Edad Moderna Guerra Franco-Holandesa (1672- 76) Operaciones en 1676. Indecisión del ejército francés

Operaciones en 1676. Indecisión del ejército francés

Asedio de Maastricht (6 de julio al 27 de agosto de 1.676)

El año anterior 1.675 Turena fue muerto en la batalla de Saltzbach, por lo que las fuerzas francesas se tuvieron que retirar de Alsacia, mas tarde el Gran Condé quedó incapacitado por la gota y otras enfermedades, por lo que Luis XIV decidió nombrar al mariscal Francisco José de Bonne, marqués de Créqui como jefe de las fuerzas en Flandes, éste a su vez fue derrotado en la batalla de Konzer Brücke o de Taverne, siendo derrotado y posteriormente se rindió en Trier el 9 de Septiembre.

En 1.676 Luis XIV decidió tomar el mando de las operaciones en persona, llegando a Flandes en abril. El ejército francés bajo el mando de Sébastien Le Prestre, puso sitio a Condé-sur-l’Escaut, la ciudad sería tomada el 26 de abril. Victor Mauricio de Broglie se distinguió particularmente a la cabeza de su caballería ligera, Yves d’Alègre participó en ese asedio.

En verano 1.676 que Guillermo de Orange decidió poner fin a la presencia francesa en Maastricht. Fue apoyado por Carlos de Gurrea, duque de Villahermosa, gobernador de los Países Bajos Españoles y comandante del ejército de Flandes, que esperaba que con esta esta acción evitar el asedio francés de la plaza de Aire, uno de los dos últimos reductos en poder de los españoles en Artois. El general en Jorge Federico de Waldeck-Eisenberg y el duque de Villahermosa protegerían a Guillermo de Orange manteniendo a raya al ejército francés y protegiendo las ciudades de Brabante.

Previendo eso, el general Francisco Calvo, gobernador de Maastricht supuso que Maastricht era uno de los principales objetivos de Guillermo de Orange y ordenó que todo el forraje de la zona se almacenase en la fortaleza. Disponía de unos 7.000 hombres para defender la ciudad.

El ejército del príncipe de Orange reunió un total de 25.000 hombres, en su mayoría holandeses y españoles, con el apoyo de un regimiento de inglés bajo el mando de John Fenwick y un destacamento de Brandenburgo. El ejército aliado comenzó el asedio de Maastricht 6 de julio de, 1.676; los franceses estaban encerrados en la fortaleza. En esa ocasión, el general Calvo dijo: “Señores, no entiendo nada sobre defensa de una plaza; todo lo que sé es que no me quiero rendirme“. Teniendo confianza en las capacidades del general Calvo, Luis XIV decidió no rescatar a Maastricht inmediatamente, sabiendo que la ciudad podía aguantar el tiempo suficiente para que el ejército del mariscal Humières tomase la ciudad de Aire.

Mapa del asedio de Maastricht de 1.676 por el príncipe de Orange de la ciudad ocupada por los franceses.

La ciudad de Maastricht fue rodeada por los aliados del 7 de julio, y una vez terminadas las líneas de circunvalación, el príncipe de Orange comienza a abrir trincheras el 18 julio de 1.676. Mientras tanto, el ejército francés del mariscal Federico Armando, duques de Schomberg impidió a Villahermosa romper el cerco del Aire que estaba realizando el mariscal Humières.

En primer lugar, las zanjas se concentraron hacia una de las puertas de la ciudad, pero el ataque se realizo finalmente en la parte noroeste de las fortificaciones en Bossche, cerca de la Boschpoort, que parecía débil. En el sur, el bastión del Delfín cambió varias veces de mano durante los primeros días de agosto. Las luchas bastante bastante violentas puesto que varios miles de hombres murieron y el propio general Calvo utilizó minas para expulsar a los soldados aliados del bastión. Los aliados también atacaron el bastión la Reina, cerca del río, pero no consiguieron tomarlo y el teniente general Carlos Florentin Salm fue fatalmente heridos durante un asalto.

Los ataques de diversión del marqués de Louvigny en el barrio de Wyck, al otro lado del río Mosa, no funcionaron, entonces los aliados mantuvieron su ataque principal en el suroeste de la ciudad, en la zona de San Pedro entre el Geer y el Mosa. Los defensores franceses consiguieron inundar la zona baja, los sitiadores lograron drenar el agua al Mosa.

Mientras tanto, la fortaleza de Aire cayó en manos francesas el 31 de julio, permitiendo al mariscal Humières establecerse allí y poner en jaque a Villahermosa. Al enterarse de esto, Guillermo de Orange intensifica sus esfuerzos, porque sabía que el ejército Schomberg estaba liberada y que acudiría ayuda de Calvo. El 6 de agosto 1.676, Schomberg abandonó la zona Aire para dirigirse a Maastricht. 12 de agosto de 1.676.

Asedio de Maastricht de 1676. Vista del asedio

El 17 de agosto, el príncipe de Orange recibió una carta del general francés Meinhard van Schomberg al comandante de la fortaleza Calvo, de que se estaba acercando con su ejército.

El 23 de agosto decidió precipitar la caída de la plaza ordenado un ataque general sobre el barrio de Wyck, siendo rechazado por los defensores.

Schomberg llegó en Tongeren, cerca de Maastricht 26 de agosto de 1.676, dispararon una batería para informar a Calvo de su llegada. Los aliados ahora entre dos fuerzas, se vieron obligados a levantar el sitio.

Después del asedio, Maastricht se mantendría como una ciudad francesa hasta la paz de Nimega. El general francés Meinhard van Schomberg asentdó su cuartel general a finales de agosto de 1.676 en el castillo de Lichtenberg, en la colina de San Pedro. El castillo sería destruido en gran parte cuando se fueron.

 

Asedio de Philippsburg (1 de mayo al 17 de septiembre de 1.676)

El mariscal Francisco de Créquy, que había sido rescatado de su cautividad, se puso al frente de las fuerzas francesas en el este, el ejército francés empujó a los imperiales hacia atrás, retomó la mayor parte de Alsacia y el frente se estabilizó sobre el Rin.

La ciudad de Philippsburg había estado en manos francesas desde 1.644, junto con Breisach, era entonces su única cabeza de puente en la orilla este del río Rin, por lo que Vauban la había fortificado. Esto lo convirtió en una amenaza constante para el flanco oeste del Sacro Imperio Romano y, al estallar la Guerra de los Treinta Años, se convirtió en el punto de partida para varias incursiones francesas en el área del Palatinado y Neckar. Las guarniciones de las ciudades periféricas de Kißlau, Schwetzingen y Bruchsal fueron destruidas en la primavera de 1.676 y el Imperio decidió sitiar la propia fortaleza.

Carlos V, duque de Lorena comenzó el asedio con una fuerza imperial de 40.000 hombres el 1 de mayo de 1.676. El comandante francés Trier du Fay tenía poco menos de 2.800 hombres. El mariscal Créquy fue incapaz de romper el asedio y un esfuerzo de ayuda francés falló, lo que llevó a la rendición de du Fay el 17 de septiembre. Solo 1.500 soldados franceses habían sobrevivido, pero se les permitió marchar con todos los honores militares.

Asedio de Philipsburg 1676. Por las tropas imperiales del duque de Lorena

Se asentaron 3.000 tropas imperiales para guarnecer la fortaleza, que permaneció en manos imperiales hasta su reconquista francesa en 1.688.

Luxemburgo, a continuación, en Sélestat con su ejército pensó que podía aprovecharse de la ausencia del ejército imperial para sorprender Friburgo pero eso era sin contar el regreso del duque de Lorena, que había tenido que ir hasta el Rin para defender sus bases del ducado de Baden. Luxemburgo tuvo que abandonar ese plan y regresar a Alsacia. A fines del año 1.676, la situación en Alsacia era más frágil que nunca.

Fue entonces cuando los franceses tomaron una decisión trágica.

En diciembre de 1.676, el mal estado de las fortificaciones de Haguenau y la reducida población de la ciudad (un informe 1.675 habla de 150 habitantes) determinó que Luis XIV seguiera el consejo del mariscal de Luxemburgo, comandante en Alsacia que había escrito a él en abril en 1.676 que era mejor simplemente eliminar la ciudad para que el enemigo no puede instalar un campamento que mantenerla.

El 22 de diciembre 1.676, el ministro de la guerra, Louvois transmitió al mariscal Montclar y al intendente Grange para ejecutar la táctica de tierra quemada, destruir las fortificaciones, expulsar a los habitantes, quemar toda la ciudad excepto las iglesias para evitar que el enemigo pudiera establecerse allí. Y para evitar que la operación empañe la imagen del rey, Louvois le recomendó a Montclar que pareciera que la orden la había dado él, no el Rey. Los franceses iban a destruir la ciudad que tanto anhelaban poseer.

El año concluyó con una maniobra inconclusa en la parte alta del Rin entre el duque Carlos Leopoldo de Lorena y el mariscal Enrique Montmerency, duque de Luxemburgo.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-03. Última modificacion 2019-02-03.