Edad Media Guerras anglo-escocesas Batalla de Dupplin Moor o del Páramo Dupplin 1.332

La muerte de Roberto I en 1.329 dejó la corona en manos de su hijo de cuatro años, David II. Este momento fue aprovechado para atacar por los “desheredados”, nobles escoceses que durante la Primera Guerra de Independencia de Escocia se habían aliado con los ingleses y que después de la derrota sufrida en la batalla de Bannockburn habían perdido sus títulos, tierras y propiedades a manos de Roberto Bruce (Roberto I).

Los deseheredados dirigidos por Eduardo Balliol

Los deseheredados dirigidos por Eduardo Balliol

El líder de los “desheredados”, Eduardo de Balliol, retornó de su exilio en Francia en el invierno de 1.331 y pidió ayuda al rey inglés Eduardo III, que dio el visto bueno a la expedición.

Eduardo III seguía oficialmente en paz con David II, y sus tratos con Eduardo de Balliol eran de naturaleza discreta. Por supuesto que el monarca inglés estaba perfectamente al corriente de lo que sucedía, y lo más seguro es que Eduardo de Balliol le hubiese prestado vasallaje en secreto antes de partir la expedición que dirigía.  El rey inglés negó a Eduardo de Balliol, el permiso para efectuar la invasión de Escocia a través del río Tweed, que marcaba la frontera entre Inglaterra y Escocia, ya que si los invasores cruzasen frontera hubiese sido una flagrante agresión. Eduardo III aceptó sin embargo hacer la vista gorda en el caso de que se efectuase una invasión marítima, aunque dejó claro a los conspiradores que negaría todo conocimiento, les desautorizaría y confiscaría todas sus propiedades en Inglaterra en caso de que el plan urdido por estos no tuviese éxito.

El 20 de julio llegaron las noticias de la muerte del Guardián de Escocia, Thomas Randolph, momento que Balliol aprovechó para dar la orden de zarpar.

La flota rebelde y sus aliados ingleses partieron el 31 de julio desde varios puertos de Yorkshire hasta Kinghorn, y  desembarcaron en Kinghorn el día 6 de agosto. Desde allí iniciaron la marcha hacia Dunfermline y Perth. Las tropas de Balliol y de Enrique de Beaumont sumaban un total de 500 hombres de armas, 1.000 infantes y arqueros, y  40 mercenarios alemanes.

 

La batalla

El 10 de agosto acamparon en Forteviot, al sur del río Earn. El nuevo Guardián de Escocia, el conde de Mar, había tomado posiciones en la ribera norte del río con un ejército mucho más numeroso (se dice entre 4.000 y 20.000, lo más probable unos 5.000). Además, un segundo ejército escocés liderado por Patrick, conde de Dunbar, se aproximaba por la retaguardia.

El pánico se apoderó de los hombres de Balliol, que acusaron Henry Beaumont de haberlos traicionado y haberles llevado a una trampa, pero éste, que era sin duda el soldado con más experiencia militar de ambos bandos, reaccionó con calma y precisión. Consciente de que no podía permitir que los dos ejércitos escoceses unieran sus fuerzas, ordenó cruzar el río por la noche y lanzar un ataque sorpresa contra el enemigo.

Los escoceses habían establecido su campamento en un lugar llamado Gaskmoor (no identificado),  estaban tan confiados de la victoria que se pasaron la noche bebiendo, convencidos de obtener una victoria fácil el día siguiente. Mientras tanto, un pequeño contingente inglés liderado por sir Alexander Mowbray y guiados por un traidor, Murray de Tullibardine, cruzaron el río y se apoderaron de una pequeña fortificación en un lado del campamento escocés, mientras el resto del ejército ocupaba posiciones en una pequeña colina al otro lado.

Al amanecer del día 11 de agosto, el conde de Mar se dio cuenta de que había sido flanqueado y que los desheredados e ingleses ya estaban desplegados en orden de combate.

Balliol había ocupado  una ladera con un frente de unos 200 metros, que no podía ser flanqueado y estaban formados en orden de batalla en forma de  media luna, con sus caballeros y hombres de armas desmontados formaron el cuerpo principal, y en las alas había situado a sus arqueros. Su única reserva eran tropas de mercenarios continentales que permanecieron montados, unos cuarenta jinetes.

Lord Roberto Bruce, hijo ilegítimo del rey Roberto I, acusó al conde de Mar de traición e incompetencia. Las tropas escocesas, desorganizadas y sin un líder claro formaron en orden da batalla independientemente. Las fuerzas de Bruce a vanguardia y detrás los hombres de Mar.

Batalla de Dupplin Moor 1.332. Balliol coloca arqueros ingleses a los flancos

Batalla de Dupplin Moor 1.332. Balliol coloca arqueros ingleses a los flancos

Los hombres de Bruce fueron los primero en avanzar con su típica formación en schildron hacia los desheredados, iniciaron la subida de la pendiente y chocaron con el centro. Fueron recibidos por una lluvia de flechas desde los flancos, que les produjeron numerosas bajas.

Cuando llegaron al cuerpo a cuerpo, la batalla se convirtió en una pelea de empujones, buscando abrir una brecha en la formación de piqueros. Los desheredados estaban en inferioridad numérica pero contaban con la pendiente a su favor. La presión se hizo tan espesa que muchos murieron de la presión o sofocación y los vivos apenas tenían espacio para levantar sus armas.

Schildron escocés

Schildron escocés

Bruce dio la orden de retirada para reorganizarse, pero se vio embestido por los hombres de Mar, que en su propia carga colisionaron contra ellos, causando tantas o más víctimas que los ingleses.

Los desheredados avanzaron contra la masa humana desorganizada que tenían delante y realizaron una gran matanza. Los escoceses aterrorizados trataron de escapar trepando unos sobre otros, pero las formaciones de detrás les bloqueaban la salida. Continuó, según cronista, “hasta que el ejército escocés se había convertido en un montón de casi quince metros de altura retorciéndose, en la que los soldados ingleses estaban grotescamente, golpeando con sus lanzas y espadas en cualquier señal de vida por debajo de ellos”.

El ataque se detuvo, los sobrevivientes corrían por las laderas ensangrentadas cubiertas de muertos. La reserva de Balliol bajo Enrique de Beaumont cargó cuesta abajo sobre los escoceses que huían, acuchillando a la multitud en una implacable persecución.

Batalla de Dupplin Moor 1.332. Autor Ryan Ryzzo

Batalla de Dupplin Moor 1.332. Autor Ryan Ryzzo

Cuando la masacre terminó, el conde de Mar, los condes de Menteith y Moray,  Roberto Bruce (bastardo hijo del ex rey Robert Bruce) señor de Liddesdale; Alexander Fraser; Alto Chamberlain, y dieciocho nobles menores, fueron muertos así como casi setenta caballeros. La mayoría de las cuentas dicen que 2.000 hombres de armas y una masa incontable de infantería común yacían en el campo de batalla.

Se dice que los cuerpos de los escoceses se apilaron tan alto hasta llegar a la altura de una lanza. Los ingleses se limitaron a cerrar el círculo y a rematar a los supervivientes. Bruce y Mar cayeron muertos, así como entre 2.000 y 13.000 hombres. Los ingleses solo perdieron 33.

 

Secuelas

La batalla de Dupplin Moor fue la peor derrota de Escocia desde la batalla de Falkirk, acontecida 34 años antes. Unas semanas más tarde, Eduardo de Balliol fue coronado rey de Escocia en la abadía de Scone. Sin embargo, se encontró peligrosamente aislado en un país hostil, por lo que movió sus fuerzas hacia Galloway, el único lugar donde pudo encontrar un poco de apoyo. En diciembre, un grupo de simpatizantes de Bruce atacaron a Balliol, que se encontraba entonces en Annan. La mayoría de los hombres de Eduardo murieron, pero él logró escapar a caballo medio desnudo, refugiándose en Inglaterra. Cualquier intento futuro de recuperar el trono tendría que ser con el apoyo del rey inglés Eduardo III.

Puntúa este post
Dinos que te ha parecido la entrada
Guerras anglo-escocesas
Batalla de Dupplin Moor o del Páramo Dupplin 1.332
[Reduce texto]
[Aumenta texto]
[Ir arriba]