, decidió establecerse en Edo (actual Tokio), donde construyó el castillo Edo y fue custodiado por los hombres de Iga que lo habían acompañado. Los hombres de Iga fueron empleados como guardias de las llaves de las puertas del castillo y a la vez fueron usados como agentes de inteligencia para los shogun. La puerta Oeste del castillo de Edo es llamado “La puerta de Hanzo” porque la residencia del clan Hattori estaba cerca. Edo a la postre sería renombrada como Tokio, convirtiéndose en la capital del país, además de que el castillo se convertiría en el Palacio Imperial.

Incidente de Honnoji (1.582)

En 1.582 Nobunaga dominaba casi toda la parte central de Japón así como sus dos principales caminos: el Tokaido y el Nakasendo, por lo que decidió extender su dominio hacia el oeste. Esta tarea se encomendó a dos de sus principales generales: Toyotomi Hideyoshi pacificaría la parte sur de la costa oeste del mar Interior de Seto, en Honshu, mientras que Mitsuhide Akechi, otro de sus generales de confianza, iría por la costa norte del mar de Japón. Durante el verano de ese mismo año, Hideyoshi se encontraba detenido en el asedio al Castillo Takamatsu, el cual era controlado por el clan Mori.

Hideyoshi solicitó refuerzos a Nobunaga, quien ordenó a Mitsuhide que fuera por delante para unírseles después. Mitsuhide, a mitad de camino, decidió dar media vuelta hacia Kioto, donde Nobunaga había decidido quedarse en el templo Honnoji con tan sólo su guardia personal.

Mitsuhide Akechi, antaño fiel servidor, en los últimos tiempos secretamente enemistado con Nobunaga, ya que le acusaba de haber causado la muerte de su madre; vio la oportunidad de actuar, no sólo porque Nobunaga se encontraba descansando en Honnoji y no estaba listo para la batalla, sino porque todos los daimyos principales y la mayoría del ejército se encontraban en diversas partes del país.

Antes del amanecer, el ejército de Mitsuhide sitiaba Honnoji en un golpe de estado. Nobunaga, sus guardaespaldas y sus sirvientes trataron de resistir el ataque pero se dieron cuenta de no podrían vencer a las tropas de Akechi. Prendiendo fuego a Honnji Nobunaga cometió seppuku y su joven paje Mori Ranmaru lo asistió. El cuerpo de Nobunaga nunca fue encontrado por lo que es objeto de numerosas especulaciones por parte de escritores e historiadores, esta acción se conoce como el incidente de Honnoji.

Después de capturar Honnoji, Mitsuhide atacó el castillo Nijo donde se encontraba Nobutada, el hijo mayor de Nobunaga y heredero del clan. Nobutada cometió seppuku también.

Mitsuhide se dirigió después al castillo Azuchi desde el cual mandó una serie de mensajes a la corte imperial para asegurar su posición y forzar a la corte de que se le reconociera como el nuevo daimyo de los territorios que habían formado parte del clan Oda.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-09-14. Última modificacion 2017-10-03.