Siglo XVIII Guerras Ruso-Turcas siglo XVIII Guerra Ruso-Turca 1787-91. Campaña de 1.790
Guerra Ruso-Turca 1787-91. Campaña de 1.790

Negociaciones políticas

A principios de 1.790, los éxitos obtenidos por los aliados despertaron la envidia y la hostilidad de los estados, hasta entonces, ajenos a la lucha de Turquía con Rusia y Austria. Con el pretexto de mantener el equilibrio político, Prusia e Inglaterra se prepararon para apoyar al imperio Otomano.

El rey de Prusia Federico Guillermo II concluyó el 30 de enero de 1.790, un acuerdo de alianza con Puerta, sobre cuya base el gobierno prusiano asumió la responsabilidad no solo de mantener la inviolabilidad de las posesiones turcas, sino también de devolverle las zonas perdidas. Para lograr este objetivo, se utilizaron todo tipo de medios: 40.000 soldados fueron enviados a la frontera rusa.

No pensaba tanto en ayudar a la Puerta, sino de adquirir nuevas adquisiciones en Polonia. Prometiendo devolver a los turcos todo lo que habían perdido en las guerras con Rusia, Herzberg, embajador prusiano, quería convencerlos de que le dieran Valaquia a favor de Austria, que en cambio, debía entregar Galicia a Polonia; de Polonia, en agradecimiento por la devolución de Galicia, esperaba adquirir Danzig y Thorne para Prusia.

Por lo tanto, Rusia después de todos las voctorias, no conseguía nada.

Herzberg logró conquistar no solo a Polonia, sino también a las potencias marítimas: Inglaterra y Holanda. Rusia, que luego luchaba simultáneamente con Suecia y Turquía, era amenazada por una guerra con Prusia y Polonia. En estas difíciles circunstancias, la Emperatriz estaba más preocupada por el poco fiable estado de salud de su aliado y amigo, José II. De hecho falleció el 20 de febrero. Su sucesor, Leopoldo II, tuvo que actuar con gran precaución: el ejército austríaco estaba debilitado por la guerra y las enfermedades, las finanzas estaban casi en quiebra, el descontento y la agitación se extendía a Hungría y los Países Bajos; era necesario, al mismo tiempo, hacer la guerra contra Turquía y prepararse para una peligrosa lucha con Prusia. El emperador Leopoldo quería la paz, pero para lograr este objetivo se vio obligado a fortalecer sus ejércitos.

A principios de año, el mariscal de campo Laudon reunió a 100.000 efectivos en Bohemia y Moravia; otro ejército austriaco se destacó a Galicia para observar Polonia; y para las operaciones contra los turcos, se nombraron las tropas del príncipe de Sajonia-Coburgo, incluidos 50.000 ubicado en Valaquia, y cuerpos especiales en Eslavonia y Croacia. Sin embargo, a pesar de estos formidables preparativos para la guerra, el emperador Leopoldo aceptó la mediación de Prusia e Inglaterra y la convocatoria de un congreso en Reichenbach, con el objetivo de concluir la paz entre la Puerta y las potencias que luchaban con ella.

Los turcos, desalentados por los constantes reveses, estaban listos para la paz, y seguramente lo habrían concluido si no hubieran sido engañados por las promesas de los estados que no eran hostiles a Rusia. El nuevo sultán Selím III era joven e inexperto, junto con la mayoría de Divan querían continuar la guerra y se prepararon diligentemente para la próxima campaña. Se nombró Gran Visir de nuevo a Ghazi Hassan, que cesó como kapudan pachá. Un ejército de unos 200.000 efectivos se reunió en Shumly y Silistra, esperando el el ataque de Prusia y Polonia. Mientras tanto, el Gran Visir, queriendo ganar tiempo, ofreció concluir una tregua a Potemkin, quien le respondió: paz o guerra.

Los austriacos, queriendo obtener una paz ventajosa, a costa de los éxitos obtenidos en la guerra, y disponiendo de fuerzas importantes en Valaquia, el 18 de abril, el príncipe Coburgo obligó a la fortaleza de Orshov a rendirse, ocupó toda Valaquia y, tras dirigirse a Zhurzhu, procedió al asedio de esa fortaleza, pero después de haber extendido sus tropas desde Orshov a Seret, no pudo reunir más de 9 batallones y 16 escuadrones en Zhurzh. La operación exitosa de la batería, colocada a 80 pasos de la fortaleza, obligó a los turcos a realizar una salida el 18 de junio. Desafortunadamente para los austriacos, en ese mismo momento, el príncipe Coburgo y el general Spleni, partieron a lo largo del Danubio para ver las orillas opuestas del río; la caballería estaba forrajeando. Los austriacos, tomados por sorpresa, fueron completamente derrotados: dos batallones enteros fueron destruidos y una parte significativa de su artillería (9 cañones asedios y 7 de campaña) fueron capturada por los turcos. El príncipe de Coburgo, después de haber perdido hasta 1.000 muertos y capturados, se vio obligado a retirarse por el camino a Bucarest. Este fracaso fue parcialmente recompensado por la derrota de un destacamento turco de unos 12.000 efectivos por el general Clerfe, bajo Calafate, el 24 de junio.

Las fuerzas rusas principales se concentraron, parte en las fronteras de Livonia, y parte en el Dniéster y Bug, para observar las fronteras de Polonia. El cuerpo del general-general príncipe Repnin, servía como reserva para las tropas asignadas para actuar contra los turcos. Se ubicaron dos destacamentos de unos 10.000 efectivos bajo Suvorov y Meller-Zakomelsky el primero en Barlad y el segundo en el Bajo Danubio. Un destacamento especial de unos 2.000 efectivos, se situó en el Prut, para mantener las comunicaciones entre los destacamentos de Suvorov y Meller-Zakomelsky.

El mayor-general Castro de Lazerda con un destacamento 6.000 vigilaba Ochakov y Kinburn. El general-general Kakhovsky mandaba las tropas en Tauris. El cuerpo del Cáucaso, bajo el mando del teniente-general de Balmen, y las tropas en el Kubán, confiadas al teniente-general Bibikov, estaban formadas por 30.000 efectivos. En general, todas las tropas ubicadas en el Bug, Moldavia, Besarabia, Tauris y el Cáucaso, estaban al mando del mariscal de campo príncipe Potemkin.

Las circunstancias políticas no permitieron a los rusos disponer de fuerzas significativas contra Turquía, y se vieron obligados a limitarse a la defensa de las zonas conquistadas.

El tratado de Reichenbach se firmó el 27 de julio de 1790, y Austria se retiró de la guerra, que fue considerado como una traición por Rusia, que se quedó sola frente a Turquía y Suecia.

El 14 de agosto, se concluyó un tratado de paz en el Valle Verelsky, en el río Kumen, entre Rusia y Suecia, bajo el cual las fronteras de los estados se dejaron sobre la misma base. Gustavo III se comprometió a no interferir en los asuntos de Rusia con Turquía.

Operaciones en el mar Negro

Batalla naval de Kerch (19 de julio de 1.790)

En la campaña de 1.790, el comando turco planeó usar su flota para realizar un desembarco en Crimea, reunidos en los puertos de la costa del Cáucaso, principalmente en Anapa. Al mismo tiempo, el 40.000 efectivos del ejército turco se estaba preparando para un ataque contra Kubán. Del 16 de mayo al 16 de junio, el contralmirante Fyodor Ushakov, con un escuadrón de 3 buques de línea, 4 fragatas, 1 barco repetitivo y 11 pequeños barcos, navegó por la costa de Anatolia y el Cáucaso para buscar al enemigo, capturó varios premios y disparó contra fortificaciones y barcos turcos en Sinop y Anapa, pero no encontraron las fuerzas principales de la flota turca. La flota turca bajo el mando de kapudan pasha Hussein abandonó el Bósforo en la segunda mitad de junio de 1.790.

Del 9 al 18 de julio, apareció frente a la costa de Crimea entre Sebastopol y Yalta. Suponiendo que el enemigo se dirigía hacia el estrecho de Kerch, Ushakov el 13 de julio fue con la flota al mar en busca de él. La flota naval rusa del mar Negro consistía en 10 buques de línea, 6 fragatas, 1 barco bombarda, 13 barcos pequeños y 2 brulotes. Habiendo navegado a lo largo de la costa de Crimea hasta Taman, Ushakov, en la mañana del 19 de julio, envió los barcos pequeños de patrulla, descubriendo la flota rusa en el estrecho de Kerch. Poco después de 9 horas y 30 minutos, un barco de crucero, que estaba al lado de Anapa, señaló la aparición del enemigo.

Después de media hora, la flota turca que consta de 14 buques de línea: Mukaddeme-i Nusret (74) buque insignia de Said bey el Bahr-i Zafer (72) buque insignia del kapudan pachá Giritli Hussein el Melik-i Bahri (72) buque insignia de Patrona Bey el Anka-i Bahri (72), Fethü’l Fettah (66), Nüvid-i Fütuh (66), Peleng-i Bahri (66), Tevfikullah (66), Feyz-i Hüda (66), buque insignia de Riyale bey el Mesudiye (58), Inayet-i Hakk (58), Burc-ı Zafer (52), y Şehbaz-ı Bahri (52); 3 fragatas: Polâd-ı Bahri (44), Mazhar-ı Saadet (38), Mebdâ-i Nusret (32); 5 fragatas bombardas (20+2): Raad-ı Bahri, Berk-i Bahri, Berk-i Hafız, Şihab-ı Sakıb, y Cedid; y 23 barcos de otras clases, incluidos xebeks, bergantines y kirlangichis, apareció en el horizonte brumoso. En total, había hasta 1.100 cañones en los buques y fragatas. Por lo tanto, la flota turca tenía cierta superioridad en el número de barcos en la línea de batalla y una clara superioridad en el número de cañones.

Ushakov decidió formar en línea de batalla con su flota, disponía de 836 cañones en los buques y fragatas y 6.500 tripulantes. Desplegó:

  • Vanguardia mandada por el capitán Golenkin en el María Magdalena (66), con San Jorge el Victorioso (50), Juan el Guerrero (40), Juan Evangelista (44), San Jerónimo (40).
  • Centro bajo mandado por Ushakov en el Natividad de Cristo (80), con el Transfiguración del Señor (66), Intercesión de la Virgen (40), Alexander Nevsky (50), Ambrosio Melancólico (40), San Vladimir (66).
  • Retaguardia bajo el mando del capitán Shapilov en el buque insignia San Pablo (66), con el Cyril Belozersky (40), Pedro Apostol (46), Reverendo Nestor (40) San Andrés (50).

Con un poder superior y una posición de barlovento, Hussein pachá con 10 buques de línea atacó a la flota rusa, dirigiendo el golpe principal a su vanguardia. La maniobra de los buques de línea turcos fue cubierta por la 5 fragatas bombardas, que dispararon morteros pesados desde una gran distancia. Las fragatas turcas y los barcos de crucero mantenían la línea de batalla. Alrededor del mediodía, los buques de Hussein abrieron fuego, los rusos respondieron a la señal de Ushakov.

La vanguardia del capitán de Golenkin, siguió avanzando liderados por el San Jorge el Victorioso (50), resistió el ataque creciente del enemigo con gran coraje.

Para neutralizar los esfuerzos del enemigo, Ushakov con una señal retiró 6 fragatas relativamente débiles de 40 cañones de la línea de batalla, formando un «cuerpo de reserva» bajo el viento para reforzar la vanguardia. Al mismo tiempo, ordenó que se cerrara la línea, es decir, se opuso a los barcos más fuertes para el ataque turco, y él mismo, con la adición de velas, se apresuró a ayudar a su vanguardia.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-naval-del-estrecho-de-kerch-19-de-julio-de-1790--movimiento-de-los-escuadrones.png 500w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-naval-del-estrecho-de-kerch-19-de-julio-de-1790--movimiento-de-los-escuadrones-256x300.png 256w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-naval-del-estrecho-de-kerch-19-de-julio-de-1790--movimiento-de-los-escuadrones-100x117.png 100w
Batalla naval del estrecho de Kerch (19 de julio de 1790). Movimiento de los escuadrones

Alrededor de 3 de la tarde, un cambio de viento permitió que los barcos rusos se acercaran al enemigo a una distancia de unos 100 metros, mientras que el mismo Ushakov en el Natividad de Cristo (80) atacó el el Bahr-i Zafer (72), buque insignia del Kapudan pacha. En ese momento, las fragatas del cuerpo de reserva, siguiendo al Juan el Guerrero (40), avanzaron y apoyaron a la vanguardia de su línea de batalla.

A las 4 de la tarde, cuando los principales barcos rusos, que se inclinaban más hacia el viento, colocaron a la vanguardia turca en una posición peligrosa, la flota turca, siguiendo siguiendo al barco de Hussein pachá, salieron precipitadamente de la batalla y viraron casi del revés, rompiendo con la línea de batalla rusa. El curso inverso de los otomanos, dos barcos turcos chocaron entre sí, porque algunos barcos giraron a la izquierda y otros a la derecha. Al terminar el giro, algunos barcos turcos, incluido el buque insignia de Hussein y el vicealmirante, se acercaron al centro de la flota rusa durante un giro y sufrieron un fuerte fuego desde los buques Transfiguración del Señor (66) y Natividad (80). En un buque turco se derribó el mástil de mesana, la bandera del vicealmirante cayó al agua y fue recogida por botes rusos, un kirlangich turco, que permanecía entre los buques, fue hundido. Al mismo tiempo,varios barcos turcos fueron alcanzados por el fuego.

Ushakov, que había ganado el viento, giro para perseguir al enemigo, ordenando a la vanguardia que viraran y se unieran a la estela del barco Natividad (80). Por lo tanto, el comandante de la flota rusa construyó rápidamente una línea de batalla con el viento contra la confusión en retirada de la flota turca, con la intención de «golpear al enemigo con todas sus fuerzas«.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-naval-del-estrecho-de-kerch-19-de-julio-de-1790.png 1000w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-naval-del-estrecho-de-kerch-19-de-julio-de-1790-300x171.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-naval-del-estrecho-de-kerch-19-de-julio-de-1790-768x437.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-naval-del-estrecho-de-kerch-19-de-julio-de-1790-100x57.png 100w
Batalla naval del estrecho de Kerch (19 de julio de 1790). Autor Konstantin Retunskiy

Los barcos turcos huyeron ligeros y la oscuridad que llegó poco después de 20 horas permitió a Hussein Pasha evitar una nueva colisión y escapar de una posible derrota. Por la noche, Fyodor Ushakov, continuando la persecución, ordenó encender los fanales y adherirse al curso probable de la retirada del enemigo. Pero el último no se descubrió por la mañana, y la flota de barcos del mar Negro se dirigió a la bahía de Teodosia para reparar el daño en el mástil y el aparejo, lo que, según el comandante, impidió una mayor campaña y la búsqueda de la flota enemiga en la costa de Turquía.

En la tarde del 12 de junio, la flota de Ushakov regresó de la incursión de Sebastopol.

Como resultado de la batalla, el desembarco turco en Crimea se vio interrumpido, muchos buques de línea turcos resultaron dañados. 2 buques de línea, 3 barcos, 1.000 hombres, 733 hechos prisioneros, incluyendo un almirante y 4 capitanes.

En una batalla de 5 horas, los buques rusos dispararon alrededor de 21.000 proyectiles (70 por cada cañón). De las los daños que recibieron, las más graves fueron el disparo del mástil principal en los barcos de la Natividad de Cristo, San Pablo y Juan el Evangelista, así como el mástil delantero en San Andrés. Las pérdidas en personas ascendieron a 29 muertos y 68 heridos, incluidos 4 oficiales.

La victoria en la batalla de Kerch fue muy elogiada por el mariscal de campo Potemkin y la emperatriz Catalina II, quien escribió al comandante en jefe sur el 16 de agosto de 1.790, después de recibir noticias de paz con Suecia.

En Estambúl, se anunció solemnemente la victoria de Hussein sobre los rusos y el hundimiento de cuatro fragatas rusas. No había nadie para refutar la versión oficial, ya que el escuadrón Hussein se fue a Varna después de la batalla.

Batalla de la isla de Tendra (8-9 de septiembre de 1.790)

Después de la batalla en el estrecho de Kerch, el kapudan pachá Hussein, después de retirarse a la costa turca, reparó los daños allí, fortaleció su flota con buques de línea y apareció nuevamente frente a las costas de Crimea a principios de agosto de 1.790. Tras realizar una demostración de fuerza, Hussein pachá se acercó a la salida del estuario de Dnieper el 8 de septiembre, tomando una posición de anclaje entre la isla de Tendra y la costa cerca de Hajibey, a más de 16 kmde este último. Esta situación permitió a la flota turca bloquear la salida del estuario y controlar la comunicación del Estuario-Sebastopol importante para la flota rusa, evitando que la flota de barcos de Sebastopol se conectase con los nuevos barcos de Kherson. La flota turca bajo el mando de Hussein pachá tenía 14 buques de línea (unos 1.000 cañones, y unos 10.000 tripulantes), 3 fragatas (108 cañones), 5 bombardas (100 cañones y 10 morteros) y 23 buques pequeños.

Buques de línea turcos: Bahr-i Zafer (72) buque insignia de Kapudan pachá, el Melik-i Bahri (72) buque insignia de Patrona bey, Anka-i Bahri (72), Fethü’l Fettah (66), Nüvid-i Fütuh (66), Peleng-i Bahri (66), Tevfikullah (66), Feyz-i Hüda (66) buque insignia de Riyale bey, Mesudiye (58), Mansuriye (72) buque insignia del kapudan Said bey, Inayet-i Hakk (58), Burc-ı Zafer (52), Şehbaz-ı Bahri (52), Ukâb-ı Bahri (52).

Fragatas: Mazhar-ı Hidâyet (38), Mazhar-ı Saadet (38), Mebdâ-i Nusret (32). Fragatas bombardas con 20 cañones y 2 morteros: Raad-ı Bahri, Berk-i Bahri, Berk-i Hafız, Şihab-ı Sakıb, y Cedid.

La idea del mando ruso, aprobado en términos generales por la orden del mariscal de campo Potemkin del 8 de septiembre de 1.790, era que la flota de barcos de Sebastopol, acercándose a la desembocadura del estuario, se uniera el buque Ascensión del Señor y 3 fragatas de la flotilla Liman del mayor-general De Ribas. Después de tal refuerzo, Ushakov debería atacar a la flota turca. En el caso de una batalla en la región costera, no se descartaba la asistencia a la flota de barcos de remo de la flotilla de Liman. Ushakov dejó Sebastopol el 25 de agosto con una flota de 10 buque de línea (596 cañones), 6 fragatas (240 cañones), 1 barco de bombarda, 17 barcos pequeños y 2 brulotes. El número total de tripulaciones era de 7.969 tripulantes, incluidos 6.577 personas en buques de línea y fragatas.

Dada la ubicación de la flota turca conocida Ushakov, creía razonablemente que una unión con la flotilla de Liman sería imposible sin una batalla preliminar con el enemigo. Confiando solo en su propia fuerza, el almirante esperaba un posible debilitamiento de los turcos como resultado de la batalla de Kerch, que, en su opinión, también afectaba negativamente la moral de los marineros turcos. Poco después de las 5 horas del 9 de septiembre de 1.790, los encargados de las señales de los barcos rusos descubrieron la flota de Hussein pachá, que estaba anclada entre Tendra y Hajibay, sin molestarse en obtener información sobre la repentina aparición de la flota rusa.

Enfrentamiento el 8 de septiembre

A las 8 de la mañana, la situación se había aclarado: Ushakov vio que los turcos eran superiores en número de buques y cañones. A pesar de esto, el comandante ruso ordenó aprovechándose del viento del viento favorable y el desorden del enemigo, para acercarse y atacar. La flota turca, cortando las cuerdas de ancla y navegando en desorden, trató de evadir la batalla.

Pero Ushakov, sin perder el tiempo, persiguió al enemigo en un orden de marcha en 3 columnas y, al mediodía creó una amenaza para los barcos turcos rezagados. Temiendo que su retaguardia pudiera ser cortada del resto de la flota, Kapudan pachá se vio obligado a virar y comenzar a alinearse para la batalla. Ushakov persiguió al enemigo en orden de marcha (tres columnas de estela) y, llevando algo al viento, al mediodía creó una amenaza para los barcos rezagados de la flota turca. Temiendo que su retaguardia pudiera estar separada de las fuerzas principales de la flota, Kapudan pachá se vio obligado a girar hacia la táctica correcta y comenzó a construir una línea de batalla. Formó delante los 14 buques de línea, detrás las 8 fragatas y detrás las pequeñas embarcaciones.

A partir de las 12 de la mañana, la flota rusa formó en una línea de batalla y también viró hacia derecha, manteniendo su posición de barlovento. Ordenó a las 3 fragatas delanteras Juan el Guerrero (40), San Jerónimo (40) y Intercesión de la Virgen (40), que salieran de la línea y formaran una reserva maniobrable en caso de cambio de viento y posibles ataques enemigos desde ambos lado. Tal construcción también hizo posible reunir la parte avanzada de la línea de batalla, concentrando 6 buques de línea en la cabeza con el apoyo de esas fragatas: el 68% de todas las armas de la flota.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-8-de-septiembre-de-1790--movimiento-de-flotas.png 900w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-8-de-septiembre-de-1790--movimiento-de-flotas-300x228.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-8-de-septiembre-de-1790--movimiento-de-flotas-768x585.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-8-de-septiembre-de-1790--movimiento-de-flotas-100x76.png 100w
Batalla de la isla de Tendra (8 de septiembre de 1790). Movimiento de flotas

La flota rusa se acercó al enemigo a una distancia de unos 100 metros y a las 3 de la tarde entró en en batalla. Bajo el fuego de los barcos rusos, los turcos sufrieron grandes daños y pérdidas, siendo perseguidos por un enemigo persistente. Aproximadamente a las 4 de la tarde, uno de los buques insignia el Bahr-i Zafer (72), extremadamente ligero, se lanzó hacia adelante y, girando el sobreimpulso, intentó ganar el viento y golpeó la nave principal de la flota rusa, San Jorge el Victorioso (80), con fuego longitudinal. A la señal Ushakov, las fragatas del cuerpo de reserva, detuvieron ese atrevido intento. Habiendo caído bajo el fuego de la fragata Juan el Guerrero (40), el buque insignia de Hussein, fue atacado por el buque insignia de Ushakov, el Natividad de Cristo (80) y sus barcos más fuertes vecinos, sufrió graves daños.

Aproximadamente 5 de la tarde, incapaz de resistir el fuerte fuego de los rusos, el Kapudan pachá en el Bahr-i Zafer (72), y después de él, toda la flota turca, viró para alejarse de los rusos. Al girar, las naves de Hussein pacha y el buque insignia que lo seguían en la antigüedad, el Melik-i Bahri (72) buque insignia de Patrona bey, se acercaron peligrosamente a la línea de batalla rusa. El Natividad de Cristo (80) y el Transfiguración del Señor (66) infligieron graves daños a estas naves, mientras que el Kapudan Seid bey en el Mansuriye (72), también sufrió daños.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-8-de-septiembre-de-1790-1024x533.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-8-de-septiembre-de-1790-300x156.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-8-de-septiembre-de-1790-768x399.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-8-de-septiembre-de-1790-100x52.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-8-de-septiembre-de-1790.png 1098w
Batalla de la isla de Tendra el 8 de septiembre de 1790.

La flota rusa, con todas las velas, persiguió al enemigo hasta las 8 de la tarde, cuando debido a la ligereza de los barcos, se separó de la persecución y, sin encender las luces, comenzó a esconderse en la oscuridad. Ushakov a las diez y media de la noche, ancló su flota.

Batalla el 9 de septiembre

Al amanecer del 29 de agosto, los rusos zarparon nuevamente y desde las 7 de la mañana continuaron persiguiendo los barcos de la flota turca que, siguiendo los movimientos del Kapudan pacha, maniobró en desorden con el objetivo de ir al viento. La búsqueda general según su capacidad, permitió que los barcos rusos más rápidos avanzaran y cortaran el Melik-i Bahri (72) buque insignia de Patrona Bey, que corrió hacia la orilla, a las 9 de la mañana. El barco María Magdalena (66) corrió tras él seguido por el Alexander Nevsky (50), así como dos fragatas.

Sobre las 10 de la mañana, rodeado de barcos rusos y, considerando que el capitán no tenía remedio, el Melik-i Bahri (rey de los Mares) se rindió. Fueron capturados 560 marineros turcos, los restantes 90 tripulantes murieron por las heridas recibidas en la batalla.

La mayoría de los barcos turcos, liderados por Kapudan pachá, lograron coger viento y retirarse a las costas turcas. Sin embargo, el barco dañado Mansuriye (72) del kapudan Said bey, abandonado por sus camaradas, fue superado a las 10 de la mañana por el San Andrés (50), que atacó al barco enemigo con su fuego, haciéndole disminuir la velocidad. Esto permitió que los barcos San Jorge el Victorioso (50) y la Transfiguración de Dios (66) se acercaran al Mansuriye (72), y pronto el barco Natividad de Cristo (80), el más fuerte de la flota. Seid bey y la tripulación se defendieron desesperadamente, pero el Natividad de Cristo (80) se acercó al Mansuriye (72) a una distancia de 50 metros y le dispararon con los cañones pesados.

El Mansuriye (72), los rusos botes para sacar al mismo Said bey, el capitán y otros 18 oficiales del barco, otros barcos no pudieron acercarse al casco envuelto en llamas. Pronto, el Mansuriye explotó en el aire, con el tesoro de la flota turca, y los rusos tuvieron que recoger a los que habían sobrevivido a la explosión y estaban en el agua. Así, se salvaron 81 personas.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-9-de-septiembre-de-1790--el-buque-turco-mansuriye-72-atacado-por-buques-rusos-1024x459.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-9-de-septiembre-de-1790--el-buque-turco-mansuriye-72-atacado-por-buques-rusos-300x134.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-9-de-septiembre-de-1790--el-buque-turco-mansuriye-72-atacado-por-buques-rusos-768x344.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-9-de-septiembre-de-1790--el-buque-turco-mansuriye-72-atacado-por-buques-rusos-100x45.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-de-la-isla-de-tendra-el-9-de-septiembre-de-1790--el-buque-turco-mansuriye-72-atacado-por-buques-rusos.png 1107w
Batalla de la isla de Tendra el 9 de septiembre de 1790. El buque turco Mansuriye (72) atacado por buques rusos

Los barcos ligeros rusos no sin éxito persiguieron los pequeños barcos dispersos del enemigo. Se apoderaron un barco auxiliar, un bergantín y un buque bombarda.

Las pérdidas totales de la flota turca en la batalla fueron 2 buques de línea y 3 barcos pequeños. Fueron capturadas 733 personas, incluidos el almirante y cuatro comandantes. Las pérdidas de la flota turca en personas, a excepción de los prisioneros, se estimaron en al menos 1.400 personas muertas y heridas.

Después de la batalla, Hussein pachá recogió sus barcos malparados en el cabo Kaliakria (la costa occidental del Mar Negro), luego de lo cual pronto se dirigió al Bósforo, donde la flota turca se dispersó en Tersan.

El daño a los barcos de la flota rusa en su conjunto fue insignificante. El Natividad (80), Alexander Nevski (50) y San Pedro Apóstol (46), perdieron un mástil, que exigía el reemplazo, otros barcos tuvieron daños leves en el mástil y las velas, y en San Pablo (66) explotó un cañón en la cubierta superior. Las bajas en personal fueron 21 muertos y 25 heridos.

El sultán Selim III también declaró que kapudan pasha Hussein era el ganador. Hussein recibió el sobrenombre de Gazi, es decir, genial. Se le concedió un abrigo de piel y una pluma de diamantes en un turbante. Trece de sus capitanes «recibieron plumas de oro en los turbantes«. Dos asesores ingleses recibieron cinco bolsas de piastras.

Operaciones corsarias en el Archipiélago 1.790

En marzo de 1.790, el escuadrón Kachioni llegó al Levante (actual Siria). Kachioni reclutó equipos de levantinos libres y albaneses. Entonces su escuadrón consistía en 9 barcos: 2 fragatas: la insignia Minevra del Norte (28) y Aquiles (28); 3 grandes polacres (parecido a los xebecs): Labella Vienna (26), Victoria (22), Príncipe Paolo (22); 4 cuatro kirlangichi (dos de 22 cañones, uno de 14 cañones y uno 8 cañones). En total, el personal del escuadrón es de unas 600 personas.

A mediados de abril, Kachioni volvió a ocupar la isla de Zeya, que eligió como base para su escuadrón. La elección de la isla no fue accidental. Había un puerto conveniente, en la entrada a la cual Kachioni construyó dos fuertes en el mismo lugar de las fortificaciones destruidas por él en agosto de 1.789.

Basado en Zeya, Kachioni estaba interceptando convenientemente desde los Dardanelos los barcos que iban a Estambúl. Kachioni rindió varias islas del Archipiélago, que pagaron formalmente tributos al tesoro soberano, está claro que no llegaron a San Petersburgo.

Naturalmente, tales actividades de Kachioni no podían sino despertar la ira del Sultán, a cuyo mando se envió un escuadrón contra el corsario.

El 12 de mayo, los griegos locales le dijeron a Kachioni que habían visto un escuadrón turco de 8 barcos cerca. No creyendo a los griegos, el 16 de mayo, Kachioni lanzó su flota al mar y fue a la isla de Andruzo para buscar al enemigo. Debido a la calma, los barcos de Kachioni estaban a solo 65 km de la isla, donde el 17 de mayo descubrieron un escuadrón turco que constaba no de 8, sino de 19 barcos, incluido un barco dirigido por Mustafá pachá. El escuadrón también incluía: cuatro carabelas de 40 cañones, 10 fragatas ligeras de 18 a 22 cañones, 3 kirlangichis y una gaviota grande.

La batalla del 6 de mayo ocurrió de acuerdo con el mismo esquema que las batallas anteriores de los turcos con los corsarios. Los turcos tenían una gran superioridad en personal y artillería, pero tenían miedo de los corsarios y, a su vez, realmente lo deseaban, pero no tenían la capacidad física para vencer a los infieles. Como resultado, el duelo de artillería se llevó a cabo hasta altas horas de la noche. El abordaje no alcanzó, no hubo pérdidas de naves, los daños a los barcos y las pérdidas de personal fueron insignificantes.

Por la noche en el consejo militar, varios oficiales intentaron en vano persuadir a Kachioni para que se fuera. Pero consideró a los turcos «completamente aturdidos» y acusó a sus oponentes de cobardía.

Temprano en la mañana del 18 de mayo, la flota enemiga estaba bajo el viento y trató de evitar una batalla. Kachioni comenzó la búsqueda del escuadrón turco. Para gran sorpresa de los corsarios, el escuadrón argelino Seit-Ali apareció en el horizonte. Incluía un barco de dos cubiertas, 3 fragatas de 30 cañones, 5 xebeks de 18 cañones, un gran tartana de 20 cañones y 2 xebeks tunecinos de 12 cañones.

Los barcos argelinos, que tenían un viento suave, se acercaban rápidamente, y pronto su buque insignia con los 3 xebeks más grandes atacó el Minerva del Norte (28). 2 xebeks intentaron abordar el Minerva. Pero solo lograron pasar 12 efectivos que pronto fueron muertos. Abandonando el abordaje, los barcos turcos aumentaron el fuego de artillería contra el buque insignia corsario. Al final, Kachioni se subió al bote y simplemente escapó del barco. La tripulación de la fragata resistió hasta el anochecer. Por la noche, los botes de remos griegos se acercaron al Minerva del Norte (28). La tripulación fue evacuada y la fragata fue quemada.

Los polacres Labella Vienna (26), Victoria (22) y Principe Paolo (22) fueron abordados por argelinos, y sus tripulaciones fueron muertas.

La fragata Aquiles (28) pasó varias horas luchando con dos fragatas y la tartana. Los argelinos se prepararon para abordar. Entonces el capitán Levteraski usó un truco. Ordenó atar varios barriles en el mástil. Los turcos pensaron que había pólvora, y los corsarios quieren hacerlos explotar al abordar. Los barcos argelinos se apresuraron en diferentes direcciones.

Esto permitió que el Aquiles alcanzara la isla de Andro, donde la tripulación desembarcó y la fragata se hundió.

El kirlangichi de 8 cañones se rindió con la tripulación. En total, el 7 de mayo, los corsarios perdieron 400 de 600 hombres.

Después de la batalla, el escuadrón argelino llegó a las islas de Zeya y Andra, donde se reunió con el escuadrón turco, que no había participado en la batalla. Sin embargo, los 380 albaneses que Kachioni había dejó allí para proteger la isla de Zeya fueron evacuados a otras islas por la noche. Los turcos, como de costumbre, organizaron una masacre de civiles.

Kachioni con 3 kirlangichis sobrevivientes y un barco que no participando en la batalla, se refugió en la isla de Zerigo.

Catalina compensó generosamente el corsario. Kachioni fue ascendido a teniente-coronel, y luego ascendido a coronel y recibió la Orden de San Jorge, 4ª clase.

La derrota de Kachioni no detuvo las actividades de los corsarios en el archipiélago. En el momento de la conclusión de la paz de Iasi en 1.791, Kachioni tenía un escuadrón de 11 barcos y una base en el puerto de Kvalho, rodeado de baterías costeras corsarias.

Con el final de la guerra, Kachioni no abandonó su oficio y tuvo la imprudencia de quemar dos barcos franceses cerca de la ciudad de Navplia.

Francia exigió que lo castigaran. El puerto Kvalho fue atacado por el escuadrón turco y la fragata francesa Modest. A pesar de la desesperada resistencia de los corsarios, sus baterías costeras fueron suprimidas y los barcos fueron capturados. Sin embargo, Kachioni también logró escapar. Pronto, a través de Venecia, llegó a Rusia.

En 1.796, Paul decidió restablecer el orden y renombró a Kachioni de coronel a capitán del primer rango. Luego fue nombrado comandante del recién formado batallón griego. En 1.805, un viejo pirata murió en silencio en Balaclava.

Conquista rusa de Kiliya e Isakcha

Todo el verano y parte del otoño transcurrieron en negociaciones fallidas entre Potemkin y el Gran Visir. Mientras tanto, las tropas reunidas en Bender estaban ocupadas con la destrucción de esta fortaleza. El mariscal de campo previó que, al concluir la paz, ella podría ser devuelta a los turcos, y no quería, en caso de que la guerra continuara, debilitar a su ejército con una guarnición significativa.

La tregua concluida por el gobierno austríaco con Turquía se produjo a partir de la invasión de las tropas rusas a toda Valaquia a lo largo del río Seret. Los turcos aprovecharon la tregua para fortalecer Brail, Silistra y la ya grande guarnición de Izmail.

Potemkin, al emprender medidas decisivas, quería saber la opinión de Suvorov sobre las próximas acciones. «Una flotilla de remo tomará posesión de las bocas del Danubio, tomará Tulcha e Isakcha, se unirá con las fuerzas terrestres, someterá a Ismael y Brailov y aterrorizará a Shistov«, respondió Suvorov, en este momento, los austríacos estaban negociando la paz con los turcos en Shistov. Para tomar Izmail desde el camino seco y el Danubio, primero era necesario tomar posesión de Kiliya y Tulcha, quienes dominaron el transporte marítimo en las desembocaduras del río. El ataque a Izmail desde el Danubio era necesario cortar las comunicaciones de la fortaleza con otros puntos que servían a los turcos como depósitos de suministros militares y de alimentos. Estas eran las razones que llevaron al príncipe Potemkin a tomar posesión de Kiliyu y Tulcha antes de la conquista de Ismael.

Para distraer la atención de las hordas turcas que ocupaban Izmail, el teniente-general Potemkin fue enviado a esa fortaleza con un destacamento (8 batallones y 11 escuadrones). Mientras que las tropas asignadas para actuar contra Kiliya estaban bajo el mando del general Meller Zakomelsky, reunidos antes del 29 de septiembre, en el Bunar Tártaro.

Al mismo tiempo, se ordenó al mayor-general Ribas que navegara, con una flotilla de remos y botes del mar Negro, desde Ochakov, a lo largo de la orilla del mar, a la desembocadura del Danubio, y ayudar a las fuerzas terrestres en la conquista de las fortalezas turcas. La flotilla de Ribas constaba de 34 embarcaciones y 48 embarcaciones cosacas y varios transportes.

El general-general Meller, al llegar a Kiliya, inmediatamente ofreció la rendición al pachá local, pero no habiendo recibido una respuesta satisfactoria, decidió asaltar las fortificaciones exteriores de la fortaleza.

Para ello en la noche del 16 al 17 de octubre, los granaderos y los cazadores bajo el mando del teniente-general Samoilov. Los turcos hicieron una fuerte salida de la fortaleza y atacaron ferozmente al granadero. Meller, al enterarse de ello, montó a caballo apresuradamente, galopando desde el campamento hasta la fortaleza, repelió al turco y en ese mismo momento fue mortalmente herido por perdigones. Cuando se lo llevaron del campo de batalla, se las arregló para decir: «Confío el mando a Gudovich«.

A la mañana siguiente, por orden del general Gudovich, se abrieron trincheras contra la fortaleza; pero la conquista de Kiliya fue obstaculizada por la flotilla de remo enemiga. Finalmente, para eliminar los barcos turcos, el segundo guardia, Irakli Ivanovich, conde Markov, con 2 batallones y 4 cañones de campaña, cruzó el puente de pontones hacia la isla sobre la fortaleza y construyó una batería allí, lo que hizo que la flota enemiga se alejara. Mientras tanto, se hizo una brecha en la muralla de la ciudad, que obligó a la guarnición, que constaba de 5.000 efectivos, a entregar la fortaleza, el 9 de noviembre, bajo la condición retirarse libremente más allá del Danubio. Se encontraron 67 cañones en la fortaleza.

El general Gudovich, tomando medidas para guarnecer Kiliya y reparar las defensas. El mayor-general Ribas con barcos de remo, detenidos por vientos contrarios en el estuario de Dnieper, no salió de allí hasta el 24 de octubre, se dirigió a la desembocadura del Dniéster y se unió a los barcos del mar Negro allí bajo el coronel Golovaty. Después de dejar 12 barcos ligeros en Kiliya, el general Ribas se dirigió con las fuerzas principales de la flotilla, a Sulinsky, y al día siguiente ancló a 10 km de la entrada en la manga. El día 31 de octubre al amanecer, se realizó un reconocimiento de las fortificaciones enemigas consistían en dos baterías construidas a los lados de la entrada, para golpear a los barcos que entrasen con disparos cruzados; detrás de estas baterías, la flotilla enemiga era visible. Para una operación exitosa contra los barcos turcos, primero era necesario tomar posesión de las baterías: el general Ribas confió esta peligrosa empresa a su hermano, el teniente-coronel Ribas, con dos batallones (1.000 efectivos) como fuerza de desembarco, que, navegando en barcos ligeros en aguas poco profundas. Se ordenó a otros barcos que apoyaran la fuerza de desembarco.

El general Ribas, a pesar de la repentina ganancia de agua, acercándose a la orilla, se apresuró con 600 efectivos en botes y llegó a la orilla; otros botes buques no pudieron navegar al tener el viento en contra. Un fuerte cañoneo de baterías y barcos turcos obligó a Ribas a estacionar las tropas desembarcadas en una zona cerrada antes del anochecer. A medianoche, un pequeño destacamento ruso, saliendo de una emboscada, tomó posesión de una batería construida en la orilla izquierda y varios barcos turcos; luego, el general Ribas giró los cañones que había capturado contra la otra batería enemiga, debilitó su fuego y, al amanecer, cruzó la orilla derecha, tomó posesión de la batería y puso en fuga la flotilla turca. Tomaron 13 cañones en ambas baterías, y 6 en los barcos enemigos. Mientras tanto, el viento se calmó y la flotilla del general Ribas entró en la manga de Kilinsky. El coronel Golovaty, el 30 de octubre, también entró en la boca de Kiliysky y llegó cerca de Kiliya el 3 de noviembre.

Ribas, el 17 de noviembre, destacó al capitán del Akhmatov con parte de las naves, para tomar posesión del castillo de Tulcea, 19 barcos turcos bloqueaban el acceso. El 18 de noviembre tomó el castillo capturando 10 cañones, 240 barriles de pólvora y una cantidad significativa de suministros militares.

Por lo tanto, se abrió el camino de la flotilla rusa a Izmail, en ambas ramas navieras del Danubio. El general Ribas, pasando por alto la isla Chatal y llegando al punto de separación de las aguas del Danubio en las dos primeras ramas, emprendió la conquista de Isakcha, llegando el 24 de noviembre, era un castillo fuerte con murallas altas, construido en la elevación de la margen derecha del río. La flotilla turca estaba ubicada entre el castillo y la isla en frente, en el enfrentamiento, los turcos, dejaron sus naves y baterías, y emprendieron la huida. 22 barcos turcos fueron quemados; el resto fueron capturados. Se apoderaron 90 cañones, 300 barriles de pólvora, 20.000 granadas de mano, 20.000 núcleos, 4.000 libras de plomo y muchos suministros comestibles cayeron en manos de los rusos.

La captura de Isakchi privó a los turcos del principal almacén de suministros militares y de alimentos. Después tomaron la isla de Chatal, en la lucha por la isla, los rusos destruyeron 90 embarcaciones turcas frente a 9 rusas. Con la toma de Chatal el camino a Izmail estaba despejado, los rusos asentaron baterías apuntado a Izmail.

Asedio ruso de Izamail

La preparación

Izmail era una de las fortalezas más fuertes de Turquía. Desde la guerra de 1.768-74, los turcos, liderados por el ingeniero francés De Lafite-Clove y el alemán Richter, convirtieron a Izmail en una fortaleza formidable. La fortaleza estaba ubicada en la ladera de las alturas, en pendiente hacia el Danubio. Una amplia depresión, que se extendía de norte a sur, dividía a Izmail en dos partes, de las cuales la grande, occidental, se llamaba antigua y oriental, la nueva fortaleza. La valla de la fortaleza de la inscripción del bastión alcanzó 6 verstas de largo y tenía la forma de un triángulo rectangular, con el ángulo recto hacia el norte, y la base en el Danubio. La muralla principal alcanzaba 8,5 m de altura y estaba rodeada por un foso de hasta 11 m de profundidad y 13 m de ancho. En algunos lugares, el foso estaba lleno de agua. Había cuatro puertas: en el lado occidental Tsargrad (Bross) y Khotin, en el noreste Bender, y en el este Kiliya.

Estaba defendida por 11 bastiones, 260 cañones, de los cuales 85 cañones y 15 morteros estaban en el lado del río. Los edificios de la ciudad dentro de la cerca fueron puestos en estado defensivo. Se preparó una gran cantidad de armas de fuego y suministros de alimentos. La guarnición de la fortaleza consistía en 35.00 efectivos, incluidos 17.000 jenízaros. El comandante de la guarnición era Aidozli Mahmet pachá, parte de la guarnición estaba comandada por Kaplan-Giray ex-khan de Crimea. Disponía de suministros para pasar el invierno.

El 4 de diciembre un ejército de 31.000 efectivos bajo el mando del mariscal de campo Potemkin llegó a las inmediaciones de Izmail, y comenzaron los trabajos de asedio.

El 7 de diciembre, el consejo militar decidió levantar el asedio de la fortaleza debido a la inminente llegada del invierno. El comandante en jefe no aprobó esta decisión y ordenó al General Anshef Suvorov, cuyas tropas estaban en Galati, toma el mando de las unidades que asediaban a Izmail.

Suvorov llegó a Izamail el 13 de diciembre, ordenando el bloqueo de la fortaleza por tierra y por el río Danubio. 70 cañones se encontraban en la isla de Chatal frente a Ismael, y 500 cañones en los barcos. Por tierra Suvorov organizó sus tropas en un semicírculo a unos 3 km de la fortaleza. Sus flancos descansaban en el río, se asentaron baterías en ambos flancos de 10 cañones cada una, dos en el lado oeste, a 340 metros de la fortaleza, y dos en el lado este, a 230 metros. Comenzando un bombardeo para intimidar a la guarnición.

Suvorov envió un ultimátum al comandante de Izmail el 18 de diciembre, exigiendo que la fortaleza se entregue a más tardar 24 horas después de la entrega del ultimátum. Las cartas originales fueron enviadas a las 2 de la tarde a la puertas de Bendery con un trompetista, y otras copias a las puertas de Valebros, Khotin y Kiliya.

Mehmet pachá respondió al día siguiente por la tarde con una carta bastante larga, en la que pidió permiso para enviar a dos personas al Gran Visir para recibir una orden y se ofreció a concluir una tregua durante 10 días, de lo contrario expresó su disposición a defenderse.

Suvorov preparó sus fuerzas para el asalto para el día 22 de diciembre, sus fuerzas que eran 28.500 de infantería en 33 batallones y 12.000 cosacos; y 2.500 de caballería en 11 escuadrones y 4 regimientos cosacos, en 3 divisiones, cada una compuesta de 3 columnas y una reserva general:

División derecha: bajo el mando del teniente-general Pavel Potemkin, con 7.500 efectivos el 15 batallones y 1.000 arnautas o albaneses, tenía la misión de tomar posesión de la antigua fortaleza.

  • Primera columna bajo el mayor-general Sergey Lviv, debía dirigirse a lo largo del Danubio, destruir las empalizadas. Disponía de con 250 fajinas, 50 trabajadores,150 tiradores, 5 batallones (1 jägger, y 4 de granaderos).
  • Segunda columna bajo el mayor general Boris de Lassi, debía atacar la puerta de Bross, disponía de 300 fascines, 8 escaleras, 50 trabajadores, 128 tiradores, 5 batallones (3 de cazadores y 2 de jäggers).
  • Tercera columna bajo el mayor-general Meknob, debía atacar el bastión norte de piedra, disponía de 500 fajinas, 8 escaleras, 50 trabajadores, 5 batallones (3 de cazadores y 2 de mosqueteros).
  • Reserva de división 1.000 arnautas bajo el mando del mayor Falkenhagen.
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciemacbre-de-1790--despliegue-de-fuerzas.png 896w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciemacbre-de-1790--despliegue-de-fuerzas-300x225.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciemacbre-de-1790--despliegue-de-fuerzas-768x576.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciemacbre-de-1790--despliegue-de-fuerzas-100x75.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciemacbre-de-1790--despliegue-de-fuerzas-320x240.png 320w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciemacbre-de-1790--despliegue-de-fuerzas-160x120.png 160w
Asalto ruso de Izmail 22 de diciembre de 1790. Despliegue de fuerzas

División izquierda bajo el teniente-general Alexander Samoilov, tenía que atacar la parte derecha de fortaleza nueva, disponía de 12.00 efectivos (7 batallones, 8.000 cosacos, 1.000 arnautas o albaneses):

  • Cuarta columna bajo el atamán Vasily Orlov, con la misión de atacar la muralla al este de la puerta de Bender, disponía de 600 fajinas, 6 escaleras, 50 trabajadores, 150 cosacos seleccionados, 2.000 cosacos, y 1.000 arnautas en reserva.
  • Quinta columna bajo el atamán Matvey Platov, con la misión de atacar por el hueco que separa la antigua fortaleza de la nueva, disponía de 600 fajinas, 8 escaleras, 50 trabajadores, 150 cosacos seleccionados, 100 arnautas, 5.000 cosacos y 2 batallones de mosqueteros de reserva.
  • Sexta columna bajo el mayor-general Mikhail Golenishev-Kutuzov, con la misión de atacar cerca de la puerta Kiliya, disponía de 600 fajinas, 8 escaleras, 50 trabajadores, 120 tiradores, 5 batallones de cazadores.
  • Reserva de división 1.000 cosacos.

División del río bajo el mayor-general Osip de Ribas, con 9.000 efectivos (11 batallones y 4.000 cosacos), con la misión de atacar la muralla por el lado del río:

  • Séptima columna bajo el mando del mayor-general Nikolai Arseniev, con la misión de atacar la nueva fortaleza, disponía de 300 cosacos marinos, 2.000 cosacos, 3 batallones (2 de granaderos y 1 de cazadores.
  • Octava columna el mando del atamán de Zakhar Chepeg, con la misión de atacar el centro en la unión de la fortaleza antigua y nueva, disponía de 1.000 cosacos y 3 batallones (2 de mosqueteros y 1 de granaderos).
  • Novena columna. Bajo el atamán Markov, con la misión de atacar la fortaleza vieja, disponía de 5 batallones (2 de granaderos, 1 de cazadores, 2 de mosqueteros).
  • Reserva de la división 1.000 cosacos marinos.

Reserva de caballería bajo el atamán Fedor Westphalen con 11 escuadrones (6 de carabineros Sevsky y 5 de húsares Vorónezh) y 4 regimientos cosacos del Don, en total de 2.500 efectivos. Estaban distribuidos en 3 escuadrones en cada una de las puertas de Throw, Khotin y Bender, más al este, 4 regimientos cosacos, 2 escuadrón de húsares en el wagenburg.

Para garantizar el campamento, se le ordenó dejar a 100 efectivos de cada uno de los batallones de reserva. El convoy recibió la orden de formar un wagenburg a 6,5 km de la fortaleza.

Para hacer el ataque repentino y reducir las pérdidas por el fuego de la fortaleza, Suvorov decidió lanzar el asalto por la noche para tomar las murallas, y luchar a la luz del día entre el laberinto de fortalezas y calles de la ciudad, ya que el mando y el control por la noche era extremadamente difícil, por lo que el asalto comenzaría 2 horas antes del amanecer.

Para el ataque simultáneo de unidades de tropas dispersas en una amplia zona, era muy importante establecer una señal común que no pueda dar lugar a malentendidos. La señal sería el disparo de tres cohetes a la vez. Para no alarmar a los turcos se ordenó que se lanzasen cohetes todas las noches a la mismas horas.

A las 3 de la mañana se disparó el primer cohete, era la señal a las tropas para ocupar las zonas de reunión designadas. A las 4, se disparó el segundo para que las tropas se alineasen. A las 5 se disparó el tercer cohete que era la señal del inicio del ataque, y las columnas iniciaron el movimiento.

Asalto a las murallas

Pero de repente, unos 800 cañones de ambos lados iluminó la zona, a medida que las columnas se acercaban, se abrieron disparos desde todas las murallas de la fortaleza, acompañados de salvajes exclamaciones de los turcos.

Las columnas rusas llegaron ordenadamente a la contra-escarpa, arrojaron fascines en las zanjas, descendieron rápidamente en ellas y bajaron las escaleras hasta el foso. En algunos lugares, la altura de las paredes obligó a las escaleras a conectarse; en otros, los soldados treparon al pozo con bayonetas, mientras nuestras flechas golpeaban a los enemigos desde el foso y desde el contragolpe.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--diorama-1024x396.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--diorama-300x116.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--diorama-768x297.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--diorama-100x39.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--diorama.png 1352w
Asalto ruso de Izmail 22 de diciembre de 1790. Diorama de Danilevskii y Sibirskii,

La segunda columna entró la primera en combate cuerpo a cuerpo. La señal emitida por el último cohete no se vio detrás de la densa niebla, Lassi ordenó avanzar después de consultar su reloj. En unos minutos, llegan al borde del foso, lo llenaron de fascines; bajo una lluvia de balas enemigas, lo cruzaron. Pero nuestras otras columnas todavía están atrás; los turcos, aprovechando eso, corrieron por todos lados hacia la columna rusa, y se produjo una lucha cuerpo a cuerpo, muchos rusos fueron muertos o heridos, y Lassi apenas aguantaba, cuando las columnas vecinas llegaron para ayudarlo.

La primera columna de Lviv tuvo que superar dificultades extremas. Las tropas se reunieron en las baterías del flanco occidental y a la señal, avanzaron. Los turcos detectaron el movimiento del ruso y abrieron fuego.

Los rusos llenaron el ancho foso con las fajinas y lo cruzaron, pero detrás había una fuerte empalizada desde el reducto de piedra de Tabia hasta las orillas del Danubio. Lviv se dio cuenta de que la destrucción tomaría demasiado tiempo y saltó sobre la empalizada, los soldados hicieron lo mismo. Detrás de la empalizada había un segundo foso más pequeño, que cruzaron bajo el fuego desde el bastión de Tabia. Entonces vieron que un grupo de turcos sable en mano se dirigían contra ellos, realizaron una descarga y en la lucha cuerpo a cuerpo rechazaron a los turcos, rechazando al enemigo y tomaron las primeras baterías. Como no podían tomar un reducto de Tabia, lo rodearon debajo de las murallas, a pesar de los disparos y el lanzamiento de granadas de unos 300 turcos. La columna se dirigió a las puertas, el general Lviv y varios oficiales resultaron heridos, y el mando de la columna pasó al coronel Zolotukhin, quien había servido repetidamente en la sede de Suvorov. El coronel Zolotukhin, que a la bayoneta calada cargó contra los turcos que bloqueaban su camino, ocupó la puerta de Throw, y luego llegó a la puerta de Khotin, que también capturó de la batalla. Después de eso, la columna segunda conectó con la primera, y Zolotukhin abrió la puerta de Khotin para pasar a la caballería.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-derecho-diorama-1.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-derecho-diorama-1-300x225.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-derecho-diorama-1-768x576.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-derecho-diorama-1-100x75.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-derecho-diorama-1-320x240.png 320w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-derecho-diorama-1-160x120.png 160w
Asalto ruso de Izmail 22 de diciembre de 1790. Detalle derecho diorama de Danilevskii y Sibirskii. La primera columna toma el bastión Tabia. Se aprecia el contraataque otomano.

La tercera columna, avanzando desde el lado norte, también tuvo que superar grandes obstáculos. En esa zona, el foso tenía la mayor profundidad, las escaleras se unieron de dos en dos, dos brazas más debían subirse a las bayonetas. El príncipe de Hesse-Philippe, a la cabeza de los cazadores de Livonia, trepó el muro y resultó gravemente herido. El general Meknob se puso al frente de la columna y siguió con el asalto al bastión Norte, defendido por los jenízaros. Finalmente empleó reserva y tomaron posesión del bastión, pero Meknob fue gravemente herido por una bala en la pierna. El coronel Khvostov, tomó el mando y luchó durante cuatro horas, hasta que finalmente logró conectarse con la segunda columna.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-izquierdo-del-diorama-1.png 1013w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-izquierdo-del-diorama-1-300x194.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-izquierdo-del-diorama-1-768x496.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--detalle-izquierdo-del-diorama-1-100x65.png 100w
Asalto ruso de Izmail 22 de diciembre de 1790. Detalle izquierdo del diorama de Danilevskii y Sibirskii. El coronel Zolotukhin tomando la puerta de Throw

La cuarta columna del atamán Orlov se acercó el foso del bastión de Tolgalar a la izquierda de la puerta Bender; la columna bajó al foso y parte de ella ya había ascendido al otro lada, cuando desde la puerta de Bender, los turcos hicieron una salida, parte descendió al foso y otra parte avanzó entre el foso y la murallas para atacar de flanco la columna cosaca, se produjo una lucha cuerpo a cuerpo sin que ninguna parte se impusiera, Orlov empleó los 1.000 arnautas de reserva, que fue compensado con la llegada de nuevos efectivos turcos. Suvorov se dio cuenta del peligro mandó los 3 escuadrones de húsares de Voronezh, 3 escuadrones de carabineros de Severs y un regimiento de caballería cosaca del teniente-coronel Sychov, también envió 2 batallones de mosqueteros de Polotsk. Con la ayuda Orlov se impuso a los turcos que corrieron a la puerta de Bender, los turcos lograron cerrar la puerta de Bendery.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--el-general-suvorov.png 806w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--el-general-suvorov-300x146.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--el-general-suvorov-768x374.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--el-general-suvorov-100x49.png 100w
Asalto ruso de Izmail 22 de diciembre de 1790. El general Suvorov durante el asalto

La quinta columna del atamán Platov, se dirigió a fortaleza a lo largo de las tierras bajas que separan la antigua fortaleza de la nueva, y se acercó a la muralla de cortina que cruzaba el hueco; el foso estaba inundado, y el agua llagaba a la cintura. Los cosacos bajaron al foso, treparon por el otro lado y capturaron los cañones que estaban allí. Al ver muchos camaradas muertos y heridos, la columna era disparada desde los dos bastiones más cercanos, dudaron un poco, pero Platov los llevó al asalto y con los 100 arnautas y los 2 batallones de mosqueteros, tomó la muralla. Cuando se enteró de la difícil situación de sus vecinos de la cuarta, envió una parte de la columna a la derecha para ayudar a Orlov, y la otra parte penetró por el hueco a través de la ciudad hasta la orilla del río y entra en contacto con las tropas de desembarco de la séptima columna de Arsenyev.

La sexta columna, en la cabeza de la cual estaba el intrépido Kutuzov, bajo una lluvia de perdigones y balas de rifle, llegó a la contra-escarpa; allí cayó el brigadier Ribopierre jefe de los jäggers, su muerte provocó una vacilación momentánea en las filas rusas; pero, en ese momento, el propio Kutuzov se arrojó al foso, seguido por varios oficiales, los soldados se apresuraron tras ellos. Subieron el foso y se produjo una batalla desesperada. Kutuzov empleó la reserva para asaltar el bastión, pero el éxito parecía dudoso. Suvorov, al notar la peligrosa situación de la sexta columna, envió un oficial a Kutuzov, anunciando su nombramiento como comandante de Ismael, y le envió un refuerzo de granaderos de Kherson y después de haber expulsado al enemigo del bastión, contactaron con la quinta y la séptima columnas.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-ismael-22-de-diciembre-de-1790--asalto-de-un-bastion.png 982w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-ismael-22-de-diciembre-de-1790--asalto-de-un-bastion-300x140.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-ismael-22-de-diciembre-de-1790--asalto-de-un-bastion-768x357.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-ismael-22-de-diciembre-de-1790--asalto-de-un-bastion-100x47.png 100w
Asalto ruso de Ismael 22 de diciembre de 1790. Asalto de un bastión. Autor Francesco Casanova

La séptima columna del general Arsenyev, navegando en 20 barcos se dirigiá a la fortaleza nueva por el río,se dividió en 4 partes: una parte (comenzando desde el este), un batallón de granaderos de Kherson atacó a un caballero muy empinado y lo capturó al asalto a la bayoneta, perdiendo dos tercios de sus efectivos; la segunda parte del teniente-coronel Scarabelli y la tercera del coronel Mitusov, tomó posesión de las fortificaciones que se encontraban frente a ello ellos; el cuarto, de un batallón de cazadores livonios, el coronel conde Roger Damas, tomó una batería que cubría la costa.

La octava columna del atamán de Chepeg, desembarcó con éxito y atacó las baterías.

La novena columna de Markov, que navegó hacia la fortaleza, bajo el feroz fuego de las baterías turcas, aterrizó. El príncipe de Lin, uno de los primeros en llegar a tierra, resultó herido en la rodilla y Markov también resultó herido, en el mismo momento en que ordenaba evacuar a Lin. Los rusos continuaron avanzando, dominando varias baterías, consiguiendo apoderarse del reducto de Tabita.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--asalto-desde-el-rio.png 800w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--asalto-desde-el-rio-300x166.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--asalto-desde-el-rio-768x424.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asalto-ruso-de-izmail-22-de-diciembre-de-1790--asalto-desde-el-rio-100x55.png 100w
Asalto ruso de Izmail 22 de diciembre de 1790. Asalto desde el río

Asalto a la ciudad

Con el amanecer de las tropas rusas ganado en todos los puntos de las murallas. Los turcos se vieron obligados a limpiar todas las fortificaciones, antes de entrar en la ciudad.

La puerta de Bender estaba defendida por el pachá de Kiliya pacha con 2.000 efectivos y con varios cañones. Un batallón de cazadores de Bug y 2 escuadrones desmontados de carabineros Severs, enviados a tomar posesión de este edificio, subieron las escaleras de la muralla; la mayoría de los turcos que estaban allí murieron con su pachá; el resto, incluidas 250 personas, se rindieron y fueron llevados a al campamento ruso.

La resistencia más fuerte fue por el khan en el bastión de piedra del norte, cerca de la puerta Khotin; el inflexible anciano Mehmet pachá con 2.000 de los mejores jenízaros El coronel Zolotukhin atacó al khan con un batallón de granaderos. La batalla continuó durante 2 horas sin éxito. El bastión tenía una construcción sólida y era una tarea muy difícil. Solo cuando las puertas fueron derribadas por disparos de cañón, los granaderos irrumpieron en el bastión. La mayoría de los defensores fueron acuchillados, varios cientos de sobrevivientes comenzaron a pedir misericordia, entre ellos Mehmet pachá. En ese momento, un jägger llegó corriendo. Al darse cuenta de una daga ricamente decorada del pachá, intentó arrancarla de su cinturón; entonces un jenízaro le disparó al atrevido. Se desató la confusión, y los soldados rusos acuchillaron a los turcos sin piedad. Mehmet pachá cayó, con 16 bayonetazos. Los oficiales apenas lograron salvar a no más de 100 personas del séquito de Mehmet pachá.

Se abrieran las puertas Bros y Khotin para introducir 3 escuadrones de carabineros Seversky y tres cañones de campaña dentro de la ciudad; Al mismo tiempo, 2 escuadrones carabineros y 3 húsares entraron por la puerta Bender. Pero Suvorov no les ordenó profundizar en la ciudad.

A las 2 de la tarde, después de haber limpiado las bastiones de las murallas, las columnas turcas se internaron en la ciudad desde varios lados, Potemkin en el centro, Platov en la derecha, Kutuzov en la izquierda y Ribas por el río.

Las tropas que avanzaban se encontraron, a cada paso, con obstáculos y muerte. Los turcos los atacaban en las calles estrechas, los bañaron con una lluvia de balas desde todas las casas vecinas. Al llegar a las plazas y plazas abiertas, era necesario luchar contra enormes hordas enemigas. Pero los turcos se defendieron aún más obstinadamente en khans (hoteles orientales), enormes edificios de piedra ocupados por muchos turcos. Cada uno de estos khans era un castillo fuerte, que debía ser tomado en un ataque.

Suvorov, queriendo limpiar rápidamente la ciudad, ordenó llevar 20 cañones ligeros al interior y abrir fuego con munición canister en las calles de la ciudad. Luego los turcos, escondidos en sus casas, continuaron su desesperada defensa. Los rusos se vieron obligados a tomar cada edificio por asalto: las mujeres mismas participaban en la batalla, corrieron hacia los rusos con cuchillos y dagas, golpearon a nuestros soldados y murieron bajo los golpes de bayonetas y lanzas.

Una multitud de turcos se instaló en una mezquita para encontrar la salvación de las armas rusas en ella.

Izmail ya estaba bajo el control de las tropas rusas, cuando el valiente hermano del tártaro Khan, Kaplan Giray, el vencedor de los austriacos cerca de Zhurzheyu, hizo el último intento de defender la ciudad. Habiendo reunido a varios miles de musulmanes a pie y a caballo, tártaros y turcos, se dirigió hacia las columnas rusas que avanzan. Una de ellas formada por cosacos del mar Negro, fue derrotada, los dos cañones que estaban con ella fueron capturadas por los jenízaros. Las hordas turcas, alentadas por el éxito, se esforzaron aún más. Pero los granaderos de Nikolaev y uno de los batallones de cazadores de Livonia ya se apresuran a encontrarse con ellos.

La última y desesperada batalla finalmente debería decidir el destino de Ismael. Las tropas de ambos bandos el ex-khan Kaplan-Giray lucha rodeado de sus cinco hijos, atacaron con furor a los rusos, finalmente cayeron bajo las bayonetas rusas, con ellos murieron varios miles de turcos que no quisieron sobrevivir a la caída de Izmail.

Durante seis horas enteras, la batalla continuó dentro de la ciudad. Suvorov envió a la caballería para despejar finalmente las calles de los turcos, pero el enemigo seguía defendiéndose en dos khanes y en el bastión del río. El general Ribas, a quien se le confió la toma de estos puntos, invitó a los turcos que se habían establecido en los hoteles a deponer las armas, los obligó a rendirse y se acercó, con los jäggers y bielorrusos, al bastión del río, donde se encontraba el pachá gobernador de Izmail. Las negociaciones sobre la rendición del bastión fueron de corta duración. El pachá con todas sus tropas dejaron las armas.

Así, después de una desesperada batalla de 12 horas, los rusos tomaron posesión de la fortaleza, que se consideraba invencible.

Tras la ocupación de la ciudad por nuestras tropas, Kutuzov fue nombrado comandante de Izmail.

Secuelas

Durante el asalto, murieron más de 26.000, unos 10.000 fueron tomados prisioneros, muchos de los cuales murieron por heridas. Entre los prisioneros estaban: el pachá de tres racimos Muhafiz (comandante de la fortaleza) y Maksud-girey, un descendiente de Genghis-Khan. Dicen, como si solo uno de los turcos logró cruzar el Danubio y llevar la desafortunada noticia de la caída de Ismael al Gran Visir, que estaba en Ruschuk. El El Gran Visir fue estrangulado por no defender esa fortaleza.

Los trofeos de los ganadores consistieron en 200 cañones (se mostraron 245 cañones en el informe de Suvorov, incluidos 9 morteros, y en el informe del general de servicio Engelhardt al príncipe Potemkin, 183 cañones y 11 morteros) y 347 estandartes, la mayoría empapados en sangre de sus defensores. Además, se encontraron muchos suministros militares y de alimentos en la ciudad y una gran cantidad de diversos productos. En general, la producción se adquirió más de dos millones de rublos en plata.

La flotilla de remo, obligada por su príncipe Potemkin a ser, y gobernada por los valientes Ribas, tuvo una gran parte en la subyugación de Izmail y causó mucho daño a los enemigos. Desde el momento en que entró en la desembocadura del Danubio hasta el 7 de diciembre, se tomaron 77 buques turcos y 210 fueron destruidos. Al tomar Ismael, 118 cañones fueron capturadas en barcos enemigos y 340 hundidas.

El daño a las tropas rusas, según Suvorov, consistió en la muerte de 65 oficiales y 1.830 de tropa muertos; y 233 oficiales y 2.500 de tropa heridos.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-02-29. Última modificacion 2021-08-16.
Valora esta entrada