Edad Antigua Persas y macedonios Orígenes del Imperio Persa o Aquemnida

Orígenes

Las emigraciones indoiranias que se establecieron en Irán, dieron lugar a dos pueblos que pasaron de criar ganado a agricultores, los medos y los persas. En la zona paralela a Asiria se asentaron los medos; y sobre el golfo Pérsico se instalaron los persas.

En los siglos en los que dichos asentamientos tuvieron lugar, todos los pueblos de Asia Menor estaban dominados por los asirios, cuyo ejército se tenía por invencible y que mantuvo bajo su yugo a todos los pueblos que vivían entre Armenia y Egipto.
Aquemenes primer rey medo

El primer gran caudillo militar de los medos fue Aquemenes, que durante el primer tercio del siglo VII AC, contribuyó a resquebrajar la formidable reputación del imperio asirio obteniendo varias victorias que colocaron a su linaje, los Aqueménidas, en una envidiable situación a la hora del gobierno de las tribus iranias.

Ciaxares

El siguiente soberano medo conocido fue Ciaxares, que fue responsable directo de la caída del imperio asirio y puso las bases del poderío medo en Asia Menor: en el 612 AC, los medos, en alianza con los caldeos, destruyeron Nínive, la capital del imperio asirio. Dos años más tarde (610 AC.), la victoria de Ciaxares en la batalla de Harran ponía fin al último reducto asirio: el reino de Ashshurubalt. Ciaxares continuó la expansión meda hacia el norte de Mesopotamia, llegando a alcanzar Capadocia y a enfrentarse con los lidios.

Mediante acuerdos con éstos, quedó establecido el río Halys (situado en la parte oriental de la meseta de Anatolia) como frontera entre Lidia y Media. Como conclusión, podemos afirmar que, a la muerte de Ciaxares en el 585 AC, el imperio medo quedó convertido en el mayor poder de Asia Menor.

Astiages (585-50 AC)

El sucesor de Ciaxares fue Astiages (585-550 AC), su reinado fue pacífico y largo. Introdujo costumbres asirias en su reino, como los largos vestidos de púrpura adornados con lujosos y largos collares. Mantuvo buenas relaciones con sus cuñados Creso de Lidia y Nabucodonosor de Babilonia. Fue una era de apogeo y parecía que nada evitaría que Media se transforme en una potencia por varios siglos. Lo que se puede resaltar de su reinado de 32 años es una relativa estabilidad política, el crecimiento del zoroastrismo, los primeros contactos serios con los griegos o demás pueblos occidentales, así como el auge cultural de Babilonia. Su hija Mandana se casó con Cambises I, rey de los persas y el hijo de ambos, en el que confluían los dos linajes Medo y Aqueménida (de ahí que, debido a los historiadores griegos, medo y persa sean sinónimos) fue Ciro II, el gran conquistador. Ciro II, posteriormente destronaría a su abuelo, unificando el país y gobernando sobre medos y persas.

Expansión del Imperio Persa, asó como sus reyes

Expansión del Imperio Persa, así como sus reyes

Ciro II el Grande, primer rey persa (555-29 AC)

Ciro II (555-529 AC), conocido como el grande, rey de Anshan, creó un poderoso ejército siguiendo el modelo de los antiguos asirios. Ciro se levantó contra su señor en el año 553 AC, siendo derrotado dos veces por las fuerzas de Astiages, pero en el tercer encuentro, Hárpago, comandante del ejército medo, traicionó a su señor y entregó sus fuerzas a Ciro. En el 550, tomó su capital, Ecbatana, y llevó sus tesoros a Anshan.

Al parecer Astiages fue tratado con clemencia y se le hizo gobernador de Hircania al sur del mar Caspio. No se conoce la fecha de su muerte.

Cuando Ciro se apoderó del imperio Medo no hubo grandes cambios en la estructura externa del estado porque los medos y los persas eran tribus estrechamente emparentadas, como lo estaban también las dos casas reales por vínculos de casamiento.

La expansión del imperio Persa con Ciro fue enorme: en el año 547 AC, derrotó a Creso, el rey de Lidia, anexionando este reino a su gobierno. Posteriormente, el rico y esplendoroso reino babilónico fue su objetivo. Derrotó al monarca caldeo, Nabónido, en el 539 AC y continuó la expansión territorial hacia el valle del Indo y al Indo Kush. Sin embargo, en una de las habituales luchas contra una arisca tribu esteparia asentada en el mar de Aral, los masagetas, Ciro el Grande halló la muerte (530 AC).

Ciro continuó su labor de conquista. Dirigió la conquista de Egipto, conquistó el Caucaso, y llevo sus fronteras a la India y al Indo Kush.

Cambises II (530-22)

El sucesor de Ciro, su hijo Cambises II, continuó la política de su padre: lo primero que hizo fue vengar la muerte de éste, derrotando a los masagetas en el 529 AC. Posteriormente, emprendió la conquista de Egipto: con la ayuda de Polícrates, el tirano de Samos (que puso a su disposición la flota naval de su isla), Cambises II cruzó el Sinaí y el desierto con la ayuda de los árabes, se luchó una sangrienta batalla cerca de Pelusio, una ciudad en la frontera oriental de Egipto, en el año 525 AC Cambises II mandó pintar en los escudos la cara de la diosa Bastet, los arqueros egipcios estaban confusos de tener que dispara contra la diosa, siendo derrotados en la batalla de Pelusio, refugiándose en la ciudad. Una vez sitiada la ciudad, los persas recogieron todos gatos que pudieron capturar y los arrojaron hacia la fortaleza obligando a los arqueros egipcios a disparar con demasiado cuidado, ya que eran animales sagrados. Caída la ciudad, huyó a Menfis y poco después Menfis caía en manos de Cambises.

Asedio de Pelusio 525 AC. Despues de la batalla de Pelusio, las derrotadas fuerzas egipcias del faraón Psamético III se refugiaron en la ciudad de Pelusio, Cambises II rey persa, mando capturar todos los gatos que pudiesen para arrojarlos a los defensores, estos al ser animales sagrados obligaban a los defensores a dispara con cuidado.

Asedio de Pelusio 525 AC. Despues de la batalla de Pelusio, las derrotadas fuerzas egipcias del faraón Psamético III se refugiaron en la ciudad de Pelusio, Cambises II rey persa, mando capturar todos los gatos que pudiesen para arrojarlos a los defensores, estos al ser animales sagrados obligaban a los defensores a dispara con cuidado. Autor Paul Maie Lenoir

El faraón Psamético III fue capturado, y posteriormente ejecutado tras intentar una rebelión, llevando el dominio persa hasta el corazón de Nubia, en el nacimiento del Nilo. Sin embargo, contrariamente a la tolerancia con los vencidos de la que había hecho gala su padre, Cambises II ha pasado a la historia como un monarca cruel y despiadado, tanto con los pueblos conquistados como con sus propios súbditos, razón por la cual tuvo lugar el levantamiento de una parte de la aristocracia dirigente contra la familia del emperador.

Según Heródoto, Cambises envió un ejército de 50.000 hombres para someter al oráculo de Amón, ubicado en el oasis de Siwa. Cuando ya había atravesado la mitad del desierto, una tormenta de arena sorprendió a sus hombres, sepultándolos para siempre.

Darío I el Grande (522-486 AC)

Tras finalizar las luchas internas en el 521 AC, salió coronado emperador un miembro de una rama colateral de los Aqueménidas: Darío I el Grande (522-486 AC).

Terminó la conquista de Asia Menor y conquistó Tracia, y cruzó el Danubio para atacar a los escitas. Se enfrentó a una revuelta de las colonias griegas asentadas en Jonia (Asia Menor), que vivían como feudatarios del imperio persa. Al recibir éstos ayuda militar procedente de la Grecia continental, Darío el Grande lanzó contra los helenos una campaña de castigo: en el año 490 AC los persas fueron derrotados en la famosa batalla de Maratón, donde los griegos se aseguraron el dominio de sus posesiones territoriales, al menos las situadas en el continente europeo.

Dario I el Grande. Autor Igor Dzis

Dario I el Grande pisando la cabeza de un derrotado. Autor Igor Dzis

Infantería persa principios siglo V AC, de izquierda a derecha: arquero, sparabara, inmortal y portaestandarte. Autor Richard Scollins

Infantería persa principios siglo V AC, de izquierda a derecha: arquero, sparabara, inmortal y portaestandarte. Autor Richard Scollins

Jerjes I Asuero (485-65 AC)

Subió al trono a la muerte de su padre Dario, eliminó una rebelión en Egipto y después pasó tres años preparando una gran flota y un gran ejército para castigar a los griegos. En el 480 AC, en el comienzo de la segunda Guerra Médica, Jerjes marchó con sus fuerzas a través de Tracia, Tesalia y Lócrida. Derrotó al rey espartano Leónidas I y continuó hacia el Ática y quemando Atenas, que había sido abandonada por los griegos. Sin embargo, en la batalla de Salamina en el 480 AC, su flota fue derrotada por los griegos, entonces se retiró a Asia Menor, dejando a su ejército en Grecia bajo el mando de su cuñado, Mardonio, que fue derrotado y murió en la batalla de Platea al año siguiente. Jerjes fue asesinado en Persépolis por el capitán de la guardia de palacio.

Caballería persa principios siglo V AC: A oficial; B y C ayudantes; D jinete persa; E Jinete arquero saka. Autor Richard Scollins

Caballería persa principios siglo V AC: A oficial; B y C ayudantes; D jinete persa; E Jinete arquero saka. Autor Richard Scollins

Levas de Jerjes 480 AC: de izquierda a derecha kardake ligero, arquero indio, infante egipcio, infante arquero persa del este. Autor Richard Scollins

Levas de Jerjes 480 AC: de izquierda a derecha kardake ligero, arquero indio, infante egipcio, infante arquero persa del este. Autor Richard Scollins

 

Artajerjes I Longímano (465-24 AC)

Sucedió a Dario a quien asesinó, instigado por el intrigante Artábano. Después tuvo que luchar contra otro de sus hermanos, Histaspes, que reinaba en Bactria y que reivindicaba sus derechos al trono; Artajerjes I pudo también desembarazarse de él. Bajo su reinado, Egipto se sublevó. Las tropas del insumiso Inaros, que contaba con la colaboración de fuerzas griegas, llegaron a ocupar y dominar el delta, siendo derrotados en el año 456 AC. por las tropas del sátrapa de Siria Megabizos, e Inaros fue ejecutado en Persia. Tras estos hechos, Artajerjes I nombró a Sarsamas (Arsames) sátrapa de Egipto. Intervino en las rivalidades entre las ciudades griegas, acogiendo incluso al fugitivo Temístocles, a quien le entregó en feudo algunas ciudades (Magnesia, Lámpsaco, Miunte). La muerte de Cimón detuvo a Atenas en sus intentos de proseguir sus luchas contra Artajerjes I, y a continuación se firmó la paz de Calias (448 AC), por la cual Persia reconocía la dominación griega de hecho sobre el Egeo y el litoral del Asia Menor, y Atenas se comprometía a no intervenir en Egipto ni en Chipre. A Artajerjes I le sucedió su hijo Jerjes II (tenido de su esposa principal, Damaspia), que tan sólo reinó mes y medio, pues fue asesinado por su hermano bastardo Sogdiano.

Infantería persa mediados siglo V AC: A infante de Lakya; B hoplita griego; C infante ligero persa; D arquero persa. Autor Richard Scollins

Infantería persa mediados siglo V AC: A infante de Lakya; B hoplita griego; C infante ligero persa; D arquero persa. Autor Richard Scollins

Darío II Ochos (424-04 AC)

Era hijo ilegítimo de Artajerjes I y de una concubina. Se sabe muy poco de su reinado, sólo que estaba bastante dependiente en su esposa Parisátide. En los primeros años de su reinado, tuvo que hacer frente a la rebelión del sátrapa Pisutnes y a las conspiraciones del eunuco Artoxares.

En Egipto se produjo una revuelta liderada por Amirteo en 410 AC. Durante seis años lucharon para conseguir la independencia del país, aunque apenas se tiene noticias de cómo se desarrolló el proceso. Una rebelión de los medos en 409 AC es mencionada por Jenofonte. Se alió con Esparta y volvió a apoderarse de las ciudades griegas de la costa asiática. En el 408 AC, envió a su hijo Ciro el Joven al mando de las fuerzas combinadas persas y espartanas a Asia Menor. Tomó parte en la guerra del Peloponeso, logrando la victoria en la batalla de Egospótamos en el 405 AC.

Artajerjes II Mnemón (404-358 AC)

Defendió su pretensión al trono contra su hermano menor Ciro el Joven, el cual fue derrotado y muerto en la batalla de Cunaxa en el año 401 AC, y contra un levantamiento de los sátrapas de las provincias occidentales (366 – 58 AC).

También se enfrentó en una guerra contra los espartanos (otrora aliados del Imperio aqueménida), los cuales, bajo Agesilao II, invadieron Asia Menor. Para vencer a los espartanos, Artajerjes sobornó a Atenas, Tebas y Corinto, ciudades que se levantaron contra Esparta, iniciando la Guerra de Corinto. En 386 a. C. Artajerjes II, abandonando a sus aliados, pactó con Esparta la paz de Antálcidas. Este tratado devolvió el control de las ciudades griegas de Jonia y Eolia en la costa de Anatolia a los persas, mientras dejaba a Esparta como poder dominante en la Grecia peninsular.

A pesar de su éxito en Grecia, Egipto, permanecía independiente. El intento de reconquistar Egipto en 373 AC, fue un fracaso total, pero en sus últimos años los persas lograron aplastar a un ejército conjunto egipcio-espartano que pretendía conquistar Fenicia.

Ejercito persa principios siglo IV AC: a Jinete pesado de Lakya, B infante de Lakya; C mercenario griego de Paflagonia. Autor Richard Scollins

Ejercito persa principios siglo IV AC: a Jinete pesado de Lakya, B infante de Lakya; C mercenario griego de Paflagonia. Autor Richard Scollins

Artajerjes III Ochos (342-38 AC)

De carácter enérgico y cruel. Durante su reinado, pretendió que Persia volviera a ser un país con todo el esplendor del pasado. Se enfrentó con los gobernadores rebeldes evitando así la rebelión. Los deseos de conquistar Egipto le llevaron a enfrentarse con el faraón Teos al que pudo someter, en el año 351 AC. Intentó nuevamente la conquista pero fue rechazado por las tropas del faraón, abandonando posteriormente esta campaña, por sus problemas con Asia. En el año 345 AC atacó la ciudad de Sidón, en cuya batalla dejó un balance de 40.000 muertos. Tras esta victoria marcho a Egipto a intentar conquistarlo por tercera vez, en esta ocasión se enfrentaría al faraón Nectanevo II, que fue vencido por Artajerjes III, después de su derrota el rey Nectanevo II huiría a refugiarse en el Bajo Egipto (Baja Nubia) Artajerjes III dejaría el gobierno de Egipto en manos de su gobernador Ferendares. Antes de su retirada a Persia, Artajerjes III saqueó Egipto. Durante este periodo los intereses de Egipto fueron defendidos por un tal Khababas, que más tarde seria un faraón pero de muy corto reinado. Artajerjes III, firmó un pacto de no-agresión con Macedonia. Todo su reinado se vio envuelto en intrigas palaciegas y guerras. Murió envenenado por su medico personal. Fue sucedido su hijo menor Arses.

Darío III Codomano (338-30 AC)

Fue el último rey persa, subió al trono por intercesión del eunuco Bagoas, quien había eliminado al anterior rey de nombre Arses. Biznieto del rey Darío II. En el año 335 AC sucedió a su padre Artajerjes III. El rey Darío III se pudo librar del eunuco Bagoas, empleando la misma táctica, es decir obligándole a beberse el brebaje que este había preparado para envenenar a Darío III.

De carácter organizativo. En su reinado, lideró el ejército persa contra las fuerzas de Alejandro Magno de Macedonia, fue derrotado en las batallas de Issos y Arbela (Gaugamela). Siendo asesinado después de ésta.

Ejército persa finales del siglo IV AC: A rey Darío III en su carro de guerra; B y C caballería persa; D kardake ligero. Autor Richard Scollins

Ejército persa finales del siglo IV AC: A rey Darío III en su carro de guerra; B y C caballería persa; D kardake ligero. Autor Richard Scollins

 

 

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2014-03-31. Última modificacion 2017-02-02.