Siglo XVIII Guerras Revolucionarias Francesas III (1.798-99) Campaña de Suvorov en Italia 1.799. Batalla de Cassano

Batalla de Verona (26 de marzo de 1.799)

Al final de la Guerra de la Primera Coalición, Austria había cambiado sus tierras existentes en el norte de Italia por una gran parte del Véneto, las provincias terrestres de Venecia en Italia. La frontera entre la nueva provincia austriaca y la República Cisalpina respaldada por Francia corría a lo largo del río Adige. Esto les daba un punto de apoyo a través de los Alpes, y al comienzo de la Guerra de la Segunda Coalición, los austriacos tenían un ejército de 59.000 hombres bajo el mando del general Paul Kray Freiherr von Krajova en Italia. Un gran ejército ruso estaba en camino a Italia, y Kray tenía órdenes de esperar su llegada antes de pasar a la ofensiva.

Kray se enfrentaba a un ejército francés de 58.000 hombres bajo el mando del general Bartolomé Schérer. Los franceses sabían que los refuerzos rusos estaban en camino, y se ordenó a Schérer que expulsara a los austriacos de Verona y el Véneto antes de que Suvorov y los rusos pudieran llegar al frente.

A finales de marzo, las fuerzas de Kray se desplegaron a lo largo del río Adige alrededor de Verona:

  • En la derecha una división (8.000 efectivos) protegía la brecha entre el Adige y el extremo sur del lago Garda en Pastrengo.
  • En el centro 21.5000 hombres (17.500 infantes en 20 BIs, 3.300 jinetes en 18 Escons, y 770 artilleros) en dos divisiones (Paul Kray, Valentin Kaim).
  • En la izquierda la división de (9.000 efectivos) justo al este de Lagnago y poco más de 24 km al sureste de Verona). Dos puentes de pontones a través del río Adige conectaban el centro y la derecha austriacas.

Los franceses también eran más fuertes a su izquierda. Schérer tenía 23.000 hombres en tres divisiones:

  • En la izquierda la división de Serurier con la división de Tirol (8.328 efectivos) a su izquierda, debía atacar las líneas austriacas entre Pastrengo y Adige, luego cruzar el río sobre Verona y atacar la ciudad.
  • En el centro el general Moreau (8.190 efectivos), apoyado por la división de reserva bajo Hatry (6.260 efectivos) atacaría Verona.
  • En la derecha la división de Montrichard (9.490 efectivos) .

Cuando comenzó la batalla el 26 de marzo, ambos ejércitos eran fuertes en la izquierda y débiles en la derecha, lo que influyó fuertemente en el resultado de la batalla. Temprano en la mañana, la izquierda francesa empujó a la derecha austriaca hacia atrás a través del Adige sobre Verona y capturó uno de los puentes de pontones intacto. Los franceses comenzaron a cruzar el río, pero el puente de pontones intacto fue destruido cuando fue alcanzado por un barco fluvial. Esto obligó a Schérer a detenerse durante cinco horas mientras se reparaba el puente.

El centro francés no entró en combate hasta las seis de la tarde, cuando Schérer finalmente ordenó a Moreau que avanzara. Durante tres horas, los 15.000 hombres de Moreau se enfrentaron con los 20.000 hombres del general Konrad Freiherr von Kaim sin que ninguno de los bandos lograra un éxito significativo.

Batalla de Verona (26 de marzo de 1799). Vista de la batalla. Autor Johann Lorenz Rugendas the Younger

El principal éxito de Austria llegó en su izquierda. La única división francesa a su derecha hizo el primer ataque, pero luego se vio obligada a retroceder cuando las dos divisiones austriacas de su izquierda atacaron con fuerza. Los franceses se retiraron combatiendo hasta San Pietro (6,5 km al noroeste de Legnano), pero luego se separaron y huyeron.

Al final del día, los franceses habían sufrido 4.500 bajas, los austriacos 6.500. Río arriba de Verona, los franceses estaban en la orilla este del Adige en fuerza, mientras que río abajo los austriacos estaban en la orilla oeste. Schérer se dio cuenta de que cualquier otro éxito austriaco a su izquierda atraparía a su propio ala izquierda más allá del Adige y se vio obligado a retirarse. Kray también se retiró de sus posiciones más avanzadas y se concentró en Verona. Schérer volvería al ataque a principios de abril, pero el 5 de abril sufrió una fuerte derrota en la batalla de Magnano y fue destituido del mando.

Batalla de Magnano (5 de abril de 1.799)

El Directorio ordenó a Bartolomé Schérer que pasara a la ofensiva y expulsara a los austriacos de Verona y el Véneto antes de que pudieran llegar los rusos. El primer ataque francés se produjo el 26 de marzo en batalla de Verona. Schérer logró cruzar el Adige por encima de Verona, pero se vio obligado a retirarse el día después de la batalla después de que su débil ala izquierda fuera derrotada.

Schérer decidió entonces cruzar el Adige río abajo de Verona, un movimiento que podría haber aislado a los austriacos, pero el cruce del río resultó ser más difícil de lo esperado. Schérer luego descubrió que los austriacos habían salido de Verona y decidió alterar su plan. En lugar de cruzar el río, los franceses giraron hacia el norte y avanzaron hacia Verona.

Los franceses disponían 41.000 efectivos y avanzaron en tres columnas. A la izquierda había 20.000 hombres en tres divisiones, dos (Hatry y Montrichard) al mando del general Moreau y una al mando del general Sérurier. En el centro había una sola división de 7.000 hombres al mando del general Delmas, y a la derecha había 14.000 hombres en dos divisiones al mando de los generales Víctor y Grenier.

De hecho, Kray había salido de Verona con la intención de atacar a los franceses cuando cruzaban el río. Entonces reorganizó su fuerza en tres pequeñas columnas de 7.000 hombres (Mercandin a la izquierda, Kaim la columna central, y Zoph la derecha) y dos columnas de reserva de 10.000 hombres (la derecha bajo el príncipe de Hohenzollern-Hechingen y la izquierda bajo el marqués de Lusignan). Las columnas austriacas de Mercandin a la izquierda y la de Zoph a derecha eran, por tanto, mucho más débiles que las fuerzas francesas que se oponían a ellas, pero una de las columnas de reserva austriacas, al mando del príncipe de Hohenzollern-Hechingen, estaba situada justo detrás de la derecha austriaca.

Al principio, los franceses tuvieron éxito. La izquierda austriaca (Mercandin) se topó con Victor y Grenier en Pozzo, al sureste de Verona. Después de un choque inconcluso entre la infantería francesa y austriaca, un ataque de la caballería francesa obligó a Mercandin a retirarse.
En el centro, el general Kaim avanzó a través de Magnano y se topó con Delmas un poco más al sur en Buttapietra. Este fue el único choque entre fuerzas iguales, pero a Delmas pronto se le unió parte de la fuerza de Moreau y Kaim también se vio obligado a retirarse.

Batalla de Magnano (5 de abril de 1799). Vista de la batalla

A la izquierda francesa, los hombres restantes de Moreau eran lo suficientemente fuertes como para detener la columna del general Zoph, mientras que la división de Sérurier chocaba con la fuerza de reserva de Hohenzollern alrededor de Isolalta.

En ese momento, los la batalla estaba casi igualada, pero los franceses tenían todas sus fuerzas comprometidas mientras Kray todavía tenía los 10.000 hombres de su reserva central. Parte de esta reserva se utilizó para reforzar a Mercandin, quien luego realizó un nuevo ataque a la división de Grenier mientras que otra parte atacó a Grenier desde el oeste, golpeando su flanco izquierdo. La derecha francesa se vio obligada a retirarse en cierta confusión.

Batalla de Magnano (5 de abril de 1799)

En otros lugares, los franceses se mantuvieron firmes o hicieron retroceder a los austriacos, pero al final del día los franceses habían sufrido 4.000 bajas y habían perdido 4.500 prisioneros, 18 cañones, 40 vagones, y 7 colores. Los austriacos también sufrieron unas 4.000 bajas y 2.000 prisioneros, pero al día siguiente de la batalla fueron los franceses los que se retiraron, atravesando el río Adda y abandonaron las guarniciones en Mantua y Peschiera. Después de la derrota francesa Scherer se retiró al río Adda , el abandono de varias líneas fluviales defendibles.

Después de la batalla, Schérer renunció y fue reemplazado por Moreau, mientras que Kray fue recompensado con un ascenso a mariscal de campo. A mediados de abril llegaron Suvorov y los rusos, y el ejército aliado avanzó hacia el oeste hacia Milán. A finales de abril Moreau sería derrotado en la batalla de Cassano y los aliados entraron en Milán. En un mes las conquistas de Napoleón en 1.796 se habían perdido.

Viaje de Suvorv a Italia

Tras la firma de la Segunda Coalición, los rusos enviaron una flota al Mediterraneo bajo el almirante Ushakov (6 acorazados, 7 fragatas y varios barcos auxiliares) para operar en el sur de Italia y ayudar a los británicos en la liberación de Malta, y una fuerza terrestre en apoyo de Austria.
El ejército ruso estaba formado por dos cuerpos: Rosenberg y Rebinder. El cuerpo de Rosenberg consistía en una vanguardia bajo el mando del príncipe Bagration, dos divisiones de Poval-Shveikovsky y Ferster, 6 regimientos de cosacos del Don y un batallón de artillería. El cuerpo de Rebinder tenía una división, dos compañías de artillería de campaña, una compañía de artillería a caballo, 2 regimientos de cosacos del Don. El número total de tropas rusas alcanzó a 32.00 efectivos. La moral del ejército ruso, después de las victorias sobre Turquía, Suecia y Polonia, era extremadamente alta. Además, los guerreros rusos eran dirigidos por un líder, soldado y oficial invencible y amado.

El emperador austriaco Francisco II exigió que las fuerzas combinadas fueran comandadas sin falta por el general Alexander Suvorov, que en ese momento se encontraba en retiro forzado,con casi 70 años, Suvorov fue uno de los comandantes más competentes y experimentados, había ganado no menos de 63 batallas en el curso de su larga carrera militar y había sido nombrado mariscal de campo durante el reinado de Catalina la Grande, pero el gran comandante no estaba de acuerdo con algunas de las transformaciones llevadas a cabo por su excéntrico sucesor Pablo I en el ejército ruso. Pero no había nada que hacer, y el Emperador convocó a Suvorov y lo nombró comandante del ejército. Conociendo el carácter de Alexander Suvorov, el monarca le otorgó grandes poderes y en conclusión dijo: “Lucha la guerra como tú sabes”.

A finales de marzo, el ejército francés se retiró a través del río Mincio hacia el río Adda, dejando guarniciones en las fortalezas de Mantua y Peschiera. A principios de marzo, las tropas rusas marcharon rápidamente a Italia, casi sin un día, y una columna del general Povalo-Shveikovsky (7.000) se unió al ejército austriaco en el río Mincio en 11 en abril.

Mientras Suvorov llegaba a Viena, las tropas austriacas no tomaron acciones activas, pero los franceses comenzaron a apresurarse. Querían tratar con los austriacos antes de que llegaran los rusos. Pero sus primeras acciones no fueron del todo exitosas, las tropas del general Bartolomé Scherer fueron derrotadas y se retiraron a través del río Adda. Los austriacos intentaron imponer su plan de acción a Suvorov, que él no aceptó, declarando al mismo tiempo: “Comenzaré con Adda y terminaré donde Dios quiera”.

Tomando el mando, Suvorov movió a su ejército hacia el oeste en una marcha rápida hacia el río Adda; que recorrieron más de 500 km en tan sólo 18 días.

El 19 de abril, el ejército aliado avanzó hacia el río Chiese y el 20 de abril (Ferrara, Peschiera y Mantua fueron bloqueados) cruzó ese río; la derecha bajo Kray avanzó hacia Brescia, la izquierda bajo Melas, a Chiari, mientras que el cuerpo destacado Vukassovich avanza hacia las montañas; y el de Hohenzollern, en el Oglio inferior, amenazando el flanco del ejército de Scherer. Suvarov estudió la situación.

Se centró en la ciudad de Soncino, desde donde sería muy fácil conducir al enemigo derrotado hacia el Po.

El 20 de abril, los generales rusos Pierre de Bagration y Alexander Korsakov llegaron frente a Brescia, defendidos por los 1.200 soldados de la líder brigada Boucret. Tras unas horas de cañoneo, la guarnición francesa decidió rendirse al día siguiente. El mismo día, Hohenzollern capturó Cremona sin realizar un solo disparo, capturando al mismo tiempo 11 barcos cargados con artillería y suministros. Melas, retrasado por carreteras en mal estado y arroyos crecidos, se detuvo en el arroyo Mella.
Al 24 de abril, el ejército austro-ruso cruzó el Oglio sin encontrar ningún francés; su derecha moviéndose en Bergamo, su izquierda en Trivuglio (o Treviglio). Hohenzollern entró en Cremona al día siguiente.

Las tropas francesas restantes se refugiaron detrás del río Adda. Era en ese momento cuando Scherer entregaba oficialmente el mando a Moreau, cuya primera tarea fue defender la línea del río Adda. Reforzó la guarnición de Mantua dejando allí 6.600 hombres y reorganizó el ejército, disolviendo 2 de las 6 divisiones, reagrupando sus 28.000 efectivos y 60 cañones encuadrados en 35 BIs y 37 Escons en 3 nuevas divisiones de 10 BIs y 10 Escons con unos 8.000 efectivos (izquierda bajo Sèrurier de Lecco a Trezzo, la central bajo Grenier de Vaprio a Pompeiana y la derecha bajo Víctor de Pompeiana a Robbecco), con una división de destacada de 5 BIs y 7 Escons de unos 4.000 efectivos de Robbeco al Po bajo Laboissiére.

Campaña de Suvorov en Italia en 1799. Ruta seguida

Batalla de Cassano o del río Adda (25-27 de abril de 1.799)

A mediados de abril, los austriacos del general Kray se unieron a los rusos del mariscal de campo Suvorov, y el ejército aliado avanzó hacia el oeste hacia el Adda y Milán. Los franceses se extendieron a lo largo de un frente muy largo, desde Lecco hasta Pizzighettone, cerca del Po, y las fuerzas francesas en el río Adige significaba que Moreau solo tenía 28.000 hombres, mientras que los austro-rusos tenían alrededor de 50.000 efectivos encuadrados en 55 BIs, 50 Escons y 4 RCs de cosacos para dirigirse al oeste.

El primer choque de la batalla se produjo el 25 de abril cuando la vanguardia rusa, mandada por Peter Bagration (3 BIs y 3 RCs de cosacos), intentó apoderarse del puente de Lecco, en el límite norte del frente, entre el extremo sureste del lago de Como (también conocido como lago Lecco en este punto) y el lago Garlate. Los rusos fueron derrotados por el general Sérurier, que resistió a pesar de la superioridad numérica del ejército enemigo. El primer día terminó con una victoria francesa.

Batalla de Cassano o del río Adda (25-27 de abril de 1799). Ataque el día 25 en Lecco

En la mañana del 26, Suvorov desplegó sus fuerzas en su lugar para un ataque sostenido. Bagration todavía estaba frente al puente de Lecco, el austriaco Seckendorf se situó frente a las tropas del general Laboissière en Lodi, el general austriaco Mélas en Treviglio, el general austriaco Zoph en Canonica, el general Wakassovitch en Brivio, el general austriaco Ott frente al castillo de Trezzo. El propio Suvorov se instaló frente al centro del frente francés en Cassano, puesto de mando del general Moreau.

Los franceses eran demasiado pocos para tener éxito en contener el ataque enemigo. Wakassovich se apoderó de Brivio y logró cruzar el Adda. Los soldados, que ocupaban el lugar, se retiraron hacia Cassano donde Moreau buscaba concentrar sus tropas.

Batalla de Cassano o del río Adda (27 de abril de 1799). Despliegue de fuerzas

Más tarde ese día, los austriacos logran cruzar el río Adda cerca del castillo de Trezzo, que Ott y Zoph cruzaron fácilmente. Por tanto, la jornada del 26 de abril, terminó con un deterioro de las posiciones francesas. Sérurier, al ver una amenaza en el paso de Brivio, envió al general Guillet para cubrir su flanco norte.

En la noche del 26 al 27 de abril, los ingenieros aliados construyeron un puente de pontones sobre el río Adda, y al día siguiente las tres divisiones cruzaron el río y comenzaron a hacer retroceder a la división de Grenier.

Al amanecer de 27 de abril, Soyez está en Lecco. La ciudad amurallada de 4.000 habitantes está a una distancia de 400 metros del puente de piedra de unos 100 metros de largo sobre el Adda. Bagration avanzó a las 08,00 horas pero su avance fue acosado por los cañones de Lecco y se detuvo definitivamente a las 10,00 horas. Bagration decidió esperar el planeado ataque de distracción austriaco en Brivio. Soyez envió las dos compañías de granaderos al sur, para cubrir su flanco derecho en dirección a Olginate.

A las 14,00 horas, los granaderos de Rozenberg avanzaron contra Lecco, pero fueron rechazados por los carabineros de la MBRI-18 ligera. El enfrentamiento fue muy duro, el BG de Rozenberg perdió 150 hombres muertos y 360 gravemente heridos. Los franceses fueron los vencedores, sin embargo comenzaron a tener escasez de municiones y se retiraron a las murallas de la ciudad. A las 21,00 horas llegó un mensajero con un mensaje de Guillet. Era la noticia del despliegue masivo de austro-ruso a lo largo del Adda. Guillet dijo que tenía que retirarse a Como y dejó a Soyez libre para decidir hacer lo que quisiera. Soyez se dio cuenta de que su flanco derecho estaba aislado del centro del ejército y ordenó la retirada, en escalones, con el fin de salvar la mayor cantidad de tropas posible.

Mientras tanto en la madrugada de 27 de abril, los austriacos bombardearon los vados de Adda y la margen derecha del río Po desde Monticelli hasta San Nazzaro. Luego se produjo el ataque de las divisiones austriacas Ott y Zoph contra la zona defendida por la MBRI-106 francesa que retrocedió hasta Pozzo pero logró relanzar una contraofensiva victoriosa en la que Ott fue rechazado. Para los franceses, sin embargo, sería la única victoria del día. Momentos después, el atamán del Don Denisov con los tres regimientos cosacos (que habían participado en la batalla de Lecco el día anterior) y los húsares austriacos atacaron el flanco izquierdo de Grenier, cayeron sobre la infantería enemiga y la presionaron contra el pueblo de Pozzo. Este ataque dio tiempo a la infantería austriaca para recuperarse, esperar refuerzos y atacar los pueblos de Pozzo y Vaprio, donde los franceses estaban atrincherados. Grenier no pudo resistir y comenzó a retirarse.

Batalla de Cassano o del río Adda (27 de abril de 1799). El general Suvorov en la batalla. Autor Luigi Schiavonetti

Moreau planeaba tomar una nueva posición en Cassano. Sin embargo, el general Mélas atacó los atrincheramientos franceses del canal Retorto donde cubrían la cabeza de puente de Cassano. Los franceses fueron rechazados, pero se retiraron en buen estado e incluso logran incendiar el puente para detener la persecución del enemigo. Melas, a quien Suvorov ordenó tomar Cassano a toda costa, cruzó el río y el el transcurso de una batalla tenaz, los austriacos desplegaron una batería de 30 cañones contra Cassano y, después de un bombardeo de artillería, se apresuraron a las fortificaciones y al instante tomaron posesión de ellas. El general Víctor llegó con refuerzos, pero no pudo detener el avance aliado y la toma de la ciudad.

Los aliados estaban en el otro lado del río ocupando un frente de unos 25 km de frente, fue en estas condiciones cuando Moreau decidió retirarse a Milán. Hizo instalar varias baterías de artillería para bombardear a los austro-rusos durante la retirada de sus hombres, dejando la división de Sérurier en Paderno (entre Brivio y Trezzo) para proteger la retirada. Al día siguiente de la batalla, Sérurier fue rodeado y se vio obligado a rendirse al general Vukassovich, pero había permitido salvar al ejército francés de un desastre.

Las bajas austro-rusas fueron 761 muertos, 2.913 heridos y 1.212 prisioneros. Las bajas francesas fueron 2.500 muertos y 3.000 prisioneros.
Después de la noticia de la victoria aliada, estalló en Milán un levantamiento anti-francés y anti-republicano. La gente saludó calurosamente a Suvorov y sus tropas cuando entraron en la ciudad el 29 de abril de 1.799. Hay que resaltar que unos años el pueblo también saludó con igual entusiasmo al general Bonaparte.

Entrada del general Alexander Suvorov en Milán el 29 de abril de 1799. Autor Adolf Carlemagne.

La noticia de la victoria sobre los franceses en Adda fue recibida con entusiasmo tanto en Viena como en San Petersburgo. Los emperadores colmaron de elogios al comandante, parecía que se estableció un completo entendimiento mutuo entre los aliados. Pero muy pronto quedó claro las contradicciones entre Suvorov y el gabinete vienés alcanzaron una abierta hostilidad, que Suvorov informó repetidamente en cartas al emperador y al embajador ruso en Viena.

Batalla de Bassignana (12 de mayo de 1.799)

Antecedentes

Tras la batalla de Cassano o del río Adda, Moreau con la división de Paul Grenier se retiró hacia el oeste hasta Turín, luego cruzó a la orilla sur del río Po y se dirigió nuevamente hacia el este. La división de Claude-Perrin Victor cruzó el Po en Casale Monferrato y tomó una posición cerca de la fortaleza de la ciudad de Alessandria. Cuando Grenier se unió a Víctor allí el 7 de mayo, Moreau tenía un ejército de campaña de 20.000 soldados. Su flanco derecho estaba apoyado en Alessandria, y su flanco izquierdo en Valenza.

Batalla de Bassignana (12 de mayo de 1799). Los franceses cruzando el río Po en Piacenza el 7 de mayo. Autor Giuseppe Pietro Baguetti

El 6 de mayo de 1.799, el ala izquierda de Suvorov cruzó el Po en Piacenza y se movió hacia el suroeste hacia Bobbio, mientras que su cuerpo principal se movió más hacia el oeste. El 7 de mayo, 13.865 hombres, el cuerpo austriaco estaba en Castel San Giovanni, y Pyort Bagration con 5.862 hombres que era la vanguardia rusa avanzaba a Voghera, ambos en la orilla sur del Po. Rosenberg, con 10.571 soldados estaba Dorno con una vanguardia de 3.075 hombres en Lomello, ambos en la orilla norte. Josef Vukasovich y 5.100 austriacos más al oeste y en la orilla norte. Ese mismo día llegó el gran duque Constantino con un ejército ansioso por entrar en acción. El 9 de mayo el general Suvorov y el jefe de estado mayor el general austriaco Johann Gabriel von Chateler y 2 BIs persiguieron a los franceses hasta expulsarlos de la ciudad de Tortona, aunque pudieron tomar su ciudadela. Queriendo concentrar su ejército en la orilla sur, Suvorov ordenó a Rosenberg que cruzara el Po en Alluvioni Cambio, es decir, aguas abajo de la confluencia de los ríos Po y Tanaro.

Desarrollo de la batalla

En lugar de seguir las órdenes, Rosenberg comenzó a enviar sus tropas a través del Po cerca de Bassignana, que estaba río arriba de donde el Tanaro desembocaba en Ro. Es casi seguro que el gran duque Constantino fue el responsable de la orden de Rosenberg de ignorar las instrucciones de Suvorov. Al principio, los aliados creyeron que Valenza estaba desocupada, por lo que el 8 de mayo se hizo un plan para cruzar el Po. El 10 de mayo se supo que Valenza se llevó a cabo en francés. Durante este tiempo, Nikolai Andreevich Chubarov exploró la isla Mugarone en el río Po y descubrió que era un punto de cruce adecuado. Chubarov creó un puente de pontones desde la costa norte hasta la isla. Un cable conectaba la costa norte con la isla para que el ferry pudiera remolcarse rápidamente a través del canal profundo. Los preparativos rusos eran tan obvios que Moreau creyó que se trataba de una finta y no un ataque real. Ordenó a Grenier que dejara varios puestos avanzados y marchó con su división hacia el sur, hasta Alessandria, para enfrentar las crecientes amenazas de Suvorov hacia el este.

En la noche del 11 de mayo, Rosenberg envió a 4.000 rusos a la isla. La travesía la realizaron 3 BGs, 3 Cías jägers y 1 RC cosaco de Semernikov. Ivan Ivanovich Dahlheim con2 BIs cruzaron en barcos pequeños. Los rusos esperaron en la isla hasta la mañana del día siguiente. En la mañana del 12 de mayo, los rusos cruzaron el río en dos vados que les mostraron los lugareños por donde les llegaba el agua hasta los hombros. El gran duque Constantino cruzó temprano y lideró el ejército expulsando los puestos avanzados de genzers. La gente de Bassignana saludaron a los rusos y cortaron el “Árbol de la Libertad” que los franceses habían plantado en su ciudad. Durante este tiempo, Rosenberg comenzó a transferir más tropas de la orilla norte a la isla. Los rusos en la orilla sur se movieron hacia el suroeste pasando la aldea de Pellizzari y comenzaron a encontrar la resistencia francesa en la aldea de Pecetto di Valenze.

Hay dos relatos diferentes de lo que sucedió a continuación. La primera fuente afirma que los defensores franceses estacionados en Pecetto y Brico di San Antonio (colina) más al norte, ahuyentaron la ola inicial de cosacos. La infantería rusa llegó temprano en la tarde y a las 16,15 horas expulsó a los franceses de Pecetto. Poco antes de esto, Moreau había sido completamente advertido por esta amenaza inesperada. Ordenó a la división de Grenier que se volviera para repeler a los rusos y envió a Gaspard Amédée Gardanne con reserva. También ordenó la división de Víctor que acudiese. Cuando la división de Grenier avanzó, Pecetto pronto fue recapturado. Chubarov intentó valientemente reunir a sus tropas para contener a los franceses.

Una segunda fuente afirmó que Moreau, que estaba en Valenza, había ordenado a los puestos avanzados de Bassignana que volvieran a la línea principal de Grenier. Chubarov avanzó con los cosacos y 2.500 infantes en 3,5 BIs. Grenier desplegó su división al este con Valenza a su izquierda. Su línea incluía las tierras altas de la tierra de Sant Antoni y Pecetto. Envió una brigada a Louis Gareau a la izquierda y a la brigada de François Jean Baptiste a la derecha de Quesnel. La reserva de Gardanne estaba a la derecha de Xnel. Moreau ordenó a Víctor que marchara rápidamente hacia el campo de batalla desde el sur. A partir de las 13,00 horas, los rusos, liderados por Konstantin, atacaron la brigada de Quesnel en Pecetto, pero fueron rechazados sucesivamente. A medida que se acercaban las columnas de Víctor, comenzaron a aparecer en las colinas del sur, los rusos se alarmaron y empezaron a retroceder.

Batalla de Bassignana (12 de mayo de 1799). Plano de la batalla

Casi al mismo tiempo, apareció un oficial de estado mayor de Suvorov con una orden del comandante del ejército. Decía: “El Conde le ha ordenado que envíe un mensajero para informarle si realmente está cruzando para unirse a nosotros. Hemos abandonado por completo el proyecto de aceptar a Valenza… Traiga tantas tropas como pueda y únase a nosotros y simplemente deje los piquetes y puestos de observación frente a Valenza”. El oficial ordenó que no se transportaran más tropas a través del Po e instruyó a las tropas que ya estaban en la orilla sur para evacuar la cabeza de puente.

Constantine se apresuró en regresar y no siguió las órdenes del oficial de estado mayor; ordenó que BIs de los RIs de Miloradovich, Schveikovsky y Rosenberg y 2 Cías del RI de Tyrtov se unieran a la batalla. Un observador, el coronel austriaco MacDermott, escribió: que “la fortaleza y el coraje de los soldados rusos los salvaron de ser destruidos”. A diferencia del ruso , el capitán Gryazev admitió que “la retirada se convirtió en una incómoda derrota en la que los soldados huyeron, ignorando las súplicas de sus oficiales de ponerse de pie y luchar”. Mientras tanto, los residentes de Bassignana, que habían recibido a los rusos como libertadores por la mañana, los intimidaban e incluso disparaban fugitivos.

Si la unidad de Víctor hubiera intervenido, toda la fuerza rusa podría haber sido capturada, pero sus tropas estaban demasiado cansadas y hambrientas para dar un paso más. Para desviar la atención de los franceses, Rosenberg ordenó a Mikhail Semenovich Zhukov con 2 BIs que hicieran un ataque demostrativo frente a Valenza y Vukassovich atacar en Casale Monferrato.

Ambas operaciones fracasaron y todas las tropas que llegaron a la orilla sur del Po fueron muertas, capturadas o expulsadas. Al anochecer, los supervivientes rusos de Bassignana regresaron a la isla, donde no pudieron cruzar a la costa norte. Un residente local cortó el cable del ferry en la orilla norte y tardó un poco de tiempo en recuperar el ferry a la deriva. Después de que se reconstruyó el puente, los soldados heridos fueron llevados a la orilla norte en la primera oleada, y las tropas sanas tuvieron que esperar su turno. Mientras los rusos se apiñaban impotentes en la isla, la artillería francesa comenzó a disparar canister en la oscuridad. El caballo de Konstantin se precipitó al río y el gran duque se salvó cuando el cosaco nadó hacia él y lo atrapó. A las 02,00 horas, Konstantin cruzó hacia la orilla norte en un bote pequeño mientras el ayudante impulsaba el barco con su espontón.

Secuelas

Una fuente dide que los franceses sufrieron 617 bajas de un total de 3.500 efectivos. Suvorov admitió que sus soldados sufrieron 992 bajas (333 muertos y 659 heridos), así como 300 hombres y 2 cañones capturados.

Era impensable acusar oficialmente de la derrota al hijo del Zar, Konstantin. Rosenberg escribió a Suvorov: “Como subordinado, acepto mi culpa sin excusas. Pero si Su Excelencia trabaja duro para investigar …”. Suvorov inventó el orden del día, seguido del relato de Rosenberg de que el orden de retirada llegó tarde. Luego elogió a sus soldados, alegando que tenían la victoria en sus manos cuando alguien alguien dio la señal de retirada con un tambor. El general ruso echó la culpa por la operación fallida a Vukassovich. Finalmente, Suvorov realizó una entrevista a puerta cerrada con Konstantin, tras la cual el Gran Duque salió con lágrimas en los ojos. Al final, Suvorov arremetió contra el desafortunado ayudante de Konstantin, prometiendo enviarlo a casa si permitía que el Gran Duque se metiera en problemas.

Moreau vio que el ejército de Suvorov estaba dividido en Po, con la mayoría de los rusos en la orilla norte y la mayoría de los austriacos en la orilla sur. Concentró la mayor parte de su ejército en Alessandria y envió a Víctor a un reconocimiento con una fuerza en el este, hacia Tortona el 16 de mayo. Como resultado de la victoria aliada en la Primera Batalla de Marengo.

Primera Batalla de Marengo o de San Giuliano (16 de mayo de 1.799)

Antecedentes

Mientras se desarrollaba la batalla de Bassignana, el ejército de Nápoles al mando del general Jacques MacDonald se dirigía hacia el norte desde el sur de Italia y entraba en los cálculos de Moreau y Suvorov. El 10 de mayo de 1.799, MacDonald llegó a Roma, donde dejó a 2.568 de sus hombres menos aptos al mando del mayor-general Gabriel Venance Rey. El 26 de mayo, el ejército de Nápoles llegó a Florencia, donde se reunió a las tropas del mayor general Paul Louis Gaultier de Kerveguen. Las tropas francesas se trasladaron por una zona donde la población local se rebelaba, por lo que una columna de 3.000 franceses perdió 600 hombres. En total, MacDonald dirigió un ejército de campaña de 36.728 soldados encuadrados en las divisiones de los generales Jean-Baptiste Olivier, Jean-Baptiste Dominique Rusca y Joseph Hélie Désiré Perruquet de Montrichard, y las brigadas mandadas por los generales François Watrin, Jan Henryk Dąbrowski y Jean-Baptiste Salme. Esta fuerza pronto se unió a Víctor.

Desarrollo de la batalla

Ya el 10 de mayo, los regimientos cosacos de Denisov, Grekov y Molchanov, apoyados por el BG de Kalemin, despejaron a los franceses de Marengo. Los austriacos se concentraron al este del pueblo de San Giuliano, mientras que la vanguardia rusa de Bagration estaba en Novi Ligure. A partir del 13 de mayo, Suvorov comenzó a dirigir sus fuerzas de la orilla sur hacia el norte, porque tenía la intención de cruzar el Po y marchar al oeste hacia Turín.

Quería que sus tropas comenzaran a cruzar el Po en Alluvioni Cambiò el 16 de mayo, pero intervinieron otros hechos. Anteriormente, Moreau creía que Suvorov iba a marchar contra MacDonald, pero pensaba que el ruso no iba al sur después de todo. Del 13 al 15 de mayo, el comandante francés concentró su ejército detrás del río Bormida, lanzando un puente de pontones sobre el arroyo. El 16 de mayo, Moreau envió a Víctor en reconocimiento en fuerza al este hacia Tortona.

Los franceses cruzaron el río Bormida en un lugar llamado Los Cedros. A las 08,00 horas se dividieron en dos columnas con el general de brigada Luigi Leonardo Colli-Ricci a la izquierda y el general de brigada Gaspard Amédée Gardanne a la derecha. La MBRI-74 actuaba como vanguardia. El coronel Louis Gareau con 2 BIs custodiaban el puente del Bormida. La caballería francesa cruzó el río río arriba. En total, los franceses emplearon 7.500 soldados en la operación. El mayor-general Adrian Karpovich Denisov, al mando de la cobertura cosaca, capturó a un oficial francés y se enteró de que la incursión enemiga era notable. Envió peticiones de ayuda para Bagration. La MBRI-74 rápidamente dejó de lado a los cosacos y empujó a los puestos avanzados aliados de Marengo, Spinetta y Cascina Grossa. Los puestos avanzados estaban a cargo de la vanguardia del general de división Andreas Karaczay, pero estas tropas participaron en la acción subsiguiente.

El mayor-general Franz Joseph, marqués de Lusignan, comandante de división interino en ausencia de Michael von Fröhlich, desplegó 7 BIs y 6 EDs del RD-10 de Lobkowitz. Pronto Bagration se acercó con sus rusos y los aliados formaron dos líneas de aproximadamente 750 metros al oeste de San Giuliano. Mientras los dos bandos avanzaban el uno hacia el otro, los franceses cantaban la Marsellesa mientras los austriacos tocaban las bandas militares. Lusignan colocó los BGs Weber y Pertussy a la derecha, y el RI-18 de Stuart y el BG de Morzin a la izquierda. En la segunda fila estaban los BGs de Paar y de Schiaffinati. Se formó una línea de escaramuza tomando 10 soldados de cada compañía de primera línea. Se han enviado 2 EDs del RD-10 de Lobkowitz y algo de artillería a cada flanco, con más dragones en reserva.

Denisov informó que las tropas francesas mantuvieron un fuego continuo de pelotones. Afirmó que las tropas de Bagration volvieron a retroceder a un bosque y que ni los cosacos ni los dragones austriacos estaban dispuestos a cargar contra la infantería francesa. Esto hizo que los austriacos soportaran la peor parte de la lucha y los franceses los empujaran a la retaguardia. Otro relato afirmó que las tropas de Bagration ayudaron a sofocar el ataque inicial, pero alrededor del mediodía los aliados comenzaron a retirarse. Finalmente, la división austriaca de 4.800 hombres del general Konrad Valentin von Kaim llegó por el flanco izquierdo. Los cosacos afirmaron haber aniquilado a un escuadrón de los primeros húsares franceses, tomando 78 prisioneros.

Alrededor de las 16,00 horas, Moreau se dio cuenta de que lo superaban en número y dió la orden de retirarse. El francés hizo su retirada en buen orden. Defendieron Marengo, con la casa solariega y arroyos cercanos. Los franceses se abandonaron Marengo a las 17,00 horas, cruzaron el Bormida y desmantelaron su puente a las 18,30. Suvorov apareció y preguntó por qué se permitía huir a los franceses. En ese momento, los franceses habían llegado a una posición en la que era imposible ser cortados. En otro relato dice que, Suvorov entró en el campo de batalla antes y trató de reunir a los austriacos, que se estaban retirando en ese momento.

Secuelas

Las bajas francesas se estiman entre 500-1.500 de 8.000 efectivos, las bajas aliadas se estiman entre 480–720 de una fuerza 9.000 austriacos y 7.500 rusos. Smith escribió que un batallón francés fue aislado cerca del río y que muchos soldados se ahogaron.

El reconocimiento en fuerza de Moreau no pudo revelar las intenciones de los austro-rusos por mala suerte. Si el comandante del ejército francés hubiera atacado al día siguiente, Suvorov se habría ido. La batalla del 16 de mayo convenció a Moreau de abandonar la llanura italiana y llevar su ejército al lado sur de los Alpes de Liguria. Suponiendo que Suvorov tuviera la intención de permanecer donde estaba, Moreau envió a Víctor con 7.000 soldados de infantería, 200 de caballería, pero sin artillería en una marcha para unirse a Pérignon en Génova. Dado que Piamonte estaba en rebelión contra la ocupación francesa, las tropas de Víctor tuvieron que abrirse paso a través de los insurgentes, llegando a Génova el 22 de mayo. Otra columna de 2.000 hombres bajo Louis Lemoine se mudó de Gavi a Génova.

Con la división de Grenier, la mayor parte de la caballería y toda la artillería, Moreau intentó atravesar las montañas, pero los insurgentes se lo impidieron. En su lugar, se trasladó al oeste a Asti el 18 de mayo de 1.799 y luego rodeó el sur de Turín. Se aseguró de que un convoy de Rivoli y Pinerolo cruzara el paso de Mont Cenis. Sin embargo, no logró asegurar una gran cantidad de artillería en el arsenal de Turín. Con unos 10.000 hombres, Moreau marchó hacia el sur hasta Cherasco y Cuneo. Girando hacia el este hacia Mondovì, los franceses descubrieron que los rebeldes habían capturado Ceva. Con Emmanuel Grouchy al mando de un flanqueo, la columna francesa se abrió camino a través de las montañas hasta Loano el 6 de junio, desde donde enviaron su artillería a Génova. Las tropas de Grenier llegaron a Génova alrededor del 12 de junio. El historiador Ramsay Weston Phipps comparó esta marcha tortuosa con los movimientos de “una gallina asustada”.

El ejército de Suvorov cruzó a la orilla norte del Po y estaba en Chivasso el 25 de mayo de 1.799. El ejército aliado expulsó a los franceses de Turín a la ciudadela el 27 de mayo y se apoderó de una gran cantidad de cañones pesados en el arsenal. Estos cañones pronto ayudarían a los austriacos a reducir las guarniciones francesas de Alessandria, Tortona y otros lugares. El cuerpo austriaco de Heinrich von Bellegarde marchó desde Suiza a la zona de Alessandria, reemplazando a las tropas de Suvorov.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-10-26. Última modificacion 2021-01-05.
Valora esta entrada