Edad Moderna Guerras Polaco-Rusas (1486-1677) Guerra Polaco-Rusa (1658 -67)

Cargando anuncio...

Guerra Polaco-Rusa (1.658 -67)

 

Reanudación de las hostilidades

Iván Vigovski, el atamán recién elegido en 1.657 tras la muerte de Bogdán Khmelnitsky, se alió con los polacos mediante el tratado de Hádiach de septiembre 1.658, que incluía la creación del Gran Ducado de Rutenia.

El Zar concluyó con Suecia el tratado de Valiersari, que puso fin a la guerra Ruso-Sueca (1.656–58) decidieron reanudar la guerra con Polonia para ganar el control sobre los disputados territorios rutenos. Después de las negociaciones no concluyentes con los polacos en Vilnius, el ejército del príncipe Yury Dolgorukov atacó a las unidades polacas que custodiaban las delegaciones polacas cerca de Werki (Verkiai) el 11 de septiembre de 1.658. Las tropas polacas fueron tomadas por sorpresa y fueron derrotadas, los rusos tomaron muchos prisioneros, incluido el líder polaco, hetman Wincenty Korwin Gosiewski; Gosiewski permanecería como rehén durante cuatro años. Otro comandante polaco, hetman Paweł Jan Sapieha, sería culpado más tarde por no acudir en ayuda de Gosiewski debido a la fricción personal entre ellos.

En octubre de 1.658 y se apoderó de Wincenty Gosiewski en la batalla de Werki. En el norte, el príncipe Yuri Dolgorúkov desbarató el intento de Sapieha de bloquear Vilna el 11 de octubre; en el sur, el ucraniano Vigovski no pudo arrebatar Kiev a Sheremétev y a la guarnición rusa.

 

Operaciones en 1.659

Batalla de Myadel (8 de febrero de 1.659)

A fines de 1.658, importantes fuerzas polaco-lituanas se ubicaron en la región de Myadel (actual Bielorrusia), una zona que previamente juró lealtad al zar ruso, sin embargo muchos de los nobles (szlachta), hicieron un llamamiento al hetman lituano Paweł Jan Sapieha para unirse al ejército de la Mancomunidad. Después de la firma del tratado de Valiesar, el ejército ruso pudo llevar sus tropas a Lituania que estaban involucradas en la lucha contra los suecos. Los rusos entraron a Lituania y tomaron Braslaw. Algún szlachta lituano volvió a cambiar de lado y se pasó a los rusos. Sin embargo, el ejército de la Mancomunidad tenía unos 6.000 soldados.

El 24 de enero, un cuerpo de caballería rusa (yertoul) que contaba con unos 1.000 jinetes fue enviado para capturar a algunos prisioneros que proporcionarían información importante sobre los lituanos. El cuerpo se topó con la vanguardia del ejército lituano cerca de la aldea de Postavy y la aplastó, habiendo capturado la bandera y haciendo muchos prisioneros. Varios días después, Khovansky con otras tropas lo alcanzó.

El 29 de enero, el yertoul derrotó a otro destacamento lituano cerca de Myadel y lo persiguió hasta la ciudad, matando a muchos de sus hombres. Aquí, los rusos se encontraron con las principales fuerzas del enemigo. En el siguiente choque, los lituanos empezaron a prevalecer, sin embargo, llegó el refuerzo ruso de 1.000 hombres de caballería de Khovansky. Dado que el yertoul en sí era relativamente numeroso con 1.000 hombres, los lituanos creían que el ejército de Khovansky era mucho más grande y el pánico se extendió cuando las tropas de Khovansky aparecieron en el horizonte. El efecto fue abrumador: la masa de lituanos huyó del campo de batalla, corriendo por sus vidas, y se detuvo justo en Novahrudak. Los rusos los persiguieron unos 50 km y capturaron los carros de suministro, la artillería y 200 hombres.

Como resultado de esta victoria, el ejército ruso tomó la iniciativa estratégica y reclamó el control de grandes partes del Gran Ducado de Lituania. El mando del ejército ruso comenzó a planear una ofensiva contra Varsovia. Por la victoria en Myadel, Khovansky obtuvo el título de boyardo y fue nombrado namestnik (nuevo título equivalente a voivoda) de Vyatka.

 

Asedio del Antiguo Bykhov (1.659-61)

La amenaza a los rusos en Ucrania se desvaneció cuando la alianza entre al atamán Vigovski y el khanato de Crimea se rompió debido a la campaña del atamán Iván Sirkó, atacó también Chihirín.

Hubo un levantamiento en Severia, donde Vigovski tenía unas pocas guarniciones polacas. Durante el levantamiento pereció un noble ucraniano, Yuri Nemýrych, al que se tenía por el autor del tratado de Hádiach. Junto con el atamán de Uman, Myjailo Janenko, Sirkó acaudilló una revuelta a gran escala por toda Ucrania. Los cosacos amotinados pidieron a Vigovski que entregase los atributos del hetman y se devolviese el cargo de atamán de Ucrania al hijo de Khmelnitsky, Yuri.

Los partidarios de ambos se enfrentaron cerca del pueblo de Hermánivka. Allí, el resto de cosacos abandonó a Vigovski y se pasó a las filas de Yuri Khmelnitsky; Vigovski se quedó solo con las tropas polacas y otros mercenarios. Se reunió entonces un consejo en el que participaron las dos partes; en él se proclamó que la unión con Polonia-Lituania era impopular. Debido a lo enconado de las discusiones y a las amenazas vertidas en las sesiones, Vigovski abandonó el consejo. Este eligió atamán a Khmelnitsky y envió una solicitud oficial a Vigovski para que le entregase el poder, lo que no tuvo más remedio que hacer.

Un ejército ruso bajo el mando del príncipe Ivan Lobanov-Rostovsky, entró en la zona capturando Mstislavl, y después puso sitio a la fortaleza de del Antiguo Bykhov (Starobykhov), donde los regimientos cosacos de Ivan Nechay y Samuil Vyhovsky, que se había cambiado al rey polaco, estaban encerrados. El asedio continuó hasta el 4 de diciembre de 1.659, cuando la ciudad fue tomada por asalto. Nechai y Vyhovsky fueron capturados y enviados a Moscú. Dejando la guarnición en la fortaleza, el príncipe Lobanov-Rostovsky regresó a Smolensko en enero de 1.660, donde disolvió su ejército.

Durante el asalto, la fortaleza, en la que explotó el arsenal, sufrió mucho. En 1.661, la guarnición rusa de Bykhov se vio obligada a rendirse ante el ejército de Stefan Cznarniecki.

 

Asedio de Konotop (abril- junio de 1.659)

La noticia de una alianza cosaco-polaca alarmó a Moscú y los cosacos ucranianos que se oponían a Vyhovsky (dirigidos por Ivan Bezpaly), así que el Zar decidió enviar una fuerza expedicionaria a Ucrania en el otoño de 1.658 encabezada por el príncipe Grigory Romodanovsky, comandante militar de Moscú.

El ejército llegó a la frontera con Ucrania el 30 de enero de 1.659 y permaneció 40 días hasta que Trubetskoy negoció con Vyhovsky, ya que el comandante ruso tenía instrucciones para persuadir a los cosacos. Los rivales de Vyhovsky, las fuerzas cosacas de los comandantes Bezpalyi, Voronko y los cosacos zaporizhianos de Barabash se unieron a las tropas rusas.

El príncipe ruso no solo apoyó la elección de los oponentes de Vyhovsky de un nuevo hetman rival, sino que comenzó a ocupar activamente las ciudades en poder de los partidarios de Vyhovsky. Estos últimos fueron exterminados sin piedad junto con el abuso y el robo generalizado de la población civil.

A medida que la situación se intensificaba hasta ese punto, seguían abiertas las hostilidades. Se produjeron escaramuzas y ataques en diferentes ciudades y regiones del país, la más destacada fue la captura de Konotop por los cosacos de los regimientos de Nizhyn y Chernihiv encabezados por Hryhoriy Hulyanytsky, un coronel de Nizhyn.

El ejército ruso junto con los insurgentes anti-Vyhovsky derrotaron a las tropas de Vyhovsky en la batalla de Romny y la batalla de Lokhvytsya. Después de eso, el comandante militar supremo, el príncipe Aleksey Trubetskoy, decidió acabar con la pequeña guarnición del castillo de Konotop en poder de los cosacos de Hulyanytsky antes de proseguir en su búsqueda de Vyhovsky.

Las esperanzas del príncipe Trubetskoy de la conquista rápida de Konotop se vieron atenuadas cuando Hulyanytsky y sus cosacos se negaron a traicionar a Vyhovsky y montaron una defensa feroz y prolongada de Konotop con solo 4.000 cosacos. El 21 de abril de 1.659, después de una oración matutina, Trubetskoy ordenó un asalto general a las fortificaciones de la fortaleza. Se bombardeó la ciudad, se lanzaron algunas bombas incendiarias y el ejército marchó adelante para capturar la ciudad. En un momento dado, las tropas de Trubetskoy irrumpieron dentro de las murallas de la ciudad, pero fueron rechazadas por la feroz resistencia de los cosacos desde dentro.

Las tropas rusas en Konotop estaban formadas por fuerzas de Belgorod y Sevsky (distritos administrativos militares), que tradicionalmente eran las más afectadas por los conflictos militares en las fronteras sudoeste de Rusia, así como los regimientos de élite de Moscú.

Después del fiasco del asalto inicial, Trubetskoy abandonó sus planes de un asalto rápido y procedió a bombardear la ciudad y llenar el foso con tierra. Los cosacos se aferraron obstinadamente a pesar de todo el fuego que se desató en la ciudad: durante la noche, la tierra con la que se rellenaba el foso, se usaba para fortalecer las murallas de la ciudad, y los asediados incluso emprendieron varias salidas contra el ejército asediador de Trubetskoy. Estos ataques obligaron al príncipe Trubetskoy a mover su campamento militar a 10 km de la ciudad y, por lo tanto, dividir sus fuerzas entre el ejército principal en su cuartel general y el ejército que sitiaba Konotop. Otro ataque el 29 de abril también fue repelido y los rusos perdieron a cerca de 400 hombres y sufrieron alrededor de 3.000 heridos. En lugar de una campaña rápida, el asedio se prolongó durante 70 días y le dio a Vyhovsky el tiempo tan necesario para prepararse para la batalla con el ejército ruso.

Vyhovsky no solo logró organizar sus propias tropas, sino que consiguió el apoyo de sus aliados: los tártaros de Crimea y los polacos. Por acuerdo con los tártaros, el khand e Crimea Mehmed IV Giray, al frente de su ejército de 30.000 hombres, se dirigió hacia Konotop a principios del verano de 1.659, al igual que el destacamento polaco de 4.000 hombres con el apoyo de mercenarios serbios, moldavos y alemanes.

 

Batalla de Konotop (29 de junio de 1.659)

El 24 de junio de 1.659 Vyhovsky y sus aliados se acercaron a la zona y derrotaron una pequeña fuerza de seguridad del ejército del invasor cerca del pueblo de Shapovalivka, varios kilómetros hacia el sudoeste de Konotop. Según el plan hecho esa tarde, 30.000 tártaros fueron dejados para tender una emboscada al sudeste del río Sosnivka, mientras que las fuerzas de Vyhovsky con polacos y mercenarios se colocaron en el pueblo de Sosnivka, al sur del río con el mismo nombre.

Mientras tanto, Vyhovsky entregó el mando de sus fuerzas al hermano de Hryhoriy Hulyanytsky, Stepan Hulyanytsky, y a la cabeza de un pequeño destacamento cosaco se dirigió a Konotop. Temprano en la mañana del 27 de junio de 1659, el destacamento de Vyhovsky atacó al ejército de Trubetskoy cerca de Konotop, y usando un ataque repentino e inesperado logró capturar un número importante de los caballos del enemigo y ahuyentarlos hacia la estepa. El enemigo contraatacó, y Vyhovsky se retiró a través del puente a la otra orilla del río Sosnivka en dirección de su campamento.

Enterado del ataque, el príncipe Trubetskoy envió un destacamento de 4.000 jinetes nobles y 2.000 cosacos de Bezpalyi mandados por el príncipe Semen Pożarski se dirigieron a través del río para perseguir a Ivan Vyhovsky. Las fuerzas de Trubetskoy así se alejaron del ejército que sitiaba Konotop, que consistía en unos 30.000 hombres.

Batalla de Konotop 29 de junio de 1.659. Despliegue de fuerzas y desarrollo

El 28 de junio de 1.659 el príncipe Semen Pożarski, en su búsqueda de los cosacos, cruzó el río Sosnivka y estableció su campamento en la orilla sur del río. Durante la noche un pequeño destacamento cosaco comandado por Stepan Hulyanytsky, habiendo cubierto los cascos de sus caballos con trapos para no hacer ruidos, aprovechando la obscuridad de la noche, burló la seguridad enemiga y capturó el puente que Pożarski, cruzando el río. Desmontó el puente se represó el río, así inundando el valle alrededor del mismo.

Temprano durante la mañana del 29 de junio de 1.659, Vyhovsky a la cabeza de un pequeño destacamento, atacó al ejército del príncipe Pożarski. Después de una pequeña escaramuza, comenzó a retirarse, fingiendo una retirada desorganizada en dirección a sus fuerzas principales. Pożarski confiado ordenó que su ejército persiguiera al enemigo. Una vez que el ejército del enemigo entró en Sosnivka, los cosacos hicieron tres disparos de cañón para dar la señal de ataque a los tártaros y contraatacado con todas las fuerzas situadas en Sosnivka.

Batalla de Konotop 29 de junio de 1.659. Ataque de los tártaros

Una vez que descubrió la trampa, el príncipe Semen Pożarski ordenó la retirada; pero su caballería pesada se atascó en la tierra empapada creada de la inundación de la noche anterior. En este momento los tártaros atacaron desde el flanco, y la matanza que siguió fue total, casi todas las tropas fallecieron, solo unos pocos fueron capturados vivos. Entre los capturados se encontraba el propio príncipe Romanovich Pożarski, el gran (senem) príncipe Petrovich Lvov, tanto los príncipes buturlins (nobles) Lyapunov, Skuratov, Kurakin y otros más.

Romanovich Pożarski fue llevado ante el khan de Crimea Mehmed IV Giray, obligándole a realizar actos de sumisión, Pożarski insultó a Khan arrojándole una polaina en su cara. Por eso fue inmediatamente degollado por los tártaros, y su cabeza cortada fue enviada con uno de los cautivos al campamento del príncipe Trubetskoy.

Cuando se enteró del fracaso del ejército de Pożarski, Trubetskoy ordenó que el sitio de Konotop fuera levantado y comenzá la retirada de Ucrania. En ese momento los cosacos de Hulyanytsky dentro de la fortaleza salieron de las murallas y atacaron al ejército que se retiraba. Trubetskoy perdió, además, la mayor parte de su artillería, sus banderas militares y la tesorería. El ejército en retirada se defendió bien y Vyhovsky y los tártaros abandonaron su larga persecución de 3 días cerca de la frontera rusa.

Sin embargo, el zar ruso no tenía nada de que preocuparse; la guerra civil ucraniana del período de Ruina. Vyhovsky y sus aliados fueron capaces de capturar algunas de ciudades ucranianas sostenidas por sus opositores, cuando las primeras malas noticias llegaron, los cosacos zapórogos conducidos por Ivan Sirko atacaron puestos avanzados de Crimea en el sur, y el khan Mehmet Giray se vio obligado a dirigirse a su país. Varias ciudades se rebelaron contra Vyhovsky inmediatamente: Lokhvytsia, Hadyach, Poltava, Romny. Era sólo 2 meses después de la batalla cuando los ciudadanos de Nizhyn dieron una bienvenida ceremoniosa a Trubetskoy y hicieron un juramento de la lealtad al zar ruso.

El mismo mes los ciudadanos ucranianos y regimientos cosacos en Kiev, Pereyaslav, Chernihiv hicieron también un juramento al Zar.

De este modo, Vyhovsky tuvo que lidiar con la creciente oposición a su gobierno. A finales de año se vio obligado a renunciar y a huir a

Polonia, donde más tarde sería ejecutado por los polacos en 1.664. Su derrota se atribuye en gran parte a su alianza con los polacos muy impopulares y su incapacidad para buscar apoyo entre los polacos. Todos los estratos de la población ucraniana y no solo entre la rica élite cosaca, que estaban dispuestos a traicionarlo en cada oportunidad, ya sea a Moscú o Varsovia. La guerra civil continuó y los vencedores de la batalla de Konotop pronto fueron olvidados.

Las fuerzas rusas vencidas en Konotop trataron de firmar un nuevo tratado de paz como la de Pereyáslav de 1.654, dispuestas a aceptar cualesquiera condiciones. Los cambios en el mando cosaco, sin embargo, reflejaban el aumento de la influencia del zarato ruso en Ucrania, lo cual fortaleció la posición del voivoda Trubetskói, quién invitó a Khmelnitsky a negociar; el hetman envió a Petró Doroshenko como representante. Pero Trubetskói insistió en que el hetman acudiese a Pereyáslav en persona a firmar el tratado oficial, denominado los Artículos de Pereýaslav de 1.659. Al llegar allí Khmelnitsky descubrió que la convocatoria era una emboscada.

El rey polaco Juan II Casimiro, habiendo concluido la Segunda Guerra del Norte contra Suecia con el tratado de Oliva, ya podía concentrar todas sus fuerzas en el frente oriental.

 

Operaciones en 1.660

El 17 de mayo, el regimiento del comisario Semen Zmeyev, a 15 versos de Slutsk, derrotó al destacamento del coronel Samuil Askirka. El 27 de mayo, el regimiento del mayordomo Semen Zmeyev se unió al ejército del príncipe Ivan Khovansky, quien sitió a Lyakhovichi. El número de tropas rusas llegó a 11.000 personas. El 14 de junio, las tropas de la corona completa hetman Stefan Cznarniecki (4.000 hombres) y el gran hetman de Lituania Pavel Jan Sapieha (8.000 hombres) se unieron y lanzaron una ofensiva contra Lyakhovichi. Del 15 al 16 de junio, las tropas de los hetmans Stefan Cznarniecki y Pavel Yana sapieha, bajo el mando de Slonim, derrotaron a los destacamentos de caballería rusos. El 18 de junio, cerca de la ciudad de Polonka, a 40 versos de Lyakhovich, el ejército del príncipe Ivan Khovansky (4.500 hombres de caballería y 4.000 soldados y arqueros) fue derrotado por las tropas polaco-lituanas de Stefan Cznarniecki y Pavel Jan Sapieha. El resultado de la batalla fue decidido por el ataque de los húsares polacos a la infantería rusa. El gobernador príncipe Semyon Shcherbaty fue hecho prisionero. Las tropas rusas derrotadas del príncipe Ivan Khovansky fueron a Polotsk. El destacamento ruso que permaneció bajo Lyakhovichi (1.500 hombres) levantó el sitio y se retiró, dejando la artillería de sitio.

 

Asedio de Lachowicze (23 de marzo al 28 de junio de 1.660)

El 3 de enero de 1.660, el ejército del príncipe Ivan Andreevich Khovansky (10.000 efectivos) asaltó Brest. El 15 de enero, cerca de la aldea de Malchich, el ejército del príncipe Ivan Khovansky derrotó al destacamento polaco del coronel Mikhail Obukhovich, quien fue capturado.

El 17 de febrero, el ejército del príncipe Ivan Khovansky en el río Bug derrotó a un destacamento del coronel Krzysztof Karol Polubensky y capturó el transporte.

En marzo de 1.660, un ejército ruso de unos 11.000 efectivos bajo el mando de Ivan Khovansky se dirigió a Lachowicze, uno de los baluartes polacos más grandes (en la actual Bielorrusia).

La fortaleza tenía cuatro bastiones, uno en cada esquina, además tenía revellines exteriores, estaba mandada por el general lituano-maltés Mikołaj Judycki que disponía de unos 2.500 efectivos y 29 cañones.

El 23 de marzo, el comandante de la fortaleza Nicholas Judycki se negó a entregar la fortaleza y, por lo tanto, Ivan Khovansky ordenó comenzar los preparativos para el asalto construyendo trincheras y asentando las baterías de asedio. El primer asalto se llevó a cabo poco antes del amanecer del 26 de marzo. Los rusos irrumpieron en los terraplenes, la guarnición fortaleza después de varias horas de lucha desalojó a los rusos, matando a varias docenas de asaltantes. El siguiente asalto fue llevado a cabo por los rusos el 15 de mayo, que también fue rechazado. Como resultado de dos asaltos, Khovansky había perdido unos 1.000 y su segundo en el mando fue muerto por un cañonazo. 17 soviéticos tomados prisioneros fueron ahorcados. Las tropas rusas acosaron constantemente a las tropas de Samuel Oskierka y asesinaron a la población circundante (Zelwa fue quemada, entre otros).

Después de la llegada de un regimiento de 3.000 efectivos de Moscú a finales de mayo, se intentó un tercer asalto, que fue rechazado con grandes pérdidas entre los atacantes, se intentó un cuarto asalto nocturno, que también fue rechazado por la guarnición de la fortaleza.

Durante los tres meses siguientes, la fortaleza soportó cuatro asaltos rusos. En el campamento de los rusos, la deserción se extendía (cada noche, varias docenas de soldados huían).

Asedio de Lachowicze (23 de marzo al 28 de junio de 1.660). Plano

Batalla de Połonek o de Połonka (28 de junio de 1.660)

Una fuerza de alivio polaco-lituana que se aproximaba mandado por Stefan Czarniecki y hetman lituano Paweł Sapieha, con unos 11.000 efectivos (7.000 tropas lituanas y 4.000 tropas polacas) hizo que Khovansky levantara el sitio, dejando a varios miles de infantería en el campamento para bloquear la guarnición, y avanzó hacia la fuerza que se aproximaba con unos 9.000 efectivos.

En la mañana del 28 de junio, siguiendo el camino a Baranavichy, la vanguardia polaca comandada por Aleksander Połubiński cruzó el río Połonek (Połonka), al este de la ciudad de Połonek (Połonka). Allí se encontró con la vanguardia del ejército ruso. Hubo un breve enfrentamiento, en el que Polubinski aplastó a los rusos, y cuando Chowinski llegó con las fuerzas principales, se retiró detrás del pequeño río.

Batalla de Połonek o de Połonka (28 de junio de 1.660). Despliegue de fuerzas

Las principales fuerzas del ejército polaco comenzaron a formarse para la batalla. Cruzaron la calzada y en el ala derecha, se colocaron los húsares y dragones bajo el mando de Czarniecki; la infantería polaco-lituana se situó en el centro con 7 cañones; el ala izquierda estaba mandada por Paweł Sapieha junto con casi todos los jinetes lituanos. Había una reserva escondida en el valle.

El primer ataque fue llevado a cabo por Khovansky en la calzada. El fuego de los dragones detuvo a los rusos que avanzaban, y la carga de los húsares los hicieron retroceder. En ese momento, Khovansky probó suerte contra los lituanos del hetman lituano Paveł Sapieha, donde se lanzó con la mayor parte de su caballería. Sin embargo, los lituanos no se dejaron empujar a los pantanos de Połonka. Cuando Czarniecki tomó el control de la calzada oriental, el ejército polaco-lituano golpeó todo el frente. Sapieha cruzó a la granja de Wagaginty. El coronel Gabriel Wojniłłowicz con la reserva, previamente ocultada de la vista del enemigo, atacó el ala izquierda de los rusos a través de los humedales del río Polonka y atacó por retaguardia, rompiendo el ala, llegó al centro atacando a la infantería en Ważgintach. El ataque de Wojniłłowicz y la carga de húsares del ala izquierda condujo al colapso de la formación del ejército ruso.

Carga de los húsares polacos contra rusos. Autora Marian Zakrzewski.

Khovansky con la tercera parte de las fuerzas rusas, se apresuró a escapar. En el camino a Polonek (Połonka), sin embargo, fueron dispersados debido a la persecución de la caballería lituana y al creciente pánico, siendo perseguidos ferozmente a Mir (unos 60 km).

En el campo de batalla seguía aguantando la infantería rusa en solitario, refugiándose en un bosque cercano, pero pronto se vio rodeada, no tenía la intención de rendirse y ofreció una resistencia obstinada. Allí llevaron los cañones de campaña tanto propios como los capturados. El fuego de artillería en masa finalmente rompió la defensa de la infantería rusa. La derrota del ejército ruso fue completa: los rusos tuvieron 3.500 muertos o heridos y 700 prisioneros. Además, la caballería rusa, que aún estaba siendo perseguida, también fue dispersada en gran parte. Todo el ejército de Chowanieski dejó de existir.

Batalla de Połonek o de Połonka (28 de junio de 1.660). Piqueros rusos defendiéndose de la carga polaca

Tras la batalla de Połonek, Lachowicze que se había defendido durante tres meses, al enterarse de la derrota, las fuerzas rusas abandonaron el asedio de la fortaleza y se marcharon. Lachowicze fue, junto a Słuck, las únicas fortalezas del gran ducado de Lituania, que permanecieron invictas hasta el final de la guerra polaco-rusa. Las vanguardias de las fuerzas de Stefan Czarniecki y Paweł Sapieha entraron a Lachowicze el 29 de junio, aproximándose al campamento ruso, que había sido abandonado de prisa.

Poco después de la batalla hubo una disputa entre los jefes por la división de los despojos y los prisioneros. Según Jan Chryzostom Paska, Stefan Czarniecki cobró hasta 2 millones de téleros en rescate por los prisioneros, que estuvieron encarcelados durante mucho tiempo en el castillo de Tykocin (el rey mismo intervino en este caso). Sin duda, también se apropió de los cañones capturados en la batalla.

Lachowicze se convirtió en la base operativa de las tropas de la Mancomunidad para nuevas acciones contra las tropas rusas en Lituania.

 

Asedio de Borisov (julio – agosto de 1660)

El ejército polaco-lituano alcanzó la fortaleza Barisov en Berezina entre el 10 y el 15 de julio . La fortaleza estaba defendida por la guarnición rusa de 900 infantes. Debido a que la Mancomunidad tenía la intención de mover sus operaciones hacia el este, Stefan Czarniecki llegó a la conclusión de que para asegurar las líneas de comunicación de las tropas polacas y lituanas, era necesario obtener Borisov. Por falta de infantería y artillería, tuvo que limitarse a bloquear la fortaleza. Al mismo tiempo, envió numerosos destacamentos, el grupo de Połubinski tomó Orsha, Kopyś y Szlow. El Hetman Michał Kazimierz Pac recibió una orden del rey Juan Casimiro para que ayudara a Czarnecki. Sin embargo, esta orden fue ignorada y Pac acudió el 8 de julio a Wiłkomierz, en lugar de Borisóv, y después se dirigió a Vilnius, que fue sitiada el 13 de julio. En vista del hecho de que no respondieron a las órdenes reales, o a la petición de Czarniecki, y debido a la escasez de fuerzas, fue necesario renunciar a un nuevo asedio. En la primera década de agosto, Stefan Czarniecki dejó Borisóv y se trasladó a Mogilev.

 

Asedio de Mogilev (10 de agosto al 4 de octubre de 1.660)

El 10 de agosto de 1.660, llegaron a Mogilev las tropas lituanas comandadas por Krzysztof Sapieha. Pronto, fueron reforzados por el ejército de Stefan Czarniecki. Mogilev era una importante fortaleza que custodiaba el cruce del Dnieper, era la llave de Smolensko. Sin dominar a Mogilev, era imposible transferir permanentemente las operaciones militares a la orilla izquierda del Dnieper, porque la gran guarnición de la fortaleza podía amenazar las líneas de comunicación del ejército polaco que operaba en la orilla izquierda de este gran río. La guarnición de Mogilev tenía 2.000 soldados rusos y varios miles de cosacos, sin contar a la gente del pueblo. El ejército sitiador de la Mancomunidad tenía 9.000 efectivos, incluyendo solo 2.000 de infantería y dragones, y varios cañones de campaña.

En estas condiciones, ni siquiera se podía soñar con un trabajo serio de asedio y rendir por hambre la fortaleza. Con este fin, se limitaba solo a bloquear la fortaleza y combatir los recorridos de los soldados de guarnición. Sobre el 15 de agosto, las tropas de asedio construyeron un puente, para que pudieran cruzar rápidamente el Dnieper si fuera necesario. En septiembre, la división lituana de Mikhail Kazimir Pats (3.000 efectivos) se unió a las tropas de asedio. En ese momento, el ejército polaco-lituano que sitiaba a Mogilev alcanzaba los 12.000 efectivos. Cuando las noticias de la aproximación de un ejército ruso de Yury Dolgorukov en auxilio a Mogilev, todas las tropas lituanas cruzaron el Dnieper para hacer frente al peligro inminente. Sólo la división Stefan Czarniecki quedó en Mogilev para fijar a los asediados. Czarniecki estuvo involucrado en el asedio hasta el 8 de octubre, que cruzó el Dnieper para ayudar al ejército lituano.

En septiembre de 1.660, el estandarte del teniente húsar Wladyslaw Wilczkowski (aproximadamente 130 húsares ) se encontró con la retaguardia del ejército de Moscú, dos escuadrones de caballería rusa y el regimiento de cosacos, alrededor de 1.700-3.000 efectivos. Wilczkowski no se lo pensó dos veces: los atacó, los reiters se apresuraron a escapar, embistieron su propia infracción, los húsares los capturaron, recortaron todo lo que se movía, y luego se volvieron y cargaron contra la infracción de cosacos otra vez. Al ver lo que está pasando, la otra pancarta de húsares, el teniente Stanislaw Wyżycki, otros 143 húsares, se unieron a la acción. Las pérdidas para los polacos fueron pocas personas muertas y heridas, el lado de Moscú, cientos de muertos, varios miles de soldados aplastados y la moral del resto del ejército moscovita, destrozada en pedazos.

Carga de los húsares polacos en Kutyszcze  en septiembre de 1.660

 

Batalla del río Basia (24 de septiembre y 10 de octubre de 1.660)

El ejército ruso de unos 12.000 efectivos bajo Yury Dolgorukov se dirigía a Mogilev, a su encuentro marchaba una fuerza polaco-lituana de unos 10.000 bajo Stefan Czarniecki. Las primeras escaramuzas fueron entre las caballerías de ambos lados con los rusos siendo victoriosos.

El 28 de septiembre tuvo lugar una batalla a gran escala en un gran campo cerca del pueblo de Gubarev. Apoyada por la artillería, la infantería rusa lanzó un ataque exitoso en el centro de las fuerzas polacas que fueron seriamente diezmadas. En los flancos, sin embargo, la caballería polaca comenzó a prevalecer sobre la rusa y la obligó a retirarse en desorden, lo que permitió que el cuerpo principal del ejército ruso estuviera rodeado. Sin embargo, los rusos continuaron luchando y no abandonaron el campo hasta el final de los ataques polacos y su retirada. Al final del día, ambas partes tuvieron pérdidas significativas, hasta un millar den cada bando. El ejército de Dolgorukov en batalla tomó la bandera de Mikhail Pats, un gran cañón con seis caballos, y la bandera del escuadrón del teniente húsar Zheronsky. Las tropas de la Mancomunidad capturaron siete pequeños cañones rusos y quince estandartes.

Después de la batalla en el río Basia, el ejército del príncipe Yuri Dolgorukov recibió refuerzos: llegó un destacamento de voivoda Maxim Rtishchev (900 efectivos).

El 8 de octubre, el ejército polaco-lituano bajo el mando de Stefan Czarniecki levantó el sitio de Mogilev, y se dirigió a unirse al ejército. El 10 de octubre, tuvo lugar una batalla cerca de la aldea de Gubarevo, durante la cual los rusos rechazaron el ataque de la caballería polaca y la persiguieron hasta el campamento polaco en el río Basho, pero no pudo aprovechar el éxito.

Ambos ejércitos se encontraban en un punto muerto y el lento acercamiento del invierno en un entorno devastado fue visto como una amenaza para ambos lados. Las hostilidades en el río Basya terminaron cuando los polacos escucharon las noticias de que Ivan Khovansky, se estaba moviendo para ayudar a Dolgorukov, y decidieron irse.

Dolgorukov no tenía ninguna orden del Zar para perseguir a los polacos y se quedó, esperando el refuerzo de su hermano.

Estratégicamente, la campaña de 1.660 mostró que la Mancomunidad no podía decidir la guerra por sí sola, incluso después de firmar la paz con Suecia.

Batalla de Lubar (14 al 27 de septiembre de 1.660)

En agosto de 1.660, en dirección a la Rusia Menor o Pequeña Rusia (norte de Ucrania), las tropas del voivoda de Kiev, Vasily Borisovich Sheremietiev (15.000 efectivos y 40 cañones), se unieron al ejército ruso del coronel Timofey Tsetsura (20.000 personas y 7 cañones) de Zadnieprza (orilla izquierda del Dnieper), comenzaron una ofensiva hacia el oeste, cuyo objetivo era Lviv. Cruzaron el río Ibar, y luego se dirigieron pequeña ciudad de Cudnów, donde había un grupo de reiters y 1.000 infantes. Al sur, el ejército de hetman cosaco Yury Khmelnitsky (20.000 hombres) se trasladó a Lviv.

Las tropas combinadas del hetman lituano Yuri Lyubomirsky (15.000 efectivos, de las cuales 7.160 eran soldados de infantería), e Ivan Vyhovsky (2.000 cosacos), el hetman polaco Stanislav Rewera Pototsky (8.000), y el khan de Crimea, formaron una fuerza conjunta de unos 60.000 efectivos.

Cuando se enteraron de la formación del gran ejército aliado, el voivoda Vasily Sheremietiev reunió su ejército (18.000 efectivos, de los cuales 4.500 eran jinetes, 3.500 dragones, y 1.000 streltsy) y el ejército del coronel Timothy Tsetsura (20.000 efectivos) y se dirigieron este.

El 9 de septiembre, el mando polaco decidió sorprendir y destruir al ejército ruso antes de la llegada de Yuri Khmelnicky, y ese mismo día el ejército polaco se dirigió al encuentro de Sheremietiev.

Vasily Sheremietiev, confiado en su ventaja numérica, marchaba sin ningún tipo de seguridad. El 12 de septiembre llegó a Cudnóv, donde supo que los cosacos de Khmelnicky (30.000) se encontraban a 26 kilómetros de Międzybóż, y decidió esperarlos hasta el 16 de septiembre.
Debido a las difíciles condiciones del terreno, el ejército polaco no llegó a Ostrów hasta el 11 de septiembre, después de un breve descanso el 12 de septiembre. El 14 de septiembre, la presencia del enemigo se descubrió a una distancia de unos 11 km de Lubar . Desde la colina cercana se podía ver la vanguardia del ejército ruso-cosaco y las principales fuerzas de marcha en Lubar. Aunque la infantería y la artillería aún estaban detrás, Potocki y Lyubomirsky decidieron aprovechar la oportunidad e inmediatamente atacar a la desprevenida vanguardia del enemigo.

Sobre las 13,00 horas, la caballería polaca de Jan Kłopotowski (2.000 jinetes) y los tártaros de Crimea atacaron a los cosacos rusos del coronel Timothy Tsetsura, causando varios cientos de bajas a los cosacos, que se retiraron para refugiarse en las fuerzas principales que avanzaban, Sheremietiev alertado, ordenó a la caballería rusa avanzar contra los atacantes, y tratar de obtener información de los efectivos. La caballería rusa tenía una ventaja numérica significativa y, empujaron a los polaco-tártaros que, utilizando la oscuridad que caía, se retiraron del campo de batalla. La lucha había durado 5 horas. Las pérdidas rusas ascendieron a varios cientos de personas, mientras que los polacos perdieron una docena de personas. Los tártaros tradicionalmente sufrieron muy pocas pérdidas.

Batallas de Lubar y Cudnow (septiembre-octubre de 1.660)

Los polaco-tártaros retiraron bajo Lubar, a la espera de la llegada de la infantería y de la artillería, Aprovechando la noche, los rusos comenzaron fortalecer el campamento, Vasily Sheremietiev comenzó a sospechar que tenía delante un poderoso ejército, y no un pequeño cuerpo como había pensado anteriormente. Y ordenó que todo el ejército ruso-cosaco (unos 50.000 efectivos) se refugiara en el campamento, cuyo flanco izquierdo estaba apoyado Cudnóv y el derecho en Lubar. Esta posición, aunque conveniente para la defensa, no proporcionó suficiente suministro de agua y forraje. Los cosacos se situaron en el lado derecho y los rusos en el izquierdo.

El campamento polaco se había establecido al sur de la colina, flanco izquierdo se apoyaba en el río Słucz, mientras que el flanco derecho estaba expuesto. La posición ocupada por al ejército polaco-tártaro tenía fácil acceso tanto al agua como a los suministros.

El 15 de septiembre, ambos ejércitos comenzaron a disparar sus posiciones con fuego de artillería. El 16 de septiembre, los rusos y los cosacos completaron la construcción de fortificaciones de los campamentos.

Las trincheras frente frente al campamento ruso-cosaco estaban dotadas de infantería y cañones. Se inició el fuego de artillería regular contra las posiciones ruso-cosacas. Los tártaros cortaron todas las rutas de suministro, y la moral del ejército bloqueado de Sheremietiev comenzó a declinar.

Ya el 17 de septiembre comenzaron las deserciones en el ejército cosaco. Toda la esperanza del ejército ruso cosaco entonces descansaba en el alivio de los cosacos de Khmelnitsky. El voivoda de Kiev, Niemirycz, instó a los cosacos a abandonar a los rusos y regresar a la Mancomunidad. Hubo deserciones, pero la mayoría se dirigieron a casa, y solo unos pocos se unieron a los polacos. El 19 de septiembre, los tártaros aplastaron a un poderoso escuadrón ruso, matando e hiriendo a varios cientos de rusos y tomando 100 prisioneros. El desesperado Sheremietiev intentó, sin éxito, sobornar al jefe de las tropas tártaras el khan Nuraddyn Giray, quien inmediatamente notificó este hecho al comando polaco. Las urgentes cartas enviadas a Khmelnicky, para que se moviera rápidamente en auxilio, fueron interceptadas.

El 21 de septiembre y el 22 de septiembre solo hubo una ligera escaramuza. El 23 de septiembre, el general Fromhold Wolf llegó con artillería pesada desde a artillería pesada de Lviv (varios cañones, 5 morteros y 60 vagones de municiones). El poderoso fuego de artillería, la falta de agua, combustible y forraje acercaron el espectro de la derrota de las tropas de Sheremietiev . Cuando los comandantes polacos se enteraron de que Sheremietiev intentaría escapar, se incrementó la vigilancia, y en el lado de Cudnóv, se construyeron dos trincheras y se guarnecieron con infantería y artillería. En la noche del 24 al 25 de septiembre, los rusos realizaron una salida, que fue rechazado por las fuerzas de Potocki.

Tras el fracaso Sheremietiev decidió abandonar el campamento. En la noche del 25 al 26 de septiembre cosacos y rusos se disponían a retirarse, protegiéndose con los carromatos fortificados o laager en movimiento (wagenburg), iniciaron el movimiento, los rusos delante y los cosacos detrás con los cañones.

El 26 de septiembre, al amanecer, los rusos rompieron el asedio en la zona de Cudnov y abandonaron el campamento. Cuando Potocki y Lyubomirsky se enteraron, inmediatamente reunieron sus tropas y convocaron a los tártaros. El cuerpo de Lyubomirsky golpeó la retaguardia cosaca, mientras que Potocki trató de adelantar al ejército enemigo y detenerlo. Sobre las 10,00 horas, Sheremetev detuvo su columna en la llanura, reformándola en 16 filas. En ese momento Potocki apareció en su frente, Lyubomirsky se situó a retaguardia y llegaron los tártaros. Un ataque coordinado se llevó a cabo desde todos los lados. Sin embargo, no era posible detener el vagenburg o fortaleza móvil que escupía fuego. Los tártaros desanimados se retiraron del campo de batalla al no poder asaltar los carros.

Por la noche, Vasily Sheremietiev llegó al pantanoso río Iber y procedió a cruzar el río. Las difíciles condiciones del terreno causaron confusión en toda la fortaleza rodante. Al enterarse de la inesperada confusión en el ejército del enemigo, Lyubomirsky envió caballería y los tártaros por el río, pero fueron rechazados por el fuego de los cañones y la infantería. Colocados en la colina, los cañones rusos protegieron efectivamente la columna que estaba bloqueada en el río. La situación cambió radicalmente la llegada de Wolf con la infantería y la artillería.

La artillería polaca con su fuego, cortó un tercio del wagenburg, que fue capturado. Las pérdidas ruso-cosacas ascendieron a 2.000 muertos y heridos, 400 carros y 7 cañones capturados, las pérdidas polacas fueron 100 muertos y unos 300 heridos. Las pérdidas tártaras fueron mínimas.

En la mañana del 27 de septiembre, el resto del wagenburg ruso-cosaco siguió su camino y, después de algunas horas, llegó a Cudnóv, donde se unió una guarnición local de casi 1.000 soldados cosacos y reiters.

Pronto, el ejército polaco-tártaro acorraló a los cosacos y rusos cerca de Cudnow.

 

Batalla de Cudnow (14 octubre al 2 de noviembre de 1.660)

Sheremietiev ordenó quemar la ciudad, cruzó la orilla derecha del río Teterev y acampó, dejando el castillo sin sin guarnecer.

Tres horas después, las tropas polacas llegaron a la ciudad en llamas y hetman Potocki ordenó inmediatamente que el castillo se mantenía intacto y vacío en los suburbios del sur, fuese ocupados por dragones polacos, que repelieron el contraataque ruso.

El campamento ruso-cosaco fue fortificado rápidamente, pero los defensores rusos que custodiaban el cruce fueron expulsados de la ciudad por la caballería de Potocki, que también dominaron la ruta a Pyatka. En la orilla izquierda del río Teterev, al norte de la ciudad, acampó Lyubomirski con los tártaros. Cuando los rusos quemaron la ciudad y los polacos cortaron las rutas de suministro, la primera escaramuza tuvo lugar en los huertos cercanos, desde donde los tártaros apoyados por la artillería rechazaron a los rusos.

El 27 de septiembre, las tropas rusas del gobernador Vasily Sheremietiev estaban estacionadas en un campamento fortificado (triangular) entre los municipios de Cudnov y Pyatka. Los polacos lanzaron un bombardeo de artillería de campaña, Jan Sapieha dirigió las obras de ingeniería, fortaleció el campamento polaco, ordenó realizar trincheras y murallas, y planeó represar el curso del río para inundar el valle ocupado por el campamento ruso-cosaco. Las primeras obras del dique se iniciaron.

El 1 de octubre, llegaron refuerzos polacos, un destacamento del general Jan Zamoyski (1.000 jinetes), con la artillería polaca pesada.

El 4 de octubre, el ejército de hetman cosaco Yury Khmelnitsky (20.000 hombres) se acercó a Slobodische, una pequeña ciudad a unos 45 kms del campamento ruso. El ejército del hetman lituano Yuri Lyubomirsky (15.000 hombres) fue enviado para detener al ejército cosaco.

Ese mismo día, ejército de Vasily Sheremetev intentó hacer salidas del campamento, pero todos los ataques fueron rechazados por el ejército del hetman Pototsky. Las pérdidas de rusos y cosacos del coronel Timofei Tsitsura fueron 1.500 entre muertos y heridos.

 

Batalla de Slobodische (7 de octubre de 1.660)

El 7 de octubre Lyubomirsky con sus 15.000 efectivos (incluidos 2.000 de infantería y 5.000 tártaros) se dirigieron a Slobodische. La vanguardia estaba formada por los dragones von Bockum, y sobre las 13,00 horas, las fuerzas de Lyubomirski llegaron a una zona pantanosa formada por el río Hnipotat. Detrás del río había una ciudad en ruinas, detrás de la cual estaba el campamento cosaco en una colina que descendía hacia el arroyo. El lado occidental de la colina era más suave, pero cubierta de huertos.

El ataque más conveniente era desde el norte. Había un bosque espeso en la parte posterior de la colina. El campamento del ejército de Khmelnitsky se extendía de sur a norte, el lado izquierdo frente al río y el derecho frente al Slobody. Por encima del río pantanoso Hniłopat había un puente de 100-200 metros de largo. La repentina aparición del ejército polaco-tártaro sorprendió por completo a los cosacos que se apresuraron a formar un laager con los carromatos. Parte de ellos fueron a defender el puente. A pesar de la sorpresa y el caos causado en el campamento cosaco. Lyubomirski temía arriesgar la lucha sin un reconocimiento adecuado, y quedaba poco tiempo hasta el anochecer.

La llegada de la artillería impulsó a Lyubomirski para asumir el riesgo y dar la orden para un ataque general. Primero, los dragones Bockum atacaron el puente defendido por 1.500 cosacos. Los dragones avanzaron por el terreno pantanoso, apoyados por el fuego de la artillería polaca. El avance lento llevaban un fuego de los defensores les impedía progresar. La situación mejoró en gran con la aparición de los tártaros en la orilla derecha, quienes, después de cruzar Hnipotat por un vado al norte de la ciudad, atacaron el puente de Kozaków desde la retaguardia. En total, después de dos horas se ganó el puente. Algunas de las fuerzas defensoras trataron de defenderse contra los tártaros en una iglesia ortodoxa de madera, que los atacantes incendiaron después de un asalto fallido.

Durante la batalla, Gordon perdió solo un muerto y seis heridos, mientras que los cosacos perdieron 40. Jan Sobieski y atacaron los huertos, ahuyentando a los cosacos.

Después de que todas sus fuerzas hubieron cruzado el río Hniłopat, Lyubomirski desplegó su ejército para la batalla. En el centro situó la infantería y los dragones. En el ala derecha, que se extendía un terreno desfavorable, la caballería de Aleksander Lyubomirsky, de Sokolnicki y del barón de Oedt. En el ala izquierda, que era la más adecuado para el asalto en primera línea los regimientos de Stanisław Lyubomirski, de Sobieski y de Zamoyski; y en la segunda línea, el regimiento de Wyszyn, sus cosacos y el de Zamoyski. El regimiento de Dimitrii Wiśniowiecki quedó en reserva. La configuración sugiere que Lyubomirski decidió resolver la batalla con un ataque frontal. Debido a la falta de reconocimiento de la zona, los comandantes de los regimientos individuales podría elegir la dirección del ataque a su propia discreción. En ese momento, los tártaros cortaron la retirada del ejército cosaco.

Batalla de Slobodische 7 de octubre de 1.660. Despliegue

Los primeros atacaron a los cosacos fueron los tártaros, pero fueron rechazados. Después, sobre las 15,00 horas, el centro polaco y el ala izquierda comenzaron a atacar. En el ala derecha, debido a la zona pantanosa y la fuerte pendiente, Sokolnicki decidió pasar por alto las posiciones de cosacos y buscar una zona conveniente para la carga. En el centro, cuatro compañías de dragones rompieron la primera línea de cosacos y entraron al campamento. Justo detrás de ellos estaba la infantería, mandada por Cellary, que tomó los cañones y los giró contra los cosacos. En el ala izquierda de los regimientos de Sobieski y Zamoyski, entraron en el campamento, y la bandera de los húsares de de Wilczak, llegó a la tienda de Khmelnicky. Al borde del pánico, los cosacos fueron empujados más al interior de su campamento. Cuando las tropas polacas llegaron a los carros y tiendas de campaña convencidos de la victoria, se dedicaron al saqueo en vez de continuar el ataque.

Los cosacos superaron el pánico y contraatacaron, sorprendiendo a los polacos que habían perdido la cohesión durante el saqueo. El ataque cosaco fue tan fuerte que incluso la intervención del regimiento de reserva de Dimitri Wiśniowiecki no pudo salvar la situación. Tanto el centro polaco como el ala izquierda tuvieron que abandonar las posiciones ganadas y con pérdidas excepcionalmente grandes regresaron. En el ala derecha, Sokolnicki todavía estaba buscando una posición conveniente para cargar y cuando se encontró en un istmo estrecho entre los pantanos y el campamento de cosacos, fue sorprendido por un fuerte fuego del campamento defendido por los cosacos. En ausencia de la oportunidad de maniobrar, Sokolnicki decidió cargar una fuerte pendiente. En el mismo momento, el centro y el ala izquierda de Polonia estaban siendo expulsados del campo.

A pesar de las condiciones desfavorables, los húsares lograron volcar los carros e invadir el campamento. Sin embargo, los éxitos han terminado. Pronto, la mayoría de los cosacos se hicieron cargo y el grupo de Sokolnicki comenzó a sufrir pérdidas cada vez más graves. Finalmente, se rompió, perdió cuatro banderas, y Sokolnicki fue herido y consiguió escapar a duras penas a través del pantano. Lyubomirski, después de reorganizarse, lanzó sus tropas a dos asaltos sucesivos, pero sin éxito. La oscuridad que caía detuvo la lucha. Las pérdidas polacas ascendieron a 150 muertos y unos 500 heridos. Los cosacos perdieron 200 muertos y unos 600 heridos. Los tártaros, que estaban muy involucrados en la batalla, sufrieron pérdidas excepcionalmente grandes, 300 muertos y 300 heridos.

Al mediodía del 8 de octubre, Lyubomirski fue informado sobre las crecientes dificultades de Potocki para mantener al ejército de Sheremietiev asediado. Así que dejó fuerzas para bloquear el ejército de Khmelnicky, y regresó a Cudnóv. Además, nombró delegados para negociar con los cosacos. Los cosacos intentaron sobornar a los tártaros para que los dejasen salir del campamento. Sin embargo, se negó y mostró las cartas a Lyubomirski.

 

Continuación de la batalla de Cudnóv

Mientras los rusos asediados en Cudnow lanzaron un ataque, que terminó en sangrientas pérdidas por ambas partes. Después del bombardeo a distancia del campamento ruso, las represas que contenían el agua del río Teterev, fueron destruidas, gracias a lo cual toda la zona del campamento ruso se inundó, había agua por todas partes y los alimentos se estropearon. En esas condiciones que la vida ordinaria de los asediados, se volvieron difíciles, incluso los caballos estaban de pie en el barro.

Las fuerzas rusas y cosacas estaban agotadas, encerradas en el campamento, donde faltaba comida, porque todos los intentos de abandonar el campamento terminaron en un fracaso. Un poco de esperanza llegó con la noticia de que el ejército del príncipe Boratynski estaba en camino. Sin embargo, debido al estallido de disturbios antirrusos en Kiev, la salida se retrasó y finalmente regresó, porque la capital de Ucrania para el Zar era más importante que cualquier ejército de un voivoda, incluso el de Kiev.

Batalla de Cudnow (14 de octubre al 2 noviembre de 1.660). Los polacos y tártaros atacando al campamento ruso-cosaco. Autor Stanislaw Eugene Bodes

El 14 de octubre, el ejército ruso-cosaco logró abandonar el campamento, dejando a los heridos y enfermos, formaron un wagenburg con los carros, consiguiendo atravesar el cerco. Los polaco-tártaros reaccionaron , y los rusos y cosacos fueron atacados y empujados hacia un bosque llamado “Rośnica” al noroeste de la aldea de Horodyszcze. En esa zona, que era mucho mejor se construyó un nuevo campamento, que también se fortificó.

Después de unos días, el 23 de octubre, Peter Doroszeńko llegó con una propuesta de negociación. Las conversaciones sobre el fin de las hostilidades tuvieron lugar hasta el 2 de noviembre. Se produjo un alto de las hostilidades, que permitió a los cosacos pasarse al bando polaco lentamente, ese mismo día el coronel Timofey Tsitsura, con 2.500 cosacos, abandonó repentinamente el campamento ruso.

Batalla de Cudnow (14 octubre al 2 de noviembre de 1.660). Asedio del campamento de los rusos de Vasily Sheremietie y los cosacos de Tymofiej Cieciura, por polacos en una ilustración italiana del siglo XVII

El 2 de noviembre, el voivoda Vasily Sheremieteiv firmó un acta de rendición, aceptando las siguientes condiciones:

  • El ejército ruso depositará armas y banderas, excluyendo las propiedades privadas. 
  • Las fuerzas rusas debían abandonar Kiev, Pereyaslav , Niżne y Chernihiv con las armas. 
  • Los rusos irán a lugares designados por hetmans polacos y los presos encarcelados en el campamento ruso serán liberados.
  • Vasily Sheremietiev con ocho boyardos se convertiría en un rehén que garantizaría la implementación de la tregua.
  • Los rusos pagarán un rescate de 300.000 teleros.

El 3 de noviembre, 8.000 cosacos que habían permanecido fieles a los rusos, abandonaron el campamento e inmediatamente fueron capturados por los tártaros.

El 4 de noviembre, los rusos se rindieron, y en manos polacas, 24 cañones, banderas y varias docenas de vehículos rodantes llegaron. A medianoche, los tártaros insatisfechos atacaron a los rusos, y 500 soldados de infantería polacos los defendieron, sufriendo 100 bajas entre heridos y muertos. Aunque los tártaros finalmente recibieron a Sheremietiev, secuestraron prisioneros polacos hasta que los hetmans polacos amenazaron con atacar. Después de la partida de Potocki junto con el ejército, Lyubomirsky partió hacia Lwów , dejando atrás al resto de los enfermos y heridos, incapaces de marchar ya que el clima empeoró.

El príncipe Baryatinsky, que estaba en Kiev, se negó a cumplir la condición de rendirse y Vasily Sheremetev se convirtió en prisionero del khan de Crimea. Los cosacos rusos, la nobleza y la ciudad de la orilla izquierda del Dnieper se negaron a obedecer al hetman cosaco Yuri Khmelnitsky. En Ucrania comenzó una nueva fase de la guerra civil.

 

Batalla del río Basia (8 y 20 de octubre de 1.660)

Como resultado de la organización del alivio para el asediado Mogilev, se decidió dividir las fuerzas: el gran hetman lituano Pavel Jan Sapieha debía esperar en Dolgoruky en el río Basia (a 30 km de Mogilev), al que se uniría en caso de la aparición del ejército ruso, Stefan Czarniecki que asedia la fortaleza. El 26 de septiembre, Michał Kazimierz Pac, Jan Sapieha y Aleksander Hilary Połubiński unieron fuerzas. El mismo día, el gran hetman polaco Stefan Czarniecki partió de Mogilev, y con el resto del ejército se unió el 30 de septiembre, alcanzando los 24.000 efectivos.

Un ejército de alivio ruso de 15.000 efectivos dirigido por el príncipe Yuri Dolgorukov se dirigió a Mogilev desde Smolensko, fue enviado por el Zar después de la derrota de Ivan Chatingski en la batalla de Połonek o de Połonka (28 de junio de 1.660).

El 4 de octubre, ambos bandos ya estaban en el lugar de la batalla separados por el río Basia.

El día siguiente 5 de octubre, comenzaron las escaramuzas. Czarniecki envió 5 escuadrones de caballería (4 pesados y 1 ligero) para probar al enemigo, se dirigieron a la entrada del campamento ruso, pero cuando fueron divisados, las tropas rusas salieron de las trincheras y desplegaron en formación de batalla, lo que obligó a Czarniecki. Los dos días siguientes continuaron las escaramuzas, y durante la noche del 7 al 8 de octubre, se celebró un consejo de guerra, en el cual se decidió que las fuerzas polacas cruzarían el río Basia por la noche y atacarían a los rusos al amanecer, esperando sorprender a los rusos.

Acciones de Czarniecki en el Gran Ducado de Lituania en 1.660-61.

El cruce al otro lado del río ocurrió la noche del 7 al 8 de octubre, después de celebrar una misa alrededor de la medianoche. El ala derecha estaba ocupada por las unidades de Czarniecki, el centro por las unidades de Sapieha y el ala izquierda por unidades de Połubiński, como reserva las unidades de Pac, y los sirvientes y voluntarios bajo el mando de Muraszka estaban escondidos detrás de una colina. Los polacos y los lituanos dividieron los escuadrones de húsares en tres secciones, situando detrás de cada un estandarte, para aumentar visualmente la cantidad de húsares. La división Czarniecki como resultado de haber participado en escaramuzas tenía deficiencias considerables en armamento, tanto en armaduras como en kopias (lanzas).

El ejército de Dolgorukov salió y con su infantería ocupó una colina, expulsando a los polaco-lituanos lituanos, y haciendo algunos prisioneros. Dolgorukov era consciente del ímpetu de la caballería polaca, por lo que su infantería fue rodeada por una especie de empalizada de estacas clavados en el suelo.

En respuesta, Czarniecki fortificó su infantería y artillería, las escaramuzas y el fuego de artillería se sucedieron durante 2 horas. De los prisioneros capturados, Dolgorukov se enteró del mal estado del ejército de Czarniecki y durante esas dos horas reagrupó sus tropas, fortaleciendo a las tropas de izquierda mandada por el príncipe Cherkaski, que consistían en caballería e infantería. Por la tarde, Cherkaski encabezó una fuerza de 9.000 efectivos, enfrentándose con en el ala derecha de Czarniecki. En ese momento, la caballería lituana de Sapieha cargó de flanco, obligando a la caballería rusa a retirarse detrás de la infantería .

A última hora de la tarde, Dolgorukov dirigió todas sus fuerzas a un ataque frontal en el centro, mezclando caballería con infantería. Al ver eso, Czarniecki le ordenó a Murakami que ocupara el ala izquierda de la división de Pac, en respuesta a la cual Dolgorukov dejó la mitad de su infantería detrás de las fortificaciones como reserva para evitar ser envueltos.

La caballería polaco-lituana se impuso en las alas, mientras que infantería rusa, oculta detrás de las fortificaciones, resistió los ataques de la caballería. El atardecer permitió la retirada de las tropas rusas a la colina fortificada.

Las tropas polaco-lituanas se retiraron en desorden sobre el río, al ser incapaces de asaltar la colina. Ambas partes tuvieron fuertes pérdidas unos 1.000 cada unos, los polacos principalmente en infantería y los rusos en caballería.

Las hostilidades se reanudaron el 10 de octubre, después de que los rusos recibieron el refuerzo de 900 hombres de voivoda Maxim Rtishchev. El ejército de Dolgorukov logró devolver a su campamento a una fuerza mandada por Michał Kazimierz Pac, pero no pudo explotar el éxito.

Ambos ejércitos se encontraron en un punto muerto y el lento acercamiento del invierno en un entorno devastado fue visto como un peligro para ambos lados. Las hostilidades en el río Basia terminaron cuando los polacos recibieron noticias noticias de la campaña del cosaco Ivan Khovansky y decidieron irse. Dolgorukov no tenía ninguna orden del Zar para perseguir a los polacos y se quedó, esperando el refuerzo de su hermano.

Estratégicamente, la campaña de 1.660 mostró que la Mancomunidad no podía decidir la guerra por sí sola, incluso después de firmar la paz con Suecia.

 

Fin de la guerra

Batalla de las montañas Kushlikovy (7 al 25 de octubre 1.661)

El 3 de octubre de 1.660, durante las batallas en el río Basia, el príncipe Ivan Andreyevich Khovansky recibió un decreto del zar Alexis IV para emplear al regimiento Novgorod contra la mancomunidad Polaco-Lituana “donde quieras y lo mejor que puedas“. Dirigiéndose a la retaguardia del enemigo, el príncipe Iván Khovansky en febrero de 1.661, cruzó el río Duina Occidental y se enfrentó y derrotó al ejército de la Mancomunidad bajo el mando del coronel Karol Lisovsky, en la batalla de Druya, en la que Lisovsky fue capturado durante la batalla. A pesar de la victoria táctica, Khovansky se retiró a Velikie Luki para esperar refuerzos

El 2 de junio de 1.661, un regimiento del príncipe Yury Ivanovich Shakhovsky, formado por 349 boyardos, reiters, cosacos y dragones, se unió a las fuerzas de Khovansky en Vorochane. En total, las tropas del príncipe Khovansky, ascendieron a 6.834 efectivos. A principios de octubre, después de unirse al regimiento de Livland en Polotsk, el príncipe Ivan Khovansky marchó a Lituania y el 6 de octubre de 1.661, cerca de la aldea Disna en las montañas de Kushlikovy, el ejército lituano se reunió con el hetman Kazimierz Chwalibóg Żheromski .

El 7 de octubre de 1.661, aprovechando el mal tiempo, el príncipe Khovansky intentó atacar el campamento del ejército de Zheromsky con una maniobra envolvente, tomándolo por sorpresa. Sin embargo, esa maniobra fue descubierta por el enemigo y el ejército de Khovansky, sin entrar en combate, se retiró a sus posiciones iniciales. El mismo día, los coroneles S. Kmitich y N. Khlevinsky se unieron a Zheromsky, que alcanzaron los 12.000 efectivos.

Al día siguiente, 8 de octubre, el hetman decidió atacar al ejército ruso. Habiendo formado su ejército en el campamento, Zheromsky atacó las posiciones rusas con la caballería de Pan Odahowski. No habiendo logrado el resultado del ataque, Odhovsky comenzó a retirarse al campamento. El ejército ruso avanzó en cinco columnas de combate, persiguiendo la retirada de la caballería lituana. Habiéndose acercado al campamento polaco a una distancia de un disparo de mosquete, el ejército de Khovansky en movimiento atacó al ejército lituano con fuego mosquetes y artillería en toda la profundidad de las formaciones de batalla.

Habiendo sido atacados por el ejército ruso, el ejército del mariscal Zheromskiy se vio obligado a atacar, llevando más tropas a la batalla en un frente estrecho, que era todo lo que el terreno,podía permitir. No más de la mitad del ejército de Zheromsky podría participar directamente en un enfrentamiento. Las tropas polacas en una formación apretada, superaron el cruce sobre la corriente pantanosa bajo el denso fuego de las tropas rusas. Cuando el ejército lituano se detuvo delante con la infantería rusa, cubierto empalizadas móviles de madera y una densa formación de piqueros, el príncipe Khovansky mandó atacar a las frustradas filas enemigas con la caballería y las compañías de reiters.

Habiendo sufrido grandes pérdidas, el ejército lituano se vio obligado a retirarse. Los rusos lograron capturar la bandera del hetman. Sin embargo, Khovansky no tenía la fuerza suficiente para explotar el éxito. El ejército lituano regresó al campamento, a la espera de la llegada del ejército del rey Juan Casimiro, comenzó las negociaciones con el príncipe Khovansky. Las negociaciones y escaramuzas menores continuaron hasta el 22 de octubre de 1.661.

En la noche del 22 al 23 de octubre, la caballería de hetman polaco Stefan Charnetsky se unió al ejército de Zheromsky, y el 24 de octubre llegó la infantería polaca, después de lo cual el ejército polaco-lituano tenía una superioridad abrumadora en efectivos sobre el ejército del príncipe Khovansky. Al no ver la posibilidad de derrotar a las fuerzas superiores del enemigo, el príncipe Ivan Khovansky, en la noche del 24 al 25 de octubre, intentó retirar secretamente su ejército. Dos horas antes del amanecer, el ejército ruso chocó con la infantería y la caballería Charnetsky, que intentaron envolver y rodear el campamento de Khovansky.

Detenidos por la caída de la noche, al amanecer del 25 de octubre, la infantería polaca llegó con un gran retraso a los puestos designados.

Para entonces, la caballería polaca, que recibió noticias de que las tropas rusas habían abandonado sus posiciones, irrumpió en el campamento de Khovansky. Sin embargo, Khovansky logró regresar al campamento y prepararse para repeler el ataque. En la niebla previa al amanecer, la caballería polaca fue emboscada, sufriendo importantes bajas.

Con el acercamiento de la infantería polaca y la artillería, Khovansky sacó su ejército del campamento. Cuando la caballería polaca salió del campamento ruso y se alineó para la batalla, Khovansky se retiró de nuevo y tomó posiciones en el bosque. Por tercera vez, el ejército polaco-lituano logró romper la resistencia de los rusos. El primero en retirarse fue el regimiento Ordin-Nashchokina, y luego el regimiento de Khovansky. La cohesión del ejército ruso se rompió y los regimientos perdieron el liderazgo del general. Varios regimientos fueron dispersados, otros, luchando contra el enemigo que los perseguía, se retiraron a Polotsk. El mismo príncipe Khovansky, casi fue capturado, y dirigió la retirada de caballería a Polotsk.

Batalla de Kuszlikami o de Kushliki (4 de noviembre de 1.661)

Después de la reanudación de las hostilidades, hetman polaco Stefan Czarniecki regresó al frente oriental. A finales de octubre comenzó el asedio del castillo de Vilnius ocupado por los rusos. Los polacos dejaron allí varios cientos de infantería con cierto número de cañones, y el 24 de octubre se dirigieron hacia Dźwina. Czarniecki, junto con el Rey, continuaron la marcha y llegó a la aldea de Glebokie (a unos 10 kms del campo de batalla). El hetman aconsejó al Rey marchar en retaguardia, no solo por la seguridad de su persona, sino también por evitar que fueran detectadas las considerables fuerzas que lo acompañaban. Czarniecki quiso dar la impresión de que junto al rey Juan Casimiro se encontraba en la fuerza principal del, mientras que la división del hetman (4.000 efectivos), que estaba dividido además de dos cuerpos: 2.700 liderados por Czarniecki, y el resto, es decir, 1.300 soldados, dirigidos por el coronel Stachurski, se dirigieron a Kuszlikami la tarde del 3 de noviembre. Allí, los polacos también se unieron al ejército lituano de 12.000 efectivos, pero la división de Czarniecki era de mayor valor militar. En ella había regimientos de excelente infantería, fuerzas de dragones y cosacos o un amenazador estandarte de húsares (unos 200 jinetes).

Durante la reunión, los ancianos lituanos insistieron en esperar más fuerzas reales porque temían que se enfrentaban a gran ejército ruso bajo el mando del príncipe Ivan Khovansky. Más tarde resultó que los rusos contaban con 24.000 efectivos, solo 8.000 más que las fuerzas de la Mancomunidad. Czarniecki, sin embargo, no temía tales proporciones y decidió atacar al día siguiente. Los rusos, atrincherados en su campamento, al principio presentaron una resistencia valiente en la que fueron ayudados por la niebla, pero el ala de Wiazewicz finalmente rompió el fuego de los mosquetes y cañones rusos, y después de unas pocas horas de intercambio de disparos, la carga de los húsares rompió la resistencia del enemigo, y el resto de la tarea fue hecha por soldados normales. Las fuerzas de Hovanski y Dolgoruky se desorganizaron, incluidas las fuerzas de Naszczok. Y en el campo de batalla, como se estima que hubo 6.000 bajas de la infantería rusa.

Los jinetes polacos y los lituanos, persiguieron a los huidos a Polotsk y más allá, los campesinos locales también participaron “asesinando a los moscovitas por los daños y las atrocidades que habían sufrido“. Según una carta del Sambrzych starosta Chrapowicz, solo un millar de rusos sobrevivieron a la batalla, pero unos pocos miles pudieron haberse refugiado en Polotsk.

Se capturaron casi todos los estandartes enemigos y 18 de cañones y 6.000 carros con suministros, así como el botín saqueado en Lituania, un hijo de Ivan Khovansky fue hecho prisionero. Las pérdidas en el lado polaco-lituano fueron relativamente bajas. El genio militar de Czarniecki y su soberbia división, formada por soldados profesionales, nuevamente prevalecieron. Él mismo, siempre modesto, solía decir después de cada victoria que se lo debía a la Providencia y al coraje de los soldados.

Con el aplastado ejército ruso, no se pudo enviar a ayuda a la guarnición rusa de Vilnius, como resultado de lo cual la ciudad pronto fue recuperada por los polacos.

Después de la batalla de Kuszlikami, el camino a Moscú estaba abierto. La situación interna complicada y otros factores no favorecían tal opción.

 

Expedición polaca a Moscú (1.663-64)

En noviembre de 1.663, las tropas del rey Juan Casimiro y el hetman cosaco de la orilla derecha de Ucrania, Paweł Tetera, emprendieron una gran expedición contra Moscú para poner fin a la guerra que duraba 10 años, con una victoria efectiva. El ejército consistía en unos 60.000 efectivos. (unos 24.000 polaco-lituanos y 14 regimientos cosacos de la orilla derecha de Ucrania y unos 30.000 tártaros). En el este, los lituanos liderados por el hetman lituano, Michał Kazimierz Pac, se unirían posteriormente. Un grupo de Jan Sobieski se hizo cargo de la parte sur de Zadnieprze. Cruzaron el río Dnieper en las cercanías de Rzyszczów, sin pasar por Kiev para no perder el tiempo. A pesar del invierno, las tropas reales se movían rápido, pero para conseguir comida y ropa de abrigo, asaltaron las fortalezas más pequeñas en el camino, lo que retrasó considerablemente la marcha. Las tropas polacas conquistaron Borispol, Kremenchuk, Lokhvytsia, Lubny, Romny, Priluki y varias otras ciudades en Transdnistria. A principios de enero de 1.664, Juan Casimiro se dirigió a Moscú.

Húsares polacos en la estepa. Autora Marian Zakrzewski

Desde el 22 de enero, Głuchów fue asediado, defendido por la guarnición bajo el mando de Paweł Trofimowicz Żiwotowski y el coronel de Kiev, VasiliDworeckija. El 29 de enero, se inició un asalto, como resultado de lo cual parte de las fortificaciones de la ciudad fueron destruidas con materiales explosivos, y Jan Sobieski, que conducía a la batalla, entró en la ciudad. Las tropas polacas se metieron en una emboscada y sufrieron fuego de mosquetes que les produjo grandes pérdidas y tuvieron que retirarse. A pesar de la obstrucción de los asediados en los próximos días para rendirse, el 8 de febrero se inició un segundo asalto, y como resultado los soldados polacos y cosacos se infiltraron nuevamente en la ciudad, pero también ese ataque terminó en un fiasco. Como resultado la sospecha de que se había transmitido información sobre los lugares de ataque, el coronel cosaco Ivan Bohun murió en circunstancias poco claras.

Las pérdidas significativas y la falta de sentido de asediar más a la ciudad, el 9 de febrero, las tropas reales levantaron el asedio y se dirigieron a Moscú.

En el asedio se perdió un tiempo muy importante. A parte del comportamiento de los soldados, especialmente los tártaros, que alienaron efectivamente a la población local contra el rey polaco. Los robos masivos, las violaciones, las aldeas quemadas fueron hechos generalizados, mientras que los tártaros secuestraron a los habitantes para venderlos como esclavos. Eso dio lugar a enfrentamientos y rebeliones, que distrajeron a algunas de las fuerzas del Rey para asegurar las rutas de suministro. Las políticas fatales hacia la población local, el empeoramiento de las condiciones atmosféricas, la falta de alimentos y la derrota en Głuchów redujeron significativamente la moral de los soldados. Algunos historiadores afirman que la falta de conflicto con el rey Jerzy Lubomirski, que permaneció en el país haciendo acopio de riquezas, de forma visible. La situación empeoró con la salida de los tártaros en enero de 1.664, bajo el pretexto de resistir la invasión de los cosacos en el khanato de Crimea.

Sin embargo, el consejo de guerra votó por una nueva marcha hacia Moscú y el 17 de febrero de 1.664, el ejército de la Corona se unió a Siewsko con el ejército lituano comandado por Michał Pac (20.000 efectivos). En ese momento, se decidió atacar a las principales fuerzas cercanas de Moscú dirigidas por Grzegorz Romodanowski con el apoyo de los cosacos de Brzuchowiecki.

Las tropas rusas evitaron los enfrentamientos y se retiraban continuamente, pero el 29 de febrero, el ejército del rey Juan Casimiro alcanzó a las principales fuerzas rusas entre Wronen y Siewski, al mando del príncipe Grigory Romodanowski. Los rusos, sin embargo, no se atrevieron a luchar en campo abierto y se encerraron en el campamento fortificado de Siewsk.

Romodanowski, al darse cuenta de la ventaja del oponente, evitó la confrontación directa, quedándose en su campamento fortificado. Todos los intentos de sacarle del campamento fracasaron, al igual que Romodanowski no pudo obligar al ejército polaco-lituano a asaltar el campamento. Solo llegó a una pequeña escaramuza en el río Desna, después de lo cual se consideró que mantener al ejército durante más tiempo no tenía sentido.

Después de unos días, Romodanowski se retiró a las profundidades del estado de Moscú, y el mando del ejército polaco-lituano decidió no perseguir en condiciones extremadamente desfavorables. Estaba previsto reanudar la ofensiva en la primavera, pero resultó imposible. El 8 de marzo, después de un consejo de guerra, se estableció que el rey Juan Casimiro se retiraría con los lituanos a Mogilev, mientras que Czarniecki se quedaría en el río Desna cerca de Chernihiv. En ese momento, la campaña de Moscú había terminado de facto, no tenía sentido continuarla ante la cambiante situación política y militar.

Húsares en los Campos Salvajes. Autora Marian Zakrzewski.

 

Tratado de Andrusovo (30 de enero de 1.667)

El balance de la expedición de Moscú cuyo principal objetivo era derrotar a las principales fuerzas rusas e imponer duras condiciones de paz al Zar, fue un fracaso. Comenzando las conversaciones de paz con Moscú que duraron más de 2,5 años. En ese momento, estalló una guerra civil en la Mancomunidad polaco-lituana que terminó con la derrota de las tropas de Juan Casimiro en la sangrienta batalla de Mątwami en 1.666. La debilitada Mancomunidad ya no podía conducir la guerra en el Este, decidiendo firmar el tratado de Andruszów o Andrusovo el 30 de enero de 1.667. De conformidad con sus disposiciones, Ucrania se dividió entre la mancomunidad Polaco-Lituana y Rusia, La mancomunidad cedió al zarato ruso las provincias de Smoleńsko, Chernihiv y Siewierkie, es decir la Ucrania Oriental, en el margen izquierdo del río Dniéper, incluyendo Kiev. Mientras que la Mancomunidad conservó la Ucrania Occidental, el territorio al oeste del Dniéper. Esto significó que Moscú asumió la iniciativa estratégica en el este, terminando así el período de 300 años de ventaja de la Mancomunidad.

Además de los cambios territoriales, este conflicto suscitó reformas importantes en el ejército ruso. Aunque al principio este era semipermanente y se reunía para cada campaña estacional, la contienda lo transformó en cuasi permanente, sentando las bases para los posteriores triunfos militares de Pedro el Grande y Catalina la Grande.

Tratado de Andrúsovo de 1.667. Situación de los territorios después del tratado

 

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-07. Última modificacion 2019-02-07.