Siglo XVIII Guerra de Sucesión Española I (1701-07) Guerra de Sucesión Española. Campañas en 1.703
Guerra de Sucesión Española. Campañas en 1.703

Situación política en 1.703

España

Portugal había sido bloqueado por la flota anglo-holandesa en 1.702, una situación que era bastante perjudicial para los portugueses. En mayo de 1.703, el rey Pedro II firmó el tratado de Methuen por el que aceptaba tejidos ingleses a cambio de sus vinos, y además 12.000 tropas anglo-holandesas desembarcarían en Portugal, las potencias marítimas pagarían por 13.000 tropas portuguesas, elevando el total de tropas portuguesas a 28.000, y Portugal obtendría partes de Extremadura y Galicia, mientras que el archiduque Carlos se uniría al ejército.

Al enterarse en España de la amenaza portuguesa, Felipe V pidió ayuda a su tío para que enviase fuerzas, Luis XIV envió un cuerpo francés de 12.000 hombres. También se hizo regresar al conde de de los Países Bajos españoles para tomar el mando del ejército.

Felipe V tuvo que indemnizar a Su tío Luis XIV por la pérdida de su flota, y ante la nueva amenaza creada por el cambio de alianza de Portugal, empezó el reclutamiento urgente de nuevas unidades de infantería y caballería para enfrentarse a la nueva situación.

Se decidió crear 10 nuevos trozos de caballería (Giroella, Mendivil, Montenegro, Moscoso, Narváez, la Reina, Asturias, Villacencio, Castilla y Estrella) y 3 tercios de dragones (Mendoza, Compodrón y Malhony).

Se empezó a reclutar las milicias provinciales como unidades de reserva.

Norte de Italia

Víctor Amadeo ahora comenzó las negociaciones con la Alianza. Estos fueron conocidos por la corte francesa y planearon contramedidas que también fueron filtradas. Al enterarse de estos planes para anexar Savoya a Francia, Victor Amadeo había retirado la mayor parte de sus tropas de las tropas francesas cuando, el 29 de septiembre de 1.703, Vendôme arrestó a varios generales piamonteses. Esto finalmente llevó a Savoya a un conflicto abierto con Francia y el 8 de noviembre de 1.703 se concluyó una alianza formal con la alianza. Esto era demasiado tarde para la temporada de campaña, pero Savoya se convertiría en un importante campo de batalla el año siguiente 1.704.

Austria

La traición bávara había llevado a Austria a una situación estratégica peligrosa, Viena estaba amenazada desde Baviera e Italia. Afortunadamente para los aliados, Landau había caído un día antes del ataque de Maximiliano Emanuel en Ulm y Bavaria estaba bastante aislada. La victoria estratégica de Nordlingen incluso abrió la posibilidad de reconciliación de Maximiliano Emanuel y el Imperio.

Después de la reciente conquista de Hungría (el asedio de Viena tuvo lugar en 16.83), los austriacos habían gobernado Hungría con mucha insensibilidad. Leopoldo I había gobernado Hungría como si fuera por derecho de conquista, una actitud que no encajaba para ganar los corazones y las mentes de sus nuevos sujetos. Había gravado a la nación húngara sin el consentimiento del pueblo. Había nombrado a no húngaros en el gobierno, había llenado guarniciones con extranjeros y había entregado tierras «conquistadas» a sus favoritos. Todo esto, y especialmente la persecución religiosa contra los numerosos protestantes, había hecho que el país abundara en la rebelión.

Ferenc Rákóczi fue el candidato ideal para liderar una rebelión húngara. Rákóczi también se convirtió en un invitado regular del enviado francés a Viena, el duque de Villars. Pero luego, los austriacos capturaron una carta de Rákóczi a Luis XIV sobre la posible asistencia francesa a Hungría, y Rákóczi fue encarcelado. Sin embargo, Rákóczi escapó de la prisión con la ayuda de los jesuitas y huyó a Polonia.

Miklós Bercsényi también había huido allí. Pronto los dos iniciarían la revuelta húngara. El 6 de mayo de 1.703 hicieron una proclamación al pueblo húngaro para instarlos a levantarse contra el gobierno de los Habsburgo.

Holanda

Con respecto a su propia posición estratégica, las Provincias Unidas estaban muy satisfechas con los resultados de la campaña del año anterior. El peligro inmediato de una invasión en sus vulnerables fronteras del sur y del este había desaparecido y los Estados Generales podían considerar las formas de alcanzar los objetivos establecidos en el tratado de la Gran Alianza. Para lograr esto, los Estados Generales e Inglaterra acordaron contratar conjuntamente a unos 20.000 soldados adicionales. Inglaterra condicionó su aprobación a que las Provincias Unidas prohibieran todo comercio con el enemigo y se salieron con la suya cuando se hizo esto el 11 de mayo.

Las conquistas en los Países Bajos españoles y especialmente un asedio a Antwerpen fueron los objetivos principales para 1.703. En febrero de 1703 se celebró una conferencia en La Haya con Obdam, Slangenburgh y representantes de los Estados y Raad van State. Se consideró necesario conquistar Bonn primero. Las razones eran que Bonn obstaculizaba las comunicaciones con el Mosela y el Alto Rin, preocupaba a los estados alemanes y obstaculizó el comercio. El plan era tener un ejército de observación cerca de Maastricht, mientras que un ejército algo más pequeño sitiaría Bonn.

Otros planes holandeses se referían a la guerra naval y al apoyo del imperio. En cuanto a la guerra naval, se pidió a los Estados Generales medios para equipar a 48 barcos de la línea y 12 fragatas. En lo que respecta al apoyo al Imperio, el emperador y varios estados alemanes habían pedido el asedio de Bonn, pero eso no sería suficiente. Por lo tanto, el general van Goor comenzó a marchar hacia el Alto Rin el 1 de marzo con 15 batallones de infantería y un regimiento de caballería.

Campaña en el Rin 1.703

Marlborough recomendó a los planificadores aliados una vigorosa ofensiva en Flandes que obligaría a los franceses a reforzar su ejército allí, y así reducir sus actividades a lo largo del Alto Rin. Como de costumbre, los holandeses, aferrados a la idea de que «tomar las fortalezas era todo el arte de la guerra«, estarían de acuerdo solo en asediar Bonn, que el elector de Colonia confió a los franceses, y cuya captura liberaría a todo el Bajo Rin (la fortaleza de Rheinberg había sido tomada a principios de febrero en un sitio de invierno).

Asedio de Trarbach 1.703

Desde primeros de febrero de 1.703, el mariscal Boufflers ordenó el envío de tropas al ducado de Luxemburgo para fortalecer esa región con la transferencia de 22 batallones y 25 escuadrones (franceses: 10 batallones, 12 escuadrones y 9 de dragones; españoles: 12 batallones y 4 escuadrones) mandados por el mariscal Tallard para proteger la ciudad de Trarbach atacada por el príncipe de Hesse-Cassel. El asedio fue levantado.

Asedio de Bonn (27 de abril al 15 de mayo de 1.703)

El asedio de Bonn comenzó el 27 de abril, mucho antes de lo que los franceses esperaban que comenzara la campaña de los aliados. Marlborough se hizo cargo personalmente de la operación, colocando a un ejército de cobertura de 15.000 hombres bajo el mariscal holandés Overkirk entre Lieja y Maastricht. Esta fuerza relativamente pequeña pronto fue atacada por Villeroi, quien, sorprendido y enojado por el repentino movimiento de Marlborough, pensó para recobrar a Lieja mientras los aliados estaban ocupados con el asedio de Bonn. Una posición heroica en Tongres por dos batallones aliados retrasó a un ejército francés de 40.000 hombres más de un día, y la llegada oportuna de 10.000 refuerzos británicos, junto con el apoyo de los cañones de la fortaleza de Maastricht, proporcionaron a Overkirk un argumento lo suficientemente poderoso como obligar a los franceses a retirarse. Ese control del enemigo en el Mosa le dio a Marlborough el tiempo que necesitaba en Bonn.

La guarnición de Bonn estaba mandada por el marqués d’Alègre, teniente general de Luis XIV, disponía de 10 batallones (6 franceses, 2 españoles y 2 de Colonia).

La ciudad fue aislada el 24 de abril de 1703, por la caballería prusiana y lunudiana bajo las órdenes del teniente general Bulau. El barón Fagel llegó al día siguiente con una parte de la infantería. Los aliados acamparon entre Graurheindorf y Kreutzberg.

A su llegada, los aliados ocuparon con 200 hombres el pequeño pueblo de Poppelsdorf, posición avanzada en relación con el lugar. El general Coehorn llega 26 de abril de 1703 y los días siguientes, la infantería, la artillería y la caballería de Hesse-Cassel.

En vista de los medios de las fuerzas aliadas, el marqués d’Allegre envió un mensaje al duque de Marlborough recordándole que se había establecido una convención el año anterior entre el elector de Colonia y el elector del Palatinado para no bombardearse entre sí las ciudades de Dusseldorf y Bonn para preservar iglesias, palacios y edificios públicos. En caso de un ataque de Bonn, se tomarán represalias en la ciudad de Neubourg. Pero el duque de Marlborough respondió que no era su costumbre, pero lo haría si los sitiados se mantenían en la muralla.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703--plano-del-asedio.png 1311w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703--plano-del-asedio-300x214.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703--plano-del-asedio-768x549.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703--plano-del-asedio-1024x732.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703--plano-del-asedio-100x71.png 100w
Asedio de Bonn 1.703. Plano del asedio

El duque de Marlborough planea tres ejes de ataque:

  • El primero en el fuerte de Borgoña, en el lado derecho del Rin, por el general Cohorn, asistido por los mayores enerales Freisheim y Erbesfeld, y el ingeniero jefe de La Rocque. 
  • El segundo eje, desde el norte y el lado izquierdo del río, por el príncipe hereditario de Hesse-Cassel, secundado por el príncipe de Anhalt-Dessau, el mayor general, príncipe de Anhalt-Zerbst, el general de división Tettau y el ingeniero jefe Hazard.
  • El tercer eje, a la izquierda del río desde el sur, por el teniente general François Nicolas Fagel, asistido por los mayores Generales Dedem y Saint Paul y el ingeniero jefe, coronel Reinhard.

El 3 de mayo de 1.703, los sitiadores comienzan sus trabajos de aproximación: la zanja está abierta. Por la noche, ya se llevaron a cabo tres ataques, pero las unidades del general de división Dedem y el príncipe de Hesse-Cassel, pero sufrieron pérdidas significativas por los disparos de los asediados.

La noche siguiente, el general Cohorn hizo colocar 3 baterías de cañones en el lado derecho del Rin: una primera compuesta de 6 cañones para destruir un puente flotante entre el fuerte de Borgoña y la ciudad, la segunda de 30 cañones para destruir la muralla delante del fuerte y la tercera de 12 cañones para golpear el lado derecho del fuerte. Además, 12 morteros y otras 18 piezas se colocaron en la zanja cerca de la tercera batería.

El 8 de mayo, los aliados lograron destruir los amarres del puente flotante y, a pesar de sus esfuerzos, los franceses no pudieron retenerlo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703-por-un-ejercito-anglo-holandes.png 1200w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703-por-un-ejercito-anglo-holandes-300x178.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703-por-un-ejercito-anglo-holandes-768x455.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703-por-un-ejercito-anglo-holandes-1024x607.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-bonn-1703-por-un-ejercito-anglo-holandes-100x59.png 100w
Asedio de Bonn 1.703 por un ejercito anglo-holandés. Autor Alexander van Gaelen

El 9 de mayo, tras abrir de una amplia brecha en los muros del fuerte, el general Coehorn decidió atacar por la noche con 400 granaderos apoyados por 4 batallones el fuerte de Borgoña, mientras el comandante francés del fuerte, M. de Rabutin, evacuaba la mayor parte de su guarnición en barco a la ciudad, al otro lado del Rin. El fuerte fue tomado por los aliados durante la noche.

El 10 de mayo de 1.703, los sitiadores reposicionaron sus piezas de artillería, 80 piezas de cañones, 40 morteros y 500 morteros pequeños. Avanzaron sus trincheras hacia el sur, hacia la nueva obra. Después de tres días de bombardeo de las murallas, los franceses hicieron una salida hacia el sur con 1.200 infantería del regimiento Real y del regimiento de la Corona y 400 jinetes. Atacaron a las tropas de la trinchera del general Dedem y lograron destruir una docena de cañones y neutralizar de 200 a 250 hombres antes de refugiarse detrás de las fortificaciones de la ciudad.

A partir del 13 de mayo, para presionar el sitio con el mayor vigor (el bombardeo general empleó el poder de fuego sin precedentes de 90 morteros grandes de hasta 8 pulgadas de calibre, 500 morteros de pequeño calibre y 500 cañones, forzaron a la capitulación el 15 de mayo.
Los 3.600 soldados de la guarnición salieron con sus armas y las banderas ondeando, y se dirigieron a Luxemburgo.

Batalla de Ekeren (30 de junio de 1.703)

El duque se apresuró a regresar al Mosa, e inmediatamente puso en marcha su próximo proyecto, un plan audaz para capturar Amberes mediante el montaje de cuatro ataques ampliamente separados contra los franceses. El empuje en el gran puerto en sí debía ser realizado por el general Opdam avanzando hacia el sur desde Bergen-op-Zoom, a donde se transportaron 20 batallones de la operación de Bonn en barcazas de tropas por el río Rin. Al mismo tiempo, un ataque de diversión se realizaría a unos 100 km al oeste contra Ostende por otra fuerza bajo el ingeniero holandés conocido, el barón Cohorn, un maestro de la guerra de asedio e inventor del pequeño mortero lanzador de granadas al que dio su nombre. El mismo Marlborough detendría a Villeroy moviendo a su ejército principal hacia el sudoeste desde Maastricht para amenazar la fortaleza de Huy, que controlaba el río Mosa entre Liége y Namur. Se asignó un desvío final a la flota, que consistía en simular un asalto contra Dieppe en la costa francesa.

Pero el gran plan fracasó, no por cualquier debilidad en el plan o la fuerza de la oposición enemiga, sino por los subordinados de Marlborough al llevar a cabo sus tareas asignadas. El mismo comandante en jefe logró atraer a Villeroy hacia Huy, pero en el norte de Cohorn, cuyo mérito como táctico parece haber sido inferior a su habilidad como ingeniero, en lugar de atacar a Ostende obtuvo el permiso de La Haya para ir en un asalto a la región entre Amberes y Brujas. Durante casi tres semanas, los ejércitos de Marlborough y Villeroy se enfrentaron al norte de Huy, mientras que el Duque esperó en vano a que los Estados Generales hicieran cumplir a Cohorn su misión original, y así forzaran a un destacamento de la guarnición en Amberes.

Sin embargo, los holandeses no están muy inclinados a abrir los puertos de Amberes y Ostende al comercio inglés en competencia con el comercio holandés. Coehoorn, por lo tanto, se contentó con saquear el campo entre Ostende y Amberes, sin sitiar Ostende.

Mientras tanto, Obdam deja Bergen op Zoom el 28 de septiembre para dirigirse a Amberes. Llegó al día siguiente a Ekeren, a 7 kilómetros de su destino.

Villeroy no fue sorprendido por la maniobra de distracción de Marlborough y envió todas sus tropas de Diest a Amberes para proteger el puerto. Al escuchar esta noticia, Marlborough intentó advertir a Obdam ordenando que se retirara a Lille, pero es demasiado tarde.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--plano-de-la-batalla.png 1105w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--plano-de-la-batalla-300x229.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--plano-de-la-batalla-768x587.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--plano-de-la-batalla-1024x782.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--plano-de-la-batalla-100x76.png 100w
Batalla de Ekeren 1.703. Plano de la batalla

Temprano en la mañana del 30 de junio, los dragones franceses dejaron Merksem y Ekeren en dirección a Amberes para cortar la retirada holandesa hacia Breda y Bergen-op-Zoom. El marqués de Bedmar y sus tropas españolas se posicionaron cerca de Wilmarsdonk, de modo que las tropas holandesas estaban rodeadas por todos lados por fuerzas superiores.

Cuando la vanguardia holandesa descubrió a los dragones franceses, Obdam envió inmediatamente su caballería a Hoevenen, pero era demasiado tarde, el pueblo ya está en manos de los franceses. Un intento de conquistar el pueblo vecino de Muisbroek también fracasó. Obdam se las arregló brevemente para tomar Oorderen, pero los franceses volvieron a tomar el pueblo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--vista-de-la-batalla.png 1043w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--vista-de-la-batalla-300x163.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--vista-de-la-batalla-768x418.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--vista-de-la-batalla-1024x558.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-ekeren-1703--vista-de-la-batalla-100x54.png 100w
Batalla de Ekeren 1.703. Vista de la batalla Autor Constantijn Francken

La lucha continúa todo el día. A las 08,00 horas, no había señales de Obdam y Van Baer decidió intentar un ataque a Oorderen, esta vez con una a la bayoneta calada dirigida por Friesheim. Vadeando las aguas, sus hombres sorprendieron a los franceses. Esta acción permitió al resto de las tropas holandesas perforar el cerco y retirarse en la oscuridad hacia Holanda.

Las pérdidas francesas son 23 oficiales y 597 soldados muertos y 66 oficiales y 731 soldados heridos. Las bajas españolas fueron 9 oficiales y 482 soldados muertos y 43 oficiales 292 soldados heridos. Un total de 1.111 muertos y 1.132 heridos. Los holandeses perdieron 1.717 muertos, 1.003 heridos y 694 prisioneros o desaparecidos

La batalla fue una victoria para los franceses, pero Boufflers no fue felicitado por ello, incluso fue culpado por dejar escapar a los holandeses.
Obdam logró huir hacia el sur con 30 jinetes, vistiendo uniformes franceses. Los holandeses no perdonarán su derrota, su carrera militar está arruinada.

Los reveses aliados no parecían haber preocupado mucho a los holandeses. Lejos de compartir la decepción de Marlborough, consideraron que la campaña de 1.703 fue bastante exitosa, y celebraron una medalla en la que el Duque recibió las llaves de las tres fortalezas que habían capturado e inscribió con lo que seguramente debió considerar como un homenaje muy dudoso “… victorioso sin matanza, por la toma de Bonn, Huy y Limburgo”.

Pero aunque durante dos años a Marlborough no se le había permitido demostrar de manera concluyente su habilidad táctica en la batalla, durante ese tiempo había dado amplia evidencia del genio militar que iba a obtener las grandes victorias de los siguientes 6 años.

Primera batalla de Höchstädt (20 de septiembre de 1.703)

El 15 de septiembre, la fuerza principal del ejército imperial bajo Luis Guillermo, margrave de Baden-Baden, tomó la ciudad libre de Augsburgo, amenazando a Baviera desde el oeste. Una fuerza de 16.000 efectivos bajo el conde Limburg Styrum, que Luis de Baden había dejado al norte del río Danubio, se movió al este y llegó a Höchstädt el 19 de septiembre. Villars y Maximiliano II Emanuel, elector de Baviera, se dirigieron con su ejército de 17.000 efectivos para interceptar esa fuerza, ordenando a otra fuerza francesa de 7.000 hombres bajo el mando de Usson que estaba cerca de Dillingen que atacaran desde la retaguardia.

El plan francés casi fracasó ya que de Ussson atacó demasiado pronto, y su ejército, inferior en número, fue rechazado por Styrum. Sin embargo, Villars y Maximiliano Emanuel llegaron justo a tiempo, cayendo sobre el ejército imperial antes de que pudiera ajustar sus posiciones. Fue sólo gracias a la enorme resistencia de la retaguardia bajo Leopoldo I, príncipe de Anhalt-Dessau que Styrum logró salvar su ejército y alcanzar Nördlingen.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/primera-batalla-de-hochstadt-1703--despliegue-y-desarrollo.png 970w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/primera-batalla-de-hochstadt-1703--despliegue-y-desarrollo-300x109.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/primera-batalla-de-hochstadt-1703--despliegue-y-desarrollo-768x280.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/primera-batalla-de-hochstadt-1703--despliegue-y-desarrollo-100x36.png 100w
Primera Batalla de Hochstadt 1.703. Despliegue y desarrollo.

Los austriacos perdieron 3.000 muertos y heridos y 4.500 tomados prisioneros, 37 cañones y todo el tren de bagajes. Los franceses y los bávaros perdieron 1.000 hombres.
Un año después, se lucharía la Segunda Batalla de Höchstädt, generalmente conocida en inglés como la batalla de Blenheim.

Batalla de Spira o de Speyerbach (15 de noviembre de 1.703)

Saliendo el 13 de octubre, los franceses rodearon por sorpresa el lugar de Landau el 17 del mismo mes. El día 28, los aliados establecieron un ejército de rescate alemán-holandés mandado por Jean Ernest de Nassau-Weilburg y Frederick de Hesse-Cassel , quien reunió a Speyer (Espira) el 13 de noviembre y estableció el campamento en el suroeste de la ciudad (y precisamente al sur del arroyo Speyerbach), esperando nuevos refuerzos. Debía reanudar su marcha hacia Landau al día siguiente.

El general de Tallard no esperó a que atacara el enemigo; ordenó al marqués Armand de Pracomtal que se uniera a él desde Saarbruecken, de Essingen.

Los aliados no imaginaban un contraataque de los sitiadores y descuidaron fortificar sus campamentos. Además, el estado mayor de Austria se había unido a una fiesta celebrada el 15 de noviembre en la región con motivo del cumpleaños del Emperador.

Los franceses se reunieron alrededor de las 07,00 horas alrededor de la aldea de Essingen y marcharon hacia Speyer, donde sorprendieron al campamento enemigo alrededor del mediodía. En ausencia de sus generales, los imperiales se enfrentaron en desorden y el general Vehlen pudo rechazar todos los asaltos. Tallard mandó atacar por el flanco izquierdo a 14 batallones y consiguió abrir las líneas enemigas. Entretanto, el conde Jean-Ernest de Nassau-Weilburg logró lanzar su caballería y destruir los escuadrones enemigos: Pracontal encontró la muerte en ese enfrentamiento. Antes de que se reagruparan con sus tropas, el conde de Nassau prefirió perseguir a los franceses, pero pronto se encontró comprometido en un terreno fangoso desfavorable para los caballos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-speyerbach-o-de-espira-1703.png 2000w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-speyerbach-o-de-espira-1703-300x203.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-speyerbach-o-de-espira-1703-768x521.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-speyerbach-o-de-espira-1703-1024x694.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-speyerbach-o-de-espira-1703-100x68.png 100w
Batalla de Speyerbach o de Espira 1.703. Autor Adam Frans van der Meulen

Hacia las 14,00 horas, el ejército francés se reagrupó atacó en masa. Los aliados pudieron contener a las columnas del centro, pero los franceses pusieron lo mejor en el ala derecha y pronto derrotaron a la caballería de Vehlen. Luego la infantería francesa entró en contacto con la caballería del elector palatino, que terminó replegándose a su alrededor. Entonces los franceses presionaron el centro enemigo hasta el cuerpo a cuerpo. Los últimos batallones de Hesse evacuaron completamente la orilla sur del arroyo de Speyerbach hacia las 17,00 horas.

Con esta batalla, el general de Tallard ganó una de las mayores victorias francesas de esta guerra. La fortaleza de Landau se rindió esa misma tarde. sin embargo, la memoria de este hecho de armas se vio ensombrecida por el desastre de Höchstädt, nueve meses mas tarde.

Tallard dejó de perseguir al enemigo. Los franceses dejaron en el campo de batalla 4.000 muertos y heridos, y el ejército de rescate austriaco lamentó las mismas pérdidas, pero a los muertos y heridos, hay que añadir 2.000 prisioneros, incluyendo 149 oficiales. Entre los muertos estaban el príncipe Felipe de Hesse-Homburg, el conde de Nassau-Weilburg (y el hijo del comandante austríaco). El camino hacia Speyer estaba cortado para el regimiento de Guardia del elector del Palatinado, por lo que dos de sus batallones fueron tomados prisioneros. En el campamento aliado los franceses encontraron 23 cañones, 50 banderas y estándares, municiones y suministros para varias semanas.

Guerra naval

Batalla del cabo Roque (22 de mayo de 1.703)

Tras la derrota en la batalla de la ría de Vigo en año anterior, las flotas francesas y españolas no podían enfrentarse a las flotas anglo-holandesas en una batalla naval, y se dedicaron a la guerra de corso contra buques mercantes. Esta amenaza a los convoyes de los barcos mercantes, los ingleses y los holandeses se ven obligados a escoltar a sus convoyes con barcos de guerra.

El 21 de mayo de 1.703, una importante flota mercante de 110 barcos ingleses y holandeses que transportan principalmente sal, pero también vino y azúcar, salió de Lisboa hacia Inglaterra y Saint Wal. La escolta holandesa está compuesta por cinco barcos: el Muiderberg (50), el Gaesterland (46) y el Reschermer (?), y dos fragatas el Rotterdam (34) y el Rozendaal (36) bajo el mando del capitán Roemer Vlack en el Muiderberg (50).

Al día siguiente, 22 de mayo, frente al cabo da Roca (cabo Roque), a lo largo de la costa portuguesa, el convoy se encontró con un escuadrón francés mandado por el marqués de Coëtlogon y compuesto por cinco barcos más grandes y mejor armados: el Vainqueur (84), el Monarque (90), el Éole (64), el Orgueilleux (90) y el Couronne (76).

Vlack, después de ordenar a los barcos mercantes para que se dispersaran y huyeran, puso sus barcos en la línea de batalla para proteger su convoy. Los holandeses lucharon valientemente pero no pudieron hacer nada contra la superioridad del escuadrón francés, y arriaron su pabellón (bandera).

Vlack, a bordo en el Muiderberg (50), lucha durante dos horas hasta que la mitad de su tripulación estaba muerta o incapacitada para luchar. Vlack, él mismo, perdió un brazo y una parte de su hombro, pero solo se rindió cuando un cañón francés derriba su palo mayor y su nave estaba a punto de hundirse. Los sobrevivientes fueron evacuados en barcos franceses y el Muiderberg fue incendiado.

Gracias al sacrificio de Vlack, el convoy se escapó intacto, lo que significa que esta derrota holandesa tuvo poco impacto en la causa de la Gran Alianza.
Vlack, sus hombres y los cuatro buques de guerra holandeses supervivientes fueron llevados como trofeos a Toulon, donde Vlacq murió a causa de sus heridas el 17 de julio de 1.703. Los barcos holandeses se agregaron a la armada francesa.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-04-13. Última modificacion 2021-05-31.
Valora esta entrada