Edad Media Cruzadas Bálticas Cruzada contra los rusos

Campañas suecas contra los rusos

Primeras campañas contra Novgorod

De acuerdo con la Primera Crónica Novgorod, las tropas suecas atacaron a los comerciantes Novgorod en algún lugar de la región del mar Báltico y mataron a 150 novgorodianos en 1.142. Es el primer caso conocido de las hostilidades entre Suecia y Novgorod.

En 1.164, una fuerte flota sueca se acercó Ladoga, pero fue derrotada y la mayoría de sus barcos fueron capturados por Novgorod.

También se afirma que novgorodianos y sus aliados de Karelia lanzaron ataques piratas contra continental Suecia durante el siglo XII. En una de tales incursión, como dice la leyenda, que trajo a Novgorod las puertas de la catedral Sigtuna como trofeo. Sin embargo, no hay certeza en el fondo de los destructores de Sigtuna. Fuentes suecas les llaman simplemente “paganos” y fuentes novgorodianas no dicen ni una palabra sobre el evento, que sería menos lo esperaba hubieran llevado a cabo la misma.

En 1.218, los suecos montaron una invasión en Estonia. Desembarcaron cerca de la fortaleza natural de Lihula, la conquistaron, y comenzaron a saquear los territorios de los alrededores. Sin embargo, cuando la flota regresó con el botín, los locales se habían vuelto contra los suecos y habían reconquistado la fortaleza, no consiguiendo conquistar ningún territorio en el Báltico. Los suecos sabían de las riquezas en Estonia y las rutas comerciales, y querían tomar posesión de las tierras alrededor del lago Ladoga y, eventualmente, de por sí Novgorod.

Batalla de Neva (1.240)

Jarl Birger, era quien mandaba el ejército, no era el rey de Suecia ni aspiraba a convertirse en rey. Iba solo como regente, ocupando el cargo hasta que el rey estaría en condiciones de gobernar.

El ejército sueco se componía sobre todo de nobles, aunque las crónicas rusas afirman tenía refuerzos noruegos y finlandeses. La fuerza sueca era un ejército típico del norte, con la esperanza de que la infantería iba a ganar la batalla. Sin embargo, no hay duda de que había un contingente de tamaño desconocido de caballería pesada.

Alejandro Jaroslavich (posteriormente Nevsky), sin embargo, era un noble de los estados rusos. Era el hijo del príncipe Kniaz de Vladimir. En 1.236, fue llamado por los funcionarios de Novgorod para ocupar el cargo de príncipe en la república de Novgorod. Novgorod era diferente de los otros estados rusos, como en la mayoría de los otros estados, el poder residía plenamente con el príncipe. Pero en Novgorod, el príncipe era elegido por el pueblo y podía ser despedido o liberado de los deberes. Alejandro era, militarmente, muy capaz y, por tanto, adecuado a las necesidades de Novgorod, que era un estado de ricos mercaderes.

Cuando Alejandro tuvo noticias de que la flota sueca se acercaba, tomó el mando de la la druzhina (ver el capitulo la Rus de Kiev – el ejército de la Rus de Kiev), y, junto con la milicia, se dirigieron a la Iglesia de Santa Sofía en Nóvgorod y realizaron una oración. Poco después, iniciaron la marcha contra el enemigo a toda velocidad posible, porque sabían lo importante que era para atacar con rapidez para sorprenderles.

El ejército Nóvgorod se componía de la druzina que era un ejército profesional de caballería, liderados por Alejandro y por la milicia de la ciudad de Novgorod, que se convocaba durante los tiempos difíciles, y que era infantería. Además, la gente de la ciudad en sí se unió al ejército, ampliando el número. Se cree en líneas generales que los dos ejércitos eran de tamaño similar, aunque los suecos deberían haber tenido la ventaja en la instrucción y en el equipo de sus hombres.

Batalla del río Neva 1.240 entre los rusos mandados por Alejandro Nevski y los suecos mandados por Jarl Birger

Los suecos acamparon en el punto donde el afluente del Izora une al río Neva. Su campamento estaba rodeado por el agua y por el bosque.

Alejandro tenía sus fuerzas centradas en el bosque, en fila, y organizados adecuadamente. Además, se había levantado una pequeña niebla.

Las fuerzas rusas que no habían sido detectadas, salieron del bosque hacia el campamento. La infantería atacó por el lado del río Neva, y la caballería atacó por el lado del río Izora.

Batalla del río Neva 1240. Rusos contra suecos. Alejandro Nevsky derrota a los suecos dirigidos por Jarl Biger. Autora Julia Nikolaevna

Batalla del río Neva 1240. Alejandro Nevski derrota a los suecos: 1 caballero sueco; 2 sargento sueco; 3 remero sueco. Autor Angus McBride para Osprey

Las fuerzas rusas atacaron con facilidad, matando a todos los suecos. Birger no tuvo tiempo de adoptar medidas defensivas o ni emitir ninguna orden. Fue un milagro que sobreviviera. El druzhina rusa estaba atacando el centro de los guardias de Birger, cuando un joven boyardo cortó la tienda de Birger, y Alejandro casi lo mata. La infantería rusa tenía que detener la retirada de los barcos, pero se levantó la oscuridad y Birger fue capaz de reunir sus fuerzas restantes. Mostró su habilidad al realizar una retirada de manera rápida y con todos los objetos posibles. Las pérdidas de los suecos son desconocidas, pero, en comparación con las pérdidas de los rusos, debieron haber sido enormes. A partir de ese día, Alejandro Jaroslavich llevó el apodo de Alejandro “Nevski”, que significa “del Neva”.

Poco después de esta batalla, los novgorodianos firmaron un tratado con Suecia, por el que ninguno atacaría al otro. Esto permitió a los Novgorodians para concentrarse en los alemanes, que serían derrotados poco después en la batalla del hielo.

Últimas campañas contra Novgorod

En 1.293 los suecos establecieron una fortaleza en Viborg (Vyborg, Rusia) durante la Tercera Cruzada Sueca por el mariscal Torkel Knutsson, el fuerte bloqueaba la entrada al río Vuoksi. Sin embargo, no pudieron tomar y mantener el centro de Karelia del Kexholm (Priozersk) en la orilla opuesta del Vuoksi en el lago Ladoga, y en el año 1.301 también perdieron la fortaleza de Landskrona, que habían comenzado la construcción el año anterior. La guerra continuó durante otros veinte años antes de que Suecia y Novgorod concluyeran el tratado de Nöteborg (Pahkinasaari) en 1.323, que fijaba una frontera entre Suecia y Rusia por primera vez. El castillo fue finalmente reconocido como parte de Suecia.

Algunos cruzadas posteriores se lanzaron contra Rusia por Suecia desde el territorio finlandés, sobre todo la cruzada del rey Magnus II Eriksson.

El 12 de agosto 1.323, Magnus concluyó el primer tratado entre Suecia y Novgorod (representado por el Gran Príncipe Yuri de Moscú) en Nöteborg (Orekhov) donde el lago Ladoga desemboca en el río Neva. El tratado delineaba las de influencia entre los finlandeses y los karelianos y se suponía que iba a ser una “paz eterna”, pero las relaciones de Magnus con Novgorod no eran tan tranquilas. En 1.337, los conflictos religiosos entre los karelians ortodoxos y los suecos llevó a un ataque sueco a la ciudad de Korela (Keksholm, Priozersk) y Viborg (Viipuri en finlandés, Vyborg en ruso), en la que fueron asesinados los comerciantes novgorodianos y ladoganos que vivían allí. Un comandante sueco llamado Sten también capturó la fortaleza de Orekhov. Las negociaciones con el alcalde de Nóvgorod Fedor fueron concluyentes y los suecos atacaron a los karelianos de los alrededores del lago Ladoga y lago Onega antes de que se concluyera una paz en 1.339, siguiendo los viejos términos del tratado de 1.323. En este tratado, los suecos afirmaron que Sten y otros actuaron por su cuenta sin el consentimiento del rey

Relaciones estuvieron tranquilas entre Suecia y Novgorod, hasta 1.348, cuando Magnus encabezó una cruzada contra Novgorod, marchando por el Neva, forzando la conversión de las tribus a lo largo de ese río, y capturaron brevemente la fortaleza de Orekhov por segunda vez.

Magnus de Suecia invadiendo Rusia en 1348: 1 el rey Magnus Eriksson de Suecia; 2 caballero sueco; 3 mercenario germano. Autor Angus Mcbride para Osprey

Los novgorodianos volvieron a tomar la fortaleza en 1.349 después de un asedio de siete meses, y Magnus se retiró, debido a los estragos de una plaga que se desató más al oeste. Pasó gran parte de 1.351 tratando de conseguir apoyo para una nueva cruzada entre las ciudades alemanas y en los países bálticos, al no conseguirlos, nunca volvió a atacar Novgorod.

Guerra ruso-sueca 1495-97

Fue el resultado de una alianza entre el gran príncipe Iván III de Moscú y el rey Hans de Dinamarca, que estaba en guerra contra la familia Sture de Suecia con la esperanza de recuperar el trono sueco. Se cree que Hans se comprometió a conceder algunos tramos de tierras finlandesas al príncipe moscovita, aunque él no se molestó en cumplir el acuerdo después de que él había sido coronado rey de Suecia en la final de la guerra.

Asalto sueco a la fortaleza rusa de Ivangorod 1.496 a orillas del río Narva: 1 artillero sueco; 2 ballestero finlandés; 3 hombre de armas sueco. Autor Angus McBride para Osprey

De conformidad con el acuerdo, Iván III envió a los príncipes Daniil Shchenya y Vasily Shuisky para poner sitio al castillo sueco de Viborg. El asedio duró tres meses y terminó cuando un castellano prendió fuego a la pólvora para asustar a los moscovitas. Al año siguiente generales rusos Vasily Kosoy y Andrey Chelyadnin devastaron severamente La finlandia sueca de Finlandia llegando hasta Hämeenlinna (Tavastehus).

Sten Sture el Viejo, que estaba entonces en Turku (Åbo), se enfureció ante la noticia de la expedición Moscovita y envió Svante Nilsson con 2.000 hombres a tomar Ivangorod, una nueva fortaleza que Iván III había construido para proteger la Ingria rusa contra los caballeros livonios. La fortaleza fue tomada sin dificultad, pero era obviamente imposible defenderla durante un período considerable de tiempo, así que Svante Nilsson propuso entregarla a los caballeros, que rechazaron la oferta. Entonces los suecos prendieron la fortaleza y navegaron a casa.

Después de que el trono sueco cayera en manos de Hans de Dinamarca, las hostilidades se suspendieron hasta 1.508, cuando Suecia y Moscú ratificaron un tratado de paz por 60 años. Aunque la guerra no produjo resultados tangibles para cualquiera de los beligerantes, ambos países corroboraron el acuerdo de paz en 1.513 y 1.524.

Campañas de los cruzados teutones contra los rusos

En 1.223, hubo un levantamiento contra los cristianos en general en Estonia. Todos los alemanes y daneses que cayeron en manos de los estonios fueron pasados a cuchillo, y algunos de los sacerdotes ritualmente sacrificados a los dioses paganos. Los estonios volvieron a ocupar todas las plazas fuertes después de las guarniciones alemanas hubieran sido asesinadas. Con el fin de asegurar el éxito militar inicial, se invitaron tropas rusas mercenarias de Novgorod y Pskov y se establecieron en varias fortalezas clave, como Viljandi y Tarbatu (actual Tartu).

Las identidades de los líderes estonios en Tartu se desconocen. El comandante de los mercenarios rusos se llamaba Vyachko, quien en 1.208 había perdido su dominio en Koknese a las fuerzas combinadas de la Orden Hermanos de la Espada y livonios. Le dieron doscientos hombres y dinero por la república de Novgorod para que pudiera establecerse en Tarbatu (hoy Tartu), o cualquier otro lugar que podía conquistar.

En el invierno de 1.223-24, los alemanes lograron gradualmente reconquistar la mayoría de los bastiones en la parte continental de Estonia. Tartu se mantuvo como el último centro de la resistencia en el sur de Estonia. Además de la población local de Ugandi, otros muchos luchadores por la libertad se habían reunido allí desde Sakala y otras provincias vecinas, en total había unos 1.000 combatientes en la ciudad. Los cruzados sitiaron Tartu después de la Pascua de 1.224, pero se vieron obligados a abandonarlo después de sólo cinco días de combates. Los obispos enviaron una delegación a Vyachko y le pidieron que renunciar a los “rebeldes paganos” en la fortaleza y dejarlos, pero decidieron quedarse porque los novgorodianos y los príncipes rusos le habían prometido la fortaleza y las tierras circundantes si pudiera conquistarlas.

El 15 de agosto de 1.224, el ejército cruzado, reforzado con un gran número de tropas cristianas letonas y livonias, regresó con fuerza a Tartu. El segundo sitio de Tartu duró ocho días. Se ofreció a Vyachko paso libre para él y los 200 rusos, pero Vyachko, estaba esperando un ejército de socorro desde Novgorod, se negaron.

El asedio comenzó con la construcción de catapultas grandes y pequeñas, que lanzaban piedras y ollas incendiarias contra la fortaleza. El ejército cristiano construyó una torre de asalto, que fue trasladada poco a poco a la fortaleza. Los alemanes constantemente socavaban los muros y metían madera y la quemaban para producir el derrumbamiento. Los defensores utilizaron sus propias catapultas y disparaban contra los alemanes con arcos y ballestas. Por la noche, los combates no se detuvieron.

Finalmente, los alemanes lanzaron un ataque total contra la fortaleza. Todos los defensores de Tartu, incluidas las mujeres, murieron en el ataque final por los caballeros. En total cerca de 1.000 estonios perdieron la vida en la batalla final. Según la Crónica de Enrique de Livonia, Vyachko junto con sus rusos trataron de oponer una resistencia separada en una de las fortificaciones, pero todos fueron arrastrados fuera y matados. De todos los defensores de Tarbatu, sólo una rusa de Suzdal fue dejada con vida. Le dieron ropa y un buen caballo y la enviaron de vuelta a Novgorod. Las tropas de socorro desde Novgorod habían llegado a Pskov cuando recibieron la noticia de Tartu, por lo cual se decidieron cancelar la expedición y hacer la paz con los alemanes. Herman von Buxhoevod fue nombrado príncipe-obispo de Tartu.

Pronto se desataron los problemas entre el obispo Herman y los daneses, en 1.234 se envió a Guillermo de Módena, delegado papal, como mediador, que limitó los territorios de Herman, aunque seguía siendo muy poderoso. En I.236 los Hermanos de la Espada sufrieron la derrota de Saule, siendo absorbidos por la orden Teutónica, estos compartieron las tierras estonias con los daneses.

Entre tanto la tensión entre ortodoxos y católicos se tensaba, Guillermo de Módena organizó una coalición occidental de invadir el estado ruso de Novgorod. Este movimiento papal para atacar a los rusos estaba en línea con los deseos de Suecia y Dinamarca para ampliar los dominios hacia el este y ambas naciones comenzaron a proporcionar tropas como lo hicieron los Caballeros Teutónicos.

Conscientes de ello, los occidentales vieron la invasión de los mongoles como una oportunidad para atacar. Decidieron hacerlo por tres ejes:

  • Por el norte, los suecos atacarían por el golfo de Finlandia por barco, a través del río Neva para llegar a Ladoga. En la primavera de 1.240, las fuerzas suecas fueron derrotados en la batalla de Neva.
  • Por el centro una fuerza mixta de caballeros de Livonia, daneses, y estonios, lograron capturar Koporye en el otoño de 1240, en esta última ciudad comenzaron a construir un castillo de piedra, y lanzaron incursiones.
  • Por el sur los caballeros teutones atacaron a Izbork y Pskov, conquistando las ciudades.

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Movimientos previos

La segunda acometida cogió a los navgodorianos, durante ese invierno los cruzados incursionaron profundamente, avanzando por el río Luga llegaron a Tesov y la tomaron, llegaron incluso al poblado de Sablya a 30 km de Novgorod. Cuando se aproximaron a Nóvgorod, los ciudadanos locales llamaron a la ciudad al príncipe Alejandro Nevski, que había sido desterrado al principado de Pereslavl con su madre y su druzhina. Alejandro al parecer se había sometido como vasallo de los mongoles, comprometiéndose a que Novgorod pagase tributo, en compensación el khan le dio una fuerza de jinetes mongoles.

En ese momento los mongoles decidieron atacar Europa central católica, los caballeros teutónicos estaban con el dilema de continuar las operaciones contra Novgorod, o dirigirse al sur para hacer frente a los mongoles.

Alejandro Nevski regresó en 1.241, navegando por el Volga a Novgorod junto con su hermano Andrés y sus druzhinas, se hizo cargo de las operaciones, lo primero que hizo fue dirigirse al norte a Koporye, donde los cruzados estaban construyendo un castillo de piedra con ayuda de los locales, la tribu de los Vod, los materiales de construcción eran llevados en barcos, esta fortaleza significaba el control del Golfo de Finlandia. En otoño liberó Pskov y a continuación tomó Koporye, donde mandó ahorcar a los que habían cooperado con los cruzados, mientras que mandó liberar a los alemanes y daneses capturados.

Cruzados construyendo el castillo de piedra en Koporye en 1.241. Los cruzados daneses y alemanes con ayuda de los locales, empezaron la construcción de este castillo de piedra que era el primero de este tipo en la zona. Fue un regalo para Alejandro Nevski, que lo capturó y terminó su construcción. Se puede apreciar como para su construcción tuvieron que abrir un paso en el antiguo fuerte de madera y tierra. Autor Angus McBride para Osprey.

Alejandro Nevski en Koporye castigando a los líderes de los estonios locales que habían cooperado con los cruzados. Se puede observar un guerrero estonio. Autor Angus Mcbride

La incursión más peligrosa fue la del sur, estaba dirigida por el obispo Herman y Andreas von Felpen que mandaba el contingente teutónico, había auxiliares estonios así como la druzhina de Yaroslav antiguo dirigente de Pskov que estaba exiliado con los cruzados. Capturaron Izborsk matando a toda la guarnición y amenazaron la ciudad de Pskov. Un cuerpo de unos 600 efectivos hizo una salida de la ciudad pero fueron derrotados el 15 de septiembre de 1.241, perdiendo a su jefe. Los cruzados acamparon a las afueras de la ciudad y comenzaron a asolar los territorios de los alrededores, destruyendo los cultivos y quemando las iglesias y monasterios ortodoxos, hasta que una semana más tarde se rindieron. Una vez saqueada los cruzados se retiraron con su botín, dejando una guarnición.

Alejandro llegó a Pskov en marzo de 1.242, y la ciudad cayó sin oponer apenas resistencia. Buscando infligir un castigo a los cruzados, montó una gran incursión en el oeste a finales de marzo, desplegando su ejército en una extensa zona, este despliegue resultó ser demasiado intrépido, una parte de su ejército compuesta por la milicia de Novgorod y mandada por Domash Tverdislavich jefe de la milicia, unos días antes de la batalla del lago Peipus, fue emboscado al cruzar un puente sobre el río Mooste, por los cruzados locales y fuerzas auxiliares letonas, el resultó muerto y sus fuerzas destruidas, fue conocida como la batalla de Mooste, los supervivientes se reunieron con Alejandro, y reunió a sus fuerzas, y comenzó su repliegue hacia el este, dirigiéndose hacia la parte más estrecha del lago Peipus.

Batalla de Mooste 1242. Muerte de Domash Tverdislavic unos días antes de la batalla del lago Peipus. Autor Angus Mcbride para Osprey

Herman el obispo de Tartu (Dopart), reunió las fuerzas de los cruzados en la zona, que incluían caballeros de la orden de Livonia, caballeros teutónicos, algunos daneses y auxiliares estonios, y salieron en su persecución.

No se conoce con certeza los movimientos de ninguno de los ejércitos, Alejandro probablemente se dirigió hacia Menikoorma en el lado estonio del estrecho, y los cruzados cruzarían más al norte, en lo que hoy es Samolva en la orilla opuesta.

Alejandro se enteró de que le estaban persiguiendo, y decidió presentar batalla, ya que los prisioneros y el botín le impedían avanzar con rapidez.

Eligió un afloramiento rocoso llamado la roca del Cuervo, donde desplegó su ejército a esperar a los cruzados.

Batalla del lago Peipus o batalla del Hielo (1.242)

No hay datos muy fiables de las fuerzas en ambos bandos, el ejército ruso que tenía unos 4.000 efectivos de los cuales 800 las dos druzhinas, 500 mongoles, 2.000 milicianos de Nagorov y 1.500 de las tribus locales, desplegó a la manera tradicional con la infantería (voi) formando en el centro un muro de escudos, y detrás los arqueros. A las alas la caballería en la derecha los mongoles y la druzina de su hermano Andrés a la izquierda, detrás como reserva su propia druzhina.

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Desplieghe de fuerzas: los caballeros teutónicos en cuña, en frente se ve la infantería rusa, detrás la druzhina de Alejandro, y en el ala derecha la caballería mongola y en el ala izquierda la druzina de Andrés

El combate se inició el 5 de abril de 1242 sobre el hielo del lago Peipus, se inició con una impresionante carga de los cruzados mandados por Andrea von Felpen, los caballeros alcanzan las filas de infantería rusas, chocan contra ellas y posiblemente las rompieron, pero fueron frenados por la druzhina de Alejandro. Pronto se encuentran rodeados por todas las partes e intentan escapar de su peligrosa situación, iniciando la retirada por el lago helado.

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Carga de los caballeros teutónicos, en frente se ve la infantería rusa, detrás la druzhina de Alejandro, y en el ala derecha la caballería mongola. Milek Jacubiec AKA EthicallyChallenged

 

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Carga de los caballeros teutónicos vista de frente. Autor Giuseppe Rava

Mientras tanto en el lado izquierdo los daneses sufrieron una lluvia de flechas lanzadas por los jinetes arqueros mongoles, los jinetes daneses no estaban acostumbrados a este tipo de lucha, e iniciaron también la retirada, perseguidos por los mongoles.

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Los mongoles lanzando una lluvia de flechas contra los daneses. Autor Angus McBride.

En el flanco derecho, los hermanos de la orden de Livonia, posiblemente mandados por el obispo Herman, fueron frenados por la druzhina de Andrés, hermano de Alejandro.

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Lucha entre los caballeros livonios y la druzhina de Andrés. Autor Denis Gordeev.

 

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Andrés se enfrenta al maestre de la Orden de Livonia. Autor Denis Gordeev.

Los auxiliaros estonios, viendo que los caballeros teutones iniciaban la retirada, se retiraron sin haber entrado en combate.

La lucha duró dos horas, ambas alas persiguieron a los cruzados a través del lago, mientras parte de los caballeros teutones fueron rodeados por las fuerzas del centro.

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Rotura del hielo. Lucha entre la drzhina de alejandro y los caballeros teutónicos

 

Batalla del Lago Peipus o batalla del Hielo 1242. Lucha entre Alejandro y el maestre de la orden de los Teutones

Alejandro decidió no perseguir a los fugitivos, fuentes señalan la muerte de 20 caballeros y unos 400 germanos y daneses, otros 50 fueron capturados de los cuales 6 eran caballeros, no hay datos de las bajas rusas, pero debieron de ser muy importantes entre la infantería, que sufrió el peso de la carga.

Algunas fuentes sugieren que durante la carga cedió el hielo de la superficie del lago, se quebró y se hundió bajo los pies de los que huían, pero es parte de la leyenda.

Después de la batalla, Alejandro ofreció un generoso acuerdo de paz, que fue rápidamente aceptado por Herman y sus aliados, el nuevo papa Inocencio IV, se puso del lado de los ortodoxos y no se volvió a llamar a una cruzada contra los rusos.

Batalla de Rakvere, Rakovor o Wesenberg (1.268)

Fue librada el 18 de febrero, 1268, entre los caballeros de la Orden de Livonia y una coalición de príncipes rusos. Las fuentes medievales de la batalla varían, ambos lados reclamaron la victoria, pero ninguno fue capaz de montar nuevos ataques. La conclusión más probable es que la batalla fue un empate táctico, ambas partes retiraron del campo de batalla.

En 1.268, las fuerzas de los estados rusos Novgorod y Pskov reunieron una fuerza para invadir el norte de Estonia y tomar su capital Reval (Tallin), estaban constituidas por unos 30.000 efectivos, mandados por Dmitri de Pereslavl (hijo de Alejandro Nevski a cargo de las tropas de la república de Nóvgorod) y su futuro yerno Daumantas de Pskov (a cargo de las de la república de Pskov). Avnzaron desde el castillo conquistado de Koporye a lo largo de la costa del golfo de Finlandia. Cuando alcanzaron el río Kegole junto a la ciudad estona de Rakvere (Rakovor en ruso, Wesenberg en alemán), les estaba esperando el ejército cruzado mandado por el gran maestre de la Orden de Livonia Otto von Luttenberg, con él había fuerzas danesas y milicias estonas locales, en total unos 25.000 efectivos.

Las fuerzas de la Orden estaban dispuestas en su formación en cuña, llamada “cabeza de hierro“, con caballeros pesados en punta, los rusos la llamaron el “gran cerdo de hierro“. Esta formación tenía un notable impacto penetrante sobre las líneas enemigas pero era escasamente maniobrable y vulnerable a los ataques laterales, hecho que había sido demostrado con la derrota de los caballeros en la batalla del lago Peipus. Para evitar esto, el gran maestre decidió dividir sus fuerzas de asalto en dos grupos, situando el primero en cambio abierto, y el otro oculto, de modo que cuando los rusos se lanzaran sobre el primer grupo, serían sorprendidos por el segundo.

La primera cuña estaba formada por los caballeros, por fuerzas danesas (ala derecha) y por milicias estonias locales (ala izquierda) y era conducido por el gran maestre Otto von Luttenberg. La otra cuña estaba mandada por el obispo Alejandro de Dorpat (Tartu) y posiblemente esta segunda cuña evitaría las deserciones de la primera cuña.

Los rusos cruzaron el río y formaron a su manera tradicional, infantería en el centro, la caballería en las alas y una reserva de caballería detrás.

Los caballeros iniciaron la carga de la primera cuña, que atacó el centro de la formación enemiga y obligó a los rusos a retirarse.

Batalla de Rakvere, Rakovor o Wesenberg 1268. Los cruzados atacan el centro ruso con una formación en cuña, que consigue romper el centro ruso, la otra cuña estaba oculta en un bosque.

Los soldados de la segunda cuña, sin embargo, dando por ganada la batalla, se dirigieron a saquear el campamento rival, dejando vendidos a sus hermanos, que tras sufrir el contraataque ruso, fueron rodeados por las tropas de Pskov y Nóvgorod, teniendo que retirarse a la ciudad con grandes pérdidas.

Batalla de Rakvere, Rakovor o Wesenberg 1268. Los rusos persiguen a los cruzados. La segunda cuña creyendo que la batalla estaba ganada, se dirigió a saquear el campamento enemigo, dejando vendidas a la primera cuña, estos tuvieron que retirarse a la ciudad, aquí se les ve retirarse perseguidos por los rusos. Autor Milek Jacubiec AKA EthicallyChallenged

El príncipe Daumantas de Pskov, cuyo coraje fue reconocido incluso por los historiadores alemanes, siguió a los caballeros derrotados hasta la ciudad, pero cuando regresaba se encontró con los caballeros de la segunda cuña, ambos se pusieron frente a frente y sin decidirse a atacar, por lo que los príncipes rusos proclamaron la victoria y regresaron triunfantes a sus tierras.

No hay datos de las bajas debieron ser considerables por ambos bandos.

El siguiente año el gran maestro de la Orden, Otto von Lutterberg, puso sitio a Pskov, pero Daumantas aguantó, cuando un ejército de socorro llegó allí desde Novgorod, atacó a los sitiadores, hiriendo personalmente a Lutterberg en la batalla.

Los caballeros buscaban la paz a cualquier precio, y sus ataques a Pskov y Nóvgorod cesaron durante treinta años.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-08-03. Última modificacion 2017-08-03.