Edad Antigua Los númidas Final del reino de Numidia

Juba I (85 -46 AC)

Tras Yugurta, el reino de Numidia fue confiado a reyes que eran dóciles vasallos de Roma. Uno de ellos, Juba, que subió al poder con el apoyo de Pompeyo, tomó parte junto este contra Cesar en la batalla de Farsalia. Apoyó a los refugiados pompeyanos en África y se unió a ellos. Fue derrotado en la batalla de Tapso (Thapsus) en el 49 AC, en la que  aportó una fuerza compuesta por una caballería regular de más de 2.000 jinetes, cuyos caballos estaban provistos de frenos y bocado, una caballería ligera, cuatro legiones equipadas a la romana, una infantería ligera, además de contingentes reclutados entre las distintas tribus y dirigidos por sus propios jefes y la presencia de unos 60 elefantes y camellos. Tuvo que dividir sus fuerzas debido a la invasión del oeste de Numidia por el rey de Mauretania Boccho II, aliado de César, que consiguió tomar Cirta, la capital númida. Se suicidó tras la derrota para evitar caer en las manos de César, que anexionó su reino al Imperio Romano.

Mapa del reino de Numidia

Mapa del reino de Numidia

Juba II (52 AC-23 DC)

Era hijo de Juba I nació en torno al año 52 AC, y fue llevado a Roma con sólo cinco años para tomar parte el el desfile triunfal por la batalla de Tapso en el 46 AC. Fue educado como un romano recibiendo educación en latín y griego. Llegó a obtener la ciudadanía romana, llegando a ser un importante ciudadano en Roma, obteniendo el favor tanto de Julio César como de Octavio Augusto con quién lucho en la batalla de Accio en el 31 AC y otras campañas.

En el año 29 AC, fue restituido como rey númida por Augusto, por lo que Numidia pasó a ser un aliado fiel de Roma. Se casó entonces con Cleopatra Selene hija de Marco Antonio y Cleopatra VII, recibió una gran dote de Augusto.

Algunos reyes númidas

Algunos reyes númidas

Debido a su romanización, Juba II encontró una fuerte oposición en los ciudadanos númidas, con importantes revueltas civiles. Esto fue lo que provocó que en el año 27 AC, los reyes númidas se trasladasen a Mauritania, donde también reinaron.

Ayudó a Roma en las campañas norteafricanas conducidas por L. Sempronio Atratino el 22-21 AC, y por L. Cornelio Balbo el 21-20 SC, esta última acaecida tal vez en el territorio de la Getulia cedida a Juba, ha sido entendido como signo de su debilidad y fracaso. Juba no habría sabido mantener el control de la zona que Augusto le había encomendado, vital para preservar la provincia de África de las virulentas tribus gétulas, hecho que posiblemente había originado la donación del reino a Juba. Cuando a este monarca se le encomendó la Mauritania debía atender en el aspecto militar los cometidos de cualquier rey socio y aliado del momento: mantener la paz en su reino y resguardar sus fronteras.

Dión Casio indica que los gétulos irritados contra Juba y viendo al mismo tiempo también como indigno ser gobernados por los romanos, se sublevaron contra su rey, asolaron los países vecinos y mataron a un gran número de romanos enviados contra ellos. Su poder creció hasta tal punto, que su derrota le valió a Cornelio Coso el triunfo y el sobrenombre ”gaetulicus”. Floro, por su parte, cita el éxito de Coso Cornelio Léntulo en el 6 DC contra los musulamios y los gétulos vecinos de las Sirtes, que habían invadido el territorio de África y según parece, habían amenazado Leptis Magna. Y por último, Orosio transmite que Coso acantonó a los musulamios y gétulos en un territorio delimitado y los mantuvo fuera de las fronteras romanas. Se desconoce cómo llevó a cabo su campaña el general romano o qué estrategia se siguió para sofocar tal rebelión.

Jinete romano contra númida. 1 jinete númida; 2 jinete romano. Autor Angus McBride

Jinete romano contra númida. 1 jinete númida; 2 jinete romano. Autor Angus McBride

En Mauritania, Juba II estuvo muy influido por su esposa en temas de gobierno, y gracias a ella fomentó las artes escénicas y el conocimiento de la historia. Pero sobretodo fomentaron el comercio marítimo, convirtiéndose así el país en un importante referente comercial en el Mediterráneo. Escribió varios tratados y exploró las Islas Canarias.

En el año 19 DC. Juba II nombró a su hijo Ptolomeo regente de Mauretania. Y cuatro años después en el año 23, moría.

 

Ptolomeo (23-40)

En el año 24, Ptolomeo ayudó decisivamente al gobernador de la provincia romana de África, Publio Dolabela, puso fin a una larga guerra con las tribus locales (dirigidas por los númidas de Tacfarinas y los garamantes) que asolaba África en contra de Roma desde el año 17. Aunque los rebeldes fueron finalmente derrotados, ambas partes sufrieron un gravoso número de pérdidas, tanto en caballería como en infantería.

El Senado Romano, reconociendo la leal conducta del rey mauritano, le otorgó un cetro de marfil, una túnica triunfal bordada y le saludaron como rey, aliado y amigo. Estas muestras de reconocimiento eran una antigua tradición romana que fue revivida por el Senado (Tácito, Anales, libro IV).

Ptolomeo tomó por esposa a Julia Urania, una mujer siria perteneciente probablemente a la familia real de Emesa. Su única hija conocida llamada como su hermana Drusila, nació entre los años 37 y 39 y fue la primera esposa que tuvo el gobernador de Judea Marco Antonio Félix. Pronto se divorciaron y Drusila se casó en el 56 con Sohaemo (Sohaemus), pariente lejano por parte de madre y rey-sacerdote de la ciudad de Emesa desde 54 hasta su muerte en 73. Tuvieron un único hijo, Cayo Julio Aexio, que sucedió a su padre como rey y sumo-sacerdote del dios El-Gabal. La reina Zenobia de Palmira decía descender de él.

jinetes númidas

jinetes númidas

En el año 40, el emperador Calígula invitó a Ptolomeo a visitar Roma. Le recibió con los honores apropiados. Según Suetonio (en Vidas de los doce césares), en una ocasión en la que Ptolomeo acudió al anfiteatro durante un espectáculo de gladiadores, vestía una capa púrpura que atrajo la admiración del público. Celoso, Calígula ordenó su ejecución. Tras su muerte, Calígula se anexionó el reino. Más allá de las razones anecdóticas apuntadas por Suetonio, algunos autores han explicado el asesinato de Ptolomeo y anexión de su reino a una respuesta romana a la existencia de problemas internos en el reino y como un medio de garantizar la seguridad del país y de las provincias limítrofes. Sin embargo, otros autores han negado tales problemas, afirmando simplemente que en época de Calígula habían desaparecido los impedimentos para la anexión que existían en la época de Augusto, cuando cedió Mauritania a Juba II, que era el de poner en peligro a otras partes del imperio.

Tras sofocar una revuelta liderada por Aedemos, liberto de Ptolomeo, el reino fue organizado definitivamente por Claudio en dos provincias: Mauritania Tingitana y Mauritania Cesariense.

Norte de África en el año 46 tras la caída del reino númida

Norte de África en el año 46 tras la caída del reino de  Númidia

Los númidas siguieron alistándose como jinetes auxiliares del ejército romano.