Edad Media Los cumanos Los cumanos y las Rus de Kiev

Los cumanos entraron en contacto por primera vez con la Rus de Kiev en 1.055, cuando avanzaron hacia el principado Pereyaslavl pero el príncipe Vsevolod I de Kiev llegó a un acuerdo con ellos evitando así una confrontación militar, firmando un tratado de paz con ellos. A pesar del tratado, en 1.061, los cumanos supuestamente traspasaron los terraplenes y empalizadas de las fortalezas construidas por los príncipes Vladimir y Yaroslav, y bajo el jefe Sokal, invadieron y devastaron el principado Pereyaslavl. De la Rus; este sería el comienzo de una guerra que se prolongaría durante 175 años.

Cumanos frente a rusos siglo XII. A la izquierda jinete ruso con su armamento, a la derecha jinete cumano con su armamento. Autor Igor Dzis para la Historia de la Rus de Kiev

Batalla del río Alta (1068)

Los rusos en el 1.068 reunieron una fuerza dirigida por el príncipe Iziaslav I de Kiev, el príncipe Sviatoslav de Chernigov, y el príncipe Vsevolod de Periaslavl, y fueron a interceptar a los cumanos en el río Alta cerca de la ciudad de Pereiaslavl. En la batalla del río Alta, los cumanos traspasaron los terraplenes y empalizadas construidas y vencieron a al ejercito que había intentado interceptarlos, en el que se encontraban los hijos de Yaroslav el Sabio, Igor Sviatoslav II de Kiev, y Vsevolod Yaroslavych. Iziaslav y Vsevolod fueron derrotados y huyeron de vuelta a Kiev.

Batalla del río Alta 1068. Los cumanos derrotan a las fuerzas rusas. Autor Igor Dzis para la Historia de la Rus de Kiev

Batalla del río Alta 1068.  Secuelas de la batalla. Ígor Sviatosláv II de Kiev es derrotado por los cumanos. Autor Víktor Vasnetsov.

Después de la victoria los cumanos invadieron Ucrania en repetidas ocasiones, devastando la tierra y tomando cautivos, que convertían en esclavos que vendían en los mercados del sur. Las regiones más vulnerables eran los principados de Pereyaslavl, de Novgorod-Seversk y el de Chernigov.

El príncipe Sviatoslav logró derrotar a un ejército cumano mucho más grande el 1 de noviembre 1.069 en la batalla de Snov, cerca de dicha ciudad y detener la oleada de redadas cumanas. Una pequeña escaramuza en 1.071 fue la única molestia por los cumanos para las siguientes dos décadas.

Batalla de Snov 1069. Derrota de los cumanos por los rusos mandados por el príncipe Sviatoslov II. Autor Igor Dzis para la Historia de la Rus de Kiev

Batalla del río Stugna(1.093)

Los cumanos derrotaron al Gran Príncipe Vladimir Monómaco de la Rus de Kiev en 1.093 en la batalla del río Stugna. Los rusos cruzaron el río Stugna y se enfrentaron a los cumanos en un valle junto a las murallas de Trepol. Sviatapolk desplegó a la derecha, Rostislav en el centro, y Vladimir de la izquierda. Cuando las tropas de Kiev llegaron a las murallas, los arqueros cumanos atacaron hombres Sviatopolk, y después de enfrentamiento sangriento, sus tropas rompieron la formación. Sviatopolk intentó mantenerse, pero los hombres que se retiraban le empujaron hacía atrás. A continuación, la fuerza de Vladimir fue atacada y después de un enfrentamiento feroz todas las tropas de Kiev se retiraron. Sviatapolk se refugió en Trepol, pero Rostislav y Vladimir intentaron cruzar a nado el río Stugna. Rostislav, que llevaba puesta la armadura pesada, se ahogó. Vladimir se retiró a Chernigov y Sviatapolk se retiró por la noche a Kiev.

Incursiones del khan Boniak (1095-1125)

Particularmente truculento fue el khan cumano Boniak o Bonyak apodado “el Scabby”, “el Impío” y “el Saqueador”, que llevó muchas expediciones al territorio de Kiev.
Según Crónica Primaria Rusa, Sviatopolk de Kiev expulsó a David Igorevich, príncipe de Volhynia, de su principado a finales de 1.090. David

Igorevich huyó a territorios cumanos y persuadió a Boniak y a otro khan llamado Altunopa, para que se unieran a él para luchar contra Sviatopolk que había buscado ayuda de Coloman, rey de Hungría. En la víspera de la batalla contra los húngaros, Boniak “se alejó de las tropas y comenzó a aullar como un lobo, hasta que primero uno y luego muchos más lobos le contestaron con sus aullidos“. A su regreso, Boniak predijo a David Igorevich que derrotaría a los húngaros en la batalla. Los cumanos aniquilaron al ejército húngaro y tomaron el tesoro real. Según la Crónica Iluminada Húngara, “los húngaros nunca sufrieron una matanza tan terrible como en esta batalla“. Sin embargo, David Igorevich no pudo reconquistar Volhynia y fue obligado nuevamente a buscar refugio entre los cumanos. Boniak volvió a unirse a ellos y sus ejércitos unidos se apoderaron de Lutsk y Volodymyr-Volynskyi.

La Crónica Primaria Rusa registró dos acontecimientos relacionados con Boniak el año 1.095. Sobre el 24 de mayo, Boniak y sus cumanos “aparecieron ante la ciudad de Kiev …, y mientras saqueaban los alrededores, quemaron el palacio del príncipe en Berestovo“. El 20 de julio, “Boniak, ese ladrón y bandido sin dios y sarnoso, vino repentinamente a Kiev por segunda vez” y saqueó tres monasterios, incluyendo el monasterio de Cave. Durante la segunda campaña, los Cumans “plantaron dos estandartes delante de las puertas del monasterio“, lo que puede indicar que estaban bajo el mando de dos jefes. Al parecer Boniak realizó las incursiones después de que Sviatopolk II y Vladimir Monomaco lanzaran una campaña contra Oleg I de Chernigov, dejando el territorio debilitado. Tambien se dice que el propio Boniak golpeo con su lanza la Puerta Dorada de Kiev.

Cumanos en una ciudad rusa capturada en el siglo XII. Autor O. Fedorov

La Crónica Primaria Rusa registró que cinco príncipes rusos: Sviatopolk II de Kiev, Vladimir Monomaco, David Sviatoslavich, Oleg Sviatoslavich y Yaroslav Sviatoslavich se reunieron en la orilla izquierda del Dnieper cerca de Kiev en 1.101. Al enterarse de la reunión de los príncipes, todos los jefes cumanos les enviaron legados “con proposiciones de paz“. Los príncipes y los jefes cumanos se reunieron en Sakov en el Dnieper y hicieron las paces el 15 de septiembre.

Dos años después en 1.103, Sviatopolk II de Kiev, Vladimir Monomach y David Sviatoslavich invadieron las estepas cumanas y derrotaron a un gran ejército cumano, matando a 20 jefes cumanos.

De acuerdo con la Crónica Primaria Rusa, Boniak hizo una incursión en la región de Zarub en el Principado de Pereyaslavl, luchando con los torks y rerendei en el invierno de 1.105-06. Boniak “allanó y tomó muchos caballos en las cercanías de Pereyaslavl” en mayo de 1.107. Durante el verano, regresó acompañado por Sharukan y otros jefes cumanos y puso sitio a Lubno en el río Sula.

Vladimir Monomaco, príncipe de Pereyaslavl, persuadió a Svyatopolk II de Kiev y a otros príncipes de Rus para ir a luchar contra los invasores. Sus ejércitos runidos cruzaron inesperadamente el río Sula, derrotando a los cumanos y obligandoles a levantar el sitio y abandonar su campamento el 12 de agosto.

El hijo de Monómaco exilió a ciertos príncipes de Polotsk porque hablaron bien de Boniak ante su presencia.

Otros khanes como Tugorkan, Sharukan el viejo, Altunopa y Ayepak fueron una amenaza seria a la seguridad del estado de Kiev y acosaban constantemente las caravanas del comercio en las cuales la abundancia y la prosperidad de las ciudades meridionales dependían principalmente.

Batalla del rio Salnitsa (1.111)

En 1.109 Vladimir II Monómaco lanzó otro ataque contra los cumanos y capturó 1.000 tiendas de campaña.
El 27 de marzo de 1.111 Monomaco derrotó a los cumanos en la batalla del rio Salnitsa. Los cumanos superaban en número a los rusos, pero

los rusos embistieron y consiguieron ponerles en fuga. Durante esa campaña los rusos lograron ocupar la ciudad cumana de Sharukan que se cree que se encontraba en algún lugar entre Chugúyev y Zmiiv y Sugrov.

Batalla de Salnitsa 26 de marzo de 1111. Victoria de Vladimir Monómaco contra los cumanos. Autor Igor Dzis para la Historia de la Rus de Kiev

Batalla de Salnitsa 1.111. Una gran victoria de Vladimir II Monómaco sobre los cumanos en el Don

En los años siguientes 1.113 y 1.116 los rusos lanzaron redadas contra los cumanos y resultaron en la liberación y la incorporación de más tribus pechenegas y Oghuz. Durante este tiempo los cumanos estaban asolando el Imperio Bizantino y Bulgaria del Volga. Ésta fue atacada de nuevo en una etapa posterior, por el khan Ayepa, suegro del príncipe Yuri Dolgoruki, tal vez a instancias del príncipe.

Los búlgaros del Volga a su vez envenenaron a Ayepa y a otros príncipes, todos ellos murieron. Los cumanos fueron reasentados en el reino de Georgia y cristianizados. Hay algunos que alcanzaron posiciones prominentes, ayudando a los georgianos a detener el avance de los turcos seljúcidas, y contribuyendo a que Georgia fuese el reino más poderoso de la región.

Después de la muerte de Monómaco en 1.125, los cumanos regresaron a la estepa a lo largo de las fronteras de la Rus. La lucha se reanudó en 1.128. Fuentes Rus mencionan que en 1.128 Sevinch, hijo del khan Boniak, expresó el deseo de plantar su espada “en la puerta de oro de Kiev“, como había hecho su padre antes que él, al parecer pereció en el intento.

El 20 de marzo de 1.155 el príncipe Gleb Yuryevich tomó Kiev con la ayuda de un ejército cumano bajo el príncipe Chemgura.

Hacia 1.160 las incursiones cumanas en la Rus, se habían convertido en un evento anual. Estos ataques ponían presión sobre las rutas comerciales de la Rus, afectando el Mar Negro y Constantinopla, a su vez estas acciones inducían a la Rus de nuevo a la acción.

Jinete ruso atacando a dos jinetes cumanos

Las ofensivas se interrumpieron durante 1.166-1.169, cuando el Gran príncipe Andrey Bogolyubsky, hijo de la hija del khan Ayepa, tomó el control de Kiev en 1.169 e instaló Gleb Lurevich como su marioneta. Gleb Luevich trajo cumanos “salvajes”, así como otras tribus de oghuzes y berendei. Más tarde, los príncipes del principado de Chernigov intentaron usar el ejército del khan Konchek contra la Rus de Kiev y Suzdal.

Esta alianza Chernigov-Cumana sufrió una derrota desastrosa en 1.180; Elrut, el hermano de Konchek moriría en la batalla.

En junio de 1.183 los príncipes rusos Ryurik y Svyatoslav avanzaron por las orillas del río Dnieper y cruzaron al lado cumano, derrotaron a un gran ejército cumano y capturaron al khan Osoluk y al khan Kobiak (Kobek) y sus sus hijos y otras 16 personas notables con categoria de khan, se hicieron con rebaños de animales y liberaron a los prisioneros rusos que tenían.

El khan Konchek, al igual que su hijo el khan Koten anterior a la invasión de los mongoles, tuvieron éxito en la creación de una fuerza más cohesiva con los distintos grupos de cumanos, uniendo las tribus occidentales y orientales. El khan Konchek también cambió el antiguo sistema cumano de gobierno mediante el cual el poder recaía sobre el líder tribal de mayor antigüedad; en lugar de eso se lo pasó a su hijo Koten.

En marzo de 1.185 (marzo), los príncipes rusos Ryurik y Svyatoslav conociendo una invasión del khan Konchak, unieron sus fuerzas y se dirigieron contra los cumanos, tras cruzar el río Khorol, localizaron a las fuerzas cumanas en una predera, atacaron sorprendiendo a los cumanos el khan Konchak logró escapar. Posteriormente concertaron un matrimonio entre la hija de Konchak y Vladimir, hijo de Igor Svyatoslav.

Batalla del río Kayala (1.185)

Igor Svyatoslav “el Bravo”, en busca de su propia fama un mes más tarde, lanzó su famosa, aunque desastrosa campaña contra los cumanos, pero en las proximidades del río Kayala fue derrotado en la batalla del río Kayala.

Más tarde, el 13 de abril de 1.185, Igor, junto con otros príncipes menores, emprendió una audaz incursión contra los nómadas cumanos con el objeto de llegar a la zona del Bajo Don. Después de que los príncipes unieran sus fuerzas en el río Oskol, una banda de cumanos los descubrió y envió jinetes para advertir a los campamentos vecinos. Cuando Igor llegó al río Salnitsa, sus exploradores le informaron que habían visto al enemigo. Le aconsejaron atacar rápidamente antes de que los cumanos recibieran refuerzos o bien retirarse. Igor y sus parientes se negaron a regresar a casa, porque, según ellos, sus compañeros se burlarían de ellos por tener miedo a enfrentare a la muerte y la vergüenza caería sobre ellos.

Cuando las fuerzas de Igor llegaron al río Syuurliy, los arqueros cuamnos atacaron, dispararon una descarga de flechas y se retiraron. Igor y su hermano el príncipe Vsevolod Svyatoslav de Trubetsk avanzaron en formación a un paso constante, pero su sobrino Svyatoslav Olgovich de Rylsk y su hijo Vladimir Igorevich salieron de la formación y fueron al encuentro de los cumanos y los derrotaron. Después de que todos los contingentes se hubieran vuelto a reunir, Igor aconsejó que se retiraran bajo la cobertura de la oscuridad porque habían visto cuán grande era la fuerza que los cumanos habían reunido. Pero Svyatoslav Olgovich señaló que había perseguido a los cumanos durante una gran distancia y que sus caballos estaban demasiado exhaustos para partir inmediatamente. Por lo tanto Igor ordenó a sus tropas para descansar esa la noche.

Alarmados por la audacia de los príncipes persiguiéndoles hasta sus propias guaridas, los cumanos dieron la alarma general. Durante tres días, los arqueros cumanos dispararon flechas contra los rusos sin comprometerse en batalla. La única esperanza de los príncipes era encontrar el río Donets. Si huían significaba abandonar a los infantes, y por lo tanto montaron un ataque contra el enemigo. El domingo 12 de mayo de 1.185, se inició la batalla en las orillas del río Kayala, afluente del río Donets.

Batalla del río Kayala 1185. Cumanos contra rusos. Autor Vyacheslav Nazaruk

Igor desplegó en tres divisiones, él mandaba la central, Vsevolod a su derecha y su sobrino Svyatoslav a la izquierda. Comenzó el ataque y los cumanos emplearon la táctica de atacar y replegarse haciendo que sus perseguidores les siguieran, a medio día sus caballos y ellos estaban cansados y sedientos, los cumanos les permitieron acercarse al agua del lago para saciar sus sed, cuando lo estaban haciendo, los cumanos rodearon a las fuerzas de Igor como un muro inflexible, de modo que sólo quince de los rusos lograron escapar. Igor fue hecho prisionero por un cumano llamado Chilbuk, pero más tarde khan Konchak asumió la responsabilidad de su svat (el padre de su yerno) Igor que se encontraba herido.

La batalla del río Kayala. está inmortalizada en el poema épico del Cantar Rus de las huestes de Ígor y la ópera de Alexander Borodin Príncipe Igor.

Después de enterarse de la derrota de Igor Svyatoslav, Vsevolodovich envió a sus dos hijos Vladimir y Oleg Svyatoslavich a la región de Poseme (a lo largo del río de Seym) para servir como defensores provisionales de las ciudades de Seversk. Según el cronista, los cumanos reunieron a toda la nación para marchar contra los rusos. Pero los khanes discutieron: Koza sugirió que deberían asaltar las ciudades de los príncipes derrotados a lo largo del río Seym; Konchak propuso atacar a los príncipes del lado kievano. Debido a que los khanes obstinadamente se aferraban a sus puntos de vista, dividieron sus fuerzas en dos. Koza atacó la ciudad de Putivl pero fracasó en el intento, sin embargo, prendió fuego al exterior de la ciudad, saqueó el distrito y arrasó aldeas circundantes.

Mientras tanto, Igor estaba pasando su cautiverio en el campamento del khan Konchak. Aunque había 20 cumanos para vigilarle, era libre ir a donde quisiera, y eligió y cazar con los halcones. Se dice que un cumano se ofreció para ayudarle a escapar, un día al atardecer, levantó la tapa de la tienda y se arrastró mientras los guardias se entretenían con juegos.

Después de cruzar al otro lado del río Tor, Igor se marchó. Viajó durante once días hasta llegar a la ciudad Donets; desde allí fue a Novgorod Severskiy.

Después de llegar a Novgorod Severskiy, Igor visitó Yaroslav II Vsevolodovich (su primo) en Chernihiv y pidió ayuda militar. Después, fue a Svyatoslav Vsevolodovich en Kiev, y sin duda le pidió que ayudara a recoger los rescates de los tres príncipes cautivos. Después de salir de Svyatoslav, él visitó Ryurik Rostislavich. La evidencia arqueológica sugiere que después de regresar a Novgorod Severskiy, Igor reforzó las fortificaciones y fundó otras nuevas en las cercanías de Vyr.

En 1.203 los cumanos consiguen capturar Kiev.

En 1.219 el príncipe Mstislav de Novgorod, con la ayuda del khan cumano Kotian, retomó Galich a los magiares.

El patrón dinámica de ataques y contraataques entre Rus y los cumanos indica que tanto los cumanos como la Rus rara vez, o nunca, fueron capaces de lograr la unidad necesaria para asestar el golpe final a su enemigo. Los ataques de cumanos en la Rus solían tener implicaciones en las zonas Caucásica y Danubiana europeas.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-06-17. Última modificacion 2017-06-29.