;
Edad Antigua Los sasánidas Yezdegerd II (438-457)

Cargando anuncio...

A la muerte de Barham V le sucedió su hijo Yezdegerd II (438-457), aprovechando la magnífica situación del Imperio y que estaba bien informado sobre los acontecimientos en los que se hallaba envuelto el Imperio Romano, ya que el Danubio estaba bajo la amenaza de un ataque huno, mientras que en el Mediterráneo, los vándalos se estaban convirtiéndo en un problema grave.

En 440/441, Yazdegerd II rompió el tratado, posiblemente a causa de la demora en el prometido pago anual, e invadió el territorio romano, donde se enfrentó con el magister militum Anatolio. En este contexto no tuvieron lugar operaciones militares de envergadura, ya que los romanos se mostraron dispuestos a pagar altas sumas de dinero para volver al anterior statu quo y Yazdegerd II tenía ante sí la amenaza de los heftalitas o hunos blancos en su frontera nororiental. En el tratado de 442 se estableció que ninguno de los dos bandos edificaría ninguna fortaleza en la frontera común.

Yazdegerd II se dirigió entonces hacia oriente y se enfrentó con los heftalitas o hunos blancos, estableció su base en Nishapur y desde allí dirigió las operaciones bélicas contra los nómadas. Las fuertes defensas que Barham V y Yezdiguerd II habían construido en sus fronteras, propició que los nómadas, en vez de penetrar en Persia, se desviaran hacia la India.

Batalla de Avarayr o de Vartanantz 451

Una vez restablecida la calma en la frontera oriental, se dirigió a Armenia donde habían surgido problemas, Armenia se había constituido en una provincia de Persia. El gobernador Mirnase, con el apoyo del rey, promovió una persecución contra los cristianos armenios, que eran la inmensa mayoría, y presionó a los naxaras (los nobles) de que abandonaran el cristianismo y se pasaran al mazdeísmo.

Algunos nobles armenios cedieron a las presiones persas incluyendo Vasang (Vassak) Suni, mientras que la mayoría, acaudillados por Vardan Mamiconion (también conocido como Vardan el Rojo) se alzaron contra Persia.

Bajo el liderazgo de Vardan, Armenia armó sus fuerzas, expulsando a las guarniciones persas. Vardan trasladó a su ejército a la frontera norte, arrasando la fortaleza persa en Jor con la esperanza de abrir vías con posibles aliados en el Cáucaso, mientras una delegación diplomática armenia se dirigía a Constantinopla en busca de ayuda bizantina. Sin embargo, esa delegación trajo infructuosos resultados, porque el Imperio Oriental había agotado su tesoro en pagos al huno Atila y no estaba dispuesto a romper la paz con el rey sasánida.

Al mismo tiempo, la ausencia de Vardan Mamiconion dio paso a un estado de guerra civil cuando en noble armenio Vasang Suni se pasó a los persas, tomando posiciones clave en las provincias de Ararat y enviando a los sacerdotes capturados y los hijos de los nobles armenios como rehenes a la capital persa.

En el otoño de 450 , las fuerzas de Vardan regresaron de la frontera y bloquearon el ejército de Vasang en las inaccesibles montañas Sewniq. Vardan entonces envió una súplica al rey sasánida al que prometió la fidelidad armenia a cambio de libertad religiosa. Habiendo sufrido una desastrosa expedición contra los kushans, el rey persa prometió una amnistía general y libertad religiosa. La siguiente primavera, sin embargo, un gran ejército persa se dirigió hacia el norte para restaurar su control de los desfiladeros del Cáucaso y cortar el acceso a los aliados de Armenia.

El 13 de abril de 451, el ejército persa llegó a Her y Zarevand (actuales Khoy y Salmasd) cerca de la frontera armenia y dispuso un gran campamento fortificado. Vardan envió un destacamento de 2.000 jinetes para reconocer, que cayó sobre la retaguardia persa y la atacó. Vardán llevó su ejército completo a la frontera, cubriendo unos 200 kms en cinco días, para acampar en la llanura de Shavarshakan (actual Thearkhuni) cerca de la aldea armenia de Avarayr. Los dos ejércitos estaban separados por el río Deghmound (actual Tghmound), un pequeño afluente del Arax.

Batalla de Avarayr 26 de mayo de 451. Despliegue de fuerzas

Batalla de Avarayr 26 de mayo de 451. Despliegue de fuerzas

El ejército armenio comprendía aproximadamente 66.000 efectivos caballería e infantería, incluidos voluntarios civiles y clérigos. Las filas de los ejércitos estaban reforzadas por las esposas patrióticas de los nobles armenios, algunas vestidas con cota de malla y armadas para la batalla.

Según los relatos, los armenios avanzaron en la víspera de la fiesta de Pentecostés para defender las orillas del río Deghmound, donde se alinearon en cuatro divisiones comandadas por Khoren (príncipe del clan Khorkhuruni) a la derecha, Nershapuh Ardzruni en el centro, Vardan con su caballería pesada a la izquierda, y Hamazaspian (el hermano de Vardan) que mandaba la reserva.

A la mañana siguiente 26 de mayo (2 de junio ortodoxo), se enfrentaron a un ejército persa supuestamente que tenía unos 120.000 efectivos, incluía elementos armenios rebeldes bajo Vasang, continentes aliados de la región Caucuasiana y Asia Central, y un rebaño de elefantes entrenados para llevabar arqueros en torres de hierro. En el centro estaban los Madyan o “Inmortales”, una división de 10.000 jinetes de élite bajo el mando de Mushkan Nusalavurd, que mandaba al ejército persa.

La inicial de los armenios, que eran casi doblados en número, era defender la línea del río. A medida que avanzaba la batalla, los armenios cruzaron el río y empeñaron a las fuerzas persas por todo su frente. A la derecha, las fuerzas del príncipe Khoren obligaron a retroceder la línea persa, pero no pudieron romperla. A la izquierda, el traidor Vasang liderando a los armenio-persas y otros aliados rechazó a los infantes de Vardan. Vardan entonces lanzó su caballería pesada contra la derecha persa, haciéndola retroceder y produciendo desorden en las fuerzas de Vasang.

Reforzado por la división de la reserva de su hermano Hamazaspian, Vardan entonces penetró profundamente en el despliegue persa, atacando de flanco a la guardia de Madyan o Inmortales, produciendo desorden en sus filas. Muskhan, sin embargo, fríamente empeñó su cuerpo de reserva de elefantes, que desbarató el avance de los jinetes de Vardan.

Batalla de Avarayr 26 de mayo de 451. Ataque de los elefantes

Batalla de Avarayr 26 de mayo de 451. Ataque de los elefantes sasánidas

Llegaron más refuerzos persas y la penetración de Vardan fue detenida y cortada y dividida en pequeños grupos que pronto fueron rodeados. El propio Vardan fue muerto junto con otros prominentes nobles armenios. Al final del día, los contingentes armenios sin líder abandonaron el campo, habiendo infligido unas 3.500 bajas en los persas por 1.036 armenias.

Batalla de Avarayr 26 de mayo de 451. Los armenios bajo el mando Vardan Mamiconion son derrotados por las fuerzas sasánidas.

Batalla de Avarayr 26 de mayo de 451. Los armenios bajo el mando Vardan Mamiconion son derrotados por las fuerzas sasánidas.

Después de la batalla, Vahan Mamikonian, hijo del hermano de Vardan, reunió a las fuerzas nacionalistas que llevaron una resistencia de estilo guerrillero durante los siguientes 30 años, hasta que los persas, en declive y bajo la presión de invasores turcos, finalmente reconocieron la independencia Armenia. Vardan Mamikonian fue santo por la Iglesia armenia y es reconocido hoy como un héroe armenio nacional.

Yazdeguerd II se dedicó a reprimir a los nobles y al pueblo armenio. El católico José y muchos altos eclesiásticos y nobles de Armenia, fueron capturados y deportados al interior del Persia. Armenia fue dividida en varias provincias bajo la autoridad de marzban persas.

Guerra con los kidaritas

Otros importantes enemigos fueron los kidaritas, una tribu proto-turca que protagonizó peligrosas incursiones en la parte oriental del imperio Sasánida, en la zona de Jorasán. Estos se dedicaron, principalmente al saqueo, al pillaje y a la captura de población para esclavizarlos, y poco a poco se convirtieron en un problema que debía ser atajado. Consciente de ello Yazdegerd II decidió enviar al ejército enfrentándose a ellos en la región de Taleghan, su victoria les obligó a retirarse más allá del actual río Oxus, y para asegurar la región se construyó la fortaleza de Shahrestan-e-Vuzurg. Pero la amenaza Kidarita no desaparecería tan fácilmente y Yazdegerd II tuvo que volver a la zona para enfrentarse a ellos durante los últimos años de su reinado.

Muerte de Yazdiguerd II

Cuando Yezdiguerd II murió en 457, dejaba tras de él a dos hijos mal avenidos entre sí, Hormizd y Peroz. Hormizd era el mayor y subió al trono de Persia. Pero su hermano Peroz no aceptó la situación y buscó, y al cabo logró, el apoyo de los heftalitas.

Éstos habían ya logrado expulsar por completo del Kusanshar a los chionitas e incluso los habían perseguido hasta sus refugios del norte de la India. Para 458, los hunos heftalitas habían constituido un poderoso imperio que iba desde el Mar de Aral y el lago Baikal, hasta el Oxus y el valle del Indo. Eran pues una fuerza terrible y Peroz supo utilizarla en su provecho. Con el apoyo de estos nómadas, Peroz venció y mató, en 458, a su hermano Hormizd y se alzó con el trono sasánida.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2014-07-01. Última modificacion 2017-02-02.