Siglo XVIII Gran Guerra del Norte (1700-21) Campaña de Rusia (1.708-09)
Campaña de Rusia (1.708-09)

Antecedentes

Después de la exitosa, aunque larga, guerra contra Polonia y la paz de Altranstädt, el invicto ejército de Carlos XII de Suecia se encontraba en la cima de su prestigio en 1.707. Dinamarca había sido derrotada y amenazada por el ejército sueco, y no había indicios de un nuevo conflicto entre ambos países nórdicos. Sajonia y Augusto II también habían sido vencidos, y Polonia, antes enemiga, era entonces un país aliado, dispuesto a prestar tropas a Suecia. Con su experiencia militar, el apoyo del rey Estanislao I y la llegada de refuerzos de Suecia, Carlos XII decidió emprender la campaña contra Rusia, su último enemigo, que demostraría también ser el más peligroso.

Carlos XII tomó la decisión de no atacar a los rusos en las provincias Bálticas, sino avanzar directamente hacia Moscú. La mejor ruta hacia el corazón de Rusia fue a lo largo de la división continental desde Grodno a Minsk y Smolensko. Desde allí, se puede llegar a Moscú sin tener que cruzar ningún río importante. Carlos eligió en cambio una ruta más recta, pero más difícil, sobre los ríos Berezina y Drut.

El ejército sueco alcanzaba la cifra de 38.000 soldados. Además, hubo de dejar en Polonia una fuerza de 8.000 suecos como apoyo al nuevo rey polaco, Estanislao I, quien ofreció 16.000 hombres como eventuales refuerzos. Los suecos pasaron el invierno de 1.707 a 1.708 en Polonia, a fin de no exponerse al frío invierno ruso.

Batalla de Holowczyn (14 de julio de 1.708)

Antecedentes

La inesperada elección de la ruta hizo que los rusos no estuvieran seguros de las intenciones suecas. Además, con Pedro I de Rusia lejos, el mariscal de campo Boris Sheremetyev tuvo que lidiar con la rivalidad de Aleksander Menshikov. Después de un consejo de guerra, se decidió establecer una línea de defensa rusa en el río Dnieper. En junio y julio, el ejército se trasladó poco a poco hacia Vabich, un afluente pantanoso del río Drut. Las fuerzas rusas en Holowczyn (Holofzin o Golovchin) a unos 170 km al norte de Minsk en la actual Bielorrusia) tenían una orden de defender su posición el mayor tiempo posible y luego retirarse, evitando una batalla general.

La fuerza principal del ejército ruso de unos 28.000 efectivos, se desplegó alrededor de la aldea de Vasilki, al este y al otro lado del Vabich desde Holowczyn. Los puentes de Vabich fueron fortificados y defendidos con artillería. Al sur, el general Anikita Repnin desplegó su fuerza y fortaleció su posición tres kilómetros hacia el sureste, pero muchas fortificaciones no se completaron debido a la falta de ingenieros. Anikita Repnin era su primera batalla en la que mandaba a sus tropas solo, desplegó su fuerza y fortificó apresuradamente su posición tres kilómetros hacia el sureste. La mayoría de sus fortificaciones solo se completaron parcialmente, mientras que sus fuerzas estaban estiradas y vulnerables a un ataque centrado, formando una línea larga y delgada. Entre los dos campamentos fortificados había un territorio pantanoso que no podía ser fortificado. Los comandantes rusos no usaban unidades de caballería para el reconocimiento, tenían un conocimiento limitado de los movimientos del enemigo y tenían poco contacto entre sí. Al conocer la debilidad de su defensa, carecer de mando central y una idea poco clara de la ubicación del enemigo, perdieron la confianza en sí mismos antes de la batalla.

Los suecos habían observado el despliegue ruso a lo largo del río Vabich. A partir del 30 de junio, los regimientos suecos empezaron a acampar en las alturas al oeste de Holowczyn. Carlos y sus generales observaron la brecha en las fortificaciones y decidieron un plan de ataque. Cruzar la zona pantanosa entre los dos campamentos rusos no solo sería un movimiento insospechado, sino que también serviría para dividir la fuerza enemiga en dos. Para asegurar el éxito, el ataque debía llevarse a cabo en la oscuridad de la noche.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/camino-a-poltava--ruta-seguida-por-carlos-xii-de-suecia-y-su-ejercito-1708-09.png 929w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/camino-a-poltava--ruta-seguida-por-carlos-xii-de-suecia-y-su-ejercito-1708-09-300x270.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/camino-a-poltava--ruta-seguida-por-carlos-xii-de-suecia-y-su-ejercito-1708-09-768x690.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/camino-a-poltava--ruta-seguida-por-carlos-xii-de-suecia-y-su-ejercito-1708-09-100x90.png 100w
Camino a Poltava. Ruta seguida por Carlos XII de Suecia y su ejército 1.708-09

La batalla

A medianoche del 14 de julio, los suecos con unos 12.500 efectivos comenzaron a moverse en silencio hacia el río. La infantería llevaba fascines para ayudarlos a atravesar el terreno inundado antes de cruzar el Vabich en puentes de pontones de cuero. Sin embargo, las fuertes lluvias hicieron que los pontones fueran demasiado pesados para ser transportados y fueron dejados atrás. A las 02,30 horas, los rusos dieron la alarma, y la artillería sueca comenzó a bombardear la orilla opuesta del río. El éxito de los suecos dependería de cuántas tropas pudieran cruzar el río sin la ayuda de pontones antes de que las fuerzas enemigas pudieran llegar. Carlos como a menudo lideraba la carga, vadeando personalmente al frente a sus hombres, marchaba en primera línea con el regimiento de Guardias (4 bons) y el de Dalcaria (2). Después de formarse con dificultad en la orilla opuesta, los suecos comenzaron a avanzar a través del pantano. Mientras tanto, se colocaron fascines en las orillas del río para ayudar al cruce de la caballería. Tanto los ingenieros como la vanguardia sueca comenzaron a ser blanco de artillería de Repnin.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-holowczyn-14-de-julio-de-1-708--plano-de-la-batalla.png 499w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-holowczyn-14-de-julio-de-1-708--plano-de-la-batalla-252x300.png 252w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-holowczyn-14-de-julio-de-1-708--plano-de-la-batalla-100x119.png 100w
Batalla de Holowczyn (14 de julio de 1.708). Plano de la batalla

El general Repnin disponía de 7.500 infantes encuadrados en 17 batallones, 6.000 dragones de Goltz y unos 4.000 cosacos, pronto vio el peligro de que se formara una cuña sueca entre las dos posiciones rusas, y ordenó a sus hombres que salieran y se dirigieran al norte hacia Sheremetev. Cinco batallones suecos lucharon duramente para evitar que los regimientos rusos se fusionaran. Sheremetev disponía de 7.800 infantes en 18 batallones, al escuchar el sonido de la batalla, envió refuerzos hacia la posición de Repnin, pero para las 14,40 horas ya habían llegado suficientes fuerzas suecas al mando del general Sparre con los regimientos de infantería de Ostgotland (2), Uppland (2) y Vastmanland (2), para evitar que esos refuerzos se unieran a Repnin. Este último se vio obligado a retirar sus fuerzas hacia el este y hacia el sur. La caballería sueca al mando del general Creutz con los regimientos de Guardias, Drabanten, Nyland, Ostgotlans, y Smaland, el regimiento de dragones de la Guardia, que sobre las 15,00 horas había seguido a la infantería a través del río, y dispersó a sus homólogos rusos hacia el sur. En este momento, las fuerzas de Sheremetyev aún esperaban a través del río desde Holowczyn. Habían estado en alerta completa durante horas, en la creencia de que el ataque a Repnin era una diversión y esperaba que el principal ataque sueco procediera contra Holowczyn. Finalmente, Sheremetev tomó la iniciativa de atacar el campo sueco casi indefenso hacia el oeste.

Sin embargo, cuando las noticias sobre el revés de Repnin llegaron a Sheremetev, decidió no esperar un ataque sueco en su retaguardia, sino que comenzó a retirarse hacia Shklov por el Dnieper.

Secuelas

La victoria proporcionó a los suecos una línea defensiva a lo largo del Dnieper y una zona alrededor de Mogilev podría ser utilizada como base de operaciones en su campaña contra Rusia. Sin embargo, dado que muchas de las tropas rusas pudieron escapar, no fue una victoria estratégica decisiva. En el lado ruso, los generales Anikita Repnin y Heinrich von der Goltz fueron procesados por la falta de coordinación entre las tropas y otros errores cometidos por el mando ruso en la batalla de Holowczyn, pero fueron liberados posteriormente.

Los suecos perdieron 265 hombres muertos y 1.028 heridos, los rusos perdieron 2.000 muertos, incluido un general y 26 oficiales, más, con una cantidad desconocida de heridos y prisioneros, en total entre 5.000 o 6.000 hombres.

Desde Holowczyn, Carlos se dirigió a Mogilev a orillas de Dniepper, ciudad que le abrió las puertas el 8 de julio. Mientras estaba en esta ciudad, recibió un mensajero del atamán cosaco Iván Mazepa, que se comprometía a apoyar con 30.000 cosacos contra los rusos. Carlos vio una oportunidad para su ejército, ya que Zaporodia era rica en cereales, forrajes y rebaños, es decir era ideal para la subsistencia de su ejército. Aceptó la proposición de Mazepa y como Mogilev tenía abundantes recursos para alimentar sus tropas durante un tiempo, decidió esperar allí a Adam Ludwig Lewenhaupt, gobernador de Riga, y que debía reunirse con el con 20.000 efectivos y recursos para la campaña.

Batalla de Lesnaya (9 de octubre de 1.708)

Antecedentes

A principios de abril de 1.708, el gobernador de Riga, Adam Ludwig Lewenhaupt, visitó a Carlos XII en los cuarteles de invierno del ejército real en Radoszkowice para discutir la estrategia y recibir órdenes para la campaña en curso contra Rusia. Aquí se le indicó que obtuviera una gran cantidad de suministros y carros que podrían ser suficientes para el ejército principal durante unas tres semanas. Una vez que hubieran reunido los suministros, Lewenhaupt reuniría a la mayor cantidad posible de hombres de la zona, sin dejar las guarniciones completamente despojadas. Lewenhaupt usaría estas tropas para escoltar el convoy y reunirse con el ejército principal de Carlos en Mogilev, a principios de agosto.

En mayo, Lewenhaupt regresó a Riga para completar la tarea, que no fue nada fácil. Las tierras cercanas habían sufrido muchas campañas en los años de la Gran Guerra del Norte y se habían partir debido a las dificultades para reunirlo. A principios de julio estaba listo, después de haber sufrido tres o cuatro semanas de retraso, había una importante escasez de hombres, y de los 20.000 hombres previstos, solo 13.000 hombres pudieron iniciar la marcha.

La marcha resultó más lenta de lo esperado, la lluvia torrencial convirtió las carreteras en lodo, los arroyos se inundaron, lo que resultó ser una tarea importante para cruzar y, por desgracia, para Lewenhaupt y Carlos, el tiempo esperado de llegada siguió retrocediendo. Sin embargo, después de varias semanas de espera y sin tener noticias de Lewenhaupt, hubo un giro en los planes ya que encontraba insostenible su posición en Mogilev y,por lo tanto, el 26 de septiembre, decidió abandonar sus campamentos y marchar hacia el sur hacia Severia en Ucrania, esperando alcanzar ese rico granero antes del invierno. Mientras tanto tiempo, Lewenhaupt estaba a unos 135 kilómetros del Rey y, el 28 de septiembre, recibió la orden de reunirse en Starodub.Y comenzó a marchar hacia el sur, pasando entre Mogilev y Gorki rumbo a Propoisk en el río Sozh.

El 3 de octubre, Lewenhaupt cruzó el Dnieper y se dirigió hacia el sur, el cruce en sí mismo debe considerarse una “obra maestra militar”. Habiendo observado estos movimientos, Pedro I de Rusia mandó un ejército bajo Boris Sheremetev tras Carlos y reunió una fuerza propia para interceptar a Lewenhaupt. Los rusos contactaron con el convoy de Lewenhaupt el 6 de octubre, e inmediatamente comenzaron a acosarlo, lo que obligó a los suecos a marchar en formación defensiva a través de un terreno difícil, mientras que el número de tropas rusas que seguían aumentando constante.

Pedro I, que estimó que la fuerza sueca era de 16.000 hombres, había reunido efectivos muy superiores a los de Lewenhaupt y estaba ansioso por capturar su convoy mientras aún estaba fuera del alcance del ejército y la seguridad de Caarlos. Planeaba destruir el convoy antes de cruzar el río Sozh, donde de otro modo alcanzaría, como pensaba Pedro, la protección del ejército principal (los rusos tenían informes engañosos que decían que Carlos estaba a 25 kilómetros de distancia de Sozh y no los 120 a los que se encontraba). El 7 de octubre, los rusos en la zona eran lo suficientemente numerosos como para representar una amenaza considerable para el convoy, por lo que las dos partes se enfrentaron durante un tiempo en el pueblo de Belitsa. Posteriormente, sin embargo, Lewenhaupt ordenó un ataque de caballería que consistía en 4.000 hombres contra los dragones rusos que tenían frente a ellos, la caballería rusa no deseaba entrar en combate y prefirieron retirarse, perseguido por sus enemigos durante unos 4 kilómetros. En ese encuentro, las pérdidas ascendieron a más de 40 rusos muertos y varios capturados,y 4 suecos heridos. Los suecos recibieron información de los rusos capturados y dijeron que el Zar seguía a Lewenhaupt con una fuerza de unos 20.000 de caballería, 12.000 de infantería y 4 cañones. Más tarde, durante el día, la vanguardia del convoy llegó a la pequeña aldea de Lesnaya (actual Bielorrusia) e hizo preparativos para acampar para el resto del ejército.

A la mañana siguiente, Lewenhaupt, quien durante este tiempo había permanecido con su retaguardia, se encontraría nuevamente en combate cuando los rusos intensificaron sus esfuerzos para acosar a la retaguardia del convoy mientras cruzaban en Dolgij Moch, hacia Lesnaya. Allí, los rusos bajo el mando de Mikhail Golitsyn y Alexander Menshikov lo atacaron en dos frentes sobre el río Resta. El enfrentamiento concluyó en un enfrentamiento después de cuatro horas de intercambio de fuego de mosquete y artillería en el que los suecos rechazaron con éxito todos los intentos realizados por los rusos para cruzar el río en busca del convoy. Más tarde, el mismo día, Lewenhaupt llegó a la aldea de Lesnaya con la mayor parte de su ejército y estaba a un día de marcha de Propoisk. Ya sabía que Pedro I estaba en la zona con una gran cantidad de tropas rusas. Pero no sabía exactamente los efectivos del ejército ruso o si había más unidades en camino. Una vez que llegara a Propoisk, podría cruzar el río Sozh y lograría una relativa seguridad en caso de que fuera el objetivo de toda la fuerza rusa.

El 9 de octubre, los rusos reunieron todas sus fuerzas disponibles para atacar a los suecos por la retaguardia cuando cruzaban el arroyo de Lesnjanka en la aldea de Lesnaya, y marchar hacia el sur contra Propoisk para alcanzar con seguridad el cruce del río de Sozh. Miles de carromatos se dirigían lentamente hacia los cuellos de botella, y el ejército sueco dispersado era entonces muy vulnerable a los ataques rusos.

Además, Christian Felix Bauer fue destacado con 1.000 dragones junto con unos 900 irregulares en Propoisk para detener el avance sueco. La vanguardia sueca de 800 hombres pronto se topó con esa unidad que no dudó en abrir fuego. El repentino enfrentamiento detuvo al convoy sueco en su vanguardia y provocó una ligera confusión, ya que había incertidumbre sobre el tamaño o la posición de los rusos en Propoisk. Se tomó la decisión de esperar órdenes de Lewenhaupt antes de comprometerse en cualquier línea de acción. Mientras tanto, Pedro I aprovechó la ventaja y presionó el asalto, marchando con la mayoría de sus tropas hacia Lesnaya y el resto del convoy sueco desplegado allí (al menos un tercio del convoy aún permanecía en Lesnaya). Sin darse cuenta de estos desarrollos, los suecos fueron puestos entre dos fuerzas, con un enemigo que ya no estaba satisfecho con el hostigamiento, sino que quería enfrentarse un una batalla decisiva.

Despliegue de fuerzas

El ejército sueco mandado por el general Lewenhaupt con la ayuda de Berndt Otto Stackelberg, con un total de unos 13.000 hombres (8.000 infantes, 2.000 jinetes y 3.000 dragones) con 6 cañones de 8 libras y 10 cañones de 4 libras. De estos, al menos 3.000 hombres estaban asignados (800 de vanguardia y 2.200 de protección) para defender el convoy que constaba de al menos 4.500 carromatos. La ubicación exacta de las tropas al comienzo de la batalla no es segura, sin embargo, unos 7.000 hombres permanecieron en el lado norte del arroyo Lesnjanka frente al ejército principal ruso, incluyendo los 900 destacados, unos 3.000 efectivos estaban en el otro lado del río, frente a Propoisk e intervendría en la batalla más tarde cuando Lewenhaupt solicitara refuerzos.

El ejército ruso fue comandado por el Zar PedroI y consistía entre 26.500 y 29.000 hombres (12.000 infantes, 12.500 dragones y entre 2.500 y 5.000 irregulares) con 30 cañones y 60 morteros; estaban organizados en cuatro columnas:

  • Columna de Nikolai Grigorovitj von Werden, marchaba a retaguardia desde la villa de Patskovo con 8.000 efectivos (4.000 infantes y 4.000 dragones) y los bagajes. Avanzó solo con los 4.000 dragones y participó al final de la batalla. 
  • Columna de Aleksandr Menshikov, avanzaría en vanguardia a la izquierda, estaba compuesta de 7 regimientos de dragones, 3 batallones de infantería, e irregulares, en total con unos 7.000 efectivos 
  • Columna de Pedro I compuesta por 2 regimiento de Guardias, 1 batallón de infantería y 3 regimientos de dragones, e irregulares con unos 6.000 efectivos, avanzaría en vanguardia a la derecha. 
  • Columna de Mikhail Mikhailovich Golitsyn, a retaguardia, compuesta de dragones, estaría en condiciones de apoyar a las otras dos divisiones y envolver al enemigo.

La intención de Peter I era atacar a Lewenhaupt con 13.000 soldados regulares junto con los irregulares disponibles inicialmente, con el fin de detenerlo lo suficiente como para que el resto del ejército llegase.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1-708--despliegue-inicial-de-fuerzas.png 1138w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1-708--despliegue-inicial-de-fuerzas-300x202.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1-708--despliegue-inicial-de-fuerzas-768x516.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1-708--despliegue-inicial-de-fuerzas-1024x688.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1-708--despliegue-inicial-de-fuerzas-100x67.png 100w
Batalla de Lesnaya (9 de octubre de 1.708). Despliegue inicial de fuerzas

Lucha a vanguardia

Sobre las 11,00 horas, comenzó la batalla. La columna de Menshikov había llegaba desde el noroeste, encontrando a los 900 suecos desplegados allí. Desafortunadamente para Menshikov, el comandante del puesto de avanzada sueco, el teniente coronel Freijbourg, tomó la iniciativa y lanzó un ataque sorpresa al estilo caroleano que confundió a la columna rusa, mientras que el repentino fuego de mosquetes y cañones alertó a la principal fuerza sueca. Después de este éxito inicial, los suecos se vieron obligados a retirarse con muchos heridos a través de la franja sur del bosque, donde fueron relevados por cinco batallones nuevos bajo el mando de Berndt Otto Stackelbergque había marchado desde Lesnaya.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--dragones-rusos.png 903w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--dragones-rusos-300x280.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--dragones-rusos-768x716.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--dragones-rusos-100x93.png 100w
Batalla de Lesnaya (9 de octubre de 1.708). Dragones rusos de los regimientos de Vladimir en verde, y Moscú en blanco, el capitán empuñando una pistola. Autor David Rickman

Mientras tanto, la columna de la derecha del zar Pedro había llegado a la encrucijada y atravesado las marismas de Krivl, se encontraron con los 5 batallones suecos de Stackelberg luchando contra las dos columnas rusas que sumaban 13.000 en total. Otros seis batallones suecos se dirigían a la zona de batalla. Los rusos en la encrucijada bajo Pedro fueron derrotados casi por los suecos y podrían haber enfrentado una derrota aplastante, si la unidades de Guardias rusos no hubieran detenido su avance. La lucha en la encrucijada surgió de un lado a otro. La línea rusa se fortaleció con 6 piezas de artillería. Sin embargo, los suecos que ellos mismos no tenían artillería en esa fase de la lucha en particular, fueron capaces de capturar a 4 de ellos y bloquear el progreso de Pedro al puente de Krivl.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-fase-1-y-2.png 1221w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-fase-1-y-2-300x98.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-fase-1-y-2-1024x333.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-fase-1-y-2-768x250.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-fase-1-y-2-100x33.png 100w
Batalla de Lesnaya (9 de octubre de 1.708). Fase 1 y 2. Autora Francesca Baerald

En el lado izquierdo ruso, los Guardias de Menshikov ejecutaron una exitosa maniobra de flanqueo, obligando a los 5 batallones suecos a retirarse a la franja sur del bosque y prepararse para recibir el ataque ruso. Su partida dejó sin vigilancia un puente cerca del cruce de caminos, permitiendo a las tropas rusas de la derecha, cruzarlo y atacar de flanco Stackelberg, que en contra de los deseos de Lewenhaupt, ordenó una retirada ordenada. A los 6 batallones suecos que aún no habían llegado en su marcha a través del bosque, también se les ordenó retirarse, una acción que dejó aislado y expuesto al segundo batallón de Hälsinge que previamente había derrotado a los rusos y entonces estaba a punto ser aniquilado por ellos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-los-rusos-forzando-la-avanzada.png 1348w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-los-rusos-forzando-la-avanzada-300x178.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-los-rusos-forzando-la-avanzada-768x455.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-los-rusos-forzando-la-avanzada-1024x607.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708-los-rusos-forzando-la-avanzada-100x59.png 100w
Batalla de Lesnaya (9 de octubre de 1.708) los rusos forzando la avanzada sueca en el bosque. Autor Jean-Marc Nattier

Lewenhaupt que buscaba reunir a su caballería para apoyar a la infantería sueca en vanguardia fue atacado por dragones rusos que barrieron hacia el este a través de la franja sur del bosque y se dirigieron a los dragones suecos desplegados al este de Lesnaya, en campo abierto. Al principio, los rusos tuvieron cierto éxito, pero tan pronto como llegó la mayor parte de la caballería sueca y cargó en la típica formación de cuña caroleana, la caballería rusa fue rechazada y se rompió rápidamente.

El zar Pedro con su infantería rusa y sus dragones, había alejado a los últimos suecos en retirada y tenía el control total sobre el borde del bosque del sur. Los rusos se esforzaron por llegar al campo de Lesnaya entre el bosque y el pueblo de Lesnaya, para bloquear el puente sobre el cual los suecos podrían obtener más refuerzos. (Un destacamento de 1.000 caballería ya había logrado regresar para ayudar en la lucha en Lesnaya). Una contraofensiva sueca para expulsar a los rusos fuera del bosque fue ordenada por Lewenhaupt, quien estaba muy decepcionado por la decisión de Stackelberg de retirarse. Los suecos contraatacaron con el apoyo de 16 piezas de artillería de Lesnaya. Sin embargo, las tropas rusas, respaldadas por sus propios 30 cañones, eran demasiado fuertes y los suecos tuvieron que retirarse.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--fase-3-y-4.png 1221w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--fase-3-y-4-300x98.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--fase-3-y-4-768x250.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--fase-3-y-4-1024x333.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--fase-3-y-4-100x33.png 100w
Batalla de Lesnaya (9 de octubre de 1.708). Fase 3 y 4. Autora Francesca Baerald

Lucha en Lesnaya

Los suecos se retiraron casi al pueblo de Lesnaya y los rusos los siguieron al terreno abierto adyacente, con la intención de lanzar un ataque decisivo desde allí. Sin embargo, ambos bandos se agotaron por el intenso combate del día, las hostilidades cesaron aproximadamente sobre las 15,00 horas cuando, separados por solo unos 200 metros, ambos bandos se atrincheraron en el campo, uno frente al otro, y descansaron. Durante ese extraordinario interludio, en el que solo se oyeron los disparos de 3 cañones rusos, los dos ejércitos distribuyeron comida, agua y municiones a sus filas, emitieron órdenes y desplegaron refuerzos en preparación para el ataque final. De alguna manera durante esa fase, el general ruso Friedrich von Hessen-Darmstadt fue alcanzado por una bala de mosquete mientras cabalgaba de un lado a otro de manera provocativa entre los dos ejércitos. Murió de sus heridas cuatro días después. La pausa de una hora concluyó alrededor de las 16,00 horas, con la llegada, después de una larga marcha, de la columna de Bauer de 4.000 dragones rusos e infantería.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--vista-de-la-batalla.png 1458w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--vista-de-la-batalla-300x160.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--vista-de-la-batalla-768x410.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--vista-de-la-batalla-1024x547.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--vista-de-la-batalla-100x53.png 100w
Batalla de Lesnaya (9 de octubre de 1.708). Vista de la batalla. Autor Nicolas Larmessin

Pasadas las 16,00 horas, los suecos abrieron fuego, con cañones colocados a 600 metros del borde sur del bosque, en los dragones recién llegados, se unieron al flanco izquierdo de los rusos. Los dragones rusos bajo Bauer entonces, sin esperar órdenes de Pedro I, cargaron contra los suecos, apoyados por la mayoría de las otras tropas rusas. El terreno abierto le dio al ejército sueco la oportunidad de coordinar estrechamente su infantería y caballería, una ventaja que aprovecharon. Repetidamente, las tropas rusas de primera línea se retiraron tras los ataques de infantería al grito de Gå-På (a por ellos) solo para encontrarse bajo un ataque inmediato desde la retaguardia de la caballería sueca. Sin embargo, esto solo podría ser una ventaja temporal en vista de la fortaleza de la reserva rusa, que según se informa tenía tres batallones de profundidad en ese momento, lo que permitió un avance irresistible.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--los-suecos-cargando.png 901w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--los-suecos-cargando-248x300.png 248w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--los-suecos-cargando-768x928.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--los-suecos-cargando-847x1024.png 847w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-lesnaya-9-de-octubre-de-1708--los-suecos-cargando-100x121.png 100w
Batalla de Lesnaya (9 de octubre de 1.708). Los suecos cargando al grito de Gå-På (a por ellos). Autor Mitchell Nolte.

El flanco derecho ruso, bajo Mikhail Mikhailovich Golitsyn, se movió para asegurar el único puente a través del Lesnjanka para evitar el flujo de refuerzos suecos a través de él, mientras trataba de atraparlos de espaldas al río. Sin embargo, el puente fue defendido ferozmente y los rusos fueron derrotados, sufriendo grandes pérdidas. En este momento, ambos lados se vieron afectados por una tormenta de nieve, un evento raro para principios de octubre, incluso en Rusia. A las 17,00 horas, Lewenhaupt ordenó un ataque concertado que, sin embargo, se vio obstaculizado por una táctica de fuego continuo que los rusos habían ideado para contrarrestar el ataque sueco de Gå På. Los suecos sufrieron grandes bajas y fueron rechazados más atrás hacia el pueblo. Su línea también se dividió en dos, un lado contra Lesnaya (al este del puente) y el otro contra el bosque hacia el oeste. El importante puente estaba a punto de ser tomado cuando fue salvado por la llegada de 900 dragones suecos desde el otro lado del río, cuya feroz embestida hizo retroceder a los rusos. A las 19,00 horas, cuando cayó la noche, los rusos abandonaron el campo y se retiraron a la franja del bosque. Los suecos permanecieron en sus formaciones de batalla durante varias horas, esperando un ataque nocturno que no llegó.

Posteriormente, Lewenhaupt decidió retirar su ejército al amparo de la oscuridad y continuar su marcha contra Propoisk. Se dice que una de las razones principales de esta decisión fue un informe de un oficial ruso capturado que hablaba sobre refuerzos rusos recientes que se estimaban en 10.000 efectivos que se refería a la división de infantería fuerte de más de 6.000 bajo Nikolai Grigorovitj von Werden. Cada unidad avanzó lentamente a través del arroyo, ya que estaban cubiertas por las unidades restantes. Durante este progreso, una serie de vagones se rompieron y bloquearon parcialmente la carretera hacia donde se movía la artillería sueca, por lo que se decidió que varios de ellos se hundieran en el barro (para evitar que cayeran en manos rusas) ya que eran difíciles de transportar. En la marcha rápida, tras haber cruzado con éxito la corriente con todas sus tropas, Lewenhaupt continuó hacia Propoisk. Sin embargo, esta retirada fue el principio del fin para una gran parte de su ejército

Desastre sueco

A pesar de la difícil condición, al haber perdido hombres en el bosque durante la marcha, los suecos llegaron a Propoisk, solo para descubrir que la ciudad y el puente habían sido incendiados. Esto fue muy probablemente hecho por el destacamento de Bauer ya que todavía estaban bloqueando el cruce. A estas alturas, el ejército sueco se estaba desintegrando en una turba a medida que crecía el miedo, posiblemente de quedar atrapado entre el ejército de Pedro detrás de ellos y el destacamento de Bauer delante. Tampoco había material adecuado para construir un puente.

Los suecos vieron el riesgo de que el ejército ruso los persiguiera por detrás, por lo que Lewenhaupt decidió que todo lo que se podía transportar se tomara de los vagones, posteriormente todos los vagones, salvo algunos, se quemaron y la mayor parte de los suministros esenciales en su interior. Esto resultó en que una gran parte del ejército aprovechó la oportunidad para emborracharse y así se dejó que el enemigo lo atrapara, otros decidieron que estaban mejor rindiéndose o tratando de llegar a casa por sí mismos. Los suecos reunieron a unos 3.451 de infantería y 3.052 de caballería en Propoisk que estaban en buenas condiciones para luchar. Lewenhaupt decidió que todos los combatientes se montasen en los caballos restantes para aumentar la velocidad de la marcha. Entre 1.000 y 1.500 soldados heridos y enfermos fueron dejados en Propoisk, ya que parecían incapaces de seguir el ritmo que Lewenhaupt intentaba para alcanzar al ejército principal. El resto que serían unos 4.000 hombres, a la mañana siguiente, los rusos llegaron a Propoisk, que habían aumentado en 3.000 hombres a medida que más rezagados se habían unido a sus defensas.

Los rusos exigieron su rendición, sin embargo, como los suecos se negaron y en su lugar respondieron con fuego de mosquete, pronto atacaron la ciudad. Después de una hora o más de defensa, los rusos lograron la ventaja y expulsaron a los suecos de la ciudad, más allá del río de Soz, donde podrían escapar de la embestida. Los rusos se contentaron con eso y procedieron a capturar cualquier desertor que pudieran encontrar, sin embargo, no intentaron enfrentarse al cuerpo principal del ejército de Lewenhaupt ya que se les permitió retirarse sin ser molestados.

Al día siguiente, Lewenhaupt encontró un cruce en el río Sozh y durante los dos días siguientes, los soldados cruzaron nadando el río con relativa seguridad. Ya se había restablecido el orden en el ejército sueco y todos los signos de persecución rusa habían desaparecido. En su camino, el 19 de octubre, la retaguardia sueca fue atacada por unos 4.000 rusos en la aldea de Lysjtjitji. Después de un fuerte enfrentamiento, los rusos fueron expulsados con el costo de un poco más de 30 suecos muertos y 50 heridos. El 23 de octubre, las tropas de Lewenhaupt llegaron al ejército principal en Rukova. Solo quedan 67000 hombres en sus filas con muy pocos carromatos, lo que hizo empeorar aún más los problemas logísticos del ejército sueco.

En la batalla resultaron 1.000 muertos suecos, 2.000 heridos y unos 4.000 capturados y desaparecidos. Los rusos, por su parte, registraron 1.111 muertos y 2.856 heridos, aunque se estiman en 3.000 muertos y 4.000 heridos.

Saqueo ruso de Baturyn (2 de noviembre de 1.708)

Aunque la batalla de Lesnaya no fue, en sí, un gran éxito militar, contribuyó sobremanera a cambiar la mentalidad del ejército ruso.

Sin provisiones, Carlos XII pretendió buscar abastecimientos en la fértil Ucrania. En Ucrania, el líder cosaco Iván Mazepa, hostil al zar de Rusia, ofreció una alianza al rey sueco. El pacto se concretó el 28 de octubre.

El 6 de noviembre, Carlos llegó a la pequeña ciudad de Orki, donde se unió Mazepa con 1.500 cosacos; pero al día siguiente el coronel Skoropadsky, comandante militar de la ciudad de Starodub, dio la noticia a Pedro.

Pedro ordenó a Alexander Menshikov, que ocupara Baturyn, capital de Mazepa anticipándose a los suecos, el ejército de Menshikov se componía de unos 5.000 infantes, 15.000 dragones e irregulares, presentándose ante la ciudad sobre el 10 de noviembre. Baturyn contaba con unos 20.000 habitantes y unos 8.000 soldados mandados por Dmytro Chechel, estaba bien fortificada y disponía abundante artillería, ademas tenía almacenada pólvora, municiones y suministros para el ejército sueco.

Menshikov decidió intentó convencer a los defensores para capitular y envió a Andrei Markovich como mensajero. Los defensores de Baturyn rehusaron y abrieron fuego contra las posiciones de Menshikov. El coronel Iván Nis del regimiento de Pryluky y un intérprete llamado Stefan Zert, fueron detenidos por los guardias Serdyuk y tomados como saboteadores y desertores. Intentando salvarse de la ejecución Nis envió a Ménshikov uno de sus oficiales, Solomakha, que la indicó una entrada secreta a la fortaleza. A la mañana siguiente del 13 de noviembre, a las seis de la mañana unidades rusas penetraron en la fortaleza y, después de dos horas de combates vencieron a los cosacos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/captura-de-la-fortaleza-cosaca-de-baturyn-por-los-rusos-2-de-noviembre-de-1708.png 940w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/captura-de-la-fortaleza-cosaca-de-baturyn-por-los-rusos-2-de-noviembre-de-1708-300x175.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/captura-de-la-fortaleza-cosaca-de-baturyn-por-los-rusos-2-de-noviembre-de-1708-768x449.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/captura-de-la-fortaleza-cosaca-de-baturyn-por-los-rusos-2-de-noviembre-de-1708-100x58.png 100w
Captura de la fortaleza cosaca de Baturyn por los rusos (2 de noviembre de 1.708). Autor Anton Batov

De acuerdo a la versión oficial ucraniana, los rusos después de acabar con toda resistencia torturaron hasta la muerte a los civiles. Los cosacos perdieron 8.000 combatientes y unos 7.000 civiles. Los rusos perdieron unos 3.000 hombres. Dmytro Chechel, oficial al mando de la guarnición de Baturin, que fue torturado en la rueda. Tras el desastre la mayoría de los cosacos abandonaron la rebelión.

Los suecos bajo Carlos XII intentaron evitar que los rusos tomaran la ciudad de Baturyn, el 5 de noviembre llegaron al río Desna, y se encontraron con que los rusos se habían atrincherado al otro lado del río, un ejército ruso de 4.000 hombres bajo Ludwig Nicolaus von Hallart les estaba esperando. El 11 de noviembre, los suecos intentaron construir un puente que cruzaba el río, sin embargo, el fuerte fuego de los rusos hizo que el progreso fuera lento y, así, el 12 de noviembre, Berndt Otto Stackelbergcon 600 hombres cruzaron el río en balsas para cubrir la construcción de un puente. Los rusos contraatacaron pero fueron fieramente rechazados por los superados defensores suecos.

Los rusos se retiraron el 13 de noviembre dejando unos 356 hombres muertos y otros 1.000 heridos. El cruce había tenido éxito y se comparaba a menudo con el cruce de Granico de Alejandro Magno. Sin embargo, los suecos llegaron demasiado tarde para defender Baturyn y la ciudad ya había sido destruida y saqueada. La rebelión de Mazepa había fracasado y solo pudo conseguir 2.000 guerreros a la causa sueca.

Camino a Poltava

Carlos se dirigió a hacia Romni el el río Sula, donde sus hambrientos soldados encontraron una gran abundancia de toda clase de provisiones, así como forraje tanto heno como maíz para sus caballos y animales de carga. Mientras tanto los rusos marchaban paralelamente a los suecos y ocuparon las ciudades de Sumi y Lavelin sobre el río Psiol, viéndose reforzados diariamente con millares de cosacos, que constantemente hostigaban a los forrajeadores suecos.

Estanislao I de Polonia no envió los refuerzos prometidos al ejército sueco, pues necesitaba una importante fuerza militar para asegurar su posición en el trono. En la batalla de Koniecpol el 21 de noviembre, las fuerzas suecas bajo Stanisław Leszczyński se encontraron con las fuerzas anti-suecas de la confederación Sandomierz, leales a Augusto el Fuerte y aliadas con Rusia, Leszczyński fue derrotado, y por lo tanto Estanislao I no pudo ayudar a Carlos XII de Suecia en su desafortunada campaña rusa.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-koniecpol-21-de-noviembre-de-1708.png 1051w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-koniecpol-21-de-noviembre-de-1708-300x147.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-koniecpol-21-de-noviembre-de-1708-768x377.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-koniecpol-21-de-noviembre-de-1708-1024x503.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-koniecpol-21-de-noviembre-de-1708-100x49.png 100w
Batalla de Koniecpol (21 de noviembre de 1.708). Entre las fuerzas de fuerzas suecas bajo Stanisław Leszczyński y las fuerzas de confederación Sandomierz, leales a Augusto I y aliadas con Rusia. Autor Mitchell Nolte

Ante la adversidad, Carlos XII decidió pasar el invierno en el norte de Ucrania bajo la constante amenaza rusa. La estrategia de Pedro I era evitar una batalla en campo abierto, practicar la técnica de tierra quemada y realizar pequeñas escaramuzas a fin de desgastar a los suecos y dificultar su aprovisionamiento.

En diciembre poco antes de Navidad, se produjo una hola de frio que azotó todo el continente europeo, el Báltico quedó helado, así como estrecho Gran Belt, en Francia el Ródano y en Italia los canales de Venecia, en Portugal el estuario del Tajo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/camino-a-poltava--ruta-seguida-por-suecos-y-rusos-1708-09.png 751w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/camino-a-poltava--ruta-seguida-por-suecos-y-rusos-1708-09-257x300.png 257w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/camino-a-poltava--ruta-seguida-por-suecos-y-rusos-1708-09-100x117.png 100w
Camino a Poltava. Ruta seguida por suecos y rusos 1.708-09. Fuente Osprey

Ataque ruso a Romni

Aunque Carlos estaba instalado cómodamente en Romni, Pedro intentó llevarle a una trampa, para ello llevó su ejercito a la ciudad de Gadiath, ocupada por 4 batallones suecos, al mismo tiempo ordenó a otro destacamento atacar la ciudad de Romni en caso de que Carlos saliera con todo el ejército. Al saber que Gadiath estaba sitiado, Carlos en contra de la opinión de sus generales salió a pesar del intenso frío, e inmediatamente los rusos atacaron Romni, pegaron fuego a Galiah y se retiraron. Cuando llegó descubrió que no había refugio para sus tropas, ya que un tercio de las casas habían ardido. Durante la marcha muchos suecos murieron de frío.

Asedio y conquista sueca de Veprik (18 de enero de 1.709)

Como represalia Carlos decidió atacar la ciudad de Veprik, un importante punto de apoyo del ejército ruso. En el pueblo había una guarnición de unos 1.500 hombres. Después de que el comandante ruso, el coronel Ferber se negara a rendirse, Carlos XII comenzó un bombardeo de la ciudad y, más tarde, el 17 de enero, también un asalto. Después de aproximadamente dos horas de intenso combate, los suecos se retiraron, incapaces de capturar la ciudad. Sin embargo, los rusos se rindieron en la noche del 18 de enero y los suecos pudieron entrar. Unos 400 suecos murieron y otros 600 resultaron heridos. Toda la guarnición rusa fue muerta, herida o capturada. Después de varios días, Carlos XII incendió la ciudad.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asalto-sueco-a-veprik-17-de-enero-de-1709.png 1200w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asalto-sueco-a-veprik-17-de-enero-de-1709-300x168.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asalto-sueco-a-veprik-17-de-enero-de-1709-768x429.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asalto-sueco-a-veprik-17-de-enero-de-1709-1024x572.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asalto-sueco-a-veprik-17-de-enero-de-1709-100x56.png 100w
Asalto sueco a Veprik 17 de enero de 1.709. Autor Е. E. Lissner, museo de Poltava

Batalla de Krasnokutsk (21 de febrero de 1.709)

Las tropas suecas continuaron buscando el momento propicio para entrar en batalla con los rusos. El 21 de febrero, Carlos llegó a las afueras de Krasnokutsk (al oeste de Jarcov) y allí se encontró con una pequeña fuerza de rusos que atacó y logró tomar varios prisioneros que le dijeron que 2.500 caballería, muchos de los cuales eran los guardias de élite (Drabantes ). Rápidamente se enfrentó a los 5.000 rusos al mando de Rönne, que había tomado posiciones defensivas al final de la pequeña ciudad. Rönne y su fuerza no pudieron aguantar el choque de caballería y casi de inmediato comenzaron a retirarse y en desorden se dividieron en dos partes, una corrió contra una colina cercana y la otra se dirigió al río Merla. Carlos persiguió a los que subían la colina y dejó al coronel Dücker para perseguir a los que cruzaban el río.

Durante la persecución, muchos rusos fueron muertos por orden del rey sueco, que no quiso perder el tiempo haciendo prisioneros, después de una persecución de 13 horas llegaron a Gorodnoye donde Rönne ocupó una nueva posición para repeler a la caballería sueca, recibiendo nuevos refuerzos que sumaban entre 5.000 y 10.000. Carlos detuvo a su ejército después de descubrir esto y trató de organizar a sus hombres bastante dispersos.

Rönne vio entonces la oportunidad de atacar y lanzó un enorme asalto de caballería contra las tropas suecas exhaustas y numéricamente inferiores. Esto causó que los suecos fueran derrotados y corrieran por donde vinieron. Los papeles se invirtieron y los suecos eran los perseguidos por los rusos. Carlos y sus compañeros Drabantes se separaron de la mayor parte del ejército y, en peligro personal, el Rey combatió a los muchos perseguidores rusos junto con sus pocos hombres.

Después de un tiempo en que la situación se convirtió muy crítica para los suecos que fueron rodeados, Carl Gustaf Kruse apareció con algunos nuevos regimientos de caballería suecos que cargaron y derrotaron a los rusos y salvaron al rey sueco. Rönne retiró sus fuerzas de Gorodnoye y se retiró en orden después de descubrir esto. Carlos luego llevó a sus tropas a Gorodnoye y se enfrentó a los rusos restantes, pero no quería perseguir a los que se retiraban aún más debido a la noche que se avecinaba.

Primavera de 1.709

Cerca de 1.500 rusos murieron o resultaron heridos durante los enfrentamientos, Rönne retiró sus fuerzas y dejó el camino más abierto para que el ejército sueco marchara contra Moscú. Sin embargo, el clima frío y la táctica de tierra quemada que los rusos utilizaron obligaron a perder los planes de Carlos XII.

Las bajas suecas fueron 132 muertos y heridos durante los enfrentamientos, los Drabantes habían sufrido 10 muertos y muchos heridos. Se dice que Carlos mostró mucha valentía personal durante los combates. Krasnokutsk y Gorodnoye fueron incendiados más tarde por los suecos.

Días más tarde en Oposzanaya derrotó a 5.000 rusos con apenas 300 soldados, siendo ganada mas por el terror que infundía a sus enemigos que por la fuerza de las armas. Estas serían las últimas entradas en la leyenda de Carlos XII, útimos triunfos ganados contra todo pronóstico.
A finales de febrero, el huelo comenzó a deshelarse y los barrizales obligaron a interrumpir las operaciones durante varios meses. Pedro partió a Veroneth para inspeccionar la flota del mar Negro, mientras que Carlos estaba acampado con su ejército en Rudiszcze, entre los ríos Psiol y el Vorskla. Su ejército de 40.000 hombres había quedado reducido a 20.000, de los cuales 2.000 estaban inválidos, solo disponía de 23 piezas de artillería y la mayor parte de su pólvora estaba estropeada.

Cuando llegó la primavera, los generales suecos instaron a Carlos de volver a Polonia, pero rehusó hacerlo porque creía en la victoria final. Había llegado a un acuerdo con los cosacos de Zaporodia y seguía esperando llegar a una alianza con los tártaros de Crimea.

Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709)

Poltava asediada

Carlos apenas tenía suministros y con el fin de reponerlos y afianzar su posición, decidió asediar la ciudad de Poltava, ciudad fortificada y depósito de suministros en la carrtera Kiev-Jarcov. Ordenó al rey Estanislao de Polonia, que se encontraba a 1.400 km que se uniera a él con refuerzos. El 2 de mayo comenzó el cerco.

Nada más empezar el cerco, Menshikov situó su ejército en la orilla opuesta del Vorskla y se atrincheró allí.

El zar Pedro quería relevar a Poltava y enfrentarse a su gran adversario, pero para hacerlo tenía que conseguir que su ejército de 45.000 hombres cruzara la Vorskla. Se encontró un vado probable en Petrovka, pero los suecos también lo sabían. Carlos tenía la intención de dejar que Pedro se cruzara parte de su ejército y luego caer sobre él antes de que el resto del ejército hubiese cruzado.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-sueco-de-poltava-en-1709.png 1319w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-sueco-de-poltava-en-1709-300x171.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-sueco-de-poltava-en-1709-768x438.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-sueco-de-poltava-en-1709-1024x584.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-sueco-de-poltava-en-1709-100x57.png 100w
Asedio sueco de Poltava en 1.709. Autor Anton Batov

A primeras horas del 17 de junio, alertado por movimientos inusuales de tropas rusas en la otra orilla, se dirigió a la orilla del Vorskla acompañado del general Lewenhaupt, el caballo de este fue fue abatido por un disparo y Carlos fue alcanzado por una bola de mosquete, que desgarró la planta del pie izquierdo. Continuó con el reconocimiento y cuando regresó, vio que la herida era grave y estaba fuera de combate.

Al enterarse Pedro de que su rival estaba herido, cruzó el Vorskla la noche del 20 de junio, y se mudó a un lugar cerca de la aldea de Yakovtsy, a escasos 4 kilómetros de Poltava, y comenzó a construir un gran campamento atrincherado. El campamento era cuadrado, su cara oriental daba al río Vorskla. El río ofrecía protección, pero sus orillas eran tan escarpadas y el río tan ancho que la retirada habría sido casi imposible. Al norte, los bosques espesos actuaban como un amortiguador, y al sur los barrancos y los barrancos cosechaban la tierra. El único lugar posible para atacar el campamento era desde el oeste, que estaba al frente de una amplia llanura.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-poltava-1709--el-ejercito-ruso-cruza-el-vorskla.png 1200w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-poltava-1709--el-ejercito-ruso-cruza-el-vorskla-300x210.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-poltava-1709--el-ejercito-ruso-cruza-el-vorskla-768x536.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-poltava-1709--el-ejercito-ruso-cruza-el-vorskla-1024x715.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-poltava-1709--el-ejercito-ruso-cruza-el-vorskla-100x70.png 100w
Asedio de Poltava 1.709. El ejército ruso cruza el Vorskla y establece una cabeza de puente al norte de Poltava la noche del 20 de junio.

Naturalmente, la muralla occidental era el lado más fortificado del campamento ruso. Los soldados rusos levantado una muralla con 70 cañones y enfrentada por una zanja de seis pies. Infantería rusa con casacas de azules, verdes y rojas acampaban en sus tiendas dentro del campamento. 58 batallones de infantería con un total de unos 32.000 hombres guarnecían el campamento atrincherado, mientras que en una llanura un poco más allá, se establecieron la caballería y los dragones rusos.

El zar Pedro todavía no estaba satisfecho. Cualquier ataque sueco tendría que venir desde el sur, y decidió «tapar» esta brecha construyendo una línea de seis reductos de planta cuadrada, separados unos 100 metros, dentro del alcance máximo de un disparo de mosquete, estaban guarnecidos por tropas del regimiento de Belgorodsky, y partes de los regimientos de Nekludov y Nechaev. Cada reducto tenía una guarnición de varios cientos de hombres y uno o dos cañones.

Carl Gustav Rehnskjöld a cargo del ejército sueco

Para el domingo, 7 de julio, Carlos estaba lo suficientemente bien como para comenzar a discutir un plan de batalla. El campamento atrincherado de Peter era un señuelo irresistible para el rey sueco. Carlos no era estúpido; sabía que era superado en número, pero confiaba en que la disciplina sueca, y podía atrapar a los rusos dentro de su campamento atrincherado con el río a sus espaldas.

Carlos, sin embargo, todavía estaba incapacitado por su pie herido e incapaz de montar a caballo. Se vio obligado a ceder el mando al mariscal de campo Carl Gustav Rehnskjöld, de 58 años, aunque, por supuesto, Charles estaría disponible para consultas. Carlos planeaba acompañar al ejército en una litera. Rehnskjöld era un buen comandante independiente, pero detestaba a algunos de sus subordinados, y el sentimiento era mutuo.

Cayó la noche, pero mientras los suecos esperaban el alba y el comienzo de la batalla, se oía trabajar a los rusos. Un rápido reconocimiento confirmó lo peor: los rusos estaban trabajando en 4 nuevos reductos, la nueva línea en ángulo recto con los 6 originales para formar una «T».

Estos nuevos reductos apuntaban en dirección a los suecos, y actuarían como un rompeolas para dividir su ataque en dos.

No había un momento que perder. Dos de los nuevos reductos estaban sin terminar, y si los suecos se movían con velocidad y resolución, los nuevos emplazamientos se atacarían antes de que estuvieran completamente operativos. El plan básico de Carlos era moverse a través de los reductos lo más rápido posible, ignorando las bajas infligidas por sus mosquetes y cañones. Mientras que la mayor parte del ejército sueco pasaba por la llanura más allá, algunas unidades serían asignadas para mantener los reductos ocupados. Si pudieran tomar uno o más de los reductos, mucho mejor, pero su misión principal era examinar y enmascarar los movimientos de tierras rusos.

Inicio del ataque

Rehnskjöld dejó 2.000 hombres (2 batallones, dragones y cosacos) para vigilar Poltova, 2.400 (cosacos) para guardar los bagajes, y 1.200 jinetes valacos el el bosque Yacovetsky para hacer frente a un destacamento ruso, y 1.800 jinetes para vigilar las orilla del río y evitar un ataque de flanco.

La fuerza de ataque eran la infantería mandada por Adam Lewenhaupt con 8.200 hombres en 18 batallones agrupados en 4 columnas derecha a izquierda: Lagercrona, Roos, Otto Stakemberg y Axel Sparre; la caballería marchaba detrás mandada Rehnskjöld, estaba compuesta de 7.800 jinetes agrupados en 6 columnas, las tres de la derecha mandadas por Creutz (Schillipenbach, Horn y Tarve), las tres de la izquierda mandadas por Rehnskjöld (Ducker, Tortensson y Hamilton), la caballería avanzaría a retaguardia, y 4 cañones ligeros para apoyar el ataque.

Los rusos por su parte guarnecieron los reductos y tras ellos la caballería en tres divisiones mandadas de izquierda a derecha por Ronne, Bauer, Menshikov, a la derecha una cobertura de cosacos, manteniendo la infantería dentro del campamento fortificado.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--despliegue-inicial.png 961w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--despliegue-inicial-295x300.png 295w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--despliegue-inicial-768x780.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--despliegue-inicial-100x102.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). Despliegue inicial. Fuente Osprey

Fase 1 paso por los reductos

A las 04,00 los suecos iniciaron la marcha hacia las posiciones rusas, avanzaron con las 4 columnas de infantería y detrás las 6 de caballería, al llegar a los reductos sin terminar se partieron en dos, la infantería de la derecha estaba mandada por el general Axel Sparre seguida de la mitad de la caballería mandada por el general Creusz, en ese lado marchaban Carlos XII siendo transportado en una litera en medio de los batallones de la Guardia y el general Rehnskjöld, en el lado derecho infantería mandada por el general Carl Gustaf Roos y la caballería mandada por Schillipenbach, en este lado marchaba el general Lewenhaupt.

Los cuatro reductos actuaron como rompeolas, y la batalla se dividió en dos acciones, en el ala izquierda, influenciada por la presencia de Carlos, los suecos no prestaron atención al fuego de los reductos, arrollaron los espacios intermedios con su acostumbrada fogosidad. La caballería en el ala izquierda, comandada por el mayor general Hamilton y un regimiento de infantería, avanzó pasando los reductos a la izquierda y cargó contra la caballería rusa, obligándolos a retirarse.

En el lado derecho, la columna de de la izquierda mandada por Roos se dedicó a asaltar los reductos unos tras otro, primer reducto cayó, al igual que el segundo, matando a todos los rusos dentro de ellos; pero el tercer reducto resultó ser una propuesta mucho más difícil, pero a las 04,30 horas los intentos de tomar el tercer reducto se estancaron, Lewenhaupt que dirigía la columna de la derecha, ordenó que evitaran los reductos, y con la ayuda de la caballería avanzaron a la línea de fondo. Los batallones de Roos, quedaron atascados en el tercer reducto, separados del resto del ejército. Pedro ordenó al general Rensel dejarlos aislados y destruirlos. El general Schillipenbach que mandaba la caballería de la derecha, y que comprendía las tácticas de Carlos mejor que Roos, al darse cuenta de la situación, galopó con el capitán Palmfeld para buscar al Rey y darle cuenta de lo que ocurría. Desgraciadamente, tropezó con una de las patrullas de Rensel y fue hecho prisionero.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--ataque-a-los-reductos-rusos.png 1298w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--ataque-a-los-reductos-rusos-300x177.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--ataque-a-los-reductos-rusos-768x453.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--ataque-a-los-reductos-rusos-1024x604.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--ataque-a-los-reductos-rusos-100x59.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). Ataque a los reductos rusos. Autor Anton Batov

Fase 2: aislamiento de Roos y carga de la caballería sueca

Roos mientras tanto seguía empeñado en asaltar el tercer y cuarto reducto, cuando vio una fuerza que se dirigía hacia él, envió al capitán Funk para que investigara que fuerzas eran, éste al ver al general Schillipenbach, pensó que eran fuerzas suecas y también cayo prisionero, Roos y sus hombres quedaron completamente rodeados.

Roos entonces decidió retirarse hacia el este, esperando refugiarse en el bosque. Menshikov y una fuerza de unos 6.000 soldados de infantería y caballería lo persiguieron, y pronto Roos quedó acorralado en el bosque, de los 5 batallones unos 2.400 hombres, solo le quedaban 1.400.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--fases-1-2-y-3.png 1101w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--fases-1-2-y-3-300x94.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--fases-1-2-y-3-768x241.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--fases-1-2-y-3-1024x321.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--fases-1-2-y-3-100x31.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). Fases 1, 2 y 3. Autora Francesca Baerald

Mientras tanto sobre las 05,00 horas, las infantería y caballería de Carlos habían cruzado la última línea de bastiones, detrás de la cual esperaba la caballería rusa desplegada en 3 cuerpos a la derecha Ronne, en el centro Bauer, en la derecha Menshikov. La infantería avanzó hacia la caballería rusa dejando huecos para el paso de la propia caballería. Los jinetes al formaron en la típica cuña rodilla con rodilla y al grito de Ga Pa, cargaron sable en mano, la caballería rusa en su mayoría dragones, no puso aguantar la carga y huyeron. Parte de las fuerzas de Bauer y Mensikov se refugiaron en el campamento.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-caballeria-sueca-caroleana.png 1207w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-caballeria-sueca-caroleana-300x183.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-caballeria-sueca-caroleana-768x470.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-caballeria-sueca-caroleana-1024x626.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-caballeria-sueca-caroleana-100x61.png 100w
Carga de la caballería sueca caroleana. Aleksander Yurievich Averyanov

Fase 3 retirada de Roos y organización para el ataque

Los rusos volvieron a ocupar los dos primeros reductos y lanzaron un ataque en dos frentes con 5 batallones de infantería bajo el mando del general Rentzel y 5 regimientos de dragones bajo el general Heinske sobre de las 07,00 horas, obligando a Roos a retirarse a Poltava y refugiarse en un fuerte abandonado junto al río a las 09,00 horas cuando no pudo llegar a las obras de asedio suecas.

Mientras los suecos desplegaron en la llanura y esperaron a que las tropas de Roos se incorporarase, sin darse cuenta de que estaban rodeados. Los suecos desplegaron con la infantería delante mandada Lewenhaupt con los 13 batallones que les quedaban en 3 brigadas y la caballería detrás en dos cuerpos mandados por Creutz en la izquierda y Hamilton en la derecha.

A medida que pasaba el tiempo, Pedro sacó del campamento fortificado los 42 batallones de infantería rusa, unos 22.000 soldados, y los desplegó en dos filas (la primera con 24 batallones y la segunda con 18), ocupando un frente de dos kilómetros, contaban con el apoyo de 55 cañones de tres libras más 32 cañones del fuerte. En el ala derecha 11 regimientos de dragones con unos 9.000 hombres, bajo el mando del general Adolf Fredrik Bauer en ala izquierda rusa 6 regimientos de dragones con unos 6.500 hombres bajo Menshikov en el bosque Yakobetsky, el resto de la caballería cosaca bajo el hetman Skorodasky estaba dispersa en el norte. Pedro dejo 9 batallones de reserva dentro del campamento.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--vista-de-la-batalla.png 1280w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--vista-de-la-batalla-300x171.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--vista-de-la-batalla-768x437.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--vista-de-la-batalla-1024x582.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--vista-de-la-batalla-100x57.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). Vista de la batalla. Autor Denis Martens el Joven

Fase 4 rendición de Roos y ataque sueco

A las 08,45 Roos estaba rodeado en el reducto, el general ruso Heinske le ofreció la rendición, pero Roos le contestó que necesitaba tiempo para pensarlo. Pronto llegaron artillería de refuerzo rusa y tropas frescas para asaltar el reducto. Los rusos abrieron fuego de artillería y a las 09,30 Roos viendo que no había escapatoria se rindió.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--artilleria-rusa.png 1013w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--artilleria-rusa-300x248.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--artilleria-rusa-768x635.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--artilleria-rusa-100x83.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). Artillería rusa

Mientras, a las 09.45 horas, Rehnskiöld ordenó a Lewenhaupt y la línea sueca de infantería que avanzasen, ambas líneas estaban separados unos 800 metros. Los secos iniciaron el movimiento hacia la línea rusa, que comenzó a disparar sus cañones cuando se encontraban a unos 500 metros, la artillería rusa causó abrió brechas en las filas suecas que no se detuvieron. Cuando los suecos estaban a 50 metros de la línea rusa, sufrieron el fuego de los mosquetes. Cuando estaban a menos de 30 metros de la línea rusa, los suecos dispararon sus propios mosquetes y a continuación al grito de Gå På cargaron a la carrera, rompiendo la primera línea rusa que se retiró hacia su segunda línea. Los suecos parecían estar al borde de un gran avance y necesitaban que la caballería del general Creutz rompiera las líneas rusas.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-infanteria-sueca-caroleana.png 1382w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-infanteria-sueca-caroleana-300x162.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-infanteria-sueca-caroleana-768x414.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-infanteria-sueca-caroleana-1024x552.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carga-de-la-infanteria-sueca-caroleana-100x54.png 100w
Carga de la infantería sueca caroleana al grito de Gå På

Por un precioso y fugaz momento, parecía que Narva estaba a punto de repetirse. Lewenhaupt había logrado un gran avance, y ahora buscaba en vano la caballería para explotar el movimiento y continuar con el impulso victorioso, pero no se encontró ninguno.

Como la línea sueca era mas corta que la línea rusa, se dejaron atrás tres regimientos rusos (en el lado izquierdo, que formaron en cuadro con la artillería al frente. La caballería del ala derecha sueca del general Creutz cargó contra el cuadro, pero el fuego de frente desde los regimientos y de flanco desde los reductos, los diezmaron, cargaron varias veces pero no consiguieron romper a los rusos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-27-de-junio-de-1709--fases-4-y-5.png 1038w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-27-de-junio-de-1709--fases-4-y-5-300x139.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-27-de-junio-de-1709--fases-4-y-5-768x356.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-27-de-junio-de-1709--fases-4-y-5-1024x475.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-27-de-junio-de-1709--fases-4-y-5-100x46.png 100w
Batalla de Poltava (27 de junio de 1.709). Fases 4 y 5. Autora Francesca Baerald

Fase 5: contraataque ruso y retirada sueca

En el lado derecho ruso, dos regimientos veteranos de la Guardia (Semenovsky y Preobrazhensky) mandados por el general Golitsyn, comenzaron a presionar y hacer retroceder a la izquierda sueca, al mismo tiempo la caballería de Bauer superó a los suecos y los hizo retroceder. En ese momento se estaba produciendo un giro en las líneas, Pedro trataba de empujarlos contra los reductos. El asalto sueco se había desintegrado y ya no tenía cuerpos de tropas organizados para oponerse a la infantería o caballería rusa. Pequeños grupos de soldados lograron abrirse paso y escapar hacia el sur a través de los bosques Budyschenski, mientras que muchos de los demás fueron abrumados, muertos o capturados.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--carga-del-ala-derecha-rusa.png 1393w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--carga-del-ala-derecha-rusa-300x148.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--carga-del-ala-derecha-rusa-768x380.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--carga-del-ala-derecha-rusa-1024x506.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--carga-del-ala-derecha-rusa-100x49.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). Carga del ala derecha rusa

Pedro el Grande arriesgó su vida una y otra vez, porque su gigante talla lo convirtió en un objetivo visible. Iba a caballo, vestido con el uniforme verde y rojo de los guardias Preobrazhenski. Una bola de mosquete le atravesó el sombrero y otra golpeó su pecho, pero fue detenida por un ícono religioso que llevaba, y una tercera dio en la silla de montar.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-el-grande.png 1236w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-el-grande-300x181.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-el-grande-768x463.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-el-grande-1024x617.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-el-grande-100x60.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). El zar Pedro el Grande al frente de sus tropas

Al darse cuenta de que eran los últimos suecos en el campo de batalla, Carlos ordenó retirarse al bosque, reuniendo las fuerzas que le quedaban para protegerse, incluidos los restos del destacamento de Creutz. Los rusos se detuvieron al borde del bosque y su fuego de artillería se detuvo; solo los cosacos y kalmukos recorrían las llanuras al sur de los bosques.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--cuerpo-a-cuerpo-entre-rusos-y-suecos.png 1100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--cuerpo-a-cuerpo-entre-rusos-y-suecos-300x189.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--cuerpo-a-cuerpo-entre-rusos-y-suecos-768x483.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--cuerpo-a-cuerpo-entre-rusos-y-suecos-1024x644.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--cuerpo-a-cuerpo-entre-rusos-y-suecos-100x63.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). Cuerpo a cuerpo entre rusos y suecos. Autor Aleksandr Yezhov

Saliendo del bosque alrededor del mediodía, Carlos, a caballo después de que 21 de los 24 camilleros fueron muertos o heridos y que su litera fuera destruida por un disparo de cañón, se dirigió a Pushkaryovka a su campamento fortificado a 5 km, su caballo fue muerto y el Rey consiguió otra montura y logró escapar. Alcanzó la seguridad comparativa del campamento sueco con los restos de su ejército, aferrándose a su caballo. Carlos tenía un gran dolor, ya que su herida se había vuelto a abrir y su pie estaba derramando un rastro sangriento detrás de él.
Alcanzó el campamento después de las 13,00 horas, cuando la batalla había terminado.

Carlos reunió el resto de sus tropas y el tren de bagajes y se retiró al sur más tarde ese mismo día, aproximadamente a las 19,00 horas, abandonando el sitio de Poltava.

Secuelas

Las pérdidas suecas se estiman en unos 6.900 muertos y 2.700 prisioneros, entre ellos el mariscal Rhenskjold; los generales Schlippenbach, Roos, Stackelberg, y Hamilton; el príncipe Maximiliano Emanuel; y 5 coroneles. Las pérdidas rusas fueron comparativamente ligeras: 1.345 muertos y 3.290 heridos.

La alegría de Pedro fue tal que en vez de perseguir al enemigo en retirada, celebró un banquete e invitó a sus mas distinguidos prisioneros, no empezando la persecución hasta la 17,00 horas, encargando dicha tarea al príncipe Miguel Galitsin.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-invitando-a-los-prisioneros-notables.png 1600w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-invitando-a-los-prisioneros-notables-300x214.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-invitando-a-los-prisioneros-notables-768x547.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-invitando-a-los-prisioneros-notables-1024x730.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/batalla-de-poltava-8-de-julio-de-1709--el-zar-pedro-invitando-a-los-prisioneros-notables-100x71.png 100w
Batalla de Poltava (8 de julio de 1.709). El zar Pedro invitando a los prisioneros notables tras la batalla.

Poltava significó el punto de quiebra del prestigio militar sueco y cambió significativamente el curso de la guerra. Considerando inmejorable la ocasión, los viejos enemigos de Suecia se prepararon para reincorporarse al conflicto. El 8 de agosto de 1709, Federico IV de Dinamarca declaró nuevamente la guerra a Suecia, retomando sus pretensiones de conquistar el sur de este país.

Por su parte, Augusto II, apoyado por el zar de Rusia, regresó a Polonia en 1.709 con su ejército sajón.

Rendición en Perevolochna (11 de julio de 1.709)

Carlos reunió lo que le quedaba del ejército, dejando Pushkaryovka alrededor de las 19,00 horas del 28 de junio, el mismo día de su derrota, los restos del ejército sueco se dirigieron hacia el sur siguiendo la orilla oeste del río Vorskla hasta el río Dniepe , llegando a Starie Senzhary 20 km al sur, donde se detuvieron los carros de bagajes hasta el amanecer, mientras la artillería, los carros de tesoros y las tropas continuaron hasta Novie Senzhary. La artillería llegó a Novie Senzhary después de la medianoche. El zar Pedro el Grande envió al regimiento Semyonovskiy del príncipe Golitzine y los 10 regimientos de dragones de Bauer en su persecución.

La marcha se reanudó a las 07,00 horas del 9 de julio, dirigiéndose a Bjeliki, y el general de división Meijerfelt fue enviado de regreso para negociar con el Zar. El convoy se unió a los 500 hombres del teniente coronel Silfverhielm en Kobelyaki a última hora de la tarde. El 10 de julio, el convoy llegó a Tashtayka en el Dnieper, donde Axel Gyllenkrok había sido enviado antes para preparar un cruce. Sin embargo, Gyllenkrok quería que Carlos se detuviera en Kishenka, y decidiera si debían cruzar el Vorskla en el vado y dirigirse a Crimea, o dirigirse más al sur e intentar cruzar el Dnieper hacia los territorios turcos. Los suecos encontraron que el río Dnieper era ancho y rápido, con pocos materiales para construir barcos o un puente. Iván Mazepa y sus hombres junto con los hombres de Silfverhielm cruzaron en los pocos botes disponibles.

Los generales convencieron a Carlos de que se salvara cruzando el Dnieper y dirigiéndose a Ochakov, mientras que el ejército, liderado por Lewenhaupt, cruzaría el Vorskla hacia Crimea. Alrededor de 3.000 cruzaron ese día y noche con el Rey, en su mayoría oficiales y miembros de la casa real. Carlos dejó al general Adam Ludwig Lewenhaupt, a cargo del ejército, y acompañado de su escolta, avanzó con toda la rapidez que permitió su herida, dirigirse al río Bug, pasando por Bender, donde fue bien recibido por los turcos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carlos-xii-e-ivan-mazepa-en-el-rio-dnieper-despues-de-poltava.png 1209w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carlos-xii-e-ivan-mazepa-en-el-rio-dnieper-despues-de-poltava-300x209.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carlos-xii-e-ivan-mazepa-en-el-rio-dnieper-despues-de-poltava-768x535.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carlos-xii-e-ivan-mazepa-en-el-rio-dnieper-despues-de-poltava-1024x713.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/carlos-xii-e-ivan-mazepa-en-el-rio-dnieper-despues-de-poltava-100x70.png 100w
Carlos XII e Iván Mazepa en el río Dniéper después de Poltava. Autor Gustaf Cederström.

Mientras Lewenhaupt intentó atravesar el río Vorskla y marchar hacia el mar Negro. El amanecer de la mañana siguiente llegaron noticias de que un cuerpo ruso de infantería, caballería y artillería estaba desplegado en forma de media luna, listo para la batalla, en la meseta sobre el río, unos 9.000 hombres bajo el mando del general Menshikov. Los cosacos aliados con los rusos, barrieron para saquear los carros suecos.

El ejército ruso avanzó y bloqueó el camino a Kishenka cerrando la ruta de escape de los suecos. El ejército sueco ahora se enfrentaba a los arenales y al ejército ruso en la meseta.

Lewenhaupt no quería luchar contra los rusos, sino que envió al agregado militar prusiano para iniciar conversaciones de tregua. Después de las negociaciones y la votación entre los oficiales superiores, el ejército sueco de unos 12.000 capituló. Los rusos ejecutaron a los cosacos, aliados suecos que fueron incapaces de escapar a través del Dnieper.

El ejército continental sueco había dejado de existir, dejando las defensas restantes del imperio Sueco irremediablemente superadas en número. Estratégicamente, Rusia ahora había tomado la ofensiva, mientras que a Suecia le sería difícil reunir un nuevo ejército para defenderse. El general Lewenhaupt fue encarcelado y moriría en cautiverio ruso en 1.719

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-04-16. Última modificacion 2021-06-03.
Valora esta entrada