Edad Media Guerras Husitas Primera Cruzada Husita (1419-20)

Antecedentes

Jan Zizka se mostró pronto entre los líderes husitas quienes por oposición a Segismundo eligieron a Ladislao Jagellón como rey pero este viéndose demasiado anciano no aceptó la corona pese a que envió ayuda a los husitas. Segismundo consiguió se aceptado rey de Bohemia por el Papa Martín V, quien promulgó, el 14 de mayo de 1.420, una cruzada contra los husitas, que proclamaba una cruzada “para la destrucción de los seguidores de Wiclef, husitas y todos los demás herejes en Bohemia“. Y muchos príncipes alemanes llegaron antes de Praga el 30 de junio a la cabeza de un vasto ejército de cruzados de todas partes de Europa, en gran parte constituidos por aventureros atraídos por la esperanza de pillaje y comenzaron inmediatamente un asedio de la ciudad, que pronto fue abandonado. Las negociaciones se llevaron a cabo para un arreglo de las diferencias religiosas. Los husitas unidos formularon sus demandas en una declaración conocida como los “Cuatro artículos de Praga“. Este documento, el más importante del período husita, decía, en la redacción del cronista contemporáneo Laurence de Brezova, lo siguiente:

  1. La palabra de Dios será predicada y hecha conocer en el reino de Bohemia libremente y de manera ordenada por los sacerdotes del Señor.
  2. El sacramento de la Santísima Eucaristía se administrará libremente en los dos tipos, es decir pan y vino, a todos los fieles en Cristo que no sean excluidos por el pecado mortal, según la palabra y disposición de Nuestro Salvador.
  3. El poder secular sobre las riquezas y bienes mundanos que el clero posee en contradicción con el precepto de Cristo, en perjuicio de su cargo y en detrimento del brazo secular, será tomado y retirado de él, y el propio clero será traído De vuelta al gobierno evangélico y una vida apostólica como la que Cristo y sus apóstoles llevaron.
  4. Todos los pecados mortales y, en particular, todos los desórdenes públicos y de otro tipo, que son contrarios a la ley de Dios, serán debidamente y juiciosamente prohibidos y destruidos en todo rango de la vida.

Estos artículos, que contienen la esencia de la doctrina husita, fueron rechazados por Segismundo, principalmente a través de la influencia de los legados papales, que los consideraban perjudiciales para la autoridad de la sede romana. Las hostilidades continuaron.

Mientras que en el sur Zizka tomaba el control, en Praga, los husitas tuvieron muchos problemas para hacerse con el control de la capital aunque al final lograr hacerse con la ciudad excepto la ciudadela.

Segismundo, enterado de estos movimientos, llegó con su caballería a Brünn, en Moravia y desde allí mando a Gaspar Selic para negociar con los insurgentes de Praga una tregua. Se llegó a un acuerdo por el que Segismundo sería rey pero debería respetar las libertades civiles y religiosas de los bohemios.

Cuando parecía que el conflicto se estaba resolviendo la actitud de Segismundo, poco tolerante con los husitas, hizo que se levantasen sospechas entre estos y la paz se rompiera.

Guerras Husitas 1419-39. Batallas importantes

Batalla de Nekmer o de Nekmir 25 diciembre 1.419

Mientras Zizka estaba sitiando sitiando Nekmer o Nekmir al norte de Pilsen con unos 400 husitas con 7 tabor fue atacado por una columna de socorro realista con 2.000 jinetes mandada por Bohuslav von Schwanberg. Zizka montó piezas de artillería ligera en los carros y fueron capaces de infligir fuertes bajas en las tropas realistas, permitiendo que los husitas pudieran retirarse.

El resultados de esta batalla fue importante para demostrar la competencia militar de Jan Žižka en las mentes de los husitas. Los husitas de Praga solicitarían más tarde la ayuda de Žižka para defender su ciudad contra el ejército imperial cruzado.

Batalla de Sudomer 25 de marzo 1.420

Segismundo alarmado se lanzó contra las fuerzas de Jan Zizka quien se retiró a una zona montañosa donde la caballería no podía maniobrar, las tropas imperiales decidieron combatir a pie contra los husitas.

El 25 de marzo de 1.420, ambas fuerzas se encontraron, los husitas eran superados en 5 a 1, disponían de 400 infantes y 7 carros o tabores y en un principio izaron la bandera blanca, pero cuando los realistas se negaron a aceptar su rendición comenzó verdaderamente la batalla.

Aunque superados en número y comparativamente mal equipados, frente a los caballeros con armaduras pesadas, los husitas habían fortificado su entorno ingeniosamente. Su flanco estaba protegido por carros de guerra cargados de arcabuceros, y había muchos lagunas y zonas pantanosas rodeando la infantería husita, por donde la caballería realista no podía cruzar.

Batalla de Sudomer 1420. Movimientos de fuerzas

1.000 juanistas de Strakonice liderados por Henrique de Hradec (que murió en la batalla) atacaron carros de guerra situados en un lugar estrecho, con enormes bajas, pero sin éxito. Después de eso, otros 1.000 jinetes realistas, dirigidos por Pedro von Konopischt de Sternberg se apresuraron a atacar el flanco débil de la formación de los husitas, pero quedaron atascados en el terreno pantanoso. Desmontaron para seguir avanzando, pero pronto ellos mismos se encontraron atascados. Después de esto, la infantería ligera husita equipada con mayales (maza articulada con pinchos) y cuchillos fueron capaces de terminar fácilmente los soldados de caballería.

Batalla de Sudomer 25 de marzo de 1.420 durante las guerras Husitas. 1.000 jinetes de Enrique de Hradec atacando los carros husitas. Autor Adolf Liebscher

Batalla de Sudomer en las Guerras Husitas 25 de marzo de 1.420. 1.000 jinetes de Pedro von Konopischt atacan por la zona pantanosa quedando atascados. Autor Ferdinand Hettes

La batalla terminó con la llegada de la noche y la niebla, durante el cual Zizka y las fuerzas husitas fueron capaces de escapar. Aunque los realistas católicos no fueron derrotados por completo, el hecho de los husitas fueran capaces de infligir tales bajas con tan pocos hombres, y después escapar demostrado ser una gran victoria. Sólo 400 husitas agricultores y habitantes de las ciudades, entre ellos mujeres y niños, derrotaron a 2.000 efectivos de caballería pesada.

Zizka fue capaz en esta batalla de derrotar a un ejército cinco veces más numeroso que el suyo con mejor armamento aprovechando el terreno y con el empleo efectivo de vozová hradba (carros fortaleza), 3 de los cuales fueron destruidos. La victoria lo consagró como el héroe y aseguró el crecimiento del movimiento husita.

Jan Zizka después de la victoria puso bajo asedio la ciudad de Austi que fue tomada y su gobernador ejecutado.

Tras capturar esta ciudad, Zizka, selecciono un lugar a una milla de la ciudad recién tomada, que se adaptaba perfectamente a la construcción de un campamento fortificado, con solo un solo lado de la colina accesible. La fortaleza que fue denominada como Tábor y que daría nombre a una de las principales ramas de los husitas: los radicales taboritas.

Batalla de Vozice 5 de abril 1420

Segismundo, tras la derrota de Sudomer envió un grupo de caballería a Vozice, cerca de Tábor, para que observara los movimientos de Zizka, pero una vez que el líder bohemio tuvo conocimiento de su existencia realizó un ataque nocturno sobre el destacamento y la totalidad de las tropas fueron hechas prisioneras en la batalla de Vozice el 5 de abril de 1.420.

Mandos Primera Cruzada Husita en 1420. Segismundo de Luxemburgo (1) y Hyneck Krusina de Litchtenburgo. Autor Angus Mcbride

Batalla de la colina Vítkov 14 junio de 1.420

Segismundo, estaba decidido a aplastar la revuelta por lo que reunió todas las fuerzas que disponía y presionó a los nobles de Silesia para que se uniesen a él por lo que reunió un gran ejército. Segismundo marchó a Bohemia, a Königgrätz, a orillas del Elba, que tuvo que rendirse al ejército imperial.

Los burgueses praguenses, presionados por los radicales, optaron por la defensa del cáliz. En una situación de extremo peligro, Praga pidió ayuda a los husitas. Cuatro ejércitos, procedentes del centro husita de Tábor, se pusieron en marcha rumbo a Praga en mayo de 1.420 con 9.000 efectivos de los cuales 5.000 eran de infantería unos centenares de jinetes y en resto tripulaciones de los carros.

La estancia de los husitas en Praga dio lugar a numerosos conflictos. Los radicales limpiaron la ciudad de los enemigos, saquearon conventos, templos y residencias de los burgueses ricos.

Los patricios praguenses salvaron su vida y la de sus familiares, pero perdieron sus bienes. Unos 1.400 ricos tuvieron que abandonar sus propiedades, confiscados a favor del pueblo praguense.

Entretanto, los cruzados fueron cerrando paulatinamente el cerco en torno a Praga. El rey Segismundo dirigía las operaciones desde el cuartel general en la ciudad minera de Kutná Hora, a 60 kilómetros al este de Praga.

El cerco se hizo asfixiante a principios de junio de 1.420. Desde varias direcciones se acercaron a Praga las tropas cruzadas internacionales en las que estaban representadas casi todas las naciones europeas.

El rey Segismundo esperaba que Praga se rindió al cabo de algún tiempo. En la ciudad cercada crecían los temores. La única vía de abastecimiento era la que pasaba al pie de la colina de Vítkov, a través del llamado Campo del Hospital- Spitálské pole (hoy en día el barrio de Karlín). Las fortificaciones de la colina estaban hechas de la madera pero se habían consolidado con muros de piedra y arcilla y con fosos.

En la parte sur de la colina había una torre, la parte norte estaba asegurada por un acantilado. Las fortificaciones se dice que estaban defendidas por unos 30 soldados en cada posición. Asumía que acudiría inmediatamente con refuerzos en caso de ataque.

Segismundo decidió conquistar Praga, el asedio comenzó el 12 de junio. Las fuerzas de los cruzados, tendrían algo más de 50.000. El 14 de julio de 1.420 Segismundo reralizó dos ataques de diversión uno sobre el puente Carlos y en el otro en Campo del Hospital contra el flanco sur. Mientras desviaba la atención, unos 7.000 caballeros de Meisen cruzarían el río y desencadenarían un ataque contra los fortines en la colina de Vítkov.

Batalla de la colina Vítkov el 14 de julio de 1420. Autor Adolf Liebscher

 

Batalla de la colina Vítkov el 14 de julio de 1420

Cuando Zizka les vio cruzar el río, movilizó las reservas, los heroicos defensores de la colina de Viktov ya desfallecían cuando llegó en su auxilio la infantería husita de Zizka. Los enemigos empezaron a retroceder, pero en la cima de la colina de Vítkov no disponían de mucho espacio para la maniobra. Muchos caballeros cruzados cayeron por el acantilado, otros se dieron en fuga, sembrando pánico en las tropas desplegadas en el Campo del Hospital. El caos en las filas de los cruzados puso fin a la batalla.

El pánico se extendió entre los cruzados, que los hizo abandonar el campo de batalla. Durante la retirada, muchos caballeros se ahogaron en el río Moldava. La mayor parte de las fuerzas de Zizka eran soldados armados con mayales y armas de fuego.

Después de la batalla, los husitas habían ganado. Los cruzados perdieron unos 300 caballeros. En honor de esta batalla, la colina Vítkov fue rebautizada como Zizkov después de Jan Zizka.

Se puede ver un video de la batalla en esta dirección: https://www.youtube.com/watch?v=1qcFCWF5eLE

Batalla de la colina Vítkov el 14 de julio de 1420. Secuelas de la batalla. Un sacerdote en el campo de batalla con la custodia , el castillo de Hradcany de Praga es visiblesa la derecha. Autor Alphonse Mucha

Como consecuencia de la victoria, los cruzados perdieron toda esperanza de someter a la ciudad por el hambre y su ejército se disolvió, y Segismundo se vio obligado a levantar el sitio de Praga. La batalla de Vítkov, de poca envergadura y corta duración, decidió el total fracaso de la Primera Cruzada contra Bohemia.

Batalla de Vysehrad 1 de noviembre 1.420

Un ejército utraquista y otro de Praga con un pequeño contingente taborita sitiaron la fortaleza de Vysehrad, cerca de Praga. El comandante general husita era Hynek Krusina, y disponía de unos 12.000 efectivos.

Segismundo planeó un ataque para romper el cerco con soldados de Hradcany y Vysehrad, y contando con refuerzos de la alianza de Plzen. El plan de la batalla fue enviado a Hradčany y Vysehrad por mensajería, pero el mensajero fue capturado por husitas. Los husitas enviaron algunos soldados bajo el mando de Jan Zizka para detener la marcha de los soldados de Plzen.

El fuego de la artillería husita detuvo el ataque de la caballería húngara y alemana. Entonces las fuerzas husitas hicieron su contraataque. Después de la batalla, las formaciones de los cruzados se retiraron. 400 caballeros fueron asesinados por los husitas, que no tomaron ningún prisionero.

Ballestero husita detrás de los carros husitas o tabores

18.000 realistas bajo el emperador Segismundo intentaron aliviar el asedio de la fortaleza. La deserción de 1.500 hombres de la ciudad de Kutná Hora de los husitas causó mucha confusión entre los realistas causando que sus asaltos iniciales fallaran. Las bajas realistas fueron menos de 1.000 hombres, pero muchos fueron capturados en la retirada subsiguiente. Segismundo en un ataque de resentimiento durante la batalla ordenó al contingente de Moravia atacar el punto más fuerte de los husitas, debido a que su líder había intentado disuadir al emperador de un asalto frontal. Como resultado los moravos llevaron la peor parte. Al final las fuerzas realistas se retiraron.

El 1 de noviembre la guarnición de Vysehrad se rindió y los husitas desmantelaron sus defensas. Las fuerzas de Zizka capturaron Zlaté Korouny y Prachatice, y poco después de esto casi toda Bohemia cayó en las manos de los husitas.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-08-13. Última modificacion 2017-08-13.