Edad Media Los cumanos Los cumanos y los mongoles

Cargando anuncio...

Los cumanos habían proporcionado santuario a los Merkit y otros refugiados, víctimas de las guerras de Gengis Khan durante su ascenso al poder mongol. Albergar “esclavos” en la cultura  de las estepas se refiere a los vencidos que huyeron,  y era una afrenta para los mongoles.

Los cumanos habían usado el mismo lenguaje para dirigirse a los bizantinos cuando éstos dieron  refugio a los ávaros derrotados.

Panoplia guerreros cumanos

Panoplia guerreros cumanos

Como la mayoría de los demás pueblos de la Europa medieval del Este, los cumanos pusieron resistencia contra el avance implacable de los mongoles dirigidos por Jebe y Subotai.

Los mongoles avanzaron a las montañas del Cáucaso en la búsqueda de Muhammad II, el shah del Imperio Carasmio (Khwarezmid), y encontraron y con las fuerzas de Googia,  la caballería cumana de la Guardia Real del rey Jorge IV de Georgia fueron derrotados por los mongoles.

Cuando cruzaron los montes del Cáucaso, las fuerzas cumanas, búlgaras, jázaras y alanas  intentaron  emboscar a los mongoles, el khan Kotian aceptó un soborno de los mongoles y se  retiró, y en consecuencia el resto fueron atacados y masacrados en Subcaucasia. Los khanes cumanos Danylo Kobiakovych y Yurii Konchakovych murieron en la batalla.

 Cuando los mongoles se acercaban Rusia, el khan Koten huyó a la corte de su hijo político, el príncipe Mstislav el Temerario de Galich, donde le entregó numerosos regalos como caballos, camellos, búfalos y niñas.

Cuando le estaba presentando  estos regalos le dijo lo siguiente: “Hoy los mongoles nos han quitado nuestra tierra y mañana vendrán y tomarán la tuya“. Los cumanos fueron ignorados durante casi un año. Pero cuando la noticia llegó a Kiev de que los mongoles avanzaban a lo largo del río Dniéster, la Rus respondió. Mstislav de Galich organizó un consejo de guerra en Kiev, a la que asistieron Mstislav Romanovich, el príncipe Yuri II de Vladimir-Suzdal y Mstislav Svyatoslavich de Chernigov. Los príncipes prometieron apoyo a los cumanos de khan Koten y se formó una alianza entre la Rus y cumanos.

Se decidió quelaRus y cumanosse moveríanhacia el estepara buscar y destruircualquier fuerza mongolaque se encontrasen. Los príncipesde laRus, entoncescomenzaronreunirsus ejércitosy se trasladaronhacia elpunto de encuentro.Elejército aliado de laRus y los cumanoscontaba con cerca de 80.000 efectivos.

Jinetes cumanos. Ambos llevan yelmos cónocos con máscara facial. El de la izquierda lleva cota de malla, lanza sable y arco. El de la derecha lleva sobreveta con discos en el pecho, escudo redondo a la espalda y hacha

La batalla del rio Kalka en 1.223 fue una estrepitosa derrota para las fuerzas aliadas. En el caos los cumanos lograron retirarse (ver el capítulo los mongoles).

Durante la segunda invasión mongola de Europa del Este en 1.237 los cumanos ofrecieron una gran resistencia, después de muchas derrotas y al menos una victoria, se produjo la gran emigración.

Istvan Vassary establece que después de la conquista mongola, “comenzó una migración a gran escala de los cumanos.” Un grupo se fueron a vivir con los búlgaros del Volga, que no habían sido atacados todavía.  Otros grupos se trasladarona Anatolia, Kazajstán y Turkmenistán.

Otro grupo se dirigió a Bulgaria. Los cumanos cruzaron el Danubio, y esta vez el zar Ivan Asen II no pudo controlarles, como a menudo lo había hecho antes; la única posibilidad que le quedaba por era dejarles marchar a través de Bulgaria, en dirección sur. Pasaron a través de Tracia y llegaron tan lejos como las ciudades de  Adrianópolis y Didymotoichon, saqueando ciudades y el campo a su paso, al igual que lo habían hecho anteriormente. El conjunto de Tracia se convirtió, como Acropolita dijo, en un “desierto escita.”

Jinete cumano

Otros grupos siguieron al khan Koten hasta Hungría, donde pidió asilo al rey Bela IV de Hungria, que les ofreció refugio.  En 1.239 el rey de Hungría Bela IV y los húngaros dieron la bienvenida a los cumanos en Hungría recibiéndoles en el Paso de Radna con una gran ceremonia en el día de Pascua. Kotian acordó convertir a su pueblo que eran unas 40.000 familias al catolicismo, y ser leal a Hungría.

El rey Bela esperaba utilizarlos como tropas auxiliares contra los mongoles, que ya estaban amenazando a Hungría. Les asignó partes del centro de Hungría.

En marzo de 1.241, los mongoles habían tomado Galich y estaban a punto entrar en Hungría. El resentimiento húngaro hacia los cumanos, cuyos grandes rebaños habían destruido tierras de cultivo y las formas nómadas entraron en conflicto con las comunidades húngaras.

Bela IV consideró necesario dar refugio al khan Kotian y su familia en un palacio real en Pest. Un grupo de soldados alemanes y húngaros, muy probablemente instigada por el duque Federico Babenberg de Austria, montó un asalto al palacio y asesinaron al khan  Kotian y su familia. Los cumanos, desilusionados, desesperados, y furiosos, exigieron venganza sobre los húngaros desertando en el mayor momento de necesidad. Huyeron a los Balcanes, arrasando a su paso y destruyendo todos los pueblos húngaros que encontraron en su camino.

El 12 de abril los mongoles aniquilaron al ejército húngaro cerca del pueblo de Mohi.

El golpe final llegó en 1.241, cuando terminó el control cumano en las estepas del Ponto y la confederación cumana dejó de existir como entidad política, con las tribus cumanas restantes dispersas, o bien se convertían en súbditos y se mezclaban con sus conquistadores mongoles como parte de lo que iba a ser conocido como la Horda de Oro (Kipchak Khanate) y la Horda Nogai, o huían hacia el oeste, al Imperio Bizantino, al Segundo Imperio Búlgaro, y al Reino de Hungría. Otros cautivos cumanos fueron enviados a Egipto para ser vendidos como esclavos; estos esclavos iban a convertirse en mamelucos, algunos de los cuales alcanzaría el rango de Sultán, o mantenían el poder regional como emires o beys. Algunos de estos cumanos, ahora convertidos en  mamelucos, lucharían contra los mongoles de nuevo, derrotándolos en la batalla de Ain Jalut y batalla de Elbistan.

Duelo entre un mongol y un turco posiblemente cumano

Los cumanos que se dirigieron al Imperio Bizantino sirvieron como mercenarios, siendo uno de los elementos más importantes del ejército bizantino hasta la mitad el siglo XIV. Sirvieron como arqueros a caballo y los del Ejército del Centro fueron llamados colectivamente Skythikoi. En 1.241, los bizantinos asentaron 10.000 cumanos en Tracia y Anatolia, donde se helenizaron. Incluso un cumano de habla griega se convirtió en Megas Domestikos bajo el emperador Andrónico II.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-06-18. Última modificacion 2017-06-29.