Siglo XVIII Guerras Revolucionarias Francesas III (1.798-99) Tercera Guerra de la Vendée

Antecedentes

En 1.799, las derrotas militares de la República condujeron a nuevas levas de hombres y al voto de la ley de rehenes, estas medidas animan a los jefes chuanes a reactivar la insurrección el 14 de septiembre de 1.799, 200 jefes de chuanes y vendeanos se reunieron en el castillo de Jonchère, cerca de Pouancé, defendido por 1.200 hombres y acordaron una toma general de armas para el 15 de octubre. El mando se reorganizó: Suzannet sucedió a Charette al frente del ejército de Bas-Poitou y Pays de Retz en el oeste de la Vendée y en el sur de Loire-Inférieure, Sapinaud retomó el mando del ejército del centro, mientras que Charles d’Autichamp, sucedió a Stofflet al frente del ejército de Anjou .

El ejército republicano de Inglaterra , puesto bajo el mando del general Michaud, solo contaba con 16.000 soldados en todo el oeste. La zona de la Vendée está a las órdenes del general Travot.

Batalla de Montaigu (29 de octubre de 1.799)

El 29 de octubre de 1.799, el general vendeano Pierre Constant de Suzannet, comandante en jefe del ejército católico y real de Bas-Poitou y el país de Retz, intentó apoderarse de la ciudad de Montaigu con 900 hombres . Pero la ciudad estaba defendida por una gran guarnición y cañones.

El ataque, que se produce hacia Meslay, en el territorio de la vecina ciudad de Guyonnière, desembocó en una encarnizada lucha que finalmente fue repelida por los republicanos al mando del comandante del batallón Levieux. Suzannet, así como su lugarteniente, Charles-Henri de la Roche-Saint-André, resultaron heridos.

Castillo de Montaigu. Litografía siglo XIX

Batalla de Aubiers (2-4 de noviembre de 1.799)

A principios de noviembre, el general de Vendée Charles d’Autichamp, comandante del ejército de Anjou, había reunido todas sus tropas, es decir, de 6.000 a 8.000 hombres.

En 2 de noviembre de 1799, el ejército de Autichamp atacó a una empresa de un centenar de hombres de la MBI70 mandados por el capitán Lavigne. Sin embargo, los republicanos lograron escapar y se refugiaron en la iglesia de Aubiers.

Escena de las guerras de la Vendée. Autor Jules Girardet

Al día siguiente, el general Simon Dufresse estacionado en Bressuire se enteró de que la compañía del capitán Lavigne estaba sitiada en Aubiers por varios miles de vendeanos. Luego, Dufresse reunió a 600 hombres y acudió en su ayuda. Unas horas más tarde, en el puente de Nueil, los republicanos entraron en contacto con las fuerzas de Vendée, es decir, 2.000 combatientes, entre ellos 200 de caballería que custodiaban el puente. La posición fue tomada a bayoneta por los republicanos, algunos vendeanos se refugiaron en el cementerio de Nueil donde fueron muertos hasta el último hombre.

El 4 de noviembre al amanecer, los republicanos entraron en la localidad de Aubiers. Dufresse, habiendo recibido 100 soldados de Châtillon-sur-Sèvre como refuerzos, dividió su tropa en 3 columnas y lanzó el ataque en varios puntos, mientras desde la iglesia, los hombres del Capitán Lavigne, a la vista de los refuerzos, estaban tratando de salir. Poco experimentados y mal equipados, los vendeanos entraron en pánico y huyeron. Los republicanos se lanzaron tras ellos y mataron a muchos vendeanos antes de que lograran refugiarse en el bosque.

Las pérdidas fueron aplastantes, 500 vendeanos murieron frente a 30 republicanos y 1.500 resultaron heridos. El ejército de Anjou quedó fuera de combate y Autichamp desistió de continuar la lucha, el 18 de enero de 1.800 firmó la paz con los republicanos.

En el centro, el emigrado Grignon, que sustiyuyó a Sapinaud, logró un pequeño éxito en La Flocellière el 14 de noviembre, pero fue golpeado y muerto cuatro días después en Chambretaud.

Final de la guerra

La guerra se interrumpió tras el anuncio del golpe de Estado del 18 de Brumario. El 15 de noviembre, el general Gabriel d’Hédouville tomó el mando del ejército de Inglaterra y abrió negociaciones con los oficiales realistas el 9 de diciembre en Pouancé. Poco a poco, este último optó por una suspensión de de las hostilidades. Pero los generales realistas estaban divididos entre los que querían firmar la paz y los que quieren continuar la guerra. Napoleón Bonaparte, primer cónsul, proclamó la libertad religiosa y separó a 30.000 hombres de las fronteras para enviarlos a Occidente el 16 de enero, Hédouville fue reemplazado por Guillaume Brune al frente del Ejército de Inglaterra, que pronto recuperó su antiguo nombre de ejército del Oeste. Frente a tales fuerzas, los líderes de Vendée, Suzannet , d’Autichamp y Sapinaud , firmaron la paz en Montfaucon-sur-Moine el 18 de enero de 1.800. Los generales chuanes solo resistieron unas pocas semanas más.

Escena de las guerras de la Chuaneria. Autor Jules Girardet
Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-10-27. Última modificacion 2020-10-27.
Valora esta entrada