Edad Antigua La caballería oriental Los Tres Reinos (220-316)

Cargando anuncio...

 

Rebelión contra los eunucos

Después de la rebelión de los “Turbantes Amarillos“, el Imperio Han estaba ya casi liquidado. En el año 189, después de la muerte del emperador Ling de la dinastía Han del Este, un emperador adolescente llamado Shao heredó el trono. Siendo la emperatriz He la regente, y se desató una lucha entre He Jin medio-hermano mayor de la emperatriz y los eunucos por el control sobre el nuevo joven emperador, en medio de esta lucha de influencias, He Jin fue asesinado y se culpó a los eunucos de su muerte. Yuan Shao lideró una masacre de los eunucos en los palacios imperiales.

En 189 Dong Zhuo, era un poderoso señor de la guerra durante los últimos años de la dinastía china Han, ocupó Luoyang, e hizo dimitir el heredero legítimo, y puso al emperador Xian Di como su marioneta. Esta traición fue rechazada tanto por los funcionarios imperiales como por el pueblo. Con la tensión política cada vez mayor, se desató finalmente una guerra civil masiva.

Asalto de la puerta de Hulao en el 190. Entre Dong Zhuo y Yuan Shao, Dong fue derrotado y se retiró a la capital Chang’an

El imperio se dividió entre los tres líderes rivales regionales Cao Cao (155-220) que controlaban la zona al norte del río Yangtse, Liu Bei (161-223), que controla el interior incluyendo Sichuan en el suroeste, y Sun Quan (182-252), que controla el sureste. Pronto comenzaría la lucha por el poder dando lugar al periodo de los Tres Reinos (220-3196) que fue uno de los más sangrientos en la historia de China. Un censo de la población a finales de la dinastía Han oriental calculaba una población de aproximadamente 57,6 millones, mientras otro censo posterior reporta aproximadamente 16 millones, teniendo en cuenta las imprecisiones de los registros censales de la época, es seguro asumir que un amplio porcentaje de la población fue exterminada durante las constantes guerras que se desataron durante el periodo.

Provincias del imperio Han en 189, antes de la división en los Tres Reinos

Ascenso de Cao Cao

Cao Cao era hijo del hijo adoptivo de un eunuco y su familia tenía dinero y poder, pero no alcurnia. Las familias poderosas lo despreciaron siempre y se decía que su esposa y madre de su heredero Cao Pei había sido una cortesana. Su habilidad como estratega y general es reconocida aun por sus enemigos y su talento como poeta es aceptado por los literatos. Es cierto que sus éxitos fueron debidos a reformas económicas que iban en contra de los intereses de los terratenientes, y que sus ideas legalistas y su inclinación hacia el daoísmo irritaron a los confucianos.

Cuando surgió como uno de los caudillos en el norte de China, controlaba poco territorio, pero pronto extendió su poder gracias a reformas económicas y políticas. Aprovechando la existencia de tierras abandonadas a causa de las guerras, estableció el sistema tuntian, organizando a los campesinos en colonias agrícolas que pagaban impuestos porcentuales en granos, los cuales eran utilizados para abastecer al ejército. También estableció el shijia, sistema con el cual se creó una clase militar hereditaria. El ejército de Cao Cao era una mezcla de soldados Han y de otros pueblos, campesinos fugitivos, bandidos y antiguos miembros del grupo de los “Turbantes Amarillos“. A pesar de ello, logró una buena disciplina y un abastecimiento adecuado.

Cao Cao también irritó a los aristócratas al cambiar el sistema de reclutamiento de burócratas mediante la búsqueda de personas con verdadera habilidad y no con abstractas virtudes confucianas.

Cao Cao al frente de su ejército. Su caballería era considerada la mejor de China en su tiempo

Batalla del vado de Dushi (200)

En el 191 hubo algunas conversaciones dentro de la coalición para nombrar a un emperador, y gradualmente sus miembros comenzaron a discrepar. La guerra abierta estalló tan pronto como Dong Zhuo abandonó la capital Luoyang. En agosto del 195 el emperador Xian dejó Chang’an e hizo un arriesgado viaje de un año de duración al este en busca de apoyos para su causa, se entrevistó con Cao Cao y quedó bajo su custodia.

Al ver que no era posible el acuerdo con Dong Zhuo, Cao Cao abandonó Luoyang en dirección a Chenliu al sureste de la actual Kaifeng, en Henan donde formó su propio ejército. Había absorbido a unos 300.000 turbantes amarillos dentro de su ejército, al igual que a un buen número de grupos militares organizados en forma de clanes. En el 196 estableció la corte imperial en Xuchang y desarrolló colonias agrícolas militares para mantener a su ejército. Después de destruir a Yuan Shu en el 197 y a los señores occidentales Lu Bu(198) y Liu Bei(199) en rápida sucesión, Cao Cao desvió su atención hacía Yuan Shao en el norte, que por sí mismo había eliminado a su rival norteño Gongsun Zan en ese mismo año.

A finales de 199 , el norte de China estaba dividido entre dos señores de la guerra, Yuan Shao y Cao Cao. Cada uno había asimilado a los señores de la guerra mas pequeños que había a su alrededor y había concertado acuerdos políticos con las potencias más grandes en otros lugares, y cada vez se miraban mutuamente con recelo para obtener ganancias potenciales. Cao Cao se había asegurado tener al joven emperador Xian Di en su custodia, un movimiento que Yuan Shao lamentó no haber hecho.

Después de la exitosa conquista de los territorios de Gongsun Zan al norte, Yuan Shao se volvió hacia el sur para prepararse para un asalto contra Cao Cao en el verano de 199. En respuesta, Cao Cao fue a patrullar al frente norte y envió varios destacamentos para defender posiciones en el lado sur del río Amarillo en septiembre de 199. Entre ellos estaba los situados en el vado de Yu Jin en Yan, (al norte del actual condado de Yanjin, Henan) con 2.000 soldados. Esta posición bloqueaba la aproximación directa de Yuan Shao sobre el vado hacia las líneas de defensa principales de Cao Cao en Guandu (al noreste del actual condado de Zhongmu, Henan).

Tian Feng, el ayudante de campo de la provincia Ji de Yuan Shao, instó a Yuan Shao a aprovechar esta oportunidad para montar un ataque contra la retaguardia de Cao Cao, pero Yuan se excusó argumentando que uno de sus hijos estaba enfermo.

Yuan Shao, atacó la posición de Yu Jin en el vado Yan en una acción de tanteo. Yu Jin mantuvo firme su posición y Yuan Shao no pudo tomarla, por lo que la posibilidad de un ataque por retaguardia a la ciudad de Xu fue desechada. Para continuar, Yu Jin se unió a Yue Jin y asaltaron los campamentos destacados de Yuan Shao a lo largo del río Amarillo, al suroeste del vado Yan, con 5.000 soldados de infantería y caballería. Hicieron una incursión hasta Ji, 25 li (12 km) al suroeste de la actual Weihui, Henan, y cruzaron el río para atacar Huojia (Henan) al norte. En total, incendiaron unos 30 campamentos enemigos, decapitado varios miles, capturado a otros varios miles, y obligado a la rendición de unos 20 generales, entre ellos He Mao y Wang Mo.

Batalla del vado de Yhusi en el 200. Soldados de Cao Cao atacando y saqueando un campamento enemigo

Cao Cao ordenó a Yu Jin que acampara en Yuanwu (el actual condado de Yuanyang, Henan), donde atacó y aplastó el campamento destacado de Yuan Shao en el vado Dushi, en el flanco extremo de la posición de Cao Cao en Henan. Yu Jin sería ascendido a teniente general, y regresó a Guandu acompañando a Cao Cao, quien regresaba de su exitosa campaña contra Liu Bei en la provincia de Xu.

Batalla de Boma (200)

En marzo de 200, Yuan Shao envió a su general Yan Liang con Guo Tu y Chunyu Qiong para cruzar el río para atacar la posición de Liu Yan en Boma, mientras que Yuan Shao se quedaba en Liyang con el ejército principal, dando la impresión de que iba a cruzar el río. Anteriormente, Ju Shou el asesor de Yuan Shao, se había opuesto a permitir que Yan Liang dirigiera el ataque, diciendo que Yan era valiente pero impaciente y no podía manejar la tarea por sí solo, pero Yuan Shao ignoró su consejo.

Liu Yan defendía la ciudad de Boma (cerca del actual condado de Hua, Henan) era una importante base de reclutamiento. El cruce entre Boma y Liyang se consideraba de enorme importancia estratégica al encontrarse en la ruta principal norte-sur entre los territorios de Yuan Shao y Cao Cao. Sin embargo, Cao Cao había fijado su mirada en la ciudad ventajosa de Guandu (noreste del condado de Zhongmu actual, Henan) al sur, así el propósito de defender Boma podría ser solamente retrasar el avance enemigo a través del río.

La pequeña guarnición de Liu Yan en Boma aparentemente ofreció una resistencia obstinada, ya que el asedio se prolongó por lo menos 32 días hasta mayo, lo que permitió a Cao Cao llevar tropas de socorro a Boma.

Como las fuerzas de Yuan Shao en Liyang eran numéricamente superiores a las fuerzas de Cao Cao, el estratega de Cao Cao, Xun You, sugirió dividir las fuerzas de Yuan Shao usando una táctica de diversión y hacer que se separase el débil Yan Liang y derrotarle por separado. Cao Cao se aprobó el plan y marchó hacia vado Yan como si tratara de cruzar el río para atacar por retaguardia a Yuan Shao. Reaccionando a esta aparente amenaza, Yuan Shao se separó de sus hombres en Liyang y se dirigió hacia el oeste a lo largo de la orilla norte del río, cayendo así en la treta. Rápidamente, Cao Cao llevó a sus tropas ligeras hacia el este hacia Boma, y se topó con un sorprendido Yan Liang unos 10 li (5 km) al oeste del puesto avanzado. Cao Cao envió a Zhang Liao y Guan Yu para liderar la vanguardia. Al observar el estandarte de Yan Liang desde lejos, Zhang Liao cargó a través de miles de tropas enemigas, prácticamente sin oposición, hacia donde se encontraba Yan Liang, lo mató de un tajo decapitándole y regresando con la cabeza de Yan, rompiendo el asedio de Boma.

Batalla de Boma en el 200. Zhang Liao, general de Cao Cao, liderando una fuerza de 800 jinetes de élite, cogió a las fuerzas Wu por sorpresa, consiguiendo matar al líder enemigo Yang Lian decapitándole y rompiendo el asedio de Boma.

Considerando que la posición en Boma era insostenible, Cao Cao voluntariamente abandonó el puesto avanzado y evacuó su población y suministros al oeste a lo largo del río. Cuando se enteró de eso, Yuan Shao finalmente cruzó el río Amarillo y persiguió el tren de bagajes de Cao Cao. Sin embargo, Cao Cao no estaba satisfecho con abandonar todas las tierras entre Guandu y el río gratuitamente, así que decidió hacerle pagar caro ofreciendo una dura resistencia durante su repliegue a Guandu.

Batalla del vado Yan (200)

Yuan Shao había llevado la vanguardia de su ejército por el río Amarillo hacia el oeste del vado Yan (al norte de la actual Yanjin, Henan).

Los hombres de Cao Cao habían alcanzado el vado Yan y acamparon en una altura conocida como la Pendiente del Sur ( 10 km al oeste y 25 km al sur de Boma. La posición de Cao Cao estaba al sur de un dique a cierta distancia del río (destinado a controlar las inundaciones estacionales), sus hombres estaban ocultos de la vista de Yuan Shao, Cao Cao había enviado exploradores para informar de los movimientos del enemigo. Los exploradores informaron que un os 600 jinetes iban en punta vanguardia, detrás otros jinetes que serían el grueso de la vanguardia y detrás la infantería del grueso cuyos efectivos se desconocían. En este momento Cao Cao mando que los exploradores quitasen las sillas y soltasen a sus caballos.

El tren de bagajes de Boma apareció en la carretera al norte del dique en este momento, a la vista de los hombres de Yuan Shao. Algunos de los oficiales de Cao Cao se sintieron inquietos ante la vista de tantos jinetes enemigos, y sugirieron regresar y defender el campamento. El estratega de Cao Cao, Xun, se oponía, diciendo: “Ese es el cebo para atraer al enemigo, ¿cómo podemos dejarlo?” Cao Cao lo miró y sonrió.

Batalla de Guandu 200, muestra los movimientos durante las batallas de los vados Yan y Boma y los intentos de flanqueo. El río Amarillo ha cambiado su curso y los emplazamientos no son los mismos con respecto al río.

Wen Chou y Liu Bei eran los comandantes de la caballería de Yuan Shao, tenían unos 5.500 jinetes y marchaban uno detrás del otro. Los hombres de Cao Cao pidieron montar sus caballos, pero Cao Cao se lo negó hasta que los jinetes de Yuan Shao, cada vez más numerosos, se separaran para atacar el tren de bagajes. Cao Cao daría entonces permiso para montar los caballos, y cargar contra el enemigo. Así lo hicieron y los jinetes de Wen Chou fueron sorprendidos y él mismo murió en la acción.

Tras la victoria en vado Yan, Cao Cao pudo retirarse a su base en Guandu (al noreste del actual Zhongmu County, Henan) con los hombres y suministros sin más incidentes. Yuan Shao lo siguió muy de cerca y acampó en Yangwu (cerca del actual condado de Yuanyang, Henan), inmediatamente al norte de Guandu. Había ignorado el consejo de Ju Shou de dejar una guarnición en el vado de Yan, y tenía todas sus fuerzas concentradas en Yangwu, y ahora se hacía inminente batalla decisiva.

Batalla de Guandu (200)

Tian Feng consejero de Yuan Shao, propuso que se podría luchar la batalla, mediante una guerra logística, esperando que Cao Cao agotase sus recursos y derrotar a las tropas que enviasen para conseguirlos en todas las direcciones, ganando así la guerra en dos años con pocas bajas. Yuan Shao optó por una batalla decisiva y no usaría el plan de Tian Feng. Cuando éste continuó sus protestas, Yuan Shao le hizo encarcelar bajo la acusación de desmoralizar al ejército. Decía que Cao Cao estaba encantado esas las noticias.

Yuan Shao reorganizó sus fuerzas y envió a Liu Bei con un ejército para apoyar las rebeliones contra Cao Cao en Yinjiang (al suroeste de la actual Xuchang), a sólo 10 km al sur de la capital. Cao Cao se preocupó por tales avances en su retaguardia, pero su primo Cao Ren observó que Liu Bei no podía tener demasiado control sobre sus nuevos hombres aportados por Yuan Shao. Cao Cao envió a Cao Ren para que se ocupara hacer una rebelión. Cao Ren tuvo éxito, matando al líder rebelde Liu Pi y expulsando a Liu Bei. Yuan Shao también trató de cortar la retaguardia de Cao Cao desde el oeste enviando Han Meng al suroeste. Cao Ren respondió a la nueva amenaza derrotando a Han Meng en el monte Jiluo (25 km al noreste de la actual Xinmi, Henan). Yuan Shao no volvió a enviar ninguna fuerza destacada en el territorio de Cao Cao.

En el octavo mes, el ejército de Yuan Shao avanzó lentamente hacia el sur desde Yangwu y empeño a los hombres de Cao Cao en una guerra de trincheras, detrás de los terraplenes de tierra que ambos lados hicieron. Ambas partes se acosaban entre sí con máquinas de guerra. Yuan Shao había erigido rampas de asedio y plataformas altas que permitían a sus hombres disparar flechas sobre las fuerzas de Cao Cao. En respuesta, los hombres de Cao Cao tuvieron que llevar sus escudos por encima de sus cabezas, y tomaron represalias con trebuchetes que destruían las plataformas de los arqueros. Yuan Shao también intentó hacer un túnel bajo el fuerte Cao Cao, pero éste había mandado excavar una gran zanja dentro de sus líneas para bloquear los túneles. Posteriormente, ninguno de los dos bandos pudo hacer progresos, quedando empantanados.

En poco tiempo, el ejército de Cao Cao comenzó a quedarse escaso de suministros y estaba ante un dilema sobre si retirarse a fin de atraer a Yuan Shao más profundamente dentro den su territorio, o bien aguantar. Cao Cao decidió seguir con la defensa.
En el noveno mes, se enteró de que Yuan Shao había estado almacenando suministros en un depósito en el pueblo de Gushi (al suroeste del actual condado de Yanjin, Henan), custodiado por Han Meng. Cao Cao envió una pequeña unidad de caballería liderada por Xu Huang y Shi Huan para atacar el almacén. Tuvieron éxito, interrumpiendo las líneas de suministro de Yuan Shao, y quemando sus carros de grano. Yuan Shao se vio obligado a pedir ayuda para repeler esta incursión.

En el décimo mes, el general de Yuan Shao, Chunyu Qiong regresaba con un ejército de 10.000 efectivos desde Hebei, escoltando grandes reservas de víveres. Yuan Shao ordenó a Chunyu que escoltara los suministros hasta Wuchao (en el actual condado de Yanjin, Henan), un lugar a unos 20 kms de Guandu cerca de Gushi, y lo puso a cargo de custodiar los suministros. El asesor de Yuan Shao, Ju Shou, argumentó que Wuchao, siendo un importante depósito de suministros, estaba escasamente vigilado e insistió en que Yuan Shao enviara al general Jiang Qi para que montase una guardia perimetral a Chunyu Qiong que cortara posibles incursiones. Yuan Shao, una vez más, no prestó atención al consejo de Ju Shou.
Poco después, el asesor de Yuan Shao, Xu You, que había albergado la insatisfacción contra Yuan Shao por no usar su plan y que su esposa fuera arrestada por Shen Pei, desertó a Cao Cao.

Comprendió la escasez de suministros de Cao Cao y le alertó de la debilidad explotable de Yuan Shao en Wuchao. Así, pues una noche, Cao Cao se puso al frente de 5.000 infantes y jinetes para atacar a Wuchao después de dejar a Cao Hong y Xun You a cargo de su campamento principal en Guandu. El ejército de Cao Cao se disfrazó como una unidad de refuerzo de Yuan Shao y atacó a Wuchao. Las defensas iniciales de Chunyu Qiong fueron destruidas, y tuvo que retirarse para defender el fuerte, que sería posteriormente atacado y prendido fuego.

Batalla de Guandu en el 200. Incursión de Wuchao por la caballería de Cao Cao

Cuando las noticias del asalto llegaron al campamento de Yuan Shao, Zhang exhortó a Yuan Shao para enviar refuerzos y salvar los suministros, de los que dependía el destino de la campaña. Guo Tu, sin embargo, defendió lo contrario: decidió atacar el campamento de Cao Cao en Guandu con la esperanza de que Cao Cao abandonase la incursión en Wuchao, mientras que sólo enviarían una pequeña unidad de caballería para reforzar a Wuchao.

La incursión en Wuchao fue un gran éxito, consiguieron asaltar el depósito y quemar los suministros, miles murieron durante la defensa y los generales varios generales fueron decapitados; Chunyu Qiong fue capturado por Yue Jin y le cortaron la nariz.

Al amanecer, Wuchao se había convertido en un infierno y la moral del ejército de Yuan Shao se desplomó bruscamente debido a la pérdida de víveres. Cao Cao también cortó las narices de los muertos, los mezcló con narices y labios de bueyes y caballos, y los mostró a los hombres de Yuan Shao, como una forma de intimidación.

Cao Cao y sus fuerzas en Wuchao incendiando y destruyendo el deposito de suministros de Yuan Shao

Mientras tanto, en Guandu, el ejército de Yuan Shao liderado por Zhang He y Gao Lan no lograron romper las líneas enemigas. Afectados por la noticia de la derrota en Wuchao rindieron a Cao Hong y destruyeron sus armas. La moral del ejército de Yuan Shao se debilitó drásticamente y las fuerzas de Cao Cao aprovecharon la oportunidad para lanzar el ataque masivo contra el ejército de Yuan. Los numerosos ejércitos de Yuan Shao fueron destruidos y gran parte de sus suministros fueron capturados por Cao Cao. El propio Yuan Shao huyó hacia el norte cruzando el río Amarillo con sólo unos 800 jinetes, que era lo todo lo que quedaba de su ejército. El orden fue restaurado sólo cuando Yuan Shao llegó al campamento de su general Jiang Yiqu, desde donde procedió a reunir a sus tropas dispersas.

Algunos de los hombres de Yuan Shao no pudieron cruzar el Río Amarillo a tiempo y fueron capturados por Cao Cao, incluyendo a Ju Shou. Algunos de estos hombres habían fingido rendirse para poder escapar más tarde, por lo que Cao Cao hizo enterrar a estos hombres vivos. En su proclamación de victoria al emperador Xian, Cao Cao afirmó haber matado a 70.000 soldados enemigos.

La victoria de Cao Cao fue decisiva e inclinó la balanza en su lucha por el poder contra Yuan Shao, que moriría dos años más tarde y su hijo menor Yuan Shang se hizo su sucesor. Su hijo mayor, Yuan Tan, estaba furioso con la sucesión y luchó con su hermano menor. Esto resultó en un conflicto interno dentro de las fuerzas de Yuan Shao. El grupo de Yuan Shao de talentosos asesores y generales también se dividieron en dos facciones por el conflicto, lo que llevó a la guerra abierta entre los hermanos.

Yuan Tan finalmente se alió con Cao Cao contra Yuan Shang, pero Cao Cao lo acusó de violar algunos términos de la alianza y lo mató en la batalla. Por otro lado, Yuan Shang sufrió derrotas en manos de Cao Cao y huyó al norte para unirse a su segundo hermano, Yuan Xi.

Batalla de la montaña del Lobo Blanco (207)

Los hermanos Yuan se asentaron en la provincia de You, pero se produjo un motín contra ellos, y huyeron más al norte para buscar protección de los wuhuan. Este pueblo xiongnu en ese momento estaban unidos bajo la dirección militar de Tadun, y que trataba de emular al chanyu Modu, creando una hegemonía sobre las tribus nómadas del norte. Con la llegada de los hermanos Yuan, acompañados por un número considerable de sus seguidores, Tadun había adquirido el mando de una fuerza combinada wuhuan y china que se dice alcanzaba los 300.000 efectivos.

Bajo el pretexto de ayudar a Yuan Shang a recuperar sus territorios, los wuhuan realizaron varias incursiones a través de la frontera china. Se decía que estas redadas secuestraron a más de 100.000 familias chinas. Frente a ese peligro en el norte, Cao Cao contempló la eliminación de la amenaza de los wuhuan.

Para preparar la campaña muy al norte, Cao Cao puso a Dong Zhao a cargo de la excavación de dos canales, Pinglu y Quanzhou para usar esas vías fluviales y enviar suministros al norte. Desde el otoño de 206 hasta la primavera de 207 realizaron los trabajos, mientras Cao Cao marchó personalmente con su ejército a Yijing (actual condado de Yi, Hebei) e hizo de la ciudad su campamento base para la campaña. Desde allí avanzó a Wuzhong (actual condado de Ji, Tianjin), donde el líder local Tian Chou se sometió a él.

Los wuhuan también habían anticipado tal ruta de ataque y mantuvieron el río, y por algún tiempo el ejército de Cao Cao no pudieron avanzar.

Cao Cao pidió consejo a Tian Chou, que estaba familiarizado con la zona y se había enfrentado con los wuhuan anteriormente. Éste le habló de un camino en desuso que conducía a las abandonadas tierras de la antigua frontera Han. Desde allí el ejército podía marchar a través de un territorio indefenso y atacar a los wuhuan donde menos lo esperan, y al hacerlo “la cabeza de Tadun podía ser tomada sin una sola batalla”.

Guo Jia había dicho que “la rapidez es la clave en la guerra” y sugirió que dejase los bagajes e hiciese una marcha forzada con tropas ligeras para coger al enemigo por sorpresa, ya que si llevaba demasiados bagajes frenaría al ejército y alertaría al enemigo de su presencia. Cao Cao aceptó la sugerencia. Con Tian Chou encabezando la marcha, subieron las colinas de Xuwu (al oeste de la actual Zunhua, Hebei), salieron de las fronteras chinas a través del paso de Lulong (actualmente sumergido bajo la presa de Panjiakou) en el valle superior del río Luan y marcharon a través de un terreno difícil para más de 250 kms. Volviendo al este en Pinggang (cerca del actual condado de Pingquan, Hebei), la fuerza de la expedición cruzó los campos de pastoreo del Xianbei y volvió a entrar en las cordilleras que servían como fronteras de la dinastía Han Oriental. En aquel momento los hombres de Cao Cao habían flanqueado las posiciones defensivas de Tadun y avanzaba en una línea que dividía el territorio enemigo.

En otoño alcanzaron el valle del río Daling, Tadun y sus aliados se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo y se retiraron precipitadamente de sus posiciones preparadas y se reunieron para enfrentarse a Cao Cao al norte. Con decenas de miles de hombres reunidos, Tadun, junto con Yuan Shang, Yuan Xi, y los dos chanyu Louban y Wuyan, se encontraron con el ejército de Cao Cao en la Montaña del Lobo Blanco (actual Lingyuan, Liaoning).

El encuentro fue repentino para ambas partes. Ante el números superior de enemigos y lla cantidad de bagajes que transportaban, los hombres ligeramente protegidos de Cao Cao se asustaron. Los wuhuan, por otra parte, evidentemente no estaban preparados para la batalla porque no estaban en formaciones apropiadas, ni intentaron tomar la iniciativa acosando la marcha de Cao Cao.

Sin temor, Cao Cao subió una pendiente para observar las formaciones del enemigo. Vio que los wuhuan estaban desorganizados, e inmediatamente atacó con sus soldados para explotar esta debilidad. Con el general Zhang Liao encabezando el ataque, la fuerza ligera derrotó rápidamente a la caballería de Wuhuan, y la brigada de Cao Chun capturó a Tadun. En poco tiempo, Tadun y muchos de sus hombres fueron muertos y la batalla terminó. Más de 200.000 colonos chinos y tribus wuhuan se rindieron a Cao Cao.

Yuan Shang y Yuan Xi huyeron a Liaodong para buscar refugio bajo el señor de la guerra Gongsun Kang en 207, pero Gongsun los mató en su lugar y envió sus cabezas a Cao Cao. Para entonces, la mayor parte del norte de China estaba unificada bajo el control de Cao Cao.

Batalla de Changban (208)

A su retorno en 208 Cao Cao fue proclamado canciller imperial de Han, una posición que le garantizó autoridad absoluta sobre todo el gobierno imperial.
Poco después, en el otoño de 208, su ejército comenzó una campaña hacia el sur, marchó con su ejército con la esperanza de unificar rápidamente el Imperio. Controlar el río Yangtsé a su paso por la provincia de Jing (las actuales provincias de Hubei y Hunan) era clave para el éxito de su estrategia, pues si Cao Cao tenía alguna esperanza de reunificar el escindido imperio Han debía asegurar el curso medio del río y la estratégica base naval de Jiangling como forma de acceso a las regiones del sur. Dos señores de la guerra controlaban las regiones del Yangtsé que eran claves para el éxito de Cao Cao: Liu Biao, gobernador de la provincia de Jing que dominaba la zona oeste de la desembocadura del río Han, alrededor de la ciudad de Xiakou y todos los territorios al sur de la misma, y Sun Quan, gobernante de la ribera este del Han y de todos los territorios al sureste del río. Un tercer aliado, Liu Bei, estaba viviendo refugiado con Liu Biao en el acuartelamiento de Fancheng (la actual Xiangfan) tras haber huido desde el noreste a la provincia de Jing a causa de un fallido complot para asesinar a Cao Cao y restaurar el poder de la dinastía imperial.

Batalla de los Acantilados Rojos 208: Protagonistas de la batalla

En el noveno mes, Liu Cong partió de Xiangyang hacia Xinye para recibir Cao Cao, rindiendo la provincia Jing. Cao Cao asumió el mando del ejército de la provincia de Jing, especialmente de su flota naval, un componente que aumentaban las fuerzas de Cao Cao. Ante el temor de que Liu Bei tomase la base sur de Jiangling, Cao Cao decidió rápidamente dar caza a Liu Bei con 5.000 jinetes de élite, dejando el tren de bagajes detrás.

Como Liu Bei estaba llevando consigo más de 100.000 personas sin armas y miles de carros de equipaje, su fuerza no podía moverse muy rápidamente. Alguien sugirió a Liu Bei que debía abandonar a la gente por su seguridad, pero Liu Bei no tenía el corazón para abandonarlos cuando las personas habían arriesgado sus propias vidas para seguirle. En su lugar, Liu Bei tenía a Guan Yu navegando por delante en el río Han con un destacamento de varios cientos de barcos y tomó la ruta del río Han y del Yangtze a Jiangling, donde planeaban reunirse.

Batalla de Changban en el 208 entre las fuerzas de Liu Bei y Cao Cao

La caballería de Cao Cao cogió a Liu Bei congregándose en Changban, y éste tuvo que huir para salvar su vida, galopando al sur dejando su familia y la población civil detrás. Las fuerzas de Cao Cao capturaron todo su ejército y sus bagajes.

Batalla de Chanban 208. El general Zhang Fei con una fuerza de 20 hombres cubrió la retirada, se le ve al final del puente, desafiando al ejército de Cao cao que está al otro lado. Se dice que ordenó a sus jinetes atar ramas a las colas de los caballos y galopar para levantar polvo y dar la impresión de que eran refuerzos.

Zhang Fei mandó 20 jinetes como retaguardia. Ocupó el río y destruyó los puentes aguas abajo. Cuando Zhang Fei se retiró para unirse a Liu Bei, Cao Cao ordenó a sus hombres que construyesen puentes de pontones y lanzar un asalto, pero una oportuna llegada de Guan Yu con sus barcos y sus fuerzas impidió a Cao Cao alcanzar plenamente la victoria.

Volviendo al este desde Changban, Liu Bei y los restos de su ejército habían cruzado el río Han en el este, donde Liu Qi, el hijo mayor de Liu Biao, aún mantenía el control de Jiangxia (actual Yunmeng). Se reunieron con la flota de Guan Yu y más de 10.000 hombres dirigidos por Liu Qi en Hanjin. Juntos, navegaron por el río hasta Xiakou.

Cao Cao no les siguió inmediatamente, el objetivo principal de su marcha hacia el sur había sido de la base en Jiangling, y presionó hacia el sur para asegurarse primero esta base.

Después de la batalla de Changban, las tierras de la provincia de Jing al oeste del río Han se convirtieron en territorio de Cao Cao.

Batalla de los Acantilados Rojos o de Chibi (208)

El hijo de Liu Biao, Liu Zong, rindió la provincia de Jing y Cao pudo capturar una flota considerable en Jiangling. Sin embargo Sun Quan, el sucesor de Sun Ce en el bajo Yangzi, continuó resistiendo. Su consejero y general Zhou Yu aseguró una alianza con Liu Bei, siendo él mismo un refugiado reciente del norte. Sus ejércitos combinados eran de unos 50.000 efectivos y se enfrentaron a la flota de Cao Cao ese invierno en Chibi. En esa época el bando de Cao Cao presumía de tener 800.000 hombres, pero era una exageración para desmoralizar a los enemigos y aumentar su prestigio. Zhou Yu estimó que el número real de sus efectivos estaba más cerca de 220.000. Por otra parte, este total incluía 70 000 soldados procedentes del ejército del recientemente fallecido Liu Biao, por lo que la moral y lealtad de muchas de las fuerzas de Cao Cao no estaba clara. Con los 20.000 soldados que Liu Bei había reunido, la alianza contaba con unos 50.000 hombres que fueron entrenados y preparados para la batalla.

Batalla de los Acantilados Rojos o de Chibi 208. Movimientos de fuerzas

La batalla de los Acantilados Rojos o de Chibi se desarrolló en tres etapas: una escaramuza inicial en los acantilados seguida de una retirada hacia los campos de batalla Wulin, en la orilla noroeste del río Yangtsé, una batalla naval decisiva y la desastrosa retirada de Cao Cao a lo largo del camino de Huarong.

La fuerza combinada de Sun y Liu navegó aguas arriba desde Xiakou y Fankou hasta los Acantilados Rojos, donde se encontraron con la fuerza de vanguardia de Cao Cao. Ambos ejércitos quedaron uno frente a otro sin que ninguno de los dos tomase la iniciativa.

Cao Cao hizo la maniobra de apertura de la batalla, enviando una fuerza de ataque a través del río para establecer una cabeza de playa en el otro lado. Zhou Yu reaccionó rápidamente y fue capaz de repeler este asalto inicial. No se registra nada más sobre este incidente. Después del fracaso del avance inicial, la situación en Wulin cayó en un estancamiento durante varios días.

Aunque el ejército de Cao Cao era grande, estaba plagado de dificultades. La marcha por Jing había sido larga, por lo que sus veteranos soldados estaban cansados. Peor aún, la enfermedad se había desatado en su campamento, probablemente causada por algo en el agua local a la que los hombres del sur eran inmunes mientras que los del norte no lo eran. Además, Cao Cao fue presionado por los problemas en el norte y el oeste y no podía permitirse quedar atascado en una campaña que se extendía en el sur. También es importante señalar que muchos de los mejores oficiales de Cao Cao no estaban con él en Wulin, habían sido dejados atrás para guardar posiciones estratégicas en el norte de Jing, como Jiangling y Xiangyang, mientras que los soldados de la provincia de Jing que se habían unido a su ejército no le tenía ninguna lealtad particular. Debido a todo esto, la posición de Cao Cao era bastante precaria a pesar de su gran superioridad numérica. Zhou Yu era plenamente consciente de esto y utilizó sus ventajas.

Para provocar la batalla, general Zhou Yu al mando del ejército de Sun Quan, ideó una estratagema, mandó que dieran latigazos públicamente a Huang Gai, uno de sus más fieles oficiales. Antes de esta orden había hablado con Huang Gai para ver si aceptaba, y tal como esperaba aceptó. Tras el azote, Huang Gai mandó un mensaje a Cao Cao diciendo que quería desertar y unirse a él.

Cao Cao había amarrado sus barcos entre sí, de proa a popa, posiblemente con el objetivo de reducir el mareo de los hombres de su marina de guerra, procedentes del norte y poco acostumbrados a navegar, y posiblemente para evitar deserciones entre los suyos.

Huang Gai preparó sus 10 buques de guerra, descritos como mengchong doujian es decir naves incendiarias, llenándolos con haces de leña, cañas secas y aceite. Cuando el supuesto “rendido” escuadrón de Huang Gai llegó a mitad del río los marineros prendieron fuego a los barcos antes de huir en pequeños botes. Las naves incendiadas sin tripulantes, empujadas por viento del sureste, se dirigieron hasta la flota de Cao Cao y la incendiaron. En muy poco tiempo las llamas se extendieron y muchos hombres y caballos murieron quemados o ahogados, perdiendo casi toda su flota y salvándose a sí mismo por los pelos. Las llamas alcanzaron al campamento de Cao Cao en Wulin produciéndose el caos.

Batalla de los Acantilados Rojo o de Chibi 208. Huang Gai se dirige con su flota de 10 barcos incendiarios hacia la posición de la flota de Cao Cao, se le ve dando la orden de prender fuego a los barcos.

Zhou Yu aprovechó la oportunidad y ordenó un asalto completo. Sus hombres cruzaron el río y atacaron el campamento de Cao Cao mientras estaba en llamas. La combinación del agotamiento, las enfermedades, el fuego y el repentino ataque fue suficiente para romper el ejército de Cao Cao.

Batalla de los Acantilados Rojos o de Chibi invierno de 208. los barcos de Zhou-Yu cruzan el río para atacar el campamento de Cao-Cao

El campamento se derrumbó y los hombres huyeron en todas direcciones. Al ver la desesperada situación, Cao Cao dió la orden de retirada general y destruyó los barcos que le quedaban antes de replegarse.

Batalla de los Acantilados Rojos o de Chibi 208. Las fuerzas de Zhou-Yu asaltan el campamento de Cao-Cao

El ejército de Cao Cao en su retirada siguió el camino de Huarong, con un largo tramo que atravesaba las tierras pantanosas del norte del lago Dongting. Las fuertes lluvias habían convertido el camino en un espeso fangal, muy traicionero para los soldados enfermos, que debían portar fardos de hierba a la espalda con la finalidad de extenderlos sobre el barro y permitir el paso de los jinetes. Muchos de estos soldados se ahogaron en el barro o fueron pisoteados hasta la muerte en el esfuerzo.

Batalla de los Acantilados Rojos o de Chibi 208. Retirada del campamento de Cao Cao

Los aliados liderados por Zhou Yu y Liu Bei le persiguieron por tierra y por el río hasta que alcanzaron Jiangling. Cao se retiró al norte a su base de Ye, dejando a Cao Ren y Xu Huang para proteger Jiangling.  Liu Bei rodeó Jiangling que no pudo tomar y se dirigió a Xiangyang en las orillas del río Han.

Batalla de Yiling (208)

Inmediatamente después de la derrota decisiva Cao Cao en la batalla de los Acantilados Rojos, Zhou Yu llevó más de 30.000 soldados a Jiangling, que era el próximo objetivo estrátegico. Las tropas instalaron un campamento en la orilla sur del río Yangtze. La feroz resistencia ofrecida por Cao Ren demostró que era imposible la obtención de una victoria rápida que Zhou Yu había planeado. Por lo tanto, Gan Ning propuso un nuevo plan para tomar la ciudad de Yiling noroeste aguas arriba de Jiangling. Yiling era de hecho un punto de acceso que permitía los suministro a a Jiangling.

Guerra de los Tres Reinos (200-316). Asalto a una ciudad

Con la retaguardia de Jiangling amenazada, Cao Ren terminaría cercado y sus rutas de suministro cortadas. Si Cao Ren quería defender Yiling, las tropas debían salir Jiangliang y la defensa de la ciudad se reduciría, por lo que Zhou Yu se enfrentará a una resistencia menor. Zhou Yu de acuerdo con esa idea, sin embargo su preocupación era la presencia de las fuerzas libres de Cao Cao no muy lejos al norte y al menos cuatro veces mayor que sus 30.000 soldados. Por lo tanto, no puede dividir sus fuerzas. Gan Ning entonces se ofreció como voluntario para conducir su propia fuerza de 700 soldados para tomar Yiling por sorpresa, Zhou Yu lo aprobó.

El comandante de Yiling, Su Xi odiaba a Cao Cao. Cuando las tropas llegaron a Yiling se rindieron sin luchar. Al enterarse, Cao Ren reunió inmediatamente una fuerza de socorro de 6.000 efectivos para recuperarla. Gan Ning se mantuvo en calma y pidió. Zhou Yu dudó en un primer momento en dividir sus fuerzas para salvar Yiling.

Zhou Yu dejó a cargo de una guardia simbólica fuerza principal campamento en Jiangling, para hacer frente a Cao Ren y Xu Huang lideró el ejército principal con todos sus comandantes para atacar las fuerzas que sitiaban Yiling. Las fuerzas de Cao Ren que asediaban Yiling no esperaban un ataque, siendo atacado en dos frentes, fueron derrotados en Yiling, con la pérdida de más de 3.000 hombres. Mientras tanto, Ling Tong logró engañar a Cao Ren haciéndole creer que todavía había una fuerza significativa en Jiangling. Cao Ren, por tanto, no se atrevió a enviar más refuerzos a Yiling ni atacar al campamento principal al este de Jiangling.

Zhou Yu regresó a su campamento principal Jiangling con más de 300 caballos capturados al enemigo y Yiling quedaría definitivamente en manos de los aliados durante el resto del conflicto.

La caída de Yiling significó el corte total de la ruta de suministro a Jiangling, pero la fuerza aliada fue incapaz de bloquear los numerosos refuerzos continuamente enviados por Cao Cao, por lo que el asedio resultó ser largo. Después de un año de intensos combates, Zhou Yu dirigió personalmente al ejército, alardeó deliberadamente ante Cao Ren para ilustrar su determinación de seguir en la ofensiva. Cao Cao resultó engañado, y ordenó a Cao Ren retirarse. Las fuerzas de Sun Quan finalmente lograron su objetivo de capturar comandancia de Nan, que se encuentra en la corriente superior del río Yangtze, un baluarte estratégico que nunca sería reclamado por el estado de Wei.

Tripartición de China

Después de volver al norte, Cao Cao se quedó satisfecho asimilando las regiones del noroeste en el 211 y consolidando su poder. De forma progresiva incrementó sus títulos y su poder, llegando a ser eventualmente rey de Wei en el 217.

Lui Bei entró en la provincia de Yi y más tarde en el 214, usando las estratagemas de su consejero principal Zhuge Liang, conquistó Yizhou (actual Sichuan, Guizhou) y desplazó a Liu Zhang como gobernante, dejando a su comandante Guan Yu a cargo de la provincia de Jing. Sun Quan, que había estado durante estos años ocupado en las defensas contra Cao Cao en el sureste en Hefei, volvió su atención a la provincia de Jing y el Yangtze medio.

Rendición de Yizhou (214). Liu Bei aceptando de Liu Zhang la rendición de la ciudad de Yizhou, se le ve ofreciendo el sello de la comandancia de Jing.

Las tensiones entre los aliados se hacían gradualmente visibles. En el 219, después de que Liu Bei capturara con éxito Hanzhong a manos de Cao Cao y mientras Guan Yu estaba ocupado en el asalto de Fan, el comandante en jefe de Sun Quan, Lü Meng, capturó secretamente la provincia de Jing.

En el primer mes del 220 Cao Cao murió, y en el décimo mes su hijo Cao Pi destronó al emperador Xian e hizo llegar a su fin a la dinastía Han. Llamó a su estado Wei y se proclamó a sí mismo emperador en Luoyang.

En el 221 Liu Bei tomó el nombre de emperador de Han, en una apuesta para restaurar a la caída dinastía Han (su estado se conoce históricamente como Shu o Shu-Han). En el 222 Liu Shan ascendió al trono de Shu tras la derrota y muerte de su padre Liu Bei en la batalla de Yiling o de Xiaoting que finalizó el periodo de hostilidad entre Wu y Shu y ambos usaron la oportunidad para concentrarse en problemas internos y en el enemigo exterior que representaba Wei.

Para Sun Quan, la victoria acabó con sus temores relativos a la expansión de Shu hacia la provincia de Jing y dirigió su atención en los aborígenes del sureste, a quienes los chinos llamaban de forma colectiva el pueblo Shanyue. Tras varios éxitos en sus enfrentamientos con las tribus, se obtuvo la victoria en el 234. En ese año Zhuge Ge acabó un asalto de tres años sobre Danyang con la rendición de 100.000 Shanyue. De todos estos, 40.000 fueron desplazados como auxiliares del ejército Wu. Mientras tanto Shu también estaba experimentando problemas con las tribus indígenas del sur. Los pueblos Yi del suroeste se rebelaron contra la autoridad Han, capturando y saqueando la ciudad de Yizhou. Zhuge Liang, reconociendo la importancia de la estabilidad en el sur, ordenó el avance de los ejércitos Shu en tres columnas contra Yi. Luchó varios combates contra el líder Meng Huo, al final de los cuales Meng se sometió. Se permitió a un hombre de su tribu residir en la capital de Shu, Chengdu, como un oficial y los Yi formaron sus propios batallones dentro del ejército Shu.

Al final de la campaña en el sur de Zhuge Liang, se realizó la alianza Wu-Shu y Shu tuvo libertad para dirigirse hacia el norte. En el 227 Zhuge Liang trasladó sus regimientos más importantes hacia Hangzhong, y comenzó la batalla por el noroeste con Wei. El año siguiente, ordenó al general Zhao Yun atacar desde la garganta de Ji como una distracción mientras el propio Zhuge lideraba la fuerza principal hacia Qishan. Pero en la vanguardia Ma Su sufrió una derrota táctica en Jieting y el ejército Shu se vio forzado a retroceder. En los seis años siguientes Zhuge Liang intentó varias ofensivas más, pero los problemas de abastecimiento limitaban su capacidad de éxito. En el 234 lideró su última gran ofensiva contra el norte, alcanzando la llanura de Wuzhang al sur del río Wei. Sin embargo, debido a su temprana muerte, el ejército Shu se vio de nuevo forzado a retroceder.

Zhuge Liang, canciller del reino de Shu, dirigiéndo el ejército en la llanura de Wuzang, durante la guerra de los Tres Reinos en China

Durante las campañas de Zhuge Liang contra Wei, el estado de Wu había permanecido a la defensiva frente a las invasiones procedentes del norte. La zona alrededor de Hefei se encontraba bajo una presión constante de Wei. La maquinaria de guerra había crecido hasta tal punto que mucho de los residentes había elegido emigrar y restablecerse al sur del río Yangtze. Después de la muerte de Zhuge Liang, los ataques en la región de Huainan se intensificaron, pero pese a todo Wei no pudo romper la línea de defensas levantadas sobre el río por Wu, que incluían la fortaleza de Ruxu.

El largo reinado de Sun Quan es considerado como una época de abundancia para su estado del sur. Las migraciones desde el norte y el asentamiento de los Shanyue incrementó la mano de obra para la agricultura, especialmente a lo largo de los recodos inferiores del Yangtze y en la comandancia de Kuaiji. El transporte fluvial floreció, con las construcciones de los canales de Zhedong y Jiangnan. El comercio con Shu prosperó, con un enorme afluencia de algodón y el desarrollo de las industrias del metal y el celadón. El transporte oceánico fue mejorado hasta tal punto que se hicieron viajes por mar a Manchuria y a la isla de Taiwán. En el sur, los mercaderes de Wu alcanzaron Linyi (en el sur de Vietnam) y Fu’nan (Camboya). Según prosperaba la economía, también lo hacían el arte y la cultura. En el delta del Yangtze, las primeras influencias budistas alcanzaron el sur desde Luoyang.

Mapa de los Tres Reinos de China

Decadencia y final de los Tres Reinos

Después del 230 las tensiones comenzaron a hacerse visibles entre el clan imperial Cao y el clan Sima. Siguiendo a la muerte de Cao Zhen, las divisiones eran evidentes entre Cao Shuang y el gran comandante Sima Yi. Deliberadamente, Cao Shuang colocó a sus partidarios en los puestos importantes excluyendo a Sima, lo que él se tomó como una amenaza. El poder del clan Sima, una de las grandes familias terratenientes de los Han, fue reforzado por las victorias militares de Sima Yi. Además, Sima Yi era un estratega y político extremadamente capaz. En el 238 aplastó la rebelión de Gongsun Yuan y llevó a la región de Liangdong directamente bajo el control central. En última instancia, sobrepasó a Cao Shuang en el juego de poderes. Aprovechándose de una incursión de los hombres del clan imperial a las tumbas de Gaoping, Sima dio un golpe de estado en Luoyang, arrebatando la autoridad de la facción de Cao Shuang. Hubo muchas protestas frente al abrumador poder de la familia Sima, siendo la más notable la de los Siete sabios de la Arboleda de Bambú. Uno de los sabios, Xi Kang, fue ejecutado como parte de las purgas después de la caída de Cao Shuang.

Conquista de Shu

La decreciente fuerza del clan Cao se reflejó en la decadencia de Shu. Después de la muerte de Zhuge Liang, su posición recayó en Jiang Wei, Fei Wei y Dong Yun, en ese orden. Pero después del 258, las políticas Shu fueron controladas cada vez más por la facción de los Sima y la corrupción fue en aumento. A pesar de los enérgicos esfuerzos de Jiang Wei, protegido de Zhuge, Shu fue incapaz de asegurar ninguna victoria decisiva contra Wei. En el 263, Wei lanzó un ataque en tres frentes y el ejército Shu fue forzado a una retirada general desde Hangzhong. Jiang Wei rápidamente mantuvo la posición en Jiange pero fue sobrepasado por el comandante Wei Deng Ai, que forzó a su ejército a marchar desde Yingping a través de territorio que se consideraba impracticable. Al llegar el invierno de ese año, la capital Chengdu había caído y el emperador Liu Chang se había rendido. El estado de Shu había llegado a su fin después de 43 años.

Conquista de Wu

Siguiendo a la muerte de Sun Quan en el 252, el reino de Wu entró en un periodo de decadencia progresiva. La triunfante represión Wei de las rebeliones en la región de Huainan por Sima Zhao y Sima Shi redujeron cualquier oportunidad de la influencia de Wu. La caída de Shu marcó un cambio en las políticas de Wei. Sima Yan (nieto de Sima Ti), después de aceptar la rendición de Liu Shan, expulsó al emperador Wei y proclamó su propia dinastía de Jin en el 264, acabando con 46 años de dominio Cao en el norte. En el 269 Yang Hu, comandante Jin en el sur, se comenzó a preparar para la invasión de Wu ordenando la construcción de una flota y la instrucción de marinos en Sichuan bajo Wang Jun. Cuatro años más tarde, Lu Kang, el último gran general de Wu, murió, sin dejar ningún sucesor competente. La planeada ofensiva Jin llegó finalmente en el invierno de 279. Sima Yan lanzó cinco ofensivas simultáneas a lo largo del río Yangtze desde Jiangkan a Jiangling mientras la flota de Sichuan navegaba río abajo hacía la provincia de Jin. Bajo la presión de una ofensiva tan enorme, las fuerzas de Wu colapsaron y Jiangkang cayó en el tercer mes de 280, cerrando cerca de un siglo de conflicto.

Los ejércitos durante la época de los Tres Reinos

La época de los Tres Reinos es vista tradicionalmente como uno de los puntos culminantes del arte de la guerra en China, y muchos de los ejemplos de estratagemas exitosas se encuentran en libros posteriores y comentarios que cuentan las hazañas de hombres como Ts’ao Ts’ao, Chu -ko Liang y Teng Hai.

En la organización del ejército y la táctica, sin embargo, hubo mucha continuidad con la dinastía Han. Muchos de los generales que llegaron al poder tras el golpe de Tung Cho se apoyaron en gran medida en los auxiliares que no eran chinos, el núcleo del ejército de Yuan Shao, por ejemplo, fue proporcionado por los aliados wuhuan.

En general, la caballería de choque parece haber sido cada vez más utilizada, especialmente en Wei, aunque la proporción y el número de jinetes mencionados sugieren un descenso en el número total disponible debido a la pérdida del control chino sobre el extremo norte-oeste.

Guerreros chinos de los Tres Reinos: 1jinete pesado, 2 rebelde del nordeste, 3 porteadores con carretillas. Autor Michael Perry (Osprey)

La conquista de Wuhuan (207) y el noroeste (211) permitió a Cao Cao monopolizar efectivamente el empleo de la caballería en China. Los wuhuan en particular tenía la reputación de ser la mejor fuerza de caballería de toda China. Cao Cao también contrató los servicios de un número considerable de xiongnu, y afirmó que su ejército incluía contingentes de Dingling, Di, Qiang, y otros pueblos nómadas del norte. A pesar de que sus números eran relativamente pequeños, las tropas montadas jugaron un papel crítico y esto fue la tendencia no sólo durante los Tres Reinos, sino a lo largo de todo el período medieval chino.

Fue en esta época en la que se puede encontrar la primera mención del uso de la armadura del caballo en las diversas fuentes literarias. Cao Cao se jactó de que con sólo diez juegos de armadura de caballo, se había enfrentado a un oponente con trescientos. La primera referencia a la armadura del caballo parece datar del año 188, pero la primera evidencia arqueológica es un modelo tumba del 302, mostrando un protector de pecho sencillo de lo que parece ser el material acolchado.

El uso de los estribos, en combate, no puede ser verificado, hay representaciones de soldados de caballería pesada de la época Wei-Jin parecen mostrarles con sus piernas enfundadas en aparadores de madera pesados para estabilizarlos en la parte superior del caballo. En el norte de China, al menos, la movilidad natural de la caballería, junto con estas innovaciones, le dio una considerable ventaja frente a la infantería.

Antes de la batalla, se necesitaban hombres de a caballo para explorar y podrían ser utilizados para los ataques contra los convoyes de abastecimiento enemigos; después de la batalla, eran esenciales para una persecución efectiva. El principal atractivo de la caballería, sin embargo, fue su capacidad de tácticas de choque, que se acentuó por la volatilidad de la infantería. Su movilidad superior les permiten maniobrar para atacar por el flanco o por la retaguardia, o para explotar rápidamente las aberturas que pudiesen aparecer en la línea enemiga. La ventaja de la altura hizo fácil para ellos intimidar a la infantería contraria, mediante una carga súbita.

En combate, el comandante a caballo y sus criados personales actuaron como punta de lanza, similar a los métodos utilizados en el norte de Europa durante la Edad Media. Una vez empeñados en la batalla, tendían a realizar funciones de motivación más que funciones de coordinación por exponerse a los peligros en las primeras filas. Estos enfrentamientos personales entre los líderes individuales fueron la base de los innumerables duelos épicos del Romance de los Tres Reinos. A diferencia de la novela histórica, el éxito fue a menudo determinado por el valor personal de los jefes y sus seguidores inmediatos.

Las armas que emplearon los jinetes eran principalmente lanzas y arcos, aunque se desconocen las proporciones relativas de cada uno. El tiro con arco a caballo no se limitó solo a los ejércitos influenciados por los nómadas del norte, Shu Han tenía un “ejército volante” de arqueros montados, y un rey de Wu en el año 258 describe como llevar un arco a caballo. Una pintura de una tumba muestra un jinete del periodo Wei-o Ts’in con la lanza y el arco, pero esto probablemente no era lo habitual.

Caballería de Cao Cao era la mejor de su tiempo

La infantería nativa estaba armada igual que en los tiempos de Han, a pesar de una serie de figuras de tumbas que parecen estar arrojando lanzas sugiere que esta práctica, poco común entre las tropas chinas, fue adoptada por algunos en este período. Puede que fueran auxiliares extranjeras como los Ch’iang, que se describen que luchaban a pie con arcos, lanzas y espadas, y se dispersaban con facilidad, lo que implica que usaban tácticas de escaramuzas.
Lo organización de los ejércitos tenía seis niveles, partiendo del nivel más bajo:

  • (escuadra) que estaba compuesta de 5 bing (soldados) y estaba mandada por un wû-zhang.
  • Liâng (sección) que estaba formada por 5 (escuadras) con 25 bing (soldados), estaba mandada por un liâng-zhang (teniente).
  • (compañía) que estaba formada por 4 liâng con 100 bing (soldados) y estaba mandada por un zú-zhang hasta este nivel todos los soldados eran homogéneos, es decir de la misma clase (arqueros, lanceros o espadachines).
  • (batallón) que estaba mandado por un lû-shuai (teniente coronel) que solía estar compuesto de 5 o batallones (lo normal eran 2 de alabarderos, 2 de espadachines, y 1 de ballesteros o arqueros) con 500 bing (soldados) en total.
  • Shi (regimiento o brigada) que estaba formado por 5 o batallones con 2.500 bing (soldados) en total, estaba mandado por un shi-shuai (coronel).
  • Jun (división) que estaba formada de 5 shi (regimientos) con un total de 12.500 bing (soldados), estaba mandada por un jiangjun (general). Era la unidad más alta permanente en el ejército chino.

Por encima estaba el general en jefe del ejército da-jiangjun, por debajo tenía pian-jiangjun (teniente generale) o pi-jiangjun (mayor general).

El jefe de (batallón) iba en carro y daba las ordenes con banderines, por ejemplo el amarillo indicaba la formación en bloque, el verde en línea y el rojo en cuña o punta de lanza. Las formaciones típicas eran el línea (las cinco unidades una al lado de la otra), en círculo (las cinco formando un circulo o más bien un pentágona con cada unidad defendiendo un sector), en bloque (dos unidades delante y dos detrás), y en ola formando varias cuñas.

Infantería durante el periodo de los Tres Reinos: de izquierda a derecha mando, ballestero, alabardero ya con escudo y espadachín con escudo

Unidades especialmente escogidas de tropas de piqueros eran comunes, y la antigua táctica de infantería de deshacerse de sus armas largas y cargar solo con espadas y escudos todavía estaba en uso. En una batalla entre Wei y Wu en 253, el comandante Wu incluso hizo a sus hombres se quitasen la armadura para asaltar una posición en la parte superior de una presa, presumiblemente debido a que el peso podría haber molestado y frenado al subir la pendiente. Los soldados Wei se rieron de esto, pero fueron derrotados por los espadachines Wu.

La mayoría de los soldados de a pie, sin embargo, eran probablemente arqueros o ballesteros, y se cuenta en una batalla que sus proyectiles “caían como la lluvia“. Aunque desplegados en unidades separadas, ballesteros y tropas de combate cercano podrían ser utilizadas en apoyo mutuo.

Yuan Shao, por ejemplo, derrotó a la caballería enemiga con una formación que constaba de 800 infantes con escudos, flanqueados a cada lado por ballesteros. El uso de las defensas de campo como los carros laagers, terraplenes de tierra o líneas de troncos de árboles talados fue muy generalizado, y muchas batallas tomaron la forma de ataques a las líneas o a campamentos fortificados.

El ejemplo más extremo fue probablemente un “muro de esteras rellenadas” erigido por Wu a lo largo del Yangtze para disuadir el cruce del río por los Wei. Equipo de asedio por parte Ssu-ma Kuang incluía artillería, torres móviles y montículos artificiales erigidos para permitir a los sitiadores a disparar por encima de murallas de la ciudad, y escaleras de escala. Los muros todavía estaban construidos con tierra apisonada y con frecuencia fueron dañados por las fuertes lluvias.

Las operaciones navales eran también comunes en los ríos, especialmente el Yangtze, que constituyó la principal línea de defensa de Wu. El estado Wei establecido por Ts’ao Ts’ao estaba bien organizado y apoyado en grandes fuerzas regulares, posiblemente hasta 400.000 hombres.

Ts’ao mantuvo el ejército bajo control central, lo que permitía a sus familiares retener sólo pequeñas unidades de guardia personal.

Formaciones militares durante el periodo de los Tres Reinos

La producción de alimentos fue un problema importante después de los daños causados ​​a la agricultura en las guerras civiles, por lo asentó colonias de familias, para sembrar cultivos, almacenar los suministros en tiempos de paz y proporcionar la mano de obra en tiempo de guerra.

La caballería aliada fue reclutada entre los xiongnu, xienpi y wuhuan, muchos de los cuales fueron asentados dentro del territorio Wei. También había unidades de la guardia, en particular el “Los Tigres de Caballería”, que trabajan como guardaespaldas personal de Ts’ao Ts’ao. Ts’in heredó el sistema de Wei después del año 265, hasta el Yen Sima que abandonó deliberadamente el sistema centralizado de mando y colocó los miembros de su familia en el control de los ejércitos privados.

Los ejércitos de los rivales del sur de Wei, Wu y Shu, estaban similarmente equipado, en muchos aspectos, pero que no tenían acceso a los nómadas montados, y las tribus del sur eran demasiado indisciplinados para ser una fuente fiable de reclutas. Los ejércitos Shu emplearon sin embargo algunos miembros de la tribu Ch’iang y Ti. Hasta su muerte en 234, Shu estuvo efectivamente controlada por Chu-ko Liang, quien era famoso por resolver el problema de suministro de sus tropas en las montañas del suroeste sustituyendo las carretas tiradas por bueyes por carretillas manejadas por hombres.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2014-10-23. Última modificacion 2017-02-04.