Edad Moderna El imperio Mogol Reinado de Aurangzeb (1658-1707)

Reinado de Aurangzeb (1.658-1.707)

Antecedentes

Aurangzeb nació en el poderoso fuerte mogol de la ciudad de Dahod en el 4 de Noviembre de 1.618, cuando su padre, el emperador mogol Sha Jahan, era todavía un príncipe con el cargo de suvadar (gobernador) de la rica y poderosa provincia de Gujarat. Era hijo de la famosa Mumtaz Mahal por cuya muerte en 1.631, el Emperador ya coronado construiría la tumba de Taj Mahal, la más fastuosa del mundo.

Su nombre tiene un ampuloso significado, pues Aurangzeb significa “Ornamento de la Corona” y en verdad su título era justo pues es considerado el mayor de todos los grandes mogoles por sus sucesores en el trono quienes lo consideraban un gigante, sin embargo en verdad su bisabuelo Akbar o su padre Shah Jahan fueron más merecedores de dicho título.

Su padre viendo cercana la muerte de su progenitor emprendió una rebelión de la que sería perdonado, pero sus hijos, entre los que se contaba Aurangzeb permanecieron con su abuelo en la corte de Agra.

En 1.627 moría el anciano emperador Yahangir, el hijo del poderoso Akbar el Grande, tras un muy próspero reinado, bajo el cual se promovió la creación de suntuosos jardines en Agra y Cachemira, que se convirtió en la residencia veraniega de los mogoles desde ese instante, sin embargo sucumbió al vicio del opio, por lo que delegó el gobierno cada vez más en su esposa y en su hijo Sha Jahan, a quién casó con su sobrina, la ya citada Muntaz. Una vez en el trono Shah Jahan trasladó su residencia a Agra, la verdadera capital palatina del país, aunque bajo su reinado Lahore florecería y se convertiría en la segunda urbe imperial. Más tarde comenzaría la construcción de una ciudad sobre la antigua Delhi pre-mogola, y el poderoso fuerte palaciego Shahjahanabad, comúnmente conocido como el Fuerte Rojo.

En ese opulento y lujosísimo ambiente creció un muy serio y adusto Aurangzeb, quién se dedicó a una vida ascética y muy religiosa, pues su sucesión al trono era muy incierta (era el tercero de cuatro hermanos varones y una miríada de hijas entre las que destaca Jahanara, que promovió enormes construcciones de carácter religioso bajo el reinado paterno), se consideraba un musulmán convencido y muy estricto, seguidor de las leyes coránicas, le preocupaba el destino de los pobres y se mostró temeroso de Alá.

Pronto fue designado según la costumbre mogola, como suvadar (governador) de una provincia, la del Deccán; su hermano mayor Dara Shikoh permaneció en la corte y fue nombrado heredero; Shuja (segundo hijo) fue nombrado savadar de Bengala, Bihar y Orissa; y Marad fue nombrado suvadar de la provincia de Gujarat (como su padre).

Repentinamente abandonó su puesto para retirarse al bosque donde vivió unos meses como asceta religioso en comunión con la naturaleza y privado de los lujos, posiblemente esta experiencia nos muestra el frío y muy rígido carácter del emperador ya en su juventud.

Su padre montó en cólera, pues era considerado un acto de traición, deserción de un cargo de gobierno, pero fue perdonado por la intersección de una hermana (Jahanara, la hija predilecta de Shah Jahan fue quién probablemente intercedió por su hermano). Una vez en el cargo se trasladó a Kiri (renombrada Aurungabad) donde se casó con Rabia Durrani.

Con todo su poder empezó a destacar como un poderoso guerrero y como un gobernador férreo que impuso el control mogol de forma definitiva durante muchos años en la intranquila provincia del Deccán que no había estado bajo el control del sultanato de Delhi y que acusaba el dominio musulmán pues era un estado puramente hindú.

En 1.644 la ya mencionada Jahanara fue quemada y herida de gravedad accidentalmente, pero Aurangzeb incurrió en la ira paterna y en la enemistad de su hermana pues llegó tres semanas después del evento y no inmediatamente como su padre ordenó a sus hijos (Como vemos la relación padre-hijo era muy tirante y probablemente Aurangzeb odiara a su opulento y poderoso padre, lo que conllevó a la realización de un acto horrible del hijo al padre que veremos más adelante).

Fue excluido de la corte durante siete largos meses en los que probablemente siguió cultivando su carácter duro y religioso además de su forma física, que debió ser excelente pues en una ocasión salvó a su hermano Dara de la muerte por un ataque de un elefante enloquecido, con lo que se demuestra que así mismo era un hombre valeroso.

El príncipe Aurangzeb haciendo frente a un elefante enfurecido llamdado Sudhakar, el 7 de junio de 1.633, salvando la vida a su hermano Dara. Autor Abdul Hamid Lahori

Poco después fue nombrado gobernador de Gujarat, su excelente gestión le valió ser recompensado y perdonado por la figura paterna quién le destinó a cargos más gloriosos, fue nombrado mansabdar (general) de 15.000 hombres y 10.000 jinetes.

En 1.647 fue destinado como suvadar de la inestable provincia mogola de Balkh y Badakhshan, la actual Afganistán, que era herencia del primer mogol, Babur, pero que era una zona candente por las numerosas revueltas y rebeliones de las dinastías locales, en el cargo remplazó a su incapaz hermano menor, Murad, quien probablemente se vio cada vez más alejado de la sucesión, eclipsado por su hermano mayor.

Sus grandes dotes potenciaron su nombramiento como suvadar de otras provincias alejadas del núcleo del imperio Mogol, Multán y Sindh donde se preparó para rechazar un poderoso ejército persa safávida que intentaba tomar el control de la zona y la ciudad de Kandahar, pero fracasó y la poderosa y rica ciudad, emplazada en el fértil valle de Arghandab, bañado por el río homónimo cayó en las manos de los persas de Abbas II.

El poderoso Shah Jahan llamó a la corte de inmediato a su hijo, que volvió de nuevo a caer en desgracia y fue alejado temporalmente del poder. Sin embargo recobró el favor imperial paterno, fue destinado nuevamente como suvadar de la provincia del Decán en 1.652, donde emprendió de inmediato exitosas campañas militares destinadas a anexionar dos poderosos reinos vecinos que se resistían al poder mogol, Bijapur y la riquísima Golkonda. Sin embargo cuando estaba a punto de conseguir exitosas victorias en ambos casos su padre lo sustituyó por su hermano mayor y su favorito Dará Shikoh, quién enseguida entabló relaciones diplomáticas y en ambas campañas firmó sendos tratados de paz.

 

Lucha por el poder

En 1.657 después de los festejos de sus 30 años de reinado en Dehi, el emperador Shah Jahan a sus 65 años de edad cayó enfermo de la próstata imposibilitado para orinar y con fiebre alta.

El mayor de los 4 hijos varones de Mumtaz Mahal, Dara Shikoh, el favorito de Shah Jahan, que en ese momento tenía 42 años, se hizo cargo del gobierno. Durante una semana fue considerado muerto, aunque seguía con vida enfermo.

Shah Shuja segundo hijo de Shah Jahan era suvadar (gobernador) de Bengala, Bihar y Orissa, dedicado al vino, las mujeres y la guerra, que además seguía la Shia contraria a la Sunny de Aurangzeb, se declaró emperador y proclamó que el Emperador, su padre ha sido vilmente envenenado por su hermano mayor Dara Shikoh. Pero la estratagema no funcionó, decidió marchar sobre Delhi. Dara envió su hijo Sulaiman Shikoh que tenía solo 22 años, al mando de un fuerte contingente del ejercito imperial, acompañado por Jai Singh, el maharana (rey) de Mewar, con ordenes de llegar antes que Shuja a Varanasi y detener su marcha sobre Delhi. Efectivamente llegaron antes y Sulaiman al amanecer tomó por sorpresa al ejercito de su tío y lo desbandó, quien derrotado logró huir en una balsa por el río Ganges, logrando llegar a Patna, la capital de Bengala donde tenía más tropas a su disposición.

Repentinamente Murad se declaró emperador y gran mogol de la India en su provincia de Gujarat donde ejercía de suvadar tras el nombramiento de su hermano Aurangzeb como suvadar del Deccán, secretamente, este le pidió su apoyo para derrocar a su hermano mayor y a su egregio padre. Murad empieza a acuñar las monedas con su propia efigie en sustitución de la paterna.

En 1.658 Aurangzeb, que en ese entonces tenía 39 años y hasta ese momento no había movido sus tropas, ni realmente traicionado a Shah Jahan, realizó su jugada, con toda una vida de experiencias militares, hizo prisionero a Mir Jumla y se apoderó de sus tropas, su artillería y sus riquezas. Le avisó a Murad que gobernaba Gujarat y Malwa que marchara sobre Delhi, que él haría lo mismo desde el Deccan y que allí unirían sus tropas para enfrentar a Dara Shikoh y se repartirían el Reino.

En ostensible apoyo a su hermano Murad, Aurangzeb se levantó en armas desde Auragabad y declaró que Dara no era el legítimo emperador y heredero al trono, pese a que su propio padre así lo declaraba. Marchó entonces al núcleo del imperio reclutando expertos generales y veteranos, tropas de élite, posiblemente también se vio acompañado de sus veteranas tropas supervivientes de las campañas de Golkonda y Bijapur, así como en sus batallas en Afganistán. De repente un señor de los rajputos, el maharajá Haswant Singh afín a la corona y al hermano mayor Dara se dirigió a enfrentarse con sus tropas a la alianza de hermanos, Murad y Aurangzeb.

Al ver el miedo de los otros nobles, se había ofrecido como voluntario no solo para vencer a Aurangzeb sino que se jactó de traerlo de vuelta a Agra como prisionero. Le asignaron la provincia de Malwa para aumentar sus recursos.

Para oponerse a Murad, otro ejército fue reunido y dirigido por el general mogol Kasim Khan. Como pago, a Kasim Khan se le asignó la provincia de Gujarat, y como el camino a Gujarat pasaba por Malwa, se ordenó a Kasim que se uniera a Jaswant Singh hasta que la situación en Gujarat quedara clara.

Murad, marchaba desde Gujarat, fue intimidado por el ejército de Jaswant Singh y se desvió hacia el sur para unirse a Aurangzeb. Sus fuerzas combinadas ingresaron a Malwa y comenzaron a apoderarse de las fortalezas y ciudades aledañas. Jaswant Singh hizo un torpe intento de diplomacia e intriga declarando que no tenía poder para luchar contra Aurangzeb y que si los príncipes lo perdonaban y regresaban a sus provincias, Jaswant llevaría su caso ante el Emperador.

Aurangzeb era demasiado inteligente como para caer en eso y respondió que si realmente quería su perdón, Jaswant debería venir solo y rendirse. Tales presentaciones solo fueron hechas por aquellos que habían sido aplastados por la derrota y hechos prisioneros, entonces el jefe de Rajput se preparó para la batalla.

 

Batalla de Dharmatpur (15 de abril de 1.658)

En Dharmatpur a unos 25 km de Ujjain, el maharajá Jaswant Singh llegó antes opuso a Aurangzeb. Jaswant podría haber atacado a Aurangzeb por separado, pero permitió que los ejércitos de Murad Bakhsh se unieran a Aurangzeb. Estaba deseoso de derrotar a los dos príncipes mogoles a la vez.

El núcleo del ejército de Jaswant Singh estaba formado por 7.000 jinetes rajputos de su propio reino, la mayoría de ellos pertenecientes al clan Rathor. Unos 2.000 de ellos se encontraban alrededor de Jaswant en el centro del ejército, mientras que varios miles se colocaron en la vanguardia que iniciaría el ataque al enemigo. El resto se colocó en la reserva avanzada entre el centro y la vanguardia; en las tres secciones había cientos de rajputos de otros clanes de Rajasthan.

Después de llegar a Malwa, Jaswant también había reclutado a muchos clanes rajputos locales en su ejército, chandrawatos, bundelas y jhalas; estos también se distribuyeron equitativamente entre las tres secciones, mientras que otros se quedaron para proteger el campamento. Incluso había jefes maratha entre estos reclutas; dos llamados Maluji y Parsuji fueron asignados para proteger el campamento.

El ejército desplegó el ala derecha bajo un oficial imperial rajputo de Agra llamado Raja Rai Singh Sesodia que se mantuvo independiente con sus propios miembros del clan. Del mismo modo, el ala izquierda estaba dirigida por un oficial musulmán imperial llamado Iftikhar Khan. Ambas alas tenían entre 3.000 y 5.000 hombres y la vanguardia era, por lo tanto, el elemento más fuerte del ejército de Jaswant.

Kasim Khan y sus 5.000 hombres habían partido una semana después que los rajputos y, ahora que Murad se había unido a Aurangzeb, la fuerza de Kasim estaba bajo las órdenes de Jaswant Singh. Kasim se situó en la vanguardia, elevando su fuerza a casi 10.000 hombres.

La vanguardia también era la parte más fuerte del ejército de Aurangzeb que comprendía 8.000 jinetes bajo su hijo, Muhammad Sultan.

Unos pocos miles de hombres se encontraban en la reserva avanzada, mientras que en el centro, alrededor de Aurangzeb, estaba el resto de su caballería; esta fuerza fue impulsada por la caballería bajo sus oficiales alcanzando casi 5.000 hombres. El ala izquierda estaba bajo el hijo menor de Aurangzeb, Muhammad Azam, mientras que el ala derecha estaba compuesta por todo el ejército del hermano de Aurangzeb, Murad, que bajaba de Gujarat.

En el ejército de Aurangzeb había muchos los jefes maratha reclutados de su provincia en el Deccan. Algunos jefes de Rajput (Rao Karan de Bikaner y Subhkaran Bundela de Datia) asignados previamente a él por Shah Jahan naturalmente siguieron a su comandante a la guerra. Un jefe de Rajput, Raja Indradyumna de Dhamdhera, fue liberado de su confinamiento en un fuerte de Malwa y por agradecimiento personal se unió al ejército de Aurangzeb.

En números absolutos, la fuerza de Aurangzeb superaba con creces al ejército de Jaswant, pero los números en sí mismos no eran tan importantes.

La superioridad real de Aurangzeb radica en la artillería. Sus cañones estaban manejados por equipos de europeos; holandeses, portugueses, franceses e italianos, todos los cuales habían sido reclutados durante las campañas y batallas en el sur. Mientras que las razas de combate de la India (jinetes de alto rango) despreciaban la artillería y confiaban en caballos y espadas, apreciaban la utilidad de la artillería para destruir los fuertes enemigos y detener la carga de la caballería enemiga. Manejar la pólvora y arrastrar las armas a través del barro y el polvo era un anatema para ellos, por lo tanto, dejaban la tarea de llevar esas armas a musulmanes e hindúes de casta baja.

Conociendo la superioridad del enemigo en cuanto a efectivos y artillería, Jaswant Singh había situado su ejército en una posición defensiva sólida. En tres de los lados habían cavado zanjas junto a un pantano, lo que hacía que el suelo fuera fangoso y blando, planeando asfixiar a la caballería enemiga que avanzaría. Después de eso, los rajputos con su caballería ligera avanzarían y destruirían al enemigo varado.

En la mañana del 15 de abril, la batalla comenzó con el bombardeo general de artillería, cohetes y mosquetes desde ambos lados. Aurangzeb avanzó lentamente y el efecto de sus artilleros europeos pronto se sintió: sus disparos, en lugar de rebotar en el suelo o caer, fueron disparados desde posiciones elevadas y en ángulos tan calculados como para caer en medio de la caballería de la vanguardia. Al amparo de este bombardeo, los mosqueteros y arqueros también estuvieron dentro del alcance y comenzaron a disparar contra los jinetes atrapados. El bando de Aurangzeb estallaron con notas triunfales de trompetas y batidos de los timbales en anticipación de una victoria fácil, sin embargo no habían contado con el valor de los rajputos.

Los jefes rajputos de la vanguardia, Ratan Singh Rathor, Mukund Singh Hada, Dayal Singh Jhala, Arjun Singh Hada y Sujan Singh Sesodia, exhortaron en voz alta a sus hombres del clan a enviar al enemigo al infierno. Gritando gritos de Ram! ¡RAM! la caballería rajputa salió de sus líneas y se lanzó contra el enemigo. Sin tener en cuenta las primeras salvas de la artillería de Aurangzeb, acuchillaron a sus artilleros y su jefe de artillería, Murshid Quli Khan, y se lanzaron hacia la vanguardia enemiga.

Otro jefe llamado Zulfiqar Khan resultó herido y quedó sin sentido cuando la vanguardia se desplomó. Aurangzeb envió a la reserva avanzada en apoyo y, mientras el combate cuerpo a cuerpo se intensificaba, él mismo avanzó con el centro. Sus oficiales Saf Shikan Khan y Shaikh Mir llevaron sus fuerzas alrededor de los flancos y cerraron el camino a retaguardia de los rajputos.

Por parte de Jaswant, los hombres de la reserva avanzada y el centro también se habían alzado en apoyo, pero la tierra fangosa ralentizaba su avance. La fuerza de Kasim Khan en la vanguardia no había ido con la primera carga ni habían avanzado en apoyo. En cambio, cuando vieron a la fuerza de Aurangzeb avanzar, los hombres de Kasim huyeron para salvar sus propias vidas.

Los artilleros de Aurangzeb recuperaron su artillería después de perderla y nuevamente comenzaron a disparar al enemigo. Su ala derecha bajo Murad avanzó para luchar y matar a Iftikhar Khan a la izquierda de Jaswant. Al ver que las esperanzas despertadas de victoria desaparecían, y los musulmanes de la vanguardia huían, Rai Singh Sesodia abandonó el campo con sus hombres del clan en el ala derecha. Los chandrawats y bundelas reclutados localmente también partieron hacia sus hogares.

Jaswant Singh mantuvo su lugar en el centro con 2.000 rajputos de su propio reino. A su alrededor, el enemigo avanzaba y los disparos de artillería caían en medio de ellos, pero el rajá de Jodhpur no abandonaba el campo. Jaswant había decidido morir la muerte de un héroe mientras luchaba hasta el final, que era el ideal para un rajputo que defendía su hogar de los invasores.

Entonces, pensando en su propia vida, los generales de Jaswant, Askaran y Maheshdas Gaur, y su ministro Govardhan, tomaron la brida de su caballo y lo sacaron del campo. Se retiraron a su casa de Jodhpur mientras los sobrevivientes de la fuerza de Iftikhar Khan y el ejército intacto de Kasim Khan ya estaban en el camino hacia Agra, pero algunos de ellos se quedaron atrás para unirse al servicio de Aurangzeb.

Dharmatpu fue la primera batalla en el norte de la India donde los artilleros europeos fueron prominentes en la artillería. Estos artilleros más tarde prestarían un buen servicio a los hijos de Aurangzeb que lucharon una guerra de sucesión similar medio siglo después.

A pesar del uso superior de la artillería, la carga de la caballería rajputa en la vanguardia casi cambió el resultado de la batalla. Esto demuestra cómo los números más pequeños empleados en el lugar correcto y en el momento crítico pueden derrotar a una fuerza enemiga más grande: los pocos miles de rajputos silenciaron la artillería de Aurangzeb y destrozaron su vanguardia.

El emperador Aurangzeb al frente del ejército mogol. Autor Bhavanidas

 

Batalla de Samugarh (29 de mayo de 1.658)

Shah Jahan y Dara habían recibido noticias de la victoria de Jai Singh sobre Shuja cerca de la ciudad de Benares en febrero. El hijo de Dara, Sulaiman, dirigía ese ejército hacia el este para perseguir a su tío rebelde, pero había malas noticias del sur. Jaswant Singh había sido derrotado en Dharmat y su ejército se había disuelto, esa noticia llegó a Dara diez días después de la batalla.

Reuniendo un ejército nuevo, el heredero mogol marchó al sur para bloquear el camino a Agra. En Dholpur construyó terraplenes de tierra, asentó allí su artillería pesada y situó sus mosqueteros en las trincheras. El camino desde Ujjain, después de pasar por Gwalior, cruzaba el río Chambal en Dholpur, pero Dara Shikoh tomó la precaución adicional de enviar patrullas a lo largo del río para observar cualquier otro lugar de cruce.

Mientras tanto, Aurangzeb y Murad estaban en Gwalior. Las pérdidas que habían sufrido a manos de los rajputos en Dharmatpur habían sido repuestas por la adhesión de más contingentes imperiales que se unían en cada pueblo y fuerte. Además, los poderes locales de la provincia de Malwa también buscaron algún beneficio al unirse al bando ganador.

Entre ellos se encontraban Champat Rao Bundela y Jat zamindar de Gohad (un pueblo cerca de Gwalior). Uno de ellos le contó a Aurgangzeb un vado poco usado más al este, desconocido para la mayoría de los viajeros. Desde que el camino pasaba a través de espesas junglas y senderos rocosos, el ejército de Aurangzeb sufrió pérdidas, pero cruzó con éxito el río Chambal el 23 de mayo. Ahora el ejército rebelde marchaba al norte hacia Agra, a retaguardia de la fuerza de Dara Shikoh.

Dara tuvo que abandonar todas sus elaboradas defensas y volver corriendo para bloquear el camino del enemigo hacia Agra. En el proceso, perdió parte de su artillería pesada. Dara se atrincheró en Samugarh y esperó al enemigo.

Aurangzeb llegó al lugar después de una marcha sin parar; Dara inmediatamente se marchó para presentar batalla. Pero a cierta distancia de su campamento se detuvo y decidió esperar. Aurangzeb se benefició de ese descansando a sus hombres y caballos durante el calor del día mientras Dara tontamente mantuvo a sus soldados armados y su artillería desplegada sin avanzar, finalmente se retiró del campo al atardecer.

A la mañana siguiente, 29 de mayo, los dos ejércitos desplegaron para la batalla con las formaciones habituales mogolas y comenzaron el combate con disparos de artillería pesada de largo alcance. Dara no tenía experiencia real de batallas campales y había desplegado su artillería en una sola línea, mientras que Aurangzeb seguía la práctica normal de asignar armas a cada división por separado. Dara subestima el poder real de las tropas de su hermano y ordenó la carga general contra las fuerzas de su hermano, probablemente pensando en una victoria rápida con un movimiento enérgico.

En el ejército de Aurangzeb el ala izquierda era mandada por su hermano el príncipe Murad, el autoproclamado emperador, pero el ala derecha de Dara, estaba mandada por Khalilillah Khan y sus tropas uzbecas que estaban sobornadas por Aurangzeb de antemano por lo que se retiraron tras una breve lucha. El resto del ejército de Aurangzeb mantuvo su posición y las diversas divisiones dirigieron su fuego de artillería contra el enemigo que avanzaba.

Pero más divisiones enemigas avanzaron para suplir el hueco dejado por los uzbecos. El ala derecha de Dara estaba mandada por Rustam Khan, cargó con su caballería sayyid de élite, pero fue detenido por la artillería de Aurangzeb y cuando quiso retroceder sus caballos se vieron impedidos por las reservas aliadas que acudían en ayuda, quedando bloqueados e imposibilitados murieron atrapados entre sus hombres y los de Aurangzeb.

El avance imprudente de Murad bloqueó la línea de visión de la artillería en la vanguardia y brindó una oportunidad de oro a la vanguardia de Dara, mandada por Rao Chhatrasal Hada del reino rajputo de Bundi. Además de los hadas, había gaurs, rathors y sesodias a miles, empuñando espadas y lanzas y montados en caballos enérgicos.

Estos rajputos vieron su oportunidad y cargaron hacia delante, arrojándose sobre el contingente de Murad, la artillería enemiga no podía dañarlos sin devastar sus propias tropas. El príncipe mogol quedó gravemente herido y perdió a sus principales oficiales; su ejército se derrumbó cuando algunos afganos de Dara se presentaron en apoyo del ataque rajputo.

Toda el ala izquierda de Aurangzeb sucumbió y los rajputos volvieron grupas contra el mismísimo Aurangzeb y su centro, el momento de confusión había pasado, las duras líneas de Aurangzeb se cerraron y empezó una brutal batalla de caballería en la cual el elefante de Rao fue mortalmente herido, dando media vuelta, pero el rajputo endurecido por la batalla saltó y montó un caballo. Uno por uno, los rajputos fueron cayendo al no recibir apoyos de su comandante.

El inexperto Dara había cometido su último y más fatal error. Excitado por la carga de Rustam Khan y sus sayyids en su ala derecha, Dara había avanzado su centro en su apoyo, su movimiento impidió que su artillería no pudiese dispara mientras avanzaba por temor a matar a sus propias tropas o a su propio comandante, pero sin embargo Aurangzeb sí disparó y concentró el fuego de su artillería e infantería a distancia, contra la carga enemiga mientras se aproximaba.

Dara recibió entonces la noticia de la victoria de los rajputos sobre Murad y ordenó al carga de sus elefantes de guerra para apoyar a los rajputos, pero cuando llegaron estos ya habían sido derrotados, ya era tarde. Pese a la pérdida de sus rajputos, Dara tuvo la victoria en sus manos cuando en un acto de heroísmo y valentía Rajá Rup Singh Rathor se adentró en las filas de Aurangzeb.

Batalla de Samugarh 1.658. Durante la guerra de Sucesión Mogola entre los hijos del emperador mogol Shah Jahan. Puntura mogola

El líder rajputo blandiendo una espada de doble filo abrió un sangriento camino a lomos de su caballo hasta el mismísimo elefante de Aurangzeb, con su arma pesada le cortó las patas delanteras al elefante y cortó los amarres y cinchas del howdah (asiento que se coloca sobre el lomo del elefante). Este cayó al suelo y pidió ayuda a sus tropas que consiguieron salvar a su líder de una muerte segura a manos del rajputo, que fue alanceado y rodeado por las tropas aliadas. Aurangzeb gritó a sus hombres que le perdonaran la vida, pero sus órdenes llegaron tarde, y el héroe fue muerto.

Toda el ala derecha de Dara fue destruida y había perdido muchos hombres y bestias en su avance contra el centro de su hermano, incluso cambió su elefante de guerra por un caballo por temor a ser alcanzado por un tirador experto o un cañonazo certero.

Las exhaustas tropas de Dara se vieron rechazadas por el ahora avance de Aurangzeb y se rindieron una tras otra, el desafortunado príncipe, inexperto en la campaña e ignorante de la guerra hasta el final, huyó a su mansión en Agra, pero al menos mantuvo cierto honor al enviar el siguiente mensaje a su querido padre Sha Jahan:

No tengo el valor de aparecer ante su majestad en mi grave situación…olvide vuestro deseo de ver mi avergozado rostro… Sólo os pido que su majestad pronuncie la fatiha para este hombre moribundo hombre para el largo viaje que tiene ante él”.

Derrotado Dara, pudo derrotar a sus otros dos hermanos por separado, con Murad fue fácil, pues era una marioneta eventual de su hermano, además sus tropas fueron prácticamente destrozadas por la carga de los rajputos y los elefantes de Dara, éste huyó hacia Delhi y dejó a su anciano padre en la fortaleza de Agra.

Las poderosas huestes de Aurangzeb rodearon Agra y su padre angustiado rindió su fortaleza ante su hijo, éste sin que le temblara el pulso en ningún momento, condenó a su anciano padre a cadena perpetua entre lo muros de la fortaleza, encerrado en los recintos de su propio palacio.

Dara Shikoh, su hermano mayor fue llevado encadenado sobre un elefante a Delhi, sometido al escarnio publico. Posteriormente lo hizo decapitar frente a su hijo Suleiman Shikoh, a quien hizo envenenar posteriormente y envió su cabeza a su padre Shah Jahan, que permanecía cautivo en Agra. Ejecutó también a todos sus sobrinos, solo deja vivo al hijo menor de Dara, Sliphir que estaba casado con una de sus hijas, acabando así con toda la competencia masculina que podía poner en peligro su trono.

En 1.661 Aurangzeb tomó prisionero a Murad en el fuerte Gwalior y luego ordenó su ejecución, traicionando la promesa que le había hecho que se repartirían el reino. A Shah Shuja le ofreció continuar en su cargo como gobernador de Bengala, Bihar y Orissa, este aceptó pero comenzó a apoderarse de territorios aledaños, lo que obligó a Aurangzeb a enfrentarlo y derrotarlo en la batalla de Khajwa. Sin embargo logró huir hacia Arakan (actual Burma), donde fue hecho prisionero y ejecutado siguiendo las órdenes de Aurangzeb por los gobernantes locales.

 

Gobierno de Aurangzeb

Con cuarenta años y un carácter de hierro accedió Aurangzeb Alamgir (Conquistador del Mundo) al trono y gobernó durante 49 años (1.658-1.707) el mayor, más rico y poderoso imperio de Asia Central. Poco después apresó a su hermano Dara, al que sometió a un juicio sumarísmo por herejía y por apóstata de la religión islámica, los cargos fueron obra del propio y fanático Aurangzeb.

Hacia el mediodía de su vida Aurangzeb se volcó al fundamentalismo religioso. Renegó del boato ostentado en la corte por sus predecesores.

Se negó a continuar erigiendo espectaculares palacios o mausoleos ostentosos (su tumba carente de ningún lujo a diferencia de la Humayún o la de Akbar en Sikandra o la de su padre, el Taj Mahal y se halla lejos de todas estas, muy al sur de su imperio).

Ya establecido empieza sus tareas de gobierno, es por aquel entonces cuando el Emperador reforzó el poder la religión islámica en la india y volvió las leyes coránicas estrictas y muy poderosas, las endureció y devolvió la rigidez con la que contaban en tiempos del Islam primigenio, el poder de ulemas e imanes creció bajo su reinado y el islamismo se erigió de forma definitiva como religión oficial de la dinastía.

En 1.667 expulsó a todos los oficiales hindúes que trabajaban en su gobierno y los reemplazó por musulmanes, para que sus oraciones por la gloria del Islam fueran efectivas. Ordenó decapitar al maestro de su hermano Dara Shikoh, el sabio persa, libre pensador, poeta y místico sufí Sarmad Kashani, por herejía contra el Islam y por andar desnudo como un monje Jaín. Atacó a los reyes rajputos de Rajastán que una vez fueron los mas fieles aliados del imperio Mogol, invadió Jodhpur, la capital del reino Marwar y destruyó sus templos hinduístas, lo que le ocasionó el odio de su población.

Mientras que Akbar destacó por su tolerancia Aurangzeb destacó por lo contrario y abogó por la conversión de sus súbditos al Islam. La destrucción de los templos hindúes y la conversión forzosa de estos es uno de los signos más evidentes del apego del Emperador por que todos siguieran la Sharia, la ley divina de los musulmanes. Si bien por un tiempo auspició a artistas bajo el mecenazgo imperial, al igual que su padre, su abuelo y su bisabuelo, en 1.668 prohibió la música, la danza, y la pintura en la corte. Considerando que aún un emperador debía ganarse la vida con las manos, él mismo tejía gorras para vender en el mercado, y copió a mano manuscritos del Corán. Estaba orgulloso de su caligrafía, delicada y perfecta.
Admiro al hombre santo por su piedad”, dijo respecto a un fakir que solicitó el auspicio del Gran Mogol, “pero no puedo solventarlo con el tesoro real. El dinero se gana efectuando a cambio alguna tarea”.

En 1.675 ordenó una política de conversiones forzadas al islamismo entre la población sij de Amritsar, lo vio como una manera de disminuir el poder religioso y militar de sus gurús en todo el Punjab. Profundizó así el enfrentamiento entre el imperio Mogol y los sijs, que había comenzado con la muerte del Guru Arjan Dev a manos de Jahangir y la persecución por parte de Sha Jahan de su hijo el gurú Har Gobind, por retener en su campamento su halcón de cacería. Su heredero e hijo, el noveno gurú sij, Tegh Bahadur se resistió a las conversiones forzadas y Aurangzeb ordenó que lo tomen prisionero, lo llevasen a Delhi en una jaula de hierro, donde fue decapitado. Su discípulo Lakhi Shah Vanjara incendió su propia casa para que el cuerpo de su gurú pudiera ser cremado, en desafío a otra prohibición de Aurangzeb, que impedía cualquier cremación en Delhi.

En 1.679 Aurangzeb para continuar ganando méritos religiosos ante los ulemas islamistas, ordenó destruir varios de los principales templos hinduístas de India y construir mezquitas sobre sus ruinas. Así desaparecieron antiquísimos templos en Varanasi, Somnath, Patan y Khandela. Ordenó además la destrucción de las escuelas de enseñanza del hinduismo y prohibió sus festivales sagrados más populares como el Diwali y todos sus rituales de adoración pública. En Mathura luego de destruir todos los templos hinduístas y cambió el nombre de la ciudad por Islamabad. En ese mismo momento el maharajá de Jodhpur murió sin dejar un heredero claro, aunque sus dos mujeres se encontraban embarazadas en ese momento. Aurangzeb aprovechando el caos, trató de apoderarse del reino de Marwar, pero el rey rajputo de Mewar, el maharana Raj Singh acudió en su ayuda. Aurangzeb invadió ambos reinos y aprovechó para destruir muchos templos en Jodhpur, Udaipur y Chittor, la antigua capital del imperio Mewar.

Reinas y mujeres del harem del emperador Aurangazeb viajando a Kashmir. Museo de Chughtai

En 1.689 ordenó la muerte por tortura de Sambhaji, el rey del reino Maratha, después de humillarlo colocándole ropa de payaso y de someterlo a los insultos de sus soldados, por darle refugio y protección a su segundo hijo, Muhammad Akbar, cuando este siguiendo el ejemplo de su padre y su abuelo intenta apoderarse del trono Mogol. Sambhaji antes de caer prisionero de Aurangzeb, había ayudado a Muhammad Akbar a huir hacia Persia, de donde era su madre la Begum Dilras Banu. Allí murió exiliado, sin nunca volver a ver a su padre, 17 años después en 1.706.

 

Campañas militares

Aurangzeb buscando hacer realidad su nombre de “Alamgir”, se obsesionó por expandir un imperio que ya tenía 150 millones de súbditos. Durante 26 años seguidos luchó por dominar la región central de India, el Deccan, en una sucesión de guerras que sacrificaron mas de 2.600.000 vidas. Durante todos esos años se movió en una enorme ciudad portátil, con 500.000 soldados en tiendas de campaña, que tenía 250 bazares, 50.000 camellos, 30.000 elefantes y 45 kms de diámetro. El mantenimiento de esa enorme población flotante que era como un plaga de langostas por donde pasaba, arruinó los cultivos y las riquezas del Deccan, produjo hambre, desolación y generó una peste bubónica.

Pese a que su expansión territorial fue increíble dilapidó las arcas mogolas hasta un límite increíble. Así abrumado por los descomunales gastos de sus ejércitos no es de extrañar que en los inicios de su reinado se decidiese a conquistar los riquísimos estados de Golkonda y Bijapur, sobretodo el interés de Aurangzeb se centró en la primera, que era conocida bajo el apelativo de “La ciudad de los diamantes”.

 

Guerra con Golkonda

El más importante gobernante de Golkonda o Golconda era Ibrahim Quli Qutb Sha Wali, el cuarto rey de su nación, que siguió la senda marcada por su dinastía y emprendió fabulosas construcciones públicas y sobretodo militares para la protección de su próspero reino.

La primera capital de Golkonda era la ciudad-fortaleza homónima que fue reconstruida con todo el conocimiento militar de la época para contrarrestar las invasiones mogolas del norte. La fortaleza de Golkonda era una bastión increíble, la perfección de la ciencia arquitectónica de su reino y tenía una perfecta acústica, un guardia situado en el portón principal podía dar la alarma a los recintos superiores (90 metros más arriba) mediante el simple gesto de dar unas cuantas palmadas. El recinto en total contaba con una altura de 120 metros y estaba rodeado por murallas sucesivas la siguiente más alta que la anterior, el único método que existía para contrarrestar la artillería.

Fuerte de la Golkonda. Plano del mismo

Esta poderosa ciudadela aseguraba y controlaba las minas de diamantes más grandes de toda la India, de donde procedía los mayores diamantes jamás vistos, esta fue definitivamente la clave para que Aurangzeb la atacara y le pusiera bajo un durísimo asedio tras hacerse paso a través del reino homónimo.

Tras largos esfuerzos la ciudadela y sus enormes riquezas cayeron en manos de Aurangzeb de forma definitiva, la ciudadela quedaría en ruinas. Hoy en día sólo permanece más o menos intacto el nivel superior el que albergaba los palacios, porque el inferior fue destruido por la artillería, y no volvería a ser ocupada por alguna otra dinastía.

Asedio del fuerte de Golkonda en Hyderabad en la India en 1687. El emperador mogol Aurangzeb en una litera con sus ayudantes, supervisa la caballería y la artillería. Autor anónimo

 

Conflicto con los rajputos

El maharajá Jaswant Singh de Marwar, murió al servicio mogol en Jamrud en diciembre de 1.678, sin abandonar tener descendencia (dos de sus hijos habían muerto luchando contra los rebeldes afganos). Aurangzeb que era mucho menos tolerante con el hinduismo que sus predecesores, colocó a Indra Singh, sobrino de Jaswant Singh, rajá de Jodhpur, un musulmán en el trono de Marwar.

En el momento su muerte, dos de sus esposas estaban embarazadas y al llegar a Lahore, cada una de ellas dio a luz a un hijo varón (uno de los cuales murió posteriormente). Cuando Ajit Singh nació, los nobles Marwar le pidieron a Aurangzeb que colocara a Ajit en el trono.

Aurangzeb ordenó que los hijos fueran enviados a su corte, y cuando alcanzaran la mayoría de edad, se les concedería mansab y reino. Al darse cuenta de que la intención de Aurangzeb era educar al muchacho como un musulmán.

Los rajputos se dirigieron a Jodhpur sin permiso de Aurangzeb. Aurangzeb envió una fuerza para encarcelar tanto a los Ranis como a los niños. Un cuerpo de rajputos encabezado por Durga Das, luchó con el ejército mogol. Adoptar una estratagema inteligente (sustituyeron a Ajit Singh, por un niño de la misma edad y lo dejaron en Delhi), Ranis y Ajit Singh fueron trasladados a Jodhpur. Aurangzeb mantuvo al chico “sustituido” en su corte bajo el nombre de Muhammadi Raj, como verdadero hijo de Jaswant Singh.

Aurangzeb decidió comenzar por Jodhpur, con la intención de liberarla de los rajputos. El ejército de Aurangzeb capturó Jodhpur y demolió muchos de los templos hindúes.

Los rathors buscaron la ayuda de Mewar contra Aurangzeb. El maharana Raj Singh de Mewar aceptó la propuesta de Durga Das y Ajit Singh fue llevado secretamente a Mewar. Aurangzeb reconoció a Ajit Singh como el verdadero hijo de Jaswant solo cuando se enteró de que el Rana se había casado una de sus hijas con Ajit Singh. Enfurecido por esto, Aurangzeb se dirigió a Ajmer y declaró la guerra a Mewar. Akbar fue llamado de Multan, Azam de Bengala y Muazzam de Deccan. El Rana dejó Udaipur junto con su familia, seguidores y Jaswant Singh, y huyó a las cercanas colinas de Aravalli. A Akbar se le ordenó perseguir al Rana hacia las colinas. Durante este tiempo, el ejército de Aurangzeb destruyó muchos templos y saqueó las ciudades, granjas, cultivos y edificios de Udaipur. Los rajputos adoptaron la guerra de guerrillas y el ejército mogol sufrió grandes pérdidas por sus ataques sorpresa.

Raj Singh del clan Sisodiya era el gobernante de Mewar con su capital en Chittor. Aurangzeb le pidió que pagara a Jaziya. El príncipe Akbar (hijo de Aurangzeb) desertó del ejército mogol y se unió a los rajputos.

Aurangzeb tenía una fuerza muy pequeña bajo su mando en ese momento, ya que estaba lejos de la capital. Entonces pensó en un plan de sembrar disensiones entre los Rajputs. Él tuvo éxito en sus esfuerzos. El príncipe Akbar fue derrotado y huyó. Aurangzeb y el nuevo gobernante de Mewar, el rajá Jai Singh, firmaron un tratado de paz conocido como tratado de Udaipur de 1.681. El tratado incluyó las siguientes formas:

  1. Los mogoles acordaron retirar sus fuerzas de Mewar.
  2. El rajá Jai Singh aceptó el Mansab de 5.000 efectivos, mientras que a su hijo Bhim Singh se le dio el título de Rajá.
  3. El fuerte de Chittor no debía ser reparado.

La rebelión rajputa que duraría treinta años contra Aurangzeb, unió a los clanes rajputos de los estados de Marwar, Mewar y Jaipur que formaron una alianza triple. Una de las condiciones de esta alianza era que los gobernantes de Jodhpur y Jaipur deberían recuperar el privilegio de casarse con la dinastía reinante de Sisodiya (Sesodia), en el entendido de que la descendencia de las princesas de Sisodia debería suceder al trono por encima de cualquier otra descendencia. Esta estipulación se prestaría a muchos conflictos futuros.

El conflicto rajputo demostró ser desastroso para los mogoles, ya que convirtió a Aurangzeb en hostil y desposeído de Rajput y de la lealtad de los valientes rajputos que habían sido fieles a los emperadores anteriores. Perdió varios años en conflicto con ellos y sufrió graves reveses.

Varios de sus mejores generales murieron en el conflicto. No pudo someter a Durga Das de Marwar y tuvo que firmar un tratado con Mewar.

El prestigio del imperio Mogol quedó en entredicho, y malgastaron enormes recursos necesarios para proporcionar una buena administración.

Campañas de Aurangzeg (1.658-1.707)

Rebelión de Akbar (1.680-81)

Los líderes de Rajput, el rana Raj Singh y Durga Das Rathor, idearon un plan para iniciar negociaciones con el príncipe Akbar contra su padre, prometiendo ponerlo en el trono. Durga Das usó todas sus artes y artimañas para persuadir al Príncipe de que le proporcionarían 40.000 jinetes y la abundancia de tesoros. Entonces el Príncipe sin experiencia, a través de su juventud y codicia, cayó en las trampas de los rajputos. 30.000 rajputos con Durga Das al frente se unieron a Akbar. Aurangzeb se puso ansioso cuando escuchó las noticias de la rebelión de Akbar. Mientras tanto, Rana Raj Singh murió en 1.680 y fue sucedido por su hijo el rana Jai Singh.

El 7 de enero, Aurangzeb recibió noticias de que Akbar había ascendido al trono y marchaba contra él. El astuto Aurangzeb escribió astutamente una carta a Akbar, y se las ingenió para que cayera en manos de los rajputos. En él decía que “siempre había encontrado que era un hijo obediente, sobre todo era así en esa pretensión de una revuelta. Le recuerda poner a los rajputos en la vanguardia, y luego durante la batalla debería llevar a cabo su parte desde la retaguardia, matando a tantos como pudiera. Aurangzeb y su ejército matarían a todos los demás, y así ejecutaría la deseada venganza contra los rajputos y los destruiría a todos“.

Todo salió bien, como esperaba Aurangzeb. Los rajputos temían haber sido traicionados, abandonaron Akbar y huyeron. Cuando el Príncipe se levantó a medianoche para prepararse para la guerra, descubrió que su ejército había huido quedando solo con unos pocos soldados. “Cuando Padishah Quli Khan (Padishah era el general de Akbar y con el consejo de su suegro regresó al campamento de Aurangzeb después de desertar de Akbar. Padishah Quli Khan no se había dejado las armas ya que sentía que era un insulto a su posición y fue muerto por los hombres de Aurangzeb) quien había sido el intermediario en poner a mi lado a los sisodias y los rathors, fue muerto por Aurangzeb, ambos clanes fueron incautados con una sospecha infundada de que todo el asunto había sido una estratagema de Aurangzeb. Se marcharon a sus casas, sin informarme. A partir de ahí, mis soldados se desanimaron y huyeron, por lo que la batalla no se libró“, (Akbar le escribió a Sambhaji).

Así fracasó la rebelión de Akbar. Cuando Durga Das supo la verdad, regresó a Akbar. Bajo la guía de Durga Das, huyó a través de las tierras de los rajputos y finalmente a Rahiri de Deccan (dejando atrás su familia y sus propiedades), y se refugió con Sambhaji, el hijo mayor de Chhtrapati Shivaji, fundador del imperio Maratha en mayo de 1.681. Se al con Sambhaji y le prometió que, “cuando hubiese ganado el trono, el nombre será mío y el estado será tuyo“.

Al enterarse de la alianza de Akbar con Sambhaji, Aurangzeb decidió concluir la paz con el rana Jai Singh. De acuerdo con el tratado de Udaipur, el Rana cedió los parganas (distritos) de Mandalpur y Badhnur y en su lugar Jizya y su título de Rana fue restaurado. Aurangzeb se dirigió al Deccan y nunca más regresó al norte de la India.

Sambhaji rana de los marathas y Akbar, hijo del emperador mogol Aurangzeb

Sambhaji trató a Akbar respetuosamente y permitió una pensión para él y sus seguidores. Mientras tanto, Aurangzeb escribió cartas entrañables a Akbar presionándolo para que regrese. Pero Akbar, cuyo corazón está lleno de sospechas de los castigos notorios de su padre, respondió que volvería, pero solo con una espada en la mano, y con peligro para su vida para hacerse rey del Indostán después de matar a su padre. Aurangzeb ahora decidió hacer una alianza con los portugueses de Goa contra Sambhaji. Por otro lado, con la ayuda de los portugueses de Goa, Akbar construyó un barco en el río de Goa, para dirigirse a Persia y buscar ayuda en la corte persa contra su padre. Se dice que también ayudó a Sambhaji a capturar Goa y que la mezquita Namazgah de Bicholim en Goa fue construida por él en 1.683, para celebrar su victoria sobre Goa.

En 1.682, Shah Sulaiman de Persia, se negó a dar ayuda militar a Akbar contra su padre, pero prometió prestarle un ejército después de la muerte de su padre, para disputar el trono con sus hermanos. El Príncipe, después acceder de Shah Husain, repitió la misma petición, pero también se excusó. Al enterarse de las intenciones de su hijo, Aurangzeb dijo: “No sé si la piedra del cielo del destino nos romperá a ti o a mí antes“. El destino favoreció a Aurangzeb; como esperaba, Akbar murió un año antes que él, el 31 de marzo de 1.706 en Garmsir en Khorasan (Jorasán) y está enterrado en Mashhad.

Después de su rebelión, Aurangzeb ordenó que su nombre se escribiera como “Akbar-i-Abtar”, que significa “Akbar el Peor”. (Akbar significa “el Grande”, mientras que Abtar significa “el Peor”).

Guerras de Deccan (1.680-1.707)

Las guerras de Deccan, también llamadas las guerras de Mogol-Maratha, fueron un conflicto de 27 años entre los imperios Mogol y Maratha. Fue la guerra más larga registrada en la historia de la India.

Maratha era una potencia hindú en ascenso en el sur en este momento. El imperio Mogol era musulmán, aunque la guerra no se libró necesariamente por motivos religiosos. Fue principalmente un conflicto por el dominio del territorio. Sus fronteras se enfrentaron a lo largo de la meseta de Deccan (de donde la guerra toma su nombre).

El emperador mogol Aurangzeb, y su ejército era aproximadamente tres veces el tamaño del de Shavaji, el gobernante de Maratha. Shavaji lo compensó construyendo una serie de fuertes a lo largo de la frontera. Entonces las dos partes mantuvieron una paz incómoda hasta la muerte de Shavaji en 1.680.

Aurangzeb esperaba que con el caos resultante de la muerte de Shavaji, invadiría el territorio de Maratha ese mismo año.

 

Resistencia de Sambhaji

En la primera mitad de 1.681, muchos contingentes mogoles fueron enviados a sitiar los fuertes de Maratha en lo que hoy es Gujarat, Maharashtra, Karnataka y Madhya Pradesh. Sambhaji había proporcionado refugio al hijo rebelde del emperador, el sultán Muhammad Akbar, que enfureció a Aurangzeb. En septiembre de 1.681, después de resolver su disputa con la casa real de Mewar, Aurangzeb comenzó su viaje a Deccan para acabar con relativamente joven imperio Maratha, llegó a Aurangabad, la sede mogola en el Deccan y la convirtió en su capital. Los contingentes mogoles en la región sumaban alrededor de 500.000 efectivos. Era una guerra desproporcionada en todos los sentidos. A fines de 1.681, las fuerzas mogolas habían puesto sitio al fuerte Ramsej, pero los marathas no sucumbieron a esta embestida. El ataque fue contenido y los mogoles tardarían siete años en tomar el fuerte; en diciembre de 1.681, Sambhaji atacó a Janjira, pero su primer intento falló. Al mismo tiempo, uno de los generales de Aurangzeb, Husain Ali Khan, atacó el norte de Konkan. Sambhaji abandonó Janjira y atacó a Husain Ali Khan y lo rechazo de vuelta a Ahmednagar. Aurangzeb intentó firmar un acuerdo con los portugueses para permitir que los barcos mercantes se abrigasen en Goa, eso le permitiría abrir otra ruta de suministro a Deccan a través del mar. Esa noticia llegó a Sambhaji, que atacó los territorios portugueses y los obligó a regresar a la costa de Goa. Pero el virrey de Alvor pudo defender la sede portuguesa. Para entonces, el enorme ejército mogol había comenzado a reunirse en las fronteras de Deccan, estaba claro que el sur de la India se dirigía a un conflicto grande y sostenido.

Ejército maratha emboscando a fuerzas mogolas

A finales de 1.683, Aurangzeb se trasladó a Ahmednagar, dividió sus fuerzas en dos divisiones y puso a sus dos príncipes, Shah Alam y Azam Shah, a cargo de cada división. Shah Alam atacaría el sur de Konkan a través de la frontera con Karnataka, mientras que Azam Sha atacaría Khandesh y el territorio norteño de Maratha. Usando de estrategia de pinza, estas dos divisiones planearon envolver a los marathas por el sur y por el norte para aislarlos, el comienzo fue bastante bueno. Shah Alam cruzó el río Krishna y entró en Belgaum, desde allí entró en Goa y comenzó a marchar hacia el norte a través de Konkan. A medida que avanzaba más, las fuerzas marathas lo acosaban continuamente, saqueaban sus líneas de suministro y reducían sus fuerzas al hambre. Finalmente Aurangzeb envió a Ruhulla Khan a su rescate y lo trajo de regreso a Ahmednagar, el primer intento en pinza falló.

Después del monzón de 1.684, el otro general de Aurangzeb, Shahbuddin Khan, atacó directamente a la capital de Maratha, Raigad. Los comandantes marathas defendieron con éxito a Raigad. Aurangzeb envió a Khan Jehan en su ayuda, pero Hambirao Mohite, comandante en jefe del ejército de Maratha, lo derrotó en una feroz batalla en Patadi, la segunda división del ejército de Maratha atacó a Shahbuddin Khan en Pachad, infligiendo grandes pérdidas al ejército mogol.

A principios de 1.685, Shah Alam atacó nuevamente hacia el sur a través de la ruta Gokak-Dharwar, pero las fuerzas de Sambhaji lo hostigaron continuamente en el camino y finalmente tuvo que rendirse y por lo tanto no pudo cerrar la pinza por segunda vez; en abril de 1.685, Aurangzeb cambió su estrategia. Él planeó consolidar su poder en el sur emprendiendo expediciones a los reinos musulmanes de Golkonda y Bijapur. Ambos eran aliados de Maratha y Aurangzeb no les tenía gran aprecio, rompió los tratados con ambos reinos, los atacó y los capturó en septiembre de 1.686. Aprovechando esta oportunidad, los marathas lanzaron una ofensiva en la costa norte y atacaron a Bharuch, pudieron evadir al ejército mogol que les envió y volvieron con un daño mínimo. Los marathas intentaron ganar Mysore a través de la diplomacia. Sardar Kesopant Pingle estaba negociando, pero la caída de Bijapur a manos mogolas, cambió las condiciones y Mysore se mostró reacio a unirse a marathas. Sambhaji cortejó exitosamente a varios sardales de Bijapur para unirse al ejército de Maratha.

Sambhaji lideró la lucha, pero en durante una operación, envió a la mayoría de sus camaradas y se quedó con algunos de sus hombres de confianza, incluido Kavi Kalash. Ganoji Shirke, uno de los cuñados de Sambhaji, lo traicionó y ayudó al comandante de Aurangzeb, Muqarrab Khan, a localizar, alcanzar y atacar Sangameshwar mientras Sambhaji todavía se encontraba allí, la relativamente pequeña fuerza maratha contraatacó aunque estaban rodeados por todos lados. Sambhaji fue capturado el 1 de febrero de 1.689 y un intento de rescate posterior por los marathas fue repelido el 11 de marzo, se negó a inclinarse ante Aurangzeb, por lo que fue decapitado.

Guerra de Shivaji contra Aurangzeb. Ataque de la caballería maratha. Autor Milind Shimpi

Resistencia de Rajaram

Con este hecho, Aurangzeb creyó que la resistencia maratha se derrumbaría. Pero nuevamente subestimó al enemigo. El hermano menor de Sambhaji, Rajaram, recibió el título de chhatrapati (emperador) y se convirtió en gobernante, y los marathas estaban tan envalentonados como siempre.

En marzo de 1.690, los comandantes marathas, bajo la dirección de Santaji Ghorpade, lanzaron el ataque más audaz contra el ejército mogol. No solo atacaron al ejército, sino que saquearon la tienda donde dormía el propio Aurangzeb. Afortunadamente, Aurangzeb estaba en otra parte, pero su fuerza privada y muchos de sus guardaespaldas fueron muertos. Sin embargo, esto fue seguido por una traición en el campamento de Maratha. Raigad cayó en la traición de Suryaji Pisal. La esposa de Sambhaji, Yesubai y su hijo, Shahu I (nieto de Shivaji), fueron capturados y estuvieron cautivos durante 20 años.

Las fuerzas mogolas, dirigidas por Zulfikar Khan, continuaron esta ofensiva más al sur. Atacaron la fortaleza de Panhala. El killedar maratha de Panhala defendió valientemente el fuerte e infligió grandes pérdidas al ejército mogol. Finalmente el propio Aurangzeb tuvo que acudir y Panhala fue entregada.

Los ministros de Maratha se dieron cuenta de que los mogoles se dirigirían a la capital Vishalgad. Insistieron en que Rajaram abandonara Vishalgad y se dirigiera a Senji (Gingee) (actual Tamil Nadu), que había sido capturado por Shivaji durante sus conquistas en el sur y que se convertiría en la nueva capital maratha. Rajaram viajó al sur bajo la escolta de Khando Ballal y sus hombres.

Aurangzeb estaba frustrado con el exitoso escape de Rajaram. Manteniendo la mayor parte de su fuerza en Maharashtra, envió un pequeño grupo para mantener a Rajaram bajo control. Esa pequeña fuerza fue destruida por un ataque de dos generales marathas, Santaji Ghorpade y Dhanaji Jadhav, quienes luego se unieron a Ramchandra Bavadekar en Deccan. Bavdekar, Vithoji Chavan y Raghuji Bhosale habían reorganizado la mayor parte del ejército maratha después de las derrotas en Panhala y Vishalgad.

A finales de 1.691, Bavdekar, Pralhad Niraji, Santaji, Dhanaji y varios sarratos marathas se reunieron en la región de Maval y reformaron la estrategia. Aurangzeb había tomado cuatro fuertes principales en Sahyadrais y estaba enviando a Zulfikar khan para someter al fuerte Ginjee. De acuerdo con el nuevo plan maratha, Santaji y Dhanaji lanzarían ofensivas en el este para mantener el resto de las fuerzas mogolas dispersas. Otros se centrarían en Maharashtra y atacarían una serie de fuertes alrededor del sur de Maharashtra y el norte de Karnataka para dividir los territorios mogoles en dos, lo que supondría un desafío significativo para las cadenas de suministro enemigas. Con una armada fuerte establecida por Shivaji, los marathas ahora podrían extender esta división en el mar, verificando cualquier ruta de suministro desde Surat al sur.

Entonces la guerra se libró desde la meseta de Malwa hasta la costa este. Tal era la estrategia de los comandantes marathas para contrarrestar el poder de los mogoles. Los generales maratha Ramchandrapant Amatya y Shankaraji Niraji mantuvieron la fortaleza de Maratha en los terrenos abruptos de Sahyadri.

En varios movimientos de caballería brillantes, Santaji Ghorpade y Dhanaji Jadhav derrotaron a los mogoles. Su ofensiva, y especialmente la de Santaji, aterrorizó a los mogoles. En la batalla de Athani, Santaji derrotó a Kasim Khan, un notable general mogol.

Batalla entre el imperio Mogol y el imperio Maratha siglo XVII. Los elefantes de guerra marathas persiguiendo a los mogoles. Se aprecia un lanzacohetes multitubo.

Aurangzeb se dio cuenta entonces de que la guerra, que había comenzado era mucho más seria de lo que había pensado originalmente. Decidió reagrupar sus fuerzas y reconsiderar su estrategia. Envió un ultimátum a Zulfikar Khan para que capturase Jinji o sería despojado de sus títulos. Zulfikar Khan estrechó el asedio, pero Rajaram escapó y Dhanaji Jadhav y los hermanos Shirke lo condujeron a Deccan. El hijo de Haraji Mahadik tomó el mando de Jinji y defendió con valentía la ciudad contra Julfikar Khan y Daud Khan hasta su caída en enero de 1.698. Esto le dio a Rajaram una gran cantidad de tiempo para llegar a Vishalgad.

Después de importantes pérdidas mogolas, Jinji fue capturado en una victoria pírrica. El fuerte había hecho su trabajo: durante siete años, Jinji habían mantenido ocupado un gran contingente de fuerzas mogolas mientras les infligían grandes pérdidas. Había agotado significativamente los recursos mogoles en la región, y el tesoro imperial.

Los marathas pronto serían testigos de un desarrollo desagradable, dos de sus mejores generales Dhanaji Jadhav y Santaji Ghorpade tenían una rivalidad, que estaba mantenida bajo control por Pralhad Niraji. Pero después de la muerte de Niraji, Dhanaji se volvió más atrevido y atacó a Santaji. Nagoji Mane, uno de los hombres de Dhanaji, mató a Santaji. La noticia de la muerte de Santaji alentó enormemente a Aurangzeb y al ejército mogol.

Los marathas se recuperaron nuevamente y comenzaron una contraofensiva. Rajaram designó a Dhanaji Jadhav como comandante en jefe y el ejército se dividió en tres divisiones, encabezadas por el propio Jadhav, Parshuram Timbak y Shankar Narayan. Jadhav derrotó a una gran fuerza mogola cerca de Pandharpur y Narayan derrotó a Sarja Khan en Pune. Khanderao Dabhade, quien dirigió una división bajo Jadhav, tomó Baglan y Nashik, mientras que Nemaji Shinde, un comandante con Narayan, obtuvo una gran victoria en Nandurbar.

Enfurecido por estas derrotas, Aurangzeb se hizo cargo de las operaciones y lanzó otra contraofensiva. Puso sitio a Panhala y atacó el fuerte de Satara. Un comandante maratha experimentado, Prayagji Prabhu, defendió a Satara durante seis meses, pero se rindió en abril de 1.700, justo antes del comienzo del monzón. Esto frustró la estrategia de Aurangzeb de hacerse con tantas fortalezas antes del monzón como fuera posible.

Vida en la corte mogola finales del siglo XVII y principios del XVIII. 1 príncipe mogol; 2 jinete pesado de Hyderababd; 3 señora de la corte mogola. Autor Angus McBride

Resistencia de Tarabai

En marzo de 1.700, Rajaram murió, no en batalla, sino por alguna enfermedad desconocida. Su hijo, Shavaji II, iba a sucederle, pero en ese momento era demasiado joven para gobernar. Su reina, Tarabai, que era hija del comandante en jefe maratha Hambirrao Mohite, se hizo cargo del ejército maratha y continuó la lucha durante los siguientes siete años. No solo ella gobernó competentemente el imperio Maratha, sino que mantuvo la guerra con los mogoles. Y no solo eso, sino que presionó el conflicto en territorio mogol.

En el campo mogol, a finales de 1.701, se veían signos de tensión. Asad Khan, el padre de Julfikar Khan, aconsejó a Aurangzeb que pusiera fin a la guerra y regresara. La expedición ya había cobrado un peaje enorme, y que el imperio Mogol podía derrumbarse debido a estar involucrados en una guerra que no era ganable.

El tesoro mogol estaba resentido, pero Aurangzeb siguió presionando la guerra en 1.704, Aurangzeb tomo Torana y Rajgad. Había ganado solo un puñado de fuertes en esa ofensiva, pero había pasado varios años preciosos. Poco a poco fue consciente de que después de 24 años de guerra constante, no estaba más cerca de derrotar a los marathas que el día en que comenzó.

La contraofensiva final de Maratha cobró impulso en el norte, donde las provincias mogolas cayeron una tras otra. No estaban en posición de defenderse porque los tesoros reales habían quedado vacíos y no había ejércitos disponibles. En 1.705, dos facciones del ejército maratha cruzaron Narmada, una, bajo el liderazgo de Nemaji Shinde, llegó tan al norte como Bhopal; la segunda, encabezada por Khanderao Dabhade, golpeó a Bharoch y al oeste. Dabhade con sus 8.000 hombres, atacó y derrotó a las fuerzas de Mahomed Khan que sumaban casi 14.000 efectivos. Eso dejó toda la costa de Gujarat abierta para los marathas. Inmediatamente reforzaron su control sobre los ejes de abastecimiento mogoles. En 1.705, los marathas había penetrado penetrado en territorio mogol en la India Central y Gujarat. Nemaji Shinde derrotó a los mogoles en la meseta de Malwa. En 1.706, los mogoles comenzaron a retirarse de los dominios de Maratha.

En Maharashtra, Aurangzeb se desanimó y comenzó negociaciones con los marathas, después las cortó abruptamente y marchó sobre el pequeño reino de Wakinara, que cayó pero la familia real Naik escapó.

Aurangzeb murió el 21 de febrero de 1.707 y la guerra básicamente terminó con su muerte. El imperio Maratha no tenía las fuerzas suficientes para conquistar el imperio Mogol. Sin embargo, los mogoles estaban tan debilitados que su dominio en la India había llegado a su fin.

 

Muerte de Aurangzeb

En 1.705, muy viejo y ya cerca a su muerte, ordenó la destrucción del templo de Pandharpur y que los carniceros de su campamento le corten las cabezas a las vacas (animal sagrado hindú) de la ciudad en los precintos del Templo, para deshonrarlo eternamente.

En 1.707 cansado de su lucha inútil, de asesinar a tanta gente y de destruir tantos templos, murió en Ahmednagar a los 89 años, después de reinar durante 49 años. Las guerras por su trono, luego una sucesión de golpes de estado alentados por los nobles de su corte, una administración cada vez más corrupta e ineficiente, el enfrentamiento religioso y racial que implementó, un ejercito desmoralizado y una sucesión de emperadores débiles, deshacen rápidamente su imperio.

Una carta que dirigió poco antes de morir a su tercer hijo Muhammad Muazzam, cuyo reinado como el VII emperador mogol, con el nombre de Bahadur Shah I, que solo duró 5 años, resume su vida:
No se quien soy, a donde iré, ni que le sucederá a este pecador lleno de pecados. Mi vida termina sin frutos. Dios ha estado en mi corazón, pero mis ojos ciegos nunca vieron su luz. No tengo ninguna esperanza para mi futuro y cuando no tengo esperanza en mi, como puedo tener esperanza en otros? He pecado enormemente y no se que tormentos me esperan después de mi muerte”.

Su cuerpo fue llevado a Khuldabad después de que su hijo Azam Shah y su hija Zinat-un-Nissa llegaran. Su tumba en notable contraste con otras tumbas mogolas, que son grandes monumentos de la arquitectura mogol, incluido el Taj Mahal, Aurangzeb está enterrado en una tumba sin nombre en el complejo del dargah o santuario de Sheikh Zainuddin, era una plataforma de piedra roja de unos 3 metros de largo.

Lord Curzon más tarde cubrió el sitio con mármol y lo rodeó con una pantalla de mármol. La entrada y el porche abovedado se agregaron en 1.760.

 

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-09. Última modificacion 2019-02-10.