Edad Media Guerras anglo-escocesas Batalla de Flodden o Batalla de Branxton (1513)

Cargando anuncio...

Se enfrentaron el ejército de Escocia mandado por el rey Jacabo IV y el ejército de Inglaterra mandado por la reina regente Catalina de Aragón, tuvo lugar en el condado de Northumbria el 9 de septiembre de 1.513 y se saldó con la total derrota de los escoceses.

Antecedentes

A principios del siglo XVI las relaciones entre Inglaterra y Escocia eran aparentemente cordiales. Sin embargo, en materia de política exterior sus posiciones eran muy divergentes. Los conflictos entre ambos bandos estaban muy arraigados, ya que compartían el dominio sobre la isla, a la vez que poseían grandes diferencias culturales.

Enrique VIII se convirtió en rey de Inglaterra en 1.509 y trató de restablecer la posición de su nación en la escena continental después de décadas de intermitente conflicto interno de la las Guerras de las Rosas. Primero casó su hermana con Jacobo IV, rey de Escocia, y su enlace debía perpetuar el buen entendimiento entre ambas naciones. Después Enrique se unió a la Santa Liga del Papa Julio II contra Francia en 1.511 con la tentadora perspectiva de recuperar Aquitania para Inglaterra. Mientras que la campaña era un fracaso, el rey Luis XII de Francia respondió a la posición inglesa resucitando la “vieja alianza” con Escocia. Suplicó a Jacobo IV de Escocia que invadiera el norte de Inglaterra para distraer los esfuerzos de Enrique en el continente.

Para mitigar y desviar los continuos ataques de las tropas inglesas contra su territorio, el monarca francés Luis XII ofreció una dotación económica de 50.000 francos y ayuda militar a Jacobo IV para que iniciara una revuelta contra Inglaterra. El rey escocés aceptó la propuesta, y con un gran apoyo popular congregó un ejército de más de 20.000 hombres provenientes de toda Escocia, a los que habrían de sumarse 5.000 soldados franceses, y finalmente se declaró en guerra contra Inglaterra, usando como pretexto la muerte de Roberto Kerr, asesinado en 1.508 por Juan Herón.

Fernando de Aragón firmó la Santa Liga con Enrique VIII, pero al mismo tiempo firmó la paz con Luis XII.

El 30 de junio de 1513, Enrique VIII desembarcó en Calais, último bastión inglés en territorio francés para iniciar la guerra contra Francia.

El 21 de julio Enrique se dirigió con el cuerpo principal del ejército inglés hacia Teruanne.

Batalla de Flodden 1513. Soldados de ambos bandos: Ingleses: (1) hombre de armas, (2) soldado profesional, (3) alabardero (billman), (4) jinete de frontera, (5) arquero. Escoceses: (6) caballero, (7) piquero de leva, (8) piquero de frontera, (9) jefe de tierras altas (higlander) con espada claymor, soldado de tierras altas (higlander) con hacha lochaber.

Movimientos previos

El 24 de julio de 1.513, el rey Jacobo mandó reunir las fuerzas en el Burhmuir de Edinburgo.

Jacobo cruzó la frontera que era el río Tweed en Coldstrem el 22 de agosto de 1513. El ejército escocés se estima en unos 60.000 efectivos, de los cuales 40.000 cruzaría la frontera. La mayoría de sus soldados iban armados con picas de tipo continental de 5,5 metros, unos 2 metros más larga que la lanza tradicional de 3,5 metros. Estas armas habían adquirido una reputación temible en manos de los lansquenetes suizos y alemanes. Pero solo podían ser utilizadas por formaciones altamente disciplinadas. Jacobo se hizo acompañar por el capitán francés conde d’Aussi, que había entrenado a los escoceses a manejar el arma.

Tras el ejército iba la artillería, 17 bombardas que habían sido retiradas del castillo de Edinburgo, y que requirieron 400 bueyes para arrastrarlas, entre ellas el Mons Meg (actualmente en el castillo de Edimburgo), que tuvo que ser dejado atrás. Aún así, la artillería retrasó el avance de forma considerable; además Jacobo había enviado a sus mejores artilleros con la flota. El ejército estaba compuesto mayormente por soldados sin experiencia en cambate.

El rey Jacobo atacó el 24 el agosto castillo de Norham, la fortaleza de la frontera formidable, que guardó el vado más oriental del río Tweed. Su bombardeo de artillería redujo el castillo hasta tal punto que el daño a la Gran Torre es todavía visible hasta nuestros días, tras abrir una brecha, se produjeron tres asaltos generales al castillo, produciendo una gran mortandad en ambas partes, los escoceses consiguieron hacerse con el castillo menos la torre, finalmente comandante inglés Anislow capituó el 29 de agosto. Las bajas sufridas y el tiempo era deplorable, con lluvia y viento, las enfermedades comenzaron a extenderse y muchos desertaron.

Asedio del castillo de Noham 1513, del 24 al 29 de agosto por las fuerzas escocesas

El 1 de septiembre, Jacobo tras la conquista el castillo de Ford, que pertenecía a Guillermo Heron, el rey escocés estableció allí su cuartel general.

Mientras tanto el comandante inglés, sir Tomás Howard, conde de Surrey, tenía 70 años, era un militar veterano que había participado en las batallas de Warwick y Bosworth, se había dirigido a York el 26 de agosto, el 29 de agosto Surrey alcanzó Newcastle donde reunió el ejército inglés con 18 nobles de la frontera. Siguió el camino y en Bolton se les unieron 1.200 marinos bajo el mando de Tomás Howard. Tenía unos 26.000 efectivos bajo su mando, principalmente arqueros y soldados de infantería armados con la guja, la versión inglesa de la archa continental (una especie de alabarda), un arma de 2,5 metros con un temible gran cuchillo en la punta. Todos iban a pie, excepto lord Dacre con sus cerca de 1.500 jinetes de la frontera.

Surrey quería detener pronto a Jacobo para evitar una invasión como la de 1.497, así que envió un heraldo el 8 de septiembre con una invitación para acordar la batalla el 9 de septiembre. Jacobo respondió anunciando su intención de esperarle hasta mediodía.

Las razones de Jacobo para aceptar el desafío son confusas, cuando tradicionalmente la mayoría de los comandantes escoceses había evitado fijar las batallas, a menos que las circunstancias fueran excepcionales. La explicación tradicional es que se cegó por nociones anticuadas del código de caballería y del honor, se creía más fuerte, estaba orgulloso de sus armas y sus piqueros, y creía que las armaduras y los protectores serían suficientes contra los arqueros ingleses, había buscado una posición muy fuerte en la única colina de la zona, una gran fortaleza natural en la cual sostener un ataque frontal de Surrey.

Batalla de Flodden 1513. Movimientos previos

Despliegue inicial

Surrey llegó a la escena el 9 de septiembre para encontrar a Jacobo en una posición inatacable, con su artillería asentada en lo alto de una alta. Surrey envió un solicitud para que los escoceses se trasladaran a un lugar más justo, pero fue sorprendentemente rechazada, Jacobo dijo que “tomaría y mantendría su terreno a su propio placer“. Surrey estudió la situación y dedujo que su mejor oportunidad era flanquear y atacar a los escoceses desde el norte. Desbordó la posición escocesa, evitando los castillos capturados de Etal y Ford y llegó a la aldea de Branxton. Ahora bloqueaba cualquier retirada escocesa hacia el norte y había evitado la temible artillería posicionada en el terreno.

Parece ser que Jacobo no supo que lo habían desbordado hasta después del mediodía. La visibilidad era poca y el tiempo continuaba lluvioso. La única posición defendible ahora estaba en Branxton, la pared septentrional del campo de la fortaleza, y el ejército escocés comenzó su lento cambio de frente.

Los ingleses desplegaron en una vanguardia y un cuerpo principal.

  • La vanguardia esta mandada por el lord almirante, Tomás Howard con unos 14.000 efectivos distribuidos en ala izquierda mandada por sir Marmaduke Constable con 2.000 efectivos, el centro mandado por el propio almirante con 9.000 efectivos y el ala derecha mandada por Edmundo Howard (hijo del almirante) con 3.000 efectivos.
  • El cuerpo principal mandado por sir Tomás Howard, conde de Surrey con unos 12.000 efectivos distribuidos en ala izquierda mandada por sir Eduardo Stanley con 3.500 efectivos; el centro mandado por el propio Surrey con 5.000 efectivos; el ala derecha mandada por lord Dacre guardián de March del oeste, con 3.500 efectivos. Viendo el amplio despliegue de los escoceses, Surrey avanzó para situarse al lado de lord almirante, y enfrentarse al rey Jacobo, dejando a Stanley y Dacre como reservas.

Los escoceses disponían de unos 42.000 efectivos, habían desplegado en tres partes en ala izquierda, centro, ala derecha y reserva.

  • El ala izquierda estaba mandada por Alejandro conde de Home con unos 10.000 efectivos.
  • El centro estaba dividido en centro izquierda mandado por Guillermo Hay, conde de Errol, con unos 7.000 efectivos: el centro derecha mandado por el propio rey Jacobo IV con unos 15.000 efectivos.
  • El ala derecha mandado por Archibaldo Campbell, conde de Argyll, contaba con unos 5.000 efectivos.
  • La reserva mandada por Adán Hepburn, conde de Bothwell, con unos 5.000 efectivos de la tierras bajas.

Batalla de Flodden 1513. Despliegue de fuerzas

La batalla

A las cuatro de la tarde sonaron los primeros disparos de los 18 cañones escoceses más grandes y pesados que los inglesesy se entabló un nutrido fuego cruzado con los ingleses que sisponían de 22 piesas más pequeñas, pero más ágiles en el disparo. La artillería escocesa era lenta, pesada y poco precisa, y muy pronto se reveló ineficaz ante las hábiles maniobras de los ingleses.

La primera formación escocesa en atacar fue el ala izquierda mandada por Home y Huntley (5.000 efectivos) que cargó contra el ala derecha inglesa madada por sir Edmundo Howard (3.000 efectivos).

Los fronterizos de Home y los montañeses de Huntly eran guerreros particularmente salvajes y voluntariosos, cuyos métodos tradicionales de la lucha eran cerrar contra el enemigo y utilizar la espada, la lanza, la alabarda o la maza. Aunque nominalmente al mando nominal era de Home y Huntley, los otros nobles y caballeros de la división no sería realmente capaces de controlar una gran masa de guerreros emocionados dispuestos a enfrentarse a sus enemigos, aparentemente a merced de ellos en la colina.

La súbita carga de los escoceses sorprendió a los ingleses, lque huyeron del campo de batalla, el estandarte de Howard fue tomado, y el mismo Howard sería rescatado por una fuerza de hombres de la frontera inglesa conducidos por el bastardo Juan Heron.

Los escoceses se dispersaron para saquear, mientras que los hombres de Huntly fueron detenidos por lord Dacre que mandaba el ala derecha (3.500 efectivos) del cuerpo principal, sir Bryan Tunstall, un subcomandante de Howard murió en la lucha y Edmundo Howard escapó para unirse a su hermano, el lord almirante.

Batalla de Flodden 1513. Home ataca a Howards. Sobre las 16,30 después de un duelo artillero, el ala izquierda escocesa mandada Home atacó al ala derecha inglesa de la vanguardia mandada por Edmundo Howards, derrotándoles y poniénoles en fuga. (1) los esoceses persiguen a los ingleses (2) y los fronterizos de Home llevan yelmo, acolchado y escudo redondo o rodela; (4) Edmundo Howard es rodeado (5) Bryan Tunstall yace muerto; (6) un highlander con cota de malla y claymore o espada grande. Autor Stephen G. Walsh

Batalla de Flodden 1513. El Bastardo Herón rescata a Howard. Edmundo Howard (1) es rodeado highlander escoceses (2 y 3) y por lowlander escoceses (4 y 5), el bastardo Herón (6) al frente de la caballería inglesa le rescata. Autor Angus McBride

La artillería inglesa, barrió a la artillería escocesa, muchos de sus componenetes se dieron a la fuga, dejando las piezas abandonadas, una vez ganado el duelo artillero, los ingleses concentraron sus fuegos en el centro del despliegue escocés, empezando a causar bajas.

Viendo el éxito del ataque de Home y Huntley, el rey Jacobo IV decidió ordenar un ataque general contra las posiciones inglesas. Para este ataque, el rey desmontó y ordenó a sus nobles y caballeros que hicieran lo mismo. Todos entrarían en batalla a pie, posiblemente para dar ánimos a sus fuerzas.

El centro izquierda de Guillermo Hay, (7.000 efectivos) y el centro derecha del propio rey Jacobo IV (15.000 efectivos), avanzaron hacia Branxton Hill, seguida por ala derecha de Archibaldo Campbell (5.000 efectivos).

Se dice que los escoceses avanzaron en silencio “a la manera alemana”; es decir en silencio, sin las sonar trompetas, ni batir los tambores o gritando.

Las dos divisiones centrales, compuestas por la mayoría del ejército escocés, cruzaron la zona pantanosa en la base de Branxton Hill, cruzaron una zanja y subieron la pendiente hasta las ordenadas posiciones de lord almirante y del conde de Surrey. En el movimiento perdieron la cohesión. La formación según el modelo suizo eran de cuadros de 520 hombres de frente por 20 filas de profundidad, Muchos escoceses habían abandonado sus incómodas picas y confiaban en las espadas, pero se encontraron con las alabardas inglesas (bill) en desventaja. Los escoceses que llevaban picas, también estaban en desventaja, estas armas eran poco manejables y desde luego no eran adecuadas para combatir en una formación rota, además los escoceses tenían poca experiencia en su manejo. Los soldados ingleses usaban sus alabardas más cortos para cortar las picas y sus manipuladores en pedazos.

Batalla de Flodden 1513. Cuerpo a cuerpo entre piqueros escoceses y alabarderos ingleses. Sello conmemorativo. Fuente Royal Mail Stamp

Batalla de Flodden 1513. Lucha entre el centro ingés y escocés.

La decisión del rey James de luchar la batalla a pie tenía la intención de inspirar a sus hombres. Este acto heroico, pero equivocado, privó al ejército escocés de una reserva de hombres montados y volvió vulnerable a los caballeros, que al luchar en el barro con su pesada armadura, les hacía lentos y vulnerables. Además, los comandantes no podían ejercer un control adecuado de sus tropas cuando estaban a pie.

Sin embargo, el impacto de la carga por las dos divisiones centrales del ejército escocés era difícil para el centro inglés aguantar la posición. Fueron cediendo terreno en la colina con el fin de que las fuerzas enemigas quedaran expuestas a un ataque de flanco, los artilleros ingleses abandonaron los cañones y buscaron refugio en sus propias filas, mientras los arqueros ingleses disparaban contra las filas posteriores inglesas, causando numerosas bajas.

Tras dos horas de terrible lucha cuerpo a cuerpo en un terreno fangoso, el rey de Escocia Jacobo IV, viendo que no hacía progresos y que la batalla estaba inclinándose a favor de los ingleses, hizo un último y desesperado intento de matar al conde Surrey, vió su estandarte y se dirigió contra él con sus mejores caballeros. Murió en la lucha junto con otros muchos nobles.

En el flanco izquierdo, sir Eduardo Stanley llegó al campo, mucho más tarde que el resto del ejército inglés. Stanley inmediatamente avanzó hasta Branxton Hill y atacó a los montañeses de Argyll y Lennox. Los hombres de Mamaduque mantuvieron un constante aluvión de flechas sobre los montañeses, que no llevaban ninguna armadura. Parte de la fuerza de Stanley se movió a su izquierda para tomar a los escoceses en el flanco. Los montañeses no esperaron el impacto de la carga inglesa y huyeron del campo, dejando a Argyll y Lennox y un pequeño grupo para enfrentarse al ataque inglés y perecer.

Con el colapso del derecho escocés Stanley reformó su columna y atacó la retaguardia del centro escocés en la base de la colina.

Batalla de Flodden 1513. La caballería inglesa ataca de flanco al centro escocés. Autor Brian Palmer.

Los escoceses que pudieron escapar se retiraron hacia el norte. Continuaron luchando contra los ingleses cuando se retiraron a Escocia y varios caballeros ingleses fueron llevados por los escoceses durante esta retirda.

Lord Home apareció a la mañana siguiente, pero fue expulsado por los ingleses, que quedaron al mando del campo de batalla.

Secuelas de la batalla

Los informes de víctimas en la batalla de Flodden difieren ampliamente. Puede ser que alrededor de 10.000 escoceses fueron muertos y tal vez tan pocos como 1.500 ingleses. El pantanoso valle, donde gran parte del ejército escocés quedo atrapado durante los ataques finales de Dacre y Stanley quedó lleno de cadaveres, ya que quedaron atrapados y ho había escapatoria.

Batalla de Flodden 1513. Secuelas de la batalla. (1) mujer muerta, posiblemente una aguadora; (2) el pequeño arroyo que hizo perder la cohesión a los escoceses; (3) escocés muerto; (4) caballero escocés despojado; (5 y 6) alabarderos ingleses (billmen) saqueando; (7) superviviente. Autor Stephen G. Walsh.

Los jinetes ingleses de la frontera saquearon el campamento escoces, y se llevaron todo lo que pudieron. Al amanecer los ingleses recogieron los cadáveres propios y los llevaron a la iglesia de Branxton donde depositaron 400 cuerpos, curiosamente muchos habían sido desvalijados por los propios ingleses.

El efecto de la batalla de Flodden fue eliminar gran parte de la actual generación de nobleza escocesa del rey. Entre los muertos escoceses estaban: el arzobispo de San Andrés, el hijo natural del rey, los obispos de Caithness y las Islas, el gran prior de los caballeros de San Juan, el abad de Inchaffray, el decano de Glasgow, 12 condes, 10 señores , 113 caballeros y un gran número de jefes de familia y jefes de clan.

Batalla de Flodden 1513. Saqueo del campamento escocés por los jinetes de frontera ingleses

No sólo los nobles sufrieron. Los muertos escoceses eran de todas partes del país y de todos los niveles sociales. Edimburgo envió gran parte de su población masculina al ejército. Lucharon en la división del rey y muchos perecieron.

Sir Bryan Tunstall, sir Guillermo Fitzwilliam, sir Juan Lawrence, sir Wynchard Harbottle y Sir Guillermo Warcop fueron asesinados: Sir Enrique Gray y sir Humphrey Lisle fueron capturados en el ejército inglés. De lo contrario, pocos hombres de importancia se perdieron.

El resultado de la batalla fue una terrible confusión en Escocia. La dinastía gobernante en todos los niveles y en todos los ámbitos de la vida fue eliminada en gran medida. La cosecha fue temporalmente abandonada cuando Escocia se entregó a la pena.

Una oleada de transacciones surgió de la muerte de tantos terratenientes. Las dispensas especiales de las cuotas feudales eran aplicables para aquellos que habían muerto en la batalla siguiendo al rey de acuerdo con un edicto emitido por el rey Jacobo antes de cruzar la frontera inglesa.

La reina Margarita se casó con el conde de Angus para proteger la sucesión de su joven hijo, que se convirtió en Jacobo V. Se produjo una lucha entre el conde de Arran y el conde de Angus acerca de quién debería ser regente durante la minoría del rey, Partidarios en las calles de Edimburgo. La reina Margarita huyó al castillo de Stirling con sus dos hijos jóvenes.

La derrota en Flodden aseguró que no hubo enfrentamientos significativos entre Inglaterra y Escocia durante los siguientes 30 años.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-07-24. Última modificacion 2017-07-27.