Edad Moderna Primera Rebelión Jacobita (1688-91) Tiempo de Matanzas (Killing Time) (1680-88)

Antecedentes

La declaración de Sanquhar de 1.680 efectivamente declaró que las personas no podían aceptar la autoridad de un Rey que no reconocía su religión, ni se comprometían con sus juramentos previos. Leído públicamente en Sanquhar por un grupo de covenantes dirigido por el reverendo Richard Cameron, renunciaron a toda lealtad a Carlos II y se opusieron a la sucesión de su hermano Jacobo, duque de York, un católico romano.

Jacobo, el duque de York (que más tarde se convirtió en Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia en 1.685), que era un católico secreto, estaba inclinado a la tolerancia e hizo todo lo posible para fomentar el comercio y la industria. Sin embargo, las leyes penales que originalmente estaban dirigidas a los católicos ahora se dirigieron a los covenantes.

Jacobo dejó Escocia en 1.682, después de lo cual la crueldad patrocinada por el gobierno, que incluía el arresto arbitrario, la tortura y la deportación a las Indias Occidentales, alcanzó nuevos niveles.

Con el endurecimiento de las actitudes hacia los covenantes, también hubo un largo atraso en los casos aún pendientes de los tribunales. En 1.684 se establecieron los tribunales de justicia y los tribunales de circuito para aplicar la política y tratar de acelerar la justicia. Se desarrolló una política de limpieza de las cárceles, que entre otras acciones, significaba que había un proceso mucho más rápido con sentencias de muerte inmediatas y un requisito de ejecutar seis horas después de la sentencia para los culpables. Los tribunales de circuito establecidos en septiembre de 1.684 recibieron el objetivo de “extinguir la desafección” y una larga lista de aproximadamente veintiocho asuntos que debían abordarse. Es difícil concebir cómo el gobierno pensó que la aplicación de la legislación draconiana iba a ayudar a la gente a querer o amar al monarca. Era la regla del terror pura y simple.

Este Juramento fue el vehículo para autorizar la ejecución inmediata, en presencia de dos testigos, de cualquier persona que se negara a tomarla.

En respuesta a estos espectáculos de sedición política, el Consejo Privado de Escocia autorizó ejecuciones extrajudiciales en el terreno de personas atrapadas con armas o que se negaron a jurar lealtad al Rey y renunciar al Covenant (Pacto). John Graham, lord de Claverhouse fue el encargado de llevar a cabo las órdenes del Consejo Privado y fue responsable de varias ejecuciones sumarias que le valieron el nombre “Bluidy Clavers” por los covenantes.

El Juramento de Abjuración el 24 de octubre de 1.684, que fue específicamente diseñado para fuese repugnante para los covenantes y por lo tanto actuar como un “tamiz, cuya malla podría aventar a los leales de los desleales“. Tras la introducción del Juramento de Abjuración, hubo un período de intensa actividad y acciones de represalia. Estos incluyeron el asesinato del Curato de Carsphairn el 11 de diciembre de 1.684; una redada en la cárcel de Kirkcudbright el 16 de diciembre y una escaramuza en el puente de Dee el 18 de diciembre en la que ocho covenantes fueron capturados y asesinados. A partir de enero de 1.685, la acción del gobierno se extendió a todos los presbiterianos, no solo a Renwick y sus seguidores, e incluso los ministros previamente complacidos fueron atacados.

Alrededor de 100 ejecuciones se registraron como resultado de las órdenes del Consejo Privado, la mayoría de los radicales cameronianos fueron ejecutados durante un corto período de varios meses en 1.685.

 

 

Las mártires de Solway 1.685

Margaret Wilson de 18 años era hija de un pequeño propietario rural de Penninghame, Wigtownshire. Aunque sus padres se confirmaron al episcopado, ella y su hermana menor Agnes no lo hicieron. El 18 de abril de 1.865 las hermanas, junto con Margaret MacLachlan, una mujer de 63 años, fueron juzgadas en Wigtown ante el magistrado David Graham (hermano de Claverhouse) y otros tres jueces, por el cargo de rebelión y asistencia a conventículos. Las tres rechazaron el Juramento de Albjuración, siendo condenadas a muerte por ahogamiento en las aguas de Bladenoch, al subir la marea. Fueron encerradas en la torre de la iglesia de Wigton, pero Agnes, que tenía 13 años, fue puesta en libertad bajo fianza de 100 libras pagadas por su padre.

El alcalde Windram las escoltó hasta el lugar de la ejecución, donde había una turba de espectadores. Dice Wodrow que “La estaca de la mujer mayor estaba a una distancia de la otra, siendo ella la primera en ser despachada…“pero la joven Margaret “se adhirió a sus principios con una firmeza inquebrantable“.

Una vez que el agua la hubo alcanzado, pero estando todavía viva, se le dio otra oportunidad de jurar. Con mayor determinación se negó y dijo: “No lo haré. Soy uno de los hijos de Cristo; dejadme partir.” Tras lo cual se la dejó de nuevo en el agua, donde murió.

Las mártires de Solway. Margaret Wilson de 18 años y Margaret MacLachlan de 63 fueron atada a un poste y esperaron a que se ahogasen por la subida de la marea. Autor Sav Escatola

Se ha hecho un elaborado esfuerzo para demostrar que la sentencia realmente nunca se ejecutó, sino que se llevó a efecto la recomendación de perdón hecha por los lores del Consejo Privado (que aparece en el registro del consejo). Wodrow mismo se refiere a la firma de una carta de indulto, pero hay abundante evidencia de que la sentencia de muerte sí se llevó a cabo con toda su barbarie, probablemente antes de que la nota de perdón tuviera tiempo de ser llevada de Edimburgo a Wigtown. Una losa horizontal, sobre la que el nombre de Margaret y siete toscos dísticos fueron inscritos, se erigió en el cementerio de Wigtown a principios del siglo XVIII y un monumental obelisco se levantó en Windy Hill en memoria de las mujeres.

Alrededor de 100 ejecuciones se registraron como resultado de las órdenes del Consejo Privado, la mayoría de los radicales cameronianos fueron ejecutados durante un corto período de varios meses en 1.685. El levantamiento de Argyll contra el Rey tuvo lugar en 1.685 pero falló y Archibald Campbell, 9 ° conde de Argyll fue capturado y ejecutado.

A pesar de la duración relativamente corta de esa acción y su limitación a una sola facción de la amplia comunidad presbiteriana, desde entonces ha llegado a dominar la historiografía del período.

La martir de Solway Margaret Wilson es atada a un poste y se espera que se ahogue por la subida de la marea. Autor John Everett Millais

 

Ejecución de James Renwick

James Renwick nació en Moniaive, a unos 25 kms al noroeste de Dumfries. Su padre, Andrew (o Alexander) Renwick era un tejedor. A la edad de 13 años, James Renwick se convirtió en un estudiante de la universidad de Edimburgo, donde estudió para convertirse en un sacerdote de la iglesia. Era el “Tiempo de Matanzas“, cuando los presbiterianos podían ser, y eran, a menudo asesinados por sus creencias, especialmente si se los identificaba como “covenantes“, que se ajustaban a los principios del Pacto Nacional de 1.638.

Mientras estaba en Edimburgo, Renwick se convirtió en un seguidor de las enseñanzas de Richard Cameron, el líder del ala radical de los presbiterianos que resistió los esfuerzos de Carlos II para imponer el dominio episcopal (gobierno de los obispos) en la Kirk escocesa. El propio Cameron había sido muerto por los dragones del gobierno en 1.680, pero su marca de lo que más tarde se conocería como el presbiterianismo reformado sobrevivió. Posteriormente, Renwick pasó un tiempo estudiando en los Países Bajos, donde fue ordenado como sacerdote. Regresó a Escocia en 1.683 y dio su primer sermón en Cambusnethan en el norte de Lanarkshire. Pasó los siguientes cinco años viajando por Escocia, predicando el mensaje cameroniano a cualquiera que quisiera escuchar.

En julio de 1.684, el gobierno buscaba activamente a Renwick como parte de una represión más amplia, en la que murieron muchos Covenanters. Aunque el “Tiempo de Matanzas” disminuyó después de 1.685, Renwick seguía siendo un hombre buscado. Finalmente fue capturado a principios de 1.688, traicionado por un partidario durante una visita secreta a Edimburgo.

Detención de James Renwick en 1.688, tras ser denunciado por un colaborador. Autor Thomas Allom

Después de negarse a prestar juramento a al rey Jacobo, Renwick fue ejecutado ahorcado en Grassmarket, Edimburgo, el 17 de febrero de 1.684, después de su ejecución, la cabeza y las manos de Renwick fueron cortadas y colocadas en las puertas de la ciudad.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2018-08-25. Última modificacion 2018-08-28.