Edad Moderna Conquistadores portugueses Bartolomé Díaz

Orígenes

Bartolomé Díaz (Bartolomeu Dias en portugués) era descendiente de Dinis Dias, descubridor de Cabo Verde. El rey Juan II de Portugal le ordenó navegar por el litoral africano tan al sur como fuera posible y descubrir si África estaba unida a la India, como proponía el geógrafo Ptolomeo, o era un continente independiente, y conocer noticias sobre el mítico reino cristiano del Preste Juan, con el que el rey deseaba entablar relaciones amistosas.

A finales de julio o comienzos de agosto de 1.487, con dos carabelas de 50 toneladas armadas (la San Cristóvão y la San Pantaleão), y una naveta de provisiones.

Entre sus compañeros estaban Pedro de Alemquer, quien escribió una descripción del primer viaje de Vasco da Gama, Juan Infante (capitán de la San Pantaleão), y Pedro Díaz, hermano de Bartolomé que mandaba la naveta.

También había dos hombres y cuatro mujeres de raza negra, que servirían de intérpretes para explicar a los nativos el objetivo de la expedición, y desembarcarían en lugares apropiados para explicarles a los nativos el propósito de la expedición, y obtener información sobre el reino de Preste Juan.

 

Descubrimiento del cabo de Buena Esperanza

La flotilla zarpó de Lisboa en el verano de 1.487. Puso rumbo sur y navegó primero hacia la desembocadura del río Congo, descubierto el año anterior por Cao y Behaim. Se aprovisionaron en la fortaleza portuguesa de San Jorge de la Mina, en la Costa de Oro (actualmente Elmina) luego siguiendo la costa de Angola, llegó el 8 de diciembre al golfo da Santa Maria da Conceição (Walbisbaai, Walvis Bay, en la actual Namibia), el punto más al sur cartografiado por la expedición de Diego Cao.

Viaje de Bartolomé Díaz 1487-88

A finales de diciembre de 1.487 alcanzaron un lugar cercano a la desembocadura del río Orange y erigieron un padrao de piedra y llamaron al lugar Angra dos Voltas, cerca a la actual Angra Pequeña.

Se alejaron de la costa y fueron arrastrados por un violento temporal de trece días durante el mes de enero de 1.488 la costa y fue empujado pasando de largo por el sur el cabo que actualmente se denomina cabo de Buena Esperanza, sin llegar a verlo.

Trece días más tarde, aprovechando los vientos provenientes de la Antártida que soplan con fuerza en el Atlántico Sur, navegaron hacia el noreste, esperando llegar a la costa. Cuando no había tierra, giró hacia el norte. Finalmente avistó tierra y los barcos echaron el ancla debajo de algunos acantilados, encima de los cuales los había hombres cuidando del ganado que pastaba. Bartolomé nombró el lugar bahía dos Vaqueiros (bahía del los Vaqueros) (actual Mossel bay o bahía Mossel). Los misioneros trataron de hacer amistad con los pastores, pero fueron recibidos con un aluvión de piedras.

Itinerario de Bartolomé Díaz en el sur de África

Siguieron la costa hacia el este y llegaron a la bahía de Algoa (700 km al este del cabo de Buena Esperanza) y después alcanzaron el río Groot-Visrivier (o río Fish) que llamaron río Infante, en honor a Juan Infante, comandante de la segunda carabela. La expedición de Díaz llegó a su punto más lejano en el océano Índico el 12 de marzo de 1.488, cuando anclaron en Kwaaihoek, cerca de la desembocadura del río Bushman, donde fue construida un padrão (hito de piedra) el Padrão de San Gregorio.

En ese punto Díaz quería seguir navegando hacia la India, pero se vio obligado a regresar cuando su tripulación se negó a ir más allá, debido a la escasez de provisiones y a que las naves estaban bastante deterioradas por la tormenta. La tripulación revuelta obligó al capitán a regresar a Portugal siguiendo la línea de costa hacia el oeste. Bartolomé redactó un documento y los hizo firmarlo para que no se hiciera responsable de la decisión.

Bartolomé Díaz en el cabo de las Tormentas o de la Buena Esperanza. A la izquierda durante la tormenta pasando de largo el Cabo. A la derecha a su regreso levantando un padrão (hito de piedra)

En el regreso, siempre a la vista de la costa, descubrieron el cabo Agulhas (cabo de las Agujas), el punto más meridional del continente a 150 kilómetros del cabo de Buena Esperanza, y que es el verdadero punto de división entre los océanos Atlántico e Índico, y el cabo das Tormentas (cabo de las Tormentas), actual cabo de Buena Esperanza, por ser el lugar donde ocurrió la tormenta y que habían contorneado por alta mar en el viaje de ida. En este viaje de regreso colocó padrões de piedra en los principales puntos descubiertos: la actual isla Falsa (False Island), la punta del cabo de las Tormentas, entonces descubierto, y en cabo da Volta, actual punta Díaz.

Llegaron a Lisboa en diciembre de 1.488.

Las carabelas de Bartolomé Díaz la San Cristóvão y la San Pantaleão de regreso a Lisboa

 

Muerte de Bartolomé Díaz

En los años siguientes, Bartolomé Díaz continuó vinculado a la exploración naval. En 1.494 se encargó de preparar la flota que habría de llevar a Vasco da Gama hasta la India, supervisó la construcción de las naos San Gabriel y su buque gemelo, el San Rafael, y acompañó a la flota de Vasco da Gama en 1.499, como capitán de una carabela que tenía como destino San Jorge de la Mina, acompañándolo como guía en la primera etapa del viaje hasta hasta Cabo Verde, en la costa africana, y desde allí siguió hasta la Costa de Oro.

Años más tarde, en 1.500, Bartolomé se unió como capitán de uno de los barcos a la expedición de Pedro Álvares Cabral, con destino a la India. Los vientos desviaron a la flota hacia el oeste, y los portugueses acabaron recalando en la costa de Brasil, en América. Un mes después, tras recorrer el extremo oriental, la flota volvió a zarpar con rumbo este, cruzó el Atlántico y se dispuso a flanquear el cabo de Buena Esperanza. Sin embargo, pronto se vieron envueltos en una terrible tormenta que hundió varias naves, entre ellas, la de Bartolomé Díaz, que pereció en las aguas.

 

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2018-04-18. Última modificacion 2018-04-18.