Edad Moderna Corea dinastía Joseón Creación de la dinastía Joseón

Caida del reino de Koryo

El general Lee YiSung-Key, un maestro tirador de élite en tiro con arco que había sido comandante en la frontera norte, había adquirido poder a finales de 1.370 y principios de 1.380 haciendo retroceder a los restos del ejercito mongol de la península coreana; y también, repeliendo los ataques de los wakos o piratas japoneses que estaban muy bien organizados. Como consecuencia de la caída de la dinastía Yuan en China y el surgimiento de la dinastía Ming bajo el mando de ZhuYuánzhang, la corte real en Koryo (Corea) se dividió en dos facciones: una liderada por el general Yi apoyada por la dinastía Ming y la otra mandada por su rival, el general Choe apoyada por la Dinastía Yuan.

En 1.388 un mensajero de Ming llegó a Koryo para exigir el retorno a China de una parte importante del territorio del norte de Koryo, el general Choe aprovechó la oportunidad y utilizó la atmósfera anti-Ming para urdir la invasión de la península de Liaodong (Koryo afirmaba ser el sucesor legitimo del antiguo reino de Goguryeo; así como, restaurar Manchuria como territorio coreano fue parte de su política exterior durante toda su historia).

Yi Sung-Key era opuesto a la invasión, pero fue elegido para llevar a cabo esta hazaña; sin embargo, en isla de Wihwa sobre el río Amrok, tomó una decisión trascendental, conocida como: “El regreso del ejército de la isla de Wihwa“. Esta acción modificaría el curso de la historia coreana. Conociendo que era apoyado por los funcionarios públicos de alto rango, el pueblo en general, y el gran elemento disuasivo del imperio Ming liderado por el emperador Hongwu, decidió rebelarse . El general Lee partió su ejército desde el río Yalu directamente a la capital, derrotó a las fuerzas leales al rey dirigidas por el general Choe, a quien procedió a eliminar, y destronó al rey U, pero no accedió inmediatamente al trono, sino que colocó al hijo del rey U, Chang. Yi permitió que este reinara durante 4 años como rey títere hasta que una vez afianzado en el poder, exilió al rey Gongyang a Wonju en 1.392, donde él y su familia fueron asesinados en secreto. Así culminaron los 475 años de la dinastia Koryo y comenzó la dinastía Lee Joseón o Choson liderada por Yi Sung-Key, ahora llamado: Teajo, que significa Gran Progenitor; nombre que también había recibido el rey fundador de la dinastía anterior, la dinastía Goryeo o Koryo.

El general Lee YiSung-Key entrando en Seúl, posteriormente recibiría el nombre de Teajo

El general Lee, dándose cuenta del peligro de la fuerza militar del futuro, adoptó los conceptos confucionistas de superioridad de los oficiales civiles sobre los militares, lealtad absoluta al rey de la nación, y reverencia al padre de familia, reemplazando el budismo por el confucionismo con objeto de contrarrestar la dominante influencia budista y apropiarse de las grandes riquezas acumuladas en los monasterios budistas durante el periodo de Koryo. En manos de la élite de la nueva dinastía, las teorías neoconfucianas sobre el estado y la sociedad proporcionaron la base ideológica para llevar a cabo extensas reformas.

Tanto la dinastía coreana de Joseón como la Ming de China compartían muchos aspectos: ambas emergieron durante el siglo XIV a la caída del gobierno mongol, ambas establecieron los principios del confucionismo como un ideal de sociedad y gobierno, además de que luchaban en contra de similares amenazas extranjeras (como los piratas jurchen o los piratas wako japoneses). Internamente, tanto China como Corea sufrían de disputas entre las diversas facciones políticas. Este factor tendría una influencia considerable en las decisiones tomadas por el gobierno coreano antes de la guerra y las tomadas por el gobierno chino durante ella. La mutua dependencia económica de ambos países, así como el tener enemigos en común resultó en una relación amistosa y próspera entre ellos.

Costumbres coreanas durante la dinastía de Joseón

La sociedad coreana

Los primeros resultados prácticos de los ideales confucionistas se promulgaron poco después de la fundación de Joseón o Choson en 1392. La administración del gobierno se centralizó y el éxito de los exámenes de la función pública se hicieron obligatorios para los funcionarios. Había existido un sistema de exámenes bajo el reino de Koryo, que incluía exámenes militares que cubrían experiencia combate personal, así como estudios de textos militares. Estos se continuaron bajo Joseón y sentaron las bases para el reclutamiento regular de oficiales militares. Por desgracia para el el desarrollo del ejército de Corea, los exámenes civiles tenían mucho mayor prestigio.

El término que se utiliza para la clase aristocrata que había dominado la sociedad Koryo era yangban, una expresión que significaba originalmente las “dos archivos” de los funcionarios (uno civil, el otro militar), que se alineaban delante del trono durante una audiencia real. Aparte de unas pocas familias que fueron eliminados a causa de su apoyo al antiguo régimen Koryo, la mayor parte del yangban logró hacer la transición de una dinastía a otra con sus riquezas y posiciones sociales intactos, el nuevo sistema de exámenes demostró que no era un obstáculo insuperable.

El funcionariado estaba ahora teóricamente abierto a todos yang’in (hombres libres), pero en la práctica los yangban tenía el acceso más fácil a las dos escuelas y oficinas. Así que en lugar de unanueva élite gobernante sobre la base de los hombres libres que ascendían, la dinastía Joseón instaló en un patrón híbrido entre los nuevos ideales de una burocracia meritocrática y el estilo antiguo Koryo de una aristocracia hereditaria.

La influencia de la educación a través del sistema de exámenes y la larga estabilidad política aseguró que hubiese muchos hombres de talento entre las filas yangban que hicieron una enorme contribución a Corea en las ciencias, el arte, la literatura y la guerra.

El siguiente nivel por debajo de los aristocratas o yangban estaba ocupado por los chungin (personas de clese media alta) que trabajaban como: contadores, administradores, artistas, astrónomos, calígrafos, médicos, gobernantes locales, intérpretes, juristas, magistrados locales, oficiales militares, traductores y otras ocupaciones. Este grupo también incluía a los hijos ilegítimos de los yangban y concubinas, y en ocasiones podía ser opresivo para las clases más bajas, y fueron esencialmente yangban que no habían superado los exámenes necesarios para obtener el título y el estado de yangban. Estaban exentos del servicio militar y de los impuestos.

El siguiente nivel más bajo estaba ocupado por los sangmin (la gente normal) que trabajaba como: artesanos, agricultores, pescadores, trabajadores, comerciantes y campesinos (agricultores arrendatarios), entre otras ocupaciones, y comprendía aproximadamente el 75% de la población Durante la dinastía Joseón, aunque que no tenían apellidos. Estaban sujetos al servicio militar y, a menudo sufrieron fuertes impuestos, (a menudo hasta un 50% de sus ingresos) causando que muchos se empbrecieran económicamente y lo que es muy difícil para ellos, elevarse en la sociedad a través de la educación. Eran vistos como “limpios” por las clases altas.

Pirámide social de la dinastía Joseón

El nivel inferior estaba ocupado por los cheomin (clase baja) que trabajaba como: acróbatas, actores, monjes budistas / monjas, carniceros, concubinas, verdugos, exorcistas, gisaeng, (artistas femeninas que fueron entrenados en la danza, la poesía y cantando), sepultureros, cazadores, guardas de la cárcel, magos, metalúrgicos, mudang o chamanes, nobi o esclavos, plañideras profesionales, sirvientes, zapateros y curtidores entre otras ocupaciones, así como mendigos, y los nómadas que no se les permitía vivir en el interior de las ciudades. No podían tomar parte en los exámenes para mejorar su situación, y no tenían nombres de familia. Muchos nobi eran personas que estaban siendo castigados por los crímenes, o por deudas no pagan, pero algunas personas se convirtieron en esclavos voluntariamente con el fin de escapar de la pobreza, y otros más fueron parte de las familias de esclavos que habían sido propiedad de las clases altas durante generaciones. Muchos de estos nobi o esclavos generacionales huyeron a las montañas y formaron grupos de bandidos. El grupo de los cheomin fue considerado “impuro” y, a menudo discriminados por las clases altas, estaban exentos del servicio militar, y de los impuestos.

El reinado del rey Sejong entre 1418 y 1450, por ejemplo, fue una época dorada para Joseón que vio innovaciones que fueron desde la creación de han’gul, alfabeto propio de Corea, a la medicción precisa de la lluvia dos siglos antes de que fuese introducida en Europa.Aunque exentos del servicio militar obligatorio al servicio militar, muchos yangban hicieron grandes contribuciones en el campo de guerra, así, con importantes novedades como buenos cañones y el establecimiento de una formidable armada. Sin embargo, como en la mayoría de las sociedades, también hubo muchos que disfrutaron de los grandes privilegios sin dar nada a cambio. Para este tipo de hombres el prestigio político y el prestigio individual estaban íntimamente ligados, y ninguna victoria en un campo de batalla podría comparada a una victoria obtenida en los pasillos de la corte coreana.

Aspectos de la vida cotidiana durante la dinastía de Joseón

Además de los exámenes, otro medio por el cual el primer rey de Joseón trató de limitar el poder de los yangban fue aumentando la influencia de la monarquía a su costa, pero los ideales confucianos benevolentes del rey Trejo no fueron compartidos por todos sus sucesores, y en varias ocasiones el aumento del poder a manos reales no garantizaba automáticamente su uso racional y comedido. Por ejemplo, el rey Taejong (1.401-18) manipuló la sucesión en su propio favor, mientras que el rey Sejo (1.455-68) usurpó el trono a su sobrino. Sin embargo, mientras el confucianismo que destacaba la lealtad al trono también podía proporcionar la justificación moral para el derrocamiento de los monarcas. Así fue cuando Corea se enfrentó a una disputa por la sucesión en 1.545 entre clanes yangban rivales, creando el caos político desterrando y ejecutando los miembros de la facción rival.

Treinta años más tarde, durante el reinado del rey Sonjo (1567-1608), un enfrentamiento similar surgió por el nombramiento de un funcionario en el ministerio de personal. Los pretendientes rivales fueron apoyados por dos grupos de yangban, conocido como los orientales y los occidentales, por la ubicación de sus hogares en la capital. El rey Sonjo hizo poco para calmar el enfrentamiento entre las facciones, e incluso lo agrabó cambiando de lealtad de un bando a otro a capricho, por lo que en el momento de la invasión japonesa, el enfrentamiento entre facciones se había arraigado firmemente y también había desarrollado un elemento perturbador hereditario que iba a causar problemas importantes para los sucesores del rey Sonjo. La rivalidad entre las facciones iba tener una marcada influencia en el proceso de toma de decisiones durante los años que condujeron a la guerra con Japón.

En el otro extremo opuesto a los yangban en el espectro social de Corea se encontraban los esclavos. En 1.592 los esclavos componían un tercio de toda la sociedad coreana y dos tercios de la población de Seúl, que se había convertido en la capital de la dinastía Joseón en el momento de su fundación. La mayoría de los esclavos eran propiedad de los yangban y la riqueza de un yangban se medía tanto por el número de esclavos como por la cantidad de tierra que poseía. La esclavitud como institución tenía una larga historia de ser una parte integral de la sociedad coreana y de su economía rara vez fue desafiada o cuestionada. Ni el confucianismo ni el cristianismo lo condenaron, una actitud claramente disuelvieron los templos y monasterios budistas y se apoderaron de sus tierras. Con las propiedades de los templos, iban 80.000 esclavos, pero en vez de otorgarles su libertad, simplemente les hacieron esclavos del gobierno.

Choe Hang o ministro civil de Joseón

En varias ocasiones en la historia de Corea, los esclavos se aprovecharon de la agitación política o militar para quemar los registros de esclavos. A los pocos días de la huida del rey Sonjo de Seúl, por el avance japonés en 1.592, los esclavos refugiados atacaron el ChangyeWŏn (agencia de esclavos) y destruyeron todos sus registros, pero había otras maneras para que un esclavo ganase su libertad, porque, al igual que los yangban, los esclavos estaban normalmente excluidos del servicio militar. Las excepciones se levantaron en tiempos de emergencia nacional, cuando fueron atacados por los jurchens o por las incursiones piratas en las costas, poniendo de manifiesto una grave escasez de hombres con deberes militares.

En 1.554 y 1.555 el gobierno reclutó esclavos para el servicio en el norte y se les concedió su libertad a cambio, hasta que las protestas de sus antiguos propietarios hicieron el gobierno restringiese la liberación solo a los que realmente había tomado parte en el combate.

Se estima que unos 20-30.000 esclavos obtuvieron su libertad a través de la lucha contra los japoneses desde 1.592 en adelante. En 1.593 los esclavos fueron incluso permitidos para tomar parte en los exámenes militares. Los peticionarios para esto, y para la concesión de la libertad, se suponía que debían ser entregados por los funcionarios provinciales a los esclavos después de contar el número de cabezas japonés presentadas por el posible candidato, pero era un sistema abierto a abusos por parte de ambos partes. Los funcionarios corruptos vendían las órdenes por lucro, y los esclavos deshonestos cortaban las cabezas de los mendigos coreanos que habían muerto por causas naturales.

En cuanto a la organización territorial, el reino de Joseón se dividió en ocho do o provincias que permanecieron casi inalterables durante varios siglos, estaban gobernadas por un gwanchalsa o gobernador, cada una de ellas se dividía en moks o departamentos administrados por un moksa, en total había 20 departamentos, estos a su vez se dividían en gun o condados adminstrados por un gansu, en total había 80 condados, en cada condado o gun, había un hyeon o supervisor nombrado por el gobierno central.

Dinastía Joseón las 8 do provincias en que estaba dividido

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-10-04. Última modificacion 2017-10-04.