Edad Media Los pechenegos Los pechenegos y Vladímir I “el Grande”
Los pechenegos y Vladímir I “el Grande”

Antecedentes

La lucha de Vladímir I con los pechenegos, se debió principalmente a la naturaleza depredadora de los nómadas, que comerciaban con la trata de esclavos y el robo de agricultores y ganado. Además, los pechenegos habían matado a Sviatoslav en los rápidos del Dnieper en la primavera del 972.

El comienzo de enfrentamientos sistemáticos con los pechenegos se menciona en crónicas de 988:

[Vladímir] comenzó a establecer ciudades a lo largo del Desna, y a lo largo de Ostr, y a lo largo de Trubezh, y a lo largo de Sula, y a lo largo de Stugna. Y comenzó a reclutar a los mejores maridos de los eslavos, de Krivichi, de Chud y de Vyatichi, y pobló las ciudades con ellos, ya que había una guerra con los pechenegos. Y peleó con ellos y los derrotó”.

En los lados derecho e izquierdo del Dnieper, se colocaron hileras de murallas de tierra y puestos avanzados de guardia para disuadir los ataques de los nómadas. A lo largo del río Ros, se formó así la línea defensiva de Porosskaya, a lo largo del río Sula-Posulskaya.

Con estas medidas, el príncipe trató de resolver varios problemas a la vez: alerta temprana de la invasión, complicando el movimiento de la rápida caballería pechenega, así como protegiendo las tierras desarrolladas con la ayuda de altos muros: los nómadas preferían atacar solo en zonas abiertas o intentaron asediar ciudades, pero nunca asaltaron.

Batalla del río Trubezh 993

En 993, reinando Vladímir I “el Grande” de Kiev (980-1015) fue contra los chorvatos. Volviendo de la guerra chorvata, llegaron los pechenegos por el otro lado del río Sula; Vladímir se dirigió contra ellos, y los encontró en el vado de Trubeth, donde actualmente se encuentra Pereysslavl. Los rusos se quedaron en una orilla, y los pechenegos en la otra. Ni unos ni otros se decidían a cruzar.
Se acercó el príncipe pechenego al río, y llamó a Vladímir diciendo: “Envía a un hombre tuyo, y yo a uno mío, y que luchen. Si tu hombre tira al suelo al mío, entonces no os atacaremos en tres años; si nuestro hombre tira al suelo al vuestro, os haremos la guerra durante tres años”.

Vladímir envió heraldos por el campamento en busca de un voluntario, sin embargo, según los anales, nadie se atrevió a luchar contra el héroe pechenego. Entonces, cierto anciano salió del campamento ruso y le dijo a Vladímir que había dejado en casa a su hijo menor, Jan Usmoshvets, a quien nadie podía vencerle.

Encantado, el príncipe mandó llamar al joven. Después de escuchar la solicitud de Vladímir de luchar contra el héroe pechenego, Yang primero sugirió probarlo con un toro
Encontraron un toro, grande y fuerte, y mandó enfurecer al toro; le pusieron hierro al rojo vivo y soltaron al toro. Y el toro pasó corriendo junto a él, y agarró al toro por el costado con su mano, y le arrancó la piel con la carne, donde sus manos habían agarrado.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993-1024x588.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993-300x172.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993-768x441.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993-1536x881.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993-100x57.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993.png 2044w
Batalla del río Trubezh 993. Prueba de la fuerza de Jan Usmar. Autor G. I. Ugriumov.

A la mañana siguiente, los pechenegos llegaron y comenzaron a llamar al valiente guerrero del ejército de Vladímir; uno de ellos ya se había ido frente a la formación nómada y se había desarmado, preparándose para un duelo. Al ver al hijo del curtidor, que, comparado con la enorme estatura del pechengo, parecía un dudoso duelo, el nómada se echó a reír y se lanzó al ataque. Los oponentes lucharon, luego Jan Usmar ideó y golpeó al pechenego con la cabeza en el estómago, derribándolo al suelo. Sin permitir que el enemigo recobrara el sentido, el hijo del curtidor mató al oponente con una patada, y Vladímir ordenó el ataque a los pechenegos, que estaban consternados.

Los paladines se enfrentaron, se agarraron y empezaron a apretarse con fuerza. Jan Usmar apretó al pechenego con las manos hasta matarle, y lo arrojó al suelo.

Los rusos lanzaron un grito de guerra, y los pechenegos emprendieron la huida, los rusos les persiguieron, matándolos, y expulsándolos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993--victoria-de-jan-usmar-1024x578.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993--victoria-de-jan-usmar-300x169.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993--victoria-de-jan-usmar-768x433.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993--victoria-de-jan-usmar-1536x867.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993--victoria-de-jan-usmar-100x56.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-del-rio-trubezh-993--victoria-de-jan-usmar.png 2035w
Batalla del río Trubezh 993. Victoria de Jan Usmar sobre el campeón pechenego, y la hida de los pechenegos.

Vladímir fundó la ciudad de Pereyaslav en el mismo lugar de su victoria sobre los pechenegos. Vladímir pensaba que ya no era suficiente construir fortalezas a lo largo del río Sula como una línea de defensa, así que erigió una segunda línea detrás de la primera a lo largo de los ríos Trubizh y Seim, y una tercera sobre los ríos Oster y Desna.

Evidentemente, no tenía grandes expectativas de mantener la región de Sula. A finales del siglo XI, estas fortalezas habían permitido aún mantener la región de Sula, pero estaba completamente desolado, como lo demuestra el informe que incluso en Pereyaslav, Vladímir Monómaco (Monomakh) y su séquito padecieron de la guerra y el hambre.

Vladímir también construyó ciudades fortificadas (grady) alrededor de Kiev y las repobló con los colonos de las tierras del norte como una zona amortiguadora de los pechenegos. Vladímir reclutó individuos prósperos de las tierras del norte.

Batalla de Vasilevo (6 de agosto de 996)

En 991 Vladímir construyó una fortaleza en Bolgorod. De acuerdo a la crónica, Bolgorod era la residencia favorita de Vladímir I quien trasladó allí a mucha gente, incluidas sus 300 concubinas. La ribera derecha del río Irpin era tierra de los drevlianos, quienes se resistieron al príncipe Rus, por lo que el establecimiento de la fortaleza puede estar destinado a consolidar el poder de Kiev sobre los drevlianos. La fortaleza además protegía Kiev de los nómadas de la Gran Estepa.
Hubo una serie de incursiones pechenegas en el interior de la Rus, en el año 993 atacaron Peryaslavl.

En el 996 atacaron Vasyliv y el príncipe Vladímir se dirigió contra ellos, pero se encontró con que los pechenegos que ya estaban en la orilla derecha del río Dniéper, en el lado de Kiev, a tan solo 30 km al sur de Kiev.

No hay detalles de la batalla, pero se sabe que sufrió una derrota humillante, y evitó la captura o muerte escondiéndose debajo de un puente. Los anales no indican a qué puente se refiere: el puente que cruza el Stugna, en la orilla norte del cual se encuentra Vasilev, o el puente que cruza el foso de la ciudad.

Después de la partida de los pechenegos, Vladímir erigió una iglesia en nombre de la Santa Transfiguración en Vasilevo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-entre-rusos-y-pechenegos-1024x671.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-entre-rusos-y-pechenegos-300x197.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-entre-rusos-y-pechenegos-768x504.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-entre-rusos-y-pechenegos-1536x1007.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-entre-rusos-y-pechenegos-100x66.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/05/batalla-entre-rusos-y-pechenegos.png 2027w
Batalla entre rusos y pechenegos. Autor Yuri Vasilyevich Emelyanov

Asedio del fuerte de Belgorod (997)

En el año 997 el fuerte de Bélgorod fue asediado por los pechenegos. Al pasar un tiempo los habitantes de la ciudad se quedaron casi sin reservas de comida y cuando ya estaban dispuestos a entregar la ciudad al enemigo, los salvó el ingenio de un anciano. Este les recomendó preparar kisel usando lo que quedaba de harina y miel, meterlo en barricas y colocarlas en los pozos de la ciudad. Después de hacerlo, los ciudadanos invitaron a los caudillos de los pechenegos a negociar y les ofrecieron beber el agua de los pozos de Bélgorod. Al ver que en vez del agua de los pozos sacaban kisel, los pechenegos pensaron que la propia Tierra ayudaba a los habitantes de la ciudad y las reservas de comida nunca se agotarían. Los invasores decidieron no perder el tiempo y se retiraron.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2022-05-12. Última modificacion 2022-05-12.
Valora esta entrada