Edad Media Los magiares Incursiones magiares en el siglo X

Primeras incuersiones

Los magiares, como la mayoría de los pueblos nómadas de las estepas, eran excelentes jinetes muy hábiles con el arco y las flechas. Su táctica normal era realizar un ataque súbito repentino y luego contra el enemigo y luego retirarse dando la impresión de que huían. Si el enemigo les seguía, eran conducidos a trampa, donde eran rodeados y destruidos con flechas en combate cuerpo a cuerpo.

Otra parte del éxito de los magiares se debió a la debilidad de los reinos occidentales, a quienes se dedicaban a luchas internas (Alemania e Italia) defenderse de otras amenazas externas (Francia los normandos y sarracenos). Incluso el Imperio Bizantino encontró más útil a someterse a los magiares, usándolos como un aliado contra los búlgaros.

Una estrategia magiar fue atacar repetidamente una zona para obligar a su dirigente a pagar a los magiares para dejarlos tranquilos.

Incursión magiar, los magiares estan pidiendo información a un lugareño

En 912-913 realizaron incursiones en Baviera, Suabia, Turingia, Franconia, y también Burgundia. A su regreso fueron derrotados por Arnulfo de Baviera en la batalla junto al río Eno.

En 914 Arnulfo de Baviera ofreció un tratado de paz a los húngaros, según el cual las tierras de Italia hasta los eslavos del Norte pagarían tributo a los húngaros.

En 915 atacaron Sajonia y Turingia y posteriormente atacaron Bremen, llegando la frontera danesa.

En 916 Arnulfo con el apoyo de los húngaros ganaron la batalla de Ratisbona (Regensburg), recuperando su liderazgo en Baviera. Ese año también realizaron campañas militares en Alsacia y Lotaringia.

En 917 asaltaron Basilea. Este mismo año ayudaron a los búlgaros, y cerca de Pomorie juntos destruyeron el ejército bizantino.

En 919 Enrique I el Pajarero, cuyo sobrenombre se debía a su afición por la caza de aves, era duque de Sajonia desde el 912 y fue nombrado rey de la Francia Oriental. Aprovechando su reciente coronación, los húngaros se movilizaron hacia Sajonia, y cerca de Puchen enfrentaron a Enrique I. Después de derrotarlo  le obligaron a pagar tributo, hasta que rehusó hacerlo en 932, a continuación se dirigieron hacia la región de Lotaringia a través del río Rajna, la cual saquearon y devastaron.

En 920-921 A petición del rey de Italia, Berengario I contra sus enemigos, los húngaros lucharon en toda Italia, y ganaron una batalla decisiva en Verona. También realizaron una campaña militar en Apulia.

En 924 los magiares lanzaron una incursión en Europa occidental. Se internaron a través de Baviera, Suabia, Alsacia, Lorena y Champagne en el camino hacia el oeste, luego cruzaron el Rin y asolaron Franconia antes de regresar a casa. En este punto, el rey Enrique el Pajarero decidió comprar nueve años de paz a los magiares y utilizó este tiempo para reorganizar y fortalecer la caballería alemana para defenderse mejor contra los magiares.

En 926 los magiares lanzaron una incursión en el norte de Italia. Moviéndose a través de Ventia y Lombardía, fueron rechazados en su intento de cruzar los Apeninos por soldados de Borgoña y Viena. Cruzaron los Alpes Marítimos y asaltaron en Provence y Septimantia en el sur de Francia llegando hasta los Pirineos.

Volviendo a través del valle del Ródano, lucharon varias batallas no concluyentes con las tropas de Borgoña y Viena antes de regresar a casa.

Incursiones magiares siglo X

Incursiones magiares durante el siglo X

 

Batalla de Merseburgo o de Riade 933

Cuando la tregua de nueve años el rey Enrique había comprado en 924 había caducado y se negó a renovarlo.  Los magiares enviaron un ejército Francia Oriental en el 933 para convencerlos de seguir pagando tributo. El ejército húngaro estaba al mando de los caudillos Lehel y Bulcsú, quienes servían al gran príncipe húngaro Zoltán. Ambos ejércitos se encontraron cerca de Merseburgo.

En la preparación para la campaña, Henry exigió contingentes montados de todas las regiones, aunque el cronista francés Flodoardo de Reims solo registró la presencia de Baviera. El contingente de Turingia, aunque montado probablemente, fue descrito como inermes, o sin armas (aunque probablemente sólo pobremente armado) por el cronista contemporáneo Widukind de Corvey. Sus jinetes sajones fueron descritos como guerreros armados (milles armatus), pero “no podía confiar en estos jinetes, porque carecían de ciertas habilidades y no estaban lo suficientemente equipados como los milles armatus deben estar.”

Los magiares habían sitiado una ciudad desconocida, pero intentaron retirarse de noche porque Enrique y su ejército habían acampado cerca en Riade. Enrique envió  por delante un pequeño contingente de soldados de a pie con unos cuantos jinetes como una fuerza de cobertura para su ejército principal. El rey había aprendido qué esperar de las luchas anteriores, en los que la rapidez de la caballería ligera y los arqueros les habían dado  el éxito a los magiares. Se enfrentaron al principio  con combatientes armados ligeramente, a continuación realizaron en masivo ataque de la caballería pesada. Según Widukind de Corvey, las fuerzas magiares huyeron fácilmente ante la llegada de la caballería de Enrique,  y las tropas alemanas victoriosas declararon emperador a Enrique en el campo de batalla.

Batalla Meseburgo o de Riade (933). La caballería del rey Enrique derrota a los magiares: 1 jefe magiar; 2 jinete germano; 3 jinete lotaroingio; 4 jinete provenzal; 5 jinete bábaro. Autor Wayne Reynolds

La ubicación exacta de la batalla es desconocida y varios municipios de Alemania Central pretenden ser el lugar de la batalla, entre ellos Kalbsrieth, en la confluencia de Unstrut y Helme, y el Hunnenfeld cerca Riethgen. Sin embargo, el lugar de Riade descrito por Widukind señala el campamento del ejército del rey Enrique, que probablemente no coincide con el campo de batalla.

El Obispo Liutprando de Cremona menciona en sus escritos que los húngaros paganos gritaban durante el ataque: “Huy, Huy!”, mientras que los soldados germánicos respondían fervorosamente “Kyrie eleison” (Señor ten piedad). Enrique I demostró gran madurez y táctica en la batalla e indicó a sus tropas que: “cuando comience la lucha, que nadie intente adelantar a su compañero, sino que todos en formación cerrada se protejan de las flechas de los húngaros, luego … corran hacia ellos para que no puedan dispararles sus flechas una segunda vez, antes de que nuestras armas no los alcancen mortalmente“. Despues de este enfrentamiento, los húngaros se vieron forzados a huir, demostrando que, en efecto, sus ataques sí podían ser contenidos. Los magiares sufrieron una derrota a manos de los alemanes, lo que resultó en la pérdida de dinero del tributo alemán. Enrique y su hijo Otón I el Grande fortificaron la frontera oriental alemana para protegerlo de los magiares.

Después de la batalla, los magiares no volvieron a atacar Francia Oriental hasta el 954, se volvieron hacia objetivos más fáciles.

Siguentes incursiones

En 934 se llevó a cabo una campaña militar contra el Imperio Bizantino, y como consecuencia obligaron tanto al Imperios Búlgaro como al Bizantino a pagar tributo. Este mismo año otra campaña militar llegó a Metz.

En 935 realizaron incursiones en Burgundia, Aquitania, Burdeos y Brescia. El rey Raúl I de Francia derrotó a los húngaros, que hicieron su aparición en Champaña y Borgoña. A partir de esa fecha el reino estará temporalmente a salvo de las invasiones.

En 937 realizaron campañas militares en Lotaringia, Reims, Borgoña, Aquitania y Campania.
En 938 realizaron una incursión en Sajonia.

En 940 como aliados de Hugo de Arles, rey de Italia, llevaron a cabo una campaña militar contra Roma.

Magiares arrasando una población germánica siglo X. Autor Agus McBride

Incursión magiar a la península Ibérica

En 942 Tras una razia en la Provenza, un importante grupo de húngaros arribaron inesperadamente a los límites de la marca superior de Al-Ándalus en julio. Instalaron su campamento junto al extremo superior de la ciudad de Lérida, desde el cual planificaron sus ataques y saqueos a las otras ciudades y aldeas de la marca superior. Apresaron al caíd musulmán de Barbastro y se aventuraron hasta territorio oscense. El asedio a Lérida duró ocho días, pero por falta de alimentos y forraje, así como por considerar difícil la victoria, los húngaros abandonaron el asedio de la ciudad y continuaron saqueando e incendiando aldeas, estuvieron a punto de hacer lo mismo en Barcelona. Finalmente musulmanes, catalanes y francos se unieron bajo las órdenes de Muhammad ibn Hashim al-Tugibí, que les venció primero en la batalla de Tudela.

Finalmente, consiguieron expulsarlos definitivamente en la batalla de Baltarga en agosto de 942 en el condado de Cerdaña, en la que murió Armengol, el hijo del conde de barcelona. La derrota hizo que los magiares regresaran a su hogar, en las llanuras de Pannonia. Agunos de los guerreros magiares pasaron al servicio del califa de Córdoba, que los empleó como su guardia personal. Posteriormente, húngaros y catalanes tuvieron relaciones más amistosas, hasta el punto de que hubo cuatro matrimonios reales entre las casas de Aragón y Árpad, entre los siglos XII y XVI, el mas famoso fue el de Violante de Hungría, que se casó con Jaime I el Conquistador.

Últimas incursiones

En 943 realizaron incursiones contra Baviera y en el Imperio Bizantino.

En 947 la incursión es a lo largo de la península italiana, hasta Otranto.

En 948 la incursión fue contra Baviera.

En 951 la incursión es en Aquitania y el norte de Italia. Enrique de Baviera derrotó a las tropas magiares en el norte de Italia y luego asoló la provincia de Pannonia.

En 953-954 hay una guerra civil en Alemania entre Otón I y su hijo Ludolf que permitió a los magiares atacar Europa Occidental de nuevo.

En 954 con una fuerza de unos 50.000 guerreros, los magiares acudieron en la ayuda de Conrado de Lotaringia, duque de Lorena, que estaba aliado con Ludolf, los magiares cruzaron el río Rin en Worms y se dirigieron a Lorena, a continuación, se dirigieron hacia el noreste de Francia, Reims, Chalons, y Borgoña. A partir de ahí se trasladaron hacia el norte de Italia, asolaron Lombardía, y finalmente regresaron a sus hogares.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-04-04. Última modificacion 2017-06-12.