Siglo XVIII Guerras Austro-Turcas (1716-91) Guerra Austro-Turca (1.788-90). Final

Conquista de Belgrado

Después de que los ejércitos entraron en los cuarteles de invierno, el emperador José cayó enfermo y transfirió el mando del ejército principal al mariscal András Hadik. El 14 de mayo de 1.789, Laudon volvió a comandar el cuerpo en Croacia, que contaba con 34.500 de infantería y 3.000 de caballería. El coronel Andreas von Neu era el jefe de personal de Laudon. El 23 de junio, Laudon inició operaciones contra la fortaleza de Gradiška en el Sava con 15.900 de infantería y artilleros y 300 de caballería. Los austriacos cruzaron el Sava por encima y por debajo de Gradiška y comenzaron a construir trincheras que se acercaban a la fortaleza. Antes de que el lugar estuviera completamente invertido, la guarnición turca se escabulló la noche del 8 de julio. Los turcos dejaron atrás a un solo hombre que se suponía que volaría el polvorín, pero este individuo no llevó a cabo el plan.

Las pérdidas austriacas por el asedio fueron 38 muertos y 120 heridos.
El 30 de agosto de 1.789, Laudon dio órdenes para que su ejército se concentrara en Novi Banovci , al noroeste de Belgrado y Semlin. Su plan fue cruzar el Sava el 13 de septiembre, pero el calendario se aceleró cuando la inteligencia indicó que Abdy pachá y 30.000 otomanos se estaban acercando.

El 9 de septiembre, la vanguardia austriaca llegó a Banovci y al día siguiente cruzó el Sava en Boljevci y se estableció en un terreno alto cerca de Ostružnica. Para el 15 de septiembre, la mayor parte del ejército estaba al sur del Sava. El ejército austriaco estaba formado por 120.900 soldados, aunque 33.000 hombres no estaban en condiciones de cumplir sus deberes debido a una enfermedad. El ejército incluía 10 batallones de granaderos, 33 batallones de fusileros, un batallón de francotiradores y 30 divisiones de caballería (una división equivale a 2 escuadrones de unos 135 jinetes). El tren de asedio incluía cañones de varios calibres: 120 de 24 libras, ocho de 18 libras, 50 de 12 libras y 30 de 6 libras. Además, Ligne tenía cuatro morteros de 100 libras en Semlin.

Loudon dividió el ejército en tres partes. Clerfayt lideró una fuerza de cobertura diseñada para bloquear cualquier intento de alivio otomano. Joseph Kinsky von Wchinitz und Tettau mandaba el asedio principal en la orilla este del Sava, mientras que el príncipe de Ligne mandaba el asedio en la orilla oeste del Sava en Semlin.

En 1.789, Belgrado estaba ubicada en la orilla este del Sava en su confluencia con el Danubio . La ciudad consistía en un castillo en la cima de la colina (fortaleza de Kalemegdan ), la ciudad y los suburbios. El suburbio del Agua estaba al norte, el suburbio de Palanka estaba al sur de la colina del castillo, y el suburbio de Raitzen, también al sur. Para defender la ciudad, Osman pachá disponía una guarnición de 9,000 turcos armados con 456 cañones. Los otomanos tenían una flotilla de 20 barcos de un mástil para proteger el Danubio contra una flota más grande de barcos austriacos.

Asedio austro-ruso de Belgrado 1789.

Laudon ordenó al ejército que tomara las mismas posiciones que fueron ocupadas durante el asedio de Belgrado en 1.717 por el ejército del príncipe Eugenio de Saboya. Los austriacos cavaron trincheras y excavaron asentamientos de baterías. El bombardeo de las defensas de Belgrado comenzó el 16 de septiembre. Una fuerte lluvia cayó del 22 al 27 de septiembre que interrumpió las operaciones de asedio. Cuando cesó la lluvia, Loudon estableció el 30 de septiembre como la fecha para asaltar los suburbios. A las 05,00 horas de ese día, la flota austriaca comenzó a bombardear las defensas exteriores. Una hora después, las baterías de la tierra se unieron a la barrera. Alrededor de las 09,00 horas, cuatro columnas austriacas de asalto avanzaron en los suburbios y se abrieron paso a través de las empalizadas. Durante cuatro horas, los turcos lucharon obstinadamente en una lucha casa por casa. Finalmente, se retiraron dentro de las principales defensas de Belgrado tras sufrir 800 bajas y perder 12 cañones. Los austriacos perdieron 110 muertos y 357 heridos.

La noticia de que Suvorov y Sajonia-Coburg habían ganado la batalla de Rymnik el 22 de septiembre de 1.789 desalentó a la guarnición. Acosado por los austriacos, el ejército de ayuda de Abdy pashá se detuvo sin enfrentarse a la fuerza de cobertura de Clerfayt. El obispo ortodoxo Dionisios Papagiannousis brindó apoyo moral y espiritual a los sitiadores. Los austriacos pronto cavaron las trincheras de aproximación y las paralelas, llegando al camino cubierto de Belgrado.

Los otomanos realizaron cuatro salidas en un intento por retrasar a los sitiadores. Durante los días siguientes, Laudon colocó sus baterías de artillería más cerca de la ciudad. En la orilla oeste de Sava, el príncipe de Ligne instaló una batería en una posición llamada Sauspitz, desde la cual su artillería dirigió un fuego efectivo contra las defensas otomanas. Tras recuperarse de un fuerte episodio de fiebre y dosificarse con quinina, Ligne tuvo que ser transportado en sus inspecciones de las trincheras. Más tarde se jactó de que sus cañones dispararon 5.662 balas redondas y 6.083 granadas durante el asedio.

El archiduque Francisco y Laudon ante Belgrado en 1.789. Autor Johann Nepomuk Hoechle

En la mañana del 6 de octubre de 1.789, las baterías austriacas comenzaron un intenso bombardeo, bajo el cual las defensas de Belgrado se derrumbaron rápidamente. A la 13,00 horas de ese día, Osman Pachá exigió un alto el fuego de 15 días. Laudon respondió: que solo ”le daba 15 horas”, y el bombardeo continuó hasta las 09,00 horas del 7 de octubre. En ese momento, el comandante otomano solicitó una suspensión de 6 horas, que Loudon concedió. Después de varias horas de silencio, Osman Pachá y dos de sus oficiales salieron de la puerta principal y pidieron una entrevista. Fueron llevados rápidamente a la sede de Laudon, donde se firmó la capitulación. A cambio de la rendición de Belgrado el 8 de octubre, se les dio libre paso Orșova con sus posesiones. También se organizó un intercambio de prisioneros entre los combatientes.

Loudon marchó con el ejército a Smederevo, que fue capturado. Luego, el ejército austriaco bloqueó a Orșova, que finalmente se rindió en abril de 1.790. Otras fuerzas austriacas también tuvieron éxito. Sajonia-Coburgo ocupó Bucarest, Friedrich Wilhelm, Fürst zu Hohenlohe-Kirchberg se apoderaron del norte de Valaquia, Anton Lipthay de Kisfalud invadió el valle de Timok y Stephan Mihaljevich tomó Niš .

Los ciudadanos de Viena estaban eufóricos por la victoria. El emperador José nombró a Laudon el generalísimo de los ejércitos austríacos. Ligne recibió la cruz de la Orden Militar de María Teresa ocho días después de la captura de Belgrado. Sin embargo, el Emperador pronto rechazó a Ligne, creyendo erróneamente que estaba involucrado en la revolución de Brabante. Ligne nunca más tuvo un mando militar. Austria pronto se preocupó por las amenazas del reino de Prusia, por una pérdida de interés en la guerra de Rusia, por la revolución de Brabante en los Países Bajos austriacos y por los problemas en todo el imperio.

Celosa del éxito de Austria, Prusia hizo contactos diplomáticos con los otomanos, sugiriendo una alianza ofensiva. Alarmado por las acciones de Prusia, el emperador José retiró tropas de los Balcanes y las transfirió a Bohemia. Al final del año, el emperador llamó a Loudon para comandar al ejército de 150.000 hombres que se formaba en Bohemia para protegerse contra Prusia. José murió el 28 de febrero de 1.790 y fue sucedido por su hermano Leopoldo II, emperador del Sacro Imperio Romano. Loudon enfermó y murió el 14 de julio de 1.790, después de entregar el mando del ejército bohemio a Colloredo.

Batalla de Focșani o de Fokschani (1 de agosto de 1.789)

Cuando comenzó la temporada de campaña de 1.789, Koca Yusuf pachá , gran visir del imperio Otomano, tomó medidas para defender las provincias de Moldavia y Valaquia. Se enfrentó a la perspectiva de ofensivas desde dos direcciones. Al noroeste había un ejército austriaco de 18.000 hombres bajo Sajonia-Coburgo. Mientras tanto, Suvorov marchaba con tropas rusas hacia Moldavia desde el noreste, Yusuf pachá , decidió a atacar a las fuerzas austriacas antes de que pudieran unirse con sus aliados rusos. Con este fin, le ordenó a Osman pachá que dirigiera un ejército de 30.000 hombres al norte a Focșani. La ciudad era un importante centro comercial ubicado estratégicamente en la frontera entre Moldavia y Valaquia. Enterado de las intenciones de los otomanos, Sajonia-Coburgo pidió ayuda a su homólogo ruso. Suvorov marchó con 7.000 hombres (4 batallones de fusileros de los regimientos de Rostov y Absheron, 4 batallones de granaderos, 2 batallones de guardias, 9 escuadrones de los regimientos de Ryazan, Chernigov y Starodubovsky, 2 regimientos de cosacos y un equipo de voluntarios de la población del país con unos 12 cañones de campaña), salieron de Barlad para ayudar al ejército aliado. Abandonó su posición en Buirlad el 28 de julio y recorrió 65 km en 28 horas para llegar a Coburg al día siguiente en el río Siret.

Los rusos y austriacos avanzaron desde el Siret en dos columnas. Suvorov mandaba la columna izquierda, a cuya vanguardia marchaba el destacamento de caballería austríaca del barón coronel A. Karachai, para ocultar a los turcos la presencia del destacamento ruso. Sajonia-Coburgo mandaba la columna de la derecha.

Batalla de Focșani o de Fokschani (1 de agosto de 1.789). Despliegue de fuerzas

Las tropas turcas de cobertura estaban en los vados del río Putnu, que bloqueaba la carretera a Focsani, y el campamento principal fortificado turco cerca de Focsani.

La aparición el 30 de julio de las tropas ruso-austriacas en el río Putnu fue una sorpresa para los turcos, hubo una batalla de caballería de cinco horas, en la que el regimiento de cosacos del Don del teniente coronel G.I. Grekov, y la división austríaca de húsares bajo el major Kimmer, desalojaron a los rusos de los vados del río. Las unidades de la vanguardia aliada, persiguieron al enemigo en retirada, persiguiéndoles hasta ejército principal turco en Focșani.

En la noche del 20 al 21 de julio, bajo la lluvia torrencial, se construyó un puente de pontones a través del río Putna, por donde pasaron primero la infantería y la artillería rusa y luego la austriaca. La caballería cruzó por los vados.

El 1 de agosto sobre las 4 de la mañana, Suvorov y Sajonia-Coburgo desplegaron sus fuerzas en dos líneas, con su infantería en formación de cuadrados, en el flanco izquierdo estaban 5 cuadrados de la rusa, y a la derecha 9 cuadros de la infantería austriaca. En el medio, un destacamento de húsares Baron A. Karachay, quien proporcionaba enlace entre las partes austriaca y rusa de la formación de batalla. La caballería estaba ubicada detrás de la infantería, y entre las filas se asentaba la artillería.

En enfrentamientos anteriores con los otomanos, el ejército ruso había desplegado su infantería en línea. Los comandantes rusos pronto descubrieron que el uso de tácticas lineales contra los turcos llevaba al desastre. Los otomanos atacaron las largas y delgadas líneas rusas con masas de excelente caballería, que eran capaces de perforar las formaciones rusas y romperlas en fragmentos. Suvorov y otros reorganizaron sus formaciones de batalla en cuadro. Estos cuadros podían repeler las cargas de la caballería otomana y luego avanzar para ganar batallas. Suvorov usó los cuadros compuestos de regimientos individuales y batallones, dispuestos en un patrón de tablero de ajedrez, con escaramuceadores en orden abierto. Su despliegue en el campo de batalla lo llevaba a una mayor flexibilidad, velocidad, apoyo mutuo contra el fuego, la capacidad de romper las defensas otomanas y la firmeza en repeler los ataques de caballería turca e infantería ligera.

Batalla de Focșani o de Fokschani (1 de agosto de 1.789). Vista de la batalla

Irónicamente, a fines del siglo XVIII, la caballería otomana, como los sipahis feudales y los voluntarios delis, había disminuido sustancialmente en calidad e importancia. Los pilares de un ejército otomano fueron el cuerpo de artillería profesional y la infantería, incluidas las tropas asalariadas, como janízaros y auxiliares, como las que formaba parte de la aristocracia boyarda de Moldavia y Valaquia.

La caballería enemiga atacó a las fuerzas turcas desde el frente y desde los flancos durante dos horas, pero no pudo detener su avance.

A pocos kilómetros del cruce comenzaba el bosque. Las tropas rusas lo pasaron por el lado izquierdo, y las austriacas en el lado derecho, y nuevamente se unieron frente a Focsani. El enemigo, que se había refugiado en el bosque, temiendo quedar rodeado, se retiró a las trincheras de tierra del campamento de Focșani.

La batalla comenzó alrededor de las 09,00 horas del 1 de agosto de 1.789, cuando la artillería rusa y austriaca abrieron fuego contra las líneas turcas. Los turcos habían fortificado su campamento con una línea de atrincheramientos. Las tropas otomanas en los Balcanes tenían experiencia en erigir fortificaciones de campo, que podían incluir zanjas, terraplenes de tierra, y empalizadas y torres de madera. Los otomanos se separaron de sus defensas para atacar a los aliados a lo largo de su línea de batalla. La artillería aliada y el fuego de mosquetes hicieron retroceder a los turcos.
Suvorov entonces atacó el flanco derecho turco con su caballería, que fue rechazada, pero el ataque de infantería rusa encabezado por 2 batallones de granaderos y 2 batallones de cazadores rusos bajo el mando del teniente general V.Kh. Derfelden, que cargaron a la bayoneta calada, desalojaron a los rusos de las trincheras y fueron los primeros en lanzarse al campamento enemigo.

En el ala izquierda otomana, la infantería austriaca también rechazó a los rechazó a los rusos, y penetró en las trincheras turcas. Derrotados en ambos extremos de su línea, los otomanos huyeron.

Varios cientos de jenízaros se refugiaron detrás de los muros del monasterio de San Samuel, ubicado detrás de las trincheras del campamento. La infantería, apoyada por artillería, capturó la mayor parte del monasterio. Los turcos, que no querían rendirse, volaron el almacén de pólvora en el monasterio. El mayor general príncipe B.G. Shakhovsky y 11 oficiales resultaron heridos, y el príncipe de Sajonia-Coburgo casi murió bajo los escombros de la pared.

El destacamento austriaco asaltó otro baluarte de defensa enemigo, el monasterio de San Juan, que estaba también cerca del campamento.
La victoria se completó a las 16,00 horas, los aliados carecían de los recursos para perseguir a los turcos y no avanzaron más en el territorio otomano.

Las bajas turcas sumaron 1.500 muertos y 2.500 heridos. Las bajas aliadas ascendieron a unos 400 muertos y 400 heridos. Los aliados habían capturado 12 cañones otomanos.

Con Osman pachá derrotado y expulsado de Moldavia, el reemplazo de Yusuf Pachá como gran visir, Cenaze Hasan pachá , tuvo que idear una nueva estrategia. En septiembre, el propio Visir pasó a la ofensiva con 100.000 hombres.

Batalla de Rymnik (22 de septiembre de 1.789)

En septiembre de 1.789, el nuevo gran visir otomano Cenaze Hasan pachá, jurando venganza por la derrota de sus fuerzas en la batalla de Focșani, reunió a un ejército de más de 100.000 soldados, en su mayoría jenízaros, para derrotar a los ejércitos austro-rusos combinados bajo los generales Alexander Suvorov de Rusia y el príncipe Josias de Sajonia-Coburgo Tras enviar a sus tropas a una agotadora marcha nocturna, el Visir decidió atacar al ejército austríaco de 18.000 personas. Teniendo en cuenta el pequeño número de efectivos de Sajonia-Coburgo y su pobre desempeño en la guerra, específicamente después de la batalla de Karánsebes, el Pachá estaba convencido de que podía derrotar esta fuerza fácilmente. Sin embargo, una vez que se enteró de esto, Suvorov y su fuerza de 9 batallones de infantería incompletos, 9 escuadrones de dragones, 2 regimientos de cosacos y 1.000 arnauts (balkanicos) en total unos 7.000 hombres marcharon en su ayuda, cubriendo unos 100 kilómetros en dos días y medio, llegando la víspera de la batalla, los rusos superaban a los austro-rusos en una proporción de 3 a 1. Como comandante en jefe de todas las fuerzas ruso-austriacas en el frente, rápidamente tomó el mando del ejército combinado austro-ruso.

Batalla de Rymnik (22 de septiembre de 1789). Despliegue de fuerzas y desarrollo

La posición otomana estaba dispuesta en tres fortificaciones de campo en las alturas entre los ríos Ramna y Rymnik (actual Râmnicul Sărat), el lugar era importante como nudo de los caminos más importantes, con el campamento de visir en la retaguardia en la ciudad de Markinesti.

Tirgo-Kukuli tenía una fuerte posición fortificada de 12.000 guerreros del Sultán bajo el liderazgo de Haji Soitar-pachá (Haji Saltari-pachá). El grupo de Khadzhi-pachá incluía los restos del ejército otomano derrotado en la batalla de Focșani, que contaba con hasta 6.000 efectivos. En Markinesti se encontraba el grueso del ejército del Visir bajo el mando de Agi-pachá, con 70.000 soldados, de los cuales 20.000 eran jenízaros. El propio Yusuf pachá. con 20.000 soldados, estaba ubicado cerca del pueblo de Oday, sin haber cruzado el Rymnik.

Batalla de Rymnik (22 de septiembre de 1789). Despliegue de fuerzas

Suvorov dividió su ejército combinado en dos columnas para avanzar hacia las formaciones otomanas a las 23,00 horas, y a la mañana siguiente, después de cruzar el río Rymnik (Râmnicul Sărat), sorprendiendo a los turcos por la mañana cuando subieron las alturas para atacar sus baterías de artillería. Una vez paralizada la artillería enemiga y adoptaron formaciones en cuadro de infantería para repeler los contraataques masivos de caballería enemiga que intentaban dividir su ejército en dos.

Los rusos tomaron el campamento de Tirgo-Kukuli, obligando a los turcos a huir al río Rymnik. Tras la captura del primer campamento, las tropas rusas continuaron con la ofensiva.

Los austriacos tras cruzar el río se reagruparon, y avanzaron, cuando progresaban fueron atacados por ambos flancos por unos 15.000 jinetes turcos por el ala derecha y 20.000 por el ala izquierda, que fueron rechazados por la formación en cuadro, continuando la progresión hacia la posición principal enemiga delante del bosque Kryngu-Mailor.

Formación en cuadro austriaca durante la guerra Austro-Turca 1.788-90

Mientras los austriacos avanzaban y fijaban la posición principal de tropas enemigas, el resto del ejército de Suvorov envolvía al ejército enemigo y los atacaba con caballería por retaguardia, causando pánico entre los otomanos, que empezaron a huir hacia el campamento en el bosque Kryngu-Mailor. Tras la captura del campamento, las tropas rusas continuaron con la ofensiva. Mientras tanto, las tropas austriacas limpiaban el campamento de fuerzas enemigas. Las fuerzas rusas intentaron cortar la retirada de los turcos, que serían destruidos por los austriacos que los perseguían.

Después de media hora de descanso, a las tres de la tarde, comenzó un ataque en el campamento principal de los turcos, cerca de Markinesti. Las unidades austriacas fueron al centro de las posiciones de los turcos, donde comenzó una larga batalla. En este momento, Suvorov con sus tropas entró en el flanco de Yusuf pachá . Al ver que las fortificaciones en esta zona estaban sin terminar, instantáneamente decidió atacar las posiciones turcas con caballería.

La caballería venció las fortificaciones y entró en el campamento turco, seguida por la infantería, que comenzaron a exterminar a los soldados turcos. Entre ellos, se desató el pánico, y comenzaron a huir cruzando el río Rymnik, muchos de ellos se ahogaron mientras intentaban cruzarlo. El ejército otomano quedó destrozado, gran parte de las tropas dispersas, perseguidas por las tropas rusas. Muchos turcos se dirigieron al campamento de Yusuf pachá, cerca del pueblo de Oday.

Batalla de Rymnik (22 de septiembre de 1789). Vista de la batalla

A costa de 700 víctimas, Suvorov infligió alrededor de 20.000 víctimas contra los turcos, quienes se encontraban en plena retirada de los principados danubianos, dejando el camino a Ismail abierto. Los turcos se dejaron atrás toda su artillería, el tren de bagajes, tres campamentos otomanos, muchos caballos, camellos, y otras propiedades, incluido el rico brocado de oro y plata de Yusuf-Pachá capturado en el último campamento turco, también encontraron gran cantidad de cadenas para encadenar a los prisioneros, de los que el comandante planeaba capturar miles.

Por esta victoria, Suvorov recibió el título de conde de Rymnik por la emperatriz rusa Catalina la Grande. Por otro lado, el visir otomano Cenaze Hasan Pachá fue depuesto el 2 de diciembre de 1.789, después de su derrota. Mientras tanto, los Habsburgo ocuparon toda Valaquia hasta que terminó la guerra.

Final de la guerra

Mientras las fuerzas austriacas avanzaban por el Danubio desde el oeste, Valaquia también estaba abierta a la invasión desde el este. Incluso sin el cuerpo auxiliar ruso que se había retirado para el asedio de Bender, Sajonia-Coburgo y el cuerpo de Transilvania desde más allá del norte ocuparon Valaquia marchando hacia Bucarest en noviembre de 1.789.

El alto precio por estos éxitos, que fueron impresionantes pero no decisivos, fueron enormes: los costos de guerra, las grandes bajas entre la población civil del Banat e igualmente altas pérdidas en el ejército diezmado principalmente por enfermedades y epidemias. Solo entre junio de 1.788 y mayo de 1.789 había 172.000 enfermos y heridos en las listas del ejército, de los cuales 33.000 murieron. En contraste, el asalto a Belgrado en otoño de 1.789 costó solo 300 muertos y 750 heridos. Como consecuencia de las crecientes demandas de reclutamiento, el malestar estaba creciendo en varias provincias del imperio. Las exenciones otorgadas a grandes sectores de la sociedad bajo el sistema reclutamiento tuvieron que reducirse para garantizar un suministro regular de reclutas, y esto comenzó a despertar el resentimiento.

Kaunitz no pudo entender por qué, a pesar de su equipo moderno y su alto nivel de entrenamiento, al ejército austriaco le resultó tan difícil hacer retroceder a esos “bárbaros”, como llamaba a los turcos. Sin duda, los aspectos psicológicos todavía desempeñaban un papel importante. Los turcos seguían siendo el enemigo más temido, y la guerra en los Balcanes seguía siendo marcadamente más salvaje que en una “guerra de gabinete” normal entre los pueblos cristianos, siendo el destino de los prisioneros cristianos particularmente opresivo. La forma de guerra de estilo occidental, demasiado cautelosa y formalizada, resultó terriblemente inadecuada para atacar a las hordas de los guerreros turcos cuando no se podía ejercer la superioridad innegable del ejercicio y la potencia de fuego en que se basaba la confianza en sí mismo del ejército.

En principio, Lacy había recomendado encarecidamente una postura defensiva y precaución extrema precaución: las corazas e incluso los cascos descartados durante mucho tiempo para la caballería fueron producidos una vez más en las armerías; la lucha en formación de cuadro fue adoptada para una mejor seguridad en campo abierto. Debido a la superioridad de los métodos modernos de lucha para desarrollar al máximo, el terreno accidentado a lo largo de gran parte del frente turco de Austria era mucho menos adecuado que las llanuras abiertas de Besarabia o Moldavia, donde las fuerzas rusas, pero también las austriacas bajo Sachsen-Coburg ganaron espectaculares victorias sobre ejércitos turcos numéricamente muy superiores.

La manera bastante burocrática de Austria de librar la guerra, muy preocupada por preservar a los hombres y el material, no podía competir con la variedad rusa de guerra que fusiona la organización como contra el enemigo) que repetidamente conmocionó a Europa. Además, a diferencia de Rusia, la monarquía de los Habsburgo no estaba separada del imperio Otomano por vastas zonas esteparias que protegían los centros más densamente poblados. José II se vio obligado así a proteger las tierras desarrolladas contra las incursiones turcas inmediatas a lo largo de la inmensa frontera común con el Sultán y no pudo hacer valer su potencial militar en un punto. La última guerra turca de Austria fue claramente diferente de todas las confrontaciones anteriores con el imperio Otomano: fue una guerra llevada a cabo únicamente por razones de poder y objetivos políticos y no fue una batalla defensiva en interés de la cristiandad. Por lo tanto, ni el Imperio ni los príncipes alemanes individuales enviaron tropas auxiliares, y algunos estados europeos realmente simpatizaron con la causa turca. Ciertamente, el Sultán había comenzado la guerra, pero más en defensa propia que cualquier otra cosa.

El 27 de julio de 1.790 se dispuso una tregua entre Austria y Turquía. Este evento fue seguido por el tratado de Sistova el 4 de agosto de 1.791. Gran Bretaña medió entre Prusia y Austria, consiguiendo que el rey de Prusia abandonara sus beligerantes intenciones (160.000 soldados se concentraban en Silesia, en la frontera con el territorio austríaco). Por su parte, el emperador Leopoldo II de Habsburgo se comprometió a no expandirse a costa del imperio Otomano.

Austria restauró Belgrado y otros territorios capturados a los otomanos a cambio de una franja de tierra en el norte de Bosnia.

Los rusos consideraron el tratado como una traición.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-01-05. Última modificacion 2020-01-05.
Valora esta entrada