Edad Media Los búlgaros La primitiva Gran Bulgaria

Cargando anuncio...

Hacia el 580 el khan ávaro, Bayan había establecido la supremacía sobre la mayoría eslava, búlgara, y las tribus germánicas.

Khan Kubrat (632-651)

Se sabe que Kubrat era de la tribu de los unogonduri del clan Dulo, había pasado su juventud en Bizancio, ya fuera en calidad de rehén de algún tratado con los ávaros, o bien en busca de protección de las guerras sucesorias de los turcos. Según el historiador Juan de Nicea, Kubrat fue educado como un patricio bizantino, e incluso fue bautizado, y pasó mucho tiempo en la corte del emperador Heraclio, de quien se hizo muy amigo y aprendió el arte de la política bizantina.

En el 631 y 632, en el este, Kubrat logró unir bajo su mando las dos principales tribus búlgaras, los kutriguros y los onoguros, en las tierras al norte del Cáucaso, entre el Kuban, el Mar de Azov y el Mar Negro, creando una poderosa confederación conocida por los autores medievales como la Primitiva Gran Bulgaria o Patria Onoguria y probablemente también se unieron los heftalitas Uar e incluso ávaros, Kubrat del clan Dulo recibió el título de khan, que contaba también con el apoyo de los bizantinos siempre y cuando atacasen a los ávaros, este estado estaba situado entre los mares Negro y Caspio.

La Primitiva Gran Bulgaria

Con previsión, paciencia y voluntad de un estadista sentó las bases de una alianza militar y tribal. Su capital era Phanagoria en la península de Taman. Los cronistas bizantinos se refirieron a ella como Gran Bulgaria. En este prototipo de un estado medieval, el khan Kubrat vinculó las ambiciones del parentesco y de los jefes tribales a una unión comprometida, creando las condiciones para el desarrollo y el crecimiento.

Con el tiempo los nobles llegaron a comprender la intuición del khan: sólo un sistema estatal similar al de Bizancio podría unir a las tribus búlgaras. Kubrat hizo la paz con el Imperio Bizantino y fue concedido el título del patricio por el emperador Heraclio.

Las relaciones pacíficas con el Imperio Bizantino permitieron que el khan defendiera la independencia de la Gran Bulgaria contra los continuos ataques de los jázaros. El estado de Khan Kubrat, que también se extendió desde el Kuban en el este a los ríos Donets y Dnieper en el norte y oeste y al Mar de Azov y el Mar Negro en el sur.

Poco después del año 663, Kubrat murió, justamente cuando acababa de aparecer en las fronteras orientales de la “Primitiva Gran Bulgaria” los jázaros, un nuevo y peligroso enemigo.

Hay una leyenda que dice que cuando Kubrat se estaba muriendo, ordenó a sus hijos a buscar un paquete de palos y les dijo que rompieran el paquete en dos. Cuando ninguno de los hijos logró romper el fardo, el khan tomó los palos y los partió uno a uno con sus débiles manos.

Los hijos comprendieron el mensaje de su padre: su fuerza dependía de su unidad. Los cronistas bizantinos Theophanes y Nicéforo escribieron que el legado de Kubrat a sus hijos era preservar la unidad “para que dominaran en todas partes y nunca se convirtieran en esclavos de otros pueblos“.

El khan Kubrat y la leyenda del manojo de palos. Puso un manojo de palos e invitó a sus cinco hijos a partir el manojo, cuando ninguno pudo, el los partió con sus débiles manos uno a unos. Autor Dimitar Gyudjenov.

 

El legado del khan Kubrat sus cinco hijos juran lealtad y mantenerse unidos antes de su muerte. Autor Vasil Goranov

 Con la muerte del khan Kubrat, el Estado Búlgaro se disolvió y se dividió en cinco estados entre los  cinco hijos y sucesores de Kubrat:

  • El primogénito Batbayan (o Bayan) permaneció en la patria, pero sería derrotado por los jázaros y sometido a su dominio, algunos cruzaron el Caúcaso y se dirigieron a Armenia.
  • Kotrag el segundo con la tribu kutrigur,se dirigió al norte al río Volga y estableció la fuerte Bulgaria del Volga; otra rama de los búlgaros que subsistiría hasta el siglo XIII.
  • Kuber al frente de un tercer grupo, se desplazó a Panonia y luego descendió hasta Macedonia.
  • Alcek capitaneó un cuarto grupo, que se desplazó  Panonia y después alcanzó Italia.
  • Asparukh, el tercer hijo,condujo la tribu búlgara más conocida de los utriguros, hacia Ongala al norte del Danubio. Desde allí lanzó  ataques contra las fortalezas bizantinas en el sur.
Emigraciones búlgaras

Emigraciones búlgaras, desde las tierras de origen a la Primitiva Gran Bulgaria, a la muerte de Asparuh sus cinco hijos emigraron en distintas direcciones

Khan Asparuh (681-701)

Después de la muerte del khan Kubrat en 660, el estado se vio amenazado por los constantes ataques de los jázaros desde este y sus hijos divididos estaban divididos para hacerlos frente.

Asparuh decidió emigrar en dirección sur con los utriguros, dispuesto a cobrarse a costa del Imperio Bizantino lo que había perdido frente a los jázaros, fue seguido por unas 50.000 personas. El momento era propicio. En aquel momento, la capital del imperio estaba siendo asediada por Muawiyah I, de los Omeyas.

Los búlgaros avanzaron por las orillas del Mar Negro, por las tierras que ya habían sido abandonadas por los ávaros, y que estaban siendo trabajadas por los pueblos eslavos de las Siete Tribus y los Severiano, que, a diferencia de sus anteriores amos ávaros, aprovechaban las campañas de invasión y saqueo para ocupar el territorio de forma permanente.

La emigración del khan búlgaro Asparukh. Autor Vasil Goranov

 

Eslavos ofreciendo homenaje al khan Asparuh. Autor Vasil Goranov

Asparukh pactó con todos ellos, y, erigiéndose como nuevo líder de aquel conglomerado de búlgaros a caballo y eslavos a pie, comenzó a atacar los territorios del Imperio Bizantino, cruzó el Danubio y se asentó en el delta, probablemente en la desaparecida isla de Peuce, desde allí asoló las tierras bizantinas de Mesia.

El khan Asparuh en las orillas del río Danubio

El khan Asparukh cruzando el Danubio para ocupar Mesia. Autor Vasil Goranov

Batalla de Ongala o de Ongal (680)

Después de que el asedio árabe de Constantinopla terminase, Constantino IV reunió un ejército de unos 30.000 efectivos y la flota, realizando una operación combinada, marchó contra los búlgaros y sus aliados eslavos en 680. Los búlgaros que eran unos 12.000 jinetes y sus aliados eslavos, retrocedieron y se refugiaron en la zona pantanosa de Ongala o de Ongal en el sur de Besarabia, al norte del Danubio. Allí se refugiaron en un campamento fortificado por muros de madera.

Batalla de Ongala o de Ongal (680). Entre las fuerzas bizantinas de Constantino IV y las fuerzas búlgaras del khan Asparuh

Los pantanos obligaron a los bizantinos a realizar ataques desde distintos lugares y en grupos más pequeños que redujeron la fuerza de sus ataques.

Con los ataques repelidos ante los muros de madera, y una defensa bien organizada finalmente obligaron a los bizantinos a realizar un asedio para forzarles a rendirse por hambre.

Según la creencia popular, el emperador se sintió indispuesto, unos dicen tenía un dolor en una pierna otros que los pantanos causaron enfermedades al ejército bizantino y que el propio emperador fue una víctima mas, el caso es que se dirigió a Anquialo (actual Pomoria) para tratarse.

La marcha del emperador supuso un duro golpe para la moral de los bizantinos, pues las tropas pensaron que había huido del campo de batalla, muchas fuerzas comenzaron a desertar. Cuando los búlgaros se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo, salieron y atacaron, derrotando fácilmente al desalentado enemigo, que inició la retirada, pero la retirada se convirtió en una desbandada. La caballería persiguió a los enemigos que se retiraban desordenadamente. La mayoría de los soldados bizantinos perecieron.

Batalla de Ongal o de Ongala verano del 680. Constantino IV se dirige hacia Ongala en el delta del Danubio para combatir a las tribus búlgaras que allí se asientan. Protegidos por empalizadas y marismas, estos últimos resisten todas las cargas bizantinas, hasta que un contraataque de la caballería búlgara acaba en desastre para el Imperio. Autor Vasil Goranov.

 

El khan Asparukh cruzando el río Danubio para reclamar las tierras de Moesia

El khan Asparukh cruzando el río Danubio para reclamar las tierras de Moesia

Después de la victoria, los búlgaros y eslavos avanzaron al sur y se apoderaron de las tierras al norte de Stara Planina. En 681 invadieron Tracia y derrotaron a los bizantinos de nuevo. Constantino IV se encontró en un callejón sin salida y pidió por la paz. Con el tratado de 681 los bizantinos reconocieron la creación del nuevo Estado Búlgaro y se vieron obligados a pagar tributo anual a los gobernantes de Bulgaria.

Esta batalla fue un momento significativo en la historia de Europa, ya que condujo a la creación de un nuevo estado poderoso.

Gobierno de Asparuk

Asparuh se dio cuenta de que su nuevo país debía organizarse de mantera distinta al estado estepario de la Primitiva Gran Bulgaria. Para empezar, la población eslava poseía un modo de vida sedentario, y eran capaces de producir productos agrícolas. Por otro lado, el territorio no era una simple estepa. Por lo tanto, la élite militar búlgara se fue desligando del nomadismo pastoril, y pasaron a ser sostenidos en núcleos militares permanentes por la población agrícola circundante. El khan incluso estableció una capital fija, Pliska. Aquello era nuevo para los búlgaros, y esta economía, parcialmente agraria, les reportó grandes ventajas respecto a su modo de vida anterior, tal y como se vería en los años siguientes.

Khan Asparuh portada de la novela de Anton Donchev. Autor Vasil Goranov

Los búlgaros eran gobernados por khanes hereditarios. El único título similar encontrado hasta el momento el de khanasubigi y fue usado sólo por cuatro de los regidores búlgaros, llamados Krum, Omurtag, Malamir y Presian, que eran respectivamente abuelo, hijo, nieto y sobrino de Malamir, y tras ellos el título desapareció. Otros títulos similares pero no reales fueron avalados entre la clase noble búlgara y éstos son kavkhan (vicekhan), tarkhan, y boritarkhan. Comenzando desde ahí (si había un vicekhan (kavkhán), se supone que había un khan también) los eruditos asumen el título de khan para el primer líder búlgaro. Inscripciones tardías hablan de los arcontes (un título griego) y knyaz (un título eslavo).

Habían varias (probablemente más de 100) familias aristocráticas cuyos miembros, llamados boila (boyares) portaban títulos militares y formaban una clase gobernante. La religión de los búlgaros es desconocida, pero se supone que era monoteísta, venerando al dios túrquico del cielo Tangra.

El ejército de los primeros búlgaros

Los primeros búlgaros eran un pueblo guerrero y la guerra formaba parte de su vida cotidiana, con cada adulto búlgaro estaba obligado a luchar. Los primeros búlgaros eran exclusivamente jinetes: en su cultura, el caballo era considerado un animal sagrado y recibió un cuidado especial.

El ejército permanente consistía en la guardia del khan que estaba compuesta de guerreros selectos, mientras que el ejército de campaña consistía prácticamente en toda la nación, reunida por clanes. En el campo, el ejército se dividía en alas derecha e izquierda.

Durante las primeras décadas después de la fundación del país, el ejército consistió en una caballería búlgara y una infantería eslava. El núcleo del ejército búlgaro era la caballería pesada, que consistía en 12.000-15.000 jinetes pesados.

Los búlgaros estaban bien versados ​​en el uso de las estratagemas. Con frecuencia mantenían una fuerte unidad de caballería en reserva, que atacaría al enemigo en el momento oportuno. También a veces concentraron sus jinetes libres detrás de su formación de batalla para evitar ataques sorpresa por la retaguardia.

Usaban emboscadas y fingían retiradas, durante los cuales cabalgaban de espaldas, realizando el tiro parto, disparando nubes de flechas sobre el enemigo que los perseguía. Si el enemigo los perseguía desordenadamente, deban media vuelta y los atacaban ferozmente. Según los historiadores contemporáneos, los búlgaros “podían ver en la oscuridad como murciélagos” ya menudo luchaban por la noche.

El ejército búlgaro tenía una disciplina de hierro, con los oficiales comprobando vigorosamente si todo estaba listo antes de una batalla. Si un caballo estaba desnutrido o no debidamente cuidado, el castigo era la pena de muerte. Los soldados estaban bajo amenaza de pena de muerte cuando tenían destensada la cuerda del arco o una espada sin mantenimiento; incluso si montaban un caballo de guerra en tiempo de paz.

La infantería del estado recién formado estaba compuesta principalmente de eslavos, que eran generalmente soldados ligeramente armados, aunque sus caciques generalmente tenían pequeños séquitos de caballería.

Los lacayos eslavos estaban equipados con espadas, lanzas, arcos y escudos de madera o cuero. Sin embargo, eran menos disciplinados y menos eficaces que la caballería búlgara.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-03-20. Última modificacion 2017-04-10.