Edad Moderna Guerras Ruso-Tártaras (1507-1689) Campañas rusas contra Crimea y Azóv

Campañas rusas contra Crimea (1687-89)

En 1.683, la campaña del sultán Mehmed IV a Viena terminó en una derrota completa, los ejércitos austriacos y polacos comenzaron a expulsar a los turcos de las tierras que ocupaban, al año siguiente, Venecia se unió a la coalición anti-turca.

Después de firmar el tratado de Paz Eterna con Polonia en 1.686, Rusia se convirtió en miembro de la coalición anti-turca de la Santa Liga (Austria, República de Venecia y Polonia). El papel de Rusia en 1.687, era enviar una fuerza al sur a Perekop para embotellar a los crimeanos dentro de su península.

 

Primera campañas (1.687)

El 2 de mayo de 1.687, un ejército ruso de aproximadamente 132.000 soldados, liderados por Vasily Golitsyn, dejó Okhtyrka en la línea Belgorod. El 30 de mayo se les unieron 50.000 cosacos de la margen izquierda bajo el mando del hetman Iván Samoilovich en la desembocadura del río Samora, donde el Dnieper gira hacia el sur. En el calor del verano, 180.000 hombres, 20.000 carros y 100.000 caballos se establecieron en la orilla este del Dnieper. La gran fuerza, que comenzó demasiado tarde y quizás no estaba bien organizada, solo podía viajar unos 10 km por día. Cuando los rusos llegaron al río Konskiye Vody en la parte oeste del Dnieper, descubrieron que los tártaros habían prendido fuego a la estepa, los rusos habían planeado usar el pasto estepario para alimentar a sus caballos. Después de unos días de marcha sobre la tierra quemada, sus caballos estaban agotados, les faltaba agua y a 170 km de su objetivo en Perekop, sin embargo, Golitsyn había construido una fortaleza en Novobogoroditskoye en el cruce del Dnieper y el Samara. El 17 de junio decidieron regresar. Ivan Samoilovich fue el chivo expiatorio y fue reemplazado por Ivan Mazepa.

 

Segunda campaña (1.689)

En febrero de 1.689, partieron 112.000 tropas rusas y 350 cañones. El 20 de abril se unieron en Novobogoroditskoye con unos 35.000 cosacos bajo el mando de Mazepa. Siguieron la ruta de 1.687, pero marcharon en seis columnas separadas y lo hicieron en menos tiempo. El 3 de mayo estaban en el punto donde la expedición de 1.687 había regresado. Los días 15 y 16 de mayo fueron atacados por tártaros de Crimea cerca de Zelenaya Dolina y Chernaya Dolina. Los crimeanos lo hicieron bastante bien, pero fueron rechazados por la defensa en tabor y la artillería rusa. El 20 de mayo llegaron al istmo de Perekop. Golitsyn se consternó al descubrir que toda la hierba en el área había sido pisoteada y que no había una fuente de agua potable al norte de la península, lo que hacía imposible un largo asedio o bloqueo. Más adelante, los tártaros habían cavado una zanja de 7 km que hacía imposible mover la artillería. Al día siguiente, Golitsyn ordenó a su ejército regresar.

Las campañas de Crimea de 1.687 y 1.689 desviaron algunas de las fuerzas otomanas y de Crimea a favor de los aliados de Rusia. También llevaron al final de la alianza entre el khanato de Crimea, Francia e Imre Thokoly firmado en 1.683. Sin embargo, el ejército ruso no alcanzó el objetivo de estabilizar las fronteras del sur de Rusia. El resultado infructuoso de estas campañas fue una de las razones por las que el gobierno de Sophia Alekseyevna colapsó.

A la luz de los preparativos para la guerra contra el imperio Sueco, el zar ruso Pedro el Grande firmó el tratado de Karlowitz con el imperio Otomano en 1.699. El posterior tratado de Estambúl en 1.700, cedió Azóv, la fortaleza de Taganrog, Pavlovsk y Mius a Rusia y estableció un embajador ruso en Estambúl, y aseguró el regreso de todos los prisioneros de guerra. El Zar también afirmó que sus subordinados, los cosacos, no atacarían a los otomanos, mientras que el sultán afirmó que sus subordinados, los tártaros de Crimea, no atacarían a los rusos.

En 1.688, la horda del khan de Crimea, invadió las posesiones polacas del sur, devastó fuertemente Volyn y se llevó a 60.000 personas según las crónicas. En el mismo año, hubo una campaña cerca de Poltava.

En 1.688, en junio, un destacamento turco-tártaro (1.500 hombres) derrotó a un pequeño destacamento polaco en la batalla de Novoselok.

En 1.691, en septiembre, los cuerpos polacos bajo el mando del mariscal de la corte Jerome Lyubomirsky derrotaron a un gran destacamento tártaro en la batalla de Pererytha en Moldavia.

En 1.692, en enero, el secretario militar Petrik (Peter) Ivanovich huyó de Ucrania al Sich de Zaporodia, donde comenzó a instar a los cosacos zapórogos a entrar en una alianza militar con el khanato de Crimea para una lucha conjunta contra el hetman ucraniano de la orilla izquierda, Iván Mazepa que era pro-ruso. Ivan Mazepa exigió que los cosacos le entregaran “al ladrón y tramposo Petrik”, pero se negaron. Petrik se ganó el favor de los cosacos zapórogos e incluso fue elegido para ser el oficial del ejército. En la primavera, Petrik, con un pequeño destacamento cosaco, se dirigió a entrevistarse con el khan Crimea Saadet-Giray, que accedió a darle ayuda militar para la conquista de la orilla izquierda de Ucrania. Algunos cosacos zapórogos se unieron a Petrik. En julio, los cosacos se reunieron en una rada (reunión) en Kamenny Zaton, donde Petrik fue proclamado hetman ucraniano. El Khan de Crimea envió al Kalga con una horda tártara. Inicialmente, Petrik y el kalga de Crimea decidieron someter las ciudades cosacas fronterizas en el río Samara y luego atacar al regimiento de Poltava.

Cosacos montando guardia contra las invasiones tártaras finales siglo XVII. Se observa el material para hacer señales

El hetman ucraniano Ivan Mazepa comenzó a reunir regimientos cosacos para repeler el ataque tártaro y pidió ayuda al gobierno ruso. A finales de julio, Iván Mazepa envió cinco regimientos cosacos a la frontera, y con cinco regimientos se estableció en Hadyach, donde esperó la llegada del gobernador de Moscú y los destacamentos seleccionados de tres regimientos cosacos. El 28 de julio, Ivan Mazepa emitió mensaje a toda la población ucraniana, instándole a permanecer leal al zar ruso y a Mazepa como hetman. Algunos pueblos a orillas del río Orel reconocieron voluntariamente el poder de Petrik. Ivan Mazepa con el ejército cosaco se dirigió desde Gadyach a Poltava. El 5 de agosto, los coroneles con un cuerpo avanzado, enviado por Iván Mazepa a las orillas del río Vorskla (Akhtyrka-Poltava), se trasladaron al río Orel y se acercaron a Mayachka, donde se encontraron con el kalga de Crimea, que estaba saqueando los pueblos cercanos y tomando cautivos. Al acercarse los cosacos de la orilla izquierda, los crimeanos se retiraron apresuradamente a las estepas y regresaron a Perekop. Los cosacos persiguieron a los tártaros y a Petrik, pero no pudieron alcanzarlos. Petrik y un pequeño grupo de simpatizantes pasaron tres meses alrededor de Perekop. A finales de septiembre salió de Perekop a Bakhchisarai. El sultán otomano reemplazó al khan Saadet Giray y nombró nuevamente khan a Selim-Giray, quien llegó a Estambúl en diciembre. El nuevo Khan prometió apoyo militar a Petrik contra Mazepa, la orilla izquierda ucraniana y el gobierno ruso. Después de la retirada de la horda de Crimea, Iván Mazepa inmediatamente disolvió los regimientos cosacos y los envió a casa. Mientras tanto, Petrik y los mirzas influyentes impulsaron otro ataque en la orilla izquierda de Ucrania.

A fines de septiembre de 1.692, Petrik se fue de Perekop a Bakhchisarai, la capital del khanato de Crimea. En diciembre, el nuevo khan de Crimea, Selim-Giray, un opositor irreconciliable del zarato ruso, llegó desde Estambúl a Crimea. El nuevo khan recibió gentilmente a Petrik y aceptó brindarle apoyo militar contra el hetman de la orilla izquierda, Iván Mazepa y el zarato ruso.

En 1.693, en enero, el Khan de Crimea, Selim-Giray envió una horda tártara al mando de su yerno, el Nuredin (el nuredin era el tercero en rango después del Khan y el Kalga o sucesor designado), en una campaña contra Ucrania. Junto con la horda iba Petrik con un pequeño destacamento de sus partidarios. Selim-Giray ordenó al Nuredin y a Petrik que primero fueran a Sich y llamaran a los cosacos de Zaporodia para una campaña conjunta contra las ciudades de la orilla izquierda. Si las ciudades ucranianas no se rendían, el Khan de Crimea ordenó que fueran asaltadas y destruidas. El propio Khan junto con las principales fuerzas, partiría en primavera. Nuredin y Petrik enviaron un llamamiento al Sich, instando a los cosacos a unirse a la horda tártara. Sin embargo, los cosacos zapórogos permanecieron leales al gobierno de Moscú y se negaron a participar en el ataque a las tierras ucranianas. Los tártaros de Crimea se dirigieron a las ciudades de Perevolochna y Kisenka, pero los residentes locales se negaron a rendirse y reconocer a Petrik como hetman. Luego Petrik con la horda tártara se dirigió a Poltava, el centro del regimiento cosaco de ese nombre.

Persecución de cosacos por los tártaros. Autor Andrey Serebryakov

Los crimeanos se acercaron a Poltava y comenzaron a devastar el vecindario urbano. Los destacamentos tártaros se dispersaron en las aldeas cercanas, matando y cautivando a la población local. Petrik llamó sin éxito a los residentes de Poltava a rendirse y reconocerle como su hetman. Ya en diciembre de 1.692, el hetman Ivan Mazepa, quien siguía el movimiento de los tártaros de Crimea y Petrik, había informado a Moscú sobre la próxima invasión de tártaros a la orilla izquierda de Ucrania. El gobierno ruso ordenó al boyardo Boris Petrovich Sheremetev con un ejército de 40.000 hombres para unirse con el hetman ucraniano Ivan Mazepa. Las tropas rusas ocuparon todos los pueblos cosacos fronterizos en el río Samara (Dnipper). El coronel de Poltava se negó a ayudar a Petrik, y reunió a los cosacos fieles en su regimiento para repeler a los tártaros. La noticia de la aproximación del ejército ruso bajo el mando de Boris Petrovich Sheremetev y los regimientos cosacos bajo el liderazgo de Ivan Mazepa obligó al Nuredin a retirarse de inmediato. La horda de Crimea, junto con numerosos prisioneros, se retiró a la estepa.

Durante el segundo ataque tártaro, Ivan Mazepa con el ejército cosaco se mudó de Baturin a Lubny, donde estableció varios regimientos a lo largo del Dnieper. Petrik y sus partidarios se retiraron con la horda tártara a Crimea. Allí Petrik insistió constantemente al Khan de Crimea Para continuar la lucha contra el zarato ruso. El hetman ucraniano Ivan Mazepa informó al gobierno ruso sobre todos los intentos de Petrik y envió un llamamiento a todos los regimientos cosacos de la orilla izquierda, instándolos a estar listos para repeler una nueva invasión tártara.

En junio, los coroneles de la orilla derecha Semyon Paliy y Andrei Abazin y sus regimientos derrotaron por completo a la horda tártara en una batalla por la ciudad de Smelaya. En octubre, los coroneles de la orilla derecha Semyon Paliy y Andrei Abazin , unidos con dos coroneles de la margen izquierda, derrotaron a los tártaros de Crimea en el río Kodyma.

En 1.694, a principios de año, Petrik desde Crimea, comenzó nuevamente a enviar sus llamamientos al Sich, prometiendo llegar pronto con la horda de Crimea para recuperar la Ucrania de la orilla izquierda de Ucrania bajo el poder de Moscú. En el verano de 1.694, los cosacos de Zaporodia comenzaron operaciones militares contra el khanato de Crimea y emprendieron dos campañas militares contra los tártaros. Las campañas de los cosacos obligaron al Nuredin, quien había salido con una horda en una incursión en Slobodskoy en Ucrania, a regresar. En septiembre de 1.694, el hetman ucraniano Ivan Stepanovich Mazepa organizó una campaña militar contra los tártaros de Crimea. El cuerpo cosaco bajo el mando del coronel de Chernogov, Yacob Lizogub marchó hacia el Dnieper en los “Campos Salvajes” (estepa abierta en la frontera), uniendo fuerzas con el coronel de Khvastovsky, Semen Paliy, ambos marcharon a la desembocadura del Dnieper (muy al sur) y asaltaron la fortaleza de Palanka, capturando botín y cautivos.

Campañas de Pedro el Grande contra Azóv (1.695-96)

Primera campaña de Azóv 1.695

Pedro I, después de obtener el poder completo en 1.689, decidió cambiar el enfoque de la atención y se enfocó en obtener acceso al mar de Azóv.

La primera campaña de Azóv comenzó en la primavera de 1.695. Pedro el Grande ordenó a su ejército (31.000 hombres y 170 cañones) avanzar hacia Azóv, el propio Rey participó en la campaña de incógnito, bajo el nombre de oficial artillero Peter Alekseev. El ejército comprendía regimientos formados al estilo europeo y los cosacos del Don y se dividió en tres unidades bajo el mando de Franz Lefort, Patrick Gordon y Avtonom Golovin, no había un mando supremo. Los suministros fueron enviados por el río Don desde Voronezh. El objetivo secundario era tomar los fuertes turcos de Ochakov y Kazikerman, así como otras tres fortalezas pequeñas que defendían la desembocadura del río,

En 1.693, la guarnición otomana de la fortaleza era de 3.656 efectivos, de los cuales 2.272 eran jenízaros.

Durante las últimas décadas, los turcos han hecho un buen trabajo en la restauración de la fortaleza, se habían erigido dos anillos de fortificaciones externas, las murallas de piedra se complementaron con un foso y una empalizada. El acceso a la fortaleza a lo largo del río Don fue bloqueado por dos torres de piedra (en los documentos de aquellos días que figuran como “kalanches“), ubicado a pocos kilómetros de Azóv. Estaban colocadas una frente a la otra en las orillas opuestas del río y las gruesas cadenas que se extendían entre ellas, no permitían que los barcos navegaran a lo largo del río, y las armas instaladas en las torres batían el espacio circundante, evitando que el enemigo se acercara. Cualquiera que quisiera asediar a Azov tendría que llevar a cabo un suministro de tierra, y pasar por alto las torres, lo que sin duda habría retrasado los transportes y las molestias.

Asedio ruso de Azóv 1695 y 1696

El general escocés Patrick Gordon dejó Moscú a principios de marzo con uno de los regimientos de élite, y viajó por tierra a Azov. Se le unió en ruta la caballería compuesta por por 5.000 cosacos del Don, esta división contabilizaba 9.500 hombres y 53 cañones. Las fuerzas de Gordon legaron a Azóv el 27 de marzo y comenzaron a cavar fortificaciones de asedio.

Las otras dos divisiones de aproximadamente 10.000 hombres cada una estaban asignadas al general suizo Franz Lefort y al general ruso Avtonom Golovin. Estos ejércitos estaban compuestos por los regimientos de élite de Pedro, así como los streltsi. En mayo, Pedro transportó esta fuerza por agua por los ríos Moskova, Oka y Volga. En Volgogrado los barcos y armamentos, fueron arrastrados por tierra hasta el río Don, llegando a Azov el 29 de junio. Entre el 29 de junio y el 5 de julio, los rusos bloquearon a Azóv por tierra.

Las decisiones debían ser tomadas por los tres generales en consejo con el zar Pedro. El Zar, sin embargo, gastó sus energías sirviendo como un oficial artillero ordinario, dejando a sus generales discutir unos con otros, la falta de un comandante supremo fue desastroso a la hora de tomar decisiones.

El general Gordon fue nombrado intendente, pero encontró que el abastecimiento era extremadamente difícil. Las torres y cadenas río arriba de Azóv, evitaban que las barcazas de abastecimiento llegaran a las fuerzas rusas. Por lo tanto, las barcazas se descargaron aguas arriba y el material debía ser transportado por tierra a las fuerzas rusas. Estos convoyes de carromatos eran constantemente atacado por salidas de los turcos dentro de la fortaleza de Azov. Conquistar las torres, por lo tanto, se convirtió en el primer objetivo. El 7 de julio, los cañones rusos abrieron fuego contra las torres y sobre Azóv.

El bombardeo de fuerte duró 14 semanas. El 20 de julio, una de las torres, cayó después de un asalto de 200 voluntarios cosacos que fueron al asalto con el apoyo del regimiento de streltsi. Un intento de reventar la puerta de una de las torres con una carga de pólvora (“petardo” en la terminología militar de entonces) no tuvo éxito, pero los asaltantes lograron entrar al expandir uno de los huecos con palancas y martillos. Como resultado de una batalla corta pero furiosa, la torre fue tomada, y sus cañones fueron giradas contra la segunda torre. Los turcos no sobrevivieron a los bombardeos y abandonaron la segunda torre con bastante rapidez a primeros de agosto, 32 cañones se convirtieron en trofeos de los soldados rusos, una gran cantidad de prisioneros fueron capturados. Con las torres bajo control ruso y la barrera de cadenas retirada, los suministros podían ser transportados directamente en barcaza a las fuerzas rusas.

La siguiente atención fue dirigida al propio Azóv, que estaba casi rodeado en junio por obras de asedio. Desafortunadamente, las fuerzas rusas no eran adecuadas para rodear completamente la ciudad. Además, el río Don y el mar de Azov estaban controlados por la flota rusa. En consecuencia, los turcos pudían reabastecerse continuamente a los defensores de Azóv. La primera misión turca de abastecimiento fue descargada el 20 de julio. Este abastecimiento marítimo continuó a lo largo de los meses siguientes. Debido a esto, los defensores turcos nunca bajaron de 15.000 efectivos frente a 30.000 asediadores.

A principios de julio, los turcos lanzaron un contraataque, que fue finalmente rechazado por la división de Gordon. Turcos y rusos sufrieron grandes pérdidas, pero los turcos pronto recibieron refuerzos. Esta mala situación en campo para los rusos empeoró. Los generales Golovin y Lefort estaban celosos del general Gordon. Rechazaban todas sus propuestas en el consejo y no lo apoyaban en la batalla.

Los ingenieros austriacos Timmerman y Wiede fueron enviados a inspeccionar las minas que debían volar partes de las murallas de la fortaleza. Estos dos, al igual que Gordon, declararon que las cargas estaban preparados incorrectamente. Lefort y Golovin animaron a Pedro a continuar, lo que hizo. Cuando se encendieron las mechas, las minas explotaron en la dirección equivocada y mataron a muchos rusos.

Los streltsi también se sumaron a la confusión. Se negaron a obedecer las órdenes dadas por los oficiales europeos (Lefort era suizo y Gordon era escocés).

La tragedia final ocurrió a fines de julio, cuando el ingeniero holandés JacObi Jensen desertó a los turcos. Jensen era amigo y confidente de Pedro, y reveló el plan al pachá de Azóv. Ese informe incluía una revisión completa de puntos fuertes y débiles en el asedio ruso. También explicó que el mejor momento para atacar era después de la comida del mediodía, cuando la mayoría de los rusos tomaban una siesta por unas horas.

Al día siguiente, después de la comida de mediodía, el pachá lanzó salidas contra los puntos más débiles en las obras de asedio. Se libró una batalla de tres fueron de 400 muertos y 600 heridos. Muchas de las obras de asedio fueron destruidas, perdieron toda una batería de artillería: algunas de los cañones fueron capturados y retiradas por los turcos, el resto quedó fuera de combate.

El 15 de agosto Pedro, después de recibir consejo de los generales Lefort y Golovin, ordenó un asalto frontal. a la fortaleza, el general Gordon se opuso, pero su protesta fue rechazada. Los atacantes sufrieron muchas bajas mientras cruzaban el campo abierto y avanzaban a las murallas. El ataque fue repelido y costó a Pedro 1.500 soldados de sus regimientos de élite.
Los horrores y frustraciones de la guerra real fueron haciéndose evidente al joven Zar. El 25 de septiembre Pedro ordenó otro ataque frontal a las murallas, que también fue rechazado. Después de los dos ataques fallidos, el asedio se levantó el 1 de octubre. El 2 de diciembre el desvencijado ejército llegó a Moscú.

En el objetivo secundario, otro ejército ruso (120.000 hombres, en su mayoría caballería, streltsi, cosacos ucranianos y kalmukos) bajo el mando de Boris Sheremetev se dirigió a los tramos inferiores del río Dnieper para tomar los fuertes otomanos que estaban allí. La fortaleza principal en Gazi-Kerman fue tomada cuando explotó su polvorín, así como Islam-Kerman, Tagan y Tavan, pero los rusos no pudieron mantener la zona y retiraron la mayor parte de sus fuerzas. Por el tratado de Constantinopla (1.700), los rusos restantes serían retirados y el Dnieper inferior fue declarado zona desmilitarizada.

Campañas rusas contra Azóv 1695 y 1696

Muerte de Petrik Ivanovich (1.696)

En 1.696, en enero, El khan de Crimea, Selim-Giray organizó una incursión devastadora en la orilla izquierda de Ucrania. Los tártaros y nogayos tomaron prisioneros a lo largo del río Oril, y quemaron las pequeñas ciudades de Kitay-Gorodok y Kyshenka, y sitiaron Keleberda, y luego fueron a Goltva, donde se reunieron las tropas cosacas para resistir a los asaltantes. Los coroneles tuvieron que retirarse debido a la deserción de muchos de los cosacos. Los crimeanos quemaron aldeas cerca de las ciudades de Ostap, Bila Tserkva y Bogachka y luego se mudaron a Gadyach. En el camino enviaron partidas para tomar cautivos. Mazepa reunió las tropas y marchó de Baturin a Priluki. 30.000 tártaros de Budjak cruzaron el Bug y avanzaron en Kremenchug para unirse a la horda de Crimea. Con los nogayos de Budjak estaba Petrik.

Los nogayos sitiaron las ciudades fronterizas ucranianas de Potok y Omelnik. Petrik envió mensajes a las ciudades sitiadas, instándoles a que se rindieran y lo reconocieran como hetman. En respuesta, Mazepa envió mensajes a la orilla izquierda, ofreciendo una gran cantidad de dinero como recompensa por matar a Petrik. Mazepa y su ejército se movieron de Priluki a Lokhvytsia, (al este de Okhtyrka).

El voivoda Sheremetev con tropas rusas estaba en Akhtyrka e instó a Mazepa a unirse a él, pero, debido al peligro de los ataques tártaros en Baturin, Mazepa permaneció en Lokhvitsa. Poco después, las hordas unidas de Crimea y Budjak se dividieron en dos grupos: los crimeanos fueron a devastar el regimiento de Poltava y los nogayos de Budjak atacaron a lo largo del Dnieper. Mazepa envió el regimiento de Priluki desde Lokhvitsa a Poltava, ordenó a los regimientos de Gadyach, Mirgorod y Poltava que se unieran a ellos, y los regimientos de cosacos de Lubensky y de Okhotny fueron ordenados avanzar contra los nogayoss. Mazepa y los cosacos restantes se dirigieron a Akhtyrka para unirse a los rusos de Sheremetev, pero solo llegaron hasta Rashevka en el río Psyol cuando supo que el 1 de febrero que los nogayos y los tártaros, junto con sus cautivos, se habían retirado a sus estepas. Los cosacos ucranianos capturaron muchos tártaros en el bosque a lo largo del río Vorskla. Después de la retirada del kalga de Crimea, el hetman Mazepa despidió a los regimientos cosacos de la ciudad a sus hogares, y envió a los regimientos de Okhotny a sus stanitsas (campamentos). Cerca de Kishenko, un cosaco asesinó al hetman Petrik.

 

La segunda campaña de Azóv (1.696)

Pedro comenzó inmediatamente a corregir estos errores y prepararse para una nueva campaña contra Azov. nombró al noble ruso Aleksei Shein como comandante supremo, por lo tanto todas las órdenes serían dadas por un oficial ruso. Esto resolvió el problema de lealtad de los streltsi.

Durante los meses 5 de invierno entre 1.695 y 1.696, Pedro el Grande ordenó la construcción de una gran flota con buques aptos para el océano así como como miles de buques de apoyo como barcazas y botes. La flota fue construida en los cinco meses de invierno en Voronezh en el río Don. La magnitud de esta hazaña desafía la comprensión, 28.000 trabajadores reclutados con constructores de barcos holandeses y venecianos, se construyeron y armaron 2 naves de línea, 4 brulotes, 23 galeras, y más de 1.300 barcazas y buques de transporte. Los buques más grandes fueron construidos en Moscú, transportados en trineos por tierra y montados en Voronezh.

Finalmente, Pedro solicitó y recibió expertos en guerra terrestre y marítima. Estos incluían expertos en artillería y minas de Austria y Dinamarca; expertos en artillería y astilleros de Holanda;  y un almirante de Venecia.

Durante estos meses de invierno Pedro mando desarrollar elaborados reglamentos navales, así como señales y alarmas para el control de la flota en curso. También estableció una nueva fuerza de 4.000 marines para uso en escaramuzas de embarque. Fueron la génesis de la marina rusa y de los marines. El 29 de enero, Iván, el hermano de Pedro y su co-zar, murió, quedando Pedro como el único gobernante de Rusia

Para la primavera de 1.696, la caballería bajo el mando de Sheremetev (hasta 70.000 hombres) fue enviada una vez más a los alcances más bajos del Dnieper.

La flota estaba mandada por Franz Lefort, ascendido a almirante, estaba asistido por el vicealmirante veneciano Lima y el contralmirante francés L’osier. Pedro capitaneaba la galera Principium.

El 3 de mayo, los primeros 8 barcos levantaron anclas en Voronezh y comenzaron su viaje a Azov. A partir de entonces, cada semana saldría otro escuadrón de ocho barcos.

Al final de mayo, toda la flota había llegado a las torres gemelas de Novosergievsk. El 28 de mayo se enviaron los cosacos para reconocer la desembocadura del río, regresando con el informe de 2 barcos turcos anclados en la desembocadura del río. Pedro envió una fuerza de 9 galeras y 800 cosacos en botes más pequeños para atacar a los turcos. Para su gran sorpresa, encontraron 40 barcos turcos en lugar de 2. Varias de las galeras rusas habían encallado en ruta y Pedro canceló el ataque.

Asedio ruso de Azov en 1696. Batalla naval. Autor Sir Robert Kerr Porter

Esa noche, los cosacos en sus pequeños botes de cuero remaron junto a la flota turca. En un ataque sorpresa capturaron 10 buques turcos. Los restantes barcos, temiendo un asalto total de la flota rusa, levantaron anclas y huyeron a las aguas abiertas en el mar de Azov. Los barcos que huían fueron los últimos en reabastecer a Azov. El Peter navegó con toda su flota a la desembocadura del río Don el 2 de junio y situó todas las galeras para frustrar el abastecimiento turco.

El 10 de junio, un soldado turco que había sido capturado reveló que una flota de 50 barcos turcos se dirigía hacia Azov. Unos días después, se avistó una flota mucho más pequeña que huyó a la vista de las galeras rusas.

A ambos lados de la desembocadura del río, los rusos erigieron dos fortalezas y colocaron a los infantes de marina allí con una batería de cañones.

El 14 de junio los turcos atacaron esos fuertes, con una flota de 23 barcos con 4.000 hombres. Flota rusa llegó, los turcos huyeron después de haber perdido dos barcos en el combate.

En julio hubo otro desembarco turco, pero fue expulsado por la flota rusa. La batalla por el control del mar y del río se había completado.

Conquista de Azov por las tropas rusas en 1696. Autor Adriaan Schoonebeek

Para el 10 de junio, el ejército había tomado posiciones en torno a Azóv. Al parecer, los defensores turcos no esperaban que los rusos regresaran después de su derrota en 1.695. Habían dejado intactos los trabajos de asedio rusos. El plan de batalla ruso no ha cambiado. Sheremetev con 70.000 se había se dirigido de nuevo al Dnieper para impedir y retrasar la caballería tártara.

El general Shein debía rodeó Azov y comenzó a bombardear la ciudad. Sus fuerzas consistían en 46.000 soldados rusos y los regimientos de élite de Pedro, 15.000 cosacos ucranianos y del Don y 3.000 jinetes kalmukos. La fuerza total fue de más de 75.000. Esto fue más del doble que el año anterior.

A fines de junio, la ciudad estaba rodeada de fortificaciones de asedio y aislada del apoyo de la flota turca. Sin embargo, una llamada a la rendición realizada el 20 de junio fue respondida con una descarga simultánea de todos los cañones en las murallas de Azóv.

El ejército ruso estaba comprometido en la construcción de una rampa de tierra que se avanzaba constantemente hacia las murallas de Azov. Hasta 15.000 soldados estaban ocupados en esa tarea continuamente.

Durante el asedio y el bombardeo, Pedro supervisó personalmente los esfuerzos de las minas y artillería. Su hermana le escribió una advertencia: de que no se acercase a las balas de cañón. En una carta de respuesta, él respondió: “No soy yo quien se acerca a las balas de cañón, sino las balas las que se acercan a mí; voy a enviar ordenes para que las detengan“.

A principios de julio, un prisionero ruso escapó, relatando el alto nivel de confusión que había dentro de la ciudad.

El 9 de julio, llegaron más expertos de artillería austriacos, que mejoraron la puntería de muchos cañones. A mediados de julio las cañones estaban apuntando por encima del terraplén de tierra y estaban disparando contra las calles de Azov.

El 19 de julio de 2.000 cosacos, que se habían cansado de cavar fortificaciones, y realizaron un ataque incontrolado contra las murallas. Con un auge de coraje visto a lo largo de la historia cosaca, la pequeña fuerza, logró entrar en la ciudad, pero pronto fueron conducidos de regreso a la muralla, pero fueron capaces de mantener el control de una torre de la muralla. A la mañana siguiente, el general Shein ordenó un asalto frontal general para apoyar a los cosacos atrapados.

Captura de la fortaleza turca de Azóv 1696 por las tropas de Pedro I el Grande. Fragmento del diorama de Arseny Chernyshov

Justo antes de que se lanzara este ataque, los turcos levantó la bandera de rendición. Los cosacos volvieron a entrar inmediatamente a la ciudad y la saquearon. Los esfuerzos para contenerlos fueron infructuosos.

El pachá de Azóv se rindió según los términos. El traidor holandés Jensen fue entregado a los rusos para su posterior humillación y ejecución.

Al Pachá, sus soldados y sus familias se les permitió salir de la ciudad, buques mercantes turcos evacuaron soldados y sus familias a Turquía. A su llegada fueron puestos bajo arresto, tres oficiales clave fueron ejecutados y el pachá huyó para salvar su vida.

Dentro de un mes se eliminaron las obras de asedio y se fortalecieron las murallas de Azov. Diez divisiones fueron posicionadas en la ciudad. Pedro navegó con su galera a lo largo de la costa norte del mar de Azov, buscando un puerto adecuado para su nueva flota, 27 de julio de 1.696 encontró un lugar a unas 30 millas (50 kms) de la desembocadura del Don, era el cabo de Tagan-Rog (Taganrog), el 12 de septiembre de 1.698, Taganrog fue fundada allí, que se convirtió en la primera base militar de la armada rusa. Algunos ingenieros austriacos fueron posicionados en Azov y encargados de mejorar aún más las fortificaciones defensivas. El resto del ejército regresó a Moscú por tierra para una victoriosa bienvenida.

Pedro fue aclamado por su pueblo por la primera victoria del ejército ruso en 60 años. ¡Muchas más la seguirían!.

Las campañas de Azóv demostraron la importancia de tener una flota y marcaron el comienzo de que Rusia se convierta en una potencia marítima. El éxito de Rusia en Azóv fortaleció sus posiciones durante el congreso de Karlowitz de 1.698–99 y favoreció la firma del tratado de Constantinopla en 1.700.

Aunque la campaña fue un éxito, era evidente para Pedro I de Rusia que solo logró resultados parciales, ya que su flota se embotelló en el Mar de Azóv debido al control de Crimea y Otomano del Estrecho de Kerch . Una marina regular y especialistas que podían construir y navegar barcos militares eran necesarios para resistir los ataques otomanos . El 20 de octubre de 1696, la Duma Boyar decretó la creación de la Armada Imperial Rusa regular ; esta fecha se considera la fecha de nacimiento de la marina rusa. El primer programa de construcción naval consistió en 52 buques.

En 1.697, un embajador ruso presente en la corte Safávida planteó un problema al entregar una nota que estipulaba que “los miembros de las tribus de Lezgi, circasianos y otros caucásicos, sujetos aparentemente persas“, habían brindado asistencia a los otomanos durante las campañas de Azóv. El informe también incluía la solicitud para declarar la guerra a los otomanos, así como para pagar unos 300.000 rublos a los rusos, que según el informe se debían al Zar “desde los días del shah Safi” (1.629– 42).

En 1.696, en febrero, una horda tártara (entre 8 y 12 mil personas), mandada por el kalga Shebas-Giray, Saadat-Giray y Gazhi-Giray, rompió el bloqueo polaco de Kamenets-Podolsky, entregó alimentos a la fortaleza turca y se trasladó a la posesión del sur de Polonia. El gran hetman polaco Stanislav Jan Yablonovsky reunió cerca de Lvov unos 4.000 milicias polacas. Entre el 11 y 12 de febrero de en la batalla de Lvov, los polacos derrotaron a las fuerzas superiores de la horda tártara de Crimea.

En 1.698, en septiembre, una horda tártara de 14.000 hombres liderada por el kalga Kaplan-Geray hizo una incursión devastadora en Podolia. Entre el 8 y 9 de septiembre, en la batalla de Podgaits un ejército de 6.000 polacos bajo el mando del hetman Felix Casimir Potocki derrotó la horda tártara.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-01-30. Última modificacion 2019-01-30.