;
Edad Media Guerras Husitas Origen de los husitas

Cargando anuncio...

Jan Hus

Jan (Juan) Hus nació hacia 1370 en Hussenitz, una pequeña villa de la región de la Bohemia meridional (actual República Checa), en el seno de una familia de campesinos pobres. Su padre murió siendo Juan aún un niño, por lo que fue criado con mucho esfuerzo por su madre. Demostró tener piedad y fervor religioso desde su infancia, participó como monaguillo y cantó en el coro de la iglesia. Los libros religiosos le apasionaban.

En 1.389 sacó el título de bachiller en Teología en una escuela privada en Bohemia y decidió ir a Praga para seguir estudiando Teología en la Universidad Carolina. No tenía dinero para costearse los estudios pero en el examen de acceso obtuvo tan buenas calificaciones que los profesores de la universidad buscaron medios para que pudiera estudiar mediante la caridad. En 1.396 ya era maestro y continuó con sus estudios en Teología mientras enseñaba Filosofía.

Hus fue ordenado sacerdote en 1.400 y al año siguiente obtuvo el cargo de decano de la Facultad de Arte y Filosofía. Fue nombrado predicador por el rey de Bohemia, Wenceslao de Luxemburgo, primero en la iglesia de San Miguel y luego en la capilla de Belén de Praga en 1402, donde se predicaba exclusivamente en idioma checo.

Hus encabezó desde 1.408 un movimiento basado en las ideas de Juan Wiclef denominado husismo y sus seguidores, los husitas, se multiplicaron en momentos en que la cristiandad sufría la crisis del Cisma de Occidente. Desde 1.378, la Iglesia se encontraba dividida en dos obediencias, una al papa de Roma y otra al antipapa de Aviñón. Desde el púlpito, Hus criticaba esa división, la corrupción moral de la Iglesia, los abusos que cometía y la riqueza que estaba acumulando. En un intento de solucionar el cisma, un grupo de cardenales convocó en 1.409 el concilio en Pisa, donde depusieron a los papas Gregorio XII de Roma y Benedicto XIII de Aviñón y eligieron un tercero, Alejandro V de Pisa. Los dos primeros no dieron marcha atrás y se mantuvieron firmes en sus cargos. Así que la Iglesia pasó a tener tres pretendientes al solio pontificio. El rey Wenceslao rindió obediencia al antipapa Alejandro V, separándose con más fuerza de los llamados alemanes, que mantuvieron su obediencia al papa romano.

En este contexto, Hus fue nombrado en 1.409 rector de la Universidad de Praga. A la luz de las doctrinas de Wiclef (Wycliff o Wickliffe), quería que la Iglesia católica fuera pobre, que todo lo que hiciera estuviera claramente basado en el Evangelio; además, criticaba la venta de indulgencias. Le decía a todo el pueblo que debía desobedecer a la Iglesia porque era evidente que los sacerdotes vivían en el pecado. También pretendía que se prohibieran los bailes. Participó en los grupos que surgieron en la escuela de predicadores de Milic de Kromeriz, que deseaban volver a la pureza de los primeros años del cristianismo y se oponían a los grandes dirigentes de la Iglesia

Juan Hus Bajo la influencia del hereje inglés Juan Wycliffe, empezó desde 1.405 a predicar contra la excesiva riqueza de la Iglesia y la inmoralidad del clero, reclamando la vuelta a la pureza del mensaje evangélico, la predicación en la lengua checa que podía entender el pueblo y la comunión bajo las dos especies. Su influencia se vio acrecentada por la crisis en que se hallaba sumida la Iglesia de Roma por el Cisma de Occidente, así como por la reacción nacionalista checa contra la minoría alemana (iniciada con la lucha por el control de la Universidad de Praga).

Hus fue excomulgado por el papa en 1.411, pero continuó su campaña y publicó sus tesis en su libro principal, De Ecclesia.

Fue llamado a justificarse al concilio de Constanza que duró del 5 de noviembre de 1.414 al 22 de abril de 1.418. El emperador, que confiaba y creía en la inocencia de Hus, le prometió un salvoconducto para acudir allí y explicar sus postulados. Hus llegó a Constanza el 3 de noviembre, dos días antes de que se abriera el concilio.

Jan Hus en el concilio de Constanza 1415. Autor Václav Brožík

Durante el mismo se negó a retractarse de ser seguidor de las doctrinas de Wiclef, por lo que fue condenado por herejía y degradado de su rango sacerdotal. La excomunión le prohibía celebrar la misa y predicar, pero Hus no hizo caso y trasgredió la prohibición, por lo que fue detenido el 28 de noviembre en casa de un capitular y encarcelado, a pesar del salvoconducto. Cuando el rey Segismundo llegó el 24 de diciembre, se mostró enojado por no haberse cumplido lo que había prometido, pero no hizo nada por ayudar a Hus, ya que estaba en juego la corona de Bohemia.

El 24 de marzo de 1415, Hus fue trasladado a la torre de los Descalzos y más tarde encarcelado en la torre del palacio episcopal en Gottlieben (actual Suiza). El 4 de mayo, el Concilio condenó a Wiclef y su doctrina a título póstumo. El 5 de junio de 1.415 se llevó a Hus al convento de los Franciscanos, donde pasó las últimas semanas de vida.

Del 5 al 8 de junio de 1415 fue sometido a interrogatorio en el refectorio del convento. El Concilio le exigía que se retractara y abjurara públicamente de su doctrina. Hus se negó a retractarse de algunas de las doctrinas de Wiclef y se mantuvo firme hasta finales de junio.

En la asamblea general del Concilio, celebrada la mañana del 6 de julio de 1.415, fue condenado por herejía, degradado del rango sacerdotal y abandonado en manos del brazo secular. El emperador le acusó de traición y le condenó a morir en la hoguera, ejecutándose la sentencia ese mismo día. En dicha asamblea estaban presentes, como representantes del poder secular, el emperador Segismundo, Federico de Hohenzollern, Luis III del Palatinado y un magnate húngaro. Como representantes del poder eclesiástico dieron su voto el obispo cardenal de Ostia, el obispo de Lodi, el obispo de Concordia y el arzobispo de Milán. Como el papa Gregorio XII había abdicado antes, la condena se hizo sin participación papal.

Hus fue entregado al poder secular, que lo llevó fuera del casco de la ciudad. La hoguera se había instalado en un lugar llamado Brühl entre la muralla y el foso. La orden de prender fuego a la hoguera, en la que se hallaban Hus y sus escritos, la dio el Conde palatino Luis en nombre del Emperador. Los verdugos esparcieron las cenizas de Hus por el río Rin. Desde el siglo XX hay una placa conmemorativa en el sitio del patíbulo medieval.

Ejecución de Jan Hus 6 de julio de 1415, un lugar llamado Brühl entre la muralla y el foso a las afueras de Constanza

 

Muerte de Jan Hus 6 de julio de 1415. La orden de prender fuego la dio el conde palatino Luis en nombre del emperador

Los husitas

Los caballeros y nobles de Bohemia, que estaban a favor de la reforma de la Iglesia, enviaron al Concilio de Constanza, el 2 de septiembre de 1.415, una protesta conocida como la prostestaio Bohemorum condenando la ejecución de Hus con las palabras más duras. La actitud del emperador Segismundo fue la de enviar, a su vez, unas cartas a Bohemia declarando que aniquilaría de inmediato a todos los wiclefistas y husitas, lo que enfureció al pueblo.

La muerte de Hus fue sentida en Bohemia como una ofensa a la nación, lo cual desencadenó una revuelta terrible de sus seguidores, los husitas. En algunas parroquias, los sacerdotes que no compartían las doctrinas de Hus fueron expulsados. Incluso el arzobispo de Praga fue objeto de amenazas. Algunos nobles de la región, encabezados por la reina Sofía, enviaron una carta al concilio de Constanza en la que declaraban a Hus como héroe nacional y rebatían las acusaciones contra él. Aseguraban además que lo de una supuesta herejía bohemia era una mentira y una invención del infierno.

Luego se formó una liga de nobles para defender la libertad de predicación, para proteger a los miembros del movimiento del poder episcopal y contra la injusta excomunión. Los husitas se dividieron ideológicamente en dos grupos principales:

  • Los utraquistas tomaron como símbolo el cáliz, en la que era obligado, para sus creyentes, el recibir la comunión bajo las dos especies. Era el grupo más moderado que estaba formado por la baja nobleza y la burguesía y que fueron apoyados por la Universidad de Praga.
  • Los taboritas por ser la ciudad de Tábor el lugar en el que se hallaba su sede, eran más radicales se negaban a reconocer cualquier autoridad, del tipo que fuere, eran antinobiliarios y antigermánicos.

Contrariamente a su hermano Wenceslao, que toleró el movimiento husita, Segismundo decidió eliminarlo. Un numeroso grupo de husitas liderados por Nicolás Hus (sin relación alguna con Jan Hus) dejó Praga. Se reunieron en diversos lugares de Bohemia, en particular en Ústí, cerca del lugar en el que fue fundada la ciudad de Tábor, atacando violentamente a Segismundo y preparándose para la guerra.

Aunque muchos husitas influyentes habían abandonado la ciudad, las revueltas continuaron en Praga. El 30 de julio de 1.419, hubo una manifestación husita encabezada por el magistrado Jan Zelivský  que pregonaba la corrupción de la Iglesia católica, durante la misma, una piedra fue lanzada desde una ventana golpeando a Zelivsky; como consecuencia de este ataque la multitud, dirigida por Jan Zizka, irrumpió en el ayuntamiento de Praga. Aprisionaron a un juez, al alcalde y otros cinco miembros del consejo, para luego arrojarlos desde una ventana hacia la calle, donde murieron a manos de la multitud. Esta defenestración, conocida como la Primera Defenestración de Praga, fue el inicio de las hostilidades religiosas.

Primera Defenestración de Praga 1419. Autor Adolf Liebscher

La muerte del rey aumentó las revueltas en Praga, a las que enseguida se unió Bohemia. Muchos católicos, la mayor parte alemanes y representantes del poder imperial, fueron expulsados de las ciudades. En Praga tuvieron lugar, en noviembre, muchos combates entre los husitas y los mercenarios que la reina Sofía (viuda de Wenceslao y regente) había reclutado con urgencia. Después de destruir gran parte de la ciudad, los combatientes acordaron el 13 de noviembre una tregua. Los nobles, que eran partidarios de los husitas y apoyaban a la regente, animaron a Segismundo para que interviniera como mediador, mientras que los ciudadanos de Praga accedieron a entregar a las fuerzas reales el Castillo de Vysehrad. Jan Zizka, que desaprobaba este compromiso, abandonó Praga y se trasladó a Pilsen. Cuatro capitanes (hejtman), entre ellos Zizka, fueron elegidos e introdujeron una estricta disciplina militar.

Entre 1.420 y 1.436 hubo cinco guerras o cruzadas husitas, en lo esencial fueron libradas por un ejército constituido principalmente por campesinos con escasa experiencia militar contra el poder paneuropeo papal-imperial, sin embargo todas las batallas de esta contienda fueron ganadas por los husitas. El principal responsable fue Jan Zizka, un gran dirigente y un notable estratega militar.

Jan Zizka fue primero un caballero sin dueño para después unirse como mercenario a las bandas guerrilleras empleadas por los barones que tomaron partido por los bandos bohemios o moravos de Jobst de Moravia en su prolongada lucha por el poder.

En 1.409 Wencelao IV perdona a Zizka por sus aventuras militares y se unió con Sokol de Lamberg al ejército polaco de Vladislao Jagellón en la guerra que mantenía contra la orden de los Caballeros Teutónicos, que poseían tierras que iban desde el río Oder hasta el mar Báltico.

General husita Jan Ziska y algunos de sus hombres. A la derecha un típico soldado campesino con una protección de cuero vuelto sobre una coraza de metal, va armado con un mayal y un cuchillo. A la izquierda un soldado de infantería profesional con armadura sobre cota de malla, casco tipo kettle, lanza y espada. Zizka a caballo lleva una armadura sobre una cota de malla, lleva una maza. Se puede ver la bandera husita de un cáliz sobre fondo rojo. Autor Angus Mcbride

Participó en la batalla de Tannenberg o de Grünwald el 15 de julio de 1.410 que terminó con la victoria polaca sobre la orden Teutónica y poco después se firmó la paz entre los combatientes. Zizka regresó a la corte en 1.414 y ocupó un puesto de oficial en la guardia del palacio real. Posiblemente fue acantonado en la fortaleza de Vysehrad.

Es posible que fuera entonces cuando Zizka conociese las tesis de Jan Hus e incluso posiblemente participó en los sermones de Jan Hus en la capilla de Belén.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-08-13. Última modificacion 2017-08-13.