Edad Media Los búlgaros Decadencia y caída del Segundo Imperio Búlgaro

Antecedentes

Bajo los sucesores de Iván Asen II, Bulgaria comenzó a decaer. Los mongoles atacaron los Balcanes en el siglo XIII, devastando Bulgaria en 1.242, y Bulgaria se vio obligada a rendir homenaje a los khanes de la Horda de Oro. Después de 1.256 el Imperio de Nicea anexo el sur de Macedonia, los montes Ródope y parte de Tracia. El reino de Hungría ocupó la provincia de Belgrado.

Gradualmente Bulgaria perdió el control y la tradicional influencia política sobre Valaquia, donde se fortaleció el poder de la nobleza regional, y posteriormente se establecieron los principados locales. Durante el reinado de Miguel Asen II (1.246-1.256), Bulgaria había perdido territorios significativos ante sus enemigos sin ningún tipo de desastre militar de gran envergadura, sobre todo debido a los nobles desleales que entregaron los territorios para su enriquecimiento personal.

Bajo el emperador Constantino I Tikh el país perdió el norte y el centro de Macedonia ante Bizancio, así como Severin Banat ante Hungría y la crisis condujo a la guerra campesina, realizada por el criador de cerdos Ivailo, que logró sentarse en el trono de Bulgaria desde 1.277 hasta 1.280.

Ivailo logro un gran éxito militar contra los enemigos externos: derrotó a los bizantinos en dos batallas importantes y alejó temporalmente a los tártaros de las partes del noreste del Imperio. Sin embargo, no pudo hacer frente a la aristocracia y murió más tarde. La hegemonía tártara continuo hasta 1.300, cuando tras la muerte del khan Nogai, el khan Toktu cedió Besarabia al nuevo emperador búlgaro Teodoro Svetoslav. Pero la presión de la Horda en Bulgaria todavía era fuerte.

Batalla del río Skafida (1.304)

Durante el reinado de Teodoro Svetoslav, Bulgaria recuperó gran parte de su antigua fuerza y prestigio. El primer objetivo fue la revancha por los ataques que durante los anteriores 20 años que los mongoles habían sostenido sobre Bulgaria. Primeramente, los traidores fueron castigados, incluido el Patriarca Joaquim III, quien fue hallado culpable de ayudar a los enemigos de la corona. Después, el zar se volvió hacia el Imperio Bizantino regido por Andrónico II Paleólogo, que había colaborado con los ataques mongoles consiguiendo conquistar varias fortalezas en Tracia. Así, a partir de 1.303, su ejército fue hacia el sur y conquistó varias ciudades bizantinas fronterizas. Al año siguiente, en 1.304, los bizantinos se prepararon para contraatacar, de manera que ambos ejércitos se encontraron cerca del río Skafida.

Batalla del río Skafida

Batalla del río Skafida en 1.304. Bizantinos contra búlgaros

Los Bizantinos contaban con una fuerza de 5.000 hombres y los búlgaros con unos 10.000. Aparentemente los bizantinos ganaron tácticamente al inicio, haciendo retroceder a los búlgaros hasta el río y obligándoles a cruzarlo en retirada. Pero las tropas bizantinas, creyendo definitiva la victoria, avanzaron desordenadamente sobre el puente que cruzaba el río, que había sido saboteado antes de la batalla por los búlgaros. Con el peso de las tropas bizantinas, el puente colapso, provocando el pánico entre los bizantinos, que con las líneas totalmente rotas, tuvieron que hacer frente al contraataque búlgaro. Totalmente desbordados, los bizantinos acabaron retirándose en desbandada y los búlgaros se hicieron con la victoria.

Batalla del río Skafida

Batalla del río Skafida en 1.304. Los bizantinos cruzan desordenadamente el puente, que se colapsa.

Durante la batalla los búlgaros tomaron una gran cantidad de prisioneros, en especial entre la oficialidad, formada por la aristocracia bizantina. Después de la batalla, el ejército búlgaro continuó con su ofensiva sin que el Imperio Bizantino los pudiera detener a pesar de que el emperador bizantino Andrónico II Paleólogo hizo fundir el oro de su tesoro personal para poder reclutar más tropas. Finalmente, en 1.307, un tratado de paz se firmó entre el imperio Bizantino y el imperio Búlgaro, que se mantuvo en vigor hasta la muerte de Todor Svetoslav, en 1.321.

El khan Ozbeg (1.313-1.341) varias veces invadió Tracia, particularmente al servicio de Bulgaria en su guerra contra Bizancio y Serbia en 1.319. Sus ejércitos saquearon Tracia durante 40 días en 1.324.

 

Batalla de Velbazhd (1.330)

Ambos imperios Bizantino y Búlgaro estaban seriamente preocupados por el rápido crecimiento de Serbia y el 13 de mayo 1.327 establecieron un tratado de paz claramente anti-serbia. Después de otra reunión con Andrónico III en 1.329, los gobernantes decidieron invadir su enemigo común.  Michael Asen III se preparado para las operaciones militares combinadas contra Serbia. Michael Shishman desea volver a tomar las tierras búlgaras noroeste y el suroeste de lo que los serbios habían conquistado previamente. El plan incluía la eliminación completa de Serbia y su división entre Bulgaria y Bizancio. Según algunos cronistas Serbia, exigió la presentación del rey de Serbia y amenazó con “establecer su trono en medio de la tierra serbia”.

Ambas partes realizaron una cuidadosa preparación. Michael llamó a su aliado Basarab de Valaquia quién le envió una unidad fuerte, así como destacamentos de osetios y tártaros, un total de 3.000 hombres. El ejército de Michael fue estimado por sus contemporáneos como de unos 12.000 efectivos. Stefan Uro reforzó su ejército con mercenarios españoles y alemanes, guerreros experimentados que presentan una unidad de élite del ejército serbio, que comprendía un total de 18.000 efectivos.

Batalla de Velbazfd

Batalla de Velbazfd 1.330. Movimientos previos a la batalla

De acuerdo con el plan, los búlgaros deberían avanzar desde el este y los bizantinos desde el sur y después de unir fuerzas en alguna parte al norte de la actual Macedonia, pero su coordinación no era buena. En julio 1.330 Andrónico III invadió Macedonia y se apoderó de Prilep y cinco fortalezas menores deteniendo su ejército y esperando el resultado de la batalla decisiva entre búlgaros y serbios.

El objetivo de Serbia objetivo era impedir la unión de los aliados y luchar en batallas separadas. Ante el temor de un ataque en el valle de Morava por el camino de Nish el rey de Serbia, reunió a su ejército en el campo de Dobrich, en la confluencia del río Toplica en el Morava.

El 19 de julio, el ejército búlgaro dirigido por el propio Emperador partió de la capital Tarnovo, marcharon a través de la garganta del Iskar y Sofía y penetró en el norte del valle del Struma. Desde allí, continuó hacia Zemen y estableció su campamento en el pueblo de Shishkovtsi.  Al día siguiente, el ejército llegó al castillo fronterizo cerca de la aldea moderna de Izvor.  A partir de ahí se dividió en dos grupos: la fuerza principal bajo el mando de Michael Shishman progresó a través de la parte norte de la montaña Konyavska y se dirigió hacia el desfiladero Zemen. La otra fuerza más pequeña  pero que llevaba los apoyos al ejército, progresó por un camino más fácil, pero más largo a través de la montaña y llegó entre los pueblos de Konyavo y Dvorishte.

Otras fuerzas búlgaras bajo el mando de Belaur,  hermano del emperador,  estaban asentados en Vidin, pero no participaron en la batalla, siendo una de las principales razones de la siguiente derrota. Según algunos historiadores estaban estacionados como reserva,  mientras que otros piensan que llegó demasiado tarde.

Desde su campamento en la confluencia entre la Toplica y ríos Morava Stefan Decanski esperaba un ataque de Vidin, al norte-este. Su propósito era para impedir un avance búlgara al interior de su estado. Tras la noticia de la presencia búlgara en el valle Struma el rey marchó hacia el sur a lo largo del Morava búlgaro y luego el valle del río Pchinya hasta llegar a la aldea de Staro Nagorichino donde se detuvo para orar en un monasterio cercano. Después, continuó hasta el Monasterio Osogovski Ioakim donde rezó de nuevo y avanzó en territorio búlgaro cerca del río Kamenitsa en las cercanías de Velbazhd donde su ejército acampó.

La mayor parte de ambos ejércitos acamparon en las cercanías de Velbazhd,  ambos esperaban refuerzos y del 24 de julio negociaron una tregua de un día. El emperador tenía otros problemas que influyeron en su decisión de la tregua: las unidades de suministro del ejército aún no había llegado y los búlgaros tenían escasez de alimentos. Sus tropas se dispersaron por todo el país y los pueblos cercanos en busca de provisiones. Mientras tanto, recibió un refuerzo considerable dirigido por su hijo Stefan Duan durante la noche, el rey serbio rompió su palabra y atacó temprano el 28 de julio 1.330 y tomó al ejército búlgaro por sorpresa.

Batalla de Velbazhd

Batalla de Velbazhd 1.330

Una unidad de Serbia bajo el mando de Decanski tomó las alturas Spasovitsa mientras más tropas serbias, incluyendo 1.000 mercenarios catalanes fuertemente armados dirigidos por Stefan Dusan penetraron en el valle del río Dragovishtitsa hacia el pueblo de Shishkovtsi. La batalla principal se llevó a cabo entre el pueblo y las alturas Spasovitsa en una localidad llamada Bozhuritsa. Según una leyenda local, el nombre deriva de la flor bozhur que creció a partir de la sangre de los soldados búlgaros caídos.

Aunque cogido completamente por sorpresa, Shishman Michael intentó conservar el orden y la cohesión en su  ejército, pero ya era demasiado tarde y debido a su inferioridad numérica, las unidades búlgaras fueron aplastadas. La batalla fue sangrienta, porque las fuerzas búlgaras que aún quedan en el campo de batalla resistieron  con valor y, según algunos cronistas el río se tiño de rojo. Ambos bandos sufrieron grandes bajas y el campamento búlgaro fue saqueado por los serbios.

Batalla de Velbazhd El zar búlgaro Miguel

Batalla de Velbazhd 1.330. El zar búlgaro Miguel Shishman es muerto durante la batalla por los servios. Autor John Harris Valda

El Emperador fue gravemente herido, y fue capturado por los enemigos. Murió a consecuencia de las heridas en el  campamento serbio al cuarto día de su cautiverio. Su cuerpo fue enterrado en el monasterio de Staro Nagoricane.

Después de la batalla de los serbios avanzaron hacia la montaña Konyavska pero era imposible lograr ningún éxito porque más tropas búlgaras bajo hermano Belaur de Michael y el gobernador de Lovech Ivan Alexander se habían concentrado en torno al castillo Izvor y bloqueaban el camino hacia el interior del país.

Al escuchar la noticia la muerte de su aliado, Andrónico decidió abandonar la guerra con Serbia y decidió aprovecharse de la debilidad de Bulgaria invadiendo Tracia y capturando varias ciudades búlgaras de la zona, obteniendo un punto de apoyo firme.

Batalla de Rusokastro (1.332)

Los bizantinos no estaban preparados para la guerra. Su imperio estaba divido con disturbios civiles y el ejército estaba luchando contra los turcos en Asia Menor. En el Imperio Búlgaro, hubo luchas internas también, pero el nuevo emperador Iván Alejandro sabía que el enfrentamiento decisivo con Bizancio estaba por venir y decidió mejorar sus relaciones con los serbios. En 1.332, firmó un tratado de paz con ellos que duró hasta su muerte. El tratado fue asegurado con un matrimonio entre el serbio rey Stefan Dusan y la hermana del emperador, Helena.

En el verano de ese mismo año, los bizantinos reunieron un ejército y, sin declaración de guerra se dirigieron a Bulgaria, saqueando los pueblos en su progresión. Los bizantinos lograron tomar varias fortalezas ya que la atención de Ivan Alejandro estaba enfocada en  la lucha contra la rebelión de su tío Belaur en Vidin. Trató de negociar con el enemigo, pero finalmente fracasó.

 El emperador decidió actuar con rapidez en el curso de cinco días, su caballería cubrió la distancia de 230 kilómetros para llegar a Aitos y enfrentarse a los invasores

Batalla de Rusokastro: Despliegue de fuerzas

Batalla de Rusokastro 1.332: Despliegue de fuerzas

Iván Alejandro tenía 8.000 soldados, mientras que los bizantinos eran sólo 3.000 caballeros. Hubo negociaciones entre ambos gobernantes, pero el emperador búlgaro deliberadamente lo prolongo porque estaba en espera de refuerzos. En la noche del 17 de julio por fin llegaron a su campamento 3.000 jinetes mercenarios tártaros (mongoles) y decidió atacar a los bizantinos al día siguiente. Andrónico III Paleólogo no tuvo más remedio que aceptar el combate.

El ejército bizantino consistía de 16 escuadrones, formó en un amplio frente en dos líneas con los flancos detrás del centro formando una media luna.

La batalla comenzó a las seis de la mañana y se prolongó durante tres horas. Los bizantinos trataron de impedir que la caballería búlgara les envolviera, pero no lograron su objetivo. La caballería búlgara envolvió la primera línea bizantina sin preocuparse de la infantería y cargaron contra la retaguardia de sus flancos.

Batalla de Rusokastro. La

Batalla de Rusokastro 1.332. La caballería búlgara a taca por los flancos a la infantería bizantina

Después de una lucha feroz los bizantinos retrocedieron, refugiándose en la fortaleza de Rusokastro (castillo ruso).   El ejército búlgaro rodeó la fortaleza y al mediodía del mismo día Iván Alejandro envió embajadores a continuar las negociaciones. Andrónico acordó devolver las posesiones búlgaras en Tracia, firmando un pacto de amistad. El hijo de ocho años y sucesor del emperador búlgaro Miguel Asen se casó con la hija de Andrónico, María.

Alejandro inició una nueva expansión territorial incluía las montañas Ródope y varias ciudades importantes de la costa del mar Negro. Este fue un periodo conocido como Segunda Edad de Oro por su animada vida cultural.

El khan Ozbeg volvió a saquear Tracia durante 15 días en 1.337, obteniendo 300.000 cautivos. Después de la muerte de Ozbeg en 1.341, sus sucesores no continuaron su política agresiva y los contactos con Bulgaria desaparecieron.

Final del imperio Búlgaro

Tras la muerte de Iván Alejandro Bulgaria quedó dividida en estados rivales, una de las dos más grandes se concentró en Veliko Tarnovo, y el otro en Vidin, gobernado por los dos hijos de Iván.

Los dos hermanos y el déspota Dobrotitsa del Principado de Karvuna no hicieron ningún intento de unirse e incluso estaban comprometidos en un conflicto militar por Sofía.

Imperio búlgaro antes de la invasión de los mongoles

Imperio búlgaro antes de la invasión otomana

Debilitada Bulgaria no pudo competir con una nueva amenaza del sur, los turcos otomanos, que cruzaron a Europa en 1.354. En 1.362 capturaron Filipópolis (Plovdiv), tomando Sofía en 1.382. Los otomanos dirigieron su atención a los serbios, a quienes derrotaron en Kosovo Pole en 1.389. En 1.393 los otomanos ocuparon Tarnovo tras un asedio de tres meses. Al año siguiente los otomanos capturaron el Principado Karvuna y Nikopol, la última ciudad del zarismo de Tarnovo cayó en 1.395. Al siguiente año el Reino de Vidin fue también ocupado, con lo que el Segundo Imperio búlgaro y la independencia búlgara llegaron a su fin.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-03-20. Última modificacion 2017-04-12.