Edad Media La guerra de los Cien Años El ejército inglés durante la guerra de los Cien Años

El ejército inglés estaba basado en los hombres de armas (men-at-arms), infantes montados llamados pikeman o billman y arqueros, estos eran la mayoría y la relación era de 1 a 3 llegando de 1 a 4. También había se reclutaron otros tipos como los hobelards que eran una especie de caballería ligera, que montaban los hobbies o hobins que eran caballos pequeños y ligeros, y que se empleaban en misiones de reconocimiento, aunque siempre combatían pie a tierra como infantería pesada, iban dotados de una pica o un bill (precursor de la alabarda). Otros reclutados eran los bidowers o infantería ligera gascona, que iban armados con jabalinas. Con el paso del tiempo solo se emplearon hombres de armas y arqueros.

 

Los arqueros ingleses

Durante las invasiones anglo-normandas de Gales, los arqueros galeses se cobraron un alto precio ante los invasores usando esta extraordinaria arma de guerra. Durante las guerras galesas, los ingleses sufrieron cuantiosas bajas por este tipo de arco.  Los ingleses se dieron cuenta rápidamente del impacto que el arco largo podía producir en el campo de batalla. Tan pronto como la campaña galesa concluyó con éxito, los reclutas galeses comenzaron a ser incorporados en el ejército inglés. Las lecciones que los ingleses aprendieron en el País de Gales fueron utilizadas más adelante con un efecto mortal por los mercenarios galeses en los campos de batalla de Francia y de Escocia. Su habilidad fue ejercitada bajo el rey Eduardo I de Inglaterra (1239-1307), que prohibió todos los deportes salvo el tiro con arco en domingo para cerciorarse de que se practicara exclusivamente.

Equipamiento de un arquero inglés. Autor Gerry Embleton para Osprey

Equipamiento de un arquero inglés. Autor Gerry Embleton para Osprey

El arco largo o longbow estaba fabricado con madera de tejo, aunque también se emplearon el fresno y el boj. Su longitud era de 1,8 m, aunque algunos alcanzaron los 2 m. Para armarlos había que ejercer una fuerza de  50 kg, lo que requería mucha fuerza. Su alcance estaba alrededor de 300 m.

La construcción de un arco largo consistía en madurar la madera de tejo entre uno y dos años; entonces se trabaja lentamente para darle forma; el proceso entero podía llevar hasta cuatro años, en sus extremos se ponía materia de cuerno para sujetar la cuerda.

Las flechas tenían una longitud de unos 90 cm, y pesaban de 60 a 100 gr, tenían distintas clases de puntas, unas arponadas para largas distancias y que cuando se clavaban eran muy difíciles de extraer, y las había con punta de punzón que se usaban para perforar las corazas y se empleaban a cortas distancias y tiro tenso, tenían flechas de caza o de “cabezal amplio” que dejaban extensos cortes cuando perforaban la carne, causando una rápida pérdida de sangre. Las flechas estaban hechas de maderas ligeras como las de álamo. Cada arquero portaba dos haces de 24 flechas, que se llevaban sujetas al cinturón o bien en aljabas de lino, las flechas de repuesto se llevaban en cofres o toneles.

Instrucción de arqueros ingleses. Autor Peter Dannis para Osprey

Instrucción de arqueros ingleses. Autor Peter Dennis para Osprey

Los arqueros se formaban desde muy corta edad desde los 7 años, empezaban con arcos pequeños e iban aumentando el tamaño según iban creciendo. Cuando alcanzaban su madurez, podían disparar hasta 15 flechas en un minuto, los que disparaban menos de 10 no se les consideraba dignos.

Para reclutarlos se utilizaba la comisión Array, por la que todos los hombres entre 16 y 60 años debían servir en caso de necesidad, los yeomen o aquellos que tenían propiedades superior es a 40 chelines debían de poseer un arco.  Los miembros de la comisión buscaban los arqueros de élite, dado que estos valían por dos, se les daba una paga y se les facilitaba el equipo, incluso un caballo. El número dependía de cada condado.

Los arqueros se organizaban en grupos de 20, bajo el mando de un veintenar, que cobraba el doble, cinco veintenares hacían una centena que era mandada por un centenar. Normalmente eran una fuerza poco disciplinada pero muy orgullosa.

Como armamento secundario llevaban los ballock o dagas de la misericordia que solían usar para rematar a los heridos muy graves en el campo de batalla, también usaban las mazas, hachas y cualquier objeto que les sirviese en el cuerpo a cuerpo, en la etapa final llevaban un pequeño escudo redondo o reodela y espada. Contra la caballería colocaban estacas puntiagudas delante de ellos para parar la carga.

Hombres de armas ingleses

Eran soldado de caballería pesada, que basaba su estrategia en un choque frontal ejecutado con lanzas de ristre. Eran soldados de arnés completo, montados en sillas de bridas sobre potentes caballos encubertados. Llevaban sobrevestas para ser identificados. Estaban compuestos por los caballeros de origen noble y los escuderos

Los ingleses normalmente combatieron a pie, formando en el centro de las formaciones defensivas, combatiendo con la lanza y cuando llegaban al cuerpo a cuerpo con su espada.

Equipamiento de un caballero u hombre de armas ingles. l izquierda en 1390 a la derecha 1450. Autor Graham Tuner

Equipamiento de un caballero u hombre de armas ingles. El de la izquierda en 1.390. El de la derecha en 1.450. Autor Graham Tuner para Osprey

Al principio los hombres de armas eran solo ingleses, pero al final de la guerra la mayoría eran extranjeros, sobre todo franceses, llegando a tener 18 nacionalidades distintas, situados en las guarniciones de Francia. Los refuerzos serían todos ingleses.

Los hombres de armas no eran ejército permanente, aunque algunos cargos tenían escoltas permanentes, Enrique IV en su libro Negro, estipuló el número máximo de escoltas que se podía tener: el rey 600, un duque 240, un marqués 200, un conde 140, un vizconde 80, un varón 40, y un caballero 16. Cada uno tenía su banerete o portaestandarte que llevaba su pendón o baner. En la guerra hacer prisionero a un noble suponía hacerse con un gran capital por el dinero que tenían que pagar por su rescate. Muchos hombres de armas en el combate se dirigían hacia donde estaban los pendones que eran donde se encontraban los nobles.

Billmen y pikemen

Eran infantes que los ingleses empleaban montados en caballos o en mulas, pero siempre combatían a pie. Normalmente iban bien protegidos bien por cota de malla, armaduras de placa o gambesón o acolchado que normalmente habían capturado al enemigo, por lo que la uniformidad era muy heterogénea. Su armamento era el bill un arma astil parecida a la glaive. Derivado originalmente de la podadera o corta-ramas agrícola, en una hoja de cortar curvada con un gancho en la punta que servía como lanza y otro lateral que se empleaba para derribar a los jinetes, la longitud era entre 2,4 a 2,7 metros. Se puede decir que era una precursora de la alabarda.

Billmen ingleses en posición, ver la evolución de las bill

Billmen ingleses en posición, ver la evolución de los bill desde la podadera o corta-ramas.

Los ingleses copiaron la pica de los escoceses y la fueron introduciendo poco a poco en su ejército aunque el asta era más corta que la de los escoceses para poderla llevar a caballo.

Artillería

Los ingleses utilizaron por primera vez los cañones en la batalla de Creçy en 1345, el Inventario Real inglés menciona por primera vez los 5 cañones  “rivaldis”. Se cree que estos disparaban flechas largas y una forma simple de metralla, pero eran tan importantes que estaban bajo la supervisión directa del Inventario Real. De acuerdo con Jean Froissart, el cañón Inglés hizo “dos o tres descargas sobre los genoveses”. El cañón debía de ser enfriado después de cada disparo.

Es muy probable que se tratase un cañón de tipo “pot de feu” u ollas de fuego que disparaban proyectiles denominados quarrels, carreaux o garros que tenían forma de  flecha de metal grande, forzados por envolturas de cuero, e introducidas en el cañón a presión. Se utilizan principalmente contra los hombres de armas en el campo de batalla. Su calibre era de 30 a 36 mm. Tenía un alcance de varios centenares de metros.

Cañón pot de feu” u ollas de fuego que disparaban proyectiles denominados quarrels

Cañón pot de feu u ollas de fuego que disparaban proyectiles denominados quarrels, carreaux o garros

En 1345 se dice que Eduardo III tenía un centenar de cañones en la Torre de Londres.  En 1346 Eduardo empleó 22 cañones en su campaña de Francia.  Durante el sitio de Calais  Eduardo III empleó 8 cañones, probablemente se trataban de las primeras bombardas o pedreros o morteros en España se les llamaba truenos por el ruido que hacían, usaban como proyectiles bolas de piedras labradas, de ahí el nombre de pedreros. La También empleo 2 grossa que posiblemente se tratasen de bombardas de mayor calibre. Disponía de 2.500 kg de pólvora.

También se menciona que 1.338 un estaba barco equipado con 3 cañas de hierro y 5 recámaras y un  arma de fuego de mano.

El pedrero o trueno era una pieza de calibre grande (de 30 a 50 cm), muy corta (de 1,5  a 3 calibres), se componía de dos piezas una llamada caña o tombe y la otra recámara o mascle unidas a rosca en una sola pieza, la recámara disponía de un orificio llamado oído o fogón . El calibre de la recámara era mucho menor que el de la caña. Los más antiguas se construían como los toneles con duelas de hierro que se ponían alrededor de un cilindro de madera y unidas exteriormente por aros de hierro.   A mediados del siglo XIV, empezaron a construirse bombardas fundiendo en una sola pieza  sus dos partes. El metal empleado era el bronce (aleación de cobre y estaño) y se llamaba fuslera y solo podían ser fabricadas por los campaneros.

Bombardas o pedreros o morteros, en España se llamaban truenos

Bombardas o pedreros o morteros, en España se llamaban truenos

Pronto, sin embargo, se hicieron de ánima más larga y, al acabar el siglo XIV, se efectuó un importante progreso al comenzar a sustituirse el bolaño o bola de piedra por la de hierro colado, lo cual permitió disminuir el calibre alcanzando los mismos efectos.

Froissart afirma que los ingleses tenían 400 cañones en el cerco de St. Malo en 1.378, aunque la mayoría posiblemente fueran volvorinas o culebrinas en España eran denominadas trueno de mano, eran  armas de fuego ligeras disparadas por un solo sirviente.

Un cañón mucho más pesado fue usado en el sitio de Saint-Saveur-le-Vicomte en 1.375 disparaba una  piedra 50 kg, y Froissart registra el uso de un arma de fuego que  disparaba  piedras de 100 kg, dos años después. El conde  Holand compró piedras de 200 kg para su bombarda en 1.378. Dos bombardas compradas por el duque de Borgoña en 1.409 arrojaban piedras de 200 a 250 kg a 700-750  metros. Faule Mette, hacia 1.411, disparaba piedras de más de media tonelada.

Enrique V fue un maestro en la guerra de asedios, en el asedio de Harfleur el papel principal de los cañones era para causar estragos dentro de la ciudad con el fin de animar a los sitiados a rendirse. Con sus doce grandes bombardas, alcanzó edificios importantes casi en el centro de la ciudad, dejándolos demolidos o en peligro de colapso inevitable.

Bombarda de asedio inglesa 1410. Los sirvientes visten de forma similar a los arqueros. Enrique V decía “La guerra sin artillería es como la salchicha sin mostaza”. El transporte de estas piezas carros pesados que ralentizaba la marcha. Autor Graham Turner

Bombarda de asedio inglesa 1410. Los sirvientes visten de forma similar a los arqueros. Enrique V decía “La guerra sin artillería es como la salchicha sin mostaza”. El transporte de estas piezas era mediante  carros pesados que ralentizaba la marcha. Autor Graham Turner para Osprey

Los numerosos asedios largos de los años 1.410 y principios de los años 1.420 demostraron que la artillería no era entonces capaz batir una fortaleza guarnecida por defensores determinados. El asedio de Ruán duró casi seis meses, del 31 de julio de 1.418 al 19 de enero de 1.419, a pesar de que la ciudad “fue severamente castigada, dentro y fuera, por las grandes bombardas inglesas. Al final fue  el hambre, y no las bombardas, las que hicieron rendirse la ciudad. La ciudad de Cherburgo se rindió por el  hambre después de siete meses en 1.418.  Melun después de dieciocho semanas en 1.420; Meaux después de siete meses en 1.421. Montaguillon después de seis meses en 1.423. El castillo de Chateau Gaillard en Normandía extendió por seis meses, hasta que los canales que la guarnición utilizaba para llevar el agua potable fueron destruidos.

Asedio de Vellexon 1409-10. artillería borgoñona 1.-Jean de Vergy mariscal Borgoña, 2 picapedrero, 3 artillero, 4 ballestero montando guardia. Observar como el mantelete está levantado para dispara la bombarda. Autor Gerry Embleton

Asedio de Vellexon 1409-10. Artillería borgoñona 1.-Jean de Vergy mariscal Borgoña, 2 picapedrero, 3 artillero calibrando un bolaño, 4 ballestero montando guardia. Observar como el mantelete está levantado para disparar la bombarda. Autor Gerry Embleton

Estas grandes bombardas eran muy difíciles de manejar, y tenían una cadencia de dos o tres disparos al día.

Artilleria borgoñona 1470. 1 transporte de un Veuglaire, 2 maestro artillero con una bombarda rebentada. 3 artillero con una serpentina

Artilleria borgoñona 1.470: 1 transporte de un veuglaire, 2 maestro artillero inspecciona una bombarda reventada. 3 artillero preparando una serpentina

Tras la muerte de Enrique V, la artillería inglesa fue declinando siendo superada por la artillería francesa, aunque la artillería de sus aliados borgoñones alcanzaba un alto grado de profesionalización.

 

 

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-09-08. Última modificacion 2017-08-01.