Edad Moderna El imperio Mogol Reinado de Akbar el Grande (1556-1605)

Cargando anuncio...

Reinado de Akbar el Grande (1.556-1.605)

 

Regencia de Bairan Khan

Humayún murió en 1.556, dejando el trabajo de consolidar el imperio a su hijo de 13 años Yalaluddin Muhammad conocido como Akbar (el grande en árabe). Era hijo de Humayun y de Hamida Begun. El 14 de febrero Akbar fue entronizado como rey. En el momento de su ascensión al trono, el imperio mogol se limita a Kabul, Kandahar, las partes de Delhi y Punjab.

Bajo la regencia de Bairam Khan, un noble que se dedicó a repeler a los diferentes pretendientes al trono y que supo mantener el orden y la disciplina dentro del ejército. Una vez estuvo restablecido el orden, Akbar tomó las riendas del gobierno en marzo de1.560.

Algunos historiadores especulan que Bairan Khan intentó destronar o asesinar a Akbar cuando este alcanzó la mayoría de edad. Tal vez por eso, Akbar, que sospechaba de las ambiciones de Khan, le sugirió que realizara una peregrinación a La Meca y ordenó que le asesinaran.

 

Batalla de Tughlaqabad o de Delhi (7 de octubre de 1.556)

Samrat Hem Chandra Vikramaditya o Hemu había sido visir y general del shah pastún, Adil Shah Suri. En el momento de la muerte de Humayún en enero de 1.556, Hemu acababa de sofocar una rebelión en Bengala, causando la muerte de su gobernante Muhammad Shah en la guerra. A continuación, comenzó una campaña, ganando batallas en todo el norte de India. Cuando atacó a Agra, el comandante de las fuerzas de Akbar en Agra, huyó sin luchar. Una amplia zona de Etawah, Kalpi y provincias Agra comprende hoy Bihar y Uttar Pradesh quedó bajo el control de Hemu. En el fuerte Gwalior, Hemu consolidó su ejército reclutando más hindúes.

Hemu después se dirigió a Delhi, Bairam Khan, se dio cuenta de la gravedad de la situación y despachó a su comndante más capaz, Pir Muhammad Sharwani, a Delhi. Mientras tanto, Tardi Beg Khan también había ordenado a todos los nobles mogoles en los alrededores reunir sus fuerzas en Delhi. Se convocó un consejo de guerra donde se decidió que los mogoles resistirían y lucharían contra Hemu, y se hicieron planes en consecuencia.

Hemu, que partió en persecución del gobernador de Agra, llegó a Tughlaqabad, un pueblo a las afueras de Delhi, donde se topó con las fuerzas de Tardi Beg Khan.

Las fuerzas de Hemu incluían 1.000 elefantes, 50.000 jinetes, 51 cañones y 500 falconetes. Los mogoles estaban mandados por Tardi Beg que se situó en el centro con Iskandar Beg liderando el ala izquierda y Haidar Muhammad, el derecho. Abdullah Uzbeg mandaba la vanguardia que incluía en sus filas la caballería turca selecta.
Los mogoles, mientras que eran superados en número, iniciaron la batalla. La caballería de la vanguardia y el ala izquierda lanzaron un ataque para derrotar tanto a la vanguardia afgana como al ala derecha de Hemu. Tal fue el éxito de este ataque, que 400 elefantes fueron capturados y 3.000 de los hombres de Hemu yacían muertos. Lo que siguió resultó fue un punto de inflexión en la batalla ya que los mogoles involucrados optaron por aprovechar su ventaja y persiguieron al ejército afgano tan lejos que perdieron el contacto con su ejército principal.

Muchos de los hombres de Tardi Beg creían que la batalla había sido ganada y se dispersaron para atacar el campamento enemigo. Hemu, sin embargo, había retenido a 300 de sus mejores elefantes blindados y unidades de caballería en reserva. Aprovechando la oportunidad, atacó repentinamente a Tardi Beg, que ahora estaba escasamente resguardado con esta fuerza. Su impulso fue reforzado por la llegada oportuna de nuevos refuerzos de Alwar bajo el mando de Haji Khan. Al ver la tropa de elefantes de guerra y la densa caballería avanzar sobre ellos, muchos de los oficiales mogoles, incluido Pir Muhammad Khan, huyeron despavoridos, para disgusto de Tardi Beg. Éste se dio cuenta que la resistencia era inútil y también decidió huir de la escena.

Cuando la vanguardia y la izquierda mogolas regresaron de su persecución, se dieron cuenta de que el día se había perdido y se dispersaron sin ofrecer una pelea. Los afganos habían ganado y Hemu decidió no perseguir a los mogoles que huían. En el campo de batalla quedaron 3.000 cuerpos mogoles

Tomó posesión de Delhi después de la batalla de el día el 7 de octubre de 1.556. Hemu estableció el gobierno hindú en el norte de la India, después de 350 años de dominio musulmán, y le fue otorgado el título de rajá vikramaditya (Samrat Hemachandra Vikramaditya).

Tras su fracaso, Tardi Beg fue ejecutado por orden del regente Bairam Khan.

Expansión mogola 1.526-1.605 durante el reinado de Akbar el Grande

Segunda Batalla de Panipat (5 de noviembre de 1.556)

Los avances en Delhi y Agra perturbaron a los mogoles en Kalanaur, Punjab. Muchos generales mogoles de Akbar aconsejaron retirarse a Kabul ya que las fuerzas de mogolas no podían enfrentarse al poderío de Hemu, pero el regente Bairam Khan decidió a favor de continuar la guerra. El ejército de Akbar marchó hacia Delhi. El 5 de noviembre, los dos ejércitos se encontraron en el histórico campo de batalla de Panipat, donde, 30 años antes, Babur el abuelo de Akbar había derrotado a Ibrahim Lodi, en la que se conoce como la Primera Batalla de Panipat.

Akbar y su tutor Bairam Khan no participaron en la batalla y se colocaron a 5 km lejos de la zona de guerra Bairam Khan no permitió que el emperador niño, de 13 años de edad, estuviera presente en el campo de batalla, en lugar de eso, le proporcionó con una guardia especial de 5.000 soldados bien entrenados y muy fieles y le estacionaron a una distancia segura lejos del frente de batalla. Abkar fue instruido por Bairam Khan para huir a Kabul para salvar su vida, en caso de que el ejército mogol fuese derrotado en el campo de batalla. Hemu condujo a su ejército en persona. El ejército de Hemu consistía en 1.500 elefantes de guerra y de una vanguardia con el tren de artillería.

Antes de la batalla, los jinetes mogoles atacaron a la vanguardia de Hemu y le quitaron toda su artillería (se supone que eran 51 cañones y 500 falconetes de la anterior batalla) pero a pesar de esta pérdida, sus fuerzas eran numerosas y superaban a las fuerzas mogolas.

Con el fin de animar a los soldados y los amires afganos, Hemu hizo donaciones de tierras, y abrió las puertas de sus tesoros. Pero a pesar de eso, el ejército de Hemu estaba desanimado, y que puso todas sus esperanzas en los elefantes de guerra.

El ejército mogol estaba dirigido por Ali Quli Khan Shaibani que se situó en el centro, la vanguardia estaba dirigida por Husain Quli Beg y Shah Quli Mahram con 10.000 jinetes, de los cuales 5.000 eran experimentados veteranos, Sikandar Khan Uzbak mandaba el ala derecha y Abdulla Khan Uzbak el ala izquierda. Akbar y Bairam Khan se quedaron en la retaguardia con 5.000 jinetes.

Segunda Batalla de Panipat 1556. Derrota de Homu por las fuerzas de Abkar. Fuente National Gallery of Victoria

El ejército de Hemu era numéricamente superior, contando entre sus filas una caballería de 30.000 jinetes compuesta por jinetes afganos y un contingente de 1.500 elefantes de guerra, de los cuales 500 estaban blindados, es decir protegido con armadura de placas, estaban montados por mosqueteros y ballesteros. Hemu condujo a su ejército a la batalla, sobre un elefante llamado Hawai. Su ala izquierda fue dirigida por el hijo de su hermana, Ramya, y la derecha por Shadi Khan Kakkar. Su ejército era un grupo experimentado y confiado, y Hemu había sido victorioso en 22 batallas para Adil Shah. En esta batalla, sin embargo, Hemu no contaba con artillería.

Hemu comenzó el ataque con todos los elefantes, que había distribuido en el centro y las alas, él en persona dirigía los elefantes del centro. La vanguardia mogola en lugar de retirarse, decidieron virar a los lados de los elefantes y atacarles por los flancos con sus disparos de arco mogol que era superior. El centro mongol también avanzó y tomó una posición defensiva delante de un profundo barranco. Ni el elefante de Hemu ni sus unidades de caballo pudieron cruzar el obstáculos para alcanzar a sus oponentes y eran vulnerables a las armas de proyectiles que se disparaban desde el otro lado. Mientras tanto, la caballería mogola en sus veloces monturas había hecho incursiones en las filas afganas desde los flancos y la retaguardia y comenzó a atacar a los elefantes, ya fuera cortando las patas de las grandes bestias o matando a sus jinetes. Hemu se vio obligado a retirar sus elefantes y el ataque afgano cedió.

Segunda Batalla de Panipat 1.556. Los elefantes atacando a jinetes

Al ver que el ataque afgano disminuía, Ali Quli Khan condujo a su caballería, envolviendo y cayendo sobre el centro afgano por la retaguardia. Hemu, desde el elefante Hawai divisaba el campo de batalla, e inmediatamente se apresuró a contrarrestar esta carga. Incluso después de ver a Shadi Khan Kakkar y otro de sus lugartenientes capaces, Bhagwan Das, caer, continuó liderando contraataques contra los mogoles, derribando a cualquiera que desafiara a sus elefantes. Ambas alas del ejército mogol fueron rechazadas y Hemu movió su contingente de elefantes de guerra y caballería hacia adelante para aplastar su centro. Fue en este momento cuando Hemu, estaba a punto de alcanzar la victoria, cuando fue alcanzado por una flecha mogola que le perforó el ojo, desplomándose inconsciente.

Al verlo caer y retirarse, el pánico se adueñó de su ejército, que rompió la formación y huyó. La batalla estaba perdida, 5000 muertos yacían en el campo de batalla y muchos más fueron muertos mientras huían.

Varias horas después de la batalla, Hemu fue localizado y capturado por Shah Quli Khan, siendo llevado a la tienda Akbar en el campamento ubicado en la aldea de Saudhapur en Panipat. Bairam Khan estaba deseoso de que Akbar debía matar a Hemu y establecer su derecho al título de “Ghazi“. Pero Akbar, se negó a rematar a un enemigo empapado de sangre, sólo para ser llamado un Ghazi. Bairam Khan irritado por los escrúpulos de Abkar, lo decapitado el mismo.

Los partidarios de Hemu construyeron un cenotafio en el sitio de su decapitación, que todavía existe en el pueblo de Saudhapur, en la carretera Jind en Panipat.

Después de la decapitación de Hemu, su cráneo fue enviado a Kabúl para mostrar la fuerza de la “Delhi Darwaza”. Su torso fue enviado a Delhi y colgado fuera de Purana Quila en una “horca” para aterrorizar a los hindúes. La esposa de Hemu escapó de Purana Quila con el tesoro y no fue detectada. Bairam Khan ordenó un genocidio de civiles hindúes, que continuó por muchos años. Los familiares de Hemu y partidarios cercanos afganos fueron capturados y muchos de ellos decapitados. Se construyeron torres con los cráneos de los decapitados en distintos lugares. El padre de Hemu de 82 años, que había escapado a Alwar, fue decapitado por negarse a convertirse al Islam.

Akbar tomó Agra y Delhi sin mucha resistencia. Pero poco después de que tomó posesión de su capital, tuvo que volver a Punjab en que la inteligencia le informó de Sikandar Shah Suris avance de la campaña en el Punjab. Sikandar Shah fue, sin embargo, derrotado y hecho prisionero tras el asedio de la fortaleza Mankot por las fuerzas mogolas y exiliado a Bengala. La victoria de Akbar en la Segunda Batalla de Panipat en 1.556, supuso la restauración real del poder mogol en la India.

En 1.558 Akbar y Bairam Khan realizaron una campaña exitosa venciendo y matando a Sikander Shah Suri y a su primo Ibrahim Shah, los últimos príncipes de la dinastía Suri. Gracias a esto se apoderan del hindustán y de sus importantes ciudades Lahore, Multán, el fuerte Gwalior, Ajmer y Jaunpur, las que habían sido la fuente de poder de los turco-afganos en India.

En 1.560 Akbar influenciado por su nodriza Mahan Anga y buscando tener mayor protagonismo en el reino, le ordena a Bairam Khan irse a hacer la peregrinación del Hajj a la Mecca. Siendo asesinado en el camino.

Artillería e infantería de Akbar el Grande. 1 oficial de infantería; 2 artillero; 3 bumi (miliciano) indio. Autor Angus Mcbride

 

Batalla de Sarangpur (29 de marzo de 1.561)

Tras la muerte de Bairam Khan fue nombrado como regente y jefe del ejercito mogol, Adam Khan, que era el hijo de la niñera de Akbar, Mahan Anga.

En 1.561, el ejército mogol dirigido por Adham Khan y Pir Muhammad Khan invadieron Malwa. Derrotaron al ejército de Baz Bahadur, esultán de Malwa en la batalla de Sarangpur el 29 de marzo de 1.561. Todos sus tesoros, elefantes y su harén fueron capturados por los vencedores. Adham Khan también intentó tomar posesión de la amante hindú de Baz Bahadur, Rani Roopmati, pero ella se suicidó consumiendo veneno. Según el historiador Badauni, ambos comandantes, Adham Khan y Pir Muhammad Khan, perpetraron actos de crueldad bárbara, masacrando a los prisioneros y matando incluso a sus esposas e hijos, y también muchos sacerdotes musulmanes descendientes del Profeta Mahoma, causando una carnicería espantosa. Después de la victoria, Adham Khan envió al emperador Akbar un informe de victoria junto con solo unos pocos elefantes, y él se apropió del resto del botín.

Akbar se resintió por esa insolencia y marchó personalmente a Sarangpur. Tomó Adham Khan por sorpresa. Adham Khan se rindió a Akbar y su botín fue confiscado. Más tarde fue retirado de Malwa y el mando pasó a Pir Muhammad Khan, sin embargo le permitió continuar siendo el regente del reino.

En noviembre de 1.561, el general favorito de Akbar, Ataga Khan, fue nombrado wakil (primer ministro) y reemplazó a Adham Khan. El nombramiento disgustó a Maham Anga. El 16 de mayo de 1.562, Adham Khan acompañado por unos pocos rufianes irrumpieron sobre él mientras se sentaba en el salón de audiencias y lo asesinaron. Adham Khan luego corrió al apartamento interior donde fue capturado por Akbar, recién despertado por el tumulto. Adham fue ejecutado. El mismo Akbar le dio esta noticia a Maham Anga, que también murió 40 días después.

Caballería de Akbar finales del XVI y primeros del XVII: 1 Mansabdar (oficial); 2 Tabinan (tropa); 3 Líder de la caballería ligera afgana. Autor Angus McBride

 

Reinado de Akbar

Tan pronto como Akbar alcanzó la mayoría de edad a los 18 años, empezó a liberarse de las influencias de los ministros y la corte y demostró su propia capacidad de liderazgo. Era un adicto al trabajo y no dormía más de tres horas al día. Supervisaba personalmente la implementación de sus políticas administrativas, espina dorsal del Imperio mogol durante más de 200 años. Siguió conquistando, anexionando y consolidando un territorio que se extendía desde Kabúl al noroeste, Cachemira al norte, Bengala al este y más allá del río Narmada en la zona central de India. Su imperio era solo comparable al que 1800 años atrás había consolidado el imperio Mauria.

Los métodos de administración de Akbar afianzaron su poder sobre la aristocracia afgana y turca y sobre los intérpretes de la ley islámica, la Ulama. Creó un servicio imperial el cual se basaba en habilidad y no en clase social. Sus servidores eran remunerados en dinero y no en tierras y no tenían derecho de herencia, de forma que se centralizaba el poder en el estado y aseguraba su supremacía. Las funciones políticas y militares estaban separadas de las de cobro de impuestos, las cuales recaían bajo los funcionarios del tesoro del imperio. Este sistema administrativo, llamado mansabdari, se basaba en la lealtad y el pago en dinero, lo cual era la base del imperio Mogol.

Concedió permiso para que cada quien siguiera su propia religión y adorara sus dioses de acuerdo a sus creencias. No solo eso, sino que ordenó que se distribuyera el 3% de los impuestos del reino, entre los bramanes hindúes y los sacerdotes de las demás religiones para su mantenimiento y el de sus templos. Akbar se veía a asimismo como señor y protector de todo su pueblo, creía que los oficiales que administraban su reino tenían la obligación de proteger los templos de todas las religiones. En varias ocasiones, Akbar solicitó a las autoridades portuguesas en Goa que enviaran sacerdotes a su corte para instruirse en el cristianismo.

Fue muy tolerante y alentó los matrimonios entre musulmanes e hindúes. El mismo tomó como una de sus esposas a Jodha Bai, una princesa rajputa hija del rajá Bharmal.

 

Rebelión de los uzbecos

En 1.564 un poderoso clan de jefes uzbecos, descendientes de quienes habían expulsado a su abuelo Babur de Asia Central, se rebelaron contra Akbar quien los derrotó y después buscando conciliar con ellos los perdonó. Sin embargo al poco tiempo se volvieron a rebelar y Akbar volvió a vencerlos y a perdonarlos nuevamente. Se rebelan una tercera vez proclamando como emperador a su medio hermano Mirza Muhammad Hakim, el segundo hijo de Humayun, quien en ese momento era el gobernador de Kabúl y había llegado al Punjab a apoyar la rebelión de los uzbecos. Akbar con la paciencia agotada derrota a su hermano, perdona su traición y le permite regresar a Kabúl para continuar gobernando esa provincia. A los jefes uzbecos, como ejemplo para todo el mundo, los ejecutó haciendo que los elefantes de su ejercito les pasaran por encima. Ese mismo año se apoderó de Chauragarh, la capital del reino de Gondwana, una pequeña región en el centro de la india,  y de su inmenso tesoro de oro, plata, joyas y de 1.000 elefantes que incorporó a su ejercito.

 

Expansión del reino

En 1.567 Akbar consideró al reino Mewar de Rajastán, un peligro potencial para la seguridad de su Imperio, porque no podía permitir que existiera un centro de poder rival en su flanco izquierdo, tan cerca de Delhi. Su gobernante era Udai Singh II, un descendiente del Maharana Sangram Singh quien se había enfrentado a su abuelo Babur en la batalla de Khanwa. Akbar asedió su fortificada capital Chittor durante 4 meses, buscando la rendición de su rey, su aceptación de la supremacía mogola y el pago de un tributo anual por permitirle continuar gobernando. Sin embargo Udai Singh II, no aceptó, Akbar atacó la ciudad que cayo, fue saqueada y destruida por sus tropas. Ordenó luego que cortasen las cabezas de los sobrevivientes y que las colgasen como advertencia en las torres de las ciudades que Udai Singh II dominaba en esa región. Acabó así con el gran poder y la influencia del rey Mewar. Sin embargo logró escapar y sin darse por vencido, construyó una nueva capital que llamó Udaipur, mucho más fácil de defender en un lugar rodeado de lagos artificiales y defendido por las montañas de Aravalli.

En 1.568, para sellar su dominio sobre la región de Rajput (actual Rajastán), Akbar sitió la que se creía la más poderosa fortaleza en India, el fuerte de Ranthambore, gobernado por otros reyes rajputos, los Hada. Dos meses después se rindieron y se declararon vasallos de Akbar, igual que casi todos los otros reyes rajputos. Solo el clan de los Sisodia del reino Mewar (actual Udaipur) siguió resistiéndose, pero con su poder muy disminuido, Akbar decidió dejarlos tranquilos.

En 1.572 Akbar desplazó su ejercito primero a Gujarat (la región entre Rajputana y Malwa), reinos que ya había vencido, decidido a apoderarse de una región rica en agricultura, en fabricación de textiles, con puertos sobre el mar de Arabia que tradicionalmente habían conectado a India con los centros mercantiles en Asia, África y Europa. Su ejercito ocupó Ahmenabad, la capital de Gujarat.

En 1.575 hizo lo mismo en Bengala, que tenía puertos marítimos similares a los de Gujarat, pero sobre la bahía de Bengala. En su capital Tandah vivían refugiados muchos nobles mogoles rebeldes, que habían servido al desparecido emperador pashtun Sher Shah Suri y que conservaban su poder bajo el gobierno de Sulaiman Khan Karrani, cuyas fuerzas fueron derrotadas por el ejercito mogol en la batalla de Tukaroi. La batalla condujo al tratado de Katak en el que Daud cedió la totalidad de Bengala y Bihar, reteniendo solo a Odisha. El tratado finalmente falló después de la muerte de Munim Khan, que murió a la edad de 80 años. El sultán Daud Khan aprovechó la oportunidad e invadió Bengala. Esto llevaría a la batalla de Raj Mahal en 1.576, el último sultán de Bengala, Daud Khan Karrani, fue capturado y posteriormente ejecutado por los mogoles.

El rana Maharana Pratap Singh era un gobernante rajputo muy poderoso de Mewar. Nunca aceptó al emperador mogol Akbar como gobernante de la India y decidió luchar contra él, aprovechando que estaba comprometido en Bengala.

El rana Maharana Pratap el poderoso gobernante rajputo de Mewar.

Akbar también consideró a Maharana como una gran amenaza para la dinastía mogola. En mayo de 1.576, Akbar envió su ejército dirigido por Asaf Khan hacia Haldighati. El raja Man Singh de Amber se unió a la fuerza mogola para luchar contra el rana Pratap Singh. En junio, la fuerza mogola al mando del rajá Man Singh con unos 10.000 efectivos (4.000 de Jaipur, 1.000 hindúes y 5.000 mogoles) comenzó la misión y se dirigió contra Maharana de Mewar. Maharana Pratap Singh con su comandante Ramdas Rathor partió inmediatamente con su ejército que consistía en 3.000 jinetes.

El 18 de junio, el ejército de Maharana Pratap se encontró con la fuerza mogola en el paso de Haldighati del actual día de Rajasthan. Maharana dividió su ejército en 3 divisiones y atacó a la fuerza de Mughal desde tres lados.

El ejército mogol bajo el rajá Man Singh luchó en una sola unidad. Mughal usó cañones de artillería de guerra. El ejército de rajputo liderado por Maharana Pratap casi rodeó al rajá Man Singh y los mogoles sufrieron bajas.

La batalla de Haldighati duró cuatro horas. Estaba indecisa, cuando los mogoles posicionaron la fuerza de reserva bajo Ghazi Khan Badakshani y Mehtar Khan para ayudar al rajá Man Singh. Ghazi Khan mató al comandante rajputo Ramdas Rathor. Hubo muchas muertes y heridos por ambos lados, se cree que un total de 18.000 soldados murieron en esta batalla en ambos lados. Rana Pratap y su caballo Chetak sufrieron varias heridas.

De repente, Maharana Pratap fue rodeado por soldados mogoles. Se cree que en ese momento su hermano Shakti, sacrificó su propia vida y permitió a Maharana Pratap escapar de la batalla. Chetak, llevó a su maestro a un destino seguro y murió debido a una lesión grave.

Batalla de Haldighati 18 de junio de 1.576. El rana de Mewar Maharana Pratap y el rajá Man Singh de Amber que mandaba las fuerzas de Akbar. Autor pintor indio Chokha

Batalla de Haldighati 18 de junio de 1.576. Maharana Pratap montado en su caballo Chetak con una máscara de elefante, carga contra los elefantes mogoles, siendo rodeado. Sería salvado por su hermano Shakti

Tras estas victorias Akbar decidió descansar de sus conquistas y regresó a Fatehpur Sikri, donde permaneció los siguientes 6 años.

 

Cambio de capital

Akbar inició en 1.571 la construcción de una ciudad amurallada cerca de Agra llamada Fatehpur Sikri (ciudad de la victoria). Se construyeron palacios para cada una de las reinas, un extenso lago artificial y suntuosas fuentes de agua. Sin embargo, la nueva capital tuvo una vida muy corta, ya que se trasladó a Lahore en 1.585. La razón de este cambio fue la falta de agua en Fatehpur. En 1.599 Akbar devolvió la capitalidad a Agra, ciudad desde la que gobernó hasta su muerte.

 

Rebelión de Muhammad Hakim Mirza

En 1.579 reafirma su tolerancia religiosa al suspender el impuesto religioso del Yizha, que se cobraba a los que no eran musulmanes en todo el reino. Akbar fue un librepensador y un místico, con un temperamento muy melancólico. En la Ibadat Khana, la casa de oración del Palacio de Fatehpur Sikri, reunió muchas veces en asamblea a los sacerdotes más importantes de todas las religiones, para realizar debates sobre filosofía. Mantuvo a su lado como consejero al sabio sufí Sheik Tajuddin y tenía regularmente reuniones privadas con sabios y santos hindúes, ascetas jainístas y monjes budistas. De esas disquisiciones formula el Din-i-Elahi, más que una doctrina religiosa que mezcló elementos de todas las religiones, fue un sistema ético que prohibía la lujuria, el orgullo, el odio y el sacrificio de animales. Buscaba la purificación del alma a través de la meditación, el ayuno, la gentileza y la humildad. Los imanes islamitas la consideraron una blasfemia, lo que alentaría una nueva rebelión.

En 1.581 su medio hermano Muhammad Hakim Mirza, el gobernador de Kabúl, quien ya lo había traicionado una vez, lo considera un peligro para el islamismo por su liberalismo religioso. En total desacuerdo con su practica religiosa en la que públicamente mezclaba Islamismo, Hinduismo, Jainísmo y sijismo, promulgó una Fatwa, un decreto sagrado en el que llama a la insurrección general de todos los musulmanes e invadió el Punjab. Akbar se ve forzado a movilizar su ejercito para neutralizarlo, lo que termina enfrentándolos en una batalla cerca a Lahore, donde lo derrotó, lo que le permite entrar triunfante en Kabúl. Allí dejó a su hermana Bakht-un-Nisa Begum encargada de gobernar y regresó a India, no sin antes perdonar nuevamente a su medio hermano, que más tarde volvió a encargarse de su administración. Akbar reincorporó Kabúl oficialmente a su imperio.

 

Conflicto con el imperio Safávida

En 1.593 Akbar le da refugio como exiliado al príncipe Rostam Mirza, cuando huyó de Persia luego de tener un enfrentamiento con su familia en Isfahan. El príncipe juró aliarse a los mogoles, recibiendo como premio el rango de comandante de 5.000 hombres y el gobierno de la región de Multán. Esto alienta al gobernador de Kandahar, Mozaffar Hosayn, quien era un vasallo del Shah Abbas de Persia a hacer lo mismo. Establece una alianza con Akbar que casa a su nieto, el príncipe Khurram, con la hija de Mozaffar Hosayn y además le entregó el rango de comandante de 5.000 hombres en el ejercito mogol. Akbar recibió Kandahar sin entrar en guerra con los persas, con quienes siguió manteniendo una excelente relación. Solo que el equilibrio de fuerzas entre los dos reinos ahora se inclinaba a favor de los mogoles, porque Akbar había logrado consolidar en 37 años de reinado, un gigantesco imperio.

 

Muerte de Akbar el Grande (27 de octubre de 1.605)

En 1.605, Akbar enfermó de disentería lo que comienza a generar una lucha por el trono entre el príncipe Salim y su hijo Khusrau Mirza, que tenía 17 años de edad y que contaba con el apoyo de muchos nobles de la corte. El enfrentamiento entre padre e hijo se complicó aún más porque la madre de Khusrau, Manbai, una princesa rajputa, hija del Maharaja Bhagawant Das, el rey de Amber, ante el comportamiento de su hijo con su esposo, se suicidó envenenándose, lo que disgustó enormemente al príncipe Salim, que permaneció 4 días sin comer ni beber, en duelo por la muerte de su esposa. Akbar para medir augurios, arregló una lucha entre elefantes pertenecientes uno a su hijo y el otro a su nieto. En medio de los abucheos de los que apoyaban a uno u otro bando, el elefante del príncipe Salim ganó y Khusrau se comportó groseramente con su abuelo Akbar. El emperador se molestó y su enfermedad empeoró, poco después se quitó su turbante y se lo colocó al príncipe Salim, un signo que todos entendieron. Al día siguiente cumplió 63 años, 10 días después, el 27 de octubre de 1.605 murió en Agra.

Fue enterrado en un mausoleo promovido por el propio Akbar. No dejó que sus descendientes decidieran cómo enterrarlo. La construcción comenzó en 1.604 y se finalizó entre 1.612 y 1.614, el mausoleo fue acabado durante el reinado de su hijo Jahangir, con sus mejoras y modificaciones. Tiene planta en hasht bihisht (ocho paraísos), una planta cuadrada de unos 104 m de lado organizada en ocho espacios entorno a otro noveno central.

Mausoleo se Abkar el Grande en Agra. Tiene planta en hasht bihisht (ocho paraísos), una planta cuadrada de unos 104 m de lado organizada en ocho espacios entorno a otro noveno central.

 

Legado de Akbar el Grande

Akbar se ganó por sus muchas realizaciones el apelativo de el Grande, dejó como herencia el imperio Mogol consolidado en toda India al norte del río Godavari, lo que hoy es Afganistán, Pakistán, Bangladesh, parte de Nepal y de Bhutan. Fue un guerrero exitoso, como comandante del ejercito Mogol lo organizó con el sistema Mansabdari, en el que cada oficial tenía la responsabilidad total sobre un determinado número de jinetes y el doble de caballos.Sistema que persistió hasta la llegada de los ingleses a India, a pesar que sus sucesores lo fueron debilitando progresivamente. Construyó docenas de fuertes y fortificaciones militares, fundió miles de cañones, desarrollo el uso de la pólvora en arcabuces y artillería, instituyó el uso de elefantes entrenados para la guerra, permitiendo que el imperio Mogol se fortaleciera y dominara cultural, económica y políticamente. Además de un guerrero, fue un gran intelectual, su biblioteca llegó a tener 24.000 libros escritos en urdú, hindú, persa, griego y árabe que leía fluidamente. Mantuvo en su corte escritores, traductores del sánscrito y el latín, pintores, calígrafos, escribas, arquitectos, poetas, escultores, escribas y empastadores de libros, artesanos, además de gurus y hombres santos de distintas religiones. Gracias a esto creó una exitosa mezcla cultural Indo-Arabe-Persa que le dio su carácter al imperio Mogol.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-08. Última modificacion 2019-02-08.