Siglo XVIII Guerras Ruso-Turcas siglo XVIII Guerra Ruso-Turca 1.768-74. Inicio
Guerra Ruso-Turca 1.768-74. Inicio

Causas de la guerra


El problema tártaro

En los años 1.740-68. Los tártaros continuaron con las incursiones de ladrones en las regiones del sur del imperio ruso. Durante la guerra de los Siete Años, en el enfrentamiento de Rusia con Prusia, aprovechando la escasa cantidad de tropas rusas en el sur del país, el khan de Crimea Giray (apodado el Delhi el Loco) hizo varias incursiones grandes y llevó muchos miles de esclavos a Crimea.

El gobierno turco, por un lado, se disoció de los robos de Crimea e incluso declaró que no intervendría si los rusos atacaban a los tártaros. Pero, por otro lado, en lo que respecta a los negocios, Turquía comenzó a amenazar a Rusia. A Rusia ni siquiera se le permitió construir fortalezas en su propio territorio.

En los años 1.750-52. Desde Austria, con el permiso de la emperatriz María Teresa, varios miles de serbios partieron hacia Rusia. El 29 de enero de 1.752, el senado ruso decidió establecerlos al sur de los rápidos de Dnieper, para llamar a estos asentamientos Nueva Serbia. Allí, se construyó la fortaleza de Santa Catalina. La fortaleza fue construida en la parte alta del río Ingul, que desemboca en el estuario de Dnieper-Bug. Los turcos exigieron la demolición de la fortaleza, argumentando que su construcción violaba los tratados existentes. Los turcos respondieron razonablemente que la construcción de la fortaleza no en la frontera, sino dentro del imperio Ruso, y por tanto no podía violar ningún acuerdo. El debate duró hasta 1.755, cuando Rusia comenzó a pensar en la guerra con Prusia. Por lo tanto, al Sultán se le prometió suspender todo trabajo para expandir la fortaleza de Santa Catalina. Los turcos estaban satisfechos con eso.

Al finalizar la guerra de los Siete Años en 1.763, los rusos comenzaron a construir la fortaleza de San Dmitry de Rostov (más tarde la ciudad de Rostov-on-Don). El khan de Crimea Selim Giray III se quejó al sultán turco, quien exigió una explicación del embajador ruso Obrezkov. Con gran dificultad, los diplomáticos rusos lograron reducir el asunto.

El problema moldavo

Sin embargo, los enfrentamientos entre Rusia y Turquía no se limitaron a estos puntos. Las relaciones entre estos países sobre Moldavia fueron bastante fuertes.

A mediados del siglo XVIII. En Moldavia había un proceso intensivo de esclavización de campesinos. En 1.756, se prohibió la transición de los campesinos de un boyar a otro boyardo. Se legalizaron nuevas obligaciones a favor de los señores feudales. Una pesada carga recaía sobre los impuestos naturales turcos. La masa de impuestos indirectos, exacciones únicas, todo eso afectaba gravemente la situación de las masas. En 1.759 estalló un gran levantamiento en Iasi, en la segunda mitad del siglo creció el movimiento Haidu. La población de la región buscaba constantemente liberarse del yugo turco con la ayuda de Rusia. Durante las guerras ruso-turcas, brindaban toda la asistencia posible a las tropas rusas.

El problema en el Cáucaso

Los intereses de Rusia y Turquía también enfrentaban en el norte del Cáucaso. En el vasto territorio del Cáucaso del Norte no había grandes entidades estatales. Las numerosas nacionalidades que habitaron esa región experimentaron en su desarrollo socio-económico, ya fuera por la etapa de descomposición del sistema tribal y la formación de relaciones feudales (Balcanes, Chechenos, Ingush, etc.), o el desarrollo activo del feudalismo (kabardianos, algunos osetios, la población de Daguestán, etc.) .). Los señores feudales (príncipes, khanes, etc.) libraron conflictos internos. En los siglos XVII – XVIII. Las regiones occidentales del norte del Cáucaso dependían del khan de Crimea. Se suponía que debían suministrar al Khan de esclavos entre los cautivos o los campesinos dependientes. El territorio de Daguestán sirvía como objeto de agresión por parte de los gobernantes iraníes, pero Irán no pudo capturar el Daguestán, y parte de sus propietarios se centró en Rusia. Los osetios también buscaron el patrocinio ruso. En las décadas 40 y 50 del siglo XVIII. hubo capataces reiterados de los capataces osetios para la ciudadanía rusa.

En relación con la intensificación de la política rusa en el norte del Cáucaso, la construcción de la línea de fortalezas, los emisarios turcos se hicieron más activos. El clero musulmán desarrolló una actividad especialmente vigorosa, involucrando a la élite feudal kabardiana y muchos príncipes circasianos en el seno del Islam. Los antiguos templos cristianos diseminados por todo el norte del Cáucaso estaban en ruinas. La influencia ideológica de Turquía penetró en Daguestán. Sin embargo, la gente común todavía estaba lejos de la influencia religiosa. Además, el «pueblo negro» de Kabarda huyó del yugo de sus señores feudales más allá de la frontera rusa, donde se establecieron asentamientos en la zona de Kizlyar y Mozdok.

Los intereses de Turquía y Rusia chocaron no solo en el norte del Cáucaso, sino también en Transcaucasia. Georgia se encontraba en una situación difícil, ya que había experimentado una fragmentación feudal en ese momento. Las invasiones de extranjeros llevaron a la ruina de Georgia, la opresión excesiva, la esclavitud. Nadir Shah, por ejemplo, solo al acceder al trono distribuyó más de 8.000 prisioneros georgianos a sus súbditos, los comerciantes turcos e iraníes vendieron como esclavos a miles de residentes de Kakheti y Kartlia.

En 1.736, estalló un movimiento de liberación en el este de Georgia, y a mediados del siglo XVIII. finalmente se volvió prácticamente independiente. Kakheti y Kartli se unieron bajo el gobierno de un gobernante.

Ante la constante amenaza de Irán y Turquía, el acercamiento a Rusia se ha determinado durante mucho tiempo entre las figuras políticas y estatales de Georgia. En 1.750, Georgia del Este renovó sus lazos con Rusia. En 1.752, los zares georgianos enviaron a sus embajadores a San Petersburgo pidiendo ayuda: «la salvación es concebible solo si el gobierno ruso echa una mano a Georgia contra los enemigos, de los cuales hay muchos«.

La situación en el oeste de Georgia fue aún más difícil. Allí, como en el este de Georgia en el siglo XVIII, reinaba la anarquía feudal. En defensa de sus privilegios, los señores feudales georgianos acudían a cualquier alianza. Como resultado, en manos de los turcos estaba toda la costa con toda una cadena de fortalezas. En Imereti y Megrelia se hicieron vasallos turcos.

El gobierno central se hizo mucho más fuerte con el advenimiento de Salomón I, quien comenzó una lucha armada con los turcos y ganó varias victorias, como la batalla de Hresil en 1.757. Salomón I entró en una alianza con el este de Georgia (1.758–70). Y nuevamente, la lucha con los turcos planteó la cuestión de la ayuda de Rusia. En 1.768, el año en que comenzó la guerra Ruso-Turca, el embajador fue enviado nuevamente a San Petersburgo, como en 1.760.

Finalmente, otro punto donde los intereses turcos y rusos se entrelazan era Armenia. De todos los estados de Transcaucasia, este país sufría quizás el destino más difícil. El vasto territorio de la llamada Armenia Occidental se convirtió en parte del imperio Otomano, y el este de Armenia estaba bajo el gobierno del shah de Irán. Armenia, como muchos estados de Transcaucasia, experimentó en el siglo XVIII, un tiempo del desarrollo de las relaciones feudales con un progreso muy lento de las fuerzas productivas. La lucha interna y las disputas de los señores feudales exacerbaron la ya difícil situación del país. La arbitrariedad y la opresión del pachá turco y kurdo, la violencia y el robo de la esclavitud, y finalmente, la destrucción de los recursos humanos de Armenia, todo esto impulsó la emigración masiva de armenios.

Un gran flujo de emigración fue a Rusia. Los comerciantes armenios desempeñaron un papel destacado en el comercio exterior ruso y disfrutaron de numerosos privilegios. Los armenios fueron fácilmente aceptados en el servicio militar y público en Rusia. En Armenia misma, entre las clases dominantes hubo fuertes tendencias de acercamiento con Rusia. Los católicos de Echmiadzin se dirigieron repetidamente a Isabel y Catalina II con mensajes y enviados especiales a San Petersburgo y plantearon la cuestión del patrocinio de Rusia al pueblo armenio. Por lo tanto, Turquía y Rusia tenían numerosos puntos de conflicto de intereses.

A pesar de que en el siglo XVIII. Turquía comenzó a experimentar síntomas de declive, sus intenciones agresivas y, en particular, sus puntos de vista sobre Podolia, todavía eran amplios y ambiciosos.

El problema polaco

El 5 de octubre de 1.763, el rey polaco Augusto III murió. Austria propuso elegir un príncipe de una casa sajona como rey. Catalina II, junto con el rey prusiano Federico II, propuso la candidatura de Stanislav Ponyatovsky. El candidato ruso era un aristócrata bien educado, un buen diplomático y, finalmente, sus antepasados fueron Piasts, los descendientes de la dinastía real polaca más antigua.

Rusia no escatimó dinero para sobornar a magnates. Además, las tropas rusas entraron en Polonia sin hacer mucho ruido. Cuando el enviado austríaco Lobkovich comenzó a hablar sobre las tropas rusas que habían entrado en Polonia y exigió explicaciones sobre las razones de tales acciones por parte de Rusia.

El 7 de septiembre de 1.764 Estanislao Augusto Ponyatovsky fue elegido oficialmente rey por el Sejm (parlamento polaco). Tras ello el Sejm empezó a votar normas que favorecían los intereses de Rusia en sus sesiones de 1.766-67 y aseguraban los privilegios de la szlachta (nobleza) y la debilidad política del monarca, lo cual restaba más fuerza aún al país. En muchos casos, los aristócratas polacos actuaban por una combinación de factores: ansias de conservar privilegios, sobornos de los embajadores rusos, o miedo a un mayor poder del rey.

Pronto, Catalina II y Federico II exigieron que Polonia igualara los derechos de los católicos y los disidentes (los llamados ortodoxos y protestantes). Catalina dijo que hasta que se garanticen los derechos de los disidentes, las tropas rusas permanecerían en Polonia.

Estanislao Ponyatovsky se vio obligado a maniobrar entre bayonetas rusas y los nobles opositores, quienes declararon que preferiría expulsar a todos los disidentes que asignarles derechos políticos.

Al final, el Sejm aprobó la ley sobre la igualación de los derechos de los disidentes. Pero quedó solo sobre el papel. Los nobles polacos no querían cumplir la decisión del Sejm, tomada bajo la amenaza de las bayonetas rusas.

Varios obispos y nobles católicos formaron el 29 de febrero de 1.768 en la ciudad de Bar Kamenetsky una confederación, es decir, una alianza contra las decisiones del Sejm y contra el Rey, al que veían como un monarca débil aunque de ideas independientes. La confederación empezó a luchar contra la influencia rusa en Polonia; pronto la confederación tomó militarmente varias fortificaciones y ciudades desafiando la autoridad del monarca.

La respuesta a los magnates fue un levantamiento popular, liderado por los cosacos Maxim Zheleznyak y el hetman polaco Ivan Gont. El levantamiento se extendió por una parte significativa de la margen derecha (polaca) de Ucrania. Los rebeldes mostraron a los campesinos un manifiesto falso de Catalina II, pidiendo el asesinato de los señores e inquilinos polacos. Las tropas confederadas eran impotentes contra los rebeldes. Entonces Catalina II tuvo que mostrar su solidaridad, enviando un destacamento bajo el atamán M.N. Krechetnikova para atacar al grupo principal de rebeldes. Los líderes de Haidamak fueron capturados. Zheleznyak como ciudadano ruso, fue exiliado a Siberia para siempre, y Gont fue sentenciado por «polacos ilustrados» a la ejecución, que duró varios días.

La rebelión de Haidamak fue aplastada, pero tuvo consecuencias inesperadas. Un destacamento de kaidamaks dirigido por Shilo capturó la ciudad báltica en la frontera turco-polaca. La frontera era el pequeño río Kodyma, que separaba a Balta del pueblo turco de Balta. Shilo se quedó durante 4 días en Galta, masacró a todos los polacos y judíos, y partió después. Sin embargo, judíos y turcos de Balta irrumpieron en Galta y en venganza comenzaron a aplastar a la población ortodoxa. Al enterarse de esto, Shilo regresó y comenzó a aplastar a balta. Después de un desmantelamiento de dos días, los turcos y los haidamaks se reconciliaron e incluso acordaron devolver todo lo que los cosacos habían saqueado en Galta y los turcos en Balta. Y lo más interesante es que la mayor parte fue devuelta. Todo esto podría seguir siendo una broma histórica divertida, si el gobierno turco no declarado que los haidamaks eran tropas rusas regulares, y por lo tanto era una agresión.

El embajador ruso en Estambúl Obrezkov fue llamado por la Puerta pidiendo explicaciones, éste solicitó instrucciones a San Petersburgo, Nikita Panin quién le aconsejó»combinara las explicaciones con sobornos, para lo cual envió 70.000 rublos. Pero todo fue en vano. Además, el Sultán sucedió a varios altos funcionarios amantes de la paz, entre ellos al Gran Visir y el ministro de asuntos exteriores, por otros hostiles a Rusia.

El 25 de septiembre de 1.768, Obreskov fue llamado por el gran visir, quien le exigió que garantizara que Rusia retiraría inmediatamente sus tropas de Polonia y abandonaría la protección de los disidentes. Obreskov dijo que no podía hacerlo, y luego él y 11 miembros de la embajada fueron arrestados, y enviados al castillo de las Siete Torres. Lo que era de hecho una declaración de guerra.

Una de las razones de la agresión del Sultán fue una fuerte influencia francesa. Los franceses ayudaron significativamente a Turquía con armas. Además, intentaron convencer al Sultán que Catalina II quería casarse con Estanislao Ponyatovsky y unir Polonia con Rusia.

Después de la declaración de comenzar la guerra, Turquía entró en una alianza con los confederados polacos, quienes se comprometieron a formar un ejército de 100.000 efectivos (de hecho, sus fuerzas no superaron las 17.000). Además de los confederados, los turcos contaron con el apoyo de Austria y Francia. Aquellos, a su vez, esperaban con la ayuda de Turquía mover las fronteras rusas hacia el este y restaurar las fronteras polacas del siglo XVII. Los turcos buscaron expandir sus posesiones en el mar de Azov, así como tomar Kiev y Astrakán

Preparación turca

Al declarar la guerra a Rusia, el Sultán y su séquito esperaban un final rápido. El mando turco decidió concentrarse en la frontera con Polonia, el ejército principal de 400.000 efectivos, al que se esperaba que se uniera el ejército de los confederados polacos. Se suponía que el golpe principal debía ser realizado desde la región de Khotyn a Varsovia, y luego actuar en dos grupos a Kiev y Smolensk. El ejército principal debía ser asistido por el 80.000 efectivos de Crimea, a quien se le asignó la tarea de forjar tropas rusas ubicadas en Ucrania, y, finalmente, se planeó lanzar un ataque de distracción por parte de las fuerzas del 50.000 efectivos ejército a través del Cáucaso a Astrakán. Con este fin, el comando turco planeó lanzar un asalto la zona de Azov, que se suponía que actuaría junto con los tártaros de Kubán y los montañeses.

El plan de guerra turco tenía una serie de razones reales. Los turcos podrían poner más soldados bajo las armas que cualquier otro estado europeo. Formalmente, en caso de una guerra, todos los fieles que podían portar armas debían permanecer bajo la bandera del Sultán. El guerrero turco era valiente, resistente, sin pretensiones en la campaña. La mayor parte del ejército turco era milicia ecuestre. La infantería consistía principalmente en jenízaros. La infantería turca estaba bien preparada para la construcción de fortificaciones. En un corto período de tiempo, los turcos fortalecieron los campamentos, las posiciones de infantería, las posiciones de artillería y las trincheras fueron excavadas. Una vez fortalecidos, abandonaban su posición de mala gana, limitándose a los contraataques.

El ejército turco tenía numerosas artillería. Su desventaja era la gran heterogeneidad y diversidad. Una parte importante de las armas de campaña no tenía carros con ruedas, sino que se instalaba en afustes disparadas desde el suelo. Tales armas fueron transportadas en carros o paquetes. Además, la artillería cabalgaba no solo en caballos, sino también en camellos.

El resultado de la guerra se vio muy afectado por el hecho de que el nivel de capacidad de combate del ejército y la armada turcos era significativamente inferior al ruso. El ejército turco era numeroso, pero la disciplina de las tropas turcas era baja, la desobediencia y la deserción eran generalizadas.

Los cañones de la infantería turca tenían un cañón largo y pesado y, por lo tanto, disparaban a una distancia mayor que los cañones rusos. Sin embargo, debido a esto, tardaban mucho en cargarse y usarse para disparar desde el afuste. Además, no tenían bayonetas y, por lo tanto, en combate cuerpo a cuerpo, los turcos usaban sables y cimitarras. Los cañones turcos eran excesivamente pesados, durante la batalla no podían cambiar su posición, y los artilleros turcos estaban mal entrenados. Todo esto condujo al hecho de que la efectividad de la artillería turca era baja. A diferencia de la infantería y la artillería, la caballería turca era de alto nivel y superaba en número a la rusa, entrenar jinetes y caballos de calidad. A diferencia del ejército ruso, entrenado en el arte de maniobrar, los turcos actuaron en el campo de batalla con una masa desordenada, formándose a partir de sus masas de infantería y caballería o «frentes gruesos» de considerable profundidad.

Turquía tenía una gran flota militar y de transporte y podía fácilmente desembarcar tropas en cualquier parte de la costa de los mares Negro y Azov. Pero estaba en condiciones insatisfactorias. Sus principales desventajas fueron el bajo nivel de capacitación de sus comandantes y tripulaciones, así como la falta casi total de brújulas y el escaso conocimiento de los mapas.

El ejército y la armada turcos confiaban en un sistema de poderosas fortalezas en el estuario de Dniéster y Dnieper-Bug. En Crimea, los turcos tenían las fortalezas Kerch y Kafa.

Mustafa III tenía una idea exagerada del poder del imperio Otomano.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/el-sultan-turco-revisando-a-su-ejercito-en-el-siglo-xviii.png 931w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/el-sultan-turco-revisando-a-su-ejercito-en-el-siglo-xviii-300x211.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/el-sultan-turco-revisando-a-su-ejercito-en-el-siglo-xviii-768x541.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/el-sultan-turco-revisando-a-su-ejercito-en-el-siglo-xviii-100x70.png 100w
El Sultán turco revisando a su ejército en el siglo XVIII. Grabado de la escuela francesa

Preparación rusa

Hay que decir que los recursos militares de Rusia después de la guerra de los Siete Años estaban en mejores condiciones que cualquier otro país en Europa. El ejército había acumulado una experiencia considerable; nuevos tipos de armas estaban en servicio. La experiencia de combate de conducir tropas también fue aprendida por los generales. Quizás esto era lo que Catalina II tenía en mente cuando, al enterarse de la guerra, escribió con bastante confianza al conde Saltykov: «Esta no es la primera vez que Rusia ha derrotado a sus enemigos«.

A principios de noviembre, el consejo fue convocado bajo la Emperatriz. Además de las operaciones de los dos ejércitos principales en Moldavia y Valaquia, se decidió erigir urgentemente fortalezas en Azov y Taganrog, equipar puertos y construir una flota para el mar Negro. Inmediatamente se envió un embajador a Georgia para involucrar a Imereti y Kartli-Kakheti en operaciones militares contra Turquía. Al recibir el consentimiento del Cáucaso, se envió un cuerpo dirigido por el general Totleben y un subsidio en efectivo para ayudar.

Para socavar la parte retaguardia de los puertos turcos, se enviaron emisarios especiales a Grecia y Montenegro para levantar a los griegos y eslavos para luchar contra el yugo turco. Para apoyarlos, se enviaría un gran escuadrón desde el Báltico bajo el mando del almirante G.A. Spiridov.

Rusia levantó dos ejércitos. Primer ejército bajo el mando del general Alexander Golitsyn (hasta 80.000 efectivos) tenía la tarea de actuar ofensivamente en los tramos superiores del Dniéster contra la fortaleza de Khotin. Mientras tanto, el segundo ejército bajo el mando del general Pyotr Rumyantsev (hasta 40.000 efectivos) proporcionarí protección a Ucrania contra posibles ataques de Crimea y Turquía.

Operaciones en 1.769

Incursión tártara

Las operaciones militares comenzaron 15 de enero con el ataque del 70.000 tártaros del khan de Crimea Girey contra Ucrania. Cruzaron la frontera rusa y avanzaron por la provincia de Elizavetgrad. Además, el Khan iba a ir a Polonia, donde los confederados lo esperaban. Varios sacerdotes polacos sirvieron como guías de los tártaros. La horda, que se acercó a ciudad de Elizavetgrad (actual Kirovogrado), fue recibida por el fuego de cañones. El Khan no se atrevió a asaltar la fortaleza, pero dispersó la horda en pequeños destacamentos. Los destacamentos tártaros se repartieron por los territorios rusos y polacos. Habiendo devastado una parte significativa del territorio y capturando a muchos prisioneros (más de 1.000 personas fueron llevados solo cerca de Elizavetgrad), haciéndose con el ganado e incendiando los poblados se estima que más de 1.000 casa fueron incendiadas, tras reunirse de nuevo, los tártaros abandonaron el Dniéster.

El Khan en persona fue a visitar al Sultán, llevándose consigo varias docenas de los cautivos más bellos.

Otro destacamento tártaro, que operaba independientemente de las fuerzas principales del Khan, se dirigió hacia el este y devastó los alrededores de Bakhmut, capturando a más de 800 personas.

Estas serían las últimas invasiones de Crimea en la historia de Rusia. Al mismo tiempo, en el lado ruso, el destacamento del teniente-general Vernes ocupó Azov el 6 de marzo y el 19 de marzo el destacamento del atamán Zheders ocupó Taganrog. En los astilleros de Voronezh, comenzó la creación de la flotilla de Azov.

Queriendo desviar la atención de los turcos de Podolia y al mismo tiempo acercarse al ejército principal, Rumyantsev (25.459 regulares, 6.000 cosacos de la Pequeña Rusia y 3.000 cosacos del Don Cossacks cruzó el Dnieper a principios de mayo y se dirigió a Elisavetgrad, mientras ordenaba teniente-general Berg (3.800 efectivos) para llevar a cabo sabotaje desde Bajmut hasta la península de Crimea. A Berg se unieron a 16.000 kalmucos y 3.000 cosacos del Don.

En 1.769, destacamentos de cosacos y kalmukos bajo el mando del mayor-general Medem operaron con éxito en Kubán y el Cáucaso del Norte e influyeron en la aceptación por parte de los kabardianos y otros residentes de los tramos superiores de Kubán de la ciudadanía rusa.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/guerra-ruso-turca-1768-74--mapa-de-las-operaciones.png 791w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/guerra-ruso-turca-1768-74--mapa-de-las-operaciones-300x190.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/guerra-ruso-turca-1768-74--mapa-de-las-operaciones-768x487.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/guerra-ruso-turca-1768-74--mapa-de-las-operaciones-100x63.png 100w
Guerra Ruso-Turca 1768-74. Mapa de las operaciones

Asedio de Khotin (Hotin)

Las tropas rusas se dividieron en tres ejércitos: el principal u ofensivo, bajo el mando del general-general príncipe Alexander Mikhailovich Golitsyn (unos 71.000 efectivos, incluidos 10.000 cosacos), se concentró en Kiev; se suponía que el segundo ejército defensivo del general-general conde Peter Rumyantsev (unos 43.000) protegería las fronteras del sur de Rusia de la invasión de los tártaros y estaba ubicado cerca de Poltava y Bakhmut; un tercer ejército, bajo el general-general Olitsa (unos 15.000), se concentró en Lutsk, fue designado como la vanguardia del ejército principal.

El ejército principal a finales de marzo se concentró en Starokonstantinov. El clero moldavo recurrió al ejército ruso con una solicitud para unirse a Moldavia y prometió asistencia. Golitsyn decidió avanzar a pesar de que el ejército no estaban listos, faltaba equipo y personal. el 11 de abril había 44.531 efectivos (27.187 de infantería, 10.574 de caballería, 1.087 artilleros, 5.683 no combatientes), además, Golitsyn tenía unos 6.000 cosacos de Don.

El 15 de abril, el ejército ruso cruzó el Dniéster y el 19 de abril se acercó a la fortaleza de Khotin para combatir. Pero Golitsyn no tenía artillería de asedio, y Khotin tenía una guarnición de 30.000 efectivos, y tenía comida para solo 8 días y, por lo tanto, el 24 de abril, el ejército regresó a Podolia. Golitsyn decidió más allá del Dniéster esperar el acercamiento de las fuerzas principales de los turcos y luego presentar una batalla campal. Como resultado, durante los siguientes 2 meses estuvo inactivo.

Mientras tanto, el 21 de mayo, el ejército principal turcos cruzó el Danubio, y los confederados trataron de aprovecharse de la retirada de Golitsyn y capturar Lviv. La ofensiva turca fue lenta debido a las dificultades para construir puentes sobre el Danubio y los suministros de alimentos deficientes. Sin embargo, debido a la inacción de Golitsyn, durante mayo lograron reunir fuerzas muy grandes en el Dniéster, y el 3 de junio el Gran Visir transfirió su ejército a través del río Prut , se instaló con las fuerzas principales (unos 100.000 efectivos) en la tumba de Ryaba y luego se dirigió a Bender, con la intención de ir más lejos a Elisavetgrad. Además del ejército del Visir, había 20.000 turcos de guarnición en Bender, 35.000 turcos en Khotyn, unos 40.000 mil tártaros en Dubossary y Khotin. El 19 de junio, los turcos con unos 20.000 efectivos cruzar el Dniéster en Khotin, pero fueron rechazados por la vanguardia del ejército principal bajo el mando del mayor-general príncipe Prozorovsky.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/fortaleza-de-khotin-ucrania--vista-aerea.png 900w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/fortaleza-de-khotin-ucrania--vista-aerea-300x300.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/fortaleza-de-khotin-ucrania--vista-aerea-150x150.png 150w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/fortaleza-de-khotin-ucrania--vista-aerea-768x768.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/fortaleza-de-khotin-ucrania--vista-aerea-100x100.png 100w
Fortaleza de Khotin (Ucrania). Vista aérea

Golitsyn descubrió que el Gran Visir se dirigía contra Rumyantsev y decidió confundir sus planes. El 24 de junio, cruzó de nuevo el Dniéster y el 2 de julio, al rechazar los contraataques de los turcos durante una batalla de 6 horas, asedió a Khotin, pero no se atrevió a atacar. La guarnición de la fortaleza experimentó grandes dificultades con la comida y especialmente con el forraje. El Gean Visir, temiendo el destino de la fortaleza y recibiendo información exagerada sobre las fuerzas de Rumyantsev, se negó a invadir la provincia de Novorossiysk y se mudó a Khotin, pero, llegando a la tumba de Ryaba el 20 de julio, dudó. Solo los tártaros fueron a Khotin bajo el mando de Devlet-Geray (25.000) y seguidos por un cuerpo al mando de Alí Moldavanchi pachá (30.000). El 22 de julio, el ejército ruso repelió un intento de Devlet-Geray de romper el bloqueo de Khotin. El 25 de julio, Moldavanchi pachá se unió a los tártaros. Decidiendo que una batalla general era inevitable, Golitsyn puso fin al asedio de Khotin y reunió a todas sus tropas en un campamento común, esperando que los turcos atacaran.

Sin embargo, después de haber ayudado a la guarnición de Khotin, Moldavanchi pachá se puso a la defensiva. Golitsyn no se atrevió a atacarsle, el 1 de agosto cruzó el Dniéster con una pelea, y el 3 de agosto se estableció en el pueblo de Knyaginino cerca de la fortaleza Kamenetz-Podolsky . Al mismo tiempo, dio la orden de construir baterías de asedio en el lado polaco del Dniéster para bombardear a Khotyn. La repentida retirada de Golitsyn parecía una derrota y alentó mucho a los turcos. El sultán Mustafa III nombró a Moldavanchi pachá como el nuevo Gran Visir. El antiguo visir y el gobernante de Moldavia, Grigory Kallimaki, fueron ejecutados por escaso suministro del ejército, malversación de fondos y supuesta traición.

Los días 6, 14 y 23 de agosto, los turcos intentaron cruzar el el Dniéster en Khotyn. El ataque más fuerte tuvo lugar el 29 de agosto. Las fuerzas principales del nuevo visir (unos 80.000 efectivos) atacaron las unidades de Bruce y Saltykov, pero fueron arrojadas al río después de una batalla de 12 horas. Solo los turcos dejaron cerca de 3.000 muertos en el campo de batalla, y algunos fueron retirados durante la retirada, los rusos perdieron 182 muertos y 337 heridos.

El 6 de septiembre, un destacamento turco de unos 12.000 efectivos (5.000 de infantería y 7.000 de caballería), para proteger a sus recolectores, tomó una cabeza de puente en la orilla izquierda del Dniéster, frente a Khotin. Debido al aumento de caudal del Dniéster, no pudo cruzar rápidamente y quedó aislado de sus fuerzas principales. Golitsyn envió 8 batallones de granaderos y 12 compañías de granaderos al mando de los coroneles Weisman,, Igelstrom , Kashkin y Sukhotin para atacar a los turcos por la noche a las 9 en punto. En reserva había 3 regimientos de infantería bajo el mando del coronel Krechetnikov. En la oscuridad, en un ataque de bayoneta, el destacamento turco fue destruido, una parte significativa de los turcos fue acuchillado con bayonetas, algunos huyeron o se ahogaron mientras intentaban escapar nadando, unos 400 fueron capturados. La destrucción de los restos de esta unidad duró hasta el 8 de septiembre. Los granaderos rusos perdieron 94 muertos y 511 heridos.

Mientras tanto, los artilleros de Golitsyn completaron la construcción de una batería de 24 cañones de asedio frente a Khotin, diseñada por el mayor-general barón Joseph de Molino, y el 8 de septiembre el fuego bien dirigido de esta batería bajo el mando del mayor Ludwig obligó a los turcos a retirarse apresuradamente de su campamento de Khotin.

Estas victorias del ejército ruso, así como la falta de alimentos y los disturbios en el ejército turco obligaron a Moldavanchi pachá a retirarse a Iasi y luego a la tumba de Ryaba. Una parte importante de sus tropas huyó, y Devlet-Geray, que se quedó en Khotyn después de la retirada de los turcos, también fue a la tumba de Ryaba. El 9 de septiembre, las tropas rusas ocuparon Khotin sin luchar, encontraron 182 cañones y muchas municiones.

Dejó una guarnición rusa en Khotyn (cuatro regimientos de infantería bajo el mando del general Weisman recién ascendido) tuvo que enterrar a muchos turcos muertos en la fortaleza y sus alrededores durante 12 días, su número exacto no se contó. Después de eso, Golitsyn fue a Medzhibozh para acercarse a sus almacenes. Al mismo tiempo, envió un destacamento del teniente general Elmpt (todos los granaderos del primer ejército, 3 regimientos de caballería y cosacos) a Iasi, que fue ocupadosel 26 de septiembre. El Gran Visir se retiró a Isakcha y el khan de Crimea, al enterarse de esto, despidió a sus tropas. En la orilla izquierda del Danubio, solo quedaban guarniciones turcas insignificantes. Elmpt despues de que los moldavos jurasen lealtad a Catalina II, dejó un pequeño destacamento bajo el mando de Prozorovsky en Moldavia y regresó a Podolia a principios de octubre.

Mientras tanto, la Emperatriz, insatisfecha con la naturaleza defensiva de las acciones de Golitsyn, nombró a Rumyantsev en su lugar el 13 de agosto, quien llegó al primer ejército el 18 de septiembre; El segundo ejército fue confiado al general-general-conde conde Peter Ivanovich Panin. Sin embargo, por la captura de Khotin, Golitsyn fue ascendido a mariscal de campo. Después de que los turcos abandonasen el Danubio y los confederados se dispersaran, Rumyantsev pospuso la reanudación de las hostilidades hasta la primavera y llevó las tropas del ejército principal a los cuarteles de invierno entre el Dniéster, Bug y Zbruch. Sin embargo, para proteger Moldavia, el destacamento fue reforzado y confiado con el teniente-general Stofeln. El 21 de noviembre, las tropas rusas ocuparon Bucaresty avanzó destacamentos hacia la orilla izquierda del Danubio. Durante el invierno, los turcos trataron repetidamente de expulsar al cuerpo de Stofeln de Valaquia, pero fue en vano.

El 17 de septiembre el conde Panin tomó el mando del segundo ejército. En ese momento, en la margen derecha del Dnieper en las filas del segundo ejército había 30.752 personas. (así como 1.333 pacientes y 1.914 personas de vacaciones). Panin recibió la orden de Catalina de apoderarse de Bender, pero en ausencia de artillería de asedio, se limitó a las incursiones en la fortaleza con los destacamentos del conde Wittgenstein y el mayor-general Zorich. El 27 de octubre, el segundo ejército comenzó a retirarse a apartamentos de invierno y se ubicó en la línea Uman – Poltava – Bakhmut.

En general, durante la campaña de 1.769, las tropas del segundo ejército se limitaron a pequeñas escaramuzas en los puntos fronterizos; La expedición del general Berg a Crimea en junio no tuvo éxito: la hierba en la estepa se quemó y el destacamento se vio obligado a regresar. Sin embargo, las maniobras del segundo ejército, que cubrían un área enorme desde el Mar de Azov y casi hasta Khotin, obstaculizaron las acciones del ejército principal del visir y los tártaros de Crimea y contribuyeron significativamente al éxito del ejército principal.

El 29 de julio, el primer escuadrón de la flota mediterránea salió de Kronstadt y navegó por Europa hasta el mar Egeo; en el Don, el vicealmirante Senyavin comenzó la reconstrucción de la flotilla del Don (Azov). En septiembre, el destacamento de Totleben llegó a Georgia para una acción conjunta con Heraclio II.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-02-29. Última modificacion 2021-08-16.
Valora esta entrada