Edad Antigua Guerras Macedónicas Guerra Aquea 146 AC
Guerra Aquea 146 AC


Antecedentes

En 146 AC, los romanos finalmente derrotaron y destruyeron la ciudad de Cartago, y dedicaron los meses siguientes a provocar a los griegos, con el objetivo de una batalla final que también fortalecería su control en esa zona.

Roma y la liga Aquea habían sido aliados desde la Segunda Guerra Macedónica, casi durante casi medio siglo. Sin embargo, las tensiones entre los dos estados se habían ido acumulando en las últimas décadas, debido al crecimiento del poder romano en la región. Los romanos querían controlar las ambiciones de los aqueos y esto aumentó el resentimiento de los aqueos por verse reducidos a una posición inferior a su alianza, que una vez fue igual.

La toma de miles de rehenes por parte de Roma para garantizar el cumplimiento de la Liga Aquea durante la Tercera Guerra Macedónica creó un gran resentimiento en Grecia y fue la fuente de muchas disputas diplomáticas entre los aqueos y Roma.
Los aqueos enviaron no menos de cinco embajadas a Roma en busca del regreso de los rehenes y la intransigencia romana demostraba la diferencia de poder entre los dos.

La política interna aquea de la época desempeñó un papel importante en el surgimiento de la guerra. Tras la elección de los generales populistas Critolaos y Diaeo, se hicieron propuestas económicas que aliviarían la carga de la deuda de los esclavos pobres, nativos y criados en libertad; y aumentarían los impuestos a los ricos. Todo lo cual, según a Polibio, tuvo el efecto deseado de aumentar el apoyo a una disputa nacionalista contra Roma entre las clases bajas aqueas. Un levantamiento en esta época del pretendiente Andrisco en la Cuarta Guerra de Macedonia también puede haberse extendido a la Liga Aquea, dando esperanza de que Roma, involucrada en la Tercera Guerra Púnica. Estaría demasiado ocupada para ocuparse de las rebeliones griegas contra el dominio romano.

La política exterior romana en el este griego en el período posterior a la Tercera Guerra Macedónica, también se había vuelto cada vez más a favor de la división forzada de grandes entidades, visto por la regionalización de Macedonia por el general Lucio Mummio Acaico y la misión del Senado del magistrado Gallo, tras la solicitud de la ciudad Pleuron de abandonar la Liga Aquea, era separar tantas ciudades como sea posible. Pausanias escribe que Gallo “se comportó con la raza griega con gran arrogancia, tanto de palabra como de hecho”.

En el año 150 AC, las hostilidades entre Esparta y la Liga estallaron nuevamente. Esparta exigió más autonomía y se rebeló cuando se le negó. Los aqueos derrotaron rápidamente a Esparta, pero el estrategos de la Liga en el 149 AC, Damócrito, decidió no continuar con la ofensiva, ya sea debido a la presión romana o a una política de pacifismo. Esta decisión fue impopular y dio como resultado su exilio.

El estrategos de 148 AC, Diaeo, fue elegido en una plataforma de agresión y unidad de la Liga, y por lo tanto rápidamente presionó el ataque y subyugó a Esparta a finales de año. Durante esta guerra, Roma no intervino más allá de enviar algunas leves solicitudes de paz, como la Cuarta Guerra Macedonia y la Tercera Guerra Púnica se había vuelto serias, requiriendo su atención.

En el 147 AC, sin embargo, Roma envió una nueva embajada, encabezada por el ex-cónsul Lucio Aurelio Orestes. Este trató de anunciar la reducción forzosa de la Liga Aquea a su agrupación original, paralizándola efectivamente y acabando con sus ambiciones territoriales de una vez por todas. Esto pudo haber sido un intento de táctica de negociación, pero fracasó y la embajada casi fue asaltada.

Un esfuerzo romano por restaurar la paz, se envió una segunda embajada más considerada y más conciliadora, dirigida por el ex-cocónsul de Orestes, Sexto Julio César. Fue mejor recibida, pero parece que hubo un fracaso de la diplomacia y salió mal. Los aqueos, indignados por las acciones de Roma y azuzando el sentimiento populista, declararon la guerra a Esparta y eligieron a Critolaos como estrategos de la Liga. Existe un debate sobre si los líderes aqueos provocaron deliberadamente a los romanos a la guerra o simplemente calcularon mal la paciencia del Senado.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/guerra-aquea-146-ac--ataques-romanos-1024x704.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/guerra-aquea-146-ac--ataques-romanos-300x206.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/guerra-aquea-146-ac--ataques-romanos-768x528.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/guerra-aquea-146-ac--ataques-romanos-1536x1055.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/guerra-aquea-146-ac--ataques-romanos-100x69.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/guerra-aquea-146-ac--ataques-romanos.png 1918w
Guerra Aquea 146 AC. Ataques romanos

Batalla de Scarfea 146 AC

Los aqueos sabían que estaban entrando en una guerra suicida, ya que Roma acababa de conquistar Macedonia, un reino mucho más poderoso. Se enviaron dos ejércitos romanos para sofocar el levantamiento: uno bajo Mummio, que nombrado cónsul, enviado desde Italia, y el otro bajo el pretor Quinto Cecilio Metelo Macedónicus, que recientemente había derrotado a Andrisco y sofocado el levantamiento macedonio.

Critolaos estaba sitiando a Heraclea en Trachis, que se había rebelado de la Liga, cuando se enteró de que Metelo marchaba desde Macedonia para dirigirse contra él. Se retiró a Scarfeia.

El avance de Metelo parece que había pillado completamente desprevenido al estrategos; huyó apresuradamente con sus fuerzas a la ciudad de Scarfeia, donde Metelo lo alcanzó. Las fuentes no describen una batalla preparada, sino una derrota salvaje y caótica, con las fuerzas de la Liga huyendo o siendo muertas o capturadas por los romanos. El mismo Critolaos desapareció para siempre, dejando solo rumores y especulaciones sobre su destino, unos dicen que se ahogó en los pantanos del monte Oeta o se envenenó.

La derrota y muerte de Critolaos causó gran confusión y pánico en el mundo griego, con algunas ciudades como Elis y Messene rindiéndose a los romanos. Sin embargo, muchos elementos de la Liga, especialmente Corinto, se unieron alrededor de Diaeos, eligiéndolo como estrategos para reemplazar a Critolaos y resolviendo continuar la guerra, con duros gravámenes y confiscaciones de propiedades y riquezas.

Metelo avanzó entonces a través de Beocia, capturando Tebas, que había sido aliada de los aqueos. Hizo una oferta de paz a la Liga, pero fue rechazado por Diaeos, quien también hizo arrestar o matar a políticos pro-paz y pro-romanos

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/ejercito-romano-en-el-146-ac-1024x745.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/ejercito-romano-en-el-146-ac-300x218.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/ejercito-romano-en-el-146-ac-768x559.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/ejercito-romano-en-el-146-ac-1536x1117.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/ejercito-romano-en-el-146-ac-100x73.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/ejercito-romano-en-el-146-ac.png 2002w
Ejercito romano en el 146 AC. (1) y (3) antesignani enfrentándose a un jinete de la Liga Aquea (2). Los antesignani llevaban espadas y escudos redondos en vez de todo el equipamiento legionario, atacaban pas panzas y patas de los caballos. Autor Angus McBride

Batalla de Corinto 146 AC

El cónsul romano Mummio, con 23.000 infantes y 3.500 de caballería (probablemente dos legiones más aliados italianos) con cretenses y pergameses, avanzó hacia el Peloponeso contra el gobierno revolucionario aqueo. Después de ordenar a Metelo que regresara a Macedonia, se dirigió a Corinto.

El general aqueo Diaeos acampó en Corinto con 14.000 infantes y 600 de caballería (más posiblemente algunos supervivientes de otro ejército que había sido derrotado antes). Los aqueos realizaron un exitoso ataque nocturno contra el campamento de la vanguardia romana, infligiendo numerosas bajas.

Los romanos habían apostado algunos auxiliares italianos como vigías, pero fueron descuidados en su guardia, posiblemente debido a la arrogancia con el ejército aqueo comparativamente más pequeño. Los aqueos realizaron un exitoso ataque nocturno contra el campamento de la vanguardia romana, infligiendo numerosas bajas, reforzando la moral aquea. Mummius luego salió en persona, atacando a los intrusos y conduciéndolos de regreso al campamento aqueo.

Animados por este éxito, ofrecieron batalla al día siguiente, pero su caballería, muy superada en número, no esperó a recibir la carga de la caballería romana y, en cambio, se dispersó rápidamente. La infantería aquea, sin embargo, mantuvo las legiones hasta que una fuerza escogida de 1.000 soldados romanos cargó contra su flanco y los rompió y los aqueos se retiraron con orden dentro de las murallas de la ciudad. Algunos aqueos se refugiaron en Corinto.

Saqueo de Corinto 146 AC

Las tropas aqueas supervivientes podrían haberse organizado para defender la ciudad, pero Diaeos las abandonó y huyó a Megalópolis, donde se suicidó después de matar a su esposa.

Desmoralizados, las tropas aqueas y la mayoría de los corintios huyeron de la ciudad, dejándola indefensa, lo que permitió a los romanos asegurarla, aunque solo tres días después de la batalla, ya que Mumio temía una emboscada. Todos los reductos griegos restantes ahora se rindieron.

El cónsul concedió la libertad a todos los griegos, excepto a los corintios. En Corinto, sin embargo, los romanos masacraron a toda la población masculina adulta y esclavizaron a todas las mujeres y niños, después de lo cual destruyeron la ciudad.

Mommsen explica esta demostración aparentemente innecesaria de crueldad en Corinto como por las instrucciones del senado, impulsadas por el partido mercantil, que estaba deseoso de disipar a un peligroso rival comercial.

Polibio menciona el descuido de los soldados romanos, que destruían obras de arte o las trataban como objetos de entretenimiento. Sin embargo, sí mostraron respeto a las estatuas de Filipomen, tanto por su fama como por ser el primer aliado de Roma en Grecia. Mummius era extremadamente ignorante en materia de arte: cuando transportaba estatuas y pinturas invaluables a Italia, dio órdenes de que se advirtiera a los contratistas que si los perdían, tendrían que reemplazarlos por otros nuevos. Al igual que en el Saco de Siracusa, el saqueo de Corinto vio la entrada de muchas obras de arte griegas en el mundo romano, exponiéndolo aún más a la cultura griega y allanando el camino para el desarrollo del mundo grecorromano.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/el-ultimo-dia-de-corinto-en-el-146-ac-1024x683.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/el-ultimo-dia-de-corinto-en-el-146-ac-300x200.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/el-ultimo-dia-de-corinto-en-el-146-ac-768x513.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/el-ultimo-dia-de-corinto-en-el-146-ac-1536x1025.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/el-ultimo-dia-de-corinto-en-el-146-ac-100x67.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/el-ultimo-dia-de-corinto-en-el-146-ac.png 2032w
El último día de Corinto en el 146 AC. Antes de la entrada de las tropas romanas. Autor Tony Robert-Fleury
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/saqueo-de-corinto-en-el-146-ac-1024x603.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/saqueo-de-corinto-en-el-146-ac-300x177.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/saqueo-de-corinto-en-el-146-ac-768x452.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/saqueo-de-corinto-en-el-146-ac-1536x904.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/saqueo-de-corinto-en-el-146-ac-2048x1206.png 2048w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/saqueo-de-corinto-en-el-146-ac-100x59.png 100w
Saqueo de Corinto en el 146 AC. Por las tropas romanas. Autor Thomas Allom
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-146-ac-1024x564.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-146-ac-300x165.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-146-ac-768x423.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-146-ac-1536x846.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-146-ac-100x55.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-146-ac.png 2007w
Destrucción de Corinto 146 AC. Por el ejército romano. Autor Thomas Allom
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-en-el-ano-146-ac--por-as-legiones-823x1024.png 823w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-en-el-ano-146-ac--por-as-legiones-241x300.png 241w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-en-el-ano-146-ac--por-as-legiones-768x956.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-en-el-ano-146-ac--por-as-legiones-1234x1536.png 1234w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-en-el-ano-146-ac--por-as-legiones-100x124.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/01/destruccion-de-corinto-en-el-ano-146-ac--por-as-legiones.png 1345w
Destrucción de Corinto en el año 146 AC. Por as legiones romanas, al mando de Cneo Lucio Mummio. Autor Johnny Shumate

La ciudad de Corinto no se recuperó durante más de un siglo. Si bien hay evidencia arqueológica de una habitación mínima en los años posteriores, sería solo cuando Julio César restableció la ciudad como la Colonia Laus Iulia Corinthiensis en el 44 AC, poco antes de su asesinato, cuando la ciudad comenzó a experimentar algo de su antigua prosperidad.

Reorganización romana de Grecia

Inmediatamente después de la conquista, Mummio ordenó que se derribaran las murallas de todas las ciudades que habían tomado parte en la revuelta y obligó a todas las ciudades a entregar sus armas y equipo militar.

Pronto, el Senado envió diez comisionados a la zona para ayudar al cónsul en la tarea de reorganizar Grecia. Los griegos tuvieron que pagar indemnizaciones de guerra y tributos, todas las ligas y otras entidades políticas fueron disueltas y el poder fue dado a las élites prorromanas. Eventualmente, sin embargo, se otorgó algún alivio financiero y se otorgó autonomía a algunas ciudades, incluidas Atenas y Esparta.

Políticamente, los estados griegos se agruparon en la provincia romana de Macedonia, aunque Acaya se convertiría en una provincia separada bajo Augusto en el 27.

La guerra marcó el final de la independencia política griega y comenzó el final del período helenístico. Pérgamo fue el único poder significativo que quedaba en el Egeo, era generalmente pro-romano, y su último rey, Atalo III, lo legó a Roma a través de su testamento a su muerte en el 133.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2022-01-19. Última modificacion 2022-01-19.
Valora esta entrada