Edad Moderna El imperio Mogol Decadencia del imperio Mogol

Decadencia del imperio Mogol

Guerra de sucesión

Aurangzeb murió en Ahmednagar el 21 de febrero de 1.707, siendo considerado el último Gran Mogol, sus tres hijos supervivientes eran Muazzam llamado Shah Alam, era el gobernador de Kabúl . Azam Shah, también conocido como Shah-i-Azam Ali Jah o Tara (tercer hijo de Aurangzeb), era el gobernador de Malwa; y Kam Bakhsh (hijo menor de Aurangzeb), era el gobernador de Bijapur.

Entre todos los hijos de Aurangzeb, el más estimado y amado fue Azam Shah. Cuando Azam Shah escuchó la noticia de la muerte de su padre, reclamó el trono y se apresuró hacia Ahmednagar. La mayoría de la nobleza tenía un verdadero apego por él, sin embargo, poco después de su acceso al trono, la opinión general cambió. Trataba a la vieja nobleza con desprecio y decía públicamente que no eran aptos para su servicio. Su mal genio también ofendió mucho a los nobles. Por otra parte, él también estaba celoso de su propio hijo, el príncipe Bidar Bakht, cuando Aurangzeb le mostró una gran atención (el príncipe Bidar Bakht era el favorito de su abuelo, y había estado esperando la oportunidad de destronar a su padre, debido a su mala conducta hacia los nobles), se dice que Azam Shah no se preocupó de pagar a su ejército. Por esa razón, muchos soldados de su ejército se acercaron a Shah Alam.

Munim Khan, el fiel ministro de Shah Alam, ya había hecho los preparativos para una campaña cuando recibió información sobre la continua enfermedad de Aurangzeb. Azam Shah ahora se dirigió hacia Agra para encontrarse con Shah Alam. Tomó la ruta corta hacia Agra, que era montañosa y carente de agua; y su ejército sufrió mucho por la falta de agua. En su camino a Agra, Shah Alam escribió una carta de protesta a su hermano menor y propuso una división igual del imperio según la voluntad de su padre. Pero Azam Shah respondió que respondería a su hermano al día siguiente en el campo de batalla, y también agregó: “No puede haber dos reyes en un mismo país, aunque diez hombres pobres pueden dormir cómodamente bajo una manta“.

El 10 de junio de 1.707, se libró una batalla decisiva en Jajau, cerca de Agra, y muchos hombres del lado de Azam Shah fueron muertos. El príncipe Bidar Bakht fue muerto por una bala de cañón. Muchos jefes incluyendo Zulfikar Khan abandonaron Azam Shah y se dieron a la fuga, cuando su derrota era cierta (le habían aconsejado huir del campo de batalla, pero Azam se negó y les dijo, “es imposible para mí dejar el campo de batalla: para los príncipes sólo hay una elección o el trono o el féretro“). Una flecha se le clavó a Azam Shah en la frente y murió.

Rustam Dil Khan inmediatamente cortó la cabeza de Azam y se la llevó a Shah Alam. Pero, el compasivo Shah Alam, al ver la cabeza de su hermano, rompió a llorar. Recibió a los príncipes Bidar Dil y Said Bakht (hijos de Bidar Bakht) y Ali Tabar (el hijo más joven de Azam Shah), con la mayor amabilidad y los abrazó. Shah Alam luego ascendió al trono de Agra, a la edad de 64 años, asumiendo el título de Bahadur Shah.

El emperor mogol Shah Alam I (Bahadur Shah I), hijo de Aurangzeb

 

Bahadur Shah I (1.707-12)

Bahadur Shah I es considerado el primer emperador mogol menor, empezando la decadencia del Imperio.

Siguió una política de compromiso y conciliación, y hubo pruebas de la reversión de algunas de las políticas y medidas de mente estrecha adoptadas por Aurangzeb. Adoptó una actitud más tolerante hacia los jefes y rajás hindúes.

No hubo destrucción de templos en el reinado de Bahadur Shah. Al principio, hizo un intento de obtener un mayor control sobre los estados regionales a través de la conciliación; sin embargo, las disensiones se desarrollaron entre los reinos regionales (incluidos Rajput, Maratha, etc.); en consecuencia, lucharon entre ellos y contra el emperador mogol.

El levantamiento de Kam Bakhsh

En mayo de 1.707, Kam Bakhsh envió a Ahsan Khan a conquistar los estados de Golkonda y Hyderabad. Al parecer quería proclamarse soberano independiente.

En mayo de 1.708, el emperador escribió una carta a su medio hermano Kam Bakhsh que esperaba que “fuera una advertencia” en contra de proclamarse un soberano independiente y comenzó un viaje a la tumba de Aurangzeb para presentar sus respetos a su padre. Kam Bakhsh le agradeció en una carta, “sin explicar ni justificar sus acciones”.

Cuando llegó a Hyderabad el 28 de junio de 1.708, se enteró de que Kam Bakhsh había atacado a Machhlibandar para apoderarse de un tesoro de más de tres millones de rupias guardado en el fuerte. El subahdar de la provincia, Jan Sipar Khan, se negó a entregar el dinero. Enfurecido Kam Bakhsh confiscó sus propiedades y ordenó el reclutamiento de 4.000 soldados para atacarle. En julio, la guarnición del fuerte de Kulbarga declaró su independencia y el líder de la guarnición Daler Khan Bijapuri “denunció su deserción a Kam Bakhsh“. El 5 de noviembre de 1.708, el campamento de Shah llegó a Bidar, a 108 km al norte de Hyderabad. El historiador William Irvine escribió que a medida que “su campamento se acercaba, las deserciones de Kam Bakhsh se hicieron cada vez más frecuentes“. El 1 de noviembre, Kam Bakhsh capturó las posesiones de Pam Naik después de que Naik fuera abandonado por su ejército. Al parecer cuando el general de Kam Bakhsh le dijo que la falta de pago a sus soldados era la razón de su deserción, respondió: “¿Qué necesidad tengo de alistarlos? Mi confianza está en Dios, y lo que sea mejor sucederá“.

El sultan Kam Baksh, hijo del emperador mogol Aurangzeb.

Al pensar que Kam Bakhsh podía huir a Persia, el emperador ordenó a su primer ministro Zulfiqar Khan Nusrat Jung que acordara con el gobernador de la presidencia de Madras, Thomas Pitt, que le pagara 200.000 rupias por la captura de Kam Bakhsh. El 20 de diciembre, se informó que Kam Bakhsh tenía unos 2.500 jinetes y 5.000 infantes.

El 20 de diciembre, el Emperador marchó hacia Talab-i-Mir Jumla, en las afueras de Hyderabad, con 300 camellos, y 20.000 cohetes para la guerra con Shah. Hizo a su hijo Jahandar Shah comandante de la vanguardia, más tarde lo reemplazó con Khan Zaman. El 12 de enero de 1.709, Bahadur Shah llegó a Hyderabad y preparó sus tropas. Aunque Kam Bakhsh tenía poco dinero y pocos soldados, el astrólogo real había predicho que él “milagrosamente” ganaría la batalla.

Al amanecer del día siguiente, el ejército mogol cargó contra Kam Bakhsh. Sus 15.000 tropas se dividieron en dos cuerpos: uno dirigido por Mumin Khan, asistido por Rafi-ush-Shan y Jahan Shah, y el segundo bajo Zulfiqar Khan Nusrat Jung. Dos horas más tarde, el campamento de Kam Bakhsh fue rodeado, y Zulfiqar Khan lo atacó con impaciencia con su “pequeña fuerza”.

Con sus soldados en inferioridad numérica e incapaces de resistir el ataque, Kam Bakhsh se unió a la batalla y disparó dos carcaj de flechas a sus oponentes. Según Irvine, cuando estaba “debilitado por la pérdida de sangre“, Bahadur Shah se llevó a él y a su hijo Bariqullah como prisioneros. Surgió una disputa entre Mumin Khan y Zulfikar Khan Nusrat Jung sobre quién los había capturado, y el fallo de Rafi-us-Shan fue a favor de este último. Kam Bakhsh fue llevado en un palanquín al campamento del Emperador, donde murió a la mañana siguiente.

 

Rebelión en Rajput

Mientras el emperador se dirigía a Deccan para castigar a Muhammad Kam Bakhsh, los tres rajás de Rajput, el de Amber, Udaipur y Jodhpur hicieron una resistencia conjunta a los mogoles. Los Rajputos primero expulsaron a los comandantes de Jodhpur e Hindaun-Bayana y recuperaron Amber mediante un ataque nocturno. Luego mataron a Sayyid Hussain Khan Barha, el comandante de Mewat y otros muchos oficiales en septiembre de 1.708. El Emperador tuvo que arreglar una tregua restaurando a Ajit Singh y Jai Singh al servicio mogol.

Rebelión Sij

Bahadur Shah había tratado de conciliar a los rebeldes sijs haciendo las paces con el gurú (maestro espiritual) Gobind Singh y dándole un alto mansab (rango). Pero después de la muerte del gurú, los sijs una vez más levantaron la bandera de la revuelta en Punjab bajo el liderazgo de Banda Bahadur.

Bahadur Shah, al enterarse del levantamiento dirigido por Banda Bahadur en Punjab, abandonó el Decán por el norte. Los sijs comenzaron a moverse cautelosamente hacia Delhi y entraron al sarkar (distrito) de Hissar donde comenzaron la preparación para una campaña militar. Irrumpieron en Samana en noviembre de 1.709 y derrotaron al faujdar mientras saqueaban la ciudad. Antes de tomar a Sirhind en mayo de 1.710, Banda capturó Shahabad, Sadhaura y Banur. Antes de la llegada de Bahadur Shah en diciembre, Banda había capturado el sarkar de Sirhind, varios parganas (divisiones administrativas) del sarkar de Hissar e invadió el sarkar de Saharanpur.

Después de la victoria en Sirhind, los sijs se volvieron hacia el Gangetic Doab. Con problemas que surgen en una pargana de Deoband y los conversos sijs quejándose de encarcelamiento y persecución por el faujdar Jalal Khan, Banda marchó sobre Saharanpur en el camino a Jalalabad. El faujdar de Saharanpur, Ali Hamid Khan, huyó a Delhi mientras los sijs derrotaron a los defensores y redujeron la ciudad. Luego atacaron a Behat cuyos pirzadas (policia religiosa islámica) eran famosos por sus actos anti-hindúes, especialmente matando vacas. La ciudad fue saqueada y los pirzadas asesinados. Después marcharon a Jalalabad y Banda le pidió a Jalal Khan que se rindiera y liberara a los prisioneros sijs, pero el faujdar se negó. Llegaron a Nanauta el 21 de julio de 1.710 y derrotaron a las sheikhzadas (comunidades musulmanas) locales. A ellos se unieron los gujjaras que habían sufrido a manos de sheikhzadas por mucho tiempo. Los sijs entonces engañaron a Jalalabad pero se retiraron a Jalandhar Doab debido a las inundaciones en el río Krishna.

Los sijs intentaron expulsar a los mogoles de las regiones de Jalandhar y Amritsar. Llamaron a Shamas Khan, el faujdar de Jalandhar, para llevar a cabo reformas y entregar el tesoro. Shamas fingió sumisión y luego comenzó a atacarlos. Apeló a los musulmanes en nombre de la religión y declaró la Yihad contra los sijs. Los sijs, siendo superados en número, se retiraron a Rahon y capturaron su fuerte después de derrotar a los mogoles en la batalla de Rahon el 12 de octubre de 1.710. En Amritsar, unos 8.000 sijs se reunieron y capturaron Majha y Riarki en el centro de Punjab. También atacaron Lahore, donde los mulás declararon la Yihad contra ellos y el gobernador no se enfrentó a los sijs. Los ghazis fueron derrotados por los sijs.

Los sijs usaron su poder recién establecido para eliminar a los oficiales mogoles y reemplazarlos por sijs. Banda hizo su capital en Lohgarh (fortaleza de acero) donde emitió su propia casa de moneda. Abolió el sistema mogol Zamindari y dio a los cultivadores la propiedad de su propia tierra.

Bahadur Shah firmó tratados de paz con Ajit Singh de Jodhpur y Man Singh de Amber antes de luchar contra los sijs. También ordenó a Nawab de Awadh Asaf-ud-Daula, gobernador de la provincia de Khan-i-Durrani, a Moradabad Faujdar Muhammad Amin Khan Chin, a Delhi Subahdar Asad Khan, y a Jammu Faujdar Wazid Khan que lo acompañasen a la batalla. Shah dejó Ajmer para dirigirse al Punjab el 17 de junio de 1.710, movilizando grupos opuestos a Bahadur en su camino. Cuando se enteró de los planes de Shah, Bahadur apeló sin éxito a Ajit Singh y Man Singh en busca de ayuda. Mientras tanto, Shah había vuelto a ocupar Sonipat, Kaithal y Panipat en su camino. En octubre, su comandante Nawab Feroz Khan de Shahabad, escribió a Alwar diciendo que había “cortado trescientas cabezas de rebeldes“; Khan los envió al Emperador, quien las exhibió en puntas de lanzas.

El 1 de noviembre de 1.710 el Emperador llegó a la ciudad de Karnal, donde el cartógrafo Mughal Rustam Dil Khan le dio un mapa de Thanesar y Sirhind. Seis días después, un pequeño grupo de sijs fueron derrotados en Mewati y Banswal. La ciudad de Sirhind cayó a manos mogolas el 7 de diciembre; su sitiador, el general Mohammad Amin Khan Bahadur, le dio un llavero dorado para conmemorar la victoria. Después de no poder recapturar a Sadaura, marchó hacia Lohgarh, donde se escondía Bahadur. El 30 de noviembre atacó el fuerte Lohgarh, capturando tres cañones, mosquetes y tres trincheras de los rebeldes. Con pocas municiones, Bahadur y “unos pocos cientos de sus seguidores huyeron“. Su seguidor, Gulab Singh (que estaba vestido como Bahadur), entró en la lucha y fue muerto. El Emperador dio órdenes a los gobernantes de Kumaon y Srinagar de que si Bahadur intentaba entrar en su provincia, debería ser “enviado al Emperador“.

Sospechando que Bahadur estaba aliado con Bhup Prakash, rey de Nahan, el Emperador encarceló a Prakash en enero de 1.711; su madre suplicó en vano por su liberación. Finalmente Prakash fue liberado un mes más tarde. Shukan Khan Bahadur y Himmet Diler Khan fueron enviados a Lahore para terminar con la rebelión de Bahadur, y su intento fallido fue reforzado por una guarnición de 5.000 soldados. Shah también presionó a Rustam Dil Khan y Muhammad Amin Khan para unirse a ellos.

Bahadur estaba escondido en Alhalab, a 11 km de Lahore. Cuando los trabajadores mogoles iban a reparar un puente en la aldea, sus seguidores los desinformaron de que se estaba preparando para atacar Delhi a través de Ajmer. Bahadur recibió soldados del pueblo gobernante Ram Chand en su marcha contra los mogoles, y sitió Fatehabad en abril de 1.711. Después de aprender un mensajero de Rustan Jung que había cruzado el río Ravi, el Emperador atacó con artillería dirigido por Isa Khan. En la batalla de julio, Bahadur fue derrotado y huyó a las colinas de Jammu. Las fuerzas dirigidas por Isa Khan y Muhammad Amin Khan le siguieron pero no lograron capturarlo. El Emperador emitió un edicto a los zamindars (patrones) de Jammu para llevar al cautivo al sij si fuera posible.

Bahadur fue atacado por Muhammad Amin Khan en el río Satluj, escapando a las colinas de Garhwal. Al encontrarlo “invencible”, el Emperador fue a ayudar a Ajit Singh y Jai Singh. En octubre de 1.711, una fuerza conjunta de mogola-rajputa marchó hacia Sadaura. Bahadur escapó del sitio subsiguiente, esta vez refugiándose en Kulu en la actual Himachal Pradesh.

 

Muerte del emperador Bahadur Shah I

El Emperador estaba en Lahore en enero de 1.712 cuando su salud falló. El 24 de febrero hizo su aparición pública final, y murió durante la noche del 27 al 28 de febrero; de acuerdo con el noble mogol Kamwar Khan, murió de “agrandamiento del bazo”. El 11 de abril, su cuerpo fue enviado a Delhi bajo la supervisión de su viuda Mihr-Parwar y Chin Qilich Khan. Fue enterrado el 15 de mayo en el patio de Moti Masjid (Mezquita de Perlas) en Mehrauli, que construyó cerca del dargah de Qutbuddin Bakhtiar Kaki. Fue sucedido por su hijo Jahandar Shah que gobernó hasta 1.713.

 

Jahandar Shah (1712-13)

Mirza Muizz-ud-Din Beig Mohammed Khan gobernó del 17 de marzo de 1.712 al 12 de febrero de 1.713), era más comúnmente conocido como Jahandar Shah.

Cuando su padre murió el 27 de febrero de 1712, él y su hermano, Azim-ush-Shan, se declararon emperadores y lucharon por la sucesión.

Azim-us-Shan fue asesinado el 17 de marzo de 1.712, después de lo cual Jahandar Shah gobernó durante otros once meses.

Antes de ascender al trono, Jahandar Shah había navegado alrededor del océano Índico y era un comerciante muy próspero. También fue nombrado suvedar (gobernador) de Sindh. Engendró tres hijos, incluido Aziz-ud-Din, que reinaría como emperador mogol (1.754 – 59).

Jahandar Shah llevó una vida frívola, era imprudente y amante del placer. Su corte a menudo estaba animada por el baile y las diversiones. Eligió a su esposa favorita, Lal Kunwar, que era una simple bailarina. Cuando Jahandar Shah ascendió al trono después de derrotar a sus hermanos, elevó a Lal Kanwar al estado de reina consorte. Fue nombrada emperatriz y recibió el título de imtiyaz mughal.

El emperador, aficionado al lujo y el placer, pasó gran parte de su tiempo en compañía de Lal Kanwar, quien ejerció una considerable influencia sobre él. Ella incluso lo acompañó en el campo de batalla. Su familia fue nombrada para mansabs y recibió jagirs. Como resultado de la negligencia de Jahandar Shah, toda la administración cayó en manos de las relaciones de Lal Kanwar que robaron y administraron mal el estado. La práctica de los favoritos reales que interferían en los asuntos del estado se hizo común bajo el gobierno de Jahandar Shah.

Su autoridad fue rechazada por el tercer Nawab de los Carnatic, Muhammed Saadatullah Khan I , que mató a Singh de Orchha, principalmente debido a la creencia de Nawab de que él era el comandante justo del fuerte de Gingee. Khan comenzó una campaña de desprestigio en referencia a Jahandar Shah como un usurpador del trono mogol. Para fortalecer aún más su autoridad, Jahandar Shah envió regalos al sultán otomano Ahmet III.

Jahandar Shah se enfrentó a Muhammad Farrukhsiyar, nieto de Bahadur Shah, y el segundo hijo de Azim-ush-Shan. Farrukhsiyar, después de la muerte de su padre, se proclamó a sí mismo emperador. Con la ayuda de los hermanos Saiyid, pudo derrotar a Jahandar Shah la batalla en Agra el 10 de enero de 1.713. Jahandar Shah y Lal Kanwar escaparon y regresaron a Delhi en busca de ayuda de Zulfiqar Khan. En lugar de ayudar a Jahandar Shah, lo encarceló junto con Lal Kunwar para ganar el favor del nuevo Emperador. Vivió confinado durante un mes, hasta el 11 de febrero de 1.713, cuando enviaron estranguladores profesionales para asesinarlo.

La cabeza de Jahandar Shah, montada sobre una vara de bambú, fue llevada por un verdugo sobre un elefante y su cuerpo fue llevado por otro elefante. Posteriormente enterrado en la bóveda de la tumba de Humayun al lado de otros miembros de la familia.

 

Decadencia y final del imperio Mogol

Los siguientes emperadores mogoles tuvieron muy cortos reinados, sucediéndose hasta seis emperadores en el periodo 1.712-20. En 1.720 subió al trono mogol el emperador Muhammad Shah, que pese a sus habilidades gubernativas no pudo impedir la creciente decadencia marcada por los ataques del imperio Maratha, las revueltas de los afganos y pashtunes en el norte, y la corrupción de sus cortesanos. De hecho en el reinado de Muhammad Shah los persas y afganos de Nadir Sah invadieron y saquearon Delhi en 1.739, llevándose consigo numerosos tesoros, incluido el Trono del Pavo real.

Nadir Sah jefe de los afganos invadiendo y saqueando Delhi en 1739, llevándose consigo numerosos tesoros, incluido el trono del Pavo real.

Tras este terrible acontecimiento el poder del imperio Mogol se debilitó más aceleradamente, siendo llenado ese vacío por los marathas, el imperio Sij y los nizam de Hyderabad, mientras los mogoles veían reducido su poder efectivo al área más septentrional del Indostán, perdiendo toda presencia en el Decán. I

Cuando la Compañía Británica de las Indias Orientales empezó su predominio en India tras la batalla de Plassey en 1.757, los británicos denominaban al monarca mogol como “rey de Delhi” y no como “emperador”.

El debilitamiento de la Confederación Maratha tras la Tercera Batalla de Panipat en 1.761 no significó alivio para el imperio Mogol, pues la Compañía Británica de las Indias Orientales era el poder mayor en la India.

En 1.803, tras fallidos intentos de asegurar la autoridad de los mogoles sobre su reducido territorio, el emperador Shah Alam II debió aceptar la protección de Gran Bretaña (lo cual equivalía a someterse al poder británico), su dominio ahora se reducía entonces a los actuales estados de Punyab, Haryana, y el norte de Uttar Pradesh.

Los británicos no asumieron el gobierno directo sobre el imperio Mogol, pero sí ejercieron su control indirecto y mantuvieron a los emperadores mogoles como simples símbolos sin poder efectivo; esta situación terminó cuando en la rebelión de 1.857 los soldados cipayos sublevados invocaron el liderazgo del último emperador mogol, Bahadur Shah II. Vencida la sublevación, el Raj británico asumió el gobierno directo sobre toda la India y se abolió formalmente el imperio Mogol.

Causas de la caída del imperio Mogol

Política religiosa

El imperio Mogol fue fuerte mientras respetó la libertad religiosa, sus principales apoyos fueron los hindúes como los rajputos y brahmanes.
Aurangzeb alejó la simpatía y el apoyo de los hindúes al cometer todo tipo de atrocidades con ellos. Él impuso Jajiya a todos los hindúes en el país. Incluso los rajputos y brahmans no fueron perdonados. Descartó a los funcionarios hindúes del servicio estatal y solo permitió que continuaran aquellos que estaban dispuestos a abrazar el Islam. Una orden que prohibió la construcción de nuevos templos hindúes en áreas directamente bajo el control mogol se promulgó al principio de su reinado.

Aunque los templos antiguos no debían destruirse bajo esta orden, se decretó que los templos construidos desde la época de Akbar debían considerarse como templos recién construidos y con ese motivo fueron profanados en diferentes partes del imperio Mogol entre los que se incluyen el templo de Vishwanath en Kashi y el templo de Bir Singh Deo en Mathura. Varias escuelas conectadas a los templos fueron cerradas.

En 1.679, cuando el estado de Marwar estuvo bajo administración imperial directa y los rajputos se prepararon para resistir a la autoridad dmogola, tanto los templos antiguos como los nuevos fueron destruidos en diferentes partes del Imperio. Miles de artesanos y trabajadores fueron empleados para derribar templos hindúes y se construyeron mezquitas con su material.

La misma política de persecución religiosa condujo al surgimiento de los marathas bajo Shivaji. La persecución de los hindúes endureció su carácter y se convirtieron en enemigos acérrimos de los mogoles.

 

La personalidad de los emperadores

Se dice que cuando Babur atacó la India, atravesó nadando todos los ríos en el camino. Era tan fuerte que podía correr en la pared de un fuerte mientras cargaba un hombre en sus brazos. Sin importarle las dificultades que enfrenta, Humayun pudo recuperar su trono después de muchos años. La misma personalidad resistente permitió a Akbar conquistar todo el norte de la India y una parte de Deccan. No le importaba el tiempo que estuviera cabalgando para conseguir sus fines.

Podía caminar kilómetros y kilómetros a pie. Podía matar a un león con un golpe de su espada.

Después de la muerte de Aurangzeb, los emperadores menores mogoles se volvieron amables y cobardes. Sus harenes estaban llenos, se desplazaban en palanquines y apenas eran aptos para cualquier esfuerzo

La mayoría de los emperadores menores fueron títeres en manos de poderosos nobles que dirigían la administración en su nombre. Un factor más para la desintegración del imperio Mogol fue la lucha interna entre los nobles y sus divisiones internas.

 

Degradación de la nobleza mogola

La corte mogola consistía en cuatro grupos de nobles, los turanis, los iraníes, los afganos y los musulmanes nacidos en la India. El acceso de emperadores débiles hizo fuertes a los nobles que compitieron por el poder. Lucharon entre ellos por más jagirs y altos cargos que eran limitados en número. Ellos debilitaron a los militares acumulando ingresos de los jagirs para sí mismos y reduciendo el número de tropas.

La nobleza se fue gradualmente degradando y se convirtió en una corporación cerrada. No dio ninguna oportunidad de promoción de hombres capaces pertenecientes a otras clases, como había sido el caso anterior. Las oficinas del estado se volvieron hereditarias y reservadas para las personas que pertenecen a unas pocas familias. Otra razón era sus hábitos incorregibles de una vida extravagante y exhibición pomposa que debilitó su moral y agotó sus limitados recursos financieros. La mayoría de los nobles gastó enormes sumas en mantener grandes harenes, un gran equipo de sirvientes, viviendas de lujo, etc. y se entregó a otras formas de espectáculo sin sentido.

El resultado fue que muchos de los nobles se declararon en quiebra a pesar de su número de jagirs. El despido del servicio o la pérdida de jagirs causó la ruina para la mayoría de ellos. Eso promovió a muchos de ellos para formar grupos y facciones para asegurarse jagirs grandes y rentables. Otros se convirtieron en tiranos apresado que despojaban sin piedad a los campesinos de sus jagirs. Muchos nobles se volvieron amables y débiles. Temían la guerra y estaban tan acostumbrados a una forma de vida extravagante que no podían prescindir de muchos de los lujos, incluso cuando estaban en campañas militares.

La nobleza mogola era corrupta y de hecho. Al otorgar sobornos adecuados, cualquier norma del gobierno podría ser evadida o cualquier favor asegurado. Los intereses del imperio Mogol no les atraían. Los británicos regularmente acompañaron a nobles mogoles para hacer su trabajo. Incluso los nobles más elevados aceptaban sobornos que se llamaban peshkash o regalos. Con el paso del tiempo, la corrupción y el soborno aumentaron.

Los emperadores compartieron el dinero que sus favoritos cobraron como peshkash de personas deseosas de conseguir un puesto o buscar una influencia. El faccionalismo siguió creciendo hasta que se extendió a todas las ramas de la administración; las dos causas principales del funcionalismo fueron la lucha por los jagirs y el avance personal y la lucha por la supremacía entre el visir y el monarca. Así las luchas de facciones debilitaron la monarquía, dieron la oportunidad a los marathas, jats etc. de aumentar su poder e interferir en la política cortesana e impidieron a los emperadores seguir una política consistente. El faccionalismo se convirtió en la ruina más peligrosa del gobierno mogol desde 1.715 en adelante. Para salvarse de estas luchas de facciones, los emperadores mogoles dependían de los favoritos indignos y eso empeoraba la situación.

Bajo la ley musulmana, los hijos de las concubinas tenían derecho a su matrimonio al igual que los hijos nacidos dentro del matrimonio, y no ocupan una posición inferior en la sociedad. Esto dio lugar a guerras dentro de los harenes por conseguir influencias, muchas hijas jóvenes de nobles competían por ser concubinas.

También se puede hacer referencia a la degeneración moral entre los nobles mogoles. El nieto del primer ministro, Mirza Tafakhur solía salir de su mansión en Delhi con sus rufianes, saquear las tiendas en el bazar, secuestrar mujeres hindúes que cruzaban las calles públicas en literas o ir al río, y deshonrarlas; no había un juez lo suficientemente fuerte como para castigarle, no había policía que evitase tales crímenes.

Cada vez que un noticiero o un informe oficial informaba al Emperador sobre este hecho, lo refería al primer ministro y no hacía nada más.

 

Fracaso del sistema Jagirdar

El sistema Jagirdar era una forma de tenencia de la tierra, se desarrolló en la India durante la época del gobierno musulmán, en la cual la recaudación de los ingresos de un estado y el poder de gobernarla se otorgaba a un funcionario del estado. El término se obtuvo combinando dos palabras persas: jagir (tenencia de la tierra) y dar (“oficial”). Una iqta (asignación de tierras) generalmente se hacía para la vida, y el jagir volvería al estado a la muerte del titular, aunque era posible que el heredero lo renovara mediante el pago de una tarifa.

Los primeros emperadores mogoles (siglo XVI) deseaban abolirlo, prefiriendo recompensar a sus funcionarios con salarios en efectivo, pero fue reintroducido por los emperadores posteriores y contribuyó en gran medida al debilitamiento del gobierno central al establecer baronías cuasi independientes. Al final hubo escasez de jagirs y la abundancia excesiva de los jagirdars. Hizo que el sistema explotara y dio paso a las revueltas de los campesinos que desequilibraron la estabilidad imperial.

 

Deterioro y desmoralización en el ejército mogol

Un exceso de riqueza y lujo hizo que el ejército mogol fuera perezoso, corrupto e ineficiente. Los soldados y los generales se volvieron amables y afables. A menudo demostraron ser desleales. Ni siquiera podían ir al campo de batalla sin su séquito de asistentes y mujeres. A veces solo luchaban por dinero y sucumbían fácilmente a los sobornos. Una de las causas más potentes de la caída del imperio Mogol fue el deterioro y la desmoralización del ejército.

La abundancia de riquezas de la India, el uso del vino y las comodidades tuvieron sus efectos negativos sobre el ejército mogol y no se hizo nada para detener el deterioro. Los soldados se preocuparon más por las comodidades personales y menos por ganar batallas.

La opinión de Sir Wolseley Haig es que “la desmoralización del ejército fue uno de los principales factores en la desintegración del Imperio mogol“. La fuente de la debilidad fue la composición del ejército, que consistía principalmente en contingentes mantenidos por los grandes nobles de los ingresos de las asignaciones que tenían para ese fin. A medida que la autoridad del soberano se relajaba, la tendencia general entre los grandes nobles era naturalmente mantener como propias las asignaciones que mantenían sus tropas.

La laxitud general de la disciplina convirtió al ejército en una mafia. La instrucción era desconocida y el adiestramiento de un soldado al que podría someterse o como quisiera, consistía en ejercicio muscular y una práctica individual en el uso de las armas con las que estaba dotado.

Montaba guardia o no según su gusto. No había un castigo regular por crímenes militares. El propio Aurangzeb habitualmente pasaba por alto, por supuesto, los actos de traición, cobardía y negligencia deliberada del deber ante el enemigo.

 

Incompetencia militar

Los militares no solo se habían vuelto ineficientes, sino que también carecían de instrucción y adiestramiento, disciplina y cohesión. El ejército estaba desactualizado en cuanto a equipamiento. Consistía en contingentes mantenidos por varios nobles, que era la principal fuente de debilidad del ejército. A medida que se produjo el debilitamiento de los nobles, también lo hizo el ejército.

Sobre el sistema militar mogol, se afirma que sus armas y métodos de guerra se habían convertido en estático y pasado de moda. Dependían demasiado de la artillería y de la caballería pesada. La artillería era local en acción y lenta en movimiento. El ejército era frenado por la carga logística, los campamentos que parecían ciudades con sus mercados, tiendas de campaña, tiendas y equipaje. Toda clase de personas, hombres y mujeres, viejos y jóvenes, combatientes y no combatientes, además de elefantes, ganado y bestias de carga, acompañaban al ejército mogol.

La caballería ligera y veloz con mosquetes era superior al ejército equipado con artillería pesada y caballería blindada. A pesar de eso, los mogoles se negaron a cambiar sus viejos métodos de guerra y no es de extrañar que fueran derrotados por los marathas.

Declive de los mogoles principios a mitad del siglo XVIII: 1 rajputo de Zamindar; 2 infante maratha; 3 jinete ligero maratha. Autor Angus McBride

 

La bancarrota financiera

Después de la muerte de Aurangzeb, el imperio Mogol sufrió una bancarrota financiera. El comienzo ya se había iniciado en tiempos de Aurangzeb y después de su muerte; se recurrió al sistema de recoleción de impuestos. Aunque el gobierno no obtuvo mucho con este método, la gente se arruinó. Fueron gravados hasta tal punto que perdieron todos los incentivos en la producción.

Shah Jahan había aumentado la demanda estatal a la mitad del producto. El gasto extravagante de Shah Jahan en los edificios fue una carga abrumadora para los recursos del país. La venalidad de los funcionarios y el capricho tiránico de los gobernadores mogoles, sumado a la miseria de las personas que tenían pocos o ningún medio para obtener compensaciones. El colapso financiero se produjo en el momento de Alamgir II, que estaba literalmente muerto de hambre por su Wazir Imad-ul-Mulk. Se afirma que Alamgir II no tenía transporte para llevarlo al Idgah y que tenía que caminar a pie.

Sir Jadunath Sarkar dice que “en una ocasión, no se encendió fuego en la cocina del harén durante tres días y un día las princesas ya no pudieron soportar el hambre y, con un frenético desprecio de Purdah, salieron precipitadamente del palacio hacia la ciudad, pero las puertas de la fortaleza se cerraron, se sentaron en las habitaciones de los hombres durante un día y una noche después de lo cual se les persuadió para que regresaran a sus habitaciones. Tal hecho sucedió en 1.775 y obviamente ese gobierno no tenía ninguna justificación para existir

 

Incapacidad de satisfacer las necesidades de la gente

Las condiciones del campesino indio empeoraron gradualmente durante los siglos XVII y XVIII. En el siglo XVIII, su vida era “pobre, desagradable, miserable e incierta“. La carga de los impuestos a la tierra siguió aumentando desde la época de Akbar.

Los campesinos fueron oprimidos cruelmente, a menudo en violación de las regulaciones oficiales. Después de la muerte de Aurangzeb, la práctica de Ijarah o recolectar los impuestos de la tierra al mejor postor se hizo cada vez más común tanto en los jagirs como en los khalisah (tierras de la corona).

Eso llevó al surgimiento de una nueva clase de recolectores de impuestos jagirdars y talukdars cuyas extorsiones al campesinado a menudo no conocían límites. Hubo estancamiento y deterioro en la agricultura y empobrecimiento del campesino. El descontento campesino aumentó y salió a la superficie. Hubo casos en que los campesinos abandonaron la tierra para evitar el pago de impuestos.

El descontento campesino encontró una salida en una serie de levantamientos como los satnamis, los jats y los sijs y eso debilitó la estabilidad y la fuerza del Imperio. Muchos campesinos formaron bandas itinerantes de ladrones y aventureros y, por lo tanto, socavaron la ley, el orden y la eficiencia del gobierno.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-09. Última modificacion 2019-02-09.