Edad Media Los cumanos Costumbres cumanas

Cargando anuncio...

El origen del significado de cumano, kipchak como se ha indicado está relacionado con el color amarillo, que puede referirse al color de la piel, al color del pelo, o incluso al color de la capa favorita de sus caballos.

La sociedad cumana era socialmente desigual. La base de la desigualdad de la riqueza era la propiedad privada de la ganadería. La riqueza principal era el número de caballos. Muchas personas en el país de los cumanos, según lo informado por las fuentes escritas, tenían la propiedad de varios miles de caballos finos, y algunos de ellos incluso más de diez millares. La usurpación de la propiedad era castigada severamente. Se consideró punible, de acuerdo a las leyes establecidas (tore). La ganadería, que era propiedad privada de familias cumanas tenía marcas tribales (tamgas).

El grupo más desfavorecido en la sociedad cumana eran esclavos, procedían de los prisioneros de guerra. Los esclavos eran principalmente para la venta, y sólo algunos de ellos fueron utilizados en el hogar como siervos.

Robert de Clari, historiador medieval francés, describió a los cumanos como guerreros nómadas que no habitaban en casas ni en granjas sino que vivían en tiendas y comían leche, queso y carne. Los caballos llevaban un saco con el alimento atado a la silla, y en un día y una noche podían cabalgar siete mansio (días de viaje), se iban de campaña sin llevar ningún equipaje, y cuando regresaban traían todo lo que podían cargar.

Su religión era chamánica y rezaban al primer animal que veían por la mañana.  Para las prácticas de adivinación usaban animales, especialmente el lobo y el perro. Celebraban el culto a los antepasados y siempre a los muertos con objetos cuya fastuosidad iba en proporción con el rango social del destinatario, en las clases altas se enterraban con sus caballos. Toleraban todas las religiones, el Islam y el cristianismo se extendieron posteriormente entre ellos.

Mujer cumana practicando el tiro con arco. Se trata de Khanum Sevindik Begotoglu Sarkelli, la esposa del khan de Desht-i Yurtubi, a la izquierda otra mujer guerrera con armadura y yelmo con máscara. Las mujeres cumanas tenían fama de ser muy bellas y manejar armas para caza o deporte, no hay constancia de que intervinieran en combates, llevan gorro de fieltro y numerosos adornos. Autor Gambargin, fuente Deviant Art

Campamento cumano. Decorado para el acto 2 de la ópera “el príncipe Igor” de Borodin

Campamento cumano. Decorado para el segundo acto de la ópera “el príncipe Igor” de Borodin en el que simulan un campamento cumano

También desempeñaron el papel de los intermediarios en el comercio entre Bizancio y Oriente, que pasaba a través de los puertos cumanos controlados como Surozh, Oziv y Saksyn. Varias rutas terrestres entre Europa y el Cercano Oriente recorrían también territorios cumanos.

Para sus fuegos utilizaban generalmente leña, pero cuando no había, usaban los excrementos de animales.

Los carros tenían cuatro ruedas grandes. Ponían listones de madera sobre el carro para hacer un marco donde se podía asentar la  tienda encima de la carreta y podía ser fácilmente colocada en el suelo. Los cumanos “ennegrecían” las ventanas de sus tiendas de campaña, para ver hacia afuera, pero no se pudiera ver hacia dentro.

Dibujo carros cumanos en Radzivill Chronicle Cumans.

Dibujo carros cumanos en Radzivill Chronicle Cumans.

Un viajero árabe describe los carros cumanos: “contratamos a un carro y viajamos a la ciudad de Al-Qiram, que forma parte de los territorios kipchaks  del khan Uzbeg y tiene un gobernador llamado Tuluktumur.

Estos carros tienen cuatro ruedas grandes y están arrastrados por dos o más caballos, bueyes o camellos, de acuerdo con su peso. El conductor monta sobre uno de los caballos y lleva un látigo o pica de madera.

En el vagón es una especie de cúpula hecha de listones de madera atadas con tiras delgadas de cuero; es ligero de llevar, y  está cubierto con fieltro  o tela, y tienen ventanas con rejas. Las persona que están dentro de la tienda pueden ver otras personas sin que estas puedan verla, y  pueden emplear el tiempo como le guste, durmiendo, comiendo, leyendo o escribiendo. Los de los vagones que llevan el equipaje, las provisiones y los alimentos están cubiertos con una especie de tienda de campaña como los que he descrito, con un cierre. Vimos una gran ciudad en movimiento con sus habitantes,  sus bazares en ella, y el humo de las cocinas se levanta en el aire, ya  que cocinan mientras están en marcha

Carromato cumano con una yurta encima arrastrado por bueyes, lleva demasiados bueyes para arrastrarlo, posiblemente pertenezca a un khan, que trata de impresionar con su riqueza, carros similares los llevaban otros pueblos de la estepa como los mongoles y los magiares

Carromato cumano con una yurta encima arrastrado por bueyes, lleva demasiados bueyes para arrastrarlo, posiblemente pertenezca a un khan, que trata de impresionar con su riqueza, carromatos-vivienda llamados kibitkas fueron usados por otros pueblos de la estepa como los mongoles y los magiares

El atuendo masculino y atuendo femenino fueron similares, pero no exactamente iguales. De acuerdo con el cruzado Robert de Clari, la gente normal de la tribu iban vestidos con pieles de oveja. De hecho, la prenda preferida era un chaleco  de piel de oveja, con el pelo hacia afuera, usado generalmente en combinación con brazaletes. Debajo una túnica, o caftán, con o sin mangas, que se extiende hasta la mitad de la pantorrilla, abierto por delante y por detrás para poder montar, y ceñido con un cinturón.
Los hombres vestían gorros de fieltro o cuero cónicos, puntiagudos o redondeados en la parte superior con borde de piel alrededor de la base si era de cuero,o de ala ancha si era de fieltro. Esta ala ancha ayudó a distinguir cumanos porque estaban vueltos hacia arriba en los lados y la parte trasera, y puntiaguda en la parte delantera.

Los hombres lucían el pelo largo y pronunciados bigotes, y podría llevar el pelo suelto o trenzado, se afeitaban la coronilla, pero no tanto como los mongoles.

Cumanos acampando. A la izquierda carromatos de dos y cuatro ruedas que eran a la vez vivienda y se denominaban kibitkas; a la derecha guerreros cumanos,se ve al jefe con cota de escamas y protecciones en brazos y piernas, lleva casco con almofar tapándole la cara y su caballo leva petral, a su derecha el portaestandarte con máscara facial. Autor Igor Dzis para la Historia de la Rus de Kiev

Los cumanos nunca establecieron un estado, y su falta puede haber servido para prolongar su existencia, o para acelerar su desaparición, dependiendo de la interpretación. Un viajero judío del siglo XII, Petahia de Ratisbona.  Comentaba que “no tienen rey, sólo príncipes y familias reales“. Los cumanos  no se enfrentaron a ninguna gran amenaza prolongada que les hubiese obligado a una condición de estado de cooperación.

A través de alianzas matrimoniales y marciales, los cumanos mantuvieron una existencia ambigua con los rusos, bizantinos, georgianos, corasmios (kwarizmians),  unas veces tenían momentos  de  guerra, otras veces momentos de paz. La variedad de tribus, cada una bajo un clan gobernante, formaron sub-confederaciones bajo carismáticos gobernantes, que actuaban independientemente unas de otras, incluyendo la implementación de políticas opuestas.

A partir del siglo XII aparecen artesanos en la sociedad cumana, diferentes especialidades comenzaron a aparecer entre ellos herreros, peleteros, zapateros, fabricantes de sillas de montar, los fabricantes de armas y sastres.

Como casi todos los nómadas, los cumanos también participaron en redadas y saqueos, que era una parte importante de su ocupación. Estuvieron involucrados en el comercio, especialmente en la trata de esclavos, en los puertos de Crimaea como Sougdaia y Cherson. Hay pruebas de que en la sociedad de cumanos la vendetta también existía.

Las evidencias arqueológicas respecto a los cumanos son escasas, y sus tumbas son difíciles de distinguir de las pechenegas, que eran  étnicamente afines. Figuras de piedra fueron colocadas en honor de los cumanos muertos, colocando estatuas de piedra como monumentos.

Noble cumano siglo XII-XIII. Lleva yelmo cónico con máscara y detrás un guerrero, ambos llevan el tradicional látigo en la mano. Al fondo esculturas cumanas similares a las expuestas en el parque-museo de Lugansk, Ucrania

El arzobispo de Tesalónica Eystathios escribe de los cumanos: “Los escitas (cumanos) son un pueblo que nunca se quedan en un mismo lugar, están en constante movimiento, y por esa razón están desprovistos de las instituciones. Ellos (los cumanos) vagan por las cuatro esquinas de la tierra (cuatro puntos cardinales) sin cesar, sin tomar un descanso. Ellos realmente están moviéndose y huyendo, y nadie les puede alcanzar, ya que ni habitan en ciudades, ni saben de pueblos, pero se mueven constantemente como bestias salvajes”.

Robert de Clari que participó en la Cuarta Cruzada, informa que más allá de Bulgaria, se extendía Cumania y añade: “Los cumanos son un pueblo salvaje que ni siembran, ni siegan, no tienen cabañas o casas, pero encuentran refugio en grandes tiendas de campaña construidas con pieles, mientras que viven exclusivamente de la leche, el queso y la carne. Durante el verano enjambres de moscas y mosquitos se reúnen a su alrededor,  ni siquiera se atreven a salir de sus tiendas de campaña ni siquiera para invadir las tierras que quieran saquear“.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-06-16. Última modificacion 2017-06-29.