Edad Antigua Los griegos Batalla de Leuctra (371 AC)
Batalla de Leuctra (371 AC)

Antecedentes

Las derrotas en las batallas de la guerra de Corinto hizo cambiar la composición del ejército en los siguientes aspectos:

  • Aparece la especialización del ejército: su composición fue cada vez más heterogénea: aumenta la infantería ligera, se aumenta la caballería, aparecen profesionales de la guerra que destacaron en ciertos cuerpos por su especialidad como los arqueros cretenses, peltastas tracios, etc. La especialización y la profesionalidad se impusieron al ejército tradicional. Esto repercutió en las ciudades sitiadas que formaron un sistema de fortificación, murallas reformadas, almenas más altas, se realizaron incursiones contra las máquinas de asedio.
  • Aparece el mercenariado: Los ciudadanos habían perdido todo el interés por la defensa de sus propias ciudades, debido a las continuas guerras y la ruina que conllevaban. Consideraban el servicio militar como una carga demasiado dura, a cambio el estado cobraba impuestos a sus ciudadanos con el que pagaba los mercenarios que les sustituían en la guerra. Este mercenariado en una época de guerras endémicas se enrolaban muchos pobres y descarriados, atraídos por los sueldos. Esto hizo que los ejércitos disminuyesen de tamaño.

Liga de Boecia

Aprovechando la debilidad de Atenas, que fue derrotada en 404 AC. Con el cambio de siglo, se creó la liga de Boecia ya se había convertido en una potencia militar tremendamente poderosa. En el verano del 395 AC, estaba organizada en once distritos que servían tanto para la administración fiscal, como política o militar. Por cada una de estas circunscripciones o distritos se elegía un beotarca, máximo cargo militar dentro de la Liga. Los beotarcas formaban un colegio de once magistrados, elegidos cada uno por un distrito de la Liga. Ejercían el poder ejecutivo bajo la autoridad del consejo federal, dividido en cuatro secciones. Asumían el mando del ejército federal. Representaban a Beocia en las relaciones entre ciudades, recibían y enviaban embajadores.

Los beotarcas eran elegidos entre octubre y noviembre y entraban a tomar posesión del cargo en enero. En campaña formaban todos ellos el consejo de guerra y siempre era un beotarca tebano quien ostentaba el mando supremo de las fuerzas coaligadas (nunca operaban fuera de Beocia con solo un beotarca, debían ir siempre al menos dos o tres).

Cada distrito debía enviar bajo el mando de un beotarca: 1.000 hoplitas (3 batallones o moras), 100 jinetes (tres escuadrones o hilas), 1.000 infantes ligeros (psiloi) y 100 soldados de infantería montada (hamippoi pezoi). De este modo, el contingente total que podía reunir la liga Beocia ascendía a 24.200 soldados repartidos en cuatro cuerpos fundamentales: 11.000 hoplitas, 1.100 jinetes, 11.000 psiloi y 1.100 hamipos. Estos dos últimos eran infantes ligeros que pertenecían a las clases políticamente no privilegiadas. Nunca se movilizaba el ejército completamente y normalmente acudían a la llamada de la liga, entre 6.000 a 8.000 hoplitas y entre 600 a 800 jinetes.

El hiparco federal beocio, al que se debe distinguir de los hiparcos locales, era el jefe supremo de la caballería beocia y quizás mandara también a los hamipos o la infantería montada. La caballería beocia estaba dividida en unidades, cuyo nombre oficial era hilas, escuadrones de 30 a 40 jinetes mandados por un hilarco.

Los batallones de hoplitas o moras estaban compuestos por unos 300 hombres, el más famoso era el Batallón Sagrado de Tebas que estaba compuesto por 150 parejas de homosexuales amantes y que era un ejército permanente pagado por el estado y que tenía su residencia en la ciudad de Cadmea.

Cada batallón o mora estaba mandado por un morarca y estaba formado por 3 compañías o lochos cada una mandada por un lochagos. Cada lochos se componía de dos pentecosteros de unos 50 hombres, y estas e a su vez se dividían en dos enomotias que se componían de 2 filas de 12 hombres que podían doblarse en 4×6 hombres. (la formación anterior era de 3×8). Esta nueva formación le deba más flexibilidad.

Guerra de Beocia o tebano-espartana (379-371)

Antecedentes

En los años posteriores a la firma de la paz de Antálcidas, los dos estados responsables de su estructura, Persia y Esparta, aprovecharon al máximo los logros obtenidos. Persia, libre de la interferencia ateniense y espartana en sus provincias asiáticas, consolidó su control sobre el este del Egeo y capturó Egipto y Chipre hacia el 380 AC. Mientras tanto, Esparta, en su posición recién formalizada en la cima del sistema político griego, aprovechó la cláusula de autonomía de la paz para romper cualquier coalición que percibiera como una amenaza. Los aliados desleales fueron severamente castigados; Mantinea, por ejemplo, se dividió en cinco aldeas que la componían.

Las relaciones entre Esparta y Tebas se vieron tensas por los términos de la paz del Rey, que garantizaba la autonomía de las ciudades griegas. Esparta interpretó esto en el sentido de que la liga Beocia tendría que ser desmantelada. Por el contrario, se permitió que continuara la propia liga del Peloponeso de Esparta. Su reputación también se vio dañada por su disposición a entregar a los griegos de Asia Menor a los persas.

Las tensiones entre Esparta y Tebas se convirtieron en una crisis en 382 AC, cuando un ejército espartano liderado por Foebidas, que pasaba por Tebas en su camino para hacer campaña en Calcídia, capturó Cadmea, la ciudadela de Tebas. Luego impuso un nuevo gobierno en la ciudad (posiblemente con el apoyo de una facción pro-espartana dentro de la ciudad). Después de llevar a cabo ese golpe, los espartanos continuaron su camino hacia el norte, y finalmente capturaron Olinto en el 379 AC. No está claro si el golpe de Tebas se llevó a cabo bajo la propia autoridad de Foebidas o con el apoyo del rey Agesilao II de Esparta. Foebidas fue multado y retirado del mando de la expedición del norte, pero luego volvió a ser favorecido. A raíz de sus acciones, una guarnición espartana permaneció en Cadmea, y la proespartana Leontiades quedó a cargo de Tebas.

En diciembre de 379 AC, los exiliados tebanos, incluidos Epaminondas y Pelopidas (llamados los Libertadores), se levantaron contra los espartanos y sus partidarios. Luego atacaron la guarnición en Cadmea y la obligaron a rendirse. Leontiades fue capturado y asesinado. Una pequeña fuerza ateniense participó en el levantamiento, pero al principio el nuevo gobierno tebano esperaba mantenerse en buenos términos con los espartanos. En cambio, Esparta envió un ejército al mando del rey Cleombroto a Beocia. Derrotó a los guardias fronterizos tebanos, pero luego se detuvo al suroeste de Tebas, antes de decidir regresar a Esparta.

Dejó una fuerza menor bajo Esfodrias en Tespia. Los dos generales atenienses que habían participado en los combates de Tebas fueron juzgados, uno fue ejecutado y el otro exiliado. A pesar de esta demostración de buena fe, Esfodrias decidió intentar lanzar un ataque sorpresa contra el Pireo (posiblemente con el aliento del nuevo liderazgo tebano, decidido a evitar que Atenas y Esparta formaran una alianza). Su intento de marcha nocturna fracasó gravemente y terminó aislado en el área al este de Eleusis y a 22 km de su objetivo. Se vio obligado a retirarse a Boecia sin lograr nada. Los atenienses no declararon la guerra de inmediato, pero Esfodrias contó con el apoyo real y, aunque fue juzgado, fue absuelto. Moriría en la batalla de Leuctra (371 AC).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/campanas-tebanas-y-espartanas-382-362-ac--mapa-1024x940.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/campanas-tebanas-y-espartanas-382-362-ac--mapa-300x275.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/campanas-tebanas-y-espartanas-382-362-ac--mapa-768x705.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/campanas-tebanas-y-espartanas-382-362-ac--mapa-1536x1410.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/campanas-tebanas-y-espartanas-382-362-ac--mapa-100x92.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/campanas-tebanas-y-espartanas-382-362-ac--mapa.png 1799w
Campañas tebanas y espartanas (382-362 AC). Mapa

Primera expedición de Agesilao II (378 AC)

Antes de la creación del Batallón Sagrado bajo Górgidas, los atenienses habían ayudado a los exiliados tebanos retomar el control de Tebas y la ciudadela de Cadmea de Esparta. Esto fue seguido por Atenas al entrar abiertamente en una alianza con Tebas contra Esparta.

Tebas comenzó a construir una fortificación en forma de foso con empalizada que rodeaba la llanura tebana. Dado que el comienzo de la campaña espartana se estimaba a finales de junio, una época normal para una campaña espartana, ya que quemaban las cosechas antes de recolectarlas, Tebas dispuso de unos 5 meses para construir esa línea defensiva, que como fortificación resultó inútil.

En 378 Atenas y la recién liberada Tebas acordaron una alianza defensiva. En el verano de 378 AC, Agesilao II dirigió una expedición espartana contra Tebas desde la ciudad de Beocia de Tespia, todavía aliada de Esparta. Su fuerza consistía en 1.500 jinetes y 28.000 de infantería. Al menos 20.000 de la infantería eran hoplitas (incluyendo 5 moras de espartanos de 500 hombres cada un), 500 esquiritas o infantería ligera constituían la vanguardia de infantería. Al enterarse de la inminente invasión, Atenas acudió rápidamente en ayuda de Tebas mediante el envío de una fuerza de unos 200 jinetes y 5.000 infantes (tanto ciudadanos como mercenarios, incluyendo hoplitas y peltastas) bajo el mando del estratego ateniense Demeas y comandante mercenario Cabrias.

Las fuerzas espartanas estuvieron durante varios días intentando romper las empalizadas de tierra en el perímetro del territorio tebano, y finalmente rompieron las fortificaciones y entraron en el territorio de Tebas, devastando los campos a su paso. Aunque los atenienses se habían unido a las fuerzas de Tebas, aún estaban siendo superados en número por los espartanos; sus fuerzas combinadas eran solo a 1.700 jinetes, 12.000 hoplitas, y alrededor de 5.000 psiloi o infantería ligera.

Con la caída de las empalizadas, solo les quedaron dos opciones: o bien a retirarse de nuevo a las murallas defendibles de Tebas o bien para mantener sus posiciones y enfrentarse a los espartanos en campo abierto. Se optó por la segunda y desplegaron sus fuerzas a lo largo de la cresta de una suave colina baja, frente a las fuerzas espartanas. Górgidas y el Batallón Sagrado ocuparon el ala derecha, mientras que Cabrias y una fuerza de hoplitas mercenarios experimentados ocupaban el ala la izquierda.

Agesilao envió primero a los psiloi tiradores para probar el despliegue enemigo. Estos fueron fácilmente rechazados por las fuerzas de Tebas y Atenas, y probablemente por su más numerosa caballería. Agesilao ordenó entonces avanzar a todo el ejército espartano. Esperado que la visión de la superioridad de las fuerzas espartanas sería suficiente para intimidar a las fuerzas tebanas y atenienses y que rompiesen filas. Esta misma táctica había funcionado contra las fuerzas argivas en la batalla de Coronea (394 AC).

Cuando estaban a unos 200 m, Agesilao estaba esperando que las fuerzas tebanas y atenienses cargaran en cualquier momento. En lugar de ello, Cabrias ordenó a sus hombres que descansaran, al unísono, sus hoplitas mercenarios inmediatamente asumieron la postura de descanso con la lanza apoyada en el suelo apuntando hacia arriba en lugar de hacia el enemigo, y el escudo apoyado en la rodilla izquierda en lugar de estar sujeto en el brazo izquierdo. Górgidas, al ver esto, también ordenó al Batallón Sagrado ponerse en descanso.

Al ver la audacia de la maniobra y la disciplina en la ejecución Agesilao detuvo el avance. Viendo que sus intentos de provocar a los tebanos y atenienses para que bajasen y luchasen no habían tenido éxito, Agesilao finalmente pensó que era más prudente retirar sus fuerzas de nuevo a Tespia.

Poco después, Agesilao disolvió su ejército en Tespia y volvió a Peloponeso a través de Megara. Dejó al general Feobidas como su harmosta (gobernador militar) en Tespia.

Los tebanos bajo Górgidas mataron 200 hombres que Agesilao había dejado cerca de Tespia como avanzada. También hicieron varios ataques en territorio tespio. Foebidas, por su parte, comenzó a hacer varias incursiones en territorio tebano utilizando los espartanos bajo su mando y los reclutas tespios. Estos generales estuvieron luchando entre sí hasta que Foebidas murió a manos de la caballería tebana mientras perseguía a un grupo de asalto.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/jinetes-tebanos-atacando-una-patrulla-espartiata-1024x729.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/jinetes-tebanos-atacando-una-patrulla-espartiata-300x214.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/jinetes-tebanos-atacando-una-patrulla-espartiata-768x547.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/jinetes-tebanos-atacando-una-patrulla-espartiata-1536x1094.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/jinetes-tebanos-atacando-una-patrulla-espartiata-100x71.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/jinetes-tebanos-atacando-una-patrulla-espartiata.png 2000w
Jinetes tebanos atacando una patrulla espartiata. Autor Giuseppe Rava

Segunda expedición de Agesilao II (377 AC)

Los fracasos espartanos en el 378 AC, atrajeron nuevos socios a la alianza antiespartana. Bizancio, Lesbos y Rodas formaron alianzas con Atenas durante el año y muchas partes de la antigua liga Beocia abandonaron la causa espartana y se unieron a una nueva confederación Beocia más democrática.

A principios de 377 AC, las nuevas alianzas se convirtieron en una segunda liga ateniense formal. La liga de Delos pronto se había convertido en un Imperio ateniense, por lo que esta nueva liga fue diseñada para evitar eso. A cada miembro se le garantizó su autonomía (también asegurándose de que no rompiera los términos de la Paz del Rey). La liga tenía un consejo, en el que cada estado tenía un voto. No se impondrían guarniciones extranjeras. Cada estado hizo una contribución a los fondos centrales. Esta liga duraría 40 años y solo se disolvió después de la victoria de Filipo de Macedonia en la batalla de Queronea.

La liga tenía varios líderes capaces, incluidos los generales atenienses Ifícrates y Cabrias y el almirante Timoteo, hijo de Colón, y el tebano Epaminondas.

Poco tiempo después, Agesilao montó una segunda expedición contra Tebas en el 377 AC. Los tebanos y los atenienses, que lo esperaban desde la dirección de Tespias, ocuparon las fortificaciones den la hondonada de Graysky, cerca de Oropos y Tanagra, y tomaron posiciones defensivas. Sin embargo, Agesilao, habiendo realizado una marcha forzada, llegó a las fortificaciones en otro lugar y penetró en la zona. Después de una serie de escaramuzas que ganaron con cierta dificultad, llegó cerca de Tebas, pero los aliados se habían adentrado en las murallas y no querían presentar batalla. Se vio obligado a retirarse de nuevo, pero antes de retirarse, asoló los campos por segunda vez. En su viaje de regreso, el ejército de Agesilao fue atacado por los peltastas tebanos, pero fueron rechazados por los jinetes espartanos aliados y tuvieron muchos muertos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/escaramuza-en-tanagra-377-ac.png 1833w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/escaramuza-en-tanagra-377-ac-243x300.png 243w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/escaramuza-en-tanagra-377-ac-768x947.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/escaramuza-en-tanagra-377-ac-830x1024.png 830w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/escaramuza-en-tanagra-377-ac-100x123.png 100w
Escaramuza en Tanagra 377 AC: 1 jinete lacedemonio con el casco pilos, 2 soldado eskirita, llevan casco pilos pintados en blanco, 3 hoplita tebano con casco boecio. Autor Richard Hook para Osprey

La falta de trigo obligó a los tebanos a intentar comprar grano de Tesalia. Los dos trirremes enviados a comprar el grano fueron capturados por Alcetes cuando pasaban por Hestia en Eubea, pero escaparon de su prisión y desencadenaron una revuelta en Hestia antes de continuar con su misión. Hacia finales de año, Agesilao sufrió una ruptura de una vena en la pierna y tuvo que renunciar al mando.

La invasión de 376 fue así comandada por el rey Cleombroto. Esta vez los espartanos no pudieron cruzar la cordillera de Citeron, cuyos pasos hacia Boecia estaban ocupados y no se produjo ninguna invasión de Beocia. Los espartanos luego cambiaron de estrategia y levantaron una nueva flota con la que intentaron bloquear Atenas. Los atenienses respondieron levantando una poderosa flota propia, que luego enviaron para sitiar Naxos en un intento de mantener abiertas las rutas de los cereales.

Los espartanos enviaron una flota más pequeña de unos 605 trirremes bajo el mando de Pollis para intentar levantar el asedio, pero fue derrotado por el ateniense Cabrias que mandaba una flota de 83 trirremes en la batalla naval de Naxos, muriendo en la misma. Esta sería la primera victoria naval ateniense desde el final de la guerra del Peloponeso. Más tarde, ese mismo año, Cabrias pudo haber asaltado Laconia y posiblemente llegó a Selasia, al noreste de Esparta.

Cuando los espartanos se preparaban para transportar un ejército por mar a Beocia, los tebanos pidieron a los atenienses que desviaran a los espartanos de la campaña a Beocia. Los atenienses respondieron con su consentimiento y en el año 375 AC, enviaron 60 barcos al mando de Timoteo que rodeó el Peloponeso y sometió a Córcira (Corfú) a Atenas, y de paso obtuvo una victoria sobre la flota espartana en la batalla naval de Alisia.

Tras varios años de campaña, los tebanos lograron expulsar a las guarniciones espartanas de todas las ciudades de Beocia, excepto Orcómeno.

Batalla de Tegira (375 AC)

Górgidas desapareció de la historia entre 377 y 375, durante el cual el mando del Batallón Sagrado fue transferido a Pelópidas.

En 375 AC, Pelópidas, supo que la guarnición espartana de Orcómeno había ido a una expedición a la Lócrida. Partió con el batallón Sagrado y una pequeña fuerza de caballería, con intención de apoderarse de la ciudad mientras estaba sin vigilancia. Cuando los tebanos llegaron a la ciudad, se enteraron de que una fuerza importante había sido enviada desde Esparta para reforzar la guarnición de Orcómeno, y se acercaba a la ciudad. En consecuencia, Pelópidas se retiró con su fuerza, pero antes de que los tebanos pudieran alcanzar la seguridad en Tegira, se encontraron con la guarnición espartana original que regresaba de la Lócrida.

La fuerza tebana estaba en gran medida superada en número por los espartanos, se estima que los duplicaban. Estaba constituida por el famoso Batallón Sagrado era la fuerza principal junto con otras dos moras o batallones de hoplitas, infantería ligera y caballería, los espartanos tenían dos philae o regimientos uno de ellos ateniense y sus efectivos serían 2.000 hoplitas más la infantería ligera y caballería. Plutarco señala que un soldado tebano, al ver la fuerza enemiga, le dijo a Pelópidas «Vamos a caer en manos de nuestros enemigos«, a lo cual respondió Pelópidas «Y por qué no ellos en las nuestras«; Pelópidas, a continuación, ordenó a la caballería tebana cargar mientras la infantería adoptaba una densa formación anormal en su costado izquierdo.

Cuando las dos falanges chocaron, el primer encuentro fue muy reñido e inconcluso. En el segundo choque, murió el jefe espartano y los lacedemonios abrieron sus filas, la compacta formación tebana rompió la línea espartana en un punto de contacto y luego se volvió a atacar los flancos vulnerables de los espartanos a cada lado. El grupo de espartanos se dispersaron y huyeron, aunque la persecución tebana se vio limitada por la proximidad de Orcómeno, ya que los espartanos tenían establecidas allí más unidades.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-tegira-375-ac.png 1343w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-tegira-375-ac-245x300.png 245w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-tegira-375-ac-837x1024.png 837w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-tegira-375-ac-768x940.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-tegira-375-ac-1256x1536.png 1256w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-tegira-375-ac-100x122.png 100w
Batalla de Tegira 375 AC, se puede apreciar el distintivo de los tebanos que era la maza de Heracles pintada en el escudo, lleva  el típico casco boecio. Johnny Shumate

No se sabe si la creación del orden oblicuo fue previsto o se debió a la casualidad al tener que desplegar sobre la marcha. Pero a partir de ese momento, Epaminondas lo empleó en todas las batallas. La victoria tebana en la batalla de Tegira tuvo poca importancia militar inmediata, más allá de la supervivencia de la fuerza de Pelópidas, la fuerza espartana, una vez que se reagrupó en Orcómeno, era demasiado formidable para que Pelópidas aprovechara su ventaja. A pesar de ello, la victoria fue un evento de importancia simbólica para ambas partes. Diodoro Sículo registra que la victoria en Tegira marcó la primera vez que los tebanos habían levantado un trofeo a la victoria sobre una fuerza espartana, pues mientras los tebanos habían derrotado a los espartanos antes, estas victorias habían sido en general pequeñas escaramuzas.

Durante los dos años en que los espartanos no pudieron atacar Beocia, los tebanos aprovecharon para acosar las posiciones de los aliados lacónios en la zona. Se producen múltiples enfrentamientos a pequeña escala en donde los beocios no solo consiguieron casi siempre la victoria, sino que los aprovecharon para ejercitarse y ganar confianza frente a los temidos hoplitas espartanos.

Otros combates salpicaron aquí y allá el territorio beocio. En un combate a las afueras de Tespias fue derrotado y muerto el harmoste espartano de la ciudad, también cayó el harmoste de Tanagra en otro afortunado enfrentamiento contra los tebanos. Se incursionó al mando de Pelópidas dentro de la Fócida, hasta el punto de tener estos que solicitar la ayuda de Esparta bajo la amenaza de abandonar la alianza.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/expansion-de-la-liga-de-boecia-1024x667.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/expansion-de-la-liga-de-boecia-300x195.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/expansion-de-la-liga-de-boecia-768x500.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/expansion-de-la-liga-de-boecia-1536x1000.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/expansion-de-la-liga-de-boecia-100x65.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/expansion-de-la-liga-de-boecia.png 1653w
Expansión de la liga de Boecia. Izquierda entre 375 y 371 AC. Derecha entre 371 y 364 AC.

Platea fue ocupada en el otoño del 373 AC por Neocles y su población expulsada de Beocia (Neocles engañó a los platenses y asalto la ciudad cuando menos lo esperaban, la ciudad fue demolida, excepto los santuarios, y la población exiliada al Ática, en donde fueron recibidos amistosamente). Orcómenos fue obligada a alinearse con la Liga en el 370 AC, sufrió no obstante la destrucción de sus murallas y de sus derechos políticos. La ciudad años más tarde volvería a padecer las consecuencias de una sangrienta represalia tebana. La causa fue un intento de conspiración por parte de sus elementos oligárgicos, su población fue muerta o expulsada de su ciudad y de territorio beocio, estas acciones se hicieron aprovechando que Epaminondas se encontraba en campaña en Tesalia. Al llegar la primavera del 371 AC, Beocia se encontraba prácticamente unificada bajo la hegemonía de Tebas.

La tensión entre Esparta y Atenas siguió siendo alta, y en 373/2 el navarca espartano Menasipo fue enviado al oeste para capturar Corcira (Corfú). La ciudad de Corcira fue sitiada por tierra y por mar y los lugareños pidieron ayuda desde Atenas. Atenas respondió enviando seis peltastos por tierra y organizando una flota de 60 barcos, eventualmente mandados por Ifícrates, un general exitoso durante la guerra de Corinto. En Corcira, el asedio espartano se volvió laxo y los defensores realizaron una salida en la que Menasipo fue muerto. Los espartanos se reunieron en su campamento, pero abandonaron el sitio cuando llegaron noticias de que Ifícrates estaba cerca.

Ifícrates llegó y derrotó a la flota de Siracusa, aliada de Esparta, e hizo prisionera a su tripulación.

Ese mismo año los tebanos tomaron Platea. En el año 371 AC, se enviaron embajadores de casi todos los estados griegos a Esparta, y en junio se concluyó la paz negociada por parte del próxeno ateniense Calias. Solo los tebanos no firmaron este tratado.

Batalla de Leuctra (371 AC)

Movimientos previos

Los tebanos aprovecharon la reanudación del conflicto para capturar y destruir Platea y destruir las murallas de Tespias. Lo cual fue otra razón para que Atenas rompiera su alianza con Tebas, ya que los platenses habían mantenido una larga amistad con los atenienses. Atenas decidió hacer la paz con Esparta se celebró una nueva conferencia de paz en Esparta. Estuvieron presentes representantes de los estados griegos, Dionisio de Siracusa, Amintas III rey de Macedonia y Artajerjes de Persia, y se acordó un tratado de paz en el que cada parte acordó retirar a sus gobernadores y guarniciones de otras ciudades, y respetar la autonomía de todas las ciudades.

Hay diferentes versiones del final de esta conferencia de paz. Según Jenofonte, los tebanos regresaron a la mesa de negociaciones el día después de que se había acordado el tratado y pidieron que se les permitiera firmar por toda la confederación de Beocia. Agesilao se negó a aceptar estos términos y eliminó a Tebas de la lista de signatarios. A pesar de este problema de última hora, la paz entró en vigor para todas las demás potencias, dejando solo a Tebas y Esparta en guerra.

Los espartanos exigieron que los tebanos retirasen su ejército de ocupación, pero estos se negaron, por lo que el rey espartano Cleómbroto I marchó a la guerra desde Focea.

En lugar de tomar la ruta más fácil hacia Beocia a través de un desfiladero, los espartanos marcharon cruzando los montes, llegando por sorpresa y tomando una fortaleza y doce trirremes tebanas antes de que nadie se diese cuenta de su presencia.

El ejército espartano estaba compuesto de unos 11.000 efectivos: de los cuales había 2.000 hoplitas espartanos, 1.500 focenses, 1.000 arcanianos, 2.000 corintios, 2.000 arcadios y. En total 8.500 hoplitas de los cuales 400 eran espartiatas o élite espartana, además disponían de 1.000 jinetes y 1.100 psiloi o tropas ligeras (300 espartanos, 500 tracios y 300 focenses). Establecieron su campamento en unas alturas cerca de la ciudad de Leuctra y esperaron al ejército boecio.

El ejército de la liga de Boecia liderada por el beotarca Epaminondas, consiguió reunir 8.000 hoplitas de los cuales 6.500 eran tebanos entre los que se encontraba el Batallón Sagrado, y 1.500 de Boecia, Sicion y Elaia; 1.500 jinetes y 1.000 psiloi o infantería ligera. Establecieron su campamento en una elevación frente a los espartanos.

Algunos de los comandantes tebanos en un primer momento consideraron prudente retirarse tras los muros de Tebas e invitar a un asedio en lugar de enfrentarse a los temibles espartanos en una batalla abierta. Sin embargo, Epaminondas los convenció de lo contrario.

Ya los había vencido en Tegira y les recordó la violación notoria de dos vírgenes locales por dos espartanos en Leuctra. Las dos víctimas se habían suicidado por la vergüenza, y se había establecido un monumento en su memoria. Epaminondas hizo un homenaje delante de este monumento antes de la batalla e hizo pintar una serpiente en los escudos afirmando que al golpear la cabeza de la serpiente (el ejército espartano), la serpiente moriría.

A pesar de la inferioridad numérica y de la dudosa lealtad de los aliados beocios, aceptaron luchar en el campo de batalla frente a la ciudad.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac--despliegue-de-fuerzas.png 1628w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac--despliegue-de-fuerzas-300x273.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac--despliegue-de-fuerzas-1024x933.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac--despliegue-de-fuerzas-768x700.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac--despliegue-de-fuerzas-1536x1400.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac--despliegue-de-fuerzas-100x91.png 100w
Batalla de Leuctra 371 AC. Despliegue de fuerzas, a la izquierda el posible despliegue de fuerzas, a la derecha el despliegue alternativo

La primera acción real de la batalla fue cuando los espartanos atacaron a los no combatientes de Tebas (mozos de equipaje, comerciantes etc.) que se retiraban de vuelta a Tebas. Sin embargo, en el ataque, Hieron, el líder espartano murió y los tebanos se vieron obligados a reincorporarse a la fuerza principal.

 Despliegue inicial

Cleombroto desplegó su ejército en cuatro divisiones: a la derecha como siempre los espartanos (2.000), a continuación focenses y arcadianos (2.500), a continuación los corintios (2.000), después los arcadios (2.000) situó repartidas en las alas su caballería y su infantería ligera.

Epaminondas fue mucho más innovador y puso su caballería e infantería ligera frente a su propia formación de falange. Desplegó a sus hoplitas también en 4 divisiones, la su izquierda extraordinariamente profunda 48 filas de los hombres (cuádruple de lo normal), e hizo sus frentes más estrechos que los espartanos. El Batallón Sagrado (300) también se posicionó en la banda izquierda, los 1.500 aliados beocios fueron estacionados en el flanco derecho, y las otras divisiones con 8-12 hombres de profundidad.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac-despliegue-inicial-y-fases-de-la-batalla.png 2021w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac-despliegue-inicial-y-fases-de-la-batalla-300x241.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac-despliegue-inicial-y-fases-de-la-batalla-1024x822.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac-despliegue-inicial-y-fases-de-la-batalla-768x616.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac-despliegue-inicial-y-fases-de-la-batalla-1536x1233.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/11/batalla-de-leuctra-371-ac-despliegue-inicial-y-fases-de-la-batalla-100x80.png 100w
Batalla de Leuctra 371 AC. Despliegue Inicial y fases de la batalla

Cleómbroto respondió a este sorprendente despliegue reorganizando sus propias líneas, desplazando su caballería e infantería ligera al frente y extendió su línea de hoplitas con el fin de flanquear el ala izquierda de Epaminondas, para ello tuvo que disminuir su profundidad.

Desarrollo de la batalla

La batalla comenzó con la caballería tebana cargando contra la espartana, poniéndola en fuga. Los jinetes espartanos se vieron obligados a refugiarse tras sus propias líneas, la falange abrió sus filas para permitirles el paso, los tebanos les persiguieron a través de los espacios creados, creando el caos en la formación espartana.

Epaminondas, por su parte, mandó avanzar su flanco izquierdo siendo seguido por las otras divisiones de forma escalonada que es lo que se conoce como el orden oblicuo.

Los hoplitas se encontraron, élite contra élite, y la formación tradicional de 12 líneas de profundidad de Esparta comprobó que no era capaz de aguantar el impacto de la columna de 48 hombres que habían colocado contra ellos. Hubo un breve encuentro en el que los espartanos trataron de mantener la masa gigantesca de tebanos y del Batallón Sagrado, hasta que fueron literalmente barridos por la columna. El ala derecha espartana fue derrotada con bajas de unos 1.000 hombres, de los cuales 400 eran espartiatas (tropas de élite de ciudadanos espartanos), y entre los que se encontraba el propio el rey Cleómbroto.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/batalla-de-leuctra-371-ac--avance-de-los-tebanos-1024x704.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/batalla-de-leuctra-371-ac--avance-de-los-tebanos-300x206.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/batalla-de-leuctra-371-ac--avance-de-los-tebanos-768x528.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/batalla-de-leuctra-371-ac--avance-de-los-tebanos-1536x1056.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/batalla-de-leuctra-371-ac--avance-de-los-tebanos-2048x1408.png 2048w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2016/03/batalla-de-leuctra-371-ac--avance-de-los-tebanos-100x69.png 100w
Batalla de Leuctra 371 AC. Avance de los tebanos. Autor Seán Ó’brógáin
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--carga-del-batallon-sagrado-1.png 2224w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--carga-del-batallon-sagrado-1-300x195.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--carga-del-batallon-sagrado-1-1024x666.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--carga-del-batallon-sagrado-1-768x499.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--carga-del-batallon-sagrado-1-1536x999.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--carga-del-batallon-sagrado-1-2048x1332.png 2048w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--carga-del-batallon-sagrado-1-100x65.png 100w
Batalla de Leuctra 371 AC carga del batallon Sagrado. Se puede ver a un oficial superior espartano dirigiéndose a sus tropas, se distingue por su penacho transversal. Autor Johnny Shumate
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-2.png 1955w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-2-300x179.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-2-1024x611.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-2-768x458.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-2-1536x917.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-2-100x60.png 100w
Batalla de Leuctra 371 AC. Se puede ver un oficial superior espartano arengando a sus tropas, también se puede ver la profundidad del despliegue tebano. Autor Giuseppe Rava
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-1.png 2141w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-1-300x223.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-1-1024x760.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-1-768x570.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-1-1536x1140.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-1-2048x1520.png 2048w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-1-100x74.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-1-160x120.png 160w
Batalla de Leuctra 371 AC (1), se puede apreciar un oficial espartano con la cimera transversal como Los centuriones romanos, y se puede apreciar la serpiente pintada en los escudos tebanos. Autor Mikel Olazabal.
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-3.png 2321w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-3-300x159.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-3-1024x543.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-3-768x407.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-3-1536x815.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-3-2048x1086.png 2048w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac-3-100x53.png 100w
Batalla de Leuctra 371 AC. Dos imágenes iguales de la retaguardia del ejército espartano, pero con distinta uniformidad, se ve un oficial superior espartano herido transportado por dos compañeros, se distingue su casco con la cimera transversal, los de la izquierda pueden ser espartiatas, los de la derecha periecos. Autor Jhonny Shumate

Para cuando las divisiones del centro y de la derecha del ejército tebano alcanzaban las posiciones enemigas, el ala derecha de Esparta había sido destrozada.

Viendo su ala derecha derrotada, el resto del ejército peloponesio, se retiraron y dejaron al enemigo el control del campo de batalla. Por otra parte, la llegada de un ejército de Tesalia sirvió para que un segundo ejército espartano comandado por Arquídamo II decidiera no intervenir y retirarse, mientras que los tebanos prefirieron cesar su persecución de los espartanos supervivientes.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--secuelas.png 1945w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--secuelas-300x194.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--secuelas-1024x664.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--secuelas-768x498.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--secuelas-1536x996.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2021/12/batalla-de-leuctra-371-ac--secuelas-100x65.png 100w
Batalla de Leuctra 371 AC. Izquierda los tebanos derrotando a los espartanos Autor Radu Oltean. Derecha una niña observando el triunfo o «tropaion» eregido tras la batalla, autora Sandra Delgado

Secuelas

La derrota de Esparta condujo a la desintegración de la liga del Peloponeso, ya que muchos de sus aliados llegaron a ser independientes, o cambiaron la lealtad a Tebas, y a la aparición de la liga Arcadia liderada por Tebas.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2016-03-20. Última modificacion 2022-04-06.
Valora esta entrada