Edad Media El Imperio Germánico Guerra contra Francia

Cargando anuncio...

Batalla de Bouvines  (1.214)

Tuvo el domingo 27 de julio de 1.214 cerca de Bouvines (Francia) lugar entre una fuerza aliada compuesta por tropas de conde de Flandes, el conde de Boulogne, el rey de Inglaterra Juan sin Tierra (quien no estuvo presente)  y el emperador germánico Otón IV de Brunswick,  contra Felipe Augusto de Francia, con victoria francesa.

En su empeño de retomar las tierras que había perdido en Normandia y Anjou, y no pudiendo contar con el apoyo de los barones ingleses, Juan tuvo que aliarse con Otón IV, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y los condes de Flandes y de Boulogne.

El emperador tenía un asunto pendiente con el rey de Francia, que había apoyado a su rival, Federico Hohenstaufen, rey de Sicilia. Como si se tratara de un duelo, Felipe Augusto aceptó el desafío. Se enfrentaba por tanto a Otón IV, que dirigía las tropas alemanas, mientras que las inglesas y flamencas estaban a las órdenes respectivas de Guillermo de Salisbury y Fernando. En conjunto formaban un inmenso ejército de 1.500 caballeros, 4.000 hombres a caballo y 20.000 infantes. El rey de Francia presentó batalla con 2.000 caballeros, 5.000 hombres a caballo y 15.000 infantes.

El 2 de julio, el príncipe Luis el León (futuro Luis VIII), hijo de Felipe Augusto y príncipe heredero de Francia, a la cabeza de sus caballeros, había infligido una gran derrota a las tropas inglesas de Salisbury en la batalla de la Roche-aux-Moines, Poitou era el segundo frente de ataque de la coalición.

El 20 de julio, el rey de Francia se encontraba en Péronne. El 23, tomó la decisión de pasar a la ofensiva. El 26, ocupó Tournai, donde se enteró de la presencia de Otón en Valenciennes. Eso suponía correr el riesgo de encontrar cortado el camino hacia París; de hecho, se intentó que así fuera. El 27 por la mañana, Felipe Augusto se dirigió hacia el suroeste, a Bouvines, en la llanura del Cambéis, que presentaba un terreno más favorable para desplegar su caballería. Otón se lanzó en su persecución con la intención de atacarlo cuando sus tropas estuviesen a uno y otro lado del puente de Bouvines, que cruza el río Marque. Pero había un traidor en sus filas: el duque de Brabante. Éste hizo que se advirtiera al rey de Francia del plan de su adversario. El rey envió entonces a sus ingenieros para que agrandaran el puente y sus tropas pudieran acelerar el paso.

Cuando las tropas de Otón estuvieron a la vista, el cuerpo principal de caballería todavía se encontraba al otro lado del río y el tiempo apremiaba. El rey de Francia dispuso entonces su ejército en la orilla del río, y Otón hizo lo propio con el suyo, en una línea paralela y frente a la del enemigo.

 Despliegue inicial

Los franceses desplegaron un poco en oblicuo del camino de Lille a Tournai, desde las marismas hasta el bosque de Chabonnière, desplegando en tres grupos o batallas.

  • En el ala izquierda, mandada por Roberto de Dreux con su caballería en vanguardia junto con Guillaume conde de Ponthieu, Pierre conde de Auxerre, el obispo de Beauvais; y Tomás de St. Valery, además de muchas unidades del noroeste de Francia. A retaguardia situó la infantería.
  • En el centro formó la infantería a vanguardia con los ballesteros y la caballería a retaguardia al mando del rey Felipe Augusto con los caballeros normandos y los vasallos de la Isla-de-Francia.
  • En el ala derecha, al mando de Guerin duque de Borgoña, formó la caballería a vanguardia con los caballeros de Champagne, los de los condes de San Pol, Beaumont, Montmorency, y Sancerre. Situó la infantería a retaguardia.

Los caballeros franceses totalmente protegidos formaron en una sola fila, a fin de no ser flanqueados por el ejército coalición que era más numeroso. Los sargentos estaban en múltiples filas detrás de estos.

Cuando Renaud de Dammartín duque de Bolonia que iba en vanguardia llegó, se encontró  con un ejército formado en línea de batalla, y no un ejército dividido cruzando el puente.

Por su parte, Otón, ordenó a cada una de sus unidades que llegaban ir situándose de  derecha a izquierda, e ir extendiendo sus líneas para que coincidiese con los franceses. El procedimiento de despliegue le llevó al menos una hora, durante la cual la infantería francesa terminó de cruzar el puente y fortificó sus posiciones. El duque de Bolonia aprovechó el tiempo para descansar y refrescar a sus caballeros y sus monturas que estaban muy cansados, y después ocuparon su lugar de honor en el ala derecha. Otón formó de una forma similar al francés:

  • En el ala derecha bajo el mando de Guillermo conde de Salisbury, situó la caballería en vanguardia con los caballeros de Bolonia, del conde de Salisbury, flamencos y mercenarios. A retaguardia situó la infantería que eran piqueros y ballesteros.
  • En el centro se situó el propio Otón, con la infantería en vanguardia que eran piqueros alemanes y holandeses considerados los mejores del momento. A retaguardia situó su caballería compuesta de los caballeros sajones, de Brabante, Limburgo, Holanda, y Namur.
  • En el ala izquierda bajo el mando de Fernando de  Portugal duque de Flandes, situó la caballería con los caballeros de Flandes y Hainaut. A retaguardia situó la infantería que eran piqueros.
Batalla de Bouvines: despliegue inicial

Batalla de Bouvines (1.214): despliegue inicial

El tiempo era alrededor del mediodía o primeras horas de la tarde. El sol estaba a la espalda de las fuerzas francesas.

Así, dos de las mayores fuerzas militares a principios del siglo XIII de Europa se encontraron cara a cara, el frente de batalla era de unos 2.000 metros. Hay que recordar que una hueste medieval se componía de una multitud heterogénea de destacamentos separados compuestos por una amplia variedad de vasallos y comunidades. Algunos barones menores podrían ser responsables de llevar 10 o 20 caballeros montados y dos veces el número de sargentos. Otros tendrían ejércitos privados de 100 caballeros y sus retenedores. Varios abades y obispos tendrían sus caballeros montados y tropas de a pie bajo sus propias banderas. Las ciudades de todos los tamaños habrían enviado a su milicia comunal con diverso armamento y diferente experiencia en combate.

 Primera fase

Los franceses fueron los primeros en atacar y sorprendieron a la coalición en el momento de su despliegue, con la intención de atraparlos en una tenaza. Los 300 sargentos a caballo del obispo de Senlis rompieron la unidad del ala derecha. Les siguieron los caballeros de Champagne, que atacaron desde atrás. Poco a poco los caballeros Borgoña unieron, al final todo el ala derecha francesa y la izquierda imperial quedaron enredados en una melée general luchando con espadas y hachas. El conde de Flandes fue capturado. Los franceses, en inferioridad numérica, fueron cediendo terreno hasta sus posiciones iniciales.

Batalla de Bouvines: primera fase

Batalla de Bouvines (1.214): primera fase

 

Segunda fase

En el centro, Otón envió a su gran cuerpo de piqueros de  infantería hacia adelante. El asalto fue hacia la posición de Felipe Augusto, que se encontraba entre la infantería y la caballería francesa.  Los piqueros alemanes y flamencos apoyados desde los flancos por jinetes de ambas alas,  pronto deshicieron la infantería francesa del centro,  y llegaron a la línea de caballeros franceses.

atalla de Bouvines: segunda fase

Batalla de Bouvines (1.214): segunda fase

Batalla de Bouvines 1214. Autor Jason Askew

Batalla de Bouvines 1214. Autor Jason Askew

Tercera fase

Los piqueros a pesar de que eran mucho más numerosos que los caballeros adversarios, estaban menos protegidos y no eran rivales para los caballeros con armadura completa.

Felipe Augusto reaccionó ordenado un contraataque, pero de repente se encontró solo y rodeado de enemigos. Un hombre armado con una pica, lo descabalgó. Los caballeros franceses rápidamente lo rodearon para protegerlo, el rey volvió a ponerse en pie y un caballero le ofreció su caballo. Los caballeros franceses acabaron con enjambre de piqueros que había alrededor del monarca francés.

Batalla de Bouvines Felipe Augusto

Batalla de Bouvines: actuación de  Felipe Augusto en la batalla

Los piqueros se desvanecieron y los caballeros franceses llegaron hasta  la posición mantenida por Otón y los  caballeros de Sajonia, Brabante y Limburgo. Ambas caballerías chocaron y pronto se produjo una melee de cabaleros luchando con espadas y hachas. Otón luchaba valientemente entre sus caballeros, blandiendo su hacha de guerra, intercambiando golpes con los franceses.   De repente su caballo murió, arrojándolo al suelo. Guillaume des Barres se lanzó con sus caballeros con la intención de apresar a Otón. Casi estaba a punto de conseguirlo, cuando su caballo resultó muerto.

Batalla de Bouvines caida de Otón

Batalla de Bouvines. Caida de Otón

La guardia sajona rodeó su soberano. Un noble dio al emperador a su caballo, en el que Otón huyó de la escena. Al parecer, estaba tan afectado por la golpiza y casi su captura que no detuvo a su caballo hasta que estuvo de vuelta en Valenciennes.

La huida del emperador acabó con determinación de seguir luchando de la coalición, produciéndose la retirada. Los sajones y westfalianos cubrieron valientemente la retirada de otras fuerzas, aunque en otras partes se produjo la debandada.

Mientras tanto los caballeros en el ala izquierda francesa detectaron una vulnerabilidad en el ala derecha de la coalición que había dejado su flanco derecho descubierto durante el esfuerzo para apoyar el centro. El ala izquierda francesa atacó de flanco y retaguardia al ala derecha imperial, destruyendo su caballería y capturando a su jefe, el conde de Salisbury. Uno de los líderes de la coalición, Hugh de Boves consiguió huir.

Infantería mercenaria de la coalición, dirigida por el conde Renaud de Dammartin, continuó la lucha, ya que no esperaban cuartel de los caballeros franceses, formaron un circulo con sus picas, dentro de él se refugió un grupo de caballeros que ejecutaron varias salidas del  círculo protector. Finalmente, tras sufrir numerosas bajas, se rindieron. La batalla había durado tres horas.

Batalla de Bouvines tercera fase

Batalla de Bouvines (1.214): tercera fase

 

Secuelas

Las bajas en ambos bandos se estiman en 1.000 muertos en cada bando, perdiendo los germanos más caballeros. Los franceses consiguieron hacer 9.000 prisioneros.

Fernando de Portugal conde de Flandes, Guillermo conde de Holanda,  Guillermo conde de Salisbury, y Reanud conde de Bolonia cayeron prisioneros. El conde da Salisbury fue intercambiado por el conde de Dreux.

Otón perdió su corona y el Sacro Imperio Romano Germánico quedó en manos de Federico II Hohenstaufen, entonces era Rey de Romanos.  Fernando de Portugal, conde de Flandes pasó quince años en la prisión del Louvre. Renaud de Dammartin fue encarcelado de por vida, suicidándose en la prisión.

Batalla de Bouvines (1214). Autor Emile Jean Horace Vernet, castillo de Versalles

Por parte francesa, la dinastía capetiana resultó reforzada, mientras que las recientes conquistas de Felipe Augusto (a costa de Juan sin Tierra) se consolidaron. El retorno de Felipe Augusto a París fue triunfal.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-05-14. Última modificacion 2017-06-24.