Edad Moderna Guerras Polaco-Rusas (1486-1677) Guerra Polaco-Rusa o de Ucrania o Diluvio Ruso (1654 -55)

Cargando anuncio...

Guerra Polaco-Rusa o de Ucrania o Diluvio Ruso (1.654 -55)

 

Antecedentes

Cuando un Moscú llegó la noticia de la muerte del gobernante de la Mancomunidad Ladislao IV y la derrota del ejército de la Corona bajo en la batalla de Korsún en 1.648, el ejército del zar Alexis I, los ejércitos rusos que iban a atacar el khanato de Crimea detuvieron su marcha y se volvieron.

Eso fue una señal preliminar en que Moscú vio en la insurrección de los cosacos la oportunidad de recuperar las tierras perdidas en la primera mitad del siglo XVII, y quizás incluso de ganar Ucrania.

Al principio, Rusia esperó el desarrollo de los acontecimientos. La paciencia del zar Alexis no duró mucho y, a fines de 1.649, decidió utilizar los problemas de la mancomunidad Polaco-Lituana. Con ese fin, una embajada rusa llegó a Polonia a fines de enero de 1.650, encabezada por Jerzy Gawryłowicz Pushkin. En marzo, se presentó a la Mancomunidad el deseo de Rusia de iniciar la guerra. El pretexto era que uno de los libros que elogiaban los hechos de guerra de Vladislao IV con Rusia, en la que el padre del zar ruso actual recibió un nombre incorrecto. El embajador moscovita exigió que todas las copias del libro se quemaran y que se condenara a muerte al autor. Se solicitó que Jeremi Wiśniowiecki fuera condenado a muerte, otorgando todos los castillos a la Mancomunidad sobre la base de la paz de Polanski o de Smolensko, y medio millón de zlotys en compensación. El incumplimiento de estas increíbles demandas significaba la guerra inmediata.

En abril, la noticia del indignante mensaje ruso llegó a la Crimea del khan Islam III Giray, quien de inmediato propuso el ataque común contra Rusia y aliarse con la Mancomunidad. El khan de Crimea en su entrada en guerra contra Moscú vio la oportunidad de recuperar las tierras perdidas por los tártaros a manos moscovitas del khanato de Kazan y el khanato de Astrakhan. En mayo de 1.650, un miembro del khanato de Crimea, Mustafa aga llegó a Varsovia para tratar este asunto. La Mancomunidad, tenía la oportunidad de empujar a todas las fuerzas tártaras y cosacas a Rusia, Bohdan Khmelnitsky se mostró reacio a esa guerra y solo exigió que durante la guerra las tropas de la Corona no entraran en las zonas que él controlaba. La delegación rusa fue retenida en Varsovia, y un mensajero especial fue enviado a Moscú.

En julio de 1.650, el zar Alexis comprendió lo terrible que se había encontrado. Rzeczpospolita, sin embargo, no aprovechó la oportunidad creada por Rusia, y los senadores, para evitar una guerra con Rusia, acordaron eliminar del libro en disputa, todos los textos considerados ofensivos para el Zar.

Así, el año 1.651 en lugar de empujar al ejército cosaco-tártaro al territorio del estado de Moscú llegó la batalla de Berestechko, la peste y la derrota en la batalla de Batoh en 1.652, que privó a la Mancomunidad de miles de soldados veteranos sobresalientes. La falta de soldados experimentados y entrenados fue una de las principales causas de futuras derrotas en la guerra con los suecos. Además, el estado se vio debilitado por numerosas plagas, que se extendieron desde Ucrania a toda la mancomunidad Polaco-Lituana. En 1.653, las tropas rusas concentradas en la frontera causaron preocupación entre los habitantes del gran ducado de Lituania.

En el año 1.654, se firmó el tratado de Pereyaslav, que provocó la intervención de las tropas rusas en los asuntos internos de la mancomunidad Polaco-Lituana. El 1 de octubre de 1.653, el zar Alexis convocó a la Asamblea de la Tierra, en el que se decidió anexar Ucrania a Rusia, y tres meses después, a principios de enero de 1.654, una embajada rusa con Vasili Buturlin llegó a Pereyaslav. Se convocó a un consejo cosaco el 17 de enero y se decidió someterse a Moscú.

Al día siguiente, 18 de enero de 1.654, Ucrania se sometió al Zar. Moscú apoyó a Bohdan Khmelnicky y rindió homenaje al zar Alexis. Este acto de servidumbre es considerado el final del levantamiento cosaco y el comienzo de la guerra polaco-rusa.

Guerra Polaco-Rusa o de Ucrania o Diluvio Ruso (1.654 -55)

Operaciones 1.654

El 10 de enero de 1.654, el Zar de Rusia, Alexis Romanov, declaró la guerra a la Mancomunidad Polaco-Lituana, y el 18 de enero, Ucrania se rindió a Rusia. En respuesta a este acto, en la primavera de 1.654, el ejército de la Corona liderado por Stanisław Rewera Potocki y Stefan Czarniecki entraron en Ucrania con una expedición punitiva para sembrar el terror e instar a los cosacos a regresar al poder de Juan Casimiro, este hecho, fortaleció los lazos con los cosacos y persuadió a la alianza con Rusia incluso los que antes estaban en contra.

El 28 de marzo de 1.654, ante una terrible amenaza, el rey Juan Casimiro rompió con el parlamentario Paweł Białobłocki por una razón muy trivial, porque no quería que Janusz Radziwiłł se convirtiera en un gran hetman lituano. El segundo en la historia que empleó el veto liberum, un mecanismo para impedir un abuso de poder por parte del rey, esto amplió la anarquía en la Mancomunidad, que comenzó a carecer de tiempo para preparar la defensa. En abril, el embajador de la Mancomunidad en Bachczyseraju, el gran hetman de la Corona, Mariusz Stanisław Jaskólski, firmó un acuerdo con el khan de Crimea Islam III Giray, quien había decidido cambiar el bando y enfrentarse a sus antiguos aliados aliados de Rusia.

Mientras tanto, el país estaba muy mal, y la coalición de magnates contra el hetman de Lituania, Janusz Radziwiłł, se formó entonces contra el Rey. Ocurrió que Janusz Radziwiłł llamó al príncipe de Transilvania, Jerzy II Rákóczi, para apoyar al trono polaco. Radziwiłłów fue apoyado por Lubomirscy y Opalińscy.

A principios de mayo, un poderoso ejército ruso (unos 70.000 efectivos) entró en Ucrania, mandado por Alexei Trubecki, quien emitió un manifiesto en el que convocaba a todos los judíos ortodoxos de la mancomunidad Polaca-Lituana para luchar enemigos de la fe. Rusia había preparado con mucho cuidado para la guerra, y el ejército ruso incluía muchos regimientos mercenarios de Europa occidental. Muchos de sus oficiales habían servido en los años anteriores en la Mancomunidad, conociendo sus fortalezas y debilidades.

Por lo tanto, en el verano de 1.654, tres poderosos ejércitos rusos que entraron en el territorio del Gran Ducado de Lituania tuvieron un total de aproximadamente 70.000 soldado. Penetraron en tres ejes en el voivodato de Smolensko:

  • Desde el norte desde la ciudad de Velikiye Liky en dirección a Polock y Bitebesk. 
  • Desde el centro o principal desde Mozhaisk a Dorogobuzh y Smolensko.
  • Desde el sur desde Kirov en dirección a Roslavl y Mistislavl.

Casi sin luchar, llevaron la mayoría de las ciudades y fortificaciones . La razón principal de tales éxitos rápidos junto con la enormidad de las fuerzas rusas fueron que las fortificaciones eran obsoletas, la falta de guarniciones y la escasez de suministros. El 17 de junio, Połock en el norte cayó.

 

Asedio de Smolensko (7 de julio al 16 de octubre de 1.654)

El ejército ruso del centro de unos 40.000 efectivos, estaba nominalmente bajo el Zar, pero de hecho estaba mandado por los príncipes Yakov Cherkassky, Nikita Odoevsky y Andrey Khovansky,

El 11 de junio, la fortaleza de Belaya se rindió al ejército del gobernador Temkin-Rostovsky. El 13 de junio se rindió Dorogobuzh. El 7 de julio, el rey se paró cerca de Smolensko en las afueras de Bogdanov.

El 8 de julio llegaron a Smolensko, la ciudad estaba guarnecida por 3.500 efectivos y 42 cañones, era más numerosa que en 1.632. Sin embargo, estos soldados estaban desmoralizados por el conflicto del voivoda Filip Obuchowicz con el coronel Radzilowicz Wilhelm Korff que eran los comandantes de la plaza.

Kremlin de Smolensko 1.654

Las tropas rusas sitiaron la ciudad y comenzaron las operaciones de asedio. La artillería rusa sometió a la ciudad a bombardeos masivos con granadas. Al mismo tiempo, los mineros comenzaron a excavar túneles bajo las murallas de Smolensko.

Cuando el zar Alexis llegó a Smolensko, las ciudades de Nevel, Polotsk, Roslavl, Dorogobuzh, Belaya y otras ciudades habían caído.

La guarnición polaco-lituana de Smolensko esperaba esperar refuerzos del ejército de Janusz Radziwill que estaba la región de Orsha. Al rescate de Smolensko solo podía llegar la parte lituana del ejército de la Mancomunidad, y el ejército polaco estaba involucrado con el cosaco Bogdan Khmelnitsky en Ucrania .

Además del las fuerzas de asedio, el Zar asignó hasta 35.000 efectivos al mando del príncipe Yakov Cherkassky y del príncipe Alexei Trubetskoy (de Bryansk), para que tomasen la ciudad de Orsha y derrotasen a Radziwill.

El 26 de agosto, las tropas rusas realizaron un asalto general. La batalla duró 7 horas y se detuvo solo después de que los defensores hicieron estallar una de las torres en las que entraron los atacantes, obligándoles a retirarse. Los rusos perdieron 300 muertos y 1.000 heridos durante el asalto. Lituanos unos 200, el zar Alexis, después de ese fracaso, ordenó al ejército prepararse para un asedio prolongado.

Después de la derrota del hetman Radziwill en la batalla del río Shklovka desaparecieron las esperanzas de recibir ayuda externa.

Debido a la desesperanza de su posición, la nobleza abandonó la subordinación del voivoda Philip Obukhovich y envió representantes al Zar para negociar la rendición, y los soldados y ciudadanos normales empezaron a correr hacia el campamento ruso. El 20 de septiembre comenzaron las negociaciones oficiales con el voivoda de Smolensko y el 3 de octubre de 1.654, la guarnición entregó Smolensko después de que se les prometió paso libre. Doblando sus banderas frente al zar Alexis, el voivoda Obukhovich y unos 50 soldados fueron a Lituania, y el resto de los defensores de la ciudad permanecieron al servicio del Zar. El 5 de octubre, se celebró una fiesta real a la que fueron invitados los líderes derrotados.

Trubetskói se adueñó de Mstislavl y Róslavl y sus aliados ucranianos tomaron Gómel. En el flanco norte, Vasili Sheremétev partió de Pskov y se apoderó de las ciudades lituanas de Nével (1 de julio), Pólatsk (17 de julio) y Vítebsk (17 de noviembre).

Asedio de Smolensko 1.654. Capitulación de la guarnición lituana el 3 de octubre

Batalla de Shklow (12 de agosto de 1.654)

Mientras tanto, el príncipe Alekséi Trubecki, que mandaba el flanco sur del ejército ruso, penetró en Ucrania desde Briansk. Conquistó rápidamente el territorio entre los Dniéper y Berézina, conquistando la ciudad de Róslavl el 22 de julio sin lucha, después se dirigió a Mstislavl.

El 18 de julio, el ejército ruso de unos 16.000 efectivos con cañones y varios tipos de municiones se acercó a Mstislavl. Yan Stankevich gobernador lituano, se negó categóricamente a abrir la puerta. Entonces Trubecki, sitió la ciudad y procedió a su sitio. Las tropas rusas vencieron rápidamente a las asediadas fortificaciones de la ciudad, pero no pudieron tomar el castillo de inmediato. Durante cuatro días, bombardearon el castillo con cañones, causando un daño significativo a sus fortificaciones y un gran daño a las personas que lo defendieron. Además, el ejército ruso intentó en repetidas ocasiones tomar el castillo por asalto. Los sitiados, a su vez, realizaron ataques desesperados contra el enemigo.

Más de 3.000 milicianos lituanos dirigidos Nikolai Posokhovsky acudieron en ayuda de los asediados, pero fueron derrotados por los rusos, y 500 fueron tomados prisioneros.

Finalmente, al amanecer del 22 de julio, después de una masiva preparación artillera, las tropas rusas lanzaron un asalto y capturaron el castillo. Los defensores pagaron caro su resistencia. Gente de todas las condiciones, nobles, judíos, así como la gente común, fueron asesinados, entre 10.000 y 15.000, con particular crueldad contra los monjes católicos fueron perseguidos y torturados, siendo conocido como la masacre de Trubecki.

Después los ejércitos rusos y se encontraron con las fuerzas lituanas de Radziwił junto al río Dnieper.

La batalla se describe de manera muy diferente en las cuentas polaca y rusa, y cada lado la reclama como su victoria.

Según el relato lituano, Radziwił se dio cuenta de que el ejército ruso cruzaría el río Dnieper; tenía unos 2.000 jinetes y unos pocos miles de infantería (incluidos los dragones más móviles; unos 4.000). Sobre las 14,00 horas se le informó que los rusos estaban cerca y que sus primeras unidades habían comenzado a cruzar el río; contaba con la ventaja de que no había sido descubierto por los rusos. Mientras tanto, comenzó un eclipse solar, creando confusión. La caballería polaca, incluidos los húsares alados, lanzó repetidos ataques contra las fuerzas rusas que habían cruzado el río y los rechazó. Los intentos rusos de cruzar el río fueron repetidamente rechazados y forzados a regresar, y la infantería rusa detuvo los intentos de cruzar las fuerzas polacas, que tomaron posiciones a lo largo del río y dispararon contra las fuerzas rusas que intentaron cruzar el río a la otra parte. Después de aproximadamente cinco horas, los rusos intentaron un asalto definitivo, y los polacos nuevamente fueron victoriosos. Los rusos, que sufrieron bajas mucho más elevadas que los polacos (unos 7.000 frente a unos 700), desmoralizados decidieron abandonar los intentos de cruzar el río. La misma fuente afirma que entre sus muertos se encontraba el príncipe Yury Baryatinsky, lo que obviamente es incorrecto.

Las fuentes rusas dan una cuenta diferente. Según ellos, después de haber descubierto al ejército lituano, un destacamento del príncipe Yury Baryatinsky estuvo involucrado en los combates con los lituanos, mientras que los voivodas del ejército principal encabezado por Cherkassky enviaron a Baryatinski su caballería como refuerzo. El resto del ejército, que consistía en infantería, reiters y carros de suministro, también comenzó a moverse al lugar de batalla. Baryatinsky llevó a cabo varios ataques contra el ejército del gran hetman. Después de enfrentarse con el ejército principal de Cherkassky, Radziwiłł decidió retirarse. Cherkassky no persiguió a los lituanos.

Cherkassky se retiró temporalmente pero solo para unirse con el otro ejército ruso bajo Aleksey Trubetskoy.

Jinetes rusos 1.650. Lanceros y arcabucero a caballo. Autor Oleg Fedorov

Batalla de Shepeleviche o de Ciecierzyn (24 de agosto de 1.654)

La pequeña fuerza lituana de unos 6.000 efectivos bajo el gran hetman lituano Janusz Radziwiłł había detenido a la fuerza rusa bajo el mando de Yakov Cherkassky en la batalla de Shklow y acampó en Hołowczyn. Se enteró de que una fuerza rusa bajo Aleksey Trubetskoy había cruzado el río Drut cerca de Ciecierzyn el 23 de agosto. A Radziwiłl se le unió el el hetman Wincenty Korwin Gosiewski con 3.000 efectivos, aumentando el ejército polaco-lituano a unos 8.000 efectivos.

Radziwiłł y Gosiewski intentaron detener una fuerza rusa numéricamente superior de unos 15.000 cerca de Shepeleviche (Ciecierzyn). Las fuerzas de Trubetskoy también incluían las de Cherkassky. Tomó posiciones cerca de Bialynichy (Białynicze). Esta vez, el ejército ruso aún más grande logró rebasarlo, con la infantería rusa defendiendo Shepelevichy y la caballería envolviendo para atacar por retaguardia. Radziwiłł ordenó una retirada, el 24 agosto el ejército polaco en retirada fue derrotado y su artillería fue capturada por los rusos.

Radziwiłł con un resto de sus fuerzas se retiró a Minsk. Su derrota significó que los rusos no encontrarían oposición en Lituania, y pudieron tomar Polotsk, Vitebsk y Mogilev, avanzando hacia el río Berezina. Las fuerzas rusas pudieron avanzar y tomar Smolensko, así como Orsha, sería recuperada por los lituanos al año siguiente.

 

Captura de Polotsk y Vitebsk (1.654)

El ejército ruso del norte, había partido de ciudad de Velikiye Luky, con una fuerza de unos 15.000 efectivo de Novgorod, de los cuales 5.000 eran de infantería, mandados Vasili Petrovich Sheremetev. En mayo de 1.654, cruzó la frontera encontrando encontrando una resistencia insignificante, ya que las principales fuerzas lituanas estaban concentradas en la dirección central en la región de Smolensko. Se dirigieron a la ciudad de Polotsk, que fue tomada un asedio de dos semanas el 27 de junio. Tras la conquista la infantería se movió rápidamente a Vitebsk, mientras que la caballería realizó incursiones en el noreste de la actual Bielorrusia, después de la derrota de las tropas polacas en varias escaramuzas, llegaron en agosto a Vitebsk.

Vitebsk era la fortaleza más importante en el noreste del Gran Ducado de Lituania y un importante centro político y económico. Era una ciudad grande con fortificaciones poderosas, que incluía tres reductos:

  • El castillo superior de madera con 7 torres (2 de ellas con puertas) y un pequeño fuerte, construido sobre los cimientos de piedra de la antigua fortaleza. Había sido dañado gravemente durante los incendios de 1.614 y 1.626 y al comienzo del asedio estaba en malas condiciones.
  • El castillo inferior, que era de piedra con 14 torres de madera, tenía un perímetro de 922 m de largo.
  • El castillo de piedemonte que era un castillo de madera con 11 torres, y 1.800 m de perímetro.

Sin embargo, estas fortificaciones a mediados del siglo XVII ya estaban obsoletas, especialmente la falta de bastiones y la debilidad de la artillería, la mayoría de los cañones habían sido llevados a Smolensko. Se decidió restaurar las fortificaciones, pero los trabajos no habían comenzado. Un grave error de cálculo del comando lituano fue la renuencia a debilitar al ejército principal enviando tropas mercenarias a las guarniciones. Como resultado, al comienzo del asedio, solo una compañía de dragones (unos 100) estaban en la guarnición de Vitebsk. El resto de la guarnición consistía en 800 milicianos armados y 42 artilleros. La guarnición carecía de pólvora y municiones.

El ejército ruso se acercó a la ciudadela 24 de agosto (14 en el calendario juliano). Los destacamentos de vanguardia rápidamente empujaron a los lituanos hacia la fortaleza Inmediatamente después de la concentración de tropas, el 28 de agosto, Sheremetev ordenó un asalto, que terminó en un fracaso.

Los residentes de la ciudad hacían frecuentes salidas , y las fuerzas de los sitiadores claramente no eran suficientes, sobre todo de infantería (3.447). Sheremetev pidió constantemente refuerzos, artillería e ingenieros. El clima lluvioso impidió la quema de las murallas de la ciudad.

El 3 de octubre, la guarnición lanzó una fuerte incursión que fue rechazada con éxito.

El comandante ruso trató de persuadir a la guarnición para que se rindiera. Después de largas negociaciones infructuosas, Sheremetev, sintiendo que el frío del invierno se acercaba, decidió asaltar Vitebsk el 27 de noviembre.

El éxito se vio facilitado por la traición de algunos de los residentes que abandonaron las murallas del castillo Vzgorny (inferior) dejándolo sin protección. El resto de la guarnición, se refugió en el castillo superior, unos días después, 2 de diciembre la guarnición se rindió en términos honorables. Bajo los términos los residentes que deseaban ir a Lituania se les concedió el derecho a hacerlo, pero el Zar, enojado por la larga resistencia, dio la orden de privarlos de sus bienes y enviarlos a Rusia.

Una semana después, el 9 de diciembre, un destacamento polaco-lituano al mando de S. Komorowski, llegó tarde y no pudo recuperar la fortaleza.

En noviembre, Jaskólski llegó a Bachczyseraj capital de Crimea por segunda vez, donde fue recibido por Mengli Geray, hijo del difunto khan Islam III Geray, que había recibido permiso del sultán otomano Mehmed IV la aprobación de la alianza con la Mancomunidad. Además de los regalos para los tártaros, el tratado les adjudicaba Kazán y Astrakhan.

Infantería rusa 1.650. A la izquierda mosquetero o streslet, en el centro un jefe y a la derecha un dragón. Autor Oleg Fedorov

Asedio de Gomel (julio-agosto de 1.654)

Como ayuda mutua y en reconocimiento de la autoridad del zar Alexis sobre Ucrania, Bogdan Khmelnitsky envió un cuerpo de cosacos bajo el mando de Ivan Zolotarenko (uns 20.000 efectivos de los regimientos Nezhinsky, Chernigo y Starodoub) en apoyo de las tropas rusas. Inicialmente se había planeado que el cuerpo cosaco se uniese a las fuerzas principales del ejército ruso, dirigiéndose a Smolensko. Sin embargo, Iván Zolotarenko, con el consentimiento de Khmelnitsky, realizó acciones independientes en el sureste de Bielorrusia. El primer objetivo de los cosacos fue la ciudad de Gomel, un importante centro en el río Sozh, cerca de su confluencia con el Dnieper.

Gomel era la fortaleza más fuerte de Posozhya, ubicada en la confluencia de los ríos Gomyi y Sozh, tenía fortificaciones anticuadas, pero se mantenía en buenas condiciones: la ciudad estaba rodeada por un foso y una muralla de tierra, y el centro de la defensa era un castillo de madera en una colina alta. Las murallas y torres estaban enlucidas con arcilla para evitar incendios.

La ciudad estaba ubicada en el límite de las turbulentas tierras cosacas, y durante el levantamiento de Khmelnitsky, resultó más de una vez en el centro de las hostilidades: fue capturada dos veces por destacamentos cosacos (1.648 y 1.649), y en 1.651 resistió un largo asedio y asalto. La importancia estratégica de la ciudad era la razón por la que la fortaleza se reforzó mejor que la mayoría de las fortalezas de Bielorrusia y se equipó con una fuerte guarnición. En vísperas de la guerra, la artillería de Vilna fue suministrada a la fortaleza. La guarnición de Gomel eran tropas mercenarias: 5 compañías de infantería polaca, 1 compañía de infantería alemana (alrededor de 700 personas en total). Además, un gran número de la nobleza se reunieron en la fortaleza, por lo que el número total de defensores alcanzó los 2.000. efectivos El comandante de la guarnición era Stanislav Casimir Bobrovnitsky.

Al comienzo del asedio, el cuerpo de Zolotarenko alcanzaba unos 20.000 efectivos. La artillería era escasa, tan solo 7 cañones de campaña, lo que provocó un retraso en el asedio. Los defensores no defendieron la ciudad misma, escondiéndose en el castillo. Después de un mes, los destacamentos cosacos atacaron cuatro veces y todas las veces fueron rechazados. A su vez, los asediados realizaron salidas, infligiendo pérdidas sensibles al enemigo. Durante uno de los ataques, el coronel del regimiento cosaco de Chernigov Stepan Podbaylo fue muerto.

Después de eso, los cosacos abandonaron los asaltos y procedieron a asediar mediante trincheras. Tras arrastrar los cañones de campaña a lo alto de la iglesia de Spasskaya, comenzaron a disparar contra el castillo con bombas incendiarias, causando incendios. A principios de agosto, los cosacos lograron destruir el paso subterráneo que conducía el castillo hasta la fuente de agua. Esto obligó a la guarnición a aceptar la rendición honorable. Las condiciones de capitulación no fueron cumplidas por los cosacos, y la mayoría de los que se rindieron fueron capturados y llevados a Ucrania. Durante el sitio, destacamentos de cosacos móviles atacaron las ciudades y aldeas circundantes, capturando sucesivamente las ciudades de Rechytsa , Zhlobin , Streshin y Rogachev.

La captura de Gomel permitió acceder a los distritos del sureste del Gran Ducado de Lituania a los cosacos. En Gomel, se capturó un gran número de cañones, lo que permitió realizar asedios de fortalezas de forma más activa. A pesar de la firmeza de los defensores, el retraso del asedio no tuvo consecuencias positivas para el ejército lituano, ya que Zolotarenko no limitó sus acciones a la lucha por Gomel, sino que sometió a todos los Sozh y se dirigió al Dnieper.

 

Asedio del Antiguo Bykhov (septiembre de 1.654)

Después de la caída de Gomel después de un sitio de dos meses) cayeron Chechersk, Propoisk y el Nuevo Bykhov. La última fortaleza que impidió el establecimiento del control sobre el Dnieper fue el Viejo Bykhov, que las tropas cosacas comenzaron su sitio a principios de septiembre de 1.654.

El Antiguo Bykhov, que pertenecía al canciller de Lituania, Kazimir Lev Sapieha, era al comienzo de la guerra, a diferencia de la mayoría de las fortalezas estatales, una de las mejores fortalezas del Gran Ducado de Lituania. La ciudad estaba rodeada de terraplenes de tierra, de 7-8 m de altura y 30 m de ancho al pie, reforzada por 11 bastiones y ravelines. Tres puertas conducían a la ciudad. Desde el este, la ciudad estaba cubierta por el Dnieper y un castillo de piedra de 77 por 100 m. La fortaleza estaba bien provista de provisiones y municiones para más de un año de defensa. El número de efectivos era muy grande, unos 600 infantes contratados, 200 haiduks, 100 dragones, unos 300 nobles menores, 1.000 judíos y 2.000 ciudadanos armados. Contaban con una artillería de 4 cañones pesados y 26 cañones medios.

Al comienzo del sitio, el cuerpo de Zolotarenko ya contaba con poco más de la mitad de sus efectivos, ya que se enviaron fuerzas considerables a realizar las redadas por el territorio lituano, y muchos regresaron a Ucrania. Los cosacos no tenían artillería significativa (al comienzo de la marcha solo había 7 cañones de campaña), por lo que comenzaron un largo asedio. Fuerzas significativas de la guarnición permitían hacer constantes salidas. La mayor ocurrió el 2 de octubre, cuando los defensores destruyeron dos trincheras cosacas, capturaron tres cañones e infligieron a los fuertes pérdidas a los sitiadores. El acercamiento del invierno y el peligro de la contraofensiva lituana obligaron a Zolotarenko a levantar el sitio de la ciudad a fines de noviembre y retirarse a la Nueva Bykhov.

El desafortunado asedio del Antiguo Bykhov complicó las acciones de las tropas rusas, ya que no permitió establecer un camino sin obstáculos a lo largo del Dnieper, que conectara los dos teatros de operaciones militares: Bielorrusia y Ucrania. Además, la fortaleza se convirtió en la base para la contraofensiva de invierno de las tropas lituanas. Sin embargo, en el contexto del gran éxito de la campaña rusa de 1.654, el fracaso en el Antiguo Bykhov fue una excepción.

Operaciones en 1.655

En el invierno y la primavera de 1.655, Radziwill emprendió una contraofensiva en Bielorrusia; recuperó Orsha y sitió Maguilov. El asedio continuó durante tres meses, sin que los sitiadores pudiesen hacerse con la plaza. En enero, Sheremétev y Khmelnitsky fueron vencidos en la batalla de Ojmátiv, mientras que un segundo ejército polaco (aliado a los tártaros) aplastó un contingente ruso-ucraniano en Zhashkov.

 

Batalla de Ochmatow o de Okhmativ (29 de enero al 1 de febrero de 1.655)

El 8 de diciembre de 1.654, el ejército polaco mandado por polaco Stanisław “Rewera” Potocki y Stanisław Lanckoroński, con unos 20.000 efectivos, se unió en Bratslav con un ejército tártaro de Crimea de unos 20.000 efectivos, y juntos asediaron Uman, que estaba defendida por el regimiento de Ivan Bogun con fuerzas locales. Para fortalecer la ciudad y hacer que las fortalezas fueran inexpugnables para el enemigo, Bohun ordenó regarlas con agua y convertirlas en montañas de hielo. Los sitiadores intentaron incendiar la ciudad disparando con la artillería municiones incendiarias, pero no lo consiguieron.

Esos días, Bohdan Khmelnicky que disponía de un ejército de unos 30.000 efectivos, se unió con un ejército moscovita de unos 6.000 mandado por Vasily Sheremetyev y VasiliButurlin, y se dirigieron de inmediato a Uman, en total reunieron unos 36.000 efectivos y de 50 a 60 cañones de campaña. Por delante marcha el regimiento de Poltava bajo el mando del coronel Martin Pushkarenko, proporcionando seguridad y cobertura.

Al enterarse de de su llegada, los polacos con los tártaros levantaron el asedio de Uman, dejaron una parte del ejército polaco liderado por el capitán Szemmer para fijar la plaza y partieron el viernes 29 de enero hacia el norte al encuentro del ejército cosaco-ruso. Todo el ejército polaco-tártaro marchaba en una formación de batalla, se encontraron con el destacamento Pushkarenko, que fue rodeado y derrotado, huyendo a la pequeña fortaleza de Okhmativ, los 2.000 cosacos fueron rodeados por el capitán Shweng.

Los polaco-tártaros avanzaron contra el ejército cosaco-ruso, mientras los tártaros envolvían por el ala derecha, la infantería, la caballería y la artillería polaca, cooperando entre sí, atacaron a los cosaco-rusos que habían formado un laager con los carros, los polacos consiguieron abrir una brecha en el campamento ruso-cosaco, consiguiendo capturar 20 cañones y 300 barriles de pólvora. A pesar de que temporalmente se anunciaba una catástrofe similar a la batalla de Beresteczko, un contraataque desesperado Khmelnitsky con infantes cosacos y rusos salvaron de la catástrofe. Al amparo del fuego de artillería de 4 cañones supervivientes (el resto fueron capturados por los polacos durante el asalto) Khmelnicki movió el material rodante hacia las colinas.

Debido a la oscuridad total, los hetmans renunciaron a los ataques repetidos. En el consejo de guerra, se decidió que el ejército de la corona detendría los asaltos con pérdidas significativas y comenzaría a asediar el laager, rodeado de un lugar muy desfavorable y privado de suministros de alimentos. En esa posición el ejército cosaco-ruso, quedó atrapado, siendo bombardeado sistemáticamente por la artillería polaca.

El 30 de enero y el 31 de enero, los rusos y los cosacos realizaron dos salidas que, sin embargo, fueron rechazadas. En ese día, los sitiados enviaron delegaciones separadas: una a los polacos y la otra a los tártaros. El delegado enviado al ejército polaco, debía proponer iniciar negociaciones, solo para confundir al oponente. Sin embargo, delegado enviado a los tártaros era para persuadir a los tártaros para que liberasen a las fuerzas cosaco-rusas, probablemente con una buena remuneración.

En la mañana del 1 de febrero, Khmelnicky logró abrirse paso hasta Okhmativ y liberar a Puszkarenko. Después de este éxito, se retiró a Buki. Privados de la ayuda tártara, los polacos no lograron detener la marcha del campamento ruso-cosaco.

Finalmente, la batalla no se resolvió: el lado polaco-tártaro no infligió una derrota devastadora al oponente, mientras que los cosacos y los rusos lograron liberarse de la trampa. Después de la batalla, Potocki, con infantería y artillería, se retiró a Lviv, mientras que Stefan Czarniecki con la caballería y tártaros se dirigió a pacificar Ucrania. Ambas fuerzas sufrieron unas 15.000 bajas, de las cuales 9.000 fueron rusas.

El príncipe Dimitri Volkonski zarpó de Kiev y remontó el Dniéper y el Prípiat. En su avance, derrotó a los lituanos y capturó Pinsk. Las huestes de Trubetskói conquistaron Slónim y Kletsk, aunque Sheremétev logró poco más que apoderarse de Vélizh el 17 de junio. Una guarnición lituana todavía resistía el asedio de los cosacos en Stary Býjav, pero Jmelnitski y Buturlín ya recorrían Galitzia. Atacaron la ciudad polaca de Leópolis en septiembre y entraron en Lublin tras la derrota de Paweł Jan Sapieha cerca de Brest.

Artilleros rusos 1.650. Autor Oleg Fedorov

Batalla de Vilnius o de Vilna (7-9 de agosto de 1.655)

La mancomunidad Polaco-Lituana fue invadida por ejércitos rusos y por ejércitos suecos (comenzando el Diluvio Sueco en julio de 1.655).

En la segunda mitad de mayo de 1.655, el ejército ruso, comandado por el zar Alexis IV, partió de Smolensko. Habiéndose unido a los cosacos de Ivan Zolotarenko, continuaron el avance hacia la capital Vilnius (Vilna), las fuerzas lituanas ofrecieron poca resistencia a los rusos y rindieron Minsk el 3 de julio el ejército y continuaron avanzando hacia a la capital del Gran Ducado de Lituania Vilnius (Vilna), donde gran hetman lituano Janusz Radziwill, se preparaba para la defensa de la capital. Radziwiłł pudo reunir entre 5.000 y 7.000 hombres. La moral se vio aún más dañada por la orden del rey Juan II Casimiro Vasa de que las tropas reales (unos 5.000 hombres) se dirigieran a Marienburgo para hacer frente a la amenaza sueca.

A finales de julio de 1.655, el comandante ruso decidió dar una batalla general a las tropas de Radziwill, concentradas en Vilnius. El hetman Janusz Radziwiłł y el tesorero Wincenty Korwin Gosiewski no pudieron ponerse de acuerdo sobre la defensa. Los residentes de la ciudad comenzaron evacuaciones apresuradas. Los tesoros más valiosos, incluido el ataúd de San Casimiro, los libros principales de Metrica lituana y los objetos de valor de la catedral de Vilnius, fueron transportados fuera de la ciudad.

En la mañana del 6 de agosto, las tropas rusas partieron de Stodolact en dirección a Vilnius, con la intención de atacar a Radziwill ese mismo día. Sin embargo, las dificultades en el cruce de las zonas pantanosas retrasaron el avance, y las tropas alcanzaron la posición de Radzivill al día siguiente.

Al acercarse a las posiciones del enemigo, las tropas rusas atacaron a las tropas del hetman Radziwill, que había adoptado una posición defensiva en la orilla norte del río Neris para cubrir las accesos. La batalla comenzó sobre las 06,00 horas y duró todo el día. Los lituanos lograron capturar tres banderas rusas. Por la noche, el ejército lituano se dividió en dos grupos que se retiraron a Vilkaviškis y Kėdainiai.

El hetman, que fue empujado hacia la ciudad, cruzó el puente sobre el río Viliya, donde trató de cubrir su retirada con la ayuda de su infantería. La batalla en el puente continuó hasta la noche del 29 de julio, la infantería del hetman logró pasar, el puente fue incendiado y el hetman logró retirarse.

La guarnición bajo el mando de Kazimir Zheromsky, se rindió el 11 de agosto de 1.655, se encerró en el castillo de Vilnius. Radziwill, con no más de 5.000 efectivos, perseguido por las tropas rusas, se retiró a Caidana.

Las fuerzas invasoras saquearon la ciudad y asesinaron a sus habitantes durante varios días. Un incendio consumió parte de la ciudad. En particular, el barrio judío fue incendiado por los cosacos y muchos judíos fueron asesinados. Según un testigo presencial, el incendio duró 17 días y la cifra de muertos superó las 20.000 personas. Sin embargo, esos números parecen exagerados.

Todos los palacios fueron saqueados y solo se salvaron cuatro iglesias. Los invasores no solo tomaron objetos de valor como muebles o cubiertos, sino también altares rotos, tumbas profanadas (incluido el sarcófago de plata de la familia Sapieha), derribaron elementos decorativos (como columnas de mármol del palacio Radziwiłł). Palacio de los grandes duques de Lituania quedó en ruinas y fue reconstruido solo en la década de 2.000. Algunos eruditos han sugerido que ciertas reliquias, así como el cuerpo de Vytautas el Grande, se perdieron durante el saqueo de la catedral de Vilnius. El zar Alexis llegá a la ciudad el 14 de agosto. No pudo encontrar alojamiento adecuado en la ciudad y en su lugar construyó una gran carpa en Lukiškės. Se proclamó el gran duque de Lituania.

A este éxito le siguieron las conquistas de Kaunas y Grodno en agosto.

Batalla de Gródek o de Horodok (29 de septiembre de 1.655)

En agosto de 1.655, varias docenas de miles de soldados rusos y cosacos comandados por Vasil Szeremietewa y Bohdan Khmelnitsky entraron en las zonas controladas por el ejército de la Corona. El hetman polaco Stanisław “Rewera” Potocki intentó oponerse, teniendo solo unos pocos miles de jinetes con él, incluido un porcentaje significativo de estandartes tártaros. Debido a la gran desproporción de fuerzas, las tropas polacas solo pudieron retrasar la marcha del enemigo, lo que sistemáticamente los empujó hacia el oeste. La caballería rusa hizo retroceder a las fuerzas polacas hasta la zona de Gródek Jagielloński, que en ese momento era parte del voivodato rutenio de la mancomunidad Polaco-Lituana (actual Horodok, Óblast de Lviv, Ucrania), que era una zona pantanosa.

Los polacos repelieron el ataque de los reiters rusos. La caballería polaca persiguió al enemigo en retirada, metiéndose entre dos columnas de infantería cosaca, que de esta manera estaba en ambas alas de la caballería polaca atacante. Sorprendido por la repentina aparición de los cosacos, el hetman Potocki dio la orden de retirada. Inicialmente, las tropas de Potocki se retiraron manteniendo el orden correcto, pero la noticia de la aparición de nuevas fuerzas enemigas que se acercaban rápidamente, cambió la retirada ordenada en huida provocado por el pánico. Potocki pudo controlar parcialmente el pánico en sus unidades cerca de la ciudad de Bruchnal. Allí, parte de las fuerzas polacas, que no estaban dispersas, intentaron enfrentarse a las fuerzas cosacas. La lucha fue feroz, pero la enorme superioridad de fuerzas determinó la victoria de los rusos y los cosacos.

De acuerdo con el participante en los eventos de Mikołaj Jemiołowski, el gran hetman dio un ejemplo de gran valentía durante esta lucha, y estuvo a punto de perder su vida, fue protegido por la intervención de un soldado de confianza, Modrzejowski, y el capitán del tártaro Krameriski.

El tren de bagajes polaco cayó en manos de los victoriosos rusos y cosacos, persiguiendo a los polacos hasta Jaworów. La persecución finalmente se abandonó por la oscuridad. Después de esta victoria, los rusos y los cosacos asediaron a Lwów, que tuvo que pagar un rescate y luego capturaron Lublin y llegaron hasta Vistula, cerca de Kazimierz y Puławy . El gran hetman Stanisław Potocki, queriendo salvar sus últimos restos contra la destrucción final del 28 de octubre de 1.655, se rindió al rey de Suecia Carlos Gustavo.

Cosacos siglo XVII: 1 cosaco líder zapórogo principios siglo XVII; 2 cosaco ucraniano del XVII; 3 cosaco ucraniano montado finales del XVII. Están separando los carros de un laager para dejar pasar la caballería. Autor Angus McBride

Tregua de Vilnius (2 de noviembre de 1.655)

Después de la serie de éxitos para las fuerzas rusas, con una invasión sueca aún más exitosa de la mancomunidad Polaco-Lituana, el zar ruso decidió que la derrota total de la Mancomunidad y la victoria sueca que lleva a un fortalecimiento importante de Suecia (una amenaza para Rusia) no estaba en los mejores intereses de Rusia.

Las negociaciones se iniciaron en otoño de 1.655, entre el hetman lituano Wincenty Korwin Gosiewski y el comandante ruso Afanasy Ordin-Nashchokin, y llevaron a un rápido alto el fuego en el frente polaco-ruso, lo que permitió a la Mancomunidad concentrarse en la incursión sueca.

A la luz de sus éxitos, la posición de la Mancomunidad en las negociaciones se intensificó, y después de rechazar las demandas territoriales rusas; sin embargo, tanto la mancomunidad como Rusia acordaron seguir comprometiéndose contra Suecia.

Se firmó un armisticio, la tregua de Vilna, el 2 de noviembre. Después de eso, las fuerzas rusas invadieron la Livonia sueca y sitiaron Riga en lo que sería la guerra Ruso-Sueca (1656-58), parte de la Segunda Guerra del Norte. Durante las negociaciones con los polacos en agosto de 1656, los rusos exigieron que se aceptase al zar como heredero del trono polaco-lituano, algo que conculcaba las leyes de la Mancomunidad.

Pese a que los polacos rechazaron la candidatura del zar, sugirieron que podrían aceptar la de su hijo, si bien con unas condiciones que equivalían a descartarlo.

Khmelnitsky no se opuso a la firma de esa tregua temporal y apoyó al Zar, aunque le advirtió de la falsedad de los polacos.

Aunque los polaco-lituanos se avinieron a regañadientes a aprobar la elección de Alexis como heredero al trono en la sesión del Parlamento de 1.658, principalmente por la gravedad de la situación política a consecuencia de las victorias suecas, la intensa oposición acabó por desbaratarla. A la maniobra se opusieron tanto el rey Juan Casimiro como las potencias aliadas Austria, Dinamarca y la Santa Sede, que atizó las protestas de los obispos y mostró su desacuerdo mediante el nuncio. El fracaso del proyecto determinó que las hostilidades entre rusos y polaco-lituanos continuasen.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-02-07. Última modificacion 2019-02-07.