Siglo XVIII Guerra de Sucesión Polaca (1733-38) Asedio de Philippsburg (1.734)
Asedio de Philippsburg (1.734)

Antecedentes

Durante el invierno, el mariscal de campo austríaco, el príncipe Eugenio de Saboya, comenzó a reunir fuerzas del imperio en un campamento cerca de Heilbronn para oponerse a los franceses. Para la primavera de 1.734, estas fuerzas aún eran significativamente más pequeñas que las de Francia, que tenía casi 100.000 hombres en el campo.

El duque de Berwick condujo a 100.000 hombres por el valle del Rin en oposición a las fuerzas austriacas, de los cuales 60.000 fueron separados para invertir la fortaleza en Philippsburg.

FreiherrGottfried Ernst von Wuttgenau había recibido el mando de la fortaleza en Philippsburg en diciembre de 1.733. La fortaleza estaba en condiciones deplorables, y su foso había sido llenado en lugares donde las murallas podían ser fácilmente abordadas. Enfocó los preparativos defensivos en los controles de inundación de la fortaleza, una defensa significativa contra los sitiadores que debían trabajar en el terreno pantanoso debajo de la fortaleza, mientras que su ingeniero, Gerhard Cornelius von Walrave, dirigió reparaciones y mejoras a las obras orientales de la fortaleza, donde los ataques se habían centrado en el pasado. En la primavera de 1.734, estos preparativos se habían completado en gran medida, aunque la guarnición carecía de municiones y tenía personal e ingenieros de artillería experimentados. Los defensores consistían en 3 batallones del regimiento Franconia-Kreis, un batallón de Walseggers, compañías de los regimientos del Kaiser de Württemberg, Maximilian-Hesse, Ketteler, Müffling, Saxe-Gotha, Wolfenbüttel y Bever, en total unos 4.200 efectivos, estaban escasos de artilleros e ingenieros.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--plano-del-asedio-y-orbat-1024x418.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--plano-del-asedio-y-orbat-300x122.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--plano-del-asedio-y-orbat-768x313.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--plano-del-asedio-y-orbat-1536x627.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--plano-del-asedio-y-orbat-100x41.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--plano-del-asedio-y-orbat.png 1987w
Asedio de Phillipsburg 1734. Plano del asedio y Orbat. Autor CB Meurer

El asedio

A finales de mayo de 1.734, los franceses comenzaron a rodear la fortaleza de Philippsburg. Se desplegaron un total de 46 batallones, 14 en la margen izquierda del Rin y el resto en la margen derecha, cortando los accesos terrestres a la fortaleza. De las tropas en la orilla derecha, la mitad se dedicó al asedio, mientras que el resto se dedicaban a defender el campamento asediador contra cualquier intento de alivio.

El 13 de mayo la ciudad fue invertida.

El 26 de mayo comenzaron a cavar la trinchera exterior que rodea la fortaleza con un cuerpo de 12.000 trabajadores.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--lineas-de-circunvalacion-1024x881.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--lineas-de-circunvalacion-300x258.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--lineas-de-circunvalacion-768x661.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--lineas-de-circunvalacion-100x86.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--lineas-de-circunvalacion.png 1449w
Asedio de Phillipsburg 1734. Líneas de circunvalación y trincheras de aproximación

Unos 60.000 hombres fueron separados del 1 de junio para invertir la fortaleza. Los trabajos de asedio progresaron bajo Berwick hasta el 12 de junio, cuando el mariscal fue alcanzado por un disparo de cañón mientras inspeccionaba los trabajos de asedio en una posición avanzada. El disparo no se sabe si fue fuego propio o del enemigo, ya que la posición estaba al alcance de los cañones de ambos bandos. El mando del ejército sitiador pasó a Claude François Bidal, marqués d’Asfeld, un militar experimentado que había participado en la guerra de Sucesión Española, siendo auxiliado por Adrien Maurice de Noailles. La muerte de Berwick no afectó al asedio que continuó con todo vigor.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillpsburg-1734--muerte-del-mariscal-berwick-1024x505.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillpsburg-1734--muerte-del-mariscal-berwick-300x148.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillpsburg-1734--muerte-del-mariscal-berwick-768x379.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillpsburg-1734--muerte-del-mariscal-berwick-100x49.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillpsburg-1734--muerte-del-mariscal-berwick.png 1256w
Asedio de Phillpsburg 1734. Muerte del mariscal Berwick alcanzado por una bala de cañón

El 19 de junio, Eugenio de Saboya, bajo las órdenes del Kaiser (emperador), comenzó a mover su ejército, que desde entonces había aumentado a más de 70.000 hombres, hacia Philippsburg con el objetivo de aliviar el asedio. Iba acompañado por el príncipe heredero Federico II de Prusia.

El 27 de junio el ejército austriaco llegó a Bruchsal. D’Asfeld respondió construyendo puentes de barco adicionales sobre el Rin para acelerar el movimiento de la caballería a través del río, y redirigió a parte del personal de asedio para enfrentar la amenaza de Eugenio. La posición francesa se vio más incómoda cuando las fuertes lluvias del 5 de julio causaron que partes de su posición se inundaran. A pesar de estas dificultades, Eugenio no actuó con decisión para capitalizar la situación y tras algunos combates, retiró su ejército.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--bombardeo-de-la-ciudad-1024x596.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--bombardeo-de-la-ciudad-300x175.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--bombardeo-de-la-ciudad-768x447.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--bombardeo-de-la-ciudad-100x58.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/01/asedio-de-phillipsburg-1734--bombardeo-de-la-ciudad.png 1397w
Asedio de Phillipsburg 1734. Bombardeo de la ciudad

El 7 de julio el príncipe de Prusia y otras distinguidos voluntarios llegaron al campamento imperial en Wiesenthtal. En una carta a su padre Federico hablaba de fascines y obstáculos que fueron hechos para ser utilizados en uno de dos líneas de acción. El primer plan era lanzar un ataque para atacar los atrincheramientos franceses y el segundo era un ataque de diversión para distraer las fuerzas enemigas, mientras se lanzaba el auxilio a la ciudad sitiada. Ninguno estos planes se llevaría a cabo. El día después de su llegada (8 de julio). El príncipe heredero prusiano salió a reconocer, mostrando sangre fría y coraje cuando iba a caballo fue disparado por las fuerzas enemigas.

El de julio 15 el rey Federico Guillermo de Prusia llegó a Wiesenthal. El príncipe Eugenio de Saboya la invitó a alojarse en su cuartel general, pero el rey rechazó la invitación prefeririendo una tienda de campaña entre su propia gente. Incluso allí en el campamento Federico Guillermo no escapó por completo de las obligaciones diplomáticas. La emperatriz de Rusia envió un mensaje amenazando que si Estanislao abandonase el país, el general Münnich cruzaría la frontera para capturar al fugitivo. El rey de Prusia contestó con un mensaje diplomático pero firme negándose a cumplir con esa solicitud.

Para el 17 de julio, los franceses habían penetrado las defensas de la fortaleza hasta su foso interior y amenazaban el corazón de la fortaleza. Después de no poder establecer contacto con Eugenio, Wuttgenau y d’Asfeld acordaron los términos de la capitulación a principios del 18 de julio.
La guarnición austriaca se retiró a Maguncia con los honores de la guerra.

Las bajas fueron de 10.000 entre muertos y heridos franceses, y los de la guarnición sufrieron 337 muertos, 359 heridos y 321 capturados o desertores.

D’Asfeld fue ascendido a mariscal de Francia por su papel en la campaña; Wuttgenau fue ascendido a teniente general por su enérgica defensa de la fortaleza.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-01-01. Última modificacion 2021-08-10.
Valora esta entrada