Edad Moderna Corea dinastía Joseón Camino a China

Camino a Seúl

Las noticias de la invasión llegaron a Seul el 27 de mayo, cuando el informe de Pak Hong, almirante de Kyongsang llegó a la corte. La corte y el pueblo entraron en pánico, el gobierno Joseón nombró al general Yi Il, comandante del ejército de la provincia de Gyeongsang, como sunbyonsa o comandante de las fronteras con la omisión de proteger la ruta central de Busan a Seul, que pasaba por el paso de Choryong (Yi Il era un prestigioso general que en enero de 1.588, había rechazado a los jurchen en Hamgyeong, reunió 2.500 soldados y cruzó el río Tumen para atacar a la tribu jurchen en la batalla de Sizun Burak, matando a 380 e incendiando 200 casas). El general Song Unggil fue encargado de defender la ruta oriental que pasaba por el paso Chuk. El general Cho Kyong fue designado para cerrar la ruta occidental que pasaba por el paso Chupung.

Los refuerzos japoneses tenían de momento vía libre. Habían conseguido una cabeza de puente y las líneas marítimas parecían estar despejadas. Los castillos de Busan y Tongnae fueron rápidamente guarnecidos, y el puerto de Busan comenzó a proporcionar un lugar seguro y un embarcadero indiscutible para desembarcar más de 100.000 soldados japoneses con sus equipos, los caballos y los suministros durante el siguiente mes.

El 28 de mayo desembarcaba en Busan la segunda división japonesa mandada por Kato Kiyamosa con sus 22.800 efectivos. Si la primera era mayoritariamente cristiana, la segunda estaba integrada por budistas de la secta Nichiren, y en un lugar destacado figuraba un emblema con la frase “Gloria al sutra del Loto”.

Para sorpresa y enfado de Kiyomasa, Konishi Yukinaga no se encontraba en Busan esperándolo. Según los planes de Hideyoshi, las tres primeras divisiones debían concentrarse en la cabeza de puente coreana y una vez reunidas avanzar hacia Seúl por caminos diferentes.

Yukinaga había decidido por su cuenta aprovechar la oportunidad y tomar delantera en la marcha hacia Seúl, que se encontraba a unos 450 km Busan. Probablemente su intención era ganar gloria personal, pero lo cierto es que los coreanos estaban desconcertados y parecía que un avance rápido podía otorgar grandes frutos y que no había excesiva necesidad de preocuparse de los flancos.

De los tres caminos hacia Seúl a través de la montañosa Corea; la primera división tenía asignado el “central”. El primer obstáculo de relevancia en su camino era la fortaleza de Daegu (Taegu); pero Yukinaga la tomó casi sin resistencia el 28 de mayo, antes de que los coreanos pudieran organizar adecuadamente su defensa.

La segunda división de Kato Kiyomasa desembarcó en Busán el 27 de mayo, mientras que la tercera división de Kuroda Nagamasa desembarcó al este de Nakdong el 28 de mayo. La segunda división tomó la ciudad abandonada de Tongdo al siguiente día de su llegada a tierras coreanas, y para el 30 de mayo ya habían capturado Kyongju, antigua capital del reino de Silla, tras una breve resistencia en la que perecieron 3.000 coreanos. Aunque la toma le repuso poca gloria militar si obtuvo una gran cantidad de botín. Después continuó a Yongju y Shinnyong, capturando varias ciudades más a su paso.

La tercera división capturó el castillo Kimhae, que tenía murallas muy altas, donde mantuvieron a los defensores bajo disparos de arma de fuego, mientras construían rampas mediante fajinas con los cultivos de los alreddores para introducirse en la fortificación que fue tomada y cortando 1.000 cabezas . El 3 de junio la tercera división capturó Unsan, Changnyong, Hyonpung, y Songju.

Mientras tanto, la primera división de Yukinaga tomaba la fortaleza de Yangsan después de que sus defensores huyesen tras los primeros disparos de arcabuz hechos por la vanguardia japonesa. Posteriormente, el día 26 de mayo, tomaron el castillo Miryang. La primera división aseguró la fortaleza de Cheongdo los siguientes días.

 

Batalla de Sangju (3 de junio de 1592)

Cuando finalmente llegó procedente de Seúl el general Yi Il, se encontró con que tenía que detener el avance japonés sólo con sus 60 jinetes de escolta y unos 900 nuevos reclutas a los que atrajo abriendo los almacenes de grano gubernamentales.

El resultado fue el esperable. En el combate de Sangju en 3 de junio, Yi Il dispuso a su pequeño ejército en ocupando dos pequeñas colinas que cerraban el paso. De los bosques cercanos aparecieron cerca de 6.700 hombres bajo el mando de So Yoshitosi, con los arcabuceros japoneses al frente. Konishi and Matsuura avanzaron de frente y sus arcabuceros se acercaron hasta situarse a unos 100 metros, sin que los arcos coreanos en manos inexpertas pudieran impedirlo y empezaron a disparar. Mientras So envolvía por la izquierda, y Arima y Goto envolvían por la derecha. El pánico se extendió y la formación coreana se vino abajo, perseguida de cerca por los japoneses. Yi Il se quitó su armadura y huyó a caballo hacia el norte. En la batalla perecieron 300 coreanos, el resto consiguió huir.

Batalla de Chungju o de Tangeumdae (6 de junio 1592)

En su huida hacia el norte, Yi Il descubrió con horror que el imponente paso de montaña de Joryeong estaba desprotegido. Al bajar de las montañas y alcanzar la fortaleza de Chungju, se lo comunicó a Shin Rip, general en jefe del ejército de las tres provincias centrales. Shin Rip se negó a aceptar el consejo de un ”general derrotado”. Shin tambien era veterano de las guerras del Norte contra los jurchen, había aplastado 20.000 jurchen con 500 lanceros de caballería en 1.583, y tenía su propio plan de batalla. Shin Rip contaba con un importante contingente de caballería y estaba decidido a sacarle el máximo partido. Había dejado el paso de Choryong por la fortaleza en Chungju para aprovechar mejor la caballería.

Shin Rip salío de la fortaleza de Chugju y decidió enfrentarse a los japoneses en campo abierto en Tangeumdae, desplegó una división de caballería de 8.000 hombres, apoyándose en la colina de Tangeumdae, cerca de una zona donde confluyen el río Han y su afluente, el Talcheon. Situó a sus fuerzas con el río Han a sus espaldas, probablemente en el convencimiento de que así lucharían hasta la muerte.

Batalla de Chungju o de Tangumdae 6 de junio de 1592, avance del ejército japones.

El 5 de junio, la primera división, integrada por 18.000 efectivos, salió de Sangju y por la noche llegó a la fortaleza abandonada de Mungyong. A la mañana siguiente, llegó a Tangumdae.

La batalla de Chungju o de Tangeumdae, tuvo lugar el 6 de junio. Yukinaga dividió su contingente en tres partes para el ataque, Matsuura Shigenobu (3.000) lideró el ataque frontal; mientras que Konishi (7.000) y So (3.000) atacaban por la izquierda siguiendo el río Talchon; Omura, Arima y Goto con 3.700 efectivos atacaban por la derecha siguiendo el camino de Chungju.

Una vez en posición, los arcabuceros japoneses de los flancos empezaron a producir estragos, mientras que el cuerpo central japonés iniciaba su avance contra la colina. De nuevo los arqueros coreanos fueron incapaces de responder con eficacia al fuego de los arcabuces y el pánico se extendió por las líneas coreanas; momento que aprovecharon los flancos japoneses para unirse al ataque.

La ferocidad del ataque japonés sorprendió a Shin Rip, que valientemente lideró dos cargas de caballería contra el ejército japonés, las cargas coreanas fueron rechazadas con facilidad. Shin Rip se retiró tras ser alcanzado por varias flechas y contemplando la derrota de su ejército eligió suicidarse en el río. Muchos coreanos intentaron escapar cruzando los ríos a nado, pero fueron arrastrados fuera y decapitados, los japoneses contaron 3.000 cabezas enemigas y tomaron varios cientos de prisioneros. Probablemente las bajas coreanas fueron muchas más, ya que muchos acabarían muertos en los ríos a través de los que tenían que escapar. Lo cierto es que el ejército de Shin Rip había dejado de existir en la práctica y el camino a Seúl estaba expedito.

Batalla de Chugju 1592. La caballería del general coreano Shin Rip carga contra los arcabuceros japoneses

 

Conquista de Hanseong (Seúl)

Tras la batalla, Yukinaga se reunió con Kiyomasa que había descendido de las montañas justo detrás de la primera división. La reunión entre Konishi Yukinaga y Kato Kiyomasa fue muy tensa. Kiyomasa estaba molesto con los laureles conseguidos por Yukinaga, al que despreciaba. Hubo un momento en que tuvieron que ser separados, después de que Kiyomasa se burlara repetidamente del origen familiar de Yukinaga: una familia de comerciantes especializados en la venta de medicinas. Dado que había dos rutas para continuar hasta Seúl, se decidió que cada uno iría por una diferente y Yukinaga le cedió a Kiyomasa el derecho a elegir primero, éste sin dudarlo eligió sobre el mapa la ruta más directa y ordenó esa misma noche levantar el campamento y ponerse en marcha. Yukinaga hizo lo propio al enterarse de la marcha de su rival.

Kiyomasa había elegido la ruta más corta, pero en las proximidades de Seúl tenía que superar un importante obstáculo: cruzar el río Han en una zona en la que discurría a través de un ancho cauce, sin puentes y sin vados. Una fuerza coreana de cerca de 1.000 hombres aguardaba al otro lado del río, tras haber destruido todos los botes de la zona. El comandante coreano entró en pánico al ver aproximarse la fuerza japonesa y huyó, dispersándose acto seguido sus hombres. Así pues los japoneses pudieron cruzar sin oposición, tras haber construido balsas improvisadas, pero el proceso se alargó por fuerza durante bastantes horas. Horas que iban a resultar decisivas ya que cuando Kato Kiyomasa llegó a Hanseong (Seúl), en la mañana del 11 de junio, observó con disgusto como de las murallas ondeaban las banderas de su rival Yukinaga.

Las fuerzas de Yukinaga Konishi siguieron río arriba, donde la profundidad del agua era menor y, por lo tanto, más fácil de cruzar, habían llegado unas horas antes y para su sorpresa las altas murallas de Hanseong (Seúl) estaban desguarnecidas. El único problema a la vista era construir escaleras lo suficientemente altas o buscar un medio de derribar la puerta de acceso, para lo que habría que esperar a la mañana siguiente ya que ya era de noche. Durante la inspección de la muralla se halló una exclusa de hierro para la evacuación de agua y el samurái Kido Sakuemon se las ingenió para forzar la exclusa usando como palanca los cañones de varios arcabuces atados entre sí.

Hanseong (Seúl) se encontraba parcialmente saqueada. Originalmente contaba con una guarnición de cerca de 7.000 hombres, mal equipados en su mayoría y que tendrían difícil defender la enorme muralla de la ciudad. Dada la situación se había decidido evacuar al rey Seonjo, así como toda la corte, refugiándose en Pyongyang. La marcha del rey había desatado el pánico en la población civil de la ciudad que había huido en gran número, mientras otros habían aprovechado para darse al saqueo y la destrucción; no sólo de palacios sino también e intencionadamente de varios edificios gubernamentales como el registro de esclavos. El único consuelo coreano es que los saqueos y la destrucción privaron de un notable botín a los conquistadores, ya que la corte Joseón en su huida había dejado atrás depósitos repletos de comida, armas, así como buena parte del tesoro real.

La primera división había recorrido unos 450 km en 20 días y la segunda lo había realizado en sólo 15 días. Poco despues llegaría la tercera liderada por Kuroda Nagamasa. El resto de divisiones también había desembarcado y cubría la retaguardia japonesa, preparándose además para limpiar las zonas que las tres primeras divisiones habían obviado en su rápida marcha hacia Seúl. Quien no había desembarcado era Toyotomi Hideyoshi, que aceptó retrasar su marcha hasta 1.593 y provisionalmente puso al mando del ejército expedicionario a Ukita Hideie, un joven daimyo de 19 años casado con la hija adoptiva de Hideyoshi y comandante de la octava división, para asesorarle se nombraron tres bugyos ocomisionados: Mashita Nagamori, Ishida Mitsunari y Otani Yoshitsugu y los cuatro generales: Hasegawa Hidekazu, Kimura Shigekore, Kato Mitsuyasu y Maeno Nagayasu.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-10-04. Última modificacion 2017-10-04.