Edad Antigua Guerras de los diadocos Batalla de Gaza (312 AC)

Cargando anuncio...

Demetrio Poliocertes, el hijo de Antígono avanzó con un ejército hacia Egipto. Los asesores de Demetrio le aconsejaron que no se midiera con Ptolomeo, que tenía más experiencia que él. Pero Demetrio, que tenía el mando, no aceptó la recomendación y dispuso el enfrentamiento.

El encuentro entre ambos ejércitos se produjo al sur de  la ciudad de Gaza. Ptolomeo formó su ejército que no tenía elefantes.

Despliegue inicial

Demetrio y Pitón contaban con 11.000 infantes pesados que formaban sus falanges, 2.500 infantes ligeros, 4.400 jinetes y 43 elefantes, y los  desplegaron de la siguiente forma:

  • Ala izquierda bajo su mando: 2.900 (200 era su agema o guardia personal compuesta por amigos entre los que se encontraban Pitón y Boeoto y cuya misión era proteger a Demetrio, 800 compañeros, el resto eran jinetes de todo tipo) 1.500 infantes ligeros (1.000 arqueros y lanzadores de jabalinas y 500 honderos persas) y 30 elefantes de guerra.
  • Centro: 11.000 infantes (2.000 falangistas macedonios, 1.000 falangistas lirios y paflagonios, y 8.000 hoplitas mercenarios) y 13 elefantes de guerra con infantería ligera.
  • Ala derecha: 1.500 jinetes bajo el mando de Andrónico que formaba en ángulo para evitar la lucha.

Ptolomeo contaba con 18.000 infantes y 4.000 jinetes  y desplegó sus fuerzas:

  • Ala derecha: 3.000 jinetes pesados bajo su mando y de Seleuco.
  • Centro: bajo el mando de Eudamos con  18.000 infantes de los cuales unos 2.000 eran falangistas macedonios, 6.000 eran jóvenes reales que se encontraban en Egipto por orden de Alejandro de Macedonia y el resto unos 10.000 era infantería egipcia.
  • Ala izquierdo: 1.000 jinetes bajo el mando de Tiepolemos.
Batalla de Gaza, despliegue inicial

Batalla de Gaza 312 AC:  Despliegue inicial

 Ptolomeo dispuso su mejor y más numerosa caballería en el ala derecha, bajo su mando. Contempló cómo Demetrio le oponía asimismo el grueso de la suya. Para paliar la desventaja de no disponer de elefantes ideó una estratagema: Elaboró los abrojos lo que podíamos llamar las primeras minas, es decir púas de hierro unidas por cadenas que la infantería ligera debería colocar con el fin herir las plantas de las patas de los elefantes cuando éstos las pisaran al avanzar. Dio órdenes  al resto de su ejército para que no entrase en combate o lo retrasara todo lo posible, pues pensaba que la batalla la decidiría su ala derecha de caballería.

Desarrollo

Los planes sucedieron como Ptolomeo había pensado. Demetrio dio orden a sus elefantes de avanzar y cuando estos se lanzaron contra la caballería de Ptolomeo, con la caballería de detrás. Cuando los elefantes habían cubierto más de la mitad de la distancia, dio la señal de que los porteadores egipcios que llevaban las minas, las colocaran delante de la infantería ligera, estableciendo una especie de campo de minas protegido por la infantería ligera, y una vez establecido re retiraron.

Cuando los elefantes de Demetrio, pisaron los abrojos punzantes o minas, se detuvo el avance, algunos elefantes se volvieron  y arrollaron a su propia infantería ligera y los que intentaron cruzar, sus conductores fueron abatidos por la infantería ligera.

Aprovechando la confusión, Ptolomeo dio orden a su infantería ligera de avanzar, así como envolvió con su caballería a los elefantes, cargando contra la caballería adversaria de  flanco.

Batalla de Gaza: Carga de la caballería de Ptolomeo contra la caballeria de Demetrio. Autor Igor Dzis

Batalla de Gaza 312 AC: Carga de la caballería de Ptolomeo contra la caballería de Demetrio a la que puso en fuga. Autor Igor Dzis

Batalla de Gaza 312 AC. La caballería de Ptolomeo se enfrenta y derrota a la caballería de Demetrio, poniéndola en fuga. Autor Igor Dzis

En medio del desorden, agravado por la pérdida de los elefantes, la infantería ligera de Demetrio  rompió la formación y echó a correr. Los jinetes de también se dieron a la fuga dejando solos a los compañeros y  la agema o guardia real que fueron rodeados, Pitón y Boeto murieron y finalmente Demetrio pudo huir.

La infantería mercenaria, dejaron las armas y se rindieron, el resto se retiró a Gaza. En las puertas de Gaza se originó unagran confusión,  algunos de su caballería prefiere rescatar su equipaje y cuando llegaron las tropas de Ptolomeo nadie fue capaz de cerrar las puertas a tiempo” con el resultado de que los perseguidores consiguieron entrar  dentro de los muros, y la ciudad pasó a manos de Ptolomeo.

Batalla de Gaza, desarrollo

Batalla de Gaza, desarrollo

La derrota de Demetrio fue flagrante, tuvo 1.500 muertos la mayoría de caballería, 8.000 prisioneros y 40 elefantes capturados. No hay datos de las bajas de Ptolomeo.

Secuelas

Ptolomeo se fue con su ejército contra las ciudades de Fenicia, conquistando Tiro y Sidón. Demetrio, necesitando soldados, se retiró a Tripoli (ciudad de Grecia) junto con lo que quedaba de sus fuerzas de guarnición en Cilicia.

En la primavera de 311 AC, Ptolomeo dio a Seleuco una pequeña fuerza de 800 infantería y 200 caballería para que pudiera regresar a Babilonia que había sido su satrapía y donde todavía tenía partidarios. Seleuco fue capaz de reclutar otros 3.000 hombres de los pueblos y las colonias griegas a lo largo de la ruta y recapturar Babilonia rápidamente. Pero el gobernador dejado por Antígono, Nicanor, armó contra él otro ejército con 10.000 infantes y 7.000 jinetes con fuerzas de Media y Aria y se lanzó en búsqueda del supuesto usurpador.

Seleuco no podía hacer frente a su enemigo en campo abierto, así que huyó. Nicanor le persiguió a Seleuco, astutamente, esperó a que el ejército de su enemigo hubiera acampado y lanzó un ataque sorpresa durante la noche, e hizo una masacre en el campamento rival matando a y a Evangoro, el sátrapa de Aria, y en la confusión, un gran número de sus hombres se rindieron y aceptaron luchar con Seleuco, que ahora tenía cerca de 20.000 hombres. Tras haber salido de Babilonia huyendo, retornó triunfante, con un ejército casi cuadruplicado y con gran prestigio, pero todavía no era lo suficientemente potente para hacer frente a Antígono en batalla abierta, así que acto seguido, ante la inexistencia de fuerzas importantes en la satrapías orientales, Seleuco las invadió y las hizo suyas.

Mientras tanto, ya en el año 311 AC, Antígono volvió a Siria, donde su hijo no había estado a la altura. No obstante, sabía que su hijo era un buen estratego y que Ptolomeo era un mal enemigo. Aprovechando su prestigio marchó sobre Fenicia y las ciudades que habían abierto sus puestas a Ptolomeo, las volvieron a abrir, ahora a Antígono. Las ciudades lo único que querían era vivir en paz y tanto les daba que fuera su monarca un diádoco u otro. Ptolomeo, sabiendo que Antígono era más duro de pelar que su hijo, retrocedió a sus posiciones en Egipto.

Con el fin de poner fin a las tensiones se entablaron conversaciones de paz. Los generales se reunieron en el 311 AC para volver a realizar un nuevo reparto de los antiguos territorios de Alejandro. Casandro fue nombrado regente, con la sede de su poder en Macedonia, Ptolomeo y Lisímaco conservaron sus territorios, mientras que Asia pasó a manos de Antígono, incluyendo Gaza que permaneció bajo su poder, pero Babilonia quedó en manos de Seleuco.

En Grecia seguía la lucha entre Casandro, hijo del difunto Antípatro, regente de Macedonia nombrado por Alejandro, y Polemón, el sobrino de Antígono. Éste se había hecho con el control del Peloponeso y la parte de Grecia situada debajo de la Tesalia.

Con Antígono dueño absoluto de Asia Menor, y con su sobrino Polemón amenazando a Macedonia desde el Sur, Casandro temió que, en cuanto Antígono terminara su operación contra Ptolomeo, podría invadir Grecia atravesando el Helesponto y recibir el apoyo de su sobrino desde el Sur. Y poco podría hacer Lisímaco en la Tracia contra el poderoso Antígono.

Así que ambos diádocos decidieron que lo mejor era hacer la paz con Antígono. Y así se lo propusieron. La noticia le llegó a Ptolomeo y éste también se apresuró a mandar emisarios a Antígono pidiendo la paz.

La paz se firmó de nuevo en el 311 AC, y se repartieron el poder: Casandro seguiría como estratego con sede en Macedonia; nadie hablaba de regente. Pero las ciudades griegas recuperarían su independencia y las guarniciones macedónicas saldrían de ellas. Lisímaco seguiría con su Tracia, pero nada más. Ptolomeo se mantendría en Egipto. Para Antígono sería todo lo demás, incluidos los tesoros que había afanado en las capitales persas. Seleuco, ni contaba. Pero se estableció que a la mayoría de edad del hijo de Alejandro, hijo de Roxana, residentes ambos en Macedonia, pasaría a ser el dueño del Imperio. Mientras tanto, lo gobernarían los actuales diádocos.

 

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2014-04-29. Última modificacion 2017-02-02.