Edad Moderna El imperio Mogol Sistema de gobierno del imperio Mogol

Cargando anuncio...

Sistema de gobierno del imperio Mogol

 

El gobierno central

El gobierno de los mogoles se basó en gran medida en el pasado, ya que la organización de su gobierno se basaba esencialmente en las mismas líneas que la del sultanato.

En el centro del gobierno estaba el emperador o badshah, y de él emanaban los poderes del estado: el poder militar que estaba dirigido por el mir bakhshi; el poder administrativo que estaba dirigido por el visir o wazir, de el dependía el poder policial y el poder financiero, y finalmente el poder judicial y religioso dirigido por el sadr.

Los principales oficiales del gobierno central fueron cuatro: el diwan, el mir bakhshi, el mir saman, y el sadr.

 

El diwan o diván

El diwan o diván era el consejo de gobierno, estaba encabezado por el visir (el primer ministro), se ocupaba principalmente de los ingresos y las finanzas, pero como tenía voz en todos los asuntos en los que estaba involucrado cualquier gasto, el trabajo de otros departamentos también estaba bajo su control.

El término declinó durante el imperio Mogol, designando entonces, a los ministros y sus ministerios: Diván-i Am, consejo del Emperador; Diván-i Ariz, ministerio del ejército;  Divan i-Qadi, ministerio de justicia;  Diván-i Bandagan, ministerio de esclavos, etc.

Su variación en Diván-i Am y Diván-i-Khas es la denominación de las salas de audiencias, públicas la primera y privadas la segunda, que se encuentran en los fuertes mogoles, como el fuerte Rojo de Agra o el fuerte Rojo de Delhi. 

Todas las órdenes imperiales se registraron primero en su oficina antes de ser emitidas, y los gobernadores provinciales o suvadars, y los líderes de las expediciones acudieron a él en busca de instrucciones antes de asumir sus funciones. Todos los departamentos de ingresos estaban bajo su control directo, y podían gastar solo lo que el diván les había asignado.

Diván de invierno de un subah mogol.

El mir bakhshi

El mir bakhshi equivale al ministro de la guerra y su departamento se llamaba Ariz-i-Mamalik, y el consejo de asesores militares se denominaba Diván-i Ariz. Debido a la organización de los servicios civiles en líneas militares, su poder se extendió mucho más allá de la oficina de guerra, y algunos viajeros extranjeros lo llamaron el capitán general del reino. La principal salida del sultanato fue con respecto al trabajo relacionado con karkhanas estatales, tiendas, ordenanzas y comunicaciones, ahora tan importante que el dignatario que se ocupa de él, llamado mir saman, se clasificó como como un ministro importante a menudo senior en rango para el sadr.

Bajo el sistema mansabdari de los mogoles, el emperador generalmente controlaba la designación, promoción, suspensión y destitución de los mansabdars. Cada uno de ellos, alto o bajo, estaba directamente debajo de él y era responsable de sus propios hombres. Se hizo un nombramiento para la presentación del jefe Bakhshi. Como jefe del departamento militar, un bakhshi ideal debía combinar la calificación militar y literaria. También era el secretario de guerra y el jefe de la oficina.

Alauddin Khalji fue el primer gobernante en la India en introducir la marca de los caballos (dagh, 1312-13). El sistema fue revivido por Sher Shah, y luego otra vez por el emperador Akbar. Durante su tiempo los caballos se clasificaron de acuerdo a la raza, y había un departamento separado de marcaje bajo los bakhshis con la asistencia de ciertos oficiales, quienes llevaron a cabo la inspección de revisión, escribieron los informes y emitieron certificados.

Los bakhshis realizaron algunos de los deberes anteriores del visir también. Así, el mir bakhshi se convirtió en un oficial de influencia, siendo el segundo después de visir. Akbar tenía varios bakhshis bajo el mir bakhshi. Hacia el final del reinado de Aurangzeb, tres bakhshis ayudaban al mir bakhshi, quien continuó siendo el principal consejero militar. Los deberes se dividieron entre los bakhshis de acuerdo con algún procedimiento definido. El mir bakhshi estaba a cargo del reclutamiento, revisiones y otros asuntos similares relacionados con el ejército. Los auxiliares bakhshis fueron enviados con cada contingente del ejército invasor. Estos bakhshis fueron los principales responsables de desembolsar los salarios de los soldados. De esta forma, los bakhshis fueron nombrados en las provincias, sarkars y otras unidades más pequeñas. Los subordinados bakhshis eran los responsables ante el mir bakhshi.

 

El sadr

El sadr (más completamente, sadr-i-jahan) fue, como en el período anterior, director de asuntos religiosos, obras de caridad y dotaciones.

Tenía bajo su dependencia al muhtasib o encargado de la moral pública, al qazi o encargado de resolver las disputas, mir-i-adl o encargado de aplicar las decisiones judiciales, y al diván-i-sadat encargado de las finanzas. Por debajo del sadr estaban los sadrs de las provincias o subahs.

 

El vakil o wakil

De vez en cuando también se nombraba un dignatario superior, superior al visir y otros ministros, era llamado el vakil, y funcionó como el naib (diputado) del período del sultanato. Esta cita, como en el sultanato, fue esporádica, dependiendo del deseo del monarca y los requisitos de la situación. Durante los reinados de Akbar, Jahangir y Shah Jahan, un período de noventa y siete años (1560-1657), hubo diez vakils cuyos términos de servicio ascendieron a unos treinta y nueve años.

El puesto fue principalmente para mostrar y honrar, con el vakil como el jefe de la nobleza pero no de la administración. Normalmente el vakil era menos efectivo que el visir, que controlaba las finanzas, pero teóricamente el vakil era el ayudante del emperador e incluso el visir se refería a él como “más allá de su propia capacidad”.

El esplendor y la estabilidad del gobierno mogol se debió a una sucesión de gobernantes muy capaces que intentaron construir un sistema administrativo eficiente, eligiendo a sus principales oficiales sobre la base del mérito. El diván más famoso bajo Akbar fue el rajá Todar Mal, quien por un tiempo actuó como visir del reino, pero la contribución de Khwaja Mansur y Mir Fathulla Shirazi a la construcción de la administración de ingresos de Akbar fue tal vez igualmente grande. Bajo Jahangir, Itimad-ud-Daula, el padre de Nur Jahan, que era diván incluso antes de que su hija se casara con el emperador, siguió siendo visir hasta su muerte. Fue sucedido por su hijo, Asaf Khan, quien se convirtió en el vakil justo antes de la muerte de Jahangir. Itimad-ud-Daula y Asaf Khan fueron capaces, oficiales eficientes. Asaf Khan mantuvo su posición hasta su muerte, pero sus sucesores fueron seleccionados sobre la base de su erudición y eficiencia técnica. Allami Afzal Khan permaneció en el diván de Shah Jahan durante diez años.

Organización administrativa en el imperio Mogol

Administración provincial

Subah era el término para una provincia en el imperio Mogol. La palabra se deriva del árabe y persa. El gobernador de una provincia o subah era conocido como un subahdar (a veces también conocido como subeh). Los subahs eran establecidos por badshah (emperador) Akbar el Grande durante sus reformas administrativas de los años 1.572-80 estableció su número en 12, sus limites fueron definitivamente fijados; y se desarrolló un patrón administrativo uniforme, con modificaciones menores para adaptarse a las condiciones locales, para todas las partes del Imperio. Las conquistas posteriores aumentaron el número de subahs hasta 15 el final de su reinado. Los subahs se dividían en sarkars o distritos. Los sarkars se dividieron en parganas y éstas a su vez en mahals o poblados.

Con la introducción de un cuadro de mansabdars, susceptible de ser transferido a cualquier lugar a instancias del gobierno central y mediante la introducción de otros controles, el control sobre las provincias se hizo más efectivo.

El oficial principal era el gobernador, llamado sipah salar bajo Akbar y nazim bajo sus sucesores, pero popularmente conocido como subahdar. Junto a él en rango oficial, pero no de ninguna manera bajo su control, estaba el diwan o diván provincial, que estaba a cargo de los ingresos de la provincia de forma independiente. Por lo general era un mansabdar de un estatus mucho más bajo que el gobernador, pero era independiente del control del gobernador y estaba directamente bajo el diwan o diván imperial. Tenía bajo sus órdenes al jefe de policía o kotwal y al jefe de los servicios secretos o akhbar nawis.

El siguiente funcionario provincial era el bakhshi, o el pagador. Realizaba una serie de tareas, incluyendo, ocasionalmente, las funciones del periodista provincial. El diwan-i-buyutat era el representante provincial del khan-i-saman, y cuidaba los caminos y los edificios del gobierno, supervisaba las tiendas imperiales y organizaba talleres estatales.

Independientemente del subahdar, en cada subah había un sadr o jefe de justicia se les confiaban los deberes religiosos, educativos y judiciales; y el bakhshis que estaba encargado del reclutamiento.

Papel del Mansabdar y del sistema Jagirdar durante el imperio Mogol

 

Administración regional y local

Los subahs se dividían en sarkars o distritos, el faujdar y era el jefe administrativo del sarkar (distrito), era nombrado por el emperador, pero estaba bajo la supervisión y la guía del gobernador. El amalguzar o el recaudador de ingresos era el siguiente oficial importante.

Los kotwals eran los jefes de policía eran nombrados por el gobierno central en las capitales provinciales y otras ciudades importantes en los distritos. Los puertos estaban a cargo del mir bahr, que corresponde al moderno comisionado del puerto, pero con poderes sobre la aduana también.

Independientemente en cada sarkar había un waquia nawis o agente de información que dependía del akhbar nawis.

Los distritos o sarkars se dividían en parganas, que consiste en un número de aldeas que a veces se llamaron mahals. (Estos fueron reemplazados durante el gobierno británico por tehsils o talukas algo grandes). Cada pargana estaba mandada por un amil (recaudador de ingresos), y de él dependían el amin (asesor de ingresos), el patadar (tesorero), qanungo (encargado del registro de tierras) y los bitikchis (empleados).

Los mogoles interfirieron muy poco con la vida local de las comunidades del pueblo, ya que no tenían un funcionario residente en las aldeas. El muqaddam era normalmente el sarpanch (jefe de la aldea panchayat, o consejo) y estos panchayats continuaron ocupándose de las disputas locales, organizaron la vigilancia y el barrio, y desempeñaron muchas funciones ahora confiadas a los cuerpos locales. Había un patwari o contable que lo ayudaba cuidando los registros de ingresos de la aldea.

 

Las finanzas

La estructura impositiva del imperio Mogol fue relativamente simple en su formulación teórica, por mucho que se viera complicada por las necesidades cambiantes y las circunstancias locales. Tanto los ingresos como los gastos se dividieron entre el gobierno central y el provincial.

El gobierno central se reservó los ingresos de la tierra, las aduanas, las ganancias de las casas de moneda, los derechos de herencia y los monopolios. La renta de la tierra era la fuente más importante de ingresos, como lo había sido a lo largo de la historia de la India, y más del doble de su valor entre los reinados de Akbar y Shah Jahan. Los principales gastos del gobierno central eran la defensa, la administración civil general del imperio (incluidas las organizaciones religiosas), el mantenimiento del tribunal y el palacio real, y el costo de los edificios y otras obras públicas. Las fuentes provinciales de ingresos fueron las asignaciones de los ingresos de tierras otorgados al gobernador provincial y sus funcionarios como una remuneración por sus servicios, una variedad de impuestos locales y tasas, tasas y aranceles de tránsito, y multas y regalos.

El sistema de ingresos mogol se basó en la división del imperio en subahs o provincias, sarkars o distritos, y parganas, que consiste en un número de aldeas que a veces se llaman mahals. (Estos fueron reemplazados durante el gobierno británico por tehsils o talukas algo mas grandes). El personal de finanzass también tenía que desempeñar tareas administrativas misceláneas, incluido el mantenimiento de la paz pública y el reclutamiento de las fuerzas militares. Las subahs se modelaron según la estructura imperial central. El sarkar estaba a cargo del faujdar, o comandante militar, que combinaba las funciones del magistrado y el superintendente de policía del distrito moderno. El trabajo de ingresos en el sarkar estaba al cuidado del amalguzar, que correspondería al afsar-i-mal (oficial de ingresos).

La recaudación de los ingresos de la tierra se basaba en los asentamientos de la encuesta calculados después de una medición detallada y clasificación de las áreas cultivadas. La naturaleza de los cultivos cultivados y los precios medios de mercado prevalecientes también se tuvieron en cuenta al fijar la evaluación final. Este sistema de evaluación, desarrollado después de muchos experimentos, se convirtió en la base de la resolución de la encuesta del período británico. El sistema de ingresos de Akbar en la mayoría de las zonas era raiyatwari, los ingresos se recaudaban directamente en la medida de lo posible del cultivador individual y se pagaban en efectivo. Akbar introdujo el sistema en la mayor parte del norte de la India, y durante el virreinato de Aurangzeb, se extendió al Deccan.

El sistema de ingresos tal como se desarrolló bajo Akbar era completamente sólido, pero la demanda del gobierno era pesada y equivalía a un tercio de los productos. Abul Fazl trató de justificarlo refiriéndose a la abolición de muchos impuestos e impuestos diversos, pero no es seguro si todos los procesos abolidos por el orden real fueron abandonados por funcionarios subordinados. En el asentamiento del Deccan durante el virreinato de Aurangzeb, la participación del estado se redujo a una cuarta parte.

Los emperadores mogoles, particularmente Akbar y Aurangzeb, continuaron realizando experimentos y mejoras cautelosos en el sistema de ingresos de la tierra. Los datos básicos se recopilaron mediante la medición detallada de la tierra y la evaluación del rendimiento y las estimaciones de la productividad de cada pargana o área de evaluación. Cuando se recopilaron datos suficientes, se introdujo el sistema de evaluación grupal, con las alternativas de medición e intercambio en reserva.

Las especificaciones eran altas, al menos en papel, pero cualquiera que estudie el procedimiento para dar alivio a los raiyats en caso de dificultades, las instrucciones generales para los recaudadores y los detalles del sistema de evaluación y el modo de recaudación se verán afectados.

 

El sistema judicial

El sistema judicial mogol era muy similar al del sultanato. Se hizo más sistemático, particularmente bajo Aurangzeb, pero en comparación con la estructura judicial de la India Británica, era muy simple, ya que se basaba en un enfoque diferente para muchas categorías de disputas. Normalmente no se permitía que aparecieran abogados. Las disputas se resolvieron rápidamente, a menudo sobre la base de la equidad y la justicia natural, aunque, por supuesto, en el caso de los musulmanes, los mandatos y los precedentes de la ley islámica se aplicaban allí donde existían. Muchos crímenes, incluido el asesinato, fueron tratados como agravios individuales en lugar de crímenes contra la sociedad. Las quejas en tales casos fueron iniciadas por las personas agraviadas, en lugar de por la policía, y podrían agravarse con el pago de una indemnización. El objetivo del sistema judicial era principalmente resolver las quejas y disputas individuales en lugar de hacer cumplir un código legal, como lo indica el hecho de que el tribunal penal normalmente se conocía como el diwan-i-mazalim, el tribunal de quejas.

Todos los viajeros extranjeros han comentado sobre la prontitud de la justicia de los tribunales mogoles y los pocos casos comparativos que se les presenten. Esto último se debió en parte al prejuicio general contra el litigio, pero aún más al hecho de que un gran número de disputas, particularmente las que afectan a los hindúes, fueron resueltas por el pueblo y la casta panchayats, y no se presentaron ante los tribunales oficiales. Los hindúes no fueron inhabilitados para llevar casos ante el qazi o el gobernador, y con frecuencia lo hicieron cuando otros arreglos no resultaron efectivos, pero normalmente tenían sus propios arreglos para resolver sus disputas. Badauni ha registrado que, de acuerdo con las órdenes de Akbar, los casos de hindúes debían ser decididos por los jueces hindúes y no por los qazis. El padre jesuita Monserrate dice que los brahmanes gobernaron libremente a través de un senado y un consejo de gente común. El uso local y la costumbre regían en la mayoría de las zonas rurales.

Los tribunales judiciales proporcionados por los mogoles eran principalmente de dos tipos: seculares y eclesiásticos. Excepto durante el reinado de Aurangzeb, los principales tribunales para la resolución de disputas fueron presididos por el emperador, los gobernadores y otros oficiales ejecutivos. Akbar solía pasar varias horas del día deshaciéndose de casos judiciales, y los gobernadores seguían el mismo procedimiento en las provincias. En el Ain-i-Akbari encontramos las instrucciones emitidas a un gobernador que detalla el procedimiento judicial que debe seguir.

Además de los tribunales seculares y los panchayats, la principal agencia para la resolución de disputas era el tribunal qazi. El qazi, que era el depositario de la ley musulmana, asistía a la audiencia en casos por parte de la autoridad ejecutiva, ya sea gobernador, faujdar o kotwal, y ayudaba a este último a llegar a una decisión en consonancia con los preceptos coránicos. Es de suponer que las disputas civiles de los musulmanes fueron, por regla general, dejadas a los qazis para ser resueltas de acuerdo con la ley coránica. Cuando ambas partes en una disputa eran hindúes, el punto en cuestión era referido a hindúes expertos para una opinión. Este principio fue respaldado por el Fatawa-i-Alamgiri, el compendio autoritario de la ley islámica, donde se sostiene que “los Dhimmis … no se sujetan a las leyes del Islam tampoco con respecto a las cosas que son meramente de naturaleza religiosa, como ayunar o rezar, o con respecto a tales actos temporales, como si fueran contrarios al Islam, pueden ser legales por sí mismos, como la venta de vino o de carne de cerdo, porque a los juristas musulmanes, se les había ordenado dejarlos en libertad en todas las cosas, que pudieran ser consideradas por ellos apropiadas según los preceptos de su propia religión“. Estas disposiciones presumiblemente se relacionan con asuntos religiosos. En el caso de los musulmanes, los tipos seculares de las demandas penales fueron al kotwal, mientras que los casos religiosos y civiles, como los relacionados con la herencia, el matrimonio, el divorcio y las disputas civiles, fueron a los tribunales qazis.

La pena de muerte normalmente tenía que ser confirmada por el emperador, pero parece haber habido desviaciones de la regla. Un residente holandés en la India afirmaba que las multas representaban el modo normal de resolver todas las disputas en la India mogola. Los castigos capitales y las mutilaciones eran frecuentes, y existen registros de empalamiento, desmembramiento, y otros castigos crueles. Sin embargo, fueron limitados en su incidencia y fueron infligidos solo bajo las órdenes reales. Además, se limitaron a los casos en que se debía dar un escarmiento como ejemplo. El encarcelamiento no era un método de castigo que atrajera a los mogoles. Rara vez se utilizaba como sentencia en casos privados, aunque a veces se recurría a ella con fines preventivos. Azotar era comúnmente usado. El castigo musulmán de exhibir al delincuente en una situación ignominiosa parece haber sido utilizado con frecuencia, ya que coincidió con la tradición hindú también.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-09. Última modificacion 2019-02-09.