Edad Moderna Guerras polaco-suecas (1558-1661) El ejército polaco siglos XVI y XVII
El ejército polaco siglos XVI y XVII

Ejército polaco finales del siglo XV

Durante la segunda mitad del siglo XV, la base feudal del ejército polaco se mantuvo y se hicieron varios intentos de reforma. Los caballeros debían servir, y dependiendo de la riqueza también traería un número de escuderos. El caballero y los escuderos debían equiparse y armarse como uno de los siguientes tipos de caballería:

  • Caballero completamente armado.
  • Lancero con media armadura.
  • Ballestero con coraza.
  • Espadachín, con casco y escudo.

A partir de 1.458 se requirió que las ciudades proporcionaran infantería y artillería, así como caballería. En los momentos de mayor peligro, los campesinos también fueron llamados y servían como infantes. Se decía que los números máximos de caballería en ese momento eran 50.000 para Polonia y 20.000 para Lituania, aunque estos números nunca se usaron realmente. En la década de 1.490, se formó una fuerza de defensa (obrona potoczna) y se usó para defender a la Rutenia Roja de los ataques tártaros. Sus efectivos eran de 2.000 jinetes.

A finales del siglo XV, el ejército polaco era levantado, principalmente a través de la nobleza, solo cuando se requería con urgencia. En el caso de una invasión importante, se podría convocar a un gran número de milicias adicionales y milicias urbanas y campesinas. La caballería pesada eran caballeros de estilo occidental con armadura de placa completa, con caballos bardados y equipados con las pesadas protecciones medievales, con el apoyo de lanceros más ligeros (cota de malla y media armadura), y ballesteros montados y jinetes con espada y escudo (media armadura). El territorio más pobre de Lituania suministraba caballería con cota de malla, lanza y escudo, y tártaros con arcos. La infantería era similar a los tipos medievales occidentales, con muchos ballesteros y paveseros.

La caballería

Los caballeros polacos y la artillería que componían el ejército polaco y que cruzaban el río Orsza comenzaron a cambiar. Debido a la destrucción del estado teutónico como una fuerza militar importante en la guerra de los Trece Años, y los vínculos cada vez más estrechos de Polonia con Lituania, el ejército polaco se involucró cada vez más en la guerra en los territorios abiertos del este. Los caballeros fuertemente acorazados, tan comunes en Prusia, eran demasiado pesados y lentos en contra de las caballerías esquivas del este y comenzaron a descartar los caballos barbados, pero su número seguía disminuyendo a medida que un nuevo tipo de caballería crecía prominente, llamada Racowie.

Se trataba de caballería ligera armada con lanza y escudo de origen serbo-húngaro. Encontraron éxito contra los tártaros usando tácticas de velocidad y maniobrabilidad y una poderosa carga a galope rodilla con rodilla. Cuando empezaron a expulsar al caballero de su posición principal en el ejército, también comenzaron a usar armaduras y luego se convertirían en los famosos húsares (husaria). Los caballeros y arqueros de apoyo también comenzaron a adoptar ciertas técnicas orientales.

La artillería

La introducción de cañones de asedio tuvo un efecto devastador en las fortificaciones enemigas durante la última guerra teutónica. Incluso con la fuerte preponderancia de la caballería, los comandantes polacos apreciaron la importancia de la potencia de fuego relativamente temprano y el uso de infantería y artillería en apoyo de la caballería se generalizó.

La artillería de campaña se desplegaba en los huecos entre las unidades.

La infantería

Otro cambio importante en el ejército se debió a la mejora de la tecnología de armas de fuego, el arcabuz reemplazó rápidamente la ballesta en la infantería y la caballería.

La unidad típica polaca era la “rota” que equivalía a la compañía occidental, compuesta por unos 100 hombres, normalmente desplegaban en cuadros de 10 filas por 10 hileras, la primera fila estaba compuesta por hombres con escudos fuertemente blindados, seguidos por dos filas de lanceros (una hilera estaba mandada por un dziesietnik o suboficial al mando de 10 hombres. Los siguientes seis eran ballesteros (posteriormente arcabuceros) y la fila última era de lanceros. Obviamente, los ballesteros y arcabuceros no podían disparar por los que tenían delante, luego es probable que se agachasen para evitar ser alcanzados. Parece que las unidades de infantería no estaban organizadas uniformemente y el ejemplo anterior es solo para unidades de 100 hombres; se produjeron grandes diferencias en la composición de las rotas de infantería, variaron de 50 a más de 1.000, pero la mayoría tenía entre 100 y 200 hombres.

Cada rota estaba mandada por un rotmistrz y tenía un estandarte, y en el caso de infantería había un baterista (con un pequeño tambor en la cintura, golpeado con un solo mazo) y un gaitero.

El papel de la infantería y la artillería era debilitar al enemigo y preparar el camino para la caballería y también desorganizar los ataques enemigos. Aunque la infantería seguiría a la caballería para unirse al combate cuerpo a cuerpo, las batallas aún se decidían por cargas de caballería pesada y los números de infantería eran alrededor del 10-25% del ejército.

El tabor

Un aspecto importante de la guerra del este de Polonia fue el uso del tabor, o tren de bagajes fortificado, que los polacos adaptaron de los checos y cosacos un tren especialmente diseñado para uso táctico como fortaleza móvil. Era particularmente importante en los territorios orientales, donde había pocos pueblos o lugares fortificados. Tanto los carros como los caballos estaban protegidos por gruesas manteletes de madera, y los carros fueron adaptados para ser empujados y tirados, se podían juntar, y hasta 40 carros formaban un tren continuo, un equipo de dos caballos enganchados a cada carro, y uno de cuatro a cada cuarto. El uso principal de la batalla era como base fortificada. Los vagones, unidos en líneas dobles, formaban un oblongo, a menudo con artillería en las esquinas; los lados cortos del oblongo eran de una sola fila, con los equipos aún preparados, por lo que podrían abrirse repentinamente para una salida sorpresa por la caballería polaca. Una táctica muy exitosa, como, por ejemplo, en la batalla de Obertyn (1.530) donde los polacos vencieron a más de tres veces su número de valacos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/tabor-polaco-siglos-xv-xvi.png 1046w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/tabor-polaco-siglos-xv-xvi-300x80.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/tabor-polaco-siglos-xv-xvi-768x206.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/tabor-polaco-siglos-xv-xvi-1024x274.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/tabor-polaco-siglos-xv-xvi-100x27.png 100w
Tabor polaco siglos XV-XVI

El hetman Tarnowski utilizó el tabor repetidamente en victorias contra probabilidades abrumadoras y se le atribuye la modificación del tabor husita para adaptarse a los requisitos polacos.

El tabor era usado como una fortaleza a retaguardia para acoger a la caballería en caso de ser derrotada, o para reorganizarse después de cada carga.

Formación

Desde la Edad Media, la formación de batalla polaca básica fue la formación polaca antigua (Stare Urzadzenie Polskie), como se usó en la batalla de Tannenberg o de Grunwald, desplegaba la caballería pesada en el centro en dos líneas y la caballería ligera en las alas en dos líneas, a retaguardia estaba situada la reserva que estaba compuesta por las mejores tropas. Se usó con mucha flexibilidad, los hufs (regimientos) centrales estaban compuestos de caballería pesada y estaban bien espaciadas para permitir mucho espacio para maniobrar.

Las alas estaban generalmente compuestas por tropas más ligeras. Un aspecto importante de esta formación fue su capacidad para girar y enfrentarse a ataques de flanco o retaguardia. Los hufs (regimientos de caballería) eran unidades puramente tácticas usadas en el campo de batalla. El ejército era levantado por el voto del Sejm (parlamento polaco) que aumentaba los impuestos sobre la nobleza. El problema era que el Sejm estaba compuesto por nobles y eran muy reacios a imponerse impuestos, excepto por muy buenas razones.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-del-ejercito-polaco-a-la-antigua-forma.png 422w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-del-ejercito-polaco-a-la-antigua-forma-300x173.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-del-ejercito-polaco-a-la-antigua-forma-100x58.png 100w
Formación del ejército polaco a la antigua forma o Stare Urzadzenie Polskie.

Ejército polaco primera mitad del siglo XVI

A comienzos del siglo XVI, la mala disciplina de las fuerzas feudales había llevado a que el ejército se basara únicamente en mercenarios, aunque en tiempos de extremo peligro todavía se produciría un llamado general de las fuerzas feudales. El método para reclutar las unidades mercenarias (llamada rotación) fue mediante cartas de convocatoria, que se enviaron al comandante de la rotación y establecieron el tipo, tamaño, equipo y período de empleo de la unidad.

El comandante de la rota entonces reuniría a los nobles, quienes traerían con ellos tres o cuatro retenedores. El noble, sus retenedores y sus criados formaron un poczet (similar a la lanza occidental) que era la unidad más pequeña del ejército. Era responsabilidad del noble armar, equipar, pagar y suministrar el poczet por el cual era reembolsado por el estado. Los tamaños de rota variaban mucho, pero por lo general eran entre 50 y 100 hombres y eran las unidades organizativas más grandes del ejército.

En 1.526, la obrona potoczna (defensa continua) recibió una subvención financiera establecida y en 1.563 fue reemplazada por un pequeño ejército permanente de alrededor de 4.000 soldados, en su mayoría de caballería, y financiado por un impuesto trimestral sobre los ingresos de los estados reales. La caballería continuó siendo la principal fuerza de ataque del ejército, y los húsares ganaron prominencia sobre los caballeros y también se hicieron mucho más pesados.

En la Primera Guerra del Norte había dos auxiliares para cada caballero y el apoyo a la caballería pesada era la caballería ligera mayoritariamente cosacos, que estaban armados con arcos o arcabuces. La declinación de los caballeros continuó y en 1.576 formaron solo el 7% de la caballería.

En el siglo XVI se creó un verdadero ejército permanente, con sus armas y equipos proporcionados por el estado; contaba con el refuerzo de mercenarios alemanes, escoceses, húngaros, checos y holandeses, y en un conflicto a gran escala podía complementarse con masas de pequeña nobleza y milicias de campesinos. La reorganización incluía una administración efectiva y la división permanente del ejército en “rotas”, que correspondían a las compañías occidentales, estando compuestas oficialmente por 100 de infantería o 50 de caballería (más tarde, las rotas de caballería se llamarían “standards” y tenían hasta 200 hombres). No había una organización permanente más grande en ese período, aunque para la batalla se podían agrupar varias rotas en un “huf” de varios cientos hasta varios miles de hombres. Sin embargo, a diferencia de las compañías, las rotas eran solo unidades tácticas y las de caballería, en particular, conservaban su capacidad de acción independiente incluso cuando se incorporaban a una gran formación. Las rotas de infantería a menudo operaban independientemente.

Primeros húsares

Los húsares se originaron en unidades mercenarias de guerreros serbios exiliados. Los lanceros serbios, llamados gusars o usars, fueron utilizados para contrarrestar a los sipahi otomanos y la caballería deli yugoslava al servicio otomano. Los primeros húsares aparecieron en Hungría. Ya en 1.458, el rey húngaro Matías Corvino formó compañías de húsares ligeros para combatir a los turcos.

Hay dos versiones que explican la etimología de los nombres de este tipo de caballería. Según uno de ellos, el rey húngaro Matías Corvino, al crear formaciones de caballos para la protección contra los turcos, decidió llamar a uno de cada 20 nobles, quienes a su vez tenían que pagar los costos de mantenimiento de los reclutas y sus sirvientes militares. De ahí el origen de la palabra «húsar«: de la combinación de dos palabras húngaras: «Hus» (veinte) y «ar» (precio, tarifa). Según otra versión, esta es una palabra de origen serbio gusar y significa «ladrón». En el serbio moderno, la palabra “húsar” se conserva en el sentido de «pirata, corsario». Ambas versiones son bastante plausibles. La mención más antigua de húsares en documentos polacos data de 1.500, aunque probablemente estuvieron en servicio antes.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/primeros-husares-hungaros-al-servicio-de-los-polacos-principios-del-siglo-xvi.png 947w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/primeros-husares-hungaros-al-servicio-de-los-polacos-principios-del-siglo-xvi-300x188.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/primeros-husares-hungaros-al-servicio-de-los-polacos-principios-del-siglo-xvi-768x481.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/primeros-husares-hungaros-al-servicio-de-los-polacos-principios-del-siglo-xvi-100x63.png 100w
Primeros húsares húngaros al servicio de los polacos principios del siglo XVI

Los gusars serbios originales preferían sus armaduras ligeras y sus escudos balcánicos asimétricos (similares a los estradiotas albaneses), los usars polacos adoptaron el estilo húngaro de armaduras y armamentos, que incluía ropa acolchada, gorros, escudos, lanzas y sables.

Inicialmente, las primeras unidades de húsares en el reino de Polonia fueron formadas por el Sejm (parlamento polaco) en 1.503, que contrató a tres banderas de mercenarios húngaros. Pronto, el reclutamiento también comenzó entre los ciudadanos polacos.

El papel de los primeros húsares polacos, como el de sus homólogos serbio-húngaros, fue servir como caballería de choque ligera capaz de realizar ataques rápidos y huir. No eran tan caros como la caballería más pesada, y eran más prescindibles en combate. Durante la batalla de Orsha en 1.514, los primeros húsares polaco-lituanos desempeñaron un papel decisivo en la derrota de los moscovitas, pero no operaban de la misma manera que los posteriores húsares alados. En Orsha, no se esperaba que la caballería ligera lituano-polaca dominara en cuerpo a cuerpo prolongado, sino que lanzó ataques rápidos antes de retirarse y atraer a los moscovitas a una trampa.

Durante el llamado “período de transición” de mediados del siglo XVI, los húsares pesados reemplazaron en gran parte a los caballeros pesados que montaban caballos barbados, en las fuerzas de caballería polacas Obrona Potoczna que prestaban servicio en la frontera sur.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-ligeros-1514.png 871w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-ligeros-1514-248x300.png 248w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-ligeros-1514-768x928.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-ligeros-1514-847x1024.png 847w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-ligeros-1514-100x121.png 100w
Húsares ligeros 1.514. Se puede ver las lanzas empleadas, los escudos asimétricos con una escotadura para apoyar la lanza, y los sables tipo húngaro, aunque Autor R. Palacios-Fernández.

Los gorros de los húsares eran muy diversos. El más usado se asemejaba a un sombrero de copa, probablemente hecho de fieltro, con un tubo dorado debajo de la pluma. Algunos llevaban los gorros llamados maherki. Se asume que debajo de los gorros había una protección adicional en forma de una casco metálico o de cota de malla.

En la etapa inicial, los húsares prácticamente no usaban armaduras defensivas. Sin embargo, los gruesos dolman acolchados servían como armaduras blandas, comunes en el este y en Rusia. Pero las descripciones de las compañías de caballería que han sobrevivido hasta nuestros días muestran que pronto hubo cambios significativos en el armado de los húsares polacos, mencionan la kolczuga o cota de malla y el yelmo llamado pshilbitsa.

La caballería ligera

Los ballesteros montados se convirtieron en arcabuceros montados a principios del siglo XVI, y los húsares serían apoyados por algunos arcabuceros montados equipados de forma similar.

Las armas secundarias podían incluir el “koncerz” o espada recta larga, o para los lituanos una lanza corta, y algunas reemplazarían el arco por las pistolas o un arcabuz. El escudo estaba hecho madera de higuera entrelazadas y cubiertas con seda o con cuero.

La caballería ligera consistía, en primer lugar, de cosacos. Aquellos que vivían al oeste del Dnieper estaban bajo la soberanía polaca y conocidos como “cosacos leales”, aunque en realidad eran algo adictos a la rebelión. Llevaban gorros de piel, un caftán de manga larga, pantalones holgados y botas polacas, y portaban lanzas cortas, sable y arco o arcabuz, como protección llevaban la kolczuga (cota de malla) y la misiurka (yelmo de malla).

En segundo lugar, estaban los tártaros, en su mayoría asentados en Lituania. Podían llevar escudo redondo y lazo, así como armas secundarias. También se utilizaron valacos armados como los cosacos. Todos tendían a usar caftanes de color marrón claro, pantalones rojos y botas negras.

La infantería

La infantería comprendía la polaco-lituana, la mercenaria (principalmente alemana y húngara) y la cosaca zapóroga, era principalmente infantería de fuego y era muy útil en apoyo de la caballería, pero aún no formaba un arma independiente. La unidad organizativa más grande seguía siendo la rota, pero el término pulk se usaba para describir unidades bajo el mismo comandante.

Muy temprano en el siglo, la armadura de placas y las ballestas desaparecieron, y el uniforme del soldado de infantería normal o “drab” se estandarizó. La “rota” (compañía) de ese período a menudo formaba en un cuadro de diez por diez, estando en los primeros puestos los suboficiales con media pica de ocho pies (2,5 m), los segundos y los décimos armados con alabardas, el resto con ballestas y posteriormente arcabuces. El arma secundaria era el sable o el hacha ligera.

La artillería

Aunque al principio hubo una subvención fija del Sejm para la artillería, esta práctica declinó más tarde en el reinado de Segismundo Vasa y el número de cañones en el ejército real disminuyó. Su uso tendía a ser reservado para los asedios y solo un pequeño número de cañones ligeros fueron utilizados en el campo de batalla. La calidad del entrenamiento y la tecnología, sin embargo, se mantuvo relativamente alta y se formó una escuela para hombres de artillería que luego produjo algunos excelentes comandantes de artillería.

El mayor impacto en el ejército polaco fue la invasión de Prusia de Gustavo Adolfo con un ejército sueco reorganizado y bien entrenado. La poderosa superioridad de la potencia de fuego sueca, junto con las defensas de campo y las hábiles maniobras, hizo que la caballería polaca ya no estuviera en posición de derrotar a los suecos por sí mismos. Se notó la necesidad de un arma de infantería independiente, pero el Sejm obstaculizó los intentos de contratar grandes cantidades de piqueros y mosqueteros mercenarios de infantería, que no creían que su costo adicional en comparación con la infantería polaco-húngara estuviera justificado.

Formación

Formación de batalla polaca era conocida como la formación tradicional, con la caballería pesada en el centro, a ambos flancos la infantería, y la artillería entre ambas, y en las alas la caballería ligera. Aunque no se impusieron restricciones a los comandantes para mantener este sistema, se utilizó con gran flexibilidad, y se adaptaba a las necesidades del momento, aunque siguió en uso hasta 1.620.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-del-ejercito-polaco-a-la-antigua-forma-con-infanteria-y-artilleria-siglo-xvi.png 957w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-del-ejercito-polaco-a-la-antigua-forma-con-infanteria-y-artilleria-siglo-xvi-300x85.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-del-ejercito-polaco-a-la-antigua-forma-con-infanteria-y-artilleria-siglo-xvi-768x218.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-del-ejercito-polaco-a-la-antigua-forma-con-infanteria-y-artilleria-siglo-xvi-100x28.png 100w
Formación del ejército polaco a la antigua forma con infantería y artillería siglo XVI.

Ejército polaco segunda mitad del siglo XVI

La infantería

Hacia la segunda mitad del siglo, la cota de malla había desaparecido, y la infantería llevaba el uniforme conocido como “Drabante”. Un abrigo largo, abierto hasta la cintura a cada lado para facilitar montar a caballo, para se llevaba sobre una túnica y pantalones ajustados. La parte inferior delantera eran levantados y sujetados con el cinturón. Un sombrero plano con adornos de piel sustituyó al casco. El abrigo era comúnmente azul claro con forro rojo, pantalones negros, zapatos negros o marrones.

Los suboficiales de infantería de infantería conservaron sus medias picas, el resto con arcabuces o mosquetes: las alabardas fueron utilizadas en gran medida por los guardias de corps.

Entre los mercenarios, la infantería húngara, como la polaca, tenía 10 por ciento de medias picas, 90 por ciento armas de fuego, mientras que la infantería alemana eran piqueros protegidos y arcabuceros sin protección, salvo los morriones.

La infantería campesina o wybraniezca que se traduce como reclutada, fue creada por el rey Esteban Bathory, por el cual un infante completamente equipado debía ser proporcionada por cada 20 lan (acres) polacos de tierra en todos los estados reales. Bathory esperaba reclutar por este sistema 15.000 soldados, pero la falta de compromiso de los gobernantes locales y el rechazo de los granjeros hizo que se reclutaran solo unos 2.000, que fueron empleados principalmente en las campañas moscovitas, produciéndose numerosas deserciones. La mayoría eran arcabuceros, con gorra de piel, caftán marrón con adornos de piel y capucha, sobre la túnica y los pantalones de lino blanco cremoso y botas altas.

Los haiduks que deriva de la palabra turca haidud que significa merodeador, llegaron a Polonia vía Hungría, y fue adoptado como modelo estándar de la infantería polaca. Los mejores procedían de los montes Cárpatos y del sur de Polonia. Estaban organizados en rotasy normalmente portaban armas de fuego, actuando como apoyo a la caballería, y rara vez se enfrentaban en combate cuerpo a cuerpo. A veces tuvieron éxito en el enfrentamiento contra piqueros y arcabuceros, como en la batalla de Luvieszóv (1.577), donde los haiduks de Bathory fueron capaces de poner en fuga a 6 compañías de mercenarios knecht alemanes. Tras la guerra con los suecos, comenzó su decline al adoptar las tácticas occidentales de la pica y mosquete, y en 1.665 habían caído fuera de uso.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-en-1581-durante-el-asedio-de-psok.png 993w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-en-1581-durante-el-asedio-de-psok-300x214.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-en-1581-durante-el-asedio-de-psok-768x548.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-en-1581-durante-el-asedio-de-psok-100x71.png 100w
Ejército polaco en 1.581 durante el asedio de Psok: 1 infante lituano con arma de fuego y sable; 2 húsar comrade 1.560-90, siguieron llevando el escudo hasta 1.680; 3 oficial húngaro haiduk 1.577; 4 infante húngaro haiduk 1.577. Autor Angus McBride

Los húsares

El 75 por ciento del ejército polaco en esta época era caballería. Los lanceros totalmente blindados sobrevivieron hasta la década de 1.580, aunque habían abandonado la armadura de los caballos (barda) en la década de los 50, pero junto a ellos creció el número de los famosos “husares”, que seguía siendo caballería no protegida con lanza, sable y escudo escudo turco, aunque el tipo polaco-lituano establecido a mediados del siglo llevaba el cota de malla y el casco, eran conocidos por el acrónimo p.p.t.d (pancerz, przylbica, tarcza, drzewo) que significa cota de malla, yelmo, escudo y lanza. Posiblemente en el escudo llevasen ya las alas al igual que los delis.

En 1.576 Esteban Bathory fue elegido rey de Polonia, estandarizó el equipo de los húsares para formar su guardia personal con unos 500 húsares transilvanos y húngaros.

Para la década de 1.580, habían adoptado una coraza por encima de la cota y habían reemplazado completamente al caballero de armadura completa, que desapareció. El húsar de este período, y además de su sable o llevaría una espada larga y recta o “koncerz” (usado contra oponentes blindados), kopia o lanza larga con gallardete (banderín), martillo de guerra “nadziak” y abandonaron el escudo, por lo que es posible que las alas pasaran al brazo izquierdo y posteriormente a la silla en el lado izquierdo para no interferir con el uso de la kopia o lanza.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1590.png 891w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1590-245x300.png 245w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1590-768x941.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1590-836x1024.png 836w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1590-100x123.png 100w
Equipamiento de un húsar towarzysz en 1.590. 1 equipo estilo húngaro; 2 coraza de laminas con gorguera; 3 yelmo con protector nasal y protector de nuca; 3a forro de cuero; 4 cota de malla o kolczuga; 5 martillo de guerra o czekan; 6 sable; 7 vaina con correas de ajuste al cinto; 7a adornos; 8 empuñadura con fiador o temblak; 9 botines; 10 espuelas, las espuelas largas eran usadas en desfiles. Autor Velimir Vuksic

La unidad de los húsares era la rota o compañía, el rotmistrz o capitán era un noble con una riqueza como mínimo de varios poblados, para asegurarse el Seym de que podía hacerse cargo del coste de la unidad.

El rotmistrz hacía un contrato conocido como “carta de reclutamiento” que normalmente estaba firmada por el rey y le autorizaba a formar una rota de 100, 120 o 150 jinetes: la rota de la guardia de corps de los hetmans era de 200 o incluso 300, la del rey llegaba a los 500 efectivos.

El rotmistrz contrataba a varios towarzyszes o compañeros, cada uno de los cuales reunía su pocket (lanza), que comprendía el towarzysze (caballero) y varios pacholiks (retenedores), que eran un máximo de 7 en el siglo XVI, 2 en el XVII y uno en el XVIII, ademas debía aportar un número de sirvientes. Los pacholiks procedían de la szlachta o nobleza menor.

Los towarzyszes o compañeros cuidaban de su pocket o lanza y de sus bagajes. El segundo en el mando de la rota era el porutcznik o teniente, además en la rota había un chorazy o portaestandarte, varios trompeteros y tamborileros.

Varias rotas formaban un huf (regimiento), que alcanzaba los 1.500 efectivos y formaban en 4 filas. Durante el enfrentamiento con los suecos para evitar los efectos de la artillería, redujeron su tamaño a 300 o 400 efectivos, con pancerni a los flancos, finalmente se redujeron a 3 filas en 1.620, al reducir el tamaño de los pocket.

Ejército polaco primera mitad del siglo XVII

Reorganización de Vladislao IV Vasa (1.632-33)

Cuando Vladislao IV Vasa fue coronado rey, ya era un soldado experimentado. En su juventud había participado en las campañas Moscovita de Chodkiewicz (1.617-18) y Chocim (1.621). En la batalla de Chocim mandó un regimiento que superaba los 10.000 hombres, de los cuales alrededor de la mitad eran infantería alemana mercenaria. Más tarde, Vladislao se embarcó en una gran gira por Europa, estudiando técnicas militares, fortificaciones y arsenales en Alemania, Bélgica y Holanda. En Breda fue invitado por el general español Ambrosio de Spinola, quien estaba asediando la ciudad, y vio los últimos métodos de guerra de asedio y el uso de una poderosa artillería. Conocía bien la gran calidad de la caballería polaca, y decidió ampliar y mejorar esas armas y los métodos de guerra que anteriormente se habían sido consideradas de segunda categoría, a saber, infantería, artillería y fortificaciones. Con eso en mente, formó un aumento de la cudzodziemski o sección extranjera.

La sección extranjera o cudzodziemsk

Consistía principalmente en infantería de picas y mosquetes, vestida, equipada y organizada siguiendo a la infantería alemana. También fue, al menos inicialmente, mandada principalmente por alemanes. Los regimientos variaban de 4 a 8 compañías, con dos mosqueteros por cada piquero y los piqueros permanecía en el centro flanqueados por los mosqueteros. Los dragones también formaban parte de la sección extranjera. Eran idénticos a la infantería, excepto que viajaban a caballo y, por lo tanto, eran especialmente útiles para apoyar a la caballería cuando realizaba incursiones rápidas y raids.

También había caballería, que de nuevo se inspiró en los alemanes e incluía arcabuceros, coraceros y caballería más ligera llamada rajtaria, similar a la caballería sueca «ligera». La palabra rajtar es la polaca para reiter y se usó para cubrir el estilo occidental, la caballería armada con pistola, ya fuera mercenaria, alemana o polaca. Su vestimenta y equipo fueron importados de Alemania, pero utilizaron formaciones menos profundas de cuatro filas y no usaron la táctica de la caracola. Aunque esta sección fue llamada extranjera, la gran mayoría de las tropas eran polacas.

La Sección Nacional de Húsares al alivio de Smolensko 1.634

Esta sección estaba compuesta principalmente por caballería y estaba poco modificada. Los húsares entonces cargaban en tres filas, con poczets de más de tres que están prohibidos, aunque todavía se encuentran. La caballería más numerosa eran los cosacos.

Una característica importante de la sección nacional era su gran campamento, debido a que su suministro se basa en el poczet (equivalente a la lanza occidental). Esto significaba un número mucho mayor de comerciantes, sirvientes y seguidores de los campamentos en comparación con la sección del campamento de las tropas extranjeras.

Los estándares de diferentes tipos de tropas se formaban en regimientos, usualmente los cosacos blindados con la caballería ligera o los húsares. La infantería de tipo polaco-húngaro entonces era poco utilizada y generalmente solo formaba unidades de guardia.

La artillería

Vladislao amplió enormemente el tamaño de la artillería, estandarizando calibres y creando muchos nuevos cañones. Estableció un segundo impuesto de Kwarta para garantizar que la artillería permaneciera bien equipada y, para la década de 1.640, solo el ejército real tenía alrededor de 350 cañones y morteros, de los cuales más del 40% habían sido fabricados recientemente. Se establecieron nuevos arsenales y se formó el puesto de comandante de artillería en 1.637. En imitación de los suecos, también introdujo cañones de regimiento de tres a seis libras.

Con la introducción de una fuerte brazo de infantería, la principal formación de batalla cambió. El rey Vladislao IV Vasa usualmente formaba su ejército en tres líneas: un frente, un cuerpo y una retaguardia de reserva. Cada línea estaba compuesta por infantería en el centro y caballería en las alas. La mayor proporción de la infantería estaba en el frente, mientras que la mayor parte de la caballería estaba en reserva. La caballería extranjera a veces se mezclaba con la infantería. Aunque esta formación permitía poca maniobrabilidad, a diferencia de la antigua formación de batalla polaca, tenía una fuerza defensiva muy poderosa debido a su poder de fuego. La mayor parte de la caballería en las alas era de la sección nacional y formaba profundas formaciones formando una poderosa fuerza de ataque.

Tras las reformas de Vladislao, la infantería, que aumentó en reclutamiento e importancia, reemplazaría el arcabuz por el mosquete, y para mediados de siglo la infantería polaca estaba adoptando el nuevo uniforme de color azul claro, con cuello rojo, adornos, bandas, pantalones y botas negras; el hacha berdishe a dos manos se duplicó.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/haiduks-polacos-1600-25-1024x707.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/haiduks-polacos-1600-25-300x207.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/haiduks-polacos-1600-25-768x530.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/haiduks-polacos-1600-25-100x69.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/haiduks-polacos-1600-25.png 1127w
Haiduks polacos 1600-25: 1 Haiduk arcabucero; 2 dziesietnik o suboficial jefe de un pelotón de la compañía Gostomski 1605; 3 gaitero de la guardia de la ciudad de Stradom 1605; 4 rotmistrz o capitán de la compañía; 5 escudero del rotmistrz. Autor Angus Mcbride

En cuanto a la caballería, los húsares se volvieron aún más pesados y más recargados, con una armadura de tres cuartas partes similar a la de los coraceros occidentales y pistolas, las plumas fueron pasadas a la espalda del jinete. Tres nuevos tipos de caballería fueron introducidos:

  • Los arcabuceros montados al estilo extranjero fueron agregados a la caballería pesada; llevaban casco y coraza y portaban arcabuces, un par de pistolas y un estoque. 
  • Los rajtars copia de los reiters formaron la caballería media, que dependía principalmente del poder de sus armas de fuego y estaban armados con una espada y dos pistolas. Vestían de forma sencilla, al estilo de sus prototipos suecos, con sombrero de fieltro de ala ancha, cuello ancho blanco, abrigo de cuero, pantalón rojo y botas anchas hasta la rodilla de cuero liso.
  • Los dragones llevaban un mosquete, dos pistolas, hacha y sable, y se mantuvieron principalmente como infantería montada hasta finales del siglo XVII. Su túnica lisa era roja para la mayoría de las unidades, y azul para unas pocas, pantalón negro, botas color canela de cuero liso. Se distinguían de sus equivalentes occidentales por sus gorras, del estilo cosaco.

Formaciones

A primeros del siglo XVII, la formación habitual de un ejército polaco era la formación de cuernos. Desplegaban con la caballería pesada en el centro, la infantería en los flancos, a continuación la caballería media y en las alas la caballería ligera. La artillería desplegaba entre las formaciones. Los polacos generalmente comenzaban la batalla con un ataque débil de un ala para fijar la atención del enemigo. A continuación, la caballería ligera comenzó a envolverlo, haciendo que sus fuerzas se agruparan. Los húsares pesados en tres filas de profundidad, cargaban contra el grueso del enemigo, la brecha así abierta era explotada por la caballería media, formados en cuatro filas de profundidad. Finalmente, la caballería ligera tomaba la persecución. Sin embargo, sus tácticas eran muy variables, en función de la flexibilidad conferida por su organización de caballería y la imparable carga a galope de la caballería pesada y media.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-polaca-en-cuerno-siglo-xvii-1024x246.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-polaca-en-cuerno-siglo-xvii-300x72.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-polaca-en-cuerno-siglo-xvii-768x185.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-polaca-en-cuerno-siglo-xvii-100x24.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/formacion-polaca-en-cuerno-siglo-xvii.png 1111w
Formación polaca en cuerno siglo XVII.

Ejército polaco segunda mitad del siglo XVII

La caballería

Caballería media

Durante los años críticos 1.655-62, el número de húsares se redujo a apenas un 5-7%, mientras que el número de caballería ligera creció a una proporción bastante grande. Esto se debió a la facilidad de criar una caballería típicamente polaca de la gran población noble (la nobleza formó alrededor del 10% de la población de Polonia). Era esencialmente un tipo de llamada medieval e informal y no necesitaba el alto gasto de capital de la infantería y los húsares (es decir, entrenamiento, equipo, suministros, etc.). Debido a esto, los números de la caballería ligera se restringieron posteriormente y, durante el reinado de Sobieski, se fijaron como un máximo del 20% de la caballería, con pancerni en el 60% y húsares el 20% restante. Los regimientos de caballería se formaron en la proporción de una bandera de húsares y tres pancerni o caballería media, mientras que la caballería ligera se formaba en regimientos propios, aunque a veces con una bandera de pancerni.

Usaron un cota de malla o pancerz, de ahí su nombre, misiurka o yelmo de malla, escudo redondo tipo turco o karkan, sable polaco o szabla, espada larga recta o koncerz, arco compuesto, armas de fuego como pistolas de chispa, mosquetes y carabinas. A veces usaban un nadziak o martillo de guerra, czekan o hacha de guerra, una lanza ligera o dzida de 1,8 a 2 metros.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polaco-siglo-xvii-1024x762.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polaco-siglo-xvii-300x223.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polaco-siglo-xvii-768x572.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polaco-siglo-xvii-100x74.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polaco-siglo-xvii-160x120.png 160w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polaco-siglo-xvii.png 1115w
Pancerni polaco siglo XVII, lleva cota de malla o pancerz, de ahí su nombre, misiurka o yelmo de malla, escudo redondo tipo turco o karkan, sable polaco o szabla, espada larga recta o koncerz, arco compuesto, y lanza ligera o dzida de 1,8 a 2 metros

Los pancerni y la caballería ligera a menudo usaban lanzas o rohatyna de 2,5 a 3,5 m de largo, y después de 1.677 todos portaban esta lanza.

Dado que los húsares eran una proporción mucho más pequeña del ejército en comparación con el reinado de Vladislao, los pancerni se convirtieron en la principal caballería pesada. Los pancerni eran una fuerza muy flexible adecuada para una amplia variedad de roles. La caballería ligera fue utilizada para reconocimiento, persecución y hostigamiento. Toda la caballería llevaba pistolas y la mayoría tenía arcos y mosquetes, aunque su principal método de lucha era con sables y lanzas.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/caballeria-media-polaca-siglo-xvii-1024x710.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/caballeria-media-polaca-siglo-xvii-300x208.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/caballeria-media-polaca-siglo-xvii-768x532.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/caballeria-media-polaca-siglo-xvii-100x69.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/caballeria-media-polaca-siglo-xvii.png 1029w
Caballería media polaca siglo XVII: 1 oficial polaco 1.640, lleva ropas de noble con sable y martillo de guerra; 2 pancerni cosaco finales siglo XVII con pancerz o cota de malla, misiurka o yelmo de cota de malla, arco, lanza, sable y en la silla escudo redondo o kalkan y pistolas. Autor Angus McBride
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polacos-hablando-con-una-paisana-1024x518.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polacos-hablando-con-una-paisana-300x152.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polacos-hablando-con-una-paisana-768x389.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polacos-hablando-con-una-paisana-100x51.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/pancerni-polacos-hablando-con-una-paisana.png 1600w
Pancerni polacos hablando con una paisana. Autor Władysław Szerner
Los húsares o caballería pesada

Los húsares se mantuvieron casi igual que en el reinado de Vladislao, aunque ahora solo cargan en dos filas. Sin embargo, comenzaron a vestirse más elaboradamente y hubo una moda para usar la armadura “karacena”, que era un tipo de armadura de escamas. Durante la crisis de 1.650 y 1.660 el uso de las plumas cayó en desuso, pero en la campaña de Viena de 1.683 volvieron a usarse en la espalda con dos ejes.

Normalmente las plumas no se llevaban a diario, iban transportadas en el tren de bagajes, se ponían para las paradas o para el combate.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1680.png 835w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1680-235x300.png 235w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1680-768x979.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1680-804x1024.png 804w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/equipamiento-de-un-husar-towarzysz-en-1680-100x127.png 100w
Equipamiento de un húsar towarzysz en 1680: 1 húsar en uniforme viejo estilo con piel; 2 detalle de las plumas; 3 coraza con yelmo; 4 unión de las placas de la coraza; 5 adorno de cruz; 6 adorno de la Virgen con el niño; 7 espada resta larga o koncerz; 8 empuñadura de sable tipo Karabela; 9 corte de pelo principios del siglo XVII; 10 corte de pelo 1.640-50; 11 corte de pelo en 1.670. Autor Velimir Vuksic
Caballería ligera

Estaba compuesta en su mayoría por cosacos y tártaros lituanos.

La infantería

Había tres tipos de infantería: la polaco-húngara, la sección extranjera y los dragones. Wladyslaw había formado un brazo de infantería moderna e independiente con su reorganización del ejército y  la infantería polaca formaba alrededor del 50% del ejército y con frecuencia alcanzó hasta el 60%. Aunque no era tan alto como en los ejércitos de Europa Occidental, esto se debía a las diferentes circunstancias de Polonia: grandes fronteras abiertas hacia el este.

La infantería polaco-húngara

Estas tropas se alteraron poco durante este periodo. En la década de 1.660 cambiaron de su formación de nueve o diez filas a una de seis filas. Por lo general, se reclutaban en las provincias del sur y los verdaderos húngaros eran raros. Aparecieron solo en pequeñas cantidades y usualmente estaban junto al hetman. En la batalla solían colocarse detrás del tabor o las fortificaciones y a menudo formaban guarniciones en fuertes. Siguiendo el modelo de estas unidades, se formaron unidades de cosacos, aunque se encontraron en la segunda mitad del siglo XVII de dragones polacos en ejércitos privados.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/infantes-polacos-a-la-hungara-siglo-xvii.png 926w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/infantes-polacos-a-la-hungara-siglo-xvii-300x213.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/infantes-polacos-a-la-hungara-siglo-xvii-768x545.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/infantes-polacos-a-la-hungara-siglo-xvii-100x71.png 100w
Infantes polacos a la húngara siglo XVII un suboficial y dos mosqueteros, llevan el abrigo largo drabante, que se ataba al cinturón

En 1.683 el rey polaco Jan III Sobieski formó la primera unidad de jenízaros polacos, la primera rota (compañía) fue formada por cautivos que se ofrecieron voluntarios para cambiar de bando. La segunda compañía se pasó al servicio de los polacos incluidos los oficiales. Posteriormente hubo unidades polacas que se vestían como jenízaros, y estaban armados con mosquete y espada. Normalmente formaban unidades de guardaespaldas.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/guardia-de-corps-del-rey-jan-sobieski-1024x691.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/guardia-de-corps-del-rey-jan-sobieski-300x202.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/guardia-de-corps-del-rey-jan-sobieski-768x518.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/guardia-de-corps-del-rey-jan-sobieski-100x67.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/guardia-de-corps-del-rey-jan-sobieski.png 1098w
Guardia de corps del rey Jan Sobieski: 1 el rey Jan Sobiesky en 1676 vistiendo a la polaca; 2 jenizaro de una de las dos compañías; 3 reiter de Dravante que en ocasiones realizaron funciones de guardia de corps. Autor Angus McBride
Los dragones

Los dragones fueron empleados ampliamente, especialmente en las llanuras abiertas del sur, donde la movilidad era tan importante. Permanecieron montados en infantería hasta finales del siglo XVII. Las unidades de dragones variaron de 200 a 600 hombres, aunque algunos, como los regimientos de Czarniecki, Bockuma y Potocki, llegaron hasta 1.000 hombres. Llevaban mosquetes más ligeros que la infantería, así como sables y hachas. Los dragones eran las tropas favoritas de Sobieski y él a menudo vestía su uniforme, a veces también los llevaba a pie a la batalla, con los piqueros polacos a finales del siglo XVII como en la batalla de Chocim (1.673).

La infantería extranjera

Los grandes regimientos del período de Vladislao IV, de 1.000 a 1.600 en 8 a 10 compañías en teoría, se redujeron en 1.660 a las más pequeñas con 600 efectivos sobre el papel, 500 reales en 6 o menos compañías. Los regimientos más pequeños se reunieron en brigadas de 2 a 3 regimientos. Al principio, la infantería extranjera llevaba un uniforme de estilo alemán o sueco y estaba principalmente formada por alemanes, aunque la mayoría de las tropas eran polacas. En la década de 1.660, la mayoría de los oficiales eran polacos y los uniformes también se modificaron, de modo que en la década de 1.670 la mayoría de las tropas «extranjeras» llevaban uniformes de estilo polaco. La armadura de los piqueros desapareció a finales de 1.650. Estaban armados con mosquetes holandeses o con picas en proporción 2 a 1, y como arma secundaria estoques o sables.

A principios de la década de 1.670, la infantería comenzó a usar hachas, que se utilizaron como arma cuerpo a cuerpo, como apoyo del mosquete y también para la construcción de defensas de campo. La longitud de estas hachas es desconocida pero se puede suponer que su longitud era tan larga como un resto de mosquete (que era de al menos 1,2 metros), se transportaba en una correa y colgada al hombro. Reemplazó al resto de armas secundarias como espadas y sables. El número de piqueros se redujo, y se siguieron utilizando hasta la introducción del fusil y la bayoneta (que comenzó en la década de 1.690).

Las granadas se hicieron populares y se encontraban en grandes cantidades en las fortalezas y arsenales de finales del siglo XVII, aunque su uso estaba restringido principalmente a los asedios. Laskowski menciona la introducción de los granaderos por parte de Sobieski en 1.667.

Las tácticas de la infantería se mantuvieron similares a las empleadas por otros ejércitos con las picas y mosquetes, aunque a partir de la década de 1.670 su capacidad ofensiva mejoró con la introducción de las hachas. Sobieski también introdujo el disparo en salvas solo después de que el enemigo hubiera disparado y luego cargaban cuerpo a cuerpo. Estaban en formaciones lineales para maximizar la potencia de fuego, aunque parece que sus formaciones en el campo de batalla eran más profundas que en Europa Occidental (para permitir el fortalecimiento de la primera línea con líneas sucesivas de tropas frescas. En defensa a menudo utilizaban defensas de campo, especialmente movimientos de tierra como defensa contra la artillería y la caballería.

Desde el período de Vladislao hasta Sobieski, la infantería «extranjera» era inferior a la infantería sueca o holandesa, pero al menos igual a la infantería alemana. Era superior a la infantería turca, que perdía fácilmente la cohesión, y la infantería moscovita, que aunque intentaron seguir el modelo occidental tuvo poco éxito. Se describió a la infantería polaca, que aunque en harapos tenían una tenacidad incomprensible.

Después del Diluvio, junto con los húsares, se encontraban entre las tropas más disciplinadas del ejército polaco. Dalerac, que vio al ejército polaco durante la campaña de Viena, escribió que «la infantería en Polonia generalmente se encuentra en un estado miserable, peor aún que en España e Italia. Algunos llevan sombreros, otros gorras de piel, algunos con abrigos y otros sin. No tienen espadas, pero tienen hachas de dos manos, lo que me parece que usan magníficamente. Los soldados llevan las hachas colgadas en la espalda. Aunque están espantosamente vestidos, estos soldados son indescriptiblemente valientes, soportando muchas penurias, hambre, frío y palizas «.

La proporción de los distintos tipos de infantería en el ejército polaco entre 1.633-98 era de entre el 54 y el 77 por ciento de infantería extranjera; entre el 5 y el 22 por ciento de infantería polaca y entre el 15 y el 30 de dragones.

La artillería

La amplia artillería de la época de Vladislao IV se perdió en gran medida durante las derrotas en las batallas de Korsun, Pilawa y Batoh, y para 1.654 se había reconstruido a unos 600 cañones, pero nuevamente la mayoría se perdió, esta vez durante la invasión sueca. Fue solo parcialmente reconstruido después y no alcanzó su gran número anterior durante este período.

El nivel de entrenamiento y dirección de la artillería fue y se mantuvo relativamente alto. Las unidades de infantería y dragones se organizaron específicamente para proteger la artillería, especialmente durante las marchas. En 1.673 se formó un regimiento separado, bajo el mando del general de artillería, cuya función era proteger la artillería.

Fortificaciones

Las fortificaciones fueron grandemente reconstruidas y mejoradas durante el reinado de Vladislao IV y las defensas de campo jugaron una parte cada vez más valiosa de las tácticas de batalla polacas (especialmente cuando se enfrentan a fuerzas enemigas abrumadoras). Sin embargo, el Diluvio causó una gran cantidad de daños a las fortificaciones y sobre todo a tesorería de Polonia, lo que significó una disminución en la construcción de fortificaciones y mejoras. Para 1.661, el ejército no podía permitirse asediar ninguna fortaleza oriental, aunque todavía sabía que «el cañón asegura la fortaleza de las fortalezas y las fortalezas temen al cañón sobre todo» (A.M. Fredro).

El ejército polaco final del siglo XVII

Polonia no pudo mantenerse al día con el avance en tecnología militar y tácticas que se produjo en el resto de Europa. Si bien aún podría reunir grandes fuerzas y de buena calidad para una campaña, no podía permitirse mantener un gran ejército permanente que estaba extendido en otros lugares. Debido a problemas con las finanzas, la artillería y las fortificaciones también sufrieron y las armas como los mosquetes de chispa y las bayonetas tardaron mucho tiempo en introducirse. La caballería nacional se hizo cada vez más disciplinada, mientras que los húsares perdieron sus lanzas y usaron mosquetes.

Medio siglo de guerra continua había tenido efectos adversos en el espíritu del ejército. Aunque la Mancomunidad todavía podía levantar un ejército fuerte, como en la campaña de Viena en 1.683, su disciplina y moral definitivamente habían sufrido y la muerte de muchas de las mejores tropas no ayudó.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-polacos-en-1683--rota-del-principe-sobieski-en-viena.png 825w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-polacos-en-1683--rota-del-principe-sobieski-en-viena-229x300.png 229w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-polacos-en-1683--rota-del-principe-sobieski-en-viena-768x1008.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-polacos-en-1683--rota-del-principe-sobieski-en-viena-780x1024.png 780w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/husares-polacos-en-1683--rota-del-principe-sobieski-en-viena-100x131.png 100w
Húsares polacos en 1683. Rota del príncipe Sobieski en Viena: 1 portaestandarte o chorazy; 2 towarzysz o compañero, lleva una armadura completa de buena calidad, doble armazón de plumas; 3 retenedor o pacholik con amadura de inferior calidad y un armazón de plumas; 4 trompetero no lleva armamento y lleva un gorro de lana. Autor Velimir Vuksic

Después de la muerte de Sobieski en 1.696, comenzó el reinado de los despóticos reyes sajones. Polonia se convirtió en un campo de batalla para las guerras de otros países y su ejército no ganaría otra batalla solo hasta 1.792, o una guerra hasta 1.920.

«Mientras el húsar mantiene su lanza, el polaco seguirá siendo el amo del campo, cuando la lanza muera, la virtud de Polonia muere» (A.M. Fredo).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-campanas-1685-91-en-moldavia-valaquia-y-hugria.png 1044w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-campanas-1685-91-en-moldavia-valaquia-y-hugria-267x300.png 267w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-campanas-1685-91-en-moldavia-valaquia-y-hugria-768x864.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-campanas-1685-91-en-moldavia-valaquia-y-hugria-911x1024.png 911w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/ejercito-polaco-campanas-1685-91-en-moldavia-valaquia-y-hugria-100x112.png 100w
Ejército polaco campañas 1685-91 en Moldavia, Valaquia y Hugría:
1: el gran hetman Estanislao Joblonowski (1682-1702) con armadura de escamas tipo karacena; 2 porta buńczuk, este estandarte es una evolución del turco tug o cola de caballo, y distinguía a los hetmans, el portador lleva una armadura mixta karacena y placas. Autor Angus McBride
Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-13. Última modificacion 2021-04-25.
Valora esta entrada