Edad Media China medieval Dinastía Sui (581-618)

Emperador Wendi (581-604)

Yang Jian, Wendi o Wenti nació dentro de una familia poderosa en el norte de China, un área controlada por la dinastía Zhou del norte. Cuando el emperador Zhou murió inesperadamente, Wendi que entonces tenía el grado de general, se apoderó del trono sobreponiéndose a sus rivales y en el año 581 proclamó la dinastía Sui. Al pretender construir un estado fuerte y centralizado, él diseñó una nueva y enorme capital en Changan y atacó sólidos intereses locales.

Consiguió grandes logros. Entre ellos estuvo la reestructuración del gobierno para simplificar la administración interna, una revisión del código penal y numerosos proyectos de obras públicas, incluyendo la creación de un complejo sistema de canales que unía los ríos Amarillo, Huai y Yangtsé. Wendi fue también partidario del budismo, y fomentó la difusión de esta religión por todos sus dominios.

Se ocupó también de proteger las fronteras de su nuevo imperio. En el norte dominaban los turcos que controlaban las estepas mongolas desde Manchuria hasta el borde del Imperio Bizantino en el oeste; internamente, sin embargo, la confederación estaba sufriendo una división entre dos grupos rivales: uno controlaba la mitad oeste del territorio, y el otro controlaba, la este. Wendi ofreció su apoyo a los turcos occidentales, y trabajó para socavar el poder y la autoridad del khan de los turcos orientales. Estas maquinaciones políticas, juntamente con el reforzamiento de la Gran Muralla, un incremento del número de tropas que patrullaban la frontera septentrional y la creación del gran canal, redujeron enormemente la amenaza de ataques de los turcos orientales. Simultáneamente, esta política permitió también la reapertura de las rutas comerciales occidentales, y de nuevo se desarrolló una próspera relación comercial con Asia Central y Occidental.

En la organización de su ejército, Wendi hizo algunos cambios significativos en los sistemas previos establecidos por las dinastías de la conquista. La clase de la clase militar fue abolida, y todas las familias fueron registradas como civiles. Aunque a muchas familias se les podría exigir que proporcionaran hijos para el ejército, esto se parecía a un reclutamiento que a la separada clase militar hereditaria. El propio ejército fue reorganizado en doce distritos militares, con un general de confianza a cargo de cada uno de ellos. Para su caballería, Wendi confió sobre todo en las tribus de la estepa, pero estas fuerzas eran mantenidas en las fronteras, para ser utilizadas más como amortiguador que como parte integral de los ejércitos de Sui.

Ejército de la dinastía Sui: 1 guardia imperial: 2 infante lancero; 3 arquero a pie. Autor Michael Perry para Osprey

Primera campaña Sui contra Goguryeo (598)

Al unificar China, casi todos los países se sometieron a Wendi, así se fueron anexando pueblos a su territorio las mayorías de las veces, sin luchar. Sin embargo, Goguryeo, uno de las tres reinos de Corea, junto con Silla y Baekje, su rey Pyeongwon y su sucesor Yeongyang insistieron en mantener una relación de igualdad con el dinastía Sui. Wendi no estaba contento con la rebeldía de Goguryeo, así que continuó con pequeñas incursiones en territorio enemigo del norte. Tras una negociación diplomática se le dio un ultimátum para cesar cualquier alianza militar con los turcos. Aunque Yeongyang pareció respetar el ultimátum, al año siguiente, el 597, comenzó con un ataque preventivo contra puestos de avanzada Mohe a lo largo de la frontera con China hoy en día la provincia de Hebei.

Wandi mando a su quinto hijo, el más joven, Yang Lian (asistido por el co-primer ministro Jiong Gao y el almirante Zhou Luohou), para conquistar Goguryeo con un ejército y una flota de 300.000 efectivos. El ejército de Yang Lian inició la invasión durante la estación de lluvias, obstaculizando el avance del ejército, y dificultando el transporte de suministros. Los constantes ataques de las fuerzas de Goguryeo y las enfermedades causaron grandes pérdidas. La conclusión general fue que el ejército no podía ganar solo, Yang decidió unirse a la flota de Zhou. La flota de Zhou también tuvo dificultades al encontrarse con el mar agitado y los ataques de enemigos cada vez que la flota se detenía a lo largo de la costa.

Cada vez que anclaba, destacamentos de Goguryeo llegaban para atacar a los marineros Sui. La flota se vio inmersa en una batalla contra una flota de 50.000 efectivos de Goguryeo dirigida por el almirante Gang Isik, presumiblemente en el presente Mar de Bohai. Ya debilitado por las emboscadas, el súbito ataque de la flota koreana, hizo que las fuerzas de Sui fueron derrotadas, tanto en tierra y mar. Los textos históricos dan constancia de que aproximadamente el 90% de las tropas Sui perecieron en Goguryeo, mientras que la bajas coreanas fueron muy bajas en comparación. Yang Lian no le quedó más opción que retirarse. Esta guerra fue la única derrota importante para Wendi, que murió en 604.

Dinastía china Sui en el 600. Autor Talessman. Fuente: http://www.worldhistorymaps.info/images/

Emperador Yangdi (604-617)

Yangdi en varios aspectos fue incluso más ambicioso que su padre. Construyó una segunda capital en Luoyang, en el este, para complementar la construida por Wendi en Changan.

Sus intentos de entrometerse en la política interna de sus vecinos nómadas suscitaron un aislamiento de la fracción turca occidental, que perdió el control de las ciudades-estado de la cuenca del Tarim, antes bajo protección Sui.

Campaña Sui contra Lâm Ấp (Champa)

Supervisó el retorno de las regiones del sur de China al Imperio, y la anexión del reino de Lâm Ấp (Champa), actual Vietnam.

En el 605, un general Liu Fang invadió Lâm Ấp (Champa), ganó una batalla atrayendo a los temibles elefantes de guerra enemigos a profundas zanjas protegidas por estacas y disparando descargas masivas de virotes de ballesta contra ellos, masacró a las derrotadas tropas y capturó la capital. Reconstruyó la capital y el templo de Bhadravarman en Mỹ Sơn, luego recibió el embajador del rey Chenla, Mahendravarman.

Sin embargo, la campaña para someter Lâm Ấp (Champa) fue en última instancia un fracaso, ya que gran parte del ejército invasor Sui murió de la malaria, una enfermedad tropical que los soldados del norte de China no se habían acostumbrado, también se debió a la ambición de Yangdi unida a la mala gestión financiera, hizo que la lucha se prolongara durante diez años.
En los años 620, los reyes de Lâm Ấp (Champa) enviaron delegaciones a la corte de la recientemente establecida dinastía Tang y pidieron convertirse en vasallos del emperador chino para alcanzar la paz.

Segunda campaña Sui contra Goguryeo (612)

Yangdi, cuando alcanzó el trono en 604, construyó el Gran Canal que conectaba el norte y el sur de China. El sur, base económica de China, y el norte, base política de China, fueron conectados por el canal, permitiendo el transporte de tropas para la campaña militar masiva.

Después de la construcción del canal, Yangdi ordenó el reclutamiento de soldados en 611. Ordenó que se reunieran en la actual Beijing. La fuerza reunida al final del año fue una de las más grandes en la civilización según el Libro de Sui. Se movilizaron 1.133.000 efectivos. Las tropas de apoyo, sin embargo, empequeñecieron incluso ese número. La fuerza total del ejército está en disputa, con estimaciones que van desde 1 millón a más de 4 millones. El ejército comenzó a partir a principios de 612, y debido a su tamaño, les llevó 40 días para que todos partieran. La larga fila de soldados se extendía por unos 300 kilómetros. Sin embargo, la fuerza y ​​las pérdidas pueden haber sido disminuidas por historiadores posteriores chinos para desacreditar a los coreanos; Además de mantener la dignidad de China, que creían que era el creador de la cultura, el orden y la civilización.

Campaña Sui en Manchuria

Yeongyang abandonó la zona de amortiguación que había adquirido después de la guerra de 598, ya que la zona no era adecuada para hacer frente a un ejército tan vasto. Las tropas de Goguryeo se retiraron detrás de lo que ahora se conoce como el río Liao.

Un hecho afortunado para Goguryeo fue que el deshielo tuvo lugar mucho antes de lo habitual. Cuando Yangdi llegó, el hielo se había derretido. Sin temor, Yangdi ordenó la construcción de tres puentes a través del río. Los puentes, sin embargo, eran demasiado cortos para llegar a la orilla opuesta, este evento y las emboscadas de Goguryeo lograron detener con éxito el primer asalto. Después de la extensión de los puentes sin embargo, las fuerzas Sui lograron cruzar el río, y el ejército rodeó las fortalezas de Goguryeo.

Yangdi había ordenado a sus generales antes de las campañas no tomar decisiones individuales en relación con el movimiento de tropas, sino informarle que recibir instrucciones. Esta orden obstaculizó la estrategia de Sui durante toda la campaña. Durante la campaña, la estratégicamente importante fortaleza de Yodong, el general que mandaba el asedio tuvo que enviar un mensajero al emperador para la aprobación de la rendición. Cuando el mensajero regresó, las tropas de Goguryeo estaban de nuevo listas para defender la fortaleza. Aprovechando este fallo en el sistema Sui, Yodong y otros castillos de Goguryeo continuaron aguantando. En junio, cinco meses después del inicio de la campaña, no ha caído un solo castillo, fortaleza o ciudadela a manos Sui. Yangdi consideró que era necesario un cambio fundamental en la estrategia para tomar el control de Corea.

Guerras Sui-Goguryeo (Corea). Un infante y un jinete pesados de la dinastía Sui (en verde), se enfrentan a un jinete-arquero y a un jinete pesado o gae ma ki byung de Goguryeo. Autor Angus McBride

Asalto naval

La nueva estrategia era mantener a raya las fortalezas de Goguryeo en Manchuria, mientras que enviaría un contingente de ejército y marina para tomar Pyongyang, la capital de Goguryeo. Un contingente del ejército, supuestamente con una fuerza de 305.000, y una flota naval de unos 200.000 fueron enviados.

La marina de Goguryeo llegó a la bahía del río Daedong antes del ejército. Viendo que el ejército Sui no había llegado aún, Yeongyang envió una pequeña fuerza para involucrar a la armada Sui en la batalla. Después de un breve enfrentamiento, fingiendo una derrota, las tropas de Goguryeo se retiraron a la ciudad. El comandante naval de Sui, Lai Huni, considerando que esta era una oportunidad para ganar méritos, dirigió una fuerza de más de 100.000 a asaltar a Pyeongyang.

Cuando los soldados Sui llegaron a uno de los castillos exteriores, sin embargo, encontraron la muralla desierta y la puerta abierta. Al entrar en el castillo, encontraron los objetos de valor y las armas expuestas al aire libre. Siendo cautelosos, Lai Huni no permitió el saqueo. Mientras pasaban junto a un gran templo budista, las tropas de Goguryeo emboscaron a las tropas Sui, pero fracasaron y los sobrevivientes se retiraron nuevamente. Lai, considerando la emboscada en el templo un movimiento decisivo de Goguryeo que falló, saqueó y destruyó el arte y la fortuna del castillo exterior.

Mientras el saqueo del castillo estaba en pleno apogeo, el contingente especial de las tropas de Goguryeo, que consistía en miles de tropas, emboscó a las tropas Sui. Confundido y desorientado, Lai no ofreció resistencia, y se retiró a la flota en el mar, su fuerza quedó reducida a varios miles. Desalentado por su fracaso, Lai cambió su plan y decidió esperar a que el contingente del ejército llegara a Pyeongyang y se uniera para sitiar la ciudad.

Campaña conjunta

El contingente del ejército, liderado por los generales Yu Zhongwen y Yuwen Shu, tenía también sus propios problemas. Mientras que los suministros podían ser transportados con seguridad dentro de China, una vez que alcanzó el territorio de Goguryeo, había peligro de emboscadas por las fuerzas de Goguryeo. Yangdi resolvió el problema instruyendo a cada soldado a llevar comida para sí mismo, lo que aumentó considerablemente la carga de cada soldado. Muchos recurrieron a desechar la comida. Cuando llegó al río Yalu, la escasez de provisiones del ejército era aguda.

Yeongyang decidió evaluar la fuerza del ejército Sui y ordenó a su mariscal de campo Eulji Mundeok fingir una entrega y negociaciones de paz con los generales Sui. Los generales Wu y Yuwen tenían su propia orden secreta de Yangdi para apoderarse de Yeongyang o de Eulji Mundeok si caían en sus manos. Sin embargo, los asesores de los generales los convencieron de que sería imprudente detener a los negociadores enemigos. Finalmente dejaron que Eulji regresara a Goguryeo y Yu Zhongwen lamentó más tarde su decisión, intentando atraer a Eulji Mundeok de vuelta. Envió un mensaje de que deseaba discutir más cosas, pero Eulji Mundeok, consciente de las intenciones de Wu, no cumplió.

Los dos generales discutieron sobre la siguiente línea de acción, Yu Zhongwen argumentó fuertemente que Eulji Mundeok debía ser perseguido. Estaban de acuerdo en el capital de Goguryeo de debía ser capturada. En consecuencia, las tropas Sui empezaron a avanzar hacia el sur hacia Pyeongyang. Eulji Mundeok maniobró a las tropas de Goguryeo de modo que se empeñaba al ejército Sui siete veces al día, cada vez fingiendo una derrota y una retirada. La estrategia atrajo al ejército Sui más al sur con la percepción de victoria. El ejército de Sui avanzó a unos 20 kilómetros de Pyeongyang. Yu Zhongwen se dio cuenta que sus sus tropas avanzadas estaban sufriendo de agotamiento, y que las fortificaciones de Pyeongyang hicieron una campaña imposible.

Yu estaba en un dilema de decidir avanzar o retirarse. Ofreció al emperador Yeongyang escolta para entrevistarse con Yangdi y ofrecer su sumisión y entonces el ejército de Sui se retiraría. Aprovechando esta oportunidad para retirarse, Yu retiró sus tropas hacia Sui.

Batalla del río Salsu (Chongchon)

Eulji Mundeok defendió las fortalezas contra el ejército de Sui y atacó a la marina durante varios meses, destruyendo a las tropas de Sui mientras se retiraban del territorio de Goguryeo.

Preparó una emboscada en el río Salsu (actual Chongchon) cortando la corriente construyendo una presa aguas arriba. Cuando las tropas Sui llegaron al río, el nivel del agua era superficial. En la otra orilla estaban las fuerzas coreanas para impedir el cruce. Cuando las desprevenidas tropas Sui estaban a medio camino cruzando el río, Eulji Mundeok mando abrir la presa, provocando que la riada ahogara a miles de soldados enemigos.

Batalla del río Salsu 612. Tuvo lugar el 28 de julio entre las fuerzas de la dinasíia china Sui y las fuerzas coreanas de Goguryeo. El general coreano Eulji Mundeok mando cortar la corriente del río Salsu (actual Chongchon) construyendo una presa aguas arriba, cuando los chinos cruzaban el río mandó abrir la presa ahogando a muchos.

La caballería de Goguryeo entonces cargó a las fuerzas restantes de Sui, infligiendo víctimas enormes. Un texto histórico que registra que los soldados Sui tuvieron que correr casi 200 kilómetros ese día para escapar de la muerte. De los 305.000 hombres que partieron, sólo regresaron 2.800.

Batalla del río Salsu 612 secuelas. Tras la derrota de los chinos, la caballería coreana los persiguió, de los 305.000 que iniciaron la campaña, solo regresaron 2.800.

Tercera campaña Sui contra Goguryeo (613)

Yangdi invadió Liaodong otra vez el año siguiente (613), pero fue obligado nuevamente a retirarse sin éxito. Mientras Yangdi estaba ausente, Yang Xuangan, hijo del primer ministro de Yangdi, Yang Su, fomentó la rebelión contra Yangdi. Temiendo el ataque desde dos frentes, Yangdi se vio obligado a retirarse como su ejército para sofocar la rebelión de Yang Xuangan.

Cuarta campaña Sui contra Goguryeo (614)

Después de aplastar la revuelta, Yangdi invadió Goguryeo nuevamente en 614. Aunque logró romper la primera línea de la defensa de Goguryeo sin capturar ninguna fortaleza fronteriza, ni ningún pozo, no pudo avanzar mucho más allá del río Liao debido a los ataques constantes de Goguryeo y a la obstrucción de sus líneas de suministro. El emperador coreano Yeongyang, viendo la posibilidad de poner fin a estas agotadoras guerras, ofreció la paz y devolvióa Sui y a Husi Zheng que había huido a Goguryeo después de la rebelión de Yang Xuangan.

Yangdi aceptó la oferta de paz de Yeongyang y retiró tropas Sui del territorio de Goguryeo. Sin embargo, el rey de Goguryeo nunca juró fidelidad, enfureciendo al emperador Yang, que tuvo que ser disuadido con dificultad de lanzar otra invasión contra Goguryeo.

Las pérdidas Sui, tanto en los términos de vidas y recursos, contribuyó a la caída de la dinastía Sui. Campesinos, soldados, aristócratas y terratenientes se levantaron contra el emperador junto con muchos de los oficiales militares de la dinastía. Yangdi movió la capital al sur en Yangzhou, pero las revueltas estaban demasiado extendidas. El hijo de Yuwen Shu, Yuwen Huaji, se convirtió en un poderoso general Sui que dirigió un exitoso golpe contra Yangdi y le asesinó personalmente. Esto completó la transición de Sui a Tang.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-08-28. Última modificacion 2017-10-09.