Edad Moderna Guerras polaco-suecas (1558-1661) Guerra polaco-sueca (1626-29)
Guerra polaco-sueca (1626-29)

Operaciones 1.626

Antes del final de la tregua, Gustavo Adolfo inició conversaciones con Moscú y el imperio Otomano, esperando un ataque de la mancomunidad Polaco-Lituania. Además, envió a sus enviados a Sich, tratando de incitar a los cosacos zaporozhianos, que eran súbditos polacos, a atacar a Turquía y provocar otra guerra polaco-otomana.

Gustavo y Segismundo no quisieron alcanzar una paz permanente para reemplazar la tregua existente, por lo que Gustavo llegó nuevamente con su ejército a la desembocadura del Dwina en mayo de 1.625 con un ejército de unos 20.000 hombres a bordo de unos 76 barcos.

Su ejército entró en una fase de rápido avance siguiendo tres direcciones:

  • La primera hacia Curlandia, en la costa báltica, para tomar los puertos de Ventspils (Windau) y Liepaja (Libau). 
  • La segunda con el cuerpo principal de unos 10.000 efectivos hacia Koknese (Kokenhausen), más al interior. El ejército marchó aguas arriba por el río Daugava y asedió a Koknese, capturándolo después de dieciséis días de asedio el 15 de julio de 1.625, seguida por el castillo de Birze (actual Birzai) un mes después el 7 de septiembre, después de una valiente defensa de la guarnición. 
  • La tercera tercera hacia Dorpat (actual Tartu), al norte, que fue capturada el 27 de agosto, por Jakob de la Gardie, y poco después, a Mitau.

El intento de un coronel polaco de retomar Riga con 2.000 hombres fue rechazado. Las fuerzas polacas evitaron que Gusav Horn capturara Dunaberg (Daugavpils moderno). Gustavo ahora resolvería tomar la iniciativa contra las fuerzas terrestres enemigas, concentradas hacia el sur.

A principios de septiembre de 1.625, las fuerzas suecas invadieron el gran ducado de Lituania y capturaron a Birze (actual Biržai) el 7 de septiembre. Este éxito cortó los lazos entre las guarniciones polaco-lituanas que quedaban en Livonia y las estacionadas en Lituania, ya que Suecia ahora controlaba la línea del río Daugava. Además, el 27 de septiembre Suecia capturó la fortaleza de Bauska.

Los éxitos suecos también fueron posibles debido a un amargo conflicto entre dos poderosos hetmans lituanos, Krzysztof Radziwiłł y Lew Sapieha. Como resultado, las fuerzas armadas de ambos líderes no se unieron y operaron por separado, lo que puso a la Mancomunidad en desventaja.

Batalla de Wallhof o de Wallmoja (7 de enero de 1.626)

El canciller de Lituania, Jan Stanislaw Sapieha, con unos 1.525 jinetes, 3.425 infantes y 5 cañones, marcharon rápidamente al suroeste de Koknese (Kokenhausen) en el valle Wallmoja (Wallhof), al sur de Letonia, a medio camino entre Bauska y Koknese. Gustavo al enterarse, realizó una marcha forzada con unos 3.100 hombres seleccionados (2.100 hakkapeliita o jinetes ligeros finlandeses, y alrededor de 1.000 mosqueteros) y 6 cañones ligeros, recorrió unos 50 km en 36 horas en un terreno difícil, cayó rápidamente sobre la fuerza de Sapieha, que fueron sorprendidos. Los suecos atacaron el campamento lituano al amanecer y, estaban prevenidos pero no totalmente preparados. Dado que el campamento estaba ubicado entre dos bosques, la caballería lituana no pudo envolver a los suecos. En cambio, los suecos usaron el bosque para disparar sobre la carga de caballería lituana.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-wallhof-o-de-wallmoja-7-de-enero-de-1626-1024x283.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-wallhof-o-de-wallmoja-7-de-enero-de-1626-300x83.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-wallhof-o-de-wallmoja-7-de-enero-de-1626-768x212.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-wallhof-o-de-wallmoja-7-de-enero-de-1626-100x28.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-wallhof-o-de-wallmoja-7-de-enero-de-1626.png 1326w
Batalla de Wallhof o de Wallmoja (7 de enero de 1.626). Plano de la batalla

Gustavo apareció en batalla con la infantería en el centro y la caballería en los flancos. Los polacos sorprendidos intentaron volver a desplegarse, pero en ese instante Gustavo atacó con su caballería apoyada por mosqueteros y cañones ligeros. La famosa caballería polaca fue dispersada y derrotada.

Los polaco-lituanos fueron derrotados, y huyeron con la pérdida de 3 de sus cañones y todos los carromatos de transporte. Las pérdidas polacas se estiman en unos 1.000 muertos y heridos y 150 prisioneros, mientras que las suecas fueron 1 muerto y dos heridos. Fue la primera vez que la caballería sueca se imponía a la caballería polaca. Gustavo Adolfo utilizó la nueva táctica, una estrecha cooperación entre infantería, caballería, y artillería.

Batalla de Gniew o de Mewe (22 de septiembre al 1 de octubre de 1.626)

Antecedentes

Después de la conquista sueca de Livonia en de julio de 1.626, las tropas suecas desembarcaron con la fuerza de unos 13.000 hombres y 80 cañones, en el puerto de Piława del duque de Prusia, George Wilhelm, que era vasallo del rey polaco, pero también cuñado del rey de Suecia.
Piława no ofreció ninguna resistencia que, junto con la actividad subsiguiente de los soldados prusianos y la actitud de George William, formaron la base de las acusaciones de traición que los polacos les imputaron. Los suecos iniciaron una marcha rápida desde Piława en dirección suroeste, hacía el río Vistula, recorriendo varios pueblos pequeños en el camino, así como la segunda ciudad más importante de Prusia, Elbląg. Las tropas recién desembarcadas también tomaron Puck, así como varias otras ciudades y el cruce de la Vístula en Tczew, Gniew y Głowa Danzinga.

El obstáculo mas importante que quedaba era Danzing (actual Gdansk). Danzing era un gran centro urbano que en ese momento tenía más de 64.000 habitantes (aproximadamente cuatro veces más que Estocolmo, la capital de Suecia). Inicialmente, los suecos trataron de negociar con la ciudad, pero pronto se rompieron debido a la actitud inquebrantable de los habitantes de Danzing. Sintiéndose amenazados, los ciudadanos pidieron ayuda al rey polaco. Entonces se volvió crucial para que el ejército polaco principal se dirigiera a la Prusia Polaca. La movilización en Polonia, dadas las condiciones existentes, se desarrolló sin problemas. A pesar de estar escaso en fondos, Segismundo logró reunir un ejército en poco más de dos meses. El rey polaco y su ejército (6.780 de caballería, 4.430 infantería, 20 cañones) se apresuraron a ayudar a la ciudad.

Gustavo Adolfo, que tenía 8.150 de infantería, 1.700 de caballería y 74 cañones, trató de crear una base de operaciones para atacar a Danzing. Para este propósito, los suecos comenzaron la construcción de un puente sobre el Vístula que conducía a Wielkie Żuławy.

A finales de septiembre de 1.626 Segismundo III finalmente llegó al teatro de operaciones, ahora al mando de un ejército de campaña en las cercanías de Grudziadz (Graudenz). Después de que se llevaron a cabo los reclutamientos de Grudziadz y Torun (Thorn), su fuerza totalizó aproximadamente 15.400 efectivos, de los cuales aproximadamente 9.000 eran de caballería, que incluía 4.000 húsares. Torun se encuentra en el Vistula, a unas 50 kms al sur de Grudziadz.

Segismundo III decidió asediar a Gniew (Mewe), con la intención de atraer a Gustavo más al sur, lejos de su base en Tczew y los alrededores del perímetro de Danzig. Los polacos habían retomado recientemente la fortaleza de Orneta (Wormditt), quizás demostrando que otras fortalezas que Gustavo había tomado fácilmente antes no podían servir como defensas permanentes.

Liderados por Segismundo III y su hijo Wladyslaw, los polacos avanzaron hacia Malbork; al encontrarse con los suecos, a quienes superaban en número, surgieron algunas escaramuzas, y los polacos se retiraron al sur, cruzaron el Vístula en Nowe (Neuenburg) y comenzaron a asediar a Gniew desde el lado sur de la ciudad. Aunque Sigismundo III se estableció en tierras altas al oeste, el terreno no se prestaba bien a los polacos contra los despliegues de Gustavo.

Recibiendo la noticia del asedio de Gniew por Segismundo III, Gustavo se dirigió para rescatar la ciudad que estaba defendida por 200 hombres, y en su camino tomó Walichnowy, el 11 de septiembre. Segismundo III Vasa, que esta sitiando la ciudad, movió sus fuerzas hacia el norte, cerca de Ciepłe, y luego tomó posiciones en una orilla empinada. Gniew (Mewe) tenía un gran valor estratégico para los suecos, quienes necesitaban que la ciudad cubriera el flanco de Tczew, donde se reunían grandes porciones de hombres.

22 de septiembre

Gustavo Adolfo tomó la iniciativa el 22 de septiembre. Con una fuerza de 2.000 soldados de infantería y 1.200 de caballería, comenzó su marcha desde Walichnów en dirección a Gniew bajo las inundaciones a lo largo de la orilla del río Vístula. Para reconocer los atrincheramientos polacos, envió a 900 hombres (30% de su fuerza), y pronto se encontraron con las fuerzas de cobertura polaca. En el combate que se produjo, los húsares alados atacaron a los reiters alemanes bajo el mando de Heinrich von Thurn, que huyó a los bosques, pero más tarde fue rechazado por la infantería sueca, y debido al hecho de que la zona estaba cruzada por zanjas que dificultaban la carga de los húsares. Después, los polacos enviaron infantería y tres escuadrones de caballería ligera al ala izquierda de los suecos y los obligaron a salir de los terraplenes que había capturado. Al mismo tiempo, dos regimientos de caballería ligera atacaron el flanco de los suecos y los dispersaron. Sin embargo, Gustavo redondeó el resto de sus fuerzas y logró repeler a los polacos atacantes, quienes en su huida pasaron sobre sus propias líneas de infantería.

Al día siguiente se produjo un alto el fuego mientras ambos bandos enterraban a sus muertos, aunque durante la escaramuza ambos bandos sufrieron solo bajas leves. Entre 13 y 50 polacos murieron. Las pérdidas suecas fueron mayores, los polacos contabilizaron 360-500 suecos muertos en el campo de batalla.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gniew-o-de-mewe-22-de-septiembre-al-1-de-octubre-de-1626.png 727w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gniew-o-de-mewe-22-de-septiembre-al-1-de-octubre-de-1626-289x300.png 289w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gniew-o-de-mewe-22-de-septiembre-al-1-de-octubre-de-1626-100x104.png 100w
Batalla de Gniew o de Mewe (22 de septiembre al 1 de octubre de 1.626).
29 de septiembre

La lucha al día siguiente tuvo lugar en dos zonas separadas, una cerca de la aldea de Gronowo donde las tropas suecas se habían posicionado detrás de fortificaciones. Los polacos intentaron provocar que los suecos dejaran sus posiciones ventajosas. Sin embargo, como solo había 200 de ellos, el comandante sueco, el general Muschamp, se negó. Después de los enfrentamientos iniciales, la infantería polaca atacó las posiciones suecas, pero fue detenida por los mosqueteros.

Después de dos horas de lucha, los polacos recibieron más refuerzos de infantería y los suecos comenzaron a retirarse, lo que alentó a los polacos a enviar una carga de caballería, compuesta por dos escuadrones de húsares y 400 reiters. Los suecos contraatacaron con nuevas unidades de caballería, pero fueron derrotados, al igual que la carga polaca que colapsó tras sufrir importantes bajas por la infantería sueca y el fuego de cañones, así como por el difícil terreno que tuvieron que atravesar.

La artillería polaca que había bombardeado la aldea había sido bastante ineficaz; principalmente debido al fuego inexacto que había pasado principalmente sobre las posiciones suecas. Mientras tanto, los polacos lanzaron otro asalto al regimiento Von Thurns que había acampado el anterior 22 de septiembre, pero los polacos fueron derrotados.

Ese día, Gustavo había aprendido que la infantería sueca podía derrotar a la renombrada caballería polaca, si se luchaba estando bien protegidas. Los polacos no habían sufrido grandes pérdidas, entre 18 y 43 muertos. Las pérdidas suecas fueron aproximadamente iguales a las de los polacos.

1 de octubre

El 1 de octubre tuvo lugar el último y principal evento de la batalla. El día anterior pasó tranquilamente, ambas partes solo reforzaron sus posiciones defensivas. Los suecos construyeron un fuerte y atrincheramientos cerca de la presa, para que pudieran disparar a la caballería polaca que intentaba bajar a la llanura desde las colinas. De esa manera, Gustavo Adolfo podría cubrir a sus tropas, que estaban desplegadas para entrar en el corredor Vístula.

En la noche del 30 de septiembre al 1 de octubre, uno de los soldados suecos en la guarnición de Gniew lograron escabullirse de la ciudad e informar a Gustavo Adolfo sobre la terrible situación en que la guarnición asediada comenzaba a sufrir falta de agua porque estaba cortada. Gustavo Adolfo decidió hacer un intento de penetrar en la ciudad. El plan sueco era simple; Gustavo pretendía distraer a los polacos de la dirección principal y abrirse paso hasta Gniew. El ataque principal era bajar por el corredor a lo largo de Vistula y la lucha se llevaría a cabo en los campos entre río Gronowo y las colinas polacas. El plan era simple pero su implementación fue mucho peor. Con alrededor de 4.000 hombres, los suecos lanzaron el ataque el 1 de octubre. Apenas en el campo bajo Gronowo, los suecos comenzaron a emerger pero fueron atacados por un escuadrón de reiters polacos. Una carga repetido seis veces desincentivó a los suecos para permanecer en el campo y se retiraron a los atrincheramientos. La intención de desviar a los polacos desde el corredor del Vístula había fallado. Pero Gustavo Adolfo no abandonó sus planes de romper con Gniew. En otro ataque a lo largo del corredor Vistula, los suecos fueron nuevamente rechazados durante una larga y violenta lucha contra algunos atrincheramientos polacos recién construidos, custodiando el corredor y bloqueando el camino a Gniew. Sin embargo, no fue el final de la batalla.

Gustavo Adolfo luego ejecutó un asalto masivo y ordenó a su infantería que se acercara a las posiciones polacas en las colinas. Los suecos marcharon a través de los arbustos, además, se ocultaron detrás de la vegetación, y más tarde llegaron a la colina donde estaban los polacos, lanzando un feroz asalto, y mataron a los soldados polacos que estaban allí. Sin embargo, fueron atacados de inmediato por otro regimiento polaco a cierta distancia, donde comenzaron a cavar atrincheramientos para rechazar un contraataque polaco. El lugar se eligió muy bien, los arbustos y la vegetación proporcionaron un acceso oculto a la colina donde los polacos no habían excavado ningún atrincheramiento.

Después un breve enfrentamiento, la infantería y los jinetes polacos que quedaban en la colina fueron derrotados y comenzaron a huir. Los polacos después realizaron un contraataque compuesto por húsares, que lograron expulsar de la colina a la primera línea de los suecos, pero fueron rechazados por la segunda. La caballería polaca se retiró en desorden y los suecos volvieron a entrar y continuaron la excavación de atrincheramientos. La infantería polaca renovó un ataque contra los suecos que duró aproximadamente dos horas, por lo que los polacos tuvieron que retirarse debido a la falta de pólvora. En la noche del 1 de octubre, los polacos incendiaron la granja Ciepłe. Aprovechándose de la oscuridad, los polacos abandonaron sus atrincheramientos en el corredor y el asedio finalmente se levantó. Gustavo luego reforzó la guarnición del castillo y los barcos fueron enviados con las existencias. Ninguna de las partes se movió una contra la otra y la batalla terminó.

Las pérdidas suecas de ese día se contabilizaron a 30 hombres muertos. Las bajas polacas fueron mayores, con alrededor de 500 muertos y tres banderas perdidas. Segismundo luego marchó contra Danzing para protegerlo de los suecos y para de obtener la pólvora.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gniew-o-de-mewe-22-de-septiembre-al-1-de-octubre-de-1-626--la-infanteria-sueca-aguanta-la-carga-de-los-husares-1024x637.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gniew-o-de-mewe-22-de-septiembre-al-1-de-octubre-de-1-626--la-infanteria-sueca-aguanta-la-carga-de-los-husares-300x187.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gniew-o-de-mewe-22-de-septiembre-al-1-de-octubre-de-1-626--la-infanteria-sueca-aguanta-la-carga-de-los-husares-768x478.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gniew-o-de-mewe-22-de-septiembre-al-1-de-octubre-de-1-626--la-infanteria-sueca-aguanta-la-carga-de-los-husares-100x62.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gniew-o-de-mewe-22-de-septiembre-al-1-de-octubre-de-1-626--la-infanteria-sueca-aguanta-la-carga-de-los-husares.png 1228w
Batalla de Gniew o de Mewe (22 de septiembre al 1 de octubre de 1.626). La infantería sueca aguanta la carga de los húsares por primera vez. Autora Marian Zakrzewski
Secuelas

Aunque el ejército sueco había levantado el asedio polaco de Gniew y Segismundo se había a Danzing , la batalla de Gniew o de Mewe marcó la primera vez que la infantería sueca se mantuvo firme contra los húsares polacos, a pesar de estar detrás de los atrincheramientos, fue un logro para la infantería sueca Gustavo, cuyo fuego preciso y devastador resultó ser el factor decisivo de la batalla.

Gustavo cayó enfermo en octubre, el gran asalto a Danzing no pudo ser ejecutado, y la persecución de Segismundo no pudo llevarse a cabo.

Gustavo, entonces con el control completo de Livonia, y la línea fortificada al sur de Dwina ya no era una amenaza, quería hacer las paces, y envió una embajada a Varsovia. Jakob de la Gardie, quien más tarde abogaría por la paz con Polonia, se quedó en Livonia para asegurar la posición sueca, y Gustavo regresó a Estocolmo para organizar los refuerzos.

Las ofertas de paz fueron rechazadas por los suecos por considerarlas inaceptables, ya que incluían la devolución del reino sueco a Segismundo III.

Batalla de Wenden, de Cēsis o de Kiesia (3 de diciembre de 1.626)

El ejército sueco de 1.900 soldados de infantería (principalmente mosqueteros) y 1.780 de caballería bajo el mando de Gustavo Horn llegó a Drobbusch a fines del 2 de diciembre, y allí decidió establecer un campamento para que descansen las tropas. Sin embargo, como no había suficientes casas para todo el ejército, solo la infantería estaba en casas dentro de la aldea, y la caballería descansaba en bosques cercanos. Durante ese tiempo, sin que lo supieran los suecos, el mariscal de campo polaco Aleksander Gosiewski se acercó en su dirección con su ejército de unos 4.000 efectivos. El objetivo de Gosiewski era expulsar a las tropas suecas de la aldea mediante un ataque sorpresa. Al amanecer del día siguiente, 3 de noviembre, Gosiewski llegó a la aldea y ejecutó el ataque.

Los polaco-lituanos intentaron forzar las entradas que conducían a la aldea, pero fueron rechazados por destacamentos de centinelas suecos, que proporcionaron el tiempo suficiente para que desplegaran las fuerzas de la aldea. Mientras tanto, dos grupos de caballería cosaca intentaron cruzar el bosque para rebasar a los suecos, pero fueron atacados y detenidos por un destacamento de mosqueteros. Después de algunos fieros combates combate cuerpo a cuerpo, la infantería polaco-lituana fue rechazada después de haber sufrido varios muertos y capturados.

Horn, luego tomó la iniciativa y con algunos mosqueteros, obligó a la caballería polaco-lituana a alejarse de su posición ventajosa que había impedido que la caballería sueca participara en la batalla. Después, al poder desplegarse, un escuadrón sueco de caballería finlandesa logró cargar y derrotar, a cinco escuadrones de húsares lituanos que perdieron cuatro estandartes. Después de un breve pero feroz combate, los restos del ejército lituano fueron derrotados. Las bajas suecas de la batalla fueron leves. Los lituanos, sin embargo, perdieron 400 hombres muertos, 40 capturados y ocho estandartes.

Después de la batalla, los suecos permanecieron en Drobbusch durante dos días para reunir suministros antes de moverse hacia el sur para expulsar a Gosiewski de Livonia y entrar en Curlandia. Después de que Gosiewski cruzase el río Düna en Yxkull, De la Gardie y Horn tuvieron que detener su persecución debido a la falta de ropa de invierno que causó muchas bajas entre las tropas por enfermedad y congelación. Horn reunió una pequeña fuerza de unos 300 jinetes y 200 mosqueteros, con la que pretendía despejar las posiciones lituanas al oeste del río Ewst.

En la marcha hacia allí, la caballería sueca encontró una fuerza de 3 escuadrones de caballería cosaca que escoltaban el tren de bagajes y el tren de artillería polaco-lituano, que se había dejado atrás en Laudon. Siguió una acción feroz en la que los cosacos lucharon con gran valentía, aunque perdieron a unos 70 hombres que lograron abrirse paso con el tren de equipaje pero tuvieron que dejar los cañones atrás debido a las malas condiciones de los caminos. Horn continuó con su operación y pudo tomar a Berson, pero Laudon se mostró demasiado fuerte para él, con lo que efectivamente terminó la campaña de invierno de 1626-27.

Después de la batalla de Wenden de Cēsis o de Kiesia, Koniecpolski vio la necesidad de reformar la composición de sus tropas y fortalecer la potencia de fuego de la infantería y de la artillería, si quería enfrentarse con éxito a las tropas suecas. Los suecos, por su parte, aprendieron estrategias polacas de ataque de caballería, así como cargas y técnicas de combate.

Operaciones 1.627

Batalla de Czarne (12 al 17 de abril de 1.627)

En 1.627, el canciller sueco Axel Oxtenstierna desarrolló un plan para flanquear a las fuerzas polacas desde el este y el oeste, con el componente occidental proveniente de fuerzas reclutadas en Alemania que en un principio se estimaban el 5.000 efectivos, pero que solo alcanzaron 3.000 efectivos (1.000 reiters, 1.500 infantes y 8 cañones de campaña) bajo Johann Streiff al mando de la caballería y Maximilian Teuffel al mando de la infantería. Esto puso a las fuerzas polacas bajo la el hetman Stanisław Koniecpolski, pero el 20 de marzo, fueron sorprendidos por la inundación del río Vístula que hizo imposible cruzar el río en la mayoría de los lugares.
El ejército polaco de Stanislaw Koniecpolski, de unos 3.000 soldados, decidió atacar a las fuerzas mercenarias. Los mercenarios consideraron retirarse a Puck, pero Koniecpolski sitió la ciudad, y los suecos se rindieron el 2 de abril antes de que Streiff y Teuffel pudieran llegar.

Streiff y Teuffel decidieron moverse hacia Gniewno, a través de Czarne (Hamersztyn) y Człuchów (Schlochau). Llegaron a Czarne entre el 10 y el 11 de abril, pero se sorprendieron al darse cuenta de que las fuerzas polacas de Koniecpolski estaban muy cerca, en Człuchów.

En Czarne (Hamersztyn), Streiff con la caballería intentó romper por Debrzno, pero fueron rechazados por las fuerzas polacas. Rodeados por todos los lados, comenzaron a fortificar sus posiciones, preparándose para un asedio los polacos.

Koniecpolski ordenó a sus unidades que avanzaran el 12 de abril. Las fortificaciones de campo alemanas no estaban terminadas, y los polacos pudieron atravesar la caballería sueca que trataba de protegerlas; sin embargo, fueron rechazados por el fuego de infantería.

Un segundo ataque polaco ese día, con apoyo de infantería, tampoco logró derrotar a los suecos. El 13 de abril, llegaron los refuerzos polacos, dando a Koniecpolski una ligera superioridad numérica.

Algunas negociaciones comenzaron el 14 de abril, pero fueron inútiles, y otro asalto polaco el 15 de abril, aunque no tuvo éxito, causó un motín, los mercenarios alemanes se amotinaron y detuvieron a sus comandantes. La negociación se produjo, y se firmó el 16 de abril, con una ceremonia oficial el 17 de agosto.

La infantería sueca decidió unirse al ejército polaco, los reiters juraron nunca luchar contra el rey polaco, a los voluntarios también se les permitió unirse al ejército polaco. Finalmente, unos 500 reiters y 800 de infantería se unieron al ejército polaco, unos 250 reiters partieron hacia las fronteras polacas. Se estiman en 200 los muertos alemanes.

Esta victoria también hizo que el príncipe elector de Brandeburgo declarara su apoyo a la Mancomunidad, reanudando las fuerzas lituanas para su campaña en Livonia.

Batalla de Tczew o de Dirschau (7-8 de agosto de 1.627)

Gustavo regresó a Polonia y desembarcó en Pilawa (Pillau, moderno Baltiysk) el 8 de mayo de 1.627 con unos 7.000 efectivos. Cuando llegó al ejército atrincherado en torno a Tczew (Dirschau), descubrió que la fuerza total de sus tropas en Polonia había aumentado a más de 20.000 debido al fuerte reclutamiento. Georg Wilhelm, el elector de Brandeburgo, que había tomado las armas contra él, pero Gustavus hizo un breve trabajo diplomático de la pequeña fuerza, unos 2.000 hombres, posicionados cerca de Mohrungen (Morag moderno), alistándolos bajo su propio estándar. Wilhelm se mantendría neutral a partir de entonces. Después de algunas escaramuzas de caballería a principios de mayo de 1.627, en las que Gustavo fue casi derribado, comenzó a reconocer los reductos alrededor de la boca occidental de la Vístula, una franja de tierra en poder de los ciudadanos de Danzig (Gdansk). Al observar las obras desde un bote, recibió un disparo en la cadera el 25 de mayo de 1.627. Esto retrasó las operaciones, y los polacos comenzaron a concentrar sus fuerzas.

Segismundo III amenazó la posición de Jakob de la Gardie en Livonia, y Gustaf Horn fue enviado con hombres para prepararse para cualquier contingencia. El objetivo operacional sueco ahora era aparentemente reforzar la región del lado este de la Vístula que tenían, y defender su dominio de Tczew (Dirschau). Danzig (Gdansk) ahora solo podía ser amenazado desde el este, ya que Putzig estaba en manos polacas. Koniecpolski no poseía suficiente infantería y artillería para amenazar a Tczew (Dirschau), por lo que su objetivo operacional era negar el acceso de los suecos a las rutas del este a Danzig, y atraer a Gustavus al campo abierto lo suficientemente rápido para luchar antes de que la artillería sueca pudiera llegar. De efectuarse, una situación que sin duda favorecería a sus húsares.

Koniecpolski comenzó a reconocer las obras suecas en torno a Tczew (Dirschau) a principios de agosto de 1.627 con 7.800 efectivos, de los cuales casi 4.500 eran de caballería (2.500 húsares y reiters y 2.000 cosacos), y 3.000 de infantería (2.000 eran mercenarios alemanes). El ejército de Gustavo era un poco más de 10.100, de los cuales más de 4.100 eran de caballería, con unos 20 cañones.

Los suecos cruzaron el río Vístula y guarnecieron a Tczew (Dirschau) con unos 1.600 hombres. Sabiendo que la caballería polaca era virtualmente imposible de batir en campo abierto, los suecos expandieron su cabeza de puente con un serie de fortificaciones. La ruta al oeste de Tczew (Dirschau) atravesaba el desfiladero del pantanoso río Motlawa. El polaco se movió para impedir que los suecos avanzaran más allá de este punto, acampando en el lado oeste del río, pero Gustavo sabía que los polacos no tenían suficiente infantería para asaltar sus fortificaciones, por lo que no necesitaba hacer una ruptura. Pero también era muy consciente de que su caballería era vulnerable. Debía que tener cuidado.

Tuvo cierto éxito contra los polacos al usar fortificaciones, artillería y desfiladeros para evitar que los polacos usaran su todo su potencial de caballería, pero tenía que ser cauteloso. Koniecpolski era un soldado muy experimentado y, a pesar de sus limitados recursos, había puesto a los suecos en jaque. Su ejército era más rápido en la marcha y había demostrado una habilidad notable para superar a los suecos en campo abierto. Los polacos fortificaron su campamento, por lo que fue un enfrentamiento con ambos ejércitos fortificados a ambos lados del río. Ambos generales sabían que un ataque total por cualquiera de las partes sería un desastre; la respuesta fue investigar y, con suerte, sacar el otro lado, forzarlos a retirarse. La batalla de Tczew o de Dirschau fue programada para comenzar, el 7 de agosto de 1627.
Gustavo organizó su caballería en tres grupos: ala derecha bajo el coronel Henry Matthias Thurn, centro mandado por él mismo,y el ala izquierda bajo el mariscal de campo Herman Wrangel.

El campo de batalla consistía principalmente en el pantano de Motława (Mottlau), con dos diques que lo atravesaban. Los suecos se reunieron al sur de Tczew; Gustavo planeó provocar a los polacos cargando a través del dique.

Gustavo atacó las líneas de piquete polacas y se retiró a sus atrincheramientos cuando Koniecpolski contraatacó con gran parte de su caballería. La carga polaca llegó hasta los atrincheramientos y se retiró. El ala derecha de caballería de Gustavo bajo Thurn atacó a 6 choragiews (banderas de 200 jinetes) de húsares polacos. Pero un robusto contraataque polaco, que incluía la llegada y el ataque de una unidad bajo Marcin Kazanowski, puso en peligro a Thurn. Gustavo envió una unidad de reserva bajo Erik Soop haciendo huir a los húsares. Según algunas fuentes, los polacos se retiraron porque todas sus kopias (lanzas de unos 5 m) se rompieron. Los suecos persiguieron a los polacos que se retiraban, causando unas de 200 bajas antes de ser detenidos por la infantería polaca. El caballo de Komiecpolski fue herido y capturado por los suecos, lo que los llevó a sospechar que el comandante polaco había muerto. Así que Gustavo preparó un asalto importante para el día siguiente.

En la mañana del 8 de agosto, los suecos comenzaron a bombardear las posiciones polacas y su ventaja de artillería dio lugar a una retirada constante de las fuerzas polacas de sus posiciones avanzadas cerca del pueblo de Rokitki (Rokittken). Finalmente, el ejército polaco regresó a su campo principal, y bajo el fuego de la artillería. Gustavo decidió explorar el campo nuevamente antes del asalto final, pero fue descubierto por los polacos. Fue atacado por tiradores de infantería, quienes lograron herirlo en el cuello y el brazo, dejándolo caer del caballo, y Johan Baner, que estaba al mando del importante bombardeo, también fue alcanzado. Con su comandante herido, Herman Wrangel se hizo cargo del mando y, por alguna razón, Wrangel, considerado un comandante más cauteloso que Johan Baner, detuvo el ataque sueco y ordenó a las tropas suecas mantener sus posiciones en el valle de Motlawa. Una vez que llegó la oscuridad, el ejército sueco volvió a sus fortificaciones en Tczew (Dirschau).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-tczew-o-de-dirschau-7-8-de-agosto-de-1627-1024x536.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-tczew-o-de-dirschau-7-8-de-agosto-de-1627-300x157.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-tczew-o-de-dirschau-7-8-de-agosto-de-1627-768x402.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-tczew-o-de-dirschau-7-8-de-agosto-de-1627-100x52.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-tczew-o-de-dirschau-7-8-de-agosto-de-1627.png 1071w
Batalla de Tczew o de Dirschau (7-8 de agosto de 1.627)

Desde un punto de vista estratégico, la batalla terminó con una victoria polaca, ya que los polacos impidieron que los suecos lograran su objetivo e hirieron a dos generales de alto rango. El tiempo ganado también permitió a Danzig terminar la construcción de fortificaciones, que estarían listas en la primavera de 1.628. Las heridas que recibió Gustava Adolfo lo tuvieron en cama hasta el otoño, y su brazo derecho se debilitó con algunos dedos parcialmente paralizados.

En la batalla, Gustavo Adolfo probó una nueva táctica, haciendo a su caballería más agresiva y cargando en combate cuerpo a cuerpo. Esto demostró ser un gran éxito, significativamente responsable de la victoria sueca en el primer día; esto fue particularmente notable, ya que marcó la primera vez que la caballería sueca fue capaz de enfrentarse a la caballería polaca, reconocida en ese momento como la «mejor caballería de Europa» según el historiador inglés Michael Roberts. Además, Gustavo experimentó con nuevas unidades de artillería e introdujo una reorganización de infantería que daría luz a la unidad de brigada.

Batalla naval de Oliwa (28 de noviembre de 1.627)

Los suecos pudieron bloquear los puertos de Polonia, el más importante de los cuales era Danzig (Gdansk), bloqueado por la flota de Nils Stiernskold.

Koniecpolski quería llevar la guerra al mar con la pequeña e inexperta armada de la Mancomunidad de Polonia-Lituania, compuesta por 10 barcos, y levantar el bloqueo de Danzig.

El 28 de noviembre de 1.627, una pequeña flota polaca recién formada apareció de Danzig para enfrentarse al escuadrón de bloqueo sueco.

Los barcos polacos eran 10 con 179 cañones pero en su mayoría eran pequeños, y solo 4 galeones tenían valor de combate completo. Los buques polacos estaban mandados por el almirante Arend Dickmann en el galeón Sankt Georg (Święty Jerzy), y el escocés James Murray. El escuadrón sueco contaba con 6 buques y 140 cañones, bajo Nils Stiernsköld en su buque insignia, el Tigern. Los buques polacos tenían a bordo un mayor número de soldados que los barcos suecos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--despliegue-y-desarrollo-1024x454.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--despliegue-y-desarrollo-300x133.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--despliegue-y-desarrollo-768x341.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--despliegue-y-desarrollo-100x44.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--despliegue-y-desarrollo.png 1285w
Batalla naval de Oliwa o de Oliva (28 de noviembre de 1.627). Despliegue y desarrollo

Los barcos polacos fondearon en la rada de Danzig, mientras que el escuadrón sueco navegó hacia el sur desde la península de Hel. Los polacos anclaron y de repente navegaron hacia el escuadrón sueco, para su sorpresa.

La batalla se dividió en dos encuentros principales. El buque insignia polaco Sankt Georg, con el apoyo de un barco más pequeño, Meerweib (Panna Wodna), atacó el buque insignia sueco Tigern. Los barcos polacos llegaron junto al Tigern, y los marines polacos abordaron, abrumaron a los suecos y capturaron el barco. Mientras tanto, la nave del vicealmirante polaco, el pequeño galeón Meerman (Wodnik) atacó al Solen (Sol) más grande. El capitán del Solen voló su nave en lugar de permitir que fuera capturado. Los cuatro barcos suecos supervivientes se dirigieron rápidamente hacia el mar abierto y lograron escapar de la persecución. Ambos almirantes murieron en la batalla.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-1627-1024x683.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-1627-300x200.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-1627-768x512.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-1627-100x67.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-1627.png 1159w
Batalla naval de Oliwa o de Olliva 1.627. Buques suecos contra buques polacos
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-noviembre-de-1627.png 1025w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-noviembre-de-1627-300x248.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-noviembre-de-1627-768x635.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-noviembre-de-1627-1024x846.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-olliva-noviembre-de-1627-100x83.png 100w
Batalla naval de Oliwa o de Olliva noviembre de 1.627. Buques suecos contra buques polacos
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--el-galeon-sankt-georg-1024x703.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--el-galeon-sankt-georg-300x206.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--el-galeon-sankt-georg-768x527.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--el-galeon-sankt-georg-100x69.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-naval-de-oliwa-o-de-oliva-28-de-noviembre-de-1627--el-galeon-sankt-georg.png 1202w
Batalla naval de Oliwa o de Oliva (28 de noviembre de 1627). El galeón Sankt Georg (Święty Jerzy), buque insignia polaco-lituano almirante Arend Dickmann

Los suecos inmediatamente formaron una flota más fuerte, y Gustavo acercó sus líneas a la ciudad, al expandir su base de operaciones hacia el sureste capturando Orneta (Wormditt), y Guttstadt (Dobre Miasto). En diciembre de 1.627, Gustavo estaba de regreso en Estocolmo, principalmente en beneficio de su salud.

El comercio de Danzig llegó a un punto de paralizarse, y la nobleza polaca sufría financieramente al tener que almacenar los cultivos de maíz uno tras otro mientras esperaba para exportarlos.

Operaciones en 1.628

En 1.628, las fuerzas polacas, sin fondos, se vieron forzadas a detener su ofensiva y dedicarse a la defensa. Gustavo Adolfo capturó Nowy y Brodnica. Koniecpolski contratacó usando eficientemente su reducida fuerza (rápidos ataques de la caballería combinados con el apoyo del fuego de la infantería y la artillería, usando las fortificaciones y la ventaja del terreno).

Gustavo no quería arriesgarse a atacar a Koniecpolski a menos que fuera favorable para hacerlo, Koniecpolski pensaba de la misma manera, y la guerra se convirtió en una de maniobra, con ninguna de las partes dispuesta a enfrentarse sin ventajas de terreno o fortificaciones.

Hubo un enfrentamiento el 1 de febrero de 1.628. Las fuerzas polaco-lituanas bajo el mando de Mikołaj Korff y Konstanty Zienowicz con 700 jinetes y 200 infantes derrotaron a las fuerzas suecas mandadas por Gustav Horn con 500 infantes y 400 jinetes en la batalla de Treiden (Letonia). Los suecos fueron derrotados sufriendo unas 300 bajas y la pérdida de 2 banderas, los polacos sufrieron unas 30 bajas.

La mayoría de las veces, los polacos comenzaron a saquear sus propias tierras para impedir la fuente de suministro a los suecos. El 15 de julio, al dirigirse hacia Danzig, Gustavo hundió algunos barcos de la flota de Danzig con sus cañones de cuero, incluida la nave insignia. Danzig pudo haber sido reducido por el hambre, pero nuevamente llegaron las inundaciones, lo que obligó a los suecos a abandonar sus posiciones a lo largo del Vístula. Gustavo se vio obligado así a levantar completamente el bloqueo terrestre de Danzig.

A fines del verano de 1.628, en las cercanías de Grudziadz (Graudenz), los ejércitos de Gustavo y Stanislaw Koniecpolski, se enfrentaron en varias ocasiones, pero sin batallas. Gustavo se dio cuenta en gran medida de la importancia de las fortificaciones de campo, y pronto empleó zapadores para cavar atrincheramientos de tropas y asentamientos de cañones. Así presentó batalla solamente cuando lo creyó apropiado. Pero Koniecpolski se mantuvo prudentemente a cierta distancia del alcance de la artillería de Gustavo.

La campaña de 1.628 le costó a Gustavo unos 5.000 hombres (algunos desertaron). Es de destacar que los suecos y sus aliados sufrieron más bajas por pestes que por el enemigo. En octubre de 1.628, Gustavo atacó con éxito a Osterode (Ostroda moderno) con una fuerza de 4.000 hombres, igualmente divididos entre mosqueteros y caballería.

Operaciones 1.629

Batalla de Górzno (12 de febrero de 1.629)

A principios del año 1.629, el comandante sueco Herman Wrangel con una fuerza de 2.400 infantes, 3.600 jinetes y 8 cañones, comenzó su marcha contra Strasburg an der Drewenz, para reforzar el bastión que había sido asediado por fuerzas de la mancomunidad Polaco-Lituana. Durante su marcha se encontró con el ejército polaco en la aldea de Górzno, y las dos fuerzas entraron en formaciones de batalla a cada lado del río Brynica (Printzel). El ejército sueco comenzó a cruzar el río el 12 de febrero, sin ninguna resistencia notable. Sin embargo, esto se debió principalmente al comandante polaco Stanisław Rewera Potocki, que disponía de 4.000 efectivos y 4 cañones, quería que toda la fuerza sueca cruzara antes de comenzar el ataque; para infligir una derrota devastadora a los suecos.

Una vez cruzado el río, los suecos tuvieron que hacer una marcha hasta las posiciones donde estaban los polacos. Wrangel decidió que la marcha se realizaría en la formación de columnas, por lo que temía los ataques de la caballería polaca que, que podrían causar grandes bajas a los suecos. Wrangel comenzó su marcha después de haber descubierto que el terreno estaba en desventaja polaca si pretendían cargar; el terreno accidentado dificultaría la actuación de la caballería y lo más probable es que una carga fracasase. La fuerza polaca que vigilaba el cruce, corrieron a las líneas polacas.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gorzno-12-de-febrero-de-1629.png 798w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gorzno-12-de-febrero-de-1629-300x282.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gorzno-12-de-febrero-de-1629-768x723.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-gorzno-12-de-febrero-de-1629-100x94.png 100w
Batalla de Górzno (12 de febrero de 1.629). Plano de la batalla

Wrangel estableció entonces formaciones de batalla y ordenó a Maximilian Teuffel con su fuerza de reiters y mosqueteros alemanes que capturaran la aldea de Zaborowo, en el flanco izquierdo polaco respectivo de la derecha sueca. En su camino hacia allí, el pueblo ya había sido incendiado por la caballería polaca que estaba en plena retirada. Sin embargo, los polacos dispersos de repente revirtieron su huída y cargaron contra los escuadrones suecos por el pueblo en llamas, y se produjo una feroz lucha. Los reiters alemanes en el lado polaco se retiraron pronto, pero los húsares polacos hicieron una defensa valiente. Finalmente, los húsares polacos también se retiraron y el flanco izquierdo polaco quedó al descubierto para que la caballería sueca atacase su centro.

Sabiendo que tenían enemigos en su flanco, los polacos comenzaron a vacilar y entraron en desorden. Luego, los suecos tomaron la iniciativa y, después de repetidas cargas, lograron atacar el centro polaco, tanto frontalmente como desde la retaguardia. El centro polaco fue destrozado y la batalla entró en la etapa de percusión, donde los polacos sufrieron grandes pérdidas.

Las bajas polacas se estiman en 700 muertos y 500 fueron capturados, mientras que los suecos sufrieron 30 muertos y 60 heridos. Stanislaw Potocki, se retiró con el resto de su ejército, unos 4.000, hacia la fortaleza de Torun (Thorn), al suroeste.

La derrota causó reveses a los polacos en sus negociaciones por la paz en la guerra. Muchos de los magnates polacos deseaban la paz, pero Segismundo III, bajo la presión de los ministros holandeses y de Brandenburgo, estaba dispuesto a consentir solo en una tenue tregua, una que podría romperse fácilmente.

Batalla de Trzciana o de Honigfelde ( 25 de junio de 1.629)

El Sejm decidió incrementar los fondos para la guerra tras la batalla de Górzno. La Austria católica envió ayuda a la Mancomunidad en la forma de unidades bajo el mando del mariscal de campo Hans Georg von Arnim, con unos 5.000 efectivos y algo de artillería.

Gustavo, que regresó a Polonia en junio de 1.629, tenía unos 23.000 efectivos (15.000 de infantería, 7.000 de caballería), pero estaban dispersos en muchas guarniciones. Koniecpolski tenía alrededor de 18.000 efectivos, de los cuales 8.000 eran de caballería).

Gustavo se enteró de que Arnim se acercaba y marchó hacia el sur para interceptarlo con 5.450 jinetes y 1.900 infantes, antes de que se uniera a Koniecpolski, pero fracasó y ambos se reunieron en Grudziadz (Graudenz) el 25 de junio de 1.629. Gustavo ampliamente superado en número, se dirigió hacia el norte hasta Malbork (Marienburgo). Gustavo estaba decidido a mantener su control sobre el delta del río Vístula y las zonas costeras alrededor de los Frishes Haff, que esperaba lograr operando desde sus atrincheramientos.

Gustavo el 27 de junio de 1.629, se dirigió el norte en la región de Sztum (Stuhm) y Trzciana (Honigfelde), con una fuerza de unos 5.000 de infantería y 4.700 de caballería.

Koniecpolski y Arnim, enterados de la huida sueca, avanzaron rápidamente desde el sur con aproximadamente 2.500 jinetes (1.300 húsares y 1.200 cosacos) y 2.000 reiters alemanes para perseguirles, esperando desviarse de Sztum y girar contra el flanco izquierdo de Gustavo. Al enterarse de su posición, ordenó a Otto Ludwig proteger la retaguardia. Éste se situó en posición posición en Trzciana (Honigfelde) con 1.950 caballería, 60 de infantería y 10 cañones de cuero 3 de libras.

Koniecpolski viendo la posición, ordenó a su caballería cosaco polaca que avanzara por el bosque al noroeste de Sadowe y sus húsares para realizar una maniobra de flanqueo detrás de las colinas al sureste de Trzciana, los reiters de Armín más lentos se quedaron atrás.

Los cañones de cuero suecos comenzaron a disparar contra los cosacos que se acercaban cuando salían del bosque y Otto Ludwig ordenó a sus arcabuceros que los atacaran. Tanto los cosacos como los arcabuceros eran de caballería móvil con buena potencia de fuego, pero los reiters alemanes ganaron la delantera y comenzaron a empujar los cosacos superados en número hacia el bosque. En este momento, los húsares polacos llegaron de su maniobra de flanqueo, se enviaron algunas escuadrones contra los cañones suecos y los 60 mosqueteros que los apoyaban, pero la mayoría avanzó para contra los arcabuceros que estaban comprometidos.

Los reiters se derrumbaron rápidamente cuando los húsares cargaron contra flanco y retaguardia, y huyeron en gran desorden hacia el norte hacia el resto de su ejército.

Gustavo Adolfo llegó para ayudar a Otto Ludwig y se reagruparon cargando con el escuadrón Zacharias Pauli y el escuadrón finlandés de Reinhold Anrep de 700 jinetes, los reiters que huían se unieron a él. Gustavo contraatacó, teniendo éxito contra los cosacos, pero con la llegada de los húsares y reiters, la situación se puso muy difícil, Gustavo escapó por poco de la muerte o de la captura (su sombrero se perdió y se convirtió en un trofeo), según la leyenda Erik Soop, uno de sus oficiales, la salvó la vida cuando un cosaco estaba a punto de matarle, disparando al atacante, consiguiendo reunirse con el resto de su caballería.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-trzciana-o-de-honigfelde-25-de-junio-de-1629-1024x646.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-trzciana-o-de-honigfelde-25-de-junio-de-1629-300x189.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-trzciana-o-de-honigfelde-25-de-junio-de-1629-768x484.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-trzciana-o-de-honigfelde-25-de-junio-de-1629-100x63.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/batalla-de-trzciana-o-de-honigfelde-25-de-junio-de-1629.png 1315w
Batalla de Trzciana o de Honigfelde ( 25 de junio de 1629). El rey Gustavo Adolfo II a punto de ser muerto en la batalla, siendo salvado por uno de sus oficiales.

La situación fue crítica cuando los suecos llegaron a la aldea de Straszewo, pero el mariscal de campo Herman Wrangel estabilizó momentáneamente la situación al cargar a los polacos perseguidores con toda su fuerza de 2.150 caballería. Esto le dio a Gustavo el tiempo para reunir a 1.000 hombres de sus escuadrones que huían y volver a la batalla. Los coraceros de Von Arnim y los húsares de Koniecpolski una vez más se cargaron y los suecos fueron rechazados una vez más, pero esta vez en mejor orden. Luego, los suecos comenzaron a retirarse a Pułkowice (Pulkowitz) a 7 km de Trzciana, donde la guardia sueca coraceros y el escuadrón de Streiff de 750 hombres tomaron una posición defensiva.

Durante la retirada, los suecos fueron sometidos a una feroz persecución. Cuando se acercaban a Pułkowice (Pulkowitz), fueron aliviados por un contraataque del escuadrón Streiff.

Los suecos se retiraron de nuevo, esta vez a Neudorf (Nowa Wieś), donde la infantería de 1.260 con 8 cañones de 6 a 12 libras se asentaron en el cruce del río y sin demasiados problemas pudieron detener a la cansada caballería polaco-imperial hasta que cayó la oscuridad. Al día siguiente, los suecos pudieron retirarse sin ser molestados a Marienburgo (Malbork).

Los suecos perdieron, según fuentes propias, 553 jinetes y 6 cañones de cuero. Las fuentes polacas afirman que perdió más de 1.400 muertos (incluidos 30 oficiales superiores, entre ellos el conde de Ren y el hijo de Wrangel, Jan Wilhem Reingraff), 200 tomados prisioneros, y 10 cañones de cuero. Las pérdidas polacas fueron 150 muertos y 200 heridos.

Tratado de Altmark (26 de octubre de 1.629)

De todos modos esta victoria no tuvo significancia y consecuencias políticas y militares, ya que las negociaciones se abrieron en agosto de 1629, con mediadores enviados de Francia, Inglaterra y Brandeburgo encontrando tanto a Suecia como a Polonia en favor de la negociación.

El 26 de octubre de 1.629 se firmó un alto el fuego en Stary Targ (Tratado de Altmark), a favor de los suecos, a los que se cedió la mayor parte de Livonia con el importante puerto de Riga. Los suecos obtuvieron también el derecho de gravar el comercio polaco en el Báltico (el 3,5 por ciento del valor de las mercancías), conservando asimismo el control sobre muchas ciudades de la Prusia Real incluyendo Baltiysk (Pillau, Piława), Memel y Elbląg (Elbing), y temporalmente ganó el reconocimiento como potencia dominante en la costa meridional del mar Báltico. El ducado de Prusia fue compensado de la pérdida de algunas ciudades por la Mancomunidad con la transferencia (temporal hasta 1634) de Malbork, Sztum y Żuław y Wiślane. Los barcos restantes de la flota de la Mancomunidad pasaron a manos suecas. El importante puerto de Danzing quedó en manos polacas. Así, los suecos controlaban casi todos los puertos bálticos con la excepción de Danzig, Puck, Königsberg (Królewiec) y Liepāja (Libau, Libawa). Esta sería la ocasión en que los suecos estuvieron más cerca de convertir el Báltico en un «lago interior de Suecia». Después del tratado, Suecia usó sus ganancias en esta guerra como un punto de partida para su entrada en la Guerra de los Treinta Años, comenzando la invasión de la Alemania septentrional.

El tratado de Altmark sería revisado a favor de la Mancomunidad en 1.635 (tratado de Sztumska Wieś o tratado de Stuhmsdorf), cuando Suecia, debilitada por las pérdidas en la Guerra de los Treinta Años, se retiró de algunos puertos del Báltico y dejó de recaudar el 3,5 por ciento del comercio polaco.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/imperio-sueco-livonia-tras-el-tratado-de-almark-1629.png 667w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/imperio-sueco-livonia-tras-el-tratado-de-almark-1629-300x270.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/02/imperio-sueco-livonia-tras-el-tratado-de-almark-1629-100x90.png 100w
Imperio Sueco en Livonia tras el tratado de Almark 1.629
Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-12. Última modificacion 2021-04-25.
Valora esta entrada